sábado, junio 16, 2018

Andrés

Oí la historia dos o tres veces
En mi infancia, en los años de la memoria
No volví a oírla nunca más
Es un recuerdo a la orilla del olvido

Hoy la recordé
(La memoria está llena de atajos imprevisibles)
Mi mamá estaba embarazada de su primer hijo
Tenía ya nombre, Andrés
Acompañó a su mamá, a mi abuela que murió hace medio siglo, a tomarse una radiografía
La radiación le produjo un aborto
Andrés nunca fue
Quedó el nombre 
Un recuerdo desvaneciente

Ese día comenzó a definirde el destino que me trajo a este mundo
Varios meses después mi mamá volvió a quedar embarazada 
Su primogénito tuvo otro nombre, Alejandro
Soy yo
Debo, como todos, mi vida al azar
A un conjunto de coincidencias tan improbable que sólo puede tener un nombre
Milagro

Solía pensar en Andrés
Darle las gracias
Nos complementamos
Mi presencia necesitó su ausencia

10 comentarios:

Richard Tafur dijo...

Gracias a Andrés, y que mañana haya otro milagro.

santiago puerta dijo...

Sus escritos, aunque parezcan demasiadas coincidencias, por lo general me llevan a reflexionar sobre mi propia vida, soy igualmente el resultado de un segundo embarazo, en mi casa me decían que yo era "el segundo primogénito" solo que en mi caso "el primer primogénito" no llegó a tener nombre.
Saludos.

Maria Guzman dijo...

Gracias por hacerme pensar en esto....soy también primogénita por azar, cuando el llamado a ocupar ese lugar cedió su existencia por la mía....un abrazo....

union estrategia dijo...

gracias por darnos tan buenas reflexiones

Oscar Alberto Montoya Jaramillo dijo...

Alejandro, Usted me merece LA MAYOR ADMIRACIÓN.

Luis Gómez dijo...

Este guevón me cae muy bien

Juan Pablo Bermúdez dijo...

Pero ¿por qué agradecerle a Andrés? Su ausencia no fue voluntaria.

Alejandro Gaviria dijo...

Gratitud cósmica tal vez...

fapafu dijo...

Señor Ministro: creo que usted ha sido un excelente funcionario, ha desempeñado su trabajo buscando el equilibrio económico y social que necesita la el sistema de salud (Eso es lo que veo y pienso). Espero que siga con sus aportes a la economía de la salud en Colombia y que la persona que lo remplace lo haga igual o mejor que usted. Gratitud por sus aportes y por no doblegarse.

JAVIER OCTAVIO LÒPEZ G.. dijo...

Gracias Don Alejandro por su gestión y dedicación a sus labores en el área de la salud. Mi gratitud la compenso con un buen uso de las instituciones dedicadas a mejorar nuestra calidad de vida y con mis oraciones para que Dios le conceda Paz y Serenidad.