lunes, noviembre 20, 2017

Resultados de la encuesta ENSIN sobre situación nutricional

La encuesta ENSIN sobre la situación nutricional de la población colombiana (y sus determinantes socioeconómicos) es un instrumento fundamental para diseñadores de política pública e investigadores sociales. La última versión de la encuesta, algunos de cuyos resultados principales se resumen a continuación, contiene varias novedades que la hacen única en América Latina: mide el juego activo en prescolares y el tiempo excesivo frente a pantallas en escolares y adolescentes (más de dos horas diarias), estima el cumplimiento de las recomendaciones de actividad física en adultos, recolecta información sobre ingesta dietética en todos los grupos poblacionales, mide la vitamina D y el yodo en la orina y contiene además un componente cualitativo.  

Los resultados muestran, inicialmente, una disminución notable de la baja talla para la edad (desnutrición crónica) en menores de 5 años (ver gráfico). Este indicador pasó de 13,2% en 2010 a 10,8% en 2015. La baja talla para la edad también disminuyó en escolares y adolescentes. Más allá de la encuesta ENSIN, cabe resaltar la mejoría sistemática de la mayoría de los indicadores de salud en el país: la mortalidad infantil, la mortalidad materna, el embarazo adolescente y ahora la desnutrición. 

Los resultados muestran, de otro lado, un aumento en el exceso de peso en todos los grupos poblacionales (ver gráfico). En adultos, el aumento es sustancial. La población adulta con exceso de peso pasó de 51,2% en 2010 a 56,4% en 2015. Aunque todavía  los niveles observados están lejos de los prevalecientes en México (64,4%) y Estados Unidos (67,3%), la tendencia es preocupante. 


Por último, los resultados señalan un aumento en la prevalencia de inicio temprano de la lactancia materna, una disminución en el tiempo la lactancia exclusiva (pasó de 47% en 2005 a 36% en 2015), un aumento leve e insuficiente en la actividad física en tiempo libre y un tiempo excesivo frente a pantallas en escolares y adolescentes (ver gráfico).


Con todo, los resultados llaman la atención sobre la necesidad de reforzar las políticas públicas para combatir la obesidad y el sobrepeso: impuestos, etiquetado, promoción de normas sociales, ciudades saludables, etc. El debate no da espera. 

10 comentarios:

cirugia laparoscopica dijo...

Señor ministro las Campañas de prevención de la obesidad no han sido efectivas , no incorporan las nuevas evidencias sobre por ejemplo la relaciones de la obesidad con el microbioma humano y la resistencia a la insulina ,hay que actualizarlas.,eso se puede hacer mientras se hacen los debates de los otros temas

Julie Sánchez dijo...

Que bueno! Por fin. Ahora a hacer minería de datos.

El Verosímil dijo...

Me cuesta creer que la presión de las industrias de las bebidas azucaradas no haya permitido por lo menos incorporar el etiquetado de riesgo de obesidad.. preocupante panorama señor ministro en la lucha titánica y "llevando la contraria" a la politiquería y clientelismo.. negando la evidencia y perjudicando la salud publica.

Anónimo dijo...

Difícil panorama. Es triste ver el hambre y la malnutrición. Hay que incentivar buenas propuestas y modelos.
Gilberto Ortiz

Juan Manuel Lievano dijo...

Por su puesto hay momentos que nuestro cuerpo nos hace mucha recistencia frente ala insulina hay que mejorar

Juan Manuel Lievano dijo...

Pero bueno frente ala labor que el dr.Alejandro Gaviria a relizado a mi opinion siendo un paciente crónico me parece exelente y lonque ha de venir claro que hay que mejorar pero se que Dios en bien a este siervo suyo para velar por nuestra salud. Mil gracias dios te continúe bendiciendo dé.Alj.G

Anónimo dijo...

En muchos países por ejemplo Ecuador, todo alimento debe tener en su empaque un aviso simple donde indique si es el azucar el alto, bajo o medio, esto seria una buena medida a implementar ya que muchas veces consumimos productos sin conocer su valor nutricional o sin entender las tablas calóricas, y regular la publicidad engañosa donde nos indican que estamos tomando menos azúcar que una soda sin embargo sigue siendo una bebida con alto nivel de azúcar.

Carolina Isaza Zuluaga dijo...

Las bebidas azucaradas son la nicotina de los niños. El azúcar es adictiva. Hay un juego perverso en suministrar gaseosas a nuestros niños! Ministro...refuerce lucha contra este tipo de veneno.

Andrés Hernández Roa dijo...

En Estados Unidos la prevalencia del sobrepeso y la obesidad es mayor , y sin embargo se demostró que el consumo calórico no ha aumentado en gran medida en los últimos 10 años, luego lo que deducen de lo anterior es que lo que a disminuido es el gasto calórico , es decir que la prevalencia del sedentarismo y la inactividad física son aún mas importantes y por supuesto mas graves que el mismo consumo de calorias.

Arvey Lozano S. dijo...

Acomodan cifras, la desnutrición en niños menores, lejos de disminuir entre los años 2010 y 2015, aumentó de 3,4 a 3,7. No solo no han hecho nada efectivo por disminuirla, sino que la aumentaron. Qué vergüenza y rabia que le paguen con mis impuestos a alguien que esconde las cifras para no mostrar su fracaso.