martes, septiembre 12, 2017

Estadísticas descriptivas MIPRES: población con diabetes

Esta entrada presenta un conjunto de estadísticas descriptivas acerca de los medicamentos formulados por medio de MIPRES a la población con diabetes afiliada al Régimen Contributivo. Como en las entradas anteriores, la información es resumida a partir de seis gráficos. La idea es brindar información oportuna sobre el uso de los recursos públicos de la salud. Los medicamentos formulados son pagados por un fondo común con recursos limitados, 2,5 billones anuales aproximadamente.

Para esta entrada, se realizó una búsqueda exhaustiva de los pacientes cuyo diagnóstico principal o relacionado mencionara de manera expresa al menos uno de los 70 diagnósticos de diabetes contenidos en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10). Los resultados de la búsqueda se muestran en el primer gráfico. En el mes de agosto, el último mes incluido en el análisis, se encontraron casi 40 mil pacientes, con más de 43 mil prescripciones, realizadas por 6.596 profesionales.
El siguiente gráfico muestra la distribución de los diagnósticos citados en MIPRES. Por mucho, el diagnóstico más frecuente es “diabetes mellitus no insulino-dependiente sin mención de complicación”, seguido por “diabetes mellitus insulino-dependiente con complicacciones no especificadas”.
El tercer gráfico muestra los municipios con una mayor concentración de la población diabética con formulación de medicamentos por medio de MIPRES. Sobresalen los municipios de Puerto Wilches, Sogamoso y Tuluá y, dentro de las ciudades capitales, Bucaramanga, Pereira y Manizales.
Un total de 2.113 IPS formularon medicamentos no incluidos en el plan de beneficios (PBS) a pacientes diabéticos: 10% de las IPS que más formularon concentran 66% de los pacientes. El gráfico siguiente muestra las 20 IPS con mayores pacientes. La IPS que aparece en primer lugar tiene una participación de 1,4% en el total de pacientes diabéticos con medicamentos no incluidos en el PBS. Las 20 primeras IPS tienen una participación cercana a 15,0%.
El quinto gráfico muestra los medicamentos más formulados. Los cuatro primeros medicamentos explican casi la mitad del total de prescripciones.
El último gráfico muestra las razones aducidas por los profesionales para no formular los medicamentos incluidos en el PBS. La mayoría (47,1%) menciona la inexistencia de "una alternativa en el plan de beneficios con cargo a la Unidad de Pago por Capitación (UPC)".  Sin embargo, un análisis detallado de las prescripciones mostró, contradiciendo la razón aludida, la existencia de alternativas disponibles. MIPRES, cabe reiterar, debería usarse solo si es estrictamente necesario, por ejemplo, solo si no existe en realidad una alternativa terapéutica en el PBS.

17 comentarios:

Wilson Piedrahita dijo...

Señor ministro. Los diabeticos estamos desprotegidos a nivel nutricional. hay restricciones en el Mipres pues la nutrición Glucerna no es aprobada y las que están incluidas no son toleradas por muchos que somos Díabético. Ayúdenos por favor.

Anónimo dijo...

Me parece complicado que el sistema de salud tenga que pagar por la nutrición. Así no hay sistema que aguante. Los pacientes que pueden pagar deberían pagar.

Paola dijo...

Esta información debería cruzarse con varias fuentes. Los ASIS de los municipios que más han formulado. Las IPS que más formulan si son aquellas dedicadas exclusivamente o principalmente a crónicos. Los medicamentos formulados con las GPC de diabetes del pais. Yo le adicionaria a la información de los médicos, las especialidades que más formulan, porque pueden ser efectivamente especialistas que manejan sólo crónicos.

Anónimo dijo...

Dr Gaviria como médico tratante de pacientes diabéticos es de notar que las alternativas en el PBS son dañinas y en ocasiones contraproducentes para la salud y el control de los diabéticos. La metformina por si sola no es en muchos de los casos un medicamento que logre controlar la DM. Es conocido que muchos de estos medicamentos tienen otros efectos benéficos para la salud y el bienestar de los diabéticos así como son mejor tolerados. Cabe agregar que algunos ya han demostrado como es el caso de los SGLT1 y GLP1 beneficios en reducción de muertes cardiovasculares así como reducción en hospitalización por falla cardiaca y reducción de peso (muy importantes efectos para los diabéticos ). Se debería considerar ampliar el PBS para ciertos medicamentos con este tipo de beneficio

Anónimo dijo...

Corrigió sglt2

Anónimo dijo...

Siempre abran efectos secundarios pero la excepcion se vuelve regla, y es ahí donde los amigos del billete aprovechan. Los médicos se nos volvieron mercaderes, fanáticos del estilo de vida q la sociedad vende.

GONZALO VIÑA dijo...

Las dietas para Diabéticos bo necesariamente incluyen este suplemento. Sus indicaciones son precisas

Unknown dijo...

Totalmente de acuerdo, solo el médico tratante tiene en sus manos la historia clínica y sabe que es lo que necesita su paciente, acá se trata de la vida de seres humanos.

Anónimo dijo...

Ex ministro gaviria, mi nombre es Felipe Andres Perez Cabrera, quisiera poder hablar contigo de manera urgente, es sobre Saludcoop,3143246089 te agradezco

lopvaland dijo...

Señor ministro, lo que se debe ampliar es la cobertura del PBS, es decir, incluirlos dentro de la.UPC, tanto en esta.como en muchas otras enfermedades. Las EPS, son las intermediarias que se quedan con el dinero de ka Salud. Mientras tanto los medicos, las IPS, etc asumen mucha carga del sistema

claudia Ramirez dijo...

Los cuidados nutricionales y dietéticos de los pacientes diabéticos deben ser parte del autocuidado. No se puede pretender que el sistema de salud cargue con el costo económico de lo que debe ser una responsabilidad individual y personal.

Alejandro Gaviria dijo...

Esto me escribe un médico. Preocupante el testimonio y admirable su defensa de los recursos del sistema.


1. DIABETES MELLITUS: Las opciones PBS para el manejo son metformina y glibenclamida. Existe una campaña de desprestigio dirigida por la industria farmaceutica hacia la glibenclamida. Señor ministro sorprendase con el siguiente dato. La glibenclamida que vale aproximadamente $4000 el mes de tratamiento es mas eficaz (Disminuye mas la hemoglobina glicosilada) que los inhibidores DPP4 (Sitagliptina, saxagliptina, vildagliptina, lingaliptina) y los antagonistas del cotransportador sodio-glucosa (Dapagliflozina y empagliflozina), los cuales tienen un valor aproximado mensual de $100.000 a $150.000. Se dice que la glibenclamida es peligrosa por riesgo de hipoglicemia. Sin embargo la tasa de hipoglicemia es mucho menor que por ejemplo la de las insulinas. Según ese precepto, entonces no se podría utilizar insulina, lo cual obviamente no es cierto.

Desafortunadamente este abuso en la prescripción de medicamentos No PBS esta avalado por las guías vigentes del ministerio de salud de diabetes mellitus (2016) cuyos líderes (Pablo Aschner y Oscar Muñoz) tiene evidentes conflictos de interés con la industria farmacéutica. Deacuerdo a esas guias si con metformina no se logra controlar el paciente debe utilizarse inhibidores DPP4 o antagonistas del cotransportador sodio-glucosa. ¿Como es posible que las guías de una enfermedad tan prevalente en Colombia tengan como segunda opción de tratamiento medicamentos no PBS desconociendo la eficacia de la glibenclamida, cuyo uso se desaconseja en estas guías?

Por otro lado, los pacientes que van a endocrinologia y a la mayoría de internistas ya no les sirve ni siquiera los análogos de insulina que se incluyeron en el POS en 2013. Ahora solo envían insulina degludec que es la mas costosa (pero no ha demostrado ser mas eficaz que las otras insulinas). Es como si algunos médicos pensaran que ser buenos especialistas es mandar medicamentos nuevos y costosos.

pajaritu dijo...

Ministro,
Muchas gracias por compartir estos análisis. Quisiera pensar que, con esta iniciativa, hasta los pacientes podemos "cuestionar" al médico frente a la formulación de medicamentos no incluidos en el PBS. Al final, el mal uso de esos recursos no sólo afecta a los demás. Podemos ser nosotros o un ser querido, quienes realmente necesiten algo por fuera del PBS, y al malgastar los recursos los dejamos a ellos sin esperanzas de tratamientos.

Sé que no es el foco ni la prioridad, pero Ministro... quisiera dejarle una nueva inquietud. Recientemente fui discriminada en un proceso de selección por tener diabetes. Al final, quienes tengan un tratamiento para esta enfermedad, podrán alegar una "estabilidad laboral reforzada" ante un eventual despido. En plenos exámenes médicos, fui descartada. Esto lo pude comprobar por cercanía en La junta directiva de la entidad. La diabetes nos hace indeseables aunque tengamos todas las capacidades. Al querernos proteger, la ley nos deja sin posibilidades de soñar con empleos mejores.
La solución estaría en que las empresas dejen esos prejuicios, pero... y no se pensará en flexibilizar la ley? Si uno quisiera renunciar a ese alegato, podría..?
Sé que no es la prioridad... peronsi tan sólo hubiese una iniciativa, podríamos darle esperanzas a muchos como yo, que aún con 25 años de vida laboral por delante, podríamos creer en la igualdad de oportunidades para diabéticos.

Anónimo dijo...

¿Hay alguna forma de obtener las bases de datos bajo las cuales se realizan estos análisis? El acceso y transparencia de esta información es vital para que la misma ciudadania pueda hacer control y seguimiento sobre el sistema

Alejandro Gaviria dijo...

Todas las bases de datos se harán públicas en las próximas semanas. El control social es fundamental.

Anónimo dijo...

La solución es muy fácil señor ministro:incluir los inhibidores DPP4 en el PBS y controlar su precio. No es un capricho de los médicos, son medicamentos que se usan hace varios años con excelentes resultados. Los agonistas GLP1 no son costo efectivos, y los inhibidores del SGLT2 aún tienen un camino por recorrer. Las hipoglucemias, el aumento de peso y la progresión a falla de célula beta no compensan el bajo costo de la glibenclamida, aunque en ciertos grupos sigue siendo útil

Dannia Robles dijo...

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=63807
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0212656715001614
Esta es evidencia de porque la glibenclamida no tiene el perfil de seguridad adecuado en pacientes diabéticos.