sábado, marzo 11, 2017

Nadar contra la corriente

Una de las consecuencias de la polarización política, de la indignación permanente, de la trivialización de los medios, en fin, de un clima intelectual adverso al pensamiento; una de las consecuencias, decía, de la crispación actual es la incapacidad de la sociedad de apreciar el cambio social. El cambio paulatino, gradual, acumulativo se ha vuelto invisible en medio de la vocinglería y la rabia colectiva. Nadar contra la corriente es, pues, un imperativo. Los tres gráficos que siguen son un pequeño aporte a esta tarea imprescindible. 

El primer gráfico muestra la caída en la mortalidad infantil por infección respiratoria aguda (IRA), una consecuencia en parte de la expansión de la cobertura (y la calidad) de nuestro programa de vacunación. El segundo gráfico muestra (nuevamente) una caída de la mortalidad infantil por enfermedad diarreica aguda (EDA), una consecuencia en parte del progreso social en general.  Y el tercer gráfico muestra el aumento de las atenciones en salud (crecieron 50% en los últimos años al pasar de 380 millones de atenciones anuales a casi 600 millones), una consecuencia en parte de la expansión de la cobertura en salud y la igualación de los planes de beneficios entre los regímenes Contributivo y Subsidiado.

Los datos no cambian las opiniones, dicen. El mundo se encuentra ahora más allá de la verdad, reiteran. Pero toca insistir en los hechos, en el cambio social. No para caer en la complacencia, sino para detener (temporalmente, tal vez) el avance de las fuerzas destructivas. 


7 comentarios:

Felipe Higuita dijo...

‪@agaviriau sería interesante ver una gráfica de mortalidad infantil global, intuyo que bajó en EDA e IRA porque aumentó por desnutrición‬

Alejandro Gaviria dijo...

Caída de la mortalidad infantil

orlando mizar dijo...

Si estás gráficas son reales debo felicitarlo, pues se ha podido bajar las principales causas de mortalidad infantil, en estos tiempos reciente de inestabilidad financiera y de bajas rentas para el estado.

Ma. Cecilia Gonzalez Robledo dijo...

Esos cambios no son exclusivos de Colombia y se explican, como dice el profesor Gaviria, por cambios sociales que incluye, pero no explica de manera exclusiva, el sector salud. "A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César".

Alejandro A 8a dijo...

"La incapacidad de apreciar el cambio", completamente cierto. Muy buenos datos. Gracias.

JORODI44 dijo...

Y porqué duda de la veracidad de las gráficas?? Así el resto de su escrito pierde fuerza. Colombianada!!!!

Janeth MA dijo...

Este es un dato que me parece totalmente importante. El problema que tenemos en Colombia es que no hemos aprendido a trabajar en equipo y a valorar laa cosas buenas que tenemos!