domingo, noviembre 29, 2015

Aclaraciones sobre la liquidación de Saludcoop

No se hizo nada, los afiliados van a Cafesalud que es de los mismos dueños

La liquidación de la EPS Saludcoop, que era también la holding del grupo, implica un cambio de propiedad de todos y cada uno de los activos del antiguo grupo Saludcoop. Cafesalud pertenece ahora a Saludcoop en liquidación, empresa que está bajo el control del gobierno, en cabeza de un agente liquidador de la Supersalud. El Gobierno escoge la junta directiva y los administradores. Insisto: la propiedad de Cafesalud no está retornando a los antiguos dueños. Todo lo contrario.

No se está haciendo nada para pagar las deudas con los prestadores

Desde el comienzo, la liquidación de Saludcoop tuvo dos objetivos intrínsecos: garantizar la atención a la gente y el pago de las deudas a los prestadores y proveedores. La liquidación es un primer paso necesario, imprescindible, para resolver este último problema. Permite levantar los embargos, movilizar los activos y por lo tanto comenzar a pagarles a los acreedores. Sin la liquidación, las deudas habrían seguido creciendo. Nada podía resolverse. 

Mientras tanto, mientras el liquidador pone la casa en orden, los acreedores con mayor exposición podrán acceder a una línea especial de crédito de tasa compensada y un período de gracia de dos años.

Se están socializando las pérdidas, hay un salvamento con recursos públicos

La operación de liquidación y traslado de los afiliados a Cafesalud no implicó una capitalización directa del Estado como suele ocurrir en las crisis financieras. Así ocurrió, por ejemplo, en Colombia a finales de los años noventa y ocurrió en los Estados Unidos en la crisis de 2008. Con el fin de que Cafesalud cumpliera con los requisitos de capital, se realizó una operación de crédito del Fosyga: una emisión de bonos convertibles en acciones (bocas) de 200 mil millones de pesos. La emisión estuvo acompañada de un convenio de desempeño para asegurar el repago de la deuda por parte de Cafesalud en un plazo de aproximadamente diez años.

Va a ser imposible atender todos los afiliados de la antigua Saludcoop en Cafesalud

El traspaso de los afiliados a Cafesalud implicó también el traslado (concomitante) de toda la red de la antigua Saludcoop: hospitales, otros centros de atención, consultorios, etc. La ampliación de la red asegura que Cafesalud cuenta con la infraestructura y el capital humano necesarios para atender la población. El objetivo inmediato, de cortísimo plazo, es evitar los traumatismos en la atención. El objetivo de corto plazo es lograr que la atención mejore para todos, tanto para quienes estaban en Cafesalud como para quienes llegan.

¿Quién garantiza que Cafesalud va a funcionar bien?

Este es el mayor reto de mediano plazo. Cafesalud enfrenta grandes desafíos asistenciales y financieros: debe consolidar su red, mejorar los indicadores de atención y equilibrar su operación: actualmente el gasto médico es superior a los ingresos por UPC. El convenio de desempeño (ya mencionado) define claramente el derrotero futuro. 

La recuperación de Cafesalud también depende de la recuperación del sistema, del éxito de una estrategia financiera que tiene cinco pilares fundamentales: (i) reglas claras en cuanto a la recuperación patrimonial del sector (establecidas por el decreto 2702 de 2014), (ii) mecanismos de liquidez para EPS y IPS (créditos de tasa compensada y otros); (iii) consecución de nuevos recursos (entre ellos, recursos de las Cajas de Compensación y excedentes del Fosyga); (iv) liquidación de Saludcoop y crédito a Cafesalud, y (v) liquidación de Caprecom y autorización a la Nación para el pago de deudas por 500 mil millones. 

3 comentarios:

Andrés García dijo...

Interesantes puntos, señor Ministro. Pero queda en la duda una cosa que creo es la que más importa para los colombianos que no están afiliados a esta EPS: qué pasará con los antiguos administradores, aquellos detrás del desfalco al sistema? Por qué el sistema judicial va tan lento al momento de condenarlos y de obligarlos a pagar? Las EPS han demostrado ser entes bastante deficientes al momento de la atención, principalmente por negligencia, colusión y burocracia excesiva (ej: el caso de Camila Abuabara, el cartel de los medicamentos, o el incumplimiento constante del decreto que las obliga a dar citas de medicina general entre tres y cinco días hábiles a partir del momento de solicitud). No condenar a los antiguos representantes legales de Saludcoop terminaría de sentar un pésimo precedente: que las EPS están por encima de la ley.

Alejandro Gaviria dijo...

Andrés: entiendo y comparto su comentario; a saber, la legitimidad de las políticas en cuestión (y en general de muchas políticas estatales) depende de la existencia de castigos ejemplarizantes, de la ausencia de impunidad. Esa es una tarea urgente de los organismos de control.

Cabe aclarar, para contradecir la maledicencia de unos pocos, que los antiguos dueños ya no son dueños de nada. Los activos del grupo Saludcoop pertenecen ahora al sistema y se van a usar para pagar las deudas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Señor MInistro

Que papel juega Esimed en este proceso?