martes, abril 07, 2015

Tutelas de salud: los hechos

Las cifras de tutelas de salud son fuente permanente de debate. Para muchos el número de tutelas es una muestra (innegable) de los problemas de atención. Para otros, un síntoma  de un problema aún más serio, de la incapacidad del sistema de salud para incorporar las nuevas tecnologías o para pagar por los servicios sociales complementarios, los cuidadores, los pañales, el alojamiento, el transporte, etc. 

Pero más allá de estos debates, resulta importante conocer los hechos estilizados, las cifras básicas sobre las tutelas en salud. Los hechos son los hechos. Las opiniones vendrán después. En particular hay tres hechos que vale la pena resaltar. 

Primero, el número de tutelas por afiliado no ha aumentado, se ha mantenido constante en 2,7 tutelas por cada mil afiliados desde el año 2012. 
  
Gráfico 1. Número de tutelas por cada mil afiliados al sistema  
 

Segundo, la participación de tutelas de salud en el número total de tutelas ha disminuido. Las tutelas de salud pasaron de representar 41,5% del total en 2008 a 23,6% en 2014.

Gráfico 2. Participación de las tutelas en salud en el total de tutelas 

Y tercero, los servicios solicitados por tutela son un porcentaje pequeño, inferior a 0,06%, del total de actividades en salud. En números gruesos, anualmente hay un poco más de 100 mil tutelas y algo más de 400 millones de actividades en salud.

En fin, los hechos son claros: las tutelas en salud no han aumentado, representan una fracción decreciente del total de tutelas y son la excepción, no la regla, para acceder a servicios y tecnologías de salud.

7 comentarios:

Alvaro Forero Navas dijo...

Pareciera que la tutela ya agotó su capacidad de propiciar mejoras en el Sistema de Salud. El grueso de las actividades se prestan por el movimiento rutinario institucional.
Las tutelas para prestaciones contenidas en el POS, usted lo ha anotado, pareciera que son recursos para saltarse la fila.

LHJ dijo...

Como es la evolucion del gasto en salud generado via tutelas? Cuanto es el gasto promedio por tutelas, comparado con el gasto promedio via EPS (no tutelado)?

Si las tutelas son medidas excepcionales, deberian tener gastos excepcionales. El peor de los mundos es aquel donde las tutelas se usan para cubrir atenciones normales (cubiertas por el POS).

aleja dijo...

Ministro hablando de tutelas tengo esta inquietud... los médicos me dijeron que los problemas de parálisis facial que he sufrido se deben a un problema que tengo en la mordida y que esto se corrige con una cirugía maxilofacial. Me dicen en la EPS que por ser algo funcional ellos podrían realizar la intervención pero interponiendo tutela.
Podría usted decirme en dónde me pueden orientar sobre este tema ya que en la EPS no es clara la info que me dan.

Muchas gracias,

Andrés F. Escobar

Néstor Alvarez dijo...

Un dato que hace falta es el uso mensual de la tutela para POS y NO POS, otro aspecto es que la tutela se va acumulando el que tiene una y la usa Otros que tiene dos,. Falta mirar el numero de desacatos por tutela algo que va en crecimineto cada dia.
Si fuera cierto que se estabilizo la curva de tutelas nuevas, que triste que el ministro y supersalud no salgan a hacer llamdo publico a las eps para que cumplan lo POS o sea la ley , es lo minimo que uno espera del minsiteo de salud que debe velar por que se cumpla las leyes, eso es lo que tengo entendido que dicen cuando aceptan ser funcionarios publicos

ULAHY BELTRAN LOPEZ dijo...

Sólo fue un sueño Una llamada telefónica me despertó ayer. Para sorpresa mía era una llamada de la EPS a la que estoy afiliado desde hace 21 años. Una amable funcionaria me informó que mi nombre estaba ‘agendado’ para que la próxima semana participara del programa integral de promoción de la salud y prevención de la enfermedad. Eso sí, esta amable dama antes se disculpó en nombre de la EPS por no haberme tenido en cuenta para ninguna actividad preventiva ni detectora de factores de riesgo para mi salud durante todo ese extenso tiempo que llevo afiliado a la aseguradora del régimen contributivo, a pesar que el sistema de salud le ha venido pagando mensual y puntualmente una plata para que estuvieran pendientes de mi salud de manera preventiva.


Las buenas noticias siguieron, y la encargada de comunicarse conmigo me informó que además podría llevar a cada uno de quienes conforman mi grupo de beneficiarios que aparecen relacionados como núcleo familiar, para que también disfruten de ese programa integral de promoción y prevención. La mujer presentó nuevas disculpas por no haber estado atentos como responsables de mi aseguramiento en salud ni el de familia durante todos estos lustros.

El aguacero de buenas noticias no paró ahí, pues para mí fue muy grato leer ese mismo día una información noticiosa que registraba el hecho de que, desde que en el mismo momento que se sancionó la Ley Estatutaria de Salud el 16 de febrero de este año, los juzgados de todo el país no habían recibido ni una sola tutela en reclamación y defensa del derecho a la salud y a la vida. Ese logro tan anhelado estaba relacionado con un reporte nacional extraordinario de la Defensoría del Pueblo en el que se consignó que en el primer trimestre del año 2015 no se había producido en Colombia ni una sola queja por parte de usuarios de servicios de salud por haber tenido algún tipo de problema para acceder oportunamente a consultas especializadas, hospitalizaciones, exámenes diagnósticos y medicamentos.

Más tarde, en el día, pude conocer un informe de la Superintendencia Nacional de Salud que decía que, como fruto de las innumerables mesas de conciliación entre actores del sistema de salud, toda la cartera billonaria que existía con las clínicas y hospitales del país y que debían los diferentes pagadores de servicios había sido cancelada en su totalidad por estos deudores, y que además del capital, les habían reconocido a los acreedores los intereses de mora, tal y como lo dice la normatividad vigente. El ente de control también informó que pudo comprobar que todos los contratos entre EPS del contributivo y del subsidiado con las IPS públicas y privadas contemplan para el 2015 un mejoramiento significativo de las tarifas, pues las primeras trasladaron a los prestadores el incremento de la prima que el sistema les hizo desde el primer día de este año, cumpliendo por fin las recomendaciones que al respecto hace cada año el Ministerio de Salud y Protección Social.

Para cerrar las cosas buenas, ya en la noche los colombianos pudimos conocer lo dispuesto por ese Ministerio que, después de muchos años de estarse esperando, expidió el manual del piso tarifario entre pagadores y prestadores, incluyendo los honorarios a los profesionales de la salud, lo que contribuirá a la sostenibilidad financiera del sistema y sus actores individuales e institucionales.

De pronto sentí el ruido de un despertador, que me indicó que había estado durmiendo aún, no había recibido llamada alguna, ni había leído ninguna noticia, y que desafortunadamente todo había sido un sueño y que la pesadilla diaria de los colombianos con el sistema de salud seguía como si nada. (http://ulahybeltranlopez.blogspot.com/2015/04/el-sueno-de-una-buena-salud-en-colombia.html)

Martha Eugenia Marsiglia Peña dijo...

El sueño que muchos compartimosn

Martha Eugenia Marsiglia Peña dijo...

Ministro sus intenciones y esfuerzos han sido los mejores, para organizar un sistema de salud que estaba al revés. A pesar de que a mí también me encantan las estadísticas, hay cosas que estas no muestran, como por ejemplo el hecho de que como las EPS han llegado al punto en el que no les importa el fallo de un Juez, los usuarios también han desistido de utilizar la tutela como medio para hacer valer sus derechos.

Yo veo todos los días como los atropellos por parte de las EPS son innumerables, inhumanos e increíbles; por eso a pesar de tantas medidas, aún faltan aquellas que obliguen a las EPS a cumplir con sus competencias y funciones en el sistema, que exista alguien que les exija de verdad