domingo, abril 13, 2014

Diez mitos sobre el sistema de salud en Colombia

1.  Colombia invierte mucho en salud. Falso. Invertimos 660 dólares por habitante (PPA). Mucho menos que otros países de la región. En Colombia, el gasto de bolsillo  (como proporción del gasto total) apenas llega a 20%. En promedio, en la región latinoamericana, elgasto de bolsillo está cercano a 50%.

2.  Los colombianos odian el sistema. Falso. 80% de los colombianos dicen estar descontentos con el sistema de salud o las políticas de salud. Pero, cuando se pasa de la evaluación general a la valoración específica, concreta, los porcentajes cambian. Drásticamente. Más de 60% de los colombianos dice haber recibido una buena (o muy buena) atención en su último contacto con el sistema (Encuesta CNC, 2013).

3.  Existe una crisis de salud pública. Falso. La mayoría de los indicadores de salud pública ha mejorado sistemáticamente (ver aquí). En el último año, Colombia recibió varios reconocimientos por sus logros en el área de la salud pública: fue declarado el primer país del mundo libre de oncocercosis  (o ceguera de los ríos), fue reconocido como el primer país de las Américas libre de circulación autóctona de sarampión y rubéola, y fue nombrado uno de los campeones del continente en la lucha contra la malaria en 2013. Además, el programa de inmunizaciones colombiano ha sido encomiado como uno de los más completos y exitosos de la región.

4. Los avances en cobertura no implican mayor acceso. Falso. Bastaría con mencionar que, hace veinte años, una tercera parte de los colombianos más pobres afirmaban "no tener ningún acceso a cuidado médico en caso de enfermedad" y que este porcentaje es ahora inferior a 3% (ver aquí). Más de diez mil afiliados al Régimen Subsidiado reciben hemodiálisis cada semana. Hace veinte años, cuando imperaban los hospitales de caridad (y nadie hablaba de la salud como derecho), los pacientes en condiciones similares no recibían ningún tipo de atención.  Ninguno. 

5. El ánimo de lucro es la raíz de todos los problemas. Falso. Los análisis comparativos de la Superintendencia Nacional de Salud, basados en los resultados en salud, las satisfacción de los afiliados y las quejas de la gente, muestran que las peores EPS son las públicas: Caprecom, Convida, Capital Salud, etc. Ninguna de las anteriores tiene, por definición, ánimo de lucro o apetito de ganancias.

6. Las tutelas en salud están disparadas. Falso. Las tutelas han disminuido sustancialmente como proporción del número de afiliados. En 2008, había 40 tutelas en salud por cada 10 mil afiliados al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS). En 2013, hubo 25 tutelas por cada 10 mil afiliados (datos basados en la base de datos sobre tutelas de la Defensoría del Pueblo).  

7. Las tutelas benefician a los más pobres. Falso. Casi la mitad de las tutelas benefician al 20% más rico de lo población. Lo mismo ocurre con los llamados recobros (servicios no cubiertos por el plan de beneficios que son pagados por las EPS y luego recobrados al Estado). La protección individual de los derechos sociales tiende a ser regresiva. En Colombia y en el resto del mundo.

8.  Los pacientes sólo reciben Ibuprofeno. Falso. El gasto en medicamentos como porcentaje del gasto total supera el 15%. Incluidos los recobros, el SGSSS gasta más de cinco billones de pesos en medicamentos (cifras de Afidro). En los últimos tres años, 126 medicamentos de alto costo fueron incorporados al Plan Obligatorio de Salud (POS).

9.  Existe un plan (macabro) para cerrar hospitales públicos. Falso. El giro directo de los recursos del Régimen Subsidiado (RS), la liberación de los excedentes de las cuentas maestras del mismo RS y las crecientes inversiones en dotación de equipos biomédicos han beneficiado (y beneficiarán) los hospitales públicos. Los hospitales de primer nivel han mejorados sus finanzas de manera sustancial. Los hospitales de mayor nivel de complejidad siguen teniendo problemas financieros, como resultado de la crisis del sector y los problemas históricos de mala gestión. Los Programas de Saneamiento Fiscal y Financiero son, en esencia, programas de salvamento que imponen unas condiciones mínimas de buen gobierno y sostenibilidad.


10. El Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS) no ejerce ninguna rectoría. Falso. El MSPS se ha fortalecido técnicamente. La regulación de precios de medicamentos, la reciente ampliación del POS, el lanzamiento del Plan Decenal de Salud Pública, la publicación de las Guías de Práctica Clínica y la puesta en marcha del Sistema Integral de Información de la Protección Social (SISPRO), entre otros cambios recientes, muestran la consolidación de la (añorada) rectoría. Además, la creación del Instituto de Evaluación de Tecnologías (IETS) y las reestructuraciones de la Supersalud y el Instituto Nacional de Salud (INS) confirman el fortalecimiento de las funciones de regulación, supervisión y vigilancia. 

46 comentarios:

LHJ dijo...

Bien describe T.R. Reid en su libro famoso las 3 leyes universales de los sistemas de salud:

1. No importa que tan objetivamente bueno sea el sistema de salud de un pais dado, los ciudadanos siempre diran que es malo y no estaran satisfechos.

2. No importa cuantos recursos consuma el sistema de salud, los proveedores de servicios de salud siempre diran que no es suficiente.

3. La ultima reforma al sistema no hizo nada para arreglar los problemas existentes.

Martha Zapata dijo...

Ofensivo sus *mitos*, se nota que no ha tenido que madrugar a las 3am a una EPS o una IPS del sur a pedir una cita general que se la dan en dos meses. Ubíquese con la realidad de éste país, Respete y actué por favor

Anónimo dijo...

Martha: lo ofensivo es su ignorancia. Si tiene información que refute lo dicho, muéstrela.

Alejandro Gaviria dijo...

Empirismo vulgar.

Lisardo Herrera V dijo...

ël tiene que defender su labor y su empleo, pero miremos como en las ARS solo le dan citas a los adultos mayores en un porcentaje muy bajo y a los niños, los demás que se mueran porque no los atienden, cuando nos les dan ibuprofeno, se lo cambian por acetaminofen para todo tipo de enfermedad

Anónimo dijo...

Los de corte economicista creen que todo está medido, lo que no lo está simplemente no existe (no me los imagino tomando decisiones en medicina, en donde un porcentaje es arte y otro -mucho menor- lo medido)... Yo los llamaría ilustrados miopes o ilustrados de élite... Pues sí es que existen los empiristas vulgares,

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con varias afirmaciones del Ministro. Igual... ¿a quién le importa?

Anónimo dijo...

Los que no están de acuerdo o critican no tienen un solo dato. Son mediquillos ignorantes. O ignorantes simplemente.

Anónimo dijo...

Cuando el muerto tiene quien lo cargue se hace más pesado... Tanta quejadera del sistema de salud, ojalá les tocará vivir en otro país para que se den cuenta que el sistema no es tan malo como quieren hacer creer unos pocos, no será la panacea, pero es aceptablemente bueno.
Y aprovecho para felicitar al Ministro por la valentía al intervenir los precios de las farmacéuticas, esas si desangran al sistema, que justificadas en la investigación y ahora en la farmacoeconomía, son capaces de cobrar lo que les da la gana... Ojalá que les pueda meter la mano a muchas de las EPS subsidiadas que son otra vena rota y la fuente de financiamiento hasta de grupos al margen de la ley.

Anónimo dijo...

Tanto que se quejan de las pruebas Pisa: hay tienen las consecuencias de un sistema público dominado por la mafia de Fecode. Y muchos quieren que la salud vuelva a lo mismo, a la mediocridad del sindicalismo estatal y el clientelismo local. A la educación le faltó la ley 100. Gústeles o no.

Rafael García dijo...

Nuestro ministro al igual que el presidente viven en un país de mentiras, las EPS no dejan formular otra cosa que no sea ibuprofeno, acetaminofen, naproxeno y diclofenac si el paciente necesita un analgésico verdaderamente bueno y eficaz le toca pagarlo de su bolsillo, además que le toca pagar la cuota moderadora y el bono que cobran las EPS que sólo dejan formular acetaminofen, naproxeno, ibuprofeno y diclofenac. Aquí no se le cuestiona la política pública, se le cuestiona que siga dejando a las EPS privadas, a las EPS de los bancos del que él hizo parte y que son las que limitan el accionar de los médicos generales y paga miserias a los profesionales de la salud.

Anónimo dijo...

Este Rafael ni sabe leer. ¿Leyó acaso que las EPS públicas son las peores? Este señor debe ser otro miembro del PDA que aspira a que eliminen los agentes privados para buscar rentas y amangualarse con los sindicatos públicos. Lo mismo que hicieron con Samuel Moreno. Ya el país los conoce.

Anónimo dijo...

La ignorancia de estos muchachitos del Polo ya raya con la ternura.

Anónimo dijo...

Ministro, muy interesantes los datos, no estoy de acuerdo en lo relacionado con el acceso.
Acceso no es calidad, si bien hay mayor cobertura, el acceso real, la oportunidad y la continuidad de la atención dejan mucho que decir del sistema. Si se revisa, estos tres atributos están íntimamente ligados a la EPS y al forma como manejan o gestionan su red de servicios.
No tengo hechos y datos de estos temas…no se si el Ministerio y la SuperSalud los tengan (no son públicos o no los conozco) pero si es objetivo para mi que mientras tenga que llamar a un amigo para que me ayude en la EPS para sacar la cita para mi bebe y que nos autoricen los tratamientos es porque algo en el sistema de salud no funciona bien. Esa es MI realidad…que tal vez para otros sea un mito

Anónimo dijo...

"The plural of anecdote is not data".

Alejandro Gaviria dijo...

Salud cooptada

Alejandro Gaviria dijo...

Lo de Rafael no es tierno. Es el insulto facilista y la ignorancia ignorante de sí misma que trae consigo (tristemente) la mala calidad de la educación.

Anónimo dijo...

Rafael encarna el delirio de ser un Robledo-wannabe, o en sus tiempos un Petro-wannabe: todo es una conspiración, todo es un inside job, una orquestación de los poderosos contra los pobres.

Rafael García dijo...

Señor ministro veo que no le gusto mi respuesta sobre sus EPS privadas y el desfalco de 6.4 billones de pesos que es lo que lleva Acemi según las cifras de la Contraloría y sobre su asesora que trabaja a su vez para Acemi, ¿así quiere un debate? Huyendo a la realidad y argumentando a la gente con mentiras.

Anónimo dijo...

Bien dicho Rafael! Otros son los majaderos elegantes que, no por ser elegantes en sus rebuscadas expresiones, dejan de ser majaderos.

Anónimo dijo...

Ya voy reconociendo algo de megalomanía en los economicistas... (hablando de ignorancia ya veo a más de uno buscando en la rae.es qué es megalomanía)

Anónimo dijo...

Pobre ministro. La toca lidiar con la pobreza intelectual de toda esa mamerteria.

Anónimo dijo...

"...argumentando a la gente", escribe el bobo, casi un analfabeta.

Rafael García dijo...

Para el anónimo que no es capaz de publicar su nombre, dime si te parece correcto que mes a mes te estén sacando plata de tu sueldo, claro si estas contratando de planta por que eso ya no existe, o la otra opción si te toca pagar mes a mes por un servicio salud, y que cuando llegas a usarlo te cobran una cuota moderadora y un bono de medicamentos que es más caro que el mismo medicamento que te mandan, dime si te sientes muy feliz que te estén sacando plata y te den un pésimo servicio o te estén negando servicios. Si vos eres contento con eso, de estar regalando tu plata. Pues entonces podría decir de vos que o eres un multimillonario que no le cuesta regalar su plata o eres dueño o familiar de una EPS, por que de otra no podría explicar como alguien puede estar contento con este sistema. Y si fuera tan analfabeta no estaría escribiendo lo que escribí, con todo respeto pero hay que saber que palabras, por que si no quedas muy mal.

Rafael García dijo...

*palabras usas.

Rafael García dijo...

Y para el otro anónimo que me trato de mamerto, soy un médico general, que conoce del sistema de salud, ¿qué eres tu? Supongo que haz de conocer muy bien el sistema de salud, desde el punto de vista de los que lo conocemos y que ponemos la cara cuando una EPS niega un servicio, es decir de todos los profesionales de la salud.

Alejandro Gaviria dijo...

Dejo esto por aquí:

Yo creo que el sentido más profundo de "Cien años de soledad" no es la desconfianza en el cambio, sino el planteamiento realista de que ese cambio no será tan inmediato, ni tan fácil, ni tan lírico como los predican [los revolucionarios] sin creerlo, y a veces creyéndolo algunos místicos de la revolución que no saben donde están parados.

GGM

ADRIANA SEGURA VÁSQUEZ dijo...

El quinto punto se presta a la discusión, ministro. El ánimo de lucro en el sentido coloquial del término -que creo es el que le damos muchos de los no-economistas- tiene que ver con el afán de lucro de los actores del sistema. Un problema grave en nuestras entidades públicas es la corrupción. Ni los hospitales ni las EPS públicas se libran de eso, así que el argumento se puede quedar corto si lo que queremos es intercambiar opiniones. Al menos no es por su definición teórica que se libran del problema de fondo, ¿no cree usted? Saludo cordial.

Alejandro Gaviria dijo...

Adriana: tiene toda la razón. El ánimo de lucro no solo está presente en las entidades privadas. Muchas veces, tristemente, la rapacidad es mayor en las empresas públicas que en las privadas. Por ello, en mi opinión, no tiene mucho sentido proponer que la solución a los problemas de la salud consiste en eliminar el lucro (legalmente hablando). Y por ello cualquier propuesta de cambio debe partir de un entendimiento claro de las fallas de mercado y de las fallas de estado (incluida la corrupción). Saludos.

ADRIANA SEGURA VÁSQUEZ dijo...

Ahí está el punto de nuestro desacuerdo. El reconocimiento legal de entidades con ánimo de lucro como actores dentro del sistema de salud es un contrasentido y ocasiona una falla del mercado que el Estado debe intervenir, porque pone en desventaja a los mejores, con su bendición, ministro: me da la impresión de que origina selección adversa. Quisiera ir al fondo de mi inquietud y perdone que esté en el proceso de organizar la argumentación: los mejores prestadores de servicios de salud comparten un propósito que le va a sonar excesivamente utópico, y es que la medicina realmente buena trabaja por ser innecesaria, y que al aceptar otro ideal como legalmente válido en este mercado, además estamos admitiendo que nos conviene como sociedad que las personas se enfermen. La medicina que queremos proteger es claramente un apostolado, en su sentido profundo, porque necesita serlo, porque ésa es su definición. Ya sé que suena cursi, pero esa vaina tiene implicaciones prácticas feroces. Sabemos que podríamos tener bombillos mucho más duraderos, pero quebrarian a los fabricantes de bombillos. Por eso todos tenemos bombillos provisionales. Eso no es grave en el mercado de los bombillos. Pero admitir el mismo principio en atención en salud es una locura. La medicina académica buena busca que usted esté tan bien, tan sano, que no vuelva. O mejor aún, que nunca venga. El ánimo de lucro valida otro ideal, que es el tecnológico: trabaja porque un día la vida sea perfecta y eterna, con la promesa de que la tecnología lo logrará y la convicción de que vale la pena invertir en ello con prioridad. Pero esta utopía aún no puede ser la dominante: es apenas una caja de herramientas dentro de la utopía mayor que le planteo.

Este es el momento de admitir en mi perorata que los médicos mismos propiciamos esta situación y que muchos ni siquiera estarían de acuerdo con las cosas románticas que le planteo. Pero vivimos las consecuencias y son demasiado crueles. Tal vez por eso está tan molesto Rafael: las entidades con ánimo de lucro son una competencia para el espiritu de los servicios de salud públicos que seguirá poniendo este mercado en un enorme desequilibrio, a menos que haya algunas intervenciones. Como una fuerte protección financiera para los hospitales universitarios, con prioridad de los públicos, por ejemplo. Usted sabe más que yo y de verdad creo que a todos nos conviene que no se desanime, porque nos puede ayudar a entender, si trata de entendernos también. (Le planteo otra clase de apostolado, pero usted es docente y se le pueden proponer utopías).

La mayor carga de rabia que se genera de todo esto le está cayendo encima injustamente, porque no es ni mucho menos el único ni el principal responsable del estado actual de las cosas y yo admito que eso debe ser miy desgastante. Pero por favor comprenda que esa cosa utópica importa mucho y que nos puede ayudar a todos a convivir en una sociedad menos leonina. Eso de hecho, sería muy saludable.

Gracias por escuchar.

José Luis dijo...

Entonces todo esta perfecto!!!! nahhh

Meisser López c .MD dijo...


Respuesta a los
Diez mitos sobre el sistema de salud en Colombia:Minsalud

Este es el análisis del ingeniero ministro de salud Alejandro Gaviria, un buen colombiano, de buenas intenciones, pero que poco conoce del sistema, que no lo ha padecido como el 90% de los colombianos; está al frente de un ministerio al que le falta asesoría de parte de quienes si vivimos el sistema, de quienes estamos inmersos en el día a día, de quienes junto a los pacientes vivimos las fallas del sistema…. De quienes si lo conocemos.
Este es su análisis y mis respuestas a sus “mitos”:

MINSALUD:
El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, entregó los que considera como los 10 mitos que se han generado en torno a la salud en Colombia y que contribuyen a que exista una percepción negativa sobre el sistema en el país.

En ellos asegura que no es cierto que el país invierta demasiado en salud y que el tema represente un gasto considerable para los colombianos. También afirma que no es cierto que los colombianos “odien” el sistema de atención.

El ministro considera además que es falso que exista una crisis de salud pública, señala que mayor cobertura si ha representado mayor acceso a los servicios y que no es cierto que la privatización de los servicios sea la raíz de todos los problemas.

Se refirió además a las tutelas contradiciendo lo que dijo el procurador, Alejandro Ordoñez, indicando que no se han incrementado, así como señaló que tampoco benefician a los más pobres.

Por otra parte dijo que no es cierto que los pacientes solo reciban ibuprofeno teniendo en cuenta los gastos del sistema en medicamentos y agregó, que el Gobierno si está realizando vigilancia sobre el sistema de salud.

Meisser López C MD dijo...

Sr. Alejandro Gaviria, ingeniero y ministro de salud de Colombia, encuentre en este link las respuestas a sus "mitos" ,

http://ppgcolombia.blogspot.com/2014/04/respuesta-los-diez-mitos-sobre-el.html

LHJ dijo...

Triste y, por decir lo menos, patético el ejercicio de respuesta a los mitos del sistema de salud. Ni una sola cita, ni una sola cifra, nada.

Ahora, de dónde vendrá esa obsesión por llamar a Gaviria "ingeniero"? Será como contraposición a ser "médico", cuadro ser médico tiene más valor que ser ingeniero (o historiador, literato, o sociólogo)?

Alejandro Gaviria dijo...

LHJ:

La pobreza intelectual de esos señores (o señoras) es patética. A mi me inspiran lástima. Hasta para insultar les hace falta conocimiento e imaginación.

Anónimo dijo...

Muy buen artículo, corto, preciso y sobretodo: Contundente.
Ministro, excelente su gestión, su pedagogía, su trabajo, sus intenciones y profesionalismo con que ha manejado los múltiples temas del sector.
Sos la clase de funcionario ejemplo que necesita el país: Rigor académico, pragmatismo, compromiso y calidad humana, no olvidando que se es un ciudadano más.
Señor Alejandro Gaviria, usted es un ministro que no merece este mal gobierno.

Alejo Pulido dijo...

Le hizo falta el ''mito'' de durar mas de 2 horas para recetarle lo mismo de siempre. Seguramente Señor Ministros de Salud, no ha entrado a un hospital público, porque al parecer, no ve la cantidad de usuarios que hay diariamente, para ser atendidos por ''urgencias''.

Norberto Vera Reatiga dijo...

La simetría entre la garantía de los derechos y el cumplimiento de los deberes de cada uno en cuanto a nuestra salud, mejorara el desempeño social de los recursos aportados al bien común en el sector.

jorgehramirez dijo...

Lista de Falacias y Sesgos Sociales

http://chaoticpharmacology.com/2015/01/31/falacias-retologicas-rethological-fallacies-2/

(enjoy)

yessica molano dijo...

Me parece un excelente blog y quiero compartirles un enlace de la empresa para la que trabajo la cual es dedicada a realizar software de salud en colombia son ideales para cualquier centro medico y muy facil de usar.

Unknown dijo...

Y peor que los economistas o ingenieros... Es que, es el resultado de los políticos que hemos elegido.

onsalught dijo...

da risa escuchar el.ministro de la.banca mientras no se combata la.corrupcion del.sistema de salud seguiremos de mal en peor

Anónimo dijo...

Señor ministro Alejando Gaviria mil gracias por haberme hecho pasar un rato agradable leyendo y riéndome mucho con sus mitos.

Sonia Paola Carrillo dijo...

Por supuesto que son menos tutelas, para que ponerlas? Si a pesar de su objetivo los derechos siguen siendo volados ante los ojos de todas las instituciones como la defensoria, el ministerio la Superintendencia y ni hablar de las EPS. Que triste ver que este instrumento se haya resumido en folio que solo sirve para que todos se limpien las manos y ni siquiera los juzgados hagan lo posible para velar por su cumplimiento. Lo digo con conocimiento de causa, como familiar de un paciente con una enfermedad huérfana que lleva un año tratando de obtener sus medicamentos y nadie hace nada...

DORA dijo...

Sr ministro me puede informar que eps tiene germán Vargas? Es para pasarme allá, lógico que si lo encuestaron a el debe estar muy satisfecho, en cambio nosotros, sabe para cuanto tiempo están las citas de cafresalud? Lo reto a que hagamos una encuesta pública " haber si de verdad el pueblo colombiano esta de acuerdo con lo que usted escribió del punto 2

Karina Galofre dijo...

Que pena que un ingeniero civil maneje nuestra salud es como un medico construyendo casas y vias