sábado, septiembre 01, 2012

Última columna

Todos tenemos, dicen los expertos en este oficio, en la ciencia y el arte de la columnística, diez columnas en la cabeza, diez temas sobre los cuales podemos expresar una opinión más o menos coherente en el espacio limitante de una cuartilla, sobre los cuales podemos escribir sin la necesidad de un libro, sin buscar una cita oportuna, sin investigar los detalles del asunto, sin consultar las opiniones de los expertos, sin acudir a la ayuda de Google, el memorioso.

Pero después de diez semanas, después de agotar el acervo (siempre escaso) de opiniones pre-existentes, empieza Cristo a padecer. O mejor, el columnista a penar. Rápidamente, en cuestión de unos pocos meses, los columnistas pasamos (y uso una cita oportuna) “de escribir porque se ha pensado a pensar para escribir”, esto es, del cielo a la tierra. La falta de tema se convierte, entonces, en un estado permanente, en una suerte de vacío angustiante que casi define este oficio improbable, el oficio de opinar por obligación, consuetudinariamente, téngase o no algo que decir.

Cronistas del presente, comentaristas de las luchas efímeras de la política, intérpretes afanados de los sucesos de antier, teóricos improvisados de la coyuntura, eso somos los columnistas (me incluyo, por supuesto). Muchas veces, a la usanza de los comentaristas deportivos (y con la misma grandilocuencia), nos empeñamos en buscarles interpretaciones rebuscadas a muchos fenómenos fortuitos, azarosos; en otras palabras, a buscar razones donde no las hay. De eso se trata a veces este negocio.

Leí hace unos días, ya no recuerdo dónde (esta vez Google no pudo acordarse), que los historiadores, en sus pesquisas rutinarias, en sus consultas a los diarios y periódicos antiguos, ignoran o miran con indiferencia las opiniones de los columnistas, concentran toda su atención en las noticias, en la descripción de los hechos. Están mucho más interesados en los eventos del pasado, que en las opiniones de los antepasados. Casi sobra decirlo, este es un género efímero. Las columnas no envejecen bien. Caen rápidamente en desgracia. Unas pocas perduran. Pero no por mucho tiempo.

Pero, en todo caso, sea lo que sea, cabe rescatar el valor de entretenimiento de los columnistas, su papel de animadores (y azuzadores) de la política, su importancia en la deliberación democrática, su participación permanente, predecible, casi familiar, en la controversia ideológica, en los debates públicos. Sin columnistas, la política sería más aburrida, más alejada del ideal (utópico) de una democracia deliberativa, más centrada (mucho más) en los intereses que en las ideas.

A los pocos meses de haber comenzado a escribir esta columna, en mayo de 2004, Fidel Cano, el director de este diario, entonces semanario, me dio un consejo fundamental. “Buen columnista –me dijo que alguien había dicho–no es el que sabe escribir, sino el que cumple”. En ocho años y cuatro meses, siempre cumplí, cada semana, sin falta. Dejo este espacio con la satisfacción del deber cumplido. Me despido dándoles las gracias a los lectores y a losforistas, a quienes, a pesar de los insultos, leía con interés (y algo detemor) cada domingo. Hasta pronto.

78 comentarios:

Anónimo dijo...

Alejandro, nuevamente le digo, en su nuevo oficio, y defendiendo el plan obligatorio de salud, pongale mucho ojo a la ¨integralidad¨que hace cada empresa de medicina prepagada con su respectiva EPS. Por ahi se va mucho dinero de la salud de los colombianos estrato 1.lgr

Alejandro Gaviria dijo...

Ok. Gracias.

CosasdeK dijo...

Lo vamos a extrañar mucho. Buena suerte : )

Julián García dijo...

Extrañaré la columna, muchas gracias por cumplir. También mucha suerte y buen juicio en lo que viene, la verdad es que le tengo fe.

Anónimo dijo...

Mucha Suerte, lo importante en este nuevo reto es recuperar la confianza entre los actores, y cuidarse de los q tienen posiciones radicales, viscerales y destructivas. Es un buen sistema q necesita ajustes.

Anónimo dijo...

Se le extrañará por estos lares para compartir ideas que hoy por hoy no tienen legar en este lugar debajo del cielo pero que ya despuntan por otros lares. S

Anónimo dijo...

Urbanismo, prospectiva, futurologia

Anónimo dijo...

Buena suerte y buena gestión!! Extrañaremos su columna! No solo siempre cumplió, para mí, siempre aportó! Por favor no deje de twitear!!!

Javier Moreno dijo...

Lo más triste es que el foro del blog también se acabe. Era un buen desparchadero los fines de semana.

Nana dijo...

Gracias por todo, profesor Gaviria. Por sus columnas, por sus clases, por todo lo que hizo durante estos años. Muchos éxitos en sus nuevas metas.

Yamit García Sánchez dijo...

Hace cerca de tres o cuatro meses inicie a leer sus columnas, volviéndose ésta de lectura recurrente cada semana. Sabemos que ahora la labor que afronta como nuevo Ministro de salud requiere no de pensar como cada semana un tema nuevo para sus columnas, sino de atender viejos, repetidos y enquistados problemas en el sistema sanitario nacional. Entendemos y sacrificamos (como lectores) sus buenos oficios para la ilustración de asuntos que demandaban esa claridad conceptual y obligaba acudir a sus escritos. Sabemos que van para el sector que día a día se preguntan ¿Cómo es posible que nos digan que el Estado, la economía, la prosperidad está llegando, ahora “más y mejor” en el sistema de salud no atiende ni tan siquiera necesidades básicas? Estoy seguro de la buena labor que adelantará en la cartera de la salud, éxitos.

Sebastián dijo...

La columna me recordó un aforismo de Camilo Durán:

A los malquerientes gratuitos: todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión, pero a algunos les convendría tenerla antes de expresarla.

Aunque al igual que el ya antiguo "pensar antes de hablar" se aplica principalmente a la expresión oral, la falta de tema puede , en algunos casos, convertir al desprevenido en odioso por inercia.

Anónimo dijo...

Me alegra que usted esté en ese lugar, porque este país necesita valentía, algo de valentía como la que parece haber en la DIAN. No hay nada que perder Alejandro: "a cada hombre le basta y le sobra su propia divinidad" dijo alguna al anticlérigo Thoreau, quien entre otras cosas se nego a pagar impuesto por oponerse a la esclavitud.
Pero tendrá usted que amarrarse al mástil para no sucumbir ante las sirenas, porque usted como Ulises se acerca a la isla temida.
Este blog me hace creer en usted. Siempre estuve leyéndolo, por lo cual tengo la seguridad de que pesará más la razón y pensamiento ordenado y eso es suficiente para que las cosas mejoren.
Muchos éxitos.

Anónimo dijo...

Alejandro: ¿en el espectador no tienen registro digital de sus columnas más atrás del 2007? Para ser coherentes con lo que propone en esta última, debería enlazarnos sus primeras diez (al menos).

jfk dijo...

a trabajar con disciplina y denunciando.

Sebastián dijo...

El meme de Gaviria

Anónimo dijo...

Profesor Gaviria:

Muchas gracias por haber creado este espacio de opinión del que nos alimentamos --y retroalimentamos-- por tantos años nosotros, atletas frustrados (supongo) que tuvimos que dedicarnos al único deporte que no exige desgaste físico: hablar mierda. ¡Y cuán prolijos! Más de 40.000 comentarios dicen mucho, aunque a lo mejor no dicen nada.

Gracias también por haberse aguantado las cantaletas, los insultos, los cuestionamientos, la pesadeces y las calumnias sin perder la paciencia.Y como ya adquirió práctica, haga lo mismo en el Ministerio.

Como mínimo, actualice bien ese POS y complazca a Luis Ernesto (¿qué se habrá hecho?) con lo de la ley estatutaria.

Buen viento y buena mar.

Anónimo dijo...

De los Andes al piso 22 .....Del ambiente de la academia a un nido de burócratas, de la camaradería a la lamboneria , de la investigación a la improvisación, de la autonomía a las presiones de los políticos, del orden al caos, del trasmilenio a la caravana de tombos bulleros......Mal negocio, ademas tumba este muro de lamentos....


Juan Pablo Nieto Holguín dijo...

Suerte, lo vamos a extrañar los domingos... Hora 20 tampoco va por ahora?

Anónimo dijo...

Profesor Alejandro: su blog no se debe acabar.
Piense que usted ha creado un buen equipo de colaboradores comentaristas que han tenido oportunidad de aportar sus ideas sin ser vetados. Idéense la forma de que el blog continúe.
Ni más ni menos que usted va a crear un grupo de desplazados

Quevin Zapata dijo...

Buenas noches Dr. Gaviria reciba un afectuoso saludo, que triste saber que por lo pronto no volveremos a leer sus excelentes columnas, pero por otro lado, muchas felicitaciones por esta nueva etapa que emprende en su vida profesional y por ese cargo que de seguro sobrellevará con creces, da tranquilidad saber que un asunto tan polémico esta en buenas manos.

Muchos éxitos y bendiciones.

Saludos.

Constantino dijo...

Gracias, Alejandro, por darnos un lugar y varios motivos para conversar. Creo que todos aquí hemos defendido con vehemencia algún punto de vista sobre los temas más diversos, y siempre fuimos recibidos con tolerancia y hasta entusiasmo. Discutimos sobre lo divino y lo humano, vimos los mejores momentos del nihilismo paisa de Juandaví, que es mamadera de gallo, igual que las observaciones más agudas de Javier Moreno, la ironía de Lanark, las críticas de Maldoror (que no es un vil sarraceno, como le dije alguna vez aquí), las diatribas de Jaime Ruiz, que en algún momento fueron muy originales, y, también, las contribuciones y los apuntes de muchos otros foristas. Se conversó muy bueno. Gracias a todos.

Gheysel Naranjo dijo...

Bueno pero mientras los historiadores buscan los hechos, los estrategas y tomadores de decisiones buscan las opiniones de los columnistas… Pensaría que gracias a los columnistas podemos apreciar los matices y el psicoanálisis de la competitividad de quienes toman las decisiones y de quienes consolidan los hechos y entonces aprendemos no a leer historia sino adaptar ese psicoanálisis a la vida y economía de cada uno.
Por tanto doctor, con vuestro esquema de ser eficiente y pensar eficientemente, nos queda claro que será mecánico que el sistema de salud de Colombia tenga un mejor desempeño y dignidad-- Al fin y al cabo ud nos demostró ser muy humanista y estratega-- En el mundo del cine y la innovación no compiten los grandes productores por búsqueda de los hechos, compiten por las nuevas interpretaciones que se le pueden sacar a los hechos, y los psicoanálisis y todas las razones habidas y por haber con el ánimo de darle un giro a la historia en puntos detonantes no esperados y sorprender los públicos… Así mismo los estrategas y tomadores de decisiones buscan y buscamos razones, habidas y por haber, absorber la totalidad de enfoques de opinión y adaptar la que mejor nos compete.
Le deseamos un excelente sistema de “Operación Salud” y todas las cirugías necesarias que pueda hacerle a la "industria de la vida" de los colombianos.


Gheysel

Luis Ernesto Taborda dijo...

Me quedé sin una de las pocas cosas en las que he sido constante en los últimos años. Pero bueno, todo sea por el bien del país.

Alejandro, mucha suerte en el nuevo cargo, y desde ya le cuento que con mucho juicio haré seguimiento a su gestión. A las reformas que haga o que deje de hacer. Al apego a los principios constitucionales, o a su desconocimiento. A la presentación última de la esa gran reforma estatutaria que el país pide hace años, o a su olvido.

Mucha suerte,
LT.

Cristian Perea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Guzmán dijo...

Exitos Alejandro, va a hacer falta como diría Foucault alguien que hable con "parresia". Exitos en la nueva gestión. Y que Dios lo acompañe.

Cristian Perea dijo...

Aunque sabemos que ser Ministro de Salud no va a ser una tarea fácil, comparto la opinión de uno de los seguidores de @agaviriau: "El Ministerio de Salud no podría quedar en mejores manos".

Y a pesar de que no nos instruiremos de usted directamente en las aulas, aprenderemos de "Gaviria en escena".

Muchos éxitos profe.

Andrés Felipe Succar dijo...

Alejandro, muchas gracias por sus columnas y por este espacio.

Andrés Barreneche dijo...

Un espacio que echaré de menos cada domingo.

Éxitos en su nueva función pública. Su gestión pondrá a prueba el alcance de la tecnocracia en Colombia. Contamos con usted.

Ruiz_senior dijo...

Esto está buenísimo:

Su gestión pondrá a prueba el alcance de la tecnocracia en Colombia.

Pero hace tiempo que lo he dicho, esa función es la de adorno. La de ayuda de cámara de un gobierno que no oculta su afán de complacer a los terroristas y legitimarlos. Hoy mismo, leo que Santos:

Citó como ejemplos la política de reparación a las víctimas, la de restitución de tierras, la política internacional, la atención a los más pobres de los pobres, el programa de viviendas gratis, el aumento en la cobertura del servicio de salud y la gratuidad educativa para los estudiantes del grado cero al 11, entre otros.

Con lo que los negocios de cocaína y extorsión de las FARC son la expresión de unas carencias que él va a remediar gastándose la plata de todos para cambiar casas por votos. Genial.

Pero Alejandro ya era eso hace mucho tiempo en El Espectador, que es el periódico precursor del santismo. No en vano otro pensador de ese periódico, Ramiro Bejarano, señala:

Bienvenidas las negociaciones de paz, por fin algo sensato. Hay que acabar el negocio de la guerra.

Bueno, la gente que lee este blog es unánimemente partidaria de Bejarano, y también de Carolina Sanín, aunque ahora se ven en la triste situación de elegir lealtades. Por eso comprenderán sin malicia la delicada y sensata proclama del jurista y filósofo.

Alejandro, convenientemente, puede decir "A mí que me esculquen", para eso ya se lavó las manos, por ejemplo con la columna de la semana pasada. Eso sí, pasando por alto que esa negociación, que acarreará muchísimos más crímenes que los que se han visto, era TODO el sentido de la industria del odio, de las calumnias descaradas, de la ola verde y de todas las canalladas en las que colaboró.

Hay unos versitos de Borges que son muy pegadizos:

En vano es vario el orbe, la jornada
que cumple cada cual ya fue fijada.

Nelson Vanegas A dijo...

Alejandro,

Creo que todos en este foro hemos dicho "espero que..." (te vaya bien o mal, hagas esto o aquello). Lo importante sería preguntarte, en buen paisa ¿qué esperás vos? porque eso es lo que marca cierto rumbo.

Aprecio tu columna y la leo casi tan cumplidamente como la publicas, me parece que has puesto unos temas muy importantes (a veces sos la única persona que escribe sobre temas que nadie quiere o puede tocar o no sabe como). También creo que lo has hecho con altura y eso es todavía más importante.

Como ministro (y de Santos) no tengo idea qué voy a pensar. El dilema ético de cuando sepas que estás entre herir a unos y ofender a otros, pisar callos santistas, o al escuchar a algún colega ministro decir algo que antes aquí criticarías, me parece que ese debería ser el tema de la última columna, no esta. Saber cómo te las arreglas en esas circunstancias lo veo como de interés máximo.

De resto, Alejandro, no cuentes con mi voto. Lamentablemente no creo en casi nada de lo que este gobierno está haciendo, me parece un sartal de improvisaciones y malas decisiones. He conocido por dentro uno de los ministerios de los que la jefe salió ratificada y el desorden y la vanalidad son de proporciones inimaginables.

Por eso me interesaría saber lo que vos esperás. Lo que yo como ciudadano espero es simplemente no perder un buen columnista por nada.

Nelson.

María Inés Riascos dijo...

Por lo menos me queda un consuelo, sí es posible que no salga muy podrido cuando termine su período que espero que sea bien corto contando con la NO reelección de Santos. Digo que sí es posible porque apaludo el caso de Juan Carlos Henao que fue a la corte constitucional por su pensión y estando en el curubito regresó a la docencia.

Copy Paste del anónimo 21:20. No se diga mas.

Pablo Abitbol dijo...

¡Salud!

Alejandro Gaviria dijo...

Gracias a todos nuevamente. No quiero caer en el lagrimeo. Pero me puse triste al leer los comentarios y no tengo el ánimo de contestarlos todos.

¿Qué espero poder hacer? No me voy a poner a hacer un inventario exhaustivo. Pero espero, al menos, usar el poder simbólico de los ministros (mucho mayor que el real) para aliviar, así sea parcialmente, la crisis de confianza del sector, trabajar en una ley estatuaria (el solo debate sobre el alcance del derecho a la salud dejará algunas enseñanzas), reformar las instituciones (reglas de juego) del régimen subsidiado, mejorar algunos aspectos regulatorios y darle un impulso definitivo a dos o tres iniciativas importantes de salud pública. Recién llegado me tocará lidiar con el problema del flujo de recursos que no da espera.

Yo creo en el posibilismo, en los “senderos estrechos, los avances parciales a los que concebiblemente pueden surgir otros, y similares”.

Y por supuesto, la independencia siempre es un activo. Cuando estaba en el DNP, les decía a mis compañeros, “demos las peleas, hagamos lo que toca, lo peor que nos puede pasar es nos echen en cuyo caso nos mejora la vida”.

Anónimo dijo...

Alejandro, buen día. En estos años entendí la importancia de la educación informal, de un aprendizaje que se extiende más allá del aula de clase. Materialicé esa carreta del aprendizaje permanente. Fui alumno suyo ya hace varios años (antes que su columna iniciara) y siento que aprendí mucho más después de eso.

Lamento que su destino no haya sido el Ministerio de Educación. Como nos hace falta pensar sobre el significado del derecho a la educación.

Este comentario suyo de hace un tiempo lo resume todo: "Yo creo, sinceramente que el ministro de educación debería ser una persona con algún conocimiento del sector, que haya pasado algún tiempo en una universidad no sólo como estudiante y (me perdonan la contradicción) que sea un intelectual"

Me parece que usted reúne ese perfil.

No fue ahora, pero por favor considérelo para el siguiente período de Santos. Sería una lección de política social para el país.

Un abrazo.

PD. Fue tanto el hábito, que cuando escribo la letra a en el chrome lo primero que me aparece es agaviria.blogspot.com y el recomendado agaviriau twitter

Anónimo dijo...

Siempre estaba a la expectativa de la columna, como estudiante suyo, la columna y los debates generados en ella me recordaban las clases magistrales, una de las mejores, si no la mejor que tuve en mi pregrado. Muchos éxitos.

pakalma dijo...

Echaré de menos la lectura semanal de su columna, Alejandro. No solo por la diversión—era muy grato encontrar una mirada fresca (por lo general!) sobre asuntos que parecían ya públicamente agotados.

Juan Isaza dijo...

Gracias por todo Dr. Exitos en el nuevo reto.

Esplandián dijo...

Alejandro:

Felicidades y mucha suerte.

javierguillot dijo...

Estimado Alejandro,

¡Le deseo todo lo mejor para este nuevo paso por el sector público!

Me da alegría sincera saber que vivo en un país en el que, a pesar de todos los (casi incontables) problemas, es posible que alguien como usted tome las riendas ejecutivas de un tema tan fundamental para todos como la Salud.

Y me sumo a todos los anteriores: extrañaré mucho su columna, de la que siempre a la vez aprendía y salía con nuevas preguntas. Ojalá pueda volver, refrescado, en un futuro no muy lejano.

¡Muchos éxitos y ánimo!d

Santiago Re dijo...

Extrañaré este espacio y sus buenos debates. Ademas de la buena bibliografía que se compartió por aquí durante todo este tiempo.
Y ahora, solo queda jugar en el terreno. Espero que todo salga bien. Estaremos pendiente de su gestión con muy buen ojo desde las cabinas en la tribuna.

Tarantini dijo...

Lo mejor siempre Alejandro. Su ministerio no será eterno, pero espero que su paso por allí deje una buena huella y sea ejemplo para muchos funcionarios públicos. Seguro que lo volveremos a tener por aquí en algún tiempo.

Anónimo dijo...

Alejandro bienvenido al primer frente de las FARC, el que se dirige desde la casa de Nariño Con alias Santos en la cabeza..........

Camilo P. dijo...

Gracias profesor Gaviria, por mantener este "insólito espacio", como alguién ya lo dijo. Con tanta tozudez, tolerancia y comprensión. Y por todo lo que pudimos aprender y leer.
Me acorde de este epigrama de Carlos Diaz-Dufoo (a modo de homenaje): Regalaba,generosamente, las ideas ajenas.
A lo que yo agregaría que las suyas propias, con más inteligencia y consideración. Lo extrañaremos. (Perdón por el lagrimeo... je)

Camilo P.

lelo69 dijo...

Bueno Alejandro duele perder esta ventana que nos ponía a pensar y a debatir, pero como medico empleado del sector publico me alegro que te le midas a ese potro y se que cuando te bajes el caballo andará mucho mejor, suerte y buena mar.

Miguel Angel dijo...

Apenas deje de ser Ministro, por favor, escriba una columna de lo primero que se le venga a la cabeza, porque ahora si que va a recoger temas para columnas en el futuro. Mucha suerte.

Apelaez dijo...

Gracias alejandro. Aprendí mucho con su columna y con las discusiones en este espacio. Usted no sólo cumplió con su columna semanal sino con responder lo que por acá escribíamos. No exagero si digo que pasar por acá me cambio la vida. Saludos.

Alberto dijo...

Alejandro;

Tenía intenciones de contradecirlo un poquito... Y decirle que ahí está "La Crónica en Colombia. Medio Siglo de Oro. Biblioteca Familiar Presidencia de la República. 1997" y que los historiados franceses y...

Pero mejor aprovechar para hacer una modesta confesión: Antes de empezar a leer su columna y visitar este espacio yo me creía "escéptico". No obstante, aquí, en este blog, leyendo sus respuestas, comprendí que mi escepticismo era parcial y acomodaticio.

Su trabajo, Alejandro, me obligó a poner a prueba mi honestidad intelectual y ese es un regalo que dificilmente le podré retribuir.

Repetir mi agradecimiento y mi sincera esperanza en su nueva labor.

Buena tarde.

Alejandro Gaviria dijo...

Mil gracias a Alejandro y Alberto. Y mil gracias de nuevo a todos. Yo tampoco exagero si digo que esta actividad semanal también cambió mi vida. O al menos mi forma de pensar, mis ideas sobre el papel del economista y mi manera de entender el mundo.

Javier Moreno dijo...

Yo empecé a fumar marihuana regularmente gracias a este blog.

Alejandro Gaviria dijo...

Jejeje.

Harold H. Londoño dijo...

Alejandro:

1)¿tiene una columna preferida? la mía es "la tragedia de la felicidad".

2)Muchas gracias por su permanente disposición, respeto y espiritu de enseñar. Aprendí mucho le cuento. De usted y los foristas.

3) finalmente, que pena molestarlo con esto, pero aprovechando su nueva posición, le cuento que estamos importando mucho pescado "basa" de Vietnam. Esos peces son cultivados en rios con desechos industriales y están llenos de mercurio lo que pone en riesgo la salud de los colombianos (es cancerígeno). De pronto pueda hacer algo desde el Invima.

Saludos.

Diego Alejandro Murillo Taborda dijo...

Alejandro; la verdad, empecé a leer este blog cuando buscaba información sobre la desigualdad en Colombia, y casualmente encontré este sitio, y por vericuetos del azar, el profesor que la escribía, trabajaba en mi universidad. El blog tuvo algo que me cautivó, y fue esa crítica fundamentada, esa visión diferente de ver las cosas, y desde ese momento, se volvió en un escondite para los fines de semana.
Luego, escribí una pregunta personal en un comentario, y esperaba una respuesta pasajera, pero me topé con una respuesta que proponía una posible reunión, y ese encuentro definió algo que soy en este momento.
Alejandro, agradezco toda su ayuda, y por otro lado, creo que usted es una de las mejores personas que he conocido en la universidad; con un gran compendio de conocimientos, y de experiencia, pero no se usufructúa de ellos, y por eso, creo que su parte humana no tiene límites; y además, creo que lo extrañaré. Ya lo felicité por su cargo, pero voy a hacer varios comentarios, y si se se ven atrevidos, quiero que decirte que no fue mi intención; aunque no soy simpatizante de este gobierno, me gustaría que realizaras una gran labor por el bien del país, y ojalá conozcas el sector a fondo antes de actuar, para así tomar decisiones pensadas, aunque en algunos casos, la improvisación puede ser inevitable; por último, sería bueno que siguieras con tu buena crítica, y tu escepticismo para dejar a un lado la complacencia de los burócratas.

alejandra dijo...

Extrañare su columna, pero muchos exitos en esa dificultosa empresa.

Diego Alejandro Murillo Taborda dijo...

Harold H. Londoño,, si sería bueno que no se permitiera la importación masiva de este tipo de pescado. Hace pocos días, veía filetes de esta especie a todas partes que iba. Otro que se está comenzando a importar bastante es otro que se llama Pangasius que también es producido en Vietnam, y según tengo entendido, contiene altas cantidades de Mercurio también, pero es barato. Y como el precio de ambas especies es bajo, esto hace que su consumo sea alto, a pesar de los altos costos para la salud.

Anónimo dijo...

Alejandro, y el Blogg de teoría de juegos?
Dentro de las cosas buenas para sus futuras investigaciones y presentaciones en foros y demás, es la fuente de información (La PILA) que cualquier investigador estaría gustoso de acceder. Hay que explotar esa información con buenas presentaciones e investigaciones, si lo puede hacer o es limitante dentro de las funciones ministeriales?
Muchas gracias por los links y por las referencias bibliográficas, entre otras, aprendí bastante con el Blogg y bueno también tuve el placer de recibir clases con usted. Un abrazo y muchos éxitos. JPR



El editor dijo...

Alejandro:

Me alegra el nombramiento, pero ya empezaron a quejarse en el sector. Eso sí, ya compré primera fila para el debate.

Saludos

Billy Rendón dijo...

Profe Gaviria:

Soy estudiante de licenciatura una universidad pública y seguí su columna como si fuese un ejercicio académico, pues me pareció que esta era una oportunidad para enriquecer mi visión del mundo con el saber de un docente que transmite pasión por el conocimiento.

Me parece que sus argumentos tienen todo el rigor que puede esperarse de un buen conocedor de la realidad de nuestro país, por lo que lamento mucho que haya decidido suspender su trabajo en este blog.Guardo la esperanza, no obstante, de que en un futuro cercano reanudará esta labor.

En nombre de todos aquellos que con nuestra muda presencia también hicimos parte de este debate, quiero agradecerle su entrega y su dedicación por esta columna y desearle muchos éxitos en la nueva misión que el destino le ha deparado.

Anónimo dijo...

Acesi desconoce los estudios de Alejandro Gaviria en el sector, creería que conoce de epidemiología, solo por citar rápidamente dos, Nutricion y salud infantil en Colombia: determinantes y alternativas de política, y creo que ha trabajado en la Encuesta Nacional de Demografía y Salud ENDS con Profamilia. JPR

Anónimo dijo...

Aquí si se requiere "visión de túnel": a lo que vinimos. Y después, como dicen en Cali, "Te vi".

Anónimo dijo...

Aquí si se requiere "visión de túnel": a lo que vinimos. Y después, como dicen en Cali, "Te vi".

silogysmes_mao dijo...

Inteligente el nombramiento de la oligarquia santista ...

Menos inteligente la aceptacion del Andino Decano ...

Desde luego, un modo muy peculiar de despedirse de la especulacion teorica y las adolescentes del aula.

Carlito dijo...

Como me gustaba este blog, buena suerte en ese ministerio, espero que no lo echen por encontrarle estos escritos je je, supongo que algún incauto periodista los encontrará en unos años y algún problema querrá armar, como siempre, el ocio es mal consejero.

Y vamos a ver el nivel de maquiavelismo (académicamente hablando) desde uno de mis autores favoritos: usted

Vidadementiras dijo...

Simplemente gracias Alejandro . Puede sonar tonto y todo pero este blog se convirtio en parte del ritual del fin de semana . Enguayabado o no , siempre leí con interés sus respuestas y las de los foristas ; y creo que algo aprendí . Puede tener total seguridad que termina esta etapa de columnista con un 10 . Su constancia , paciencia y conocimiento no son fáciles de encontrar . Gracias por todo.

Ricardo Angel P. dijo...

Me gustaba mucho la columna; pero aun mas el enriquecimiento logrado con la informaciion adicional aportada al contestar los comentarios. El resultado era un espacio muy interesante de intercambio de ideas. Aprecio mucho la dedicacion que tuvo.

De verdad me parece una persona muy indicada para hacerle frente al ministerio de salud. A mi modo de ver, la ausencia de controles efectivos es la que permite que los robos de los distintos actores del sistema.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

Tremenda tusa columnística.

Carlos Pérez dijo...

Será volcarnos a tratar de hacer algo similar en el blog de su hermano Pascual, http://wwwrabodeaji.blogspot.com/

juan francisco muñoz dijo...

Alejandro,
Muchas gracias por todo. Por sus escritos, que creo tuvieron un gran impacto en todos nosotros. Pero también por su disposición para conversar y compartir tanta información que ahora atesoramos. Vamos a extrañar sus columnas, pero sus pensamientos y sus análisis son algo que creo nos han influido, y se quedarán con nosotros. Así usted nunca nos haya dado clases presenciales, yo siento que ha sido un maestro para todos nosotros. En mi caso en particular, sus escritos fueron el inicio de algo importante en mis intereses, que ahora van desde los libros de Steven Pinker y Daniel Gilbert, que usted supo resaltar, hasta la teoría de juegos, las relaciones entre biología y economía, Edward Wilson, Darwin, en fin, hasta el sabio Caldas. Solo me quedan interrogantes, pero también la certeza de que la ciencia sí aporta al entendimiento de la sociedad. Eso sí, sin olvidar el estilo y la claridad en el pensamiento, que es algo característico en sus escritos. Juan Carlos Echeverri creo que lo llamó "profundidad", describiéndolo a usted en la radio. Yo no creo que sea eso, es simplemente inteligencia y eficiencia en el pensamiento.
Gracias por todo.

Anónimo dijo...

Necesitamos que Geyshel Naranjo, Carolina Sanin, y Maldolor, suplan la labor de Alejandro en el Blog.

Casabianca dijo...

Y ahora que voy a leer? Muy buena suerte y gracias por todas sus columnas.

Jhoana dijo...

A pesar de que en elecciones estuvo en la orilla opuesta y hoy se une al gobierno de Santos, espero que todo lo que ha planteado en sus libros y columnas sea una realidad en este nuevo cargo. Buen viento y buena mar.

Anónimo dijo...

Cristiano Ronaldo no tiene némesis; tiene nemessi.

Anónimo dijo...

Adios a un maestro del "Cherry Picking".

Oscar Cerquera dijo...

Alejando, Gracias por sus valiosos aportes, experiencias, conocimientos, y formas alternativas de ver la realidad de este nuestro país.
Estoy seguro que su gestión será exitosa en la administración.
AAT: Oscar Cerquera

Anónimo dijo...

La elección del nuevo superintendente de Salud quedó en veremos, el que más sonaba para el cargo era Mario Solano, que estaba siendo impulsado por la propia Contralora Sandra Morelli, pero tiene una inhabilidad por haber sido el contralor delegado que supervisaba la SuperSalud y, además, por una serie de investigaciones disciplinarias que adelantaban en su contra por su gestión en la Contraloría de Bogotá.

Luego de conocerse los impedimentos de Solano, comenzó a sonar el nombre de Carlos Ignacio Cuervo, actual gerente de la EPS Capital Salud, que también fue viceministro de Protección Social en el gobierno de Álvaro Uribe, amplio conocedor del sector de la salud, pero Caracol Radio pudo establecer que dicha elección, que estuvo a punto de salir, queda suspendida temporalmente mientras estudian
nuevas hojas de vida.

Por lo pronto, Mery Bolívar continuará al mando de la Superintendente de Salud.

los hilos de la falsa democracia

Federico Baquero dijo...

Gracias Alejandro por abrir espacios para el debate. Observe con el paso de los anos su mayor sensibilidad por los problemas sociales de un pais excesivamente desigual y lleno de privilegios. Me alegra enormemente este nuevo reto.

Anónimo dijo...

Cordial saludo Dr. Alejandro Gaviria.

Aunque no compartí sus puntos de vista en muchas columnas, aún así, le deseo lo mejor, y ya que por lo menos tiene un puesto en donde el poder sobre la salud se ejerce, cambienos la percepción del negocio de la salud de las eps. Y sin entrar a ser demagogo, solo piense por un momento en las personas que no tienen un buen servicio de salud. Por mi fuese acabaría las eps, pero veo que usted no piensa lo mismo, entonces por lo menos pongalas en cintura, porque esos degenerados ponen a mendigar a mas de una familia.
salu2.
ADL.

venta de casas en cali dijo...

Gracias por brindarnos toda esa información...




http://www.casasenventacali.com/