sábado, enero 21, 2012

Charlatanes

Más allá del espectáculo consuetudinario de la corrupción, más allá de si deben o no usarse recursos públicos para financiar prácticas sobrenaturales, el incidente del chamán ha abierto un interesante debate sobre la llamada tiranía de la ciencia y la racionalidad occidental. “Lo que está en juego con el asunto del chamán es la posibilidad de que otras racionalidades tengan derecho a existir y a actuar con eficacia”, escribió el profesor y activista Gustavo Wilches-Chaux. “El llamado chamán es como un acupunturista del clima: efectivo, de bajo riesgo e inexplicable desde la ortodoxia alopática”, dijo el mismo Wilches-Chaux en un arranque poético. En igual sentido, el columnista Óscar Collazos denunció “la descalificación de prácticas ancestrales en sociedades distintas a las precariamente sustentadas en la racionalidad científica”. En su opinión, “el chamán puede alterar el comportamiento de la naturaleza; las plegarias pueden ser atendidas por el ‘ser superior’ que las escucha”.

Los defensores intelectuales del chamán han traído a cuento las investigaciones de varios antropólogos. Collazos mencionó a Gerardo Reichel-Dolmatoff. Otros más sugirieron que la antropología respalda la eficacia práctica del chamanismo, la radiestesia y otras prácticas semejantes. Pero estos argumentos son cuestionables, por decir lo menos. La antropología poco tiene que decir al respecto. En términos generales, la investigación antropológica no se ocupa de la efectividad de las prácticas y tradiciones ancestrales, sino de su función simbólica, de su papel como reguladoras de las relaciones de los hombres con su entorno y sus semejantes. Collazos y los demás creen estar defendiendo la diversidad cultural, pero están, consciente o inconscientemente, haciendo otra cosa: defendiendo el irracionalismo y la charlatanería; rechazando, alegremente, la importancia de la coherencia y la validación empírica.

Se asemejen, en mi opinión, a los intérpretes literales de la biblia que, incapaces de distinguir entre los significados simbólicos y los reales, sobreponen las historias del viejo testamento a los hechos científicos. Los defensores del chamán personifican lo que Estanislao Zuleta llamó alguna vez el antinomismo: la naturaleza es la madre caritativa y la ciencia es, por el contario, el padre despiadado, corruptor. En suma, usan mal la antropología, defienden el irracionalismo y reiteran la oposición sin sentido entre ciencia y naturaleza.

Collazos y los otros son apenas los últimos representantes de una tradición retardataria, que, entre otras cosas, ha impedido el avance de la ciencia en Colombia. No casualmente, por ejemplo, las teorías de Darwin fueron acogidas rápidamente en Venezuela, pero tuvieron (y siguen teniendo) mucha resistencia en Colombia. El antropólogo Carl H. Langebaek ha mostrado de forma meticulosa, casi obsesiva, de qué manera en Colombia “los intentos por adoptar la objetividad científica a lo largo de los siglos XIX y XX fueron rápidamente sepultados en nombre del humanismo, de Dios, de la generosidad, de la lástima o de cualquier fuerza idealista que ratificara el predominio de una moral amenazada por el materialismo”.

En fin, el incidente del chamán nos ha vuelto a recordar que, en pleno siglo XXI, a este país le sobran defensores intelectuales del irracionalismo y la charlatanería, y le faltan promotores de la ciencia y la razón.

174 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo nuevamente el ya viejo intercambio con William Ospina sobre el tema: El hermano de las aguilas, Un paladin de occidente y Entre el dentista y el chamán.

Alejandro Gaviria dijo...

Esta entrada de Wikipedia sobre antropología cultural es muy buena.

Alejandro Gaviria dijo...

Hasta razón tiene Santos en decir que en Colombia las cosas van tan bien que llevamos una semana hablando del chamán. Sea lo que sea, el tema se presta para la jodeduría intelectual.

Danilo dijo...

Eso demuestra que las teorías culturales dominan en los departamentos de humanidades y ciencias sociales en Colombia. Esa moda fue y ha sido devastadora. Curiosamente, se escudan en los maestros de la sospecha, en especial el ocultista Freud.

Danilo dijo...

Aunque se deben respetar las creencias religiosas de los habitantes de un país. Una cosa es el Estado, otra los individuos que habitan su territorio.

JuanDavidVelez dijo...

Como yo lo entiendo lo verdaderamente cientifico y racional es no descalificar al chaman y sus metodos de una. Sería mejor para el avance cientifico en Colombia una verdadera explicación de por qué es imposible que el man controle los aguaceros. Ahí es donde quiero ver la calidad del argumento científico de los cientificos que escriben en los medios masivos ("ya sería rico" "si eso fuera verdad no llovería", pura ciencia de calidad de economistas en medios masivos)

Me gusta mucho como escribe Richard Feynman. Estos dos textos son tomados de su libro "the feynman lectures on physics". Mi problema es que el libro es de 1963 y todo eso ya debe estar revaluado, igual, lo que me parece bacano es su aproximación al conocimiento.

"Mientras Kepler descubría estas leyes, Galileo estaba estudiando las leyes del movimiento. El problema era, ¿qué hace que los planetas giren? (en esos días, una de las teorías propuestas era que los planetas giraban, porque detrás de ellos iban ángeles invisibles, batiendo sus alas e impulsando los planetas hacía adelante. ¡Ustedes verán que esta teoría está ahora modificada! Resulta que para mantener los planetas girando, los ángeles deben volar en una dirección diferente y que no tienen alas. Por lo demás, es una teoría bastante similar.) Galileo descubrió un hecho muy notable acerca del movimiento, que fue esencial en la comprensión de estas leyes. Éste es el principio de inercia: si algo se mueve, sin que nada lo toque y sin perturbación alguna, se moverá eternamente, siguiendo a velocidad uniforme una línea recta. (¿por qué se sigue moviendo? No lo sabemos, pero es así)."

"es importante darse cuenta que en la física actual no sabemos lo que la energía es. No tenemos un modelo de energía formada por pequeñas gotas de un tamaño definido. No es así. Sin embargo, hay fórmulas para calcular cierta cantidad númerica, y cuando las juntamos todas nos da "28" - siempre el mismo número-. Es algo abstracto en el sentido que no nos informa el mecanismo o las razones para las diversas fórmulas."

JuanDavidVelez dijo...

No estoy tratando de igualar la utilidad y validez de la fisica con el chamanismo, no es eso. Tampoco estoy diciendo que la ciencia no sirve para nada. Solamente estoy criticando el pensamiento "científico" tonto de descalificar desde la ignorancia, sin método, paradojicamente en nombre del rigor y el método y "La Ciencia".

(sí, ya sé, mi problema es que no he visto "epistemología de la ciencia" ni nada de esas cosas, no hay ni que ponerme atención).

Anónimo dijo...

Sí hay que descalificarlo de una. Cuando al tipo le preguntan cómo hace lo que hace, dice sin pensarlo dos veces que su técnica depende de la intervención de dios o del todo poderoso. El tipo es un farsante. Pero los pregoneros de lo políticamente correcto no dicen nada porque tiene alpargatas y vive en una finca. Que mejor le entreguen familias en acción y nos dejen tranquilos.

Anónimo dijo...

Si Juan David necesita haber visto epistemología de la ciencia para darse cuenta de que ese man es un farsante está jodido. Bien jodido.

Anónimo dijo...

Otra defensa del Chamán.

Anónimo dijo...

Tan chamán como el brujo que multiplicó los panes y los peces y transformó el agua en vino y, como quedó escrito en prosa bíblica, derramó su sangre para el perdón de los pecados. Anoche escuché los testimonios de creyentes relatando el milagro de la sangre papal custodiada por el Batallón Guardia Presidencial...¿cuanto costaría y quién pagaría la parafernalia de los adoradores de la sangre? ¿Dicen que lo del Batallón Presidencial tenía por objeto proteger el precioso líquido de la presencia del conde Drácula, que merodeo por la Plaza de Bolívar.

Anónimo dijo...

Interesante que el affaire "el chamán de la sub-20" abriera el debate sobre las supersticiones. Como decía alguien por ahí la superstición es la religión de los débiles. Bueno, pero la sangre del papa no produce ningún escándalo. Algo irracional venerar, santificar y rezar la sangre ¿si en verdad es la sangre del papa? quien sabe.

He ahí la diferencia, si es un chamán hay escandalo y ocupa titulares en los medios. La sangre del papa no produce las mismas reacciones. Que cosas no.

Anónimo dijo...

Y como de todo se escucha en la viña del señor, un curita pregunta por qué a sus comunidad de “San Isidro Labrador quita el agua y ponga el sol” no le informaron de esta convocatoria. Tienen a la mano, las credenciales del Vaticano, reconocida administradora de riesgos invernales y plegarias al cielo.

Jorge González no se movió una línea del libreto. Hizo lo que tenía que hacer. Palabreó en silencio, movió el péndulo de la contratación, actuó bajo la dirección del Teatro Nacional y cumplió el objetivo de su labor.

Alma bendita de Fanny Mickey protege a este artista.

Anónimo dijo...

Aceptando en gracia de discusión la posibilidad que lo hecho por el "chaman" tenga resorte científico (desconocido hasta ahora, pero posible). Ya debe haber un grupo de asesores externos del indio amazónico en conversaciones con las EPS, para ofrecer sus servicios de medicina alternativa para tratar las enfermedades de alto costo.

Anónimo dijo...

Sociedad mágica el crecimiento económico infinito en un planeta finito donde los recursos son por definición limitados.Como para que el chaman de marras nos salve de los brujos optimistas del mercado globalizado, y de los descreídos del sistema, que aguacero tan jijue...

Anónimo dijo...

Nunca he leído a Feynman, pero solo con lo que citó JuanDavidVelez se da uno cuenta que es un ignorante. La energía tiene una descripción muy clara y decir que la física no sabe que es, es desconocer o no entender el concepto. Es sorprendente que en la época de google la gente todavía cree tanta estupidez tan fácilmente.

Anónimo dijo...

Y esto fue lo que dijo Ana Marta de Pizarro, la "antropóloga" que lo contrató: «los antropólogos creemos que hay formas distintas de aproximarse a la naturaleza y a la realidad».

http://www.wradio.com.co/escucha/programas/el-contralor-distrital-mario-solano-se-refiere-al-dinero-invertido-en-un-chaman-para-la-clausura-del-mundial-sub20-la-directora-del-fbt-ana-marta-de-pizarro-se-refiere-al-tema/20120117/programa/14085.aspx?au=1607578

JuanDavidVelez dijo...

Yo no sé nada de fisica, no sé si el man es ignorante o no.

Pero yo me imagino que el man sabía de que estaba hablando. Richard_Feynman

Pero no, lo que me parece bacano y por lo que puse las citas es por la forma del man de mirar las cosas, era eso. Igual, yo dije la fecha del libro del que saqué las citas, es de 1963.

Va otra más de ese libro, para que te de más sorpresa de las cosas que hay en los libros en esta epoca de google.

"No entendemos la ley de conservación de energía. No entendemos la energía como cierto número de gotas. Puede que hayan oido que los fotones se manifiestan como gotas y que la energía de un foton es la constante de Planck multiplicada por la frecuencia. Esto es cierto, pero ya que la frecuencia de la luz puede tomar cualquier valor, no hay ninguna ley que diga que la energía tenga que ser una cierta cantidad definida. A diferencia de los bloques de Daniel, puede haber cualquier cantidad de energía, por lo menos como se entiende actualmente. De manera que, por ahora, no entendemos."

(el Daniel del que habla es un personaje de una ficción que el man hace en el capitulo para que uno entienda los conceptos).

Anónimo dijo...

Algunos foristas han centrado su atención en el chamán...

Pero los charlatanes más peligrosos son precisamente esos y esas "humanistas" oscurantistas (aquí toca ser "incluyente" con las feministas) que se jactan de su anumerismo y están prestos/as a rechazar cualquier argumento y/o conclusión de la "fría, ciega y reduccionista ciencia blanca, occidental y falocéntrica imperante (e imperialista)" simplemente porque ofende sus corazones e ideas nobles y porque supuestamente socava las causas "sociales" que defienden.

En otras palabras, porque va en contra de su ideología...

juan francisco muñoz dijo...

Más charlatanes:
Antropólogos indigenistas no se limitan a simplemetne describir los partos "nativos", sino a explicar que es mejor que estos grupos humanos sigan teniendo hijos sin la asistencia médica, porque así es su cultura.
Antropólogos post estructuralistas insisten en la idea descabellada de que las desigualdades de nuestra sociedad son el producto de la hegemonía del poder de los historiadores hispanistas. Sus teorías al peor estilo de Foucault suponen, de manera metafórica, que la memoria colectiva es la fuente de validez de los poderes políticos y sociales, dando razones psicológicas, tampoco muy científicas, a la forma como se supone funciona la memoria colectiva. En fin, en su retórica llena de figuras linguísticas maltrechas y errores ideomáticos uno no sabe si es que quieren hacer literatura, aunque la hagan mal, o ciencia, aunque la hacen todavía peor.

Javier Moreno dijo...

Dentro del amplio espectro de los charlatanes, sospecho que el señor que controla localmente el estado del tiempo es uno de los que cobra menos plata, y eso que su servicio es medianamente concreto (un ritual con componentes religiosos para todos los gustos) y además de todo genera cohesión social. Otros charlatanes, más modernos y elegantes, con tarifas por hora que superan por varios órdenes de magnitud a las del señor del clima, son contratados para dictar clases o redactar informes que nadie lee, también escriben columnas y son entrevistados semanalmente por medios nacionales, y algunos hasta llegan a ser asesores de ministerios o embajadores sin que sus servicios sean evaluados y la efectividad (o racionalidad) de sus artes sea jamás puesta en discusión.

Mi sensación es que sólo nos preocupa la racionalidad cuando nos conviene que importe. Lo clave es vestirse fino, hablar bien y tener títulos. De ahí para arriba todo vale.

tarantini dijo...

Alejandro,

Me quedó una duda, que podría pasar desarpercibida en su columna de hoy por la cantidad de argumentos que señala en contra de la tesis de Collazos y otros, y ésta consiste en que al final de su artículo usted señala que la tradición retardataria colombiana ha impedido el avance de la ciencia en Colombia, y que en contraste las teorías de Darwin fueron rápidamente acogidas en Venezuela pero siguen teniendo resistencia en Colombia.

Mi duda entonces es, si usted piensa que por esa razón Venezuela está más inclinada a la rigurosidad científica u objetividad de la ciencia frente a Colombia. Y si es así, que ventajas ciertas le ha otorgado a Venezuela esa cientificidad frente a Colombia.

Le pregunto esto porque yo no veo a Venezuela con ventajas comparativas frente a Colombia, excepto por su gran riqueza petrolera, que no necesariamente tiene que ver con el rigor y objetividad científica.

Andres Avila dijo...

Curioso, hace unos días lei en un escrito sobre el desarrollo sostenible que con las buenas prácticas gerenciales se podía conciliar el crecimiento económico y la conservación de la naturaleza, de esta forma el mercado podría internalizar las externalidades socioambientales.

Una revisión al estado del clima en el país, al estado de erosión de las cordilleras y a las inundaciones me hace pensar en que hay peores charlatanes.

Anónimo dijo...

El chamán es mas coherente hablando que JuanDavid Velez

Carlos Méndez dijo...

Alejandro: Las cosas bien? Con un atentado como el del radar en el Cauca? Y un comandante de polícia muerto?

Con paro armado de los urabeños en varios departamentos?

Con una infraestructura tan pésima?

Con estos niveles de pobreza,desigualdad y desempleo?

Creo que Santos abusa de los malos chistes.

Alejandro Gaviria dijo...

Hay una diferencia de fondo entre el tema de la sangre de Wojtyla y las hazañas del Chamán. No he visto a ningún columnista en la prensa defendiendo los poderes milagrosos del plasma del Papa polaco. Algunos se han quejado, con razón, del uso de recursos públicos en el trasteo de la sangre. Pero la defensa intelectual de este otro asunto es nula.

Lo contrario sucede con el caso del chamán. Quise concertarme, por lo tanto, en los charlatanes de segundo orden, en quienes defienden, con alusiones oportunistas o ignorantes a la antropología, los supuestos poderes de un campesino avispado.

Alejandro Gaviria dijo...

Tarantini: su pregunta es buena. Y pertinente, creo yo. Antes de la llegada de Chávez (incluso algunos años después) Venezuela tenía una comunidad académica más grande e importante que la nuestra. La presencia de venezolanos en la academia mundial superaba con creces la de colombianos. Los técnicos de Pedevesa no tenían comparación en la región. Pero con Chávez todo ha cambiado. Venezuela ha perdido buena parte de su comunidad científica. Incluso la revista Nature mencionó el tema hace un tiempo.

Pero usted tiene razón. Visto desde ahora, desde la coyuntura actual, poco le sirvió a Venezuela haberse liberado antes que nosotros de esa tradición retardataria.

Alejandro Gaviria dijo...

Javier: tiene razón: la charlatanería tiene muchos caras. Pero creo que vale la pena distinguir entre los consultores bien conectados que venden la misma carreta una y otra vez, y el chamán y otros que prestan servicios sobrenaturales. Los primeros planten un debate distinto, sobre los sesgos de la burocracia, sobre la ineficiencia del Estado, sobre las nóminas paralelas, etc.

El chamán no es el problema. Es un sintoma de un problema potencialmente importante, de un sesgo cultural que se remonta a Caro y más atrás: el desprecio por la ciencia, la objetividad y todo lo que suene a positivismo.

Finalmente, dudo que el chamán haya contribuido a la cohesión social. Pero habría sido mejor, en todo caso, que lo contrataran como parte del espectáculo, no como ingeniero climático.

jaime ruiz dijo...

Sospecho que la palabra "gavirismo" no quedará como el "ismo" de los seguidores o clientes del deplorable tinterillo César Gaviria ni menos de la estirpe que quedó explotando el "chuzo" de corruptelas, ni tampoco como el de los... los... los... ay, joder, los colombianos, ésa es la palabra, que veneran al jurista prócer que legitima matar para que la gente viva mejor. No, el "gavirismo" será el papanatismo de los que habitan en Colombia y se construyen una ilusión proyectando sus experiencias y así se imaginan el mundo.

Aquí tenemos otro ejemplo: Collazos resulta un pensador irracionalista que casi se gana su sitio al lado de Foucault o de quién sabe qué místico y orientalista. Pero sólo es un... un... un... colombiano al que le encargaron defender al gobierno que contrató al chamán y para eso recurre a combinar varios estilos de la mentira casi sin ocultar la mala fe, pues en Colombia ha prosperado una criatura que desprecia la rectitud como ingenuidad.

Primero afirma que el chamán impidió la lluvia. Léanlo y me dicen si no es así. En la mente subhumana el recurso leguleyo funciona, pues nadie puede decir que llovió, ni tampoco demostrar que el chamán no determinara el tiempo ese día. Es filosofía irracionalista más o menos como Santos es un estadista como los que dice emular.

Después recurre a la otra perla: "tú más". Si es irracional que se espere que el chamán impida la lluvia, ¿no lo son también las plegarias a Cristo? Es puro "gavirismo", como la gente crece persuadida de que Dios no existe, resulta lo mismo el cristianismo que las ocurrencias de Regina 11 y el Indio Amazónico resulta un rival razonable de Tomás de Aquino o Swedenborg. Chávez explota admirablemente ese reflejo, por eso abraza al emperador del Japón y le lanza puñetazos a Putin, ¿es que lo nuestro no vale?

Pero en fin el escrito de Collazos es forzado y sin mucho sentido, claramente incentivado por el interés de defender al gobierno que hizo la gracia; lo normal es que escribiera en la línea de los anticlericales rutinarios, cuya ideología es una superstición bastante más grosera que la del cura o el pastor promedio.

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos: sí, pero el momento de la economía es bueno, casi excepcional. Los homicidios han caído sustancialmente. No hay grandes escándalos políticos. Hay mucha complacencia, es verdad. Pero es innegable que las cosas van relativamente bien.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: no sé si Collazos actúa o no de mala fe. Hace rato se me estropeó el lector de mentes. Me toca escribir, entonces, sobre lo que leo, sobre las opiniones, no sobre de las intenciones.

Alejandro Gaviria dijo...

Sobre el mismo tema.

Anónimo dijo...

Hay por ahí unos ciertos ingenieros climáticos que están en unos líos grandísimos por haber manipulado las cifras relativas al calentamiento global para crear más pánico y seguir alimentando el financiamiento de sus investigaciones espurias en un tema que merece ser tratado con toda la rigurosidad científica del caso, ya que hay por ahí montones de chamanes oportunistas con títulos académisco múltiples que hacen política y plata diciendo que el cambio climático es una conspiración contra el capitalismo.

jaime ruiz dijo...

El lector de mentes le funciona a cualquier que tenga un mínimo de rectitud como para notar que Collazos afirma sin rubor que el chamán impidió la lluvia. El que tiene por oficio decorar el patio de prisión para que parezca un lugar decente tiene que fingir que se figura que ésa es una consecuencia de la guerra contra Lin Piao y Confucio.

El momento es excepcionalmente bueno por las exportaciones petroleras que son posibles gracias a las políticas de Uribe (seguridad y favorecimiento a la inversión), pero el horizonte es más amenazador que nunca, exactamente por lo mismo por lo que Venezuela terminó en manos de Chávez: para el gobierno y sus partidarios es más provechoso repartirse el botín con los terroristas, y con ese fin los resucitarán y les abrirán el camino para que dominen, cosa que ya consiguieron en Bogotá.

Anónimo dijo...

Oiga Jaime, usted también es de la especie subhumana, ¿o no? ¿O cree que por vivir en España logra "blanquearse"? O a lo mejor es de esos que cree que la homosexualidad se puede curar.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 08.44 Yo aludo a ciertos hábitos intelectuales de los que su interpretación es un buen ejemplo.

jaime ruiz dijo...

Por otra parte, el irracionalismo de Collazos responderá con la nobleza y elegancia de las discusiones de filósofos inquietos por la verdad. Yo creo que es sólo la vieja discusión de Schopenhauer contra Hegel.

Alejandro Gaviria dijo...

Religión para ateos.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: sí, el horizonte puede ser complicado. Probablemente en diez o quince años lamentaremos las oportunidades perdidas. Pero a los mandatarios en ejercicio, querámoslo o no, los juzgamos según la coyuntura. Cuando el clima económico es propicio, les agradecemos, como al chamán, por haber impedido la lluvia.

Maldoror dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maldoror dijo...

Yo no iría tan lejos como Javier Moreno. Vivimos en un país en que cada nueva promoción de soldados del ejército (o cada nuevo tanque, avión de la fuerza aérea o barco de la armada) es "santificado" por un cura, quién le arroja agua bendita (¿Cobrarán por sus servicios? Yo apostaría a que si). Pero eso nos parece lo más normal.

Maldoror dijo...

Alejandro:

¿Cómo es eso de que las teorías de Darwin siguen teniendo mucha resistencia en Colombia? Yo sabía que, en efecto, hubo un rechazo a las mismas (sobre todo por parte de los conservadores, en especial Caro) en el siglo XIX, ¿pero hoy por hoy?¿Tiene Ud.alguna lectura recomendada al respecto?

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: Carl Langebaek menciona en su libro (Los herederos del pasado) la oposición a las ideas darwinistas en la asamblea nacional constituyente. Voy a tratar de conseguir algo y lo pego por aquí. De otro lado, he estado en muchos debates donde cualquier mención a Darwin es vista casi como una mención a Hitler. Esto escribió recientemente un forista (ilustrado) en El Espectador: “deberíamos estar en guardia ante tales argumentos, pues ya todos conocemos las perversas aplicaciones del darwinismo a la dinámica social: la superioridad racial y el exterminio”.

lelo69 dijo...

Medicina natural, chamanes, suero papal, el beato Marianito…..Ignorancia, viveza y negocio

Alejandro Gaviria dijo...

Sobre la eficacia de otros chamanes, los expertos que predicen el futuro.

Anónimo dijo...

maldoror, no olvide que la nueva campaña del ejercito tiene como slogan "fe en la causa" y que el lema de la policia nacional es "dios y patria"

Anónimo dijo...

¿Nancy Reagan no tenía una astróloga al servicio de la Casa Blanca cuando su marido era presidente?

Un país que profesa ser católico, apostólico y romano mal podría aceptar las teorías de Darwin. Lamentable pero así es.

Miguel dijo...

Entre la seriedad y la broma por ahí dicen que al final los mercados financieros se mueven entre el miedo y la avaricia; el caso del chamán pone de manifiesto uno de los factores antes citados: "El miedo"

La ciencia en general es muy buena para explicar lo que pasó; para entenderlo y poder explicar lo que pasará; sin embargo, su intención no es preveer o controlar el futuro. Así, los servicios profesionales del chamán caen como anillo al dedo cuando las personas se ven presas de la incertidumbre y el miedo y pretenden ingenuamente controlar lo que sucederá en el futuro en momentos en que no controlan los factores que influyen en la situación, caso en el que ni la ciencia ni el chamanismo pueden hacer absolutamente nada, como saber si lloverá o no.

Lamentablemente, al país le sobran profetas y le faltan científicos, o al menos, hombres de razón; pero cada uno puede pensar y entender la vida como le venga a bien; lo nocivo al final es pretender desde cualquier punto de vista intelectual justificar prácticas que busquen explicar lo único que no podemos explicar: el futuro.

Danilo dijo...

El problema del pensamiento científico es que no reconoce que la tierra es plana, la luna es de queso y que las cigüeñas traen los bebés desde Paris. Más aún, no olviden que esa ciencia occidental es un metarrelato...Finalmente, voy a jugar micro en la Caracas sin ningún problema, dado que los carros (y el dolor) son meras construcciones de mi realidad.

Bah, esos modernos como cuestionan la radiestecia.

Javier Moreno dijo...

Alejandro: lo que pasa es que para mí el poder de los consultores también evidencia una relación corrupta entre la sociedad y la ciencia (o tal vez otro aspecto de esa que usted describe). El nivel de comprensión de lo que puede hacer la ciencia es tan limitado y hay tanta reverencia ignorante por lo científico que basta que alguien utilice lenguaje científico y/o fórmulas para que casi nadie dude de la solidez de su basura predictiva o argumentativa. Tanto así que les pagan millonadas por sus servicios e informes sin que nadie se escandalice públicamente.

Esa tropa de embaucadores a mí me da mucho más miedo que el ingeniero climático y la recua de pseudoantropólogos mágicos que lo respaldan. Se descuida uno y terminan gobernando el país.

Pascual Gaviria dijo...

Juan David aquí está la prueba, apegada al método científico, de que un péndulo no sirve para detener el enfriamiento de las aguas en el pacífico.

En casa de herrero…

juan francisco muñoz dijo...

La aversión injustificada a la teoría de la evolución permanece, diría yo, no solo en Colombia. En España hay un movimiento que parte de una mala interpretación de la valiosa obra de Edward Wilson. He visto el efecto de este movimiento. Una conocida española, estudiante de posgrado en ciencias ambientales, me afirmó que Wilson era un racista y que Dawkins un peligroso reduccionista. Un amigo, estudiante de posgrado en Madrid, me dice que no sabe qué hacer porque le interesa la genética de poblaciones, pero un gran sector de la academia insiste en que las ideas de Wilson son producto del Darwinismo Social.
En fin, uno ya no sabe qué significan algunos posgrados en ciencias sociales y ambientales. Y no solo en Colombia.

JuanDavidVelez dijo...

Bueno, despues de pensarlo mucho voy a valer esa prueba.

Pero ojo, el pendulo es de Alemania. O eso salió en noticias RCN. Aunque es posible que el pendulo lo hayan fabricado en China pero el diseño sea aleman, no sé.

Anónimo dijo...

Muy buena columna Alejandro. Por cierto, en mi opinión personal el actual procurador de la nación Alejandro Ordoñez me parece una figura retardataria como las que menciona en el escrito. Ha quemado libros y sus paradas típicas de un charlatán de la edad media.

Alejandro Arregocés dijo...

Alejandro, sin animo de tomar partido en esta discusión, pero con ganas de estimular aún más el debate, yo tengo la sensación de que, en general, existe una gran subestimación de los "saberes tradicionales" que no está soportada en razones científicas occidentales (consistencia teórica, experimentación, poder predictivo, etc).
La ciencia occidental convencional poco se acerca a estos saberes...en general, los considera ilegítimos e indignos si quiera de ser estudiados y contrastados. Y eso sí que es anti-científico e irracional.
¿No habría primero que estudiar en serio estos saberes tradicionales para calificarlos y juzgarlos?

juan francisco muñoz dijo...

Superstición, por Michael Shermer.

Javier Moreno dijo...

Por cierto: ¿No era el profesor Tornasol, reputado científico, un defensor apasionado de la radiestecia?

Aquí la prueba.

Anónimo dijo...

Morris Cohen , un celebre filosofo de la ciencia, sugirio otra importante distincion en su libro de 1931, Razon y Naturaleza:

Desde luego, la inmensa mayoría de las personas no preparadas pueden aceptar los resultados de la ciencia solo por autoridad.
pero hay una importante diferencia obvia entre una institución que es abierta e invita a todo el mundo a entrar, estudiar sus métodos y sugerir mejoras, y otra que considera que el cieustinamiento de sus credenciales se debe a maldad del corazón, como la que el [EL Cardenal] newman atribuía a los que cuestionaban la infaliabilidad de la Biblia... la ciencia racional siempre considera que sus créditos son redimibles a petición, mientras que el autoritarismo no racional considera la petición de redención de sus valoras como una falta de fe y de lealtad.

jaime ruiz dijo...

La teoría de la evolución habrá encontrado en Colombia muy pocos contradictores resueltos (como Caro), pero verdaderamente muy pocos están dispuestos a aceptar sus corolarios más obvios. Baste pensar en la noción que tiene un comentarista medio de El Espectador de lo que es la riqueza o de lo que es un derecho para entender que sigue concibiendo el mundo como creado enterito hace poco con IPad para todos, derecho amenazado por la perversidad de los que invierten en Apple.

Ya he explicado infinidad de veces que lo que se llama "científico" en Colombia es lo anticlerical o anticatólico: una bandería. La inmensa mayoría de los seguidores de Collazos ven a la Iglesia como una gran casa de superstición y, obviamente, exigen que se mire con consideración los saberes tradicionales. Se ven incapaces de tomar partido. La ciencia en Colombia tiene su expresión más clara en la "cultura nacional, científica y de masas" de la secta de Robledo, que da el tono medio de las instituciones de educación superior del país.

Anónimo dijo...

Arregocés + 1

Anónimo dijo...

Los valores de la ciencia y los valores de la democracia son concordantes, en muchos casos indistinguibles. La ciencia y la democracia empezaron —en sus encarnaciones civilizadas— en el mismo tiempo y lugar, en los siglos VII y VI a. J.C. en Grecia. La ciencia confiere poder a todo aquel que se tome la molestia de estudiarla (aunque sistemáticamente se ha impedido a demasiados). La ciencia prospera con el libre intercambio de ideas, y ciertamente lo requiere; sus valores son antitéticos al secreto. La ciencia no posee posiciones ventajosas o privilegios especiales. Tanto la ciencia como la democracia alientan opiniones poco convencionales y un vivo debate. Ambas exigen raciocinio suficiente, argumentos coherentes, niveles rigurosos de
prueba y honestidad. La ciencia es una manera de ponerles las cartas boca arriba a los que se las dan de conocedores. Es un bastión contra el misticismo, contra la superstición, contra la religión aplicada erróneamente. Si somos fieles a sus valores, nos puede decir cuándo nos están engañando. Nos proporciona medios para la corrección de nuestros errores. Cuanto más extendido esté su lenguaje, normas y métodos, más posibilidades tenemos de conservar lo que Thomas Jefferson y sus colegas tenían en mente. Pero los productos de la ciencia también pueden subvertir la democracia más de lo que pueda haber soñado jamás cualquier demagogo preindustrial.
Para encontrar una brizna de verdad ocasional flotando en un gran océano de confusión y engaño se necesita atención, dedicación y valentía. Pero si no ejercitamos esos duros hábitos de pensamiento, no podemos esperar resolver los problemas realmente graves a los que nos enfrentamos... y corremos el riesgo de convertirnos en una nación de ingenuos, un mundo de niños a disposición del primer charlatán que nos pase por delante.

Alejandro Gaviria dijo...

Javier: ya entiendo mejor. Usted plantea un problema interesante, aparentemente opuesto al mencionado en la columna: no el odio a la ciencia sino la reverencia, la confianza acrítica. En mi opinión, ambos problemas son similares, ambos se originan en un desconocimiento de la ciencia, de lo que es y de lo que puede hacer. Tan charlatán es el sobrenatural como el falso científico. Ambos son embaucadores que pescan en el río revuelto de la ignorancia científica general.

Anónimo dijo...

Jaime Ruiz:

Los posmodernos han criticado la biología evolutiva de Darwin por estar motivada por un deseo de perpetuar los privilegios de la clase social de la que procedía o para justificar su supuesto ateísmo previo Algunas de esas denuncias son ciertas. Otras no. Pero ¿qué importan las tendencias o predisposiciones emocionales que los científicos introducen en sus estudios siempre que sean escrupulosamente honestos y otras personas con proclividades diferentes comprueben sus resultados?

Las historiadoras Joyce Appleby, Lynn Hunt y Margaret Jacob (en La verdad sobre la historia, 1994) critican que «cuando Darwin formuló su teoría de la evolución era ateo y materialista» y sugieren que la evolución fue producto de un programa supuestamente ateo. Han confundido lamentablemente causa y efecto. Darwin estaba a punto de convertirse en ministro de la Iglesia de Inglaterra cuando se le presentó la oportunidad de enrolarse en el HMS Beagle. Sus ideas religiosas en aquel momento, como las describió él mismo, eran de lo más convencional. Consideraba totalmente creíbles todos y cada uno de los artículos de fe anglicanos. A través de su interrogación de la naturaleza, a través de la ciencia, fue constatando lentamente que al menos parte de su religión era falsa. Por eso cambió de punto de vista religioso.
Las historiadoras Joyce Appleby, Lynn Hunt y Margaret Jacob se horrorizan ante la descripción de Darwin de «la baja moralidad de los salvajes... sus insuficientes poderes de razonamiento... [su] débil poder de autodominio». Y afirman que: «Hoy en día mucha gente se siente escandalizada por su racismo.» Pero no me parece que hubiera ningún rastro de racismo en el comentario de Darwin. Aludía a los habitantes de Tierra del Fuego, que sufrían una escasez agobiante en la provincia más estéril y antártica de la Argentina. Cuando describió a una mujer sudamericana de origen africano que prefirió la muerte a someterse a la esclavitud, anotó que sólo el prejuicio nos impedía ver su desafío a la misma luz heroica que concederíamos a un acto similar de la orgullosa matrona de una familia noble romana. Él mismo casi fue expulsado del Beagle por el capitán FitzRoy por su oposición militante al racismo del capitán. Darwin estaba por encima de la mayoría de sus contemporáneos en este aspecto.
Pero, en fin, aunque no fuera así, ¿en qué afecta eso a la verdad o falsedad de la selección natural? Thomas Jefferson y George Washington poseían esclavos; Albert Einstein y Mohandas Gandhi eran maridos y padres imperfectos. La lista sigue indefinidamente. Todos tenemos defectos y somos criaturas de nuestro tiempo. ¿Es justo que se nos juzgue con los estándares desconocidos del futuro?

Carl Sagan

El Mundo Y sus Demonios

Alejandro Gaviria dijo...

Muy buenos los comentarios de los anónimos 13:20 y 13:48.

Anónimo dijo...

la tarea del científico es reconocer nuestras debilidades, examinar el abanico más amplio de opiniones, ser implacablemente autocrítico. La ciencia es una empresa colectiva con un mecanismo de corrección de errores que suele funcionar con suavidad. Tiene una ventaja abrumadora sobre la historia, porque en ciencia podemos hacer experimentos. Si uno por poner un ejemplo no está seguro de cómo fueron las negociaciones que llevaron al Tratado de París en 1814-1815, no tiene la opción de volver a representar los acontecimientos. Sólo puede bucear en registros antiguos. Ni siquiera puede hacer preguntas a los participantes. Todos han muerto.
Pero, en muchas cuestiones de la ciencia, se puede volver a repetir el hecho todas las veces que se quiera, examinarlo de una manera nueva, comprobar una amplia serie de hipótesis alternativas. Cuando se inventan nuevas herramientas se puede volver a hacer el experimento para ver qué surge de la mejora de la sensibilidad. En las ciencias históricas en que no se puede disponer una repetición, se pueden examinar casos relacionados y empezar a reconocer sus componentes comunes. No podemos hacer que las estrellas exploten a nuestra conveniencia ni podemos desarrollar un mamífero desde sus ancestros a base de pruebas. Pero podemos simular parte de la física de explosiones de supernovas en el laboratorio, y podemos comparar en detalle, paso a paso, las instrucciones genéticas de mamíferos y reptiles.
También se denuncia que la ciencia es tan arbitraria e irracional como todas las demás declaraciones de conocimiento, o que la propia razón es una ilusión. El revolucionario americano Ethan Alien —líder de los Green Mountain Boys en la captura del Fort Ticonderoga— dijo algunas palabras sobre el tema:

Los que invalidan la razón deberían considerar seriamente si discuten contra la razón con o sin ella; si es con razón, entonces están estableciendo el mismo principio que se afanan por destronar; pero, si discuten sin razón (lo que, a fin
de ser coherentes con ellos mismos deben hacer), están fuera del alcance de la convicción racional y tampoco merecen una discusión racional. .

Anónimo dijo...

Jaime Ruiz:

De vez en cuando, retrospectivamente, destaca alguien. En mi lista particular, el revolucionario americano Thomas Paine, inglés de nacimiento, es uno de ellos. Estaba muy por delante de su tiempo. Se opuso con coraje a la monarquía, la aristocracia, el racismo, la esclavitud, la superstición y el sexismo cuando todo eso constituía la sabiduría convencional. Sus críticas de la religión convencional eran implacables. Escribió en La edad de la razón. «Cuando leemos las obscenas historias, las voluptuosas perversiones, las ejecuciones crueles y tortuosas, el carácter vengativo e implacable que rezuma la mitad de la Biblia, sería más coherente llamarlo el mundo de un demonio que el mundo de Dios... Ha servido para corromper y brutalizar a la humanidad.» Al mismo tiempo, el libro mostraba la reverencia más profunda por un Creador del universo cuya existencia Paine argüía que era evidente al echar una mirada al mundo natural. Pero, para la mayoría de sus contemporáneos, parecía imposible condenar gran parte de la Biblia y a la vez abrazar a Dios. Los teólogos cristianos llegaron a la conclusión de que era un borracho, un loco o un corrupto. El estudioso judío David Levi prohibió a sus correligionarios tocar siquiera, y menos todavía leer, el libro. Paine se vio sometido a tal sufrimiento por sus puntos de vista (incluyendo su encarcelamiento después de la Revolución francesa por ser demasiado coherente en su oposición a la tiranía) que se convirtió en un viejo amargado.29
Sí, se puede dar la vuelta a la perspicacia de Darwin y usarla de modo grotesco: magnates de voracidad insaciable pueden explicar sus prácticas de cortar cabezas apelando al darwinismo social; los nazis y otros racistas pueden alegar la «supervivencia del más apto» para justificar el genocidio. Pero Darwin no hizo a John D. Rockefeller ni a Adolf Hitler. La avaricia, la revolución industrial, el sistema de libre empresa y la corrupción del gobierno por los adinerados son más adecuados para explicar el capitalismo del siglo XIX. El etnocentrismo, la xenofobia, las jerarquías sociales, la larga historia de antisemitismo en Alemania, el Tratado de Versalles, las prácticas
29 Paine fue el autor del panfleto revolucionario Sentido común. Publicado el 10 de enero de 1776, vendió más de medio millón de ejemplares en pocos meses y despertó a muchos americanos a la causa de la independencia. Fue autor de los tres libros más vendidos del siglo XVIII. Generaciones posteriores le injuriaron por sus puntos de vista sociales y religiosos. Theodore Roosevelt le llamó «pequeño y sucio ateo», a pesar de su profunda creencia en Dios. Probablemente es el revolucionario americano más ilustre que no cuenta con un monumento en Washington, D. C.

de educación infantil alemanas, la inflación y la depresión parecen adecuadas para explicar la subida de Hitler al poder. Es muy probable que se hubieran producido esos acontecimientos o similares con o sin Darwin. Y el darwinismo moderno deja bien claro que muchos rasgos menos implacables, algunos no siempre admirados por magnates insaciables y Führers —el altruismo, la inteligencia, la compasión— pueden ser la clave de la supervivencia.
Si pudiéramos censurar a Darwin, ¿qué otros tipos de conocimiento no podríamos censurar también? ¿Quién ejercería la censura? ¿Quién de nosotros es lo bastante sabio para saber de qué información e ideas podemos prescindir con seguridad y cuál de ellas será necesaria de aquí diez, cien o mil años en el futuro? Sin duda podemos hacer cierta valoración de qué tipos de máquinas y productos vale la pena desarrollar. En todo caso, debemos tomar estas decisiones, porque no tenemos recursos para aplicar todas las tecnologías posibles. Pero censurar el conocimiento, decir a la gente lo que debe pensar, es abrir la puerta a la policía del pensamiento, a tomar decisiones absurdas e incompetentes y a caer en la decadencia a largo plazo.

Anónimo dijo...

Por ejemplo, con la predicción del tiempo en un valle cercano al Orinoco: es perfectamente posible que pueblos preindustriales hayan captado durante milenios regularidades, indicaciones premonitorias, relaciones de causa y efecto en una geografía local particular ignorada por completo por los profesores de meteorología y climatología de una universidad distante. Pero de eso no se deriva que los chamanes de estas culturas puedan predecir el tiempo en París o en Tokyo, y menos todavía el clima global.
Ciertos tipos de conocimiento popular son válidos e inestimables. Otros, en el mejor de los casos, son metáforas y codificadores. La etnomedicina, sí; la astrofísica, no. Ciertamente, es verdad que todas las creencias y todos los mitos son merecedores de respeto. No es cierto que todas las creencias populares sean igualmente válidas... si hablamos no de una disposición mental interna sino de entender la realidad externa.
---ooo---

Gheysel Naranjo dijo...

Qué curioso, en el mundo de la ciencia y la tecnología apenas logramos actuar en laboratorios y hacer pequeñas pruebas a miniescala de variables climáticas claves, y nos valemos de una cantidad de instrumentos para tener dominio de ciertos fluidos y otras variables de la naturaleza pero en su mínima expresión, campos magnéticos con sistemas embebidos de controladores para hacer más eficiente la energía por ejemplo en carro solar de competencia en desiertos. Y estos condenados chamanes, trabajan directamente con la mega fuente de la naturaleza e influyen sobre ella a diestra y siniestra sin hacer uso de materiales ni d equipos , ni de nada. Peor aún, nadie les puede decir nada porque en últimas contractualmente el man(es chamán?) cumplió. Tengo entendido que el mal tiempo afectó algunos partidos previos, pero justo el espectáculo, la actividad costosa, no cayó ni una gota de agua.
En fin no tengo nada contra el chaman del sub20, solo que uno con el trabajo del diablo y con la lengua afuera, apenas logra uno que otro desafio tecnológico con una cantidad de recursos, materiales, laboratorios, y estos chamanes, así como si nada, logran interceder el mega sistema electromagnético del campo eléctrico de la atmosfera y controlar la lluvia??? Y peor aún, acertar con los miles de azares que hay en la naturaleza!!
Valla, esto definitivamente va más allá de la física electromagnética... , a esto es que le llaman metafísica??? Mas allá de los alcances naturales humanos??

será que este chaman también manejará el sol? para que mi colector de carro solar funcione mejor? y logre tener el margen que necesito de eficiencia solar? y en las competencias competir a la par con los carros de japon?

Bueno lo que si es cierto es que estos chamanes van a salir con estas noticias con mas contratos que antes. podriamos llamarle una fuerza laboral oscura, lluviosa o oculta.........., jejejejejejej



GHeysel

Observador Crítico dijo...

Casi totalmente de acuerdo, excepto en la repetida excusa de la lectura "metafórica" de la Biblia... raro que no sea igual de materialista cuando se trata de economía XD

Anónimo dijo...

Jaime Ruiz : Ya he explicado infinidad de veces que lo que se llama "científico" en Colombia es lo anticlerical o anticatólico:

Cualquier función periódica regular puede ser representada con precisión arbitraria por una serie Fourier en las matemáticas musulmanas e indias. Las álgebras no conmutativas (donde A por B no es igual a B por A) son tan coherentes y significativas para los que hablan lenguajes indoeuropeos como para los que hablan finoúgrio. Se pueden apreciar o ignorar las matemáticas, pero son igualmente ciertas en todas partes, independientemente de la etnia, cultura, lengua, religión e ideología.

Claro que Jaime Ruiz piensa que los cientificos Colombianos por anticatolicos y anticlericales tienen resultados diferentes a los del resto del mundo

Anónimo dijo...

Este Observador Critico de donde es que esta escribiendo!!! del computador de Maria del Pilar Hurtado o que?

Anónimo dijo...

Bah !...la ciencia siempre va atrás como el "forro".

(sonido irónico)-No han acabado con la gripa..je !

Anónimo dijo...

Este foro y el de El Espectador son una prueba palmaria de como Don Jorge, el chamán del Tolima, ha contribuido efectivamente a hacer avanzar el debate científico en Colombia en tan solo un día. Con Michael Polanyi, el conocimiento tácito o implícito de nuestra sociedad es enorme, aunque estemos lejos de las naciones mas desarrolladas. Por demás, no comprendo porqué tanto asombro sobre los avatares del darwinismo en Colombia si en Estados Unidos se le combate ferozmente desde las ideas del llamado diseño inteligente en años recientes. A fines del siglo XIX mientras las ideas de Darwin se difundían desde la Universidad Nacional, en la Universidad del Rosario se las combatía con acerbía (Ver sobre ello el trabajo de Olga Restrepo y Diego Becerra para la Academia de Ciencias Exactas Físicas y Naturales).

jaime ruiz dijo...

Anónimo 16.34 Objetivamente "científico" y "colombiano" son términos mutuamente excluyentes. No veo qué relación tiene su comentario con lo que expliqué. El "intelectual" colombiano desconoce más resueltamente cualquier ciencia positiva que el mormón o rouselliano más delirante. Toda su "ciencia" es un recitativo deprimente contra la Iglesia.

Anónimo dijo...

¿Qué líderes de las religiones principales reconocen que sus creencias podrían ser incompletas o erróneas y establecen institutos para desvelar posibles deficiencias doctrinales? Más allá de la prueba de la vida cotidiana, ¿quién comprueba sistemáticamente las circunstancias en que las enseñanzas religiosas tradicionales pueden no ser ya aplicables? (Sin duda es concebible que doctrinas y éticas que funcionaron bastante bien en tiempos patriarcales, patrísticos o medievales puedan carecer absolutamente de valor en el mundo tan diferente que habitamos.) ¿En qué sermón se examina imparcialmente la hipótesis de Dios? ¿Qué recompensas conceden a los escépticos religiosos las religiones establecidas... o a los escépticos sociales y económicos la sociedad en la que navegan?
La ciencia, apunta Ann Druyan, siempre nos está susurrando al oído: «Recuerda que eres nuevo en esto. Podrías estar equivocado. Te has equivocado antes.» A pesar de toda la prédica sobre la humildad, me gustaría que me enseñasen algo comparable en la religión. Se dice que las Escrituras son de inspiración divina, una frase con muchos significados. Pero ¿y si han sido fabricadas simplemente por humanos falibles? Se da testimonio de milagros, pero ¿y si en lugar de eso son una mezcla de charlatanería, estados de conciencia poco familiares, malas interpretaciones de fenómenos naturales y enfermedades mentales? No me parece que ninguna religión contemporánea y ninguna creencia de la «Nueva Era» tenga en cuenta suficientemente la grandeza, magnificencia, sutileza y complicación del universo revelado por la ciencia. El hecho de que en las Escrituras se hallen prefigurados tan pocos descubrimientos de la ciencia moderna aporta mayores dudas a mi mente sobre la inspiración divina.
Pero, sin duda, podría estar equivocado.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 17:47: el ataque al darwinismo en los Estados Unidos no lo hacen líderes intelectuales y de opinión sino políticos de provincia y pseudocientíficos. Pero también ha dado mucho que hablar. Y ha producido miles y miles de libros y opiniones.

Anónimo dijo...

La comprensión humana no es simple luz sino que recibe infusión de la voluntad y los afectos;
de donde proceden ciencias que pueden llamarse «ciencias a discreción». Porque el hombre cree con más disposición lo que preferiría que fuera cierto. En consecuencia rechaza cosas difíciles por impaciencia en la investigación; silencia cosas, porque reducen las esperanzas;
lo más profundo de la naturaleza, por superstición; la luz de la experiencia, por arrogancia y orgullo; cosas no creídas comúnmente, por deferencia a la opinión del vulgo. Son pues innumerables los caminos, y a veces imperceptibles, en que los afectos colorean e infectan la comprensión.

FRANCIS BACON*,
Novum Organon
(1620)

Anónimo dijo...

El método científico occidental está subvalorado, solamente llamarlo occidental muestra cierto desdén, cómo si verificar y validar las ideas antes de aceptarlas fuera algún sistema paralelo de conocimiento. La creencia de ciertas culturas se desmienten y se evitan porque o no pasan la prueba o son no se pueden probar. Claro que siempre sale la bruja a decir que se equivoca por la mala energía que produce al que le lee la mano.

El chamán es un simple campesino que aprovecho una apuesta muy fácil que le hicieron, si llueve se lleva sus millones, si no perdió algunas horas. La pregunta es a quien se le ocurrió contratarlo.

El editor dijo...

Algunos comentarios:

1. Hay un mal uso del concepto "chamán" en el debate. El chamanismo - shamanismo también vale -, es un fenoménos extático descrito en cierto tipo de individuos de las llanuras siberianas. Las descripciones originales son en el marco de la historia de las religiones.
2. La característica esencial del "chamanismo" es la capacidad de estos individuos de transitar por las distintas dimensiones de la realidad, a la luz de someter su corporalidad a experiencias extremas que causan una reorganización de la percepción. Lo más común es el uso de narcóticos o psicotrópicos, pero también el hambre, el sexo u otras actividades excesivas producen dicha experiencia.
3. En América se hizo una transposición del concepto asiático, al encontrar cierto tipo de individuos que realizaban prácticas semejantes. De ser una curiosidad, paso a ser visto de una manera diferente, al corroborar el papel esencial que cumplen en la organización social, la producción y reproducción de lo mismo. En esto cumplió un papel central la obra de Claude Levi-Strauss: "El pensamiento salvaje" y "Tristes Trópicos".
4. Hablar de eficacia en el chamanismo díficil, ya que es una intersección entre cultura, neurociencias, psicoinmunoendocrinología, y otras cosas. Hay esfuerzos, pero aún no se resuelve el asunto.
5. La radiestesia, al igual que la frenología, esta mas cerca del pensamiento científico que del chamanismo. No entiendo la confusión. La ciencia ha dado palos de ciego todo el tiempo, y sin muchos de estos no estaría donde esta.
6. El debate chamanismo-ciencia es infructuoso. Las dos manejan ideas rectoras distintas, su eficacia requiere diferencias, y su validez es bastante dependiente del contexto. En esto comparto las ideas expuestas por Javier Moreno.

Si me acuerdo de algo más, envio despues.

Saludos Alejandro

Anónimo dijo...

...con frecuencia la ignorancia engendra más confianza que el conocimiento: son los que saben poco, y no los que saben mucho, los que aseveran positivamente que éste o aquel problema nunca será resuelto por la ciencia.


CHARLES DARWIN, Introducción, La descendencia del hombre (1871)

Anónimo dijo...

debate chamanismo-ciencia !!!! jajajja que chaman mas fino..

Alejandro Gaviria dijo...

El Editor: quedé intrigado con un comentario. ¿La eficacia de la ciencia depende del contexto? No lo creo tanto así. Las ideas y hechos científicos son de aplicación general. El chamanismo puede ser eficaz socialmente en un contexto determinado (su funcionamiento depende de cierto encantamiento colectivo). Pero la ciencia es, en mi opinión, otra cosa. Saludos.

Alejandro Gaviria dijo...

Hitchens' Razor (via José Fernnado Flórez): "What can be asserted without evidence can also be dismissed without evidence".

El editor dijo...

Alejandro:

En mi comentario es la validez de los resultados, no la eficacia, la dependiente del contexto.

Anónimo dijo...

El científico que propuso por primera vez consagrar la duda como una virtud principal de la mente inquisidora dejó claro que era una herramienta y no un fin en sí misma. Rene Descartes escribió:

No imité a los escépticos que dudan sólo por dudar y simulan estar siempre indecisos; al contrario, mi intención era llegar a una certeza, y excavar el polvo y la arena hasta llegar a la roca o la arcilla de debajo.

En la manera en que se aplica a veces el escepticismo a temas de interés público hay una tendencia a minimizar, condescender, ignorar el hecho de que, engañados o no, los partidarios de la superstición y la pseudociencia son seres humanos con sentimientos reales que, como los escépticos, intentan descubrir cómo funciona el mundo y cuál podría ser nuestro papel en él. Sus motivos, en muchos casos, coinciden con la ciencia. Si su cultura no les ha dado todas las herramientas que necesitan para
emprender esta gran búsqueda, templemos nuestras críticas con la amabilidad. Ninguno de nosotros llega totalmente equipado.

Está claro que el uso del escepticismo tiene límites. Debe aplicarse algún análisis de coste-beneficio y si el confort, el consuelo y la esperanza que ofrecen el misticismo y la superstición son altos, y el peligro de creer en ellos es bajo, ¿no deberíamos guardarnos nuestros recelos? Pero el tema es engañoso. Imagínese que entra en un taxi de una gran ciudad y, en el momento en que se sienta, el taxista le empieza a arengar sobre las supuestas iniquidades e inferioridades de cierto grupo étnico. ¿Es mejor mantenerse callado, sabiendo que quien calla otorga? ¿O tiene la responsabilidad moral de discutir con él, expresar indignación, incluso bajar del taxi, porque sabe que el silencio le alentará la próxima vez mientras que disentir con vigor le obligará a pensárselo dos veces? Del mismo modo, si asentimos en silencio al misticismo y la superstición —incluso cuando parecen ser un poco benignos— somos cómplices de un clima general en el que el escepticismo se considera poco correcto, la ciencia tediosa y el pensamiento riguroso un poco envarado e inadecuado. Para conseguir un equilibrio prudente se necesita sabiduría.

Anónimo dijo...

Nadie puede ser totalmente abierto o completamente escéptico. Todos debemos trazar la línea en alguna parte. Un antiguo proverbio chino advierte: «Es mejor ser demasiado crédulo que demasiado escéptico», pero
eso viene de una sociedad extremadamente conservadora en la que se primaba mucho más la estabilidad que la libertad y en la que los gobernantes tenían un poderoso interés personal en no ser desafiados.

Creo que la mayoría de los científicos dirían: «Es mejor ser demasiado escépticos que demasiado crédulos.» Pero ninguno de los dos caminos es fácil. El escepticismo responsable, minucioso y riguroso requiere un hábito de pensamiento cuyo dominio exige práctica y preparación. La credulidad —creo que aquí es mejor la palabra «apertura mental» o «asombro»— tampoco llega fácilmente. Si realmente queremos estar abiertos a ideas antiintuitivas en física, organización social o cualquier otra cosa, debemos entenderlas. No tiene ningún valor estar abierto a una proposición que no entendemos.
Tanto el escepticismo como el asombro son habilidades que requieren atención y práctica. Su armonioso matrimonio dentro de la mente de todo escolar debería ser un objetivo principal de la educación pública. Me encantaría ver una felicidad tal retratada en los medios de comunicación, especialmente la televisión: una comunidad de gente que aplicara realmente la mezcla de ambos casos—llenos de asombro, generosamente abiertos a toda idea sin rechazar nada si no es por una buena razón pero, al mismo tiempo, y como algo innato, exigiendo niveles estrictos de prueba— y aplicara los estándares al menos con tanto rigor hacia lo que les gusta como a lo que se sienten tentados a rechazar.

Carl Sagan El Mundo Y Sus Demonios

juan francisco muñoz dijo...

Más charlatanes:

"...el énfasis en el cerebrocentrismo a venido funcionando para hacer del cerebro una cobertura ideológica del capitalismo y el consumismo" Marino Pérez Álvarez, psicólogo conductista español.

Jairoautomatico dijo...

Lo mismo ocurre con muchos de los argumentos que soportan el llamado animalismo. Prefieren un niño desnutrido que un perro en la calle, porque el niño humano puede valerse en últimas, por sí mismo. Es el mundo al revés del evolucionismo.

Jairoautomatico dijo...

Lo invito a conocer nuestro blog: jornal.posterous.com, un intento de escribir y ser comentado.

Gracias.

Gheysel Naranjo dijo...

Observador Critico:

No se necesita ser materialista para opinar de la economía, porque la economía en sí misma es materialista y ciencia exacta, de estadística y matemática. Todo en la vida se tiene que economizar para que sea eficiente y viable a la hora de invertir, a la hora de ejecutar, a la hora de desarrollar. Muy diferente con otras ciencias sociales como la psicología, las emociones no se pueden economizar…ni nadie le puede sacar un porcentaje % a su espíritu creativo…En fin, no hay nadie en el mundo que le pueda objetar a la economía… MMM, aunque no mentiras si podría ser algo. No concibo de que vengamos de los Orangutanes…, por más evolución que hayamos escalado, concerbirlo sería una tragedia…
http://www.fotonostra.com/albums/animales/orangutan.htm
Y no sé si aún se hayan hecho pruebas contundentes de que nosotros venimos de unos oranguntanges? Que pena con Darwin, pero todas sus teorías se las concibo menos esa… de que seamos descendientes directos del mono… de entrada la raza humana tuvo que ser de otra especie, la misma especie humana no sé , pero otra diferente a la de los micos.
A todos estas creo que Darwin, solo se ha quedó en un escalón de la evolución, su estilo de la evolución ya está un poco quedado con tantas nuevas teorías de la evolución moderna
Por acá me encontré este link:

http://www.scidev.net/es/practical-guides/c-mo-informar-sobre-ciencia-evolutiva.html

charlie dijo...

Nihil est in intellectu quod non prius fuerit in sensu O sea que los economistas teóricos, es decir todos, están en la misma categoría del chaman.

David Cortés dijo...

Para los que tengan alguna duda acerca de que la radiestesia es una pseudociencia, debería pasar por la definición que hace wikipedia en español, o mirar este video en inglés con subtitulos en portugués:
Enemigos de la razón

Anónimo dijo...

La evolución no dice que vengamos del orangután, tenemos un antepasado en común pero estamos en el mismo nivel evolutivo.

Hay mucho que objetarle a la economía, empezando por la idea que es ciencia exacta porque trabaja con números. Al final de cuentas, estudia el comportamiento humano y que use números no la hace menos susceptible a los caprichos de la especie.

Anónimo dijo...

Si vamos a hablar de Charlatanes, hablemos de la mediocre periodista(si es que lo es) Maria Isabel Rueda.

Anónimo dijo...

Aún somos indígenas y creemos en brujos,chamanes y charlatanes; la eficacia de estos "depende de la confianza y las exigencias de la opinion colectiva" (bien lo dice Claude.
NO me extraña que parte del rastrero uribismo creyera en la New Age,(secta de incautos o en su defecto idiotas utiles)y que resucitan a estos embusteros que le dan leyes a la lluvia.

JFK

Alberto dijo...

Notas;
Alejandro; La columna y algunos comentarios del blog me hicieron recordar el libro “El Mago de Oz”.

1. Juan David V:
La ciencia ya puede explicarle –o intentar explicarle- por qué “el chamán” no puede controlar la lluvia.

“si algo se mueve, sin que nada lo toque y sin perturbación alguna, se moverá eternamente, siguiendo a velocidad uniforme una línea recta. (¿por qué se sigue moviendo? No lo sabemos, pero es así)” La pregunta final niega el principio mismo; es decir, las cosas se siguen moviendo por el principio de la inercia. Por otra parte, que la física reconozca que existen ciertos fenómenos a los cuales no se les pueda dar una explicación definitiva, prueba la honestidad intelectual de los físicos, no la capacidad explicativa del chamanismo.

2. Juan Francisco Muñoz:
Creo que es desproporcionado endilgarle responsabilidades a Foucault por lo que de sus textos hayan hecho los antropólogos post-estructuralistas (incluso ha sido acusado de positivista por algunas definiciones consignadas en “la arqueología del saber”). No conozco ningún texto de Foucault en el que reivindique saberes ancestrales, o menosprecie el rigor del conocimiento científico, o eleve la ecolalia al estatus de método.

3. Alejandro Arregocés:
¿A los saberes tradicionales o al sentido común se le exige conocer el discurso científico? Yo creo que no. Entonces ¿Para que alguien pueda, desde la orilla científica, cuestionar la premisa del chamán que detiene la lluvia debe estudiar primero chamanismo? Otro tema es el del valor de la explicación o de la comparación explicativa; al respecto Kant nos hizo un favor hace ya mucho tiempo; son discursos excluyentes, cuyas normas, cuyos procedimientos son inaplicables o trasladables entre sí. No es que uno sea mejor que el otro, simplemente son diferentes.

4. Anónimo 13:48:
La comparación entre la ciencia y la democracia, supone mucha “fe” en la democracia.

5. Anónimo 31:26:
Creo que Descartes no es un buen ejemplo (por lo menos no el mejor ejemplo), pues el método de la duda e, incluso, la física cartesiana, en palabras del mismo Descartes, dependen de Dios.

6. Gheysel Naranjo:
Lamento contradecir, pero la Economía no es una ciencia exacta, es una ciencia social. (Por cierto, la teoría de la evolución no dice que el hombre provenga de orangutanes o sea descendiente directo del mono).

Última nota; El indio amazónico es de Santander, puntualmente de San Vicente de Chucurí.

Gonzalo dijo...

Que tal Jorge Elias escribiendo un documento sobre Economia ?- Lenguaje extraño el de ambos.

El editor dijo...

Alberto:

El indio amazónico, al igual que los mamos de la sierra nevada que autorizaron a Santos gobernar, no pueden considerarse chamanes al no utilizar experiencias extáticas. Ese imaginario de "hermanos mayores" se lo inventaron los investigadores, se lo apropiaron los indígenas, y ahora lo reinvindica el gobierno.

Los chamanes, payés o taitas son de origen selvático - amazonía o Chocó -, quienes han desarrollado un proceso identificatorio botánico que aún no se conoce muy bien. Sin embargo, buena parte de estos conocimientos se han difundido por parte de los Ingas, en especial del Valle de Sibundoy, y muchos "curanderos" populares - herencia española - han aprendidode estos y otros más medios de "conocimiento" - terapistas neurales, homeopatas, esencias florales, santería, José Gregorio Hernández, etc.

En el proceso de reconocimiento botánico, los indígenas han dado a la ciencia el curar - ubocurarina -, actualmente en uso en la anestesia como relajante muscular; la corteza de chinchona - quina -, base de los antimaláricos a pesar de Patarroyo, entre otros.

Creo necesario diferenciar una cosa de la otra. Durante una largo tiempo conviví con algunos grupos indígenas en Amazonía - trabajando como médico -, y nunca conocí uno que pudiese "evitar la lluvia".

Saludos

El editor dijo...

Para que vean como se pone la cosa: el carisma de lo líderes como magnetismo personal

Saludos

Anónimo dijo...

"Última nota; El indio amazónico es de Santander, puntualmente de San Vicente de Chucurí".

Lo cual indica claramente que el hombre sabe de marketing y que tiene algunos de los mismos conocimientos que posee El Editor sobre el origen de sus saberes.

El editor dijo...

Anónimo 08:00

Que más quisiera yo...pero el camino del marketing es tortuoso

Saludos

Anónimo dijo...

EE:

A que usted no es capaz de leer la lengua... (¿será en salsa?)

Lo que pasa es que el Indio Amazónico es "conosedor", lo cual lo diferencia aún más de los conocedores de la ciencia occidental. Una letrica de diferencia y ahí está el secreto. Hay que pagar por ver.

Andres Avila dijo...

Cuando hablan de las ideas y los hechos científicos son de aplicación general, me imagino que se refieren a las ciencias naturales porque es evidente que las sociales tienen un fondo ideológico. Un ejemplo de como la ideología intenta a como de lugar desviar un hecho científico lo informa Adriana Larotta en su ultima columna en El Tiempo.

Sin embargo también recuerdo la caricatura de Mafalda donde Libertad en un mapa se pregunta porque el norte queda arriba y el sur abajo si en el universo esas referencias no existen. La ciencia se ha construido también desde puntos de vista especificos.

Lanark dijo...

Pregunta suelta: ¿cuál sería la validez del modelo estándar de las partículas elementales en un mundo sin reactores o aceleradores de partículas? O en nuestro mundo sin consumo ritual de alucinógenos u otras maneras de alterar el estado de conciencia ¿cuál es la validez de las cartografías de lo sobrenatural que hacen los chamanes, y que son extrañamente similares de una cultura a otra?

Hago estas preguntas, eso sí, aclarando que así de inmediato no tiene mucho que ver con el señor que dice que puede parar la lluvia o con los criterios de nuestros burócratas para gastarse los dineros públicos.

Javier Moreno dijo...

Lanark: ¿Qué quiere decir validez en cada caso?

Lanark dijo...

Javier: Funciona con "sentido", o si uno quiere ser mas pragmático, puede pensar en utilidad (en el sentido de ser útil).

Lanark dijo...

La verdad es que Javier me hace pensar que hablar de un mismo concepto de validez para ambos casos posiblemente tenga su trampa. Yo lo hago pensando en que el hecho de construir reactores nucleares y aceleradores de partículas es parte del mismo programa que formular el modelo estándar, y aunque comer maticas de poder probablemente no sea un programa en el mismo sentido, sí es una tecnología para vivir de cierto modo, que medio les ha funcionado. Podría haber un paralelo, digo yo.

Javier Moreno dijo...

Lanark: Sí, yo creo que tiene su trampa.

Anónimo dijo...

Clemente de Alejandría, padre de la primera Iglesia, en su
Exhortación a los griegos (escrita alrededor del año 190) despreciaba las
creencias paganas con palabras que hoy podrían parecer un poco irónicas:
Lejos estamos ciertamente de permitir que hombres adultos escuchen este tipo
de cuentos. Ni siquiera cuando nuestros propios hijos lloran lágrimas de
sangre, como dice el refrán, tenemos el hábito de contarles historias fabulosas
para calmarlos.
En nuestra época tenemos criterios menos severos. Hablamos a los niños de
Papá Noel y el ratoncito Pérez por razones que creemos emocionalmente
sólidas, pero los desengañamos de esos mitos antes de hacerse mayores. ¿Por
qué retractarnos? Porque su bienestar como adultos depende de que conozcan
el mundo como realmente es. Nos preocupan, y con razón, los adultos que
todavía creen en Papá Noel.
En las religiones doctrinales, «los hombres no osan reconocer, ni siquiera
ante su propio corazón», escribía el filósofo David Hume,
las dudas que abrigan sobre esos temas. Convierten en mérito la fe implícita; y
disimulan ante ellos mismos su infidelidad real a través de las más fuertes
aseveraciones y la intolerancia más positiva.
Esta infidelidad tiene profundas consecuencias morales, como
escribió el revolucionario americano Tom Paine en La edad de la razón:
La infidelidad no consiste en creer o no creer; consiste en profesar que se cree
lo que no se cree. Es imposible calcular el perjuicio moral, si se me permite
expresarlo así, que ha producido la mentira mental en la sociedad. Cuando el
hombre ha corrompido y prostituido de tal modo la castidad de su mente como
para someter su profesión de fe a algo que no cree, se ha puesto en
condiciones de cometer cualquier otro crimen.
La formulación de T. H. Huxiey* era:
La base de la moralidad es... dejar de simular que se cree aquello de lo que no
hay pruebas y de repetir propuestas ininteligibles

Anónimo dijo...

El pensamiento escéptico es simplemente el medio de construir, y
comprender, un argumento razonado y —especialmente importante—
reconocer un argumento falaz o fraudulento. La cuestión no es si nos gusta la
conclusión que surge de una vía de razonamiento, sino si la conclusión se
deriva de la premisa o punto de partida y si esta premisa es cierta.
Entre las herramientas:

• Siempre que sea posible tiene que haber una confirmación independiente de
los «hechos».
• Alentar el debate sustancioso sobre la prueba por parte de defensores con
conocimiento de todos los puntos de vista.
• Los argumentos de la autoridad tienen poco peso: las «autoridades» han
cometido errores en el pasado. Los volverán a cometer en el futuro. Quizá
una manera mejor de decirlo es que en la ciencia no hay autoridades; como
máximo, hay expertos.
• Baraje más de una hipótesis. Si hay algo que se debe explicar, piense en
todas las diferentes maneras en que podría explicarse. Luego piense en
pruebas mediante las que podría refutar sistemáticamente cada una de las
alternativas. Lo que sobrevive, la hipótesis que resiste la refutación en esta
selección darwiniana entre «hipótesis de trabajo múltiples» tiene muchas más
posibilidades de ser la respuesta correcta que si usted simplemente se hubiera
quedado con la primera idea que se le ocurrió.22
• Intente no comprometerse en exceso con una hipótesis porque es la suya. Se
trata sólo de una estación en el camino de búsqueda del conocimiento.
Pregúntese por qué le gusta la idea. Compárela con justicia con las
alternativas. Vea si puede encontrar motivos para rechazarla. Si no, lo harán
otros.
• Cuantifique. Si lo que explica, sea lo que sea, tiene alguna medida, alguna
cantidad numérica relacionada, será mucho más capaz de discriminar entre
hipótesis en competencia. Lo que es vago y cualitativo está abierto a muchas
explicaciones. Desde luego, se pueden encontrar verdades en muchos asuntos
cualitativos con los que nos vemos obligados a enfrentarnos, pero
encontrarlas es un desafío mucho mayor.
• Si hay una cadena de argumentación, deben funcionar todos los eslabones
de la cadena (incluyendo la premisa), no sólo la mayoría.
• El rasero de Occam*. Esta conveniente regla empírica nos induce, cuando
nos enfrentamos a dos hipótesis que explican datos igualmente buenos, a
elegir la más simple.
• Pregúntese siempre si la hipótesis, al menos en principio, puede ser
falsificada. Las proposiciones que no pueden comprobarse ni demostrarse
falsas, no valen mucho. Consideremos la gran idea de que nuestro universo y
todo lo que contiene es sólo una partícula elemental —un electrón, por
ejemplo— en un cosmos mucho más grande. Pero si nunca podemos adquirir
información de fuera de nuestro universo, ¿no es imposible refutar la idea?
Ha de ser capaz de comprobar las aseveraciones. Debe dar oportunidad a
22 Este problema afecta a los juicios con jurado. Estudios

Anónimo dijo...

¿en qué se diferencia la doctrina chamanista o teológica de la
Nueva Era de la mecánica cuántica? La respuesta es que, aunque no podamos
entenderla, podemos verificar que la mecánica cuántica funciona.

Podemos
comparar las predicciones cuantitativas de la teoría cuántica con las
longitudes de onda de líneas espectrales de los elementos químicos, el
comportamiento de los semiconductores y el helio líquido, los
microprocesadores, qué tipos de molécula se forman a partir de sus átomos
constituyentes, la existencia y propiedades de estrellas enanas blancas, qué
pasa con los máseres y los rayos láser y qué materiales son susceptibles de
qué tipos de magnetismo. No tenemos que ser físicos consumados para ver lo
que revelan los experimentos. En cada uno de esos casos —como en muchos
otros— las predicciones de la mecánica cuántica son asombrosas y se
confirman con gran precisión.
Pero el chamán nos dice que su doctrina es verdadera porque también
funciona, no en asuntos arcanos de física matemática sino en lo que
realmente cuenta: puede curar a las personas. Muy bien, entonces reunamos
la estadística de curaciones chamanistas y veamos si funcionan mejor que los
placebos. Si es así, concedamos de buen grado que hay algo: aunque sólo sea
que algunas enfermedades son psicogénicas y pueden ser curadas o aliviadas
con actitudes y estados mentales adecuados. También podemos comparar la
eficacia de sistemas chamanista alternativos.
Que el chamán entienda por qué funcionan sus curaciones es otra
historia. En la mecánica cuántica tenemos una comprensión implícita de la
naturaleza sobre cuya base, paso a paso y cuantitativamente, hacemos
predicciones sobre lo que ocurrirá si se lleva a cabo un experimento
determinado no intentado antes. Si el experimento confirma la predicción —
especialmente si lo hace numéricamente y con precisión—, ganamos la
confianza de saber lo que hacemos. Hay pocos ejemplos que tengan este
carácter entre los chamanes, curas y gurús de la Nueva Era.

Alejandro Gaviria dijo...

Hace un tiempo hice la presentación del libro de Carl Langebaek Los herederos del pasado. Leyendo el libro, me llamó la atención el cambio radical en las posiciones de Gerardo Reichel-Dolmatoff; cambio, que como bien afirma Langebaek, no fue resultado de nuevas investigaciones etnográficas o trabajo de campo. Inicialmente Reichel-Dolmatoff cuestionó la conciencia social de los habitantes de la Sierra Nevada, mostró que los indígenas habían sido agentes de la deforestación e incluso relató como habían tratado de matarlo. Después, coincidiendo con el advenimiento de los hippies, reformuló su visión y se convirtió en un vocero entusiasta del mito del indígena ecologista. Langebaek sugiere sutilmente que Reichel-Dolmatoff sucumbió al espíritu de los tiempos. Suele pasar.

Alejandro Gaviria dijo...

La superchería, decía Zuleta, “se sostiene precisamente porque no se desarrolla, ya que hacerlo sería caer en el ‘pantano de la razón’, y el irracionalismo se abstiene sobre todo de sacar las consecuencias de sus posiciones, porque hacerlo sería precisamente entrar en el terreno del enemigo”.

Anónimo dijo...

Eso le pasa al pobre JR.

El editor dijo...

Anónimo 12:41

Del experimento que usted desea hacer se han hecho varios intentos, no con el chamnismo, pero si con otras medicinas naturales - Ver aquí

Uno de los grandes problemas esta en la definición de variables de "curación": ¿es erradicar la enfermedad?¿Es evitar su progresión?¿Es volver a una "normalidad" biológica?¿Es recuperar el bienestar? En medicina ha hecho escuela medir los resultados en función de variables biológicas, las cuales no necesariamente se relacionan con calidad de vida.

Saludos

Anónimo dijo...

Con esto del campesino de las lluvias se ve claramente que solo es exclusión mediante la burla.
Queda claro que algunos colombianos les fascina excluir y humillar a otros solo por placer, para sentir que son superiores y poder sobrellevar sus viditas de mierda a costillas de un campesino, que puede ser ignorante, pero que tiene derecho a creer en sus cosas así como los ilustrados creen en las suyas.Esto no es mas que una oprtunidad para sentir el placer de humillar a otros.

Alberto dijo...

El Editor;

Yo no he escrito que el indio amazónico sea un Chamán.

Simplemente dije que no era amazónico.

Anónimo dijo...

El asunto tiene aristas mas interesantes: tomen el curso de historia de la ciencia de Mauricio Nieto (creo que hay uno online) Popper vs Steven Woolgar...

Alejandro Arregocés dijo...

Alberto, gracias por su comentario.
Creo que es evidente que todo el tiempo cuestionamos y juzgamos muchas cosas sin necesidad de conocerlas. Pero las valoraciones científicas convencionales se precian precisamente de ser todo lo contrario. Eso es a lo que me refiero.
Desde la orilla científica convencional, valorar o comparar formalmente requiere hacer pruebas positivas (en términos de procesos o consecuencias, por ejemplo) de lo que se cuestiona y no simplemente emitir juicios de valor.
Entonces no se trata de comparar discursos epistemológicos distintos (que son incomparables como usted cita), sino de comparar, por ejemplo, su efectividad. Lo que en muchos casos ni siquiera se hace.
Lo que podría llevar a decir que el cuestionamiento en términos científicos convencionales ni siquiera existe. Todo podría reducirse a una cuestión de rencillas morales.

Sansinverguenza dijo...

Y por alguna razón, el irracionalismo termina siendo lo políticamente correcto en los círculos de nuestra "intelligentsia". Antes y ahora. Pasamos del dogma pastoral al dogma colectivista de la mano de Camilo Torres, adictos al misticismo de los iluminados, fuesen pastores, guerrilleros o chamanes. La ilustración, fundamentada en lo racional y universal, ha sido despreciada por ser vulgarmente accesible al individuo, cualquiera que sea su estirpe. Qué puede esperarse de una comunidad académica que propuso un método científico cuya valoración de las pruebas y observaciones dependía de su utilidad para la lucha de clases (el inefable Fals Borda)?

silogysmes_ma0 dijo...

H.appy new Dragon year.

Vivant dans un village calm
D'ou la route part longue et dure
Pour un lieu de sang et de larmes
Nous sommes purs ...&

PAUL ElUARD

Anónimo dijo...

Me salgo un poquito del tema.
¿Qué libros de Estanislao Zuleta le recomiendan a un lector primerizo?

Anónimo dijo...

Alejandro, por ahi dicen que las mentes humanas pueden afectar a los generadores aleatorio de números. Hay científicos que han encontrado alguna evidencia de esto.

Le recomiendo el documental de discovery science sobre el tema (en el documental hay unos cuantos que parecen charlatanes, pero hay otros que no parecen tan charlatanes).

Este documental me hizo ser un poco menos escéptico. Parece que existe una conexión bluetooth con cada cosa que existe en el universo.

Ahí va el link
http://www.youtube.com/watch?v=DXm-FtFQd44&feature=related

Agradezco que alguien pueda poner el link de forma elegante.

PD. Yo soy agnóstico, como creo que usted lo es, pero hay unas cuantas cositas que no tienen evidencia cientifica, que parecen excéntricas, pero que podrían investigarse cientificamente. Del chaman sin experimentación deberiamos dudar claramente, pero mi posición agnostica me obliga a no poder decir que no creo, así como no puedo decir que dios existe o que soy ateo ¿me entiende?.

En ese caso creo que usted pareciera que no es completamente agnostico, del tema del chaman es un tema del cual usted no debería decir nada.

Mi cuestionamiento es que un gobierno no puede recurrir a la espiritualidad para los problemas terrenales. Rechazo la presencia del chaman en ese tipo de actos, pero tambien rechazaría con igual vehemencia que un cura, un pastor o lo que sea hubiera estado presente irradiando bendiciones pagadas con recursos del Estado.

Saludos,

Anónimo dijo...

El normalito y no intimidante optimismo burgues de A.Gaviria es el Chaman de este blog.

Tan domestico como la mantequilla.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 12:35: “Elogio a la dificultad y otros ensayos” de Hombre Nuevo Editores.

Anónimo 12:49: yo también rechazaría con igual vehemencia la contratación de un cura, un pastor o un rabino como ingenieros climáticos. De otro lado, yo soy más ateo que agnóstico, si la distinción vale. Saludos igualmente.

Hacedores de milagros

ala de mosca dijo...

Juan David Velez : El chaman abusa de su libre albedrio.Eso es todo. ( En estos tiempos en que la tecnologia comienza a desdibujar los limites de los derechos de autor.)

Anónimo dijo...

Alejandro,

La mayoría de gente se ofende cuando uno cuestiona la lógica de su creencias, espero no se moleste; me explico, la distinción planteada (ateismo) es valida claramente, porque eso quiere decir que su tendencia no es rechazar solamente las cosas que se demuestren como falsas. ¿cómo sustenta usted que dios o lo que sea que se asocie a dios no existe? ¿si no lo puede probar entonces porque que cree que no existe? Sólo hay una explicación y es que usted adopta una posición dogmática, igual que la que adopta el que cree en dios.

Bueno, siendo usted ateo, su posición dogmatica no permite criticar con caracter cientifico la presencia del chaman en el estadio ¿porque no contratar al chaman en el estadio? ¿porqué es falso que pueda detener la lluvia? Bueno, usted dirá que se puede demostrar que es falso Pregunto: ¿Quién lo ha demostrado?

Alejandro, aclaro que yo creo que se puede demostrar que el chaman es un charlatan, pero bueno nadie lo ha demostrado y muchas cosas que hace la iglesia católica también se puede demostrar que son charlataneria; sin embargo, por ahora es la teoría "el chaman es un charlatan", parecida a la teoria de "dios no existe", mas difícil de probar esta última, pero ninguna de las dos con pruebas.

La unica forma de salir del embrollo es partir del algún principio: 1) el Estado cree en el chaman, 2) el Estado no cree o 3) el Estado no toma partido, pero respeta que lo tomen las personas.

En los dos últimos caso el Estado no debería financiar actos religiosos, y en el último de los casos por respeto a los que creen y los que no creen.

Saludos,


Atentamente:
Anónimo 12:49

PD. Las teorias en economia, como en el caso que nos atañe, tiene que partir de principios que por alguna razón consideramos adecuados, como axiomas al estilo de Arrow-Debreu o como los de la solución Nash de negociación. En el caso del chaman, el principio es que el Estado no toma partido.

juan francisco muñoz dijo...

G Naranjo:

Creo que ese desprecio por nuestros antecesores primates revela una incomprensión del tiempo y los mecanismos de la evolución. De hecho, no es que simplemente descendamos de organismos primates no muy diferentes del mono de árbol, el chimpancé, el orangután y el Bonobo, sino que de hecho todos venimos de simples organismos microbianos.
Ahora, creo que, entre las cosas que he aprendido en este blog, afirmar que la economía es una ciencia exacta es decir mucho, pero no por ello carece de proyección como ciencia. No creo que el desarrollo de las ciencias nos lleve a sobre estimar la exactitud de la economía y a valorar más la supuesta subjetividad de otras ciencias sociales, como la psicología (la cual yo discutiría si debería ser vista desde esa diferenciación tan confusa que se supone hay entre ciencias naturales y ciencias sociales). Al contrario, creo que el desarrollo de las neurociencias y la biología del comportamiento nos van es precisamente a hacer resaltar las conexiones entre la economía y la psicología, y a ver a otras ciencias, como la antropología y la sociología, como disciplinas tan experimetnales y biológicas como se supone solo deben serlo las llamadas ciencias naturales.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 16:14: le confieso que la distinción entre ateísmo y agnosticismo no me parece relevante: es de grado, no de clase. Los ateos tenemos, por decirlo de alguna manera, una prior probability más fuerte. Pero eso es todo. El término agnosticismo es un eufemismo, se lo inventó Thomas Huxley para lidiar con la oposición a Darwin. Tuvo un sentido histórico, ya desueto. Los agnósticos son ateos con otro nombre.

Anónimo dijo...

Alejandro, y cuando tenemos columna sobre los derechos de autor y piratería? Le interesa el tema?

Anónimo dijo...

Alejandro,

Primero que todo gracias por haber respondido los anteriores comentarios

Quizas sí, quizas no es irrelevante. Como toda definición hay partes borrosas. De hecho la discusión es irrelevante entre nosotros, pero tengo la sospecha de que los argumentos son mas precisos si uno no se para ni el terreno del ateismo ni en el religioso, si se quiere, esta puede ser, entonces, una herramienta metodológica, aunque en el fondo tengamos la tendencia a irnos para un lado o para otro.

Saludos,

Atentamente,

Anonimo 16:14

Leticia dijo...

- " NOUS SOMMES PURS ...

- Por fidelidad a mis equivocos saludo la Iluminacion de silogysmes_mao.( No habra otro fin del mundo )

No Nardol
No Klonopin
No Restoril

Anónimo dijo...

Alejandro:
Con el mayor rerspeto, el problema con los ateos es que no se puede confiar en ellos, ni siquiera para recibirles cheque. La confianza entre los humanos supone la aceptación de un arbitro de Ultima Instancia. Aunque sea de diferente marca.

juan francisco muñoz dijo...

Qué piensan o qué saben de la poda de funcionarios en la gobernación de Antioquia?

Anónimo dijo...

New York: Citigroup Inc was sued for fraud by Loreley Financing over nearly $1 billion worth of collateralized debt obligations purchased in 2006 and 2007.
Citigroup is accused of defrauding Loreley into purchasing "fraudulent investments that are now worthless".

Que se maten entre ellos es la esperanza que le queda al mundo.

jaime ruiz dijo...

Colombia es el mundo al revés. Si por ejemplo alguien dice "Dios no existe" le aparece un ¡escéptico! que le dice: "No sea dogmático, usted no tiene pruebas de eso". Las palabras se usan para decir lo contrario de lo que significan. Si es por el uso peyorativo de "dogmático" ("inflexible, que mantiene sus opiniones como verdades inconcusas") se aplicaría mejor al que adopta la opinión "nada es cierto mientras no se demuestre" que al que dice "Dios no existe". Es mucho más cerril el primero, y encima más frívolo y aburrido.

¿Qué hace uno si un señor le dice que nació con un resorte de titanio en el órgano de la generación? El dogmático "escéptico" ni lo creerá ni lo dejará de creer, y no faltará el que tenga interés científico en comprobarlo. Y si otro soñó que había un planeta detrás de Júpiter poblado por criaturas parecidas a las humanas pero con tres orejas, ¿cómo hará el ¡escéptico! para suponer que tal planeta no existe? Es fácil, como no tiene ningún interés por hacer frente a las cosas desde el punto de vista de la verdad (rasgo hispanoamericano que es el fruto de la Contrarreforma), le da igual que Dios exista o que no, y sólo saca provecho del dogma idiota para resultar moderno y tolerante.

Pero es mejor el que desconfía de los ateos porque no se puede confiar en ellos. ¿Él no es ateo? No sostiene que exista tal ser, sino que es necesario, y de nuevo aparece la impermeabilidad a la verdad: ¡creo porque me conviene! Una falacia lógica en toda regla: ¡Dios tiene que existir porque los que lo niegan caen en la labilidad moral! Bah, de hecho es un vicio frecuentísimo, se encuentra por ejemplo en Gómez Dávila.

Maldoror dijo...

Jaime:

No crea mucho que ese tipo de "razonamientos" es hispanoamericano o colombiano. Para la muestra un botón.

jaime ruiz dijo...

Maldoror, no, puede que hurgando en las causas de la fe religiosa se encontrara con muchísima frecuencia ese mecanismo de Iván Kamarázov ("Si Dios no existe, entonces ¿todo está permitido?"), y por tanto la "fe conveniente", pero en otros contextos sería raro el condicionamiento directo ("Sin autoridad no hay quien obedezca, luego Dios existe"). Ya sé que es lo mismo de Iván Kamarázov, pero éste se volvió ateo, y los que son creyentes se engañan un poco más: "Cristo te ama, luego lo debes amar y quien no lo hace...".

Anónimo dijo...

La pseudociencia y la religion son mas más fáciles de inventar que la ciencia, porque hay
una mayor disposición a evitar confrontaciones perturbadoras con la realidad
que no permiten controlar el resultado de la comparación. Los niveles de
argumentación, lo que pasa por pruebas, son mucho más relajados. En parte
por las mismas razones, es mucho más fácil presentar al público en general la
pseudociencia que la ciencia. Pero eso no basta para explicar su popularidad.
Naturalmente, la gente prueba distintos sistemas de creencias para
ver si le sirven. Y, si estamos muy desesperados, todos llegamos a estar de lo
más dispuestos a abandonar lo que podemos percibir como una pesada carga
de escepticismo. La pseudociencia y la religion colman necesidades emocionales poderosas que la ciencia suele dejar insatisfechas. Proporciona fantasías sobre poderes
personales que nos faltan y anhelamos (como los que se atribuyen a los
superhéroes de los cómics hoy en día, y anteriormente a los dioses). En
algunas de sus manifestaciones ofrece una satisfacción del hambre espiritual,
la curación de las enfermedades, la promesa de que la muerte no es el fin.
Nos confirma nuestra centralidad e importancia cósmica. Asegura que
estamos conectados, vinculados, al universo.5 A veces es una especie de
hogar a medio camino entre la antigua religión y la nueva ciencia, del que
ambas desconfían.
En el corazón de alguna pseudociencia (y también de alguna religión
antigua o de la «Nueva Era») se encuentra la idea de que el deseo lo convierte
casi todo en realidad. Qué satisfactorio sería, como en los cuentos infantiles y
leyendas folclóricas, satisfacer el deseo de nuestro corazón sólo deseándolo.
Qué seductora es esta idea, especialmente si se compara con el trabajo y la
suerte que se suele necesitar para colmar nuestras esperanzas. El pez
encantado o el genio de la lámpara nos concederán tres deseos: lo que
queramos, excepto más deseos. ¿Quién no ha pensado —sólo por si acaso,
sólo por si nos encontramos o rozamos accidentalmente una vieja lámpara de
hierro— qué pediría?

Anónimo dijo...

La pseudociencia y la religion son mas más fáciles de inventar que la ciencia, porque hay
una mayor disposición a evitar confrontaciones perturbadoras con la realidad
que no permiten controlar el resultado de la comparación. Los niveles de
argumentación, lo que pasa por pruebas, son mucho más relajados. En parte
por las mismas razones, es mucho más fácil presentar al público en general la
pseudociencia que la ciencia. Pero eso no basta para explicar su popularidad.
Naturalmente, la gente prueba distintos sistemas de creencias para
ver si le sirven. Y, si estamos muy desesperados, todos llegamos a estar de lo
más dispuestos a abandonar lo que podemos percibir como una pesada carga
de escepticismo. La pseudociencia y la religion colman necesidades emocionales poderosas que la ciencia suele dejar insatisfechas. Proporciona fantasías sobre poderes
personales que nos faltan y anhelamos (como los que se atribuyen a los
superhéroes de los cómics hoy en día, y anteriormente a los dioses). En
algunas de sus manifestaciones ofrece una satisfacción del hambre espiritual,
la curación de las enfermedades, la promesa de que la muerte no es el fin.
Nos confirma nuestra centralidad e importancia cósmica. Asegura que
estamos conectados, vinculados, al universo.5 A veces es una especie de
hogar a medio camino entre la antigua religión y la nueva ciencia, del que
ambas desconfían.
En el corazón de alguna pseudociencia (y también de alguna religión
antigua o de la «Nueva Era») se encuentra la idea de que el deseo lo convierte
casi todo en realidad. Qué satisfactorio sería, como en los cuentos infantiles y
leyendas folclóricas, satisfacer el deseo de nuestro corazón sólo deseándolo.
Qué seductora es esta idea, especialmente si se compara con el trabajo y la
suerte que se suele necesitar para colmar nuestras esperanzas. El pez
encantado o el genio de la lámpara nos concederán tres deseos: lo que
queramos, excepto más deseos. ¿Quién no ha pensado —sólo por si acaso,
sólo por si nos encontramos o rozamos accidentalmente una vieja lámpara de
hierro— qué pediría?

Anónimo dijo...

La pseudociencia en Estados Unidos es parte de una
tendencia global. Sus causas, peligros, diagnóstico y tratamiento son iguales
en todas partes. Aquí, los psíquicos venden sus servicios en largos anuncios
de televisión con el respaldo personal de los presentadores. Tienen su canal
propio, el Psychic Friends Network, con un millón de abonados anuales que
lo usan como guía en su vida cotidiana. Hay una especie de astrólogoadivino-
psíquico dispuesto a aconsejar a altos ejecutivos de grandes
corporaciones, analistas financieros, abogados y banqueros sobre cualquier
tema. «Si la gente supiera cuántas personas, especialmente entre los más ricos
y poderosos, van a los psíquicos, se quedaría con la boca abierta para
siempre», dice un psíquico de Cleveland, Ohio. Tradicionalmente, la realeza
ha sido vulnerable a los fraudes psíquicos. En la antigua China y en Roma la
astrología era propiedad exclusiva del emperador; cualquier uso privado de
este poderoso arte se consideraba una ofensa capital. Procedentes de una
cultura del sur de California particularmente crédula, Nancy y Ronald Reagan
consultaban a un astrólogo para temas privados y públicos, sin que los
votantes tuvieran conocimiento de ello. Parte del proceso de toma de
decisiones que influyen en el futuro de nuestra civilización está sencillamente
en manos de charlatanes. De todas formas, la práctica es relativamente baja
en América; su extensión es mundial. pero ahora se ha puesto de moda en el pais del sagrado corazon

jaime ruiz dijo...

¿Qué es ateísmo? Puede valer la negación de cualquier fe religiosa positiva, y habría muchos ateos. Pero entonces la religión se reemplaza por ideología y la teleología sigue igual, así como el creacionismo. Esos ateos a medias, o ateos no-nihilistas, se caracterizan por el odio a la religión y la absurda oposición ciencia/religión. Y es lógico: Estanislao Zuleta se burlaba de esa gente diciendo que para ellos "la religión era una maniobra antisindical", y es que parece que existiera una esencia humana (así como un destino del mundo) fija y segura, falseada por las creencias irracionales.

Siempre me ha llamado la atención que ninguno de los grandes pensadores de la historia se considerara enemigo de la religión. Tampoco Marx, cuya frase se saca de contexto y se entiende al revés (el "opio del pueblo" quiere decir "el placer al alcance de cualquiera", y en el texto prácticamente se lamenta que la religión haya llegado a ser falseada por el mundo de la burguesía hasta convertirse en "el corazón de un mundo sin corazón y el espíritu de un mundo sin espíritu": puro romanticismo).

El comentario del último anónimo sobre el peso de los charlatanes en la vida estadounidense me hace pensar en eso: ¡parece que los países del Mediterráneo o de Hispanoamérica fueran grandes sedes de la ciencia dispuestas a educar a esos bárbaros! Y es que el avance de la ciencia puede perfectamente requerir sociedades de alta religiosidad, con ejemplos de gente inspirada por la cocaína del pueblo (como la llama Savater), con orden y esquemas morales eficaces. El grado de superstición dependería de muchos factores (tal como en el budismo han coexistido la ontología y la superstición e imaginería más groseras).

Un ateo cabal siempre tiene más simpatía por muchos creyentes que por esos ateos ignorantes y superficiales.

Mía dijo...

Alejandro. entonces la creencia de la hostia es un acto de irracionalidad que nos aleja del progreso y de la ciencias y de las verdades. Sabemos que no existe cristo. pero para muchos esa es una realidad (imaginaria, Inventada, construida) verdadera, que no se puede comprobar con la ciencia,porque en las hostias no se encuentra las cenizas de cristo. POr otro lado, la cacionalidad de la ciencias y del método cientifico también tienen algo de imaginario y de fe. Recordemos que antes se creía que la tierra era redonda, analisis desde lo cientifico. Así mismo tiene de observacion de la realidad como sucede con la ley de Newton, por otro lado, las ciencias no cientificas también tienen algo de racional, ciencias que son llamadas de la imaginación

Mía dijo...

ciencia,porque en las hostias no se encuentra las cenizas de cristo. POr otro lado, la cacionalidad de la ciencias y del método cientifico también tienen algo de imaginario y de fe. Recordemos que antes se creía que la tierra era redonda, analisis desde lo cientifico. Así mismo tiene de observacion de la realidad como sucede con la ley de Newton, por otro lado, las ciencias no cientificas también tienen algo de racional, ciencias que son llamadas de la imaginación

Anónimo dijo...

La civilización china inventó los tipos móviles, la pólvora, el cohete,
la brújula magnética, el sismógrafo y las observaciones sistemáticas de los
cielos. Los matemáticos indúes inventaron el cero, la clave de la aritmética
posicional y por tanto de la ciencia cuantitativa. La civilización azteca
desarrolló un calendario mucho mejor que el de la civilización europea que la
invadió y destruyó; pudieron predecir mejor, y durante períodos más largos,
dónde estarían los planetas. Pero ninguna de estas civilizaciones, afirma
Cromer, había desarrollado el método escéptico, inquisinquisitivo y experimental
de la ciencia. Todo eso vino de la antigua Grecia:
El desarrollo del pensamiento objetivo por parte de los griegos parece
haber requerido una serie de factores culturales específicos. Primero estaba la
asamblea, donde los hombres aprendieron por primera vez a convencerse unos
a otros mediante un debate racional. En segundo lugar había una economía
marítima que impedía el aislamiento y el provincianismo. En tercer lugar
estaba la existencia de un extenso mundo de habla griega por el cual podían
vagar viajeros y académicos. En cuarto lugar, la existencia de una clase
comercial independiente que podía contratar a sus propios maestros. En quinto
lugar, la Ilíada y la Odisea, obras maestras de la literatura que son en sí
mismas el epítome del pensamiento racional liberal. En sexto lugar, una
religión literaria no dominada por los curas. Y en séptimo lugar, "la
persistencia de esos factores durante mil años.
Que todos esos factores se unieran en una gran civilización es
bastante fortuito; no ocurrió dos veces.

Anónimo dijo...

Liberarse de la superstición no es suficiente para el crecimiento de la ciencia. También debe aparecer la idea de interrogar a la naturaleza, de hacer
experimentos. Hubo algunos ejemplos brillantes: las mediciones de
Eratóstenes del diámetro de la Tierra, por ejemplo, o el experimento de la
clepsidra de Empédocles, demostrando la naturaleza material del aire. Pero
en una sociedad donde el trabajo manual se ve rebajado y se cree sólo apto
para esclavos como en el mundo clásico grecorromano, el método
experimental no prosperaba. La ciencia nos exige estar libres tanto de la
superstición como de la injusticia flagrante. A menudo, las mismas
autoridades eclesiásticas y seculares imponen la superstición y la injusticia
trabajando conjuntamente. No es sorprendente que las revoluciones políticas,
el escepticismo sobre la religión y el ascenso de la ciencia puedan ir unidos.
La liberación de la superstición es una condición necesaria pero no suficiente
para la ciencia.

Anónimo dijo...

Un comentario en el Malpensante a proposito del tema: "Libro. Cuando llegué a Manizales para estudiar Filosofía y Letras, me fui a vivir con la tía Rocío. Allí me hice cargo de la formación espiritual de uno de sus nietos. En una ocasión, estando en la cocina con mi tía, el niño de cinco años se acercó a preguntarnos dónde estaba Dios. La tía me miró y le dijo al niño que me preguntara a mí, que para algo debía servir lo que estaba estudiando. Le expliqué entonces al pequeño que Dios, así como Supermán y Batman, era una invención humana, un símbolo que servía para unir y dividir a la gente; que no estaba en ninguna parte; que, en resumidas cuentas, no existía. Mi tía miró al niño con ternura y le dijo: «Tranquilo papito. No le haga caso a este bobo que él es de esos montañeros que se vienen pa’ la ciudad, se leen un libro y se vuelven evangélicos»."

Anónimo dijo...

Creo que Alejandro no se ha leido un libro, sino muchos.

Anónimo dijo...

Impresionante el viraje que presenta la versión impresa de The Economist de enero de 2012: Dejó en la estacada a Ludwig von Mises, Friedrich August von Hayek, Milton Friedmann y a los yuppies que los seguían.

Alberto dijo...

Alejandro;

¿No hay una diferencia de fondo entre el angoticismo y el ateísmo?

Alejandro Arregocés;

Estoy de acuerdo con tu comentario. Pero la diferencia estriba en que para mí "la efectividad" no es una consideración relevante en el contexto de la crítica.

(Jaime Ruíz tiene razón, si acaso entendí correctamente su comentario, el ateísmo que niega a El Dios pero deja intacto las variables en las que El Dios se enmascara es la variante del ateísmo más corriente y más peligrosa o más inútil -dependiendo del caso-)

jaime ruiz dijo...

Alberto, eso de más peligrosa o más inútil se presta para dos disquisiciones interesantes, la primera es sobre Collazos y su descarada pretensión de atribuir al pseudochamán la falta de lluvia: la fe religiosa es una coraza que protege contra supersticiones más torpes, a la vez que asegura ciertas restricciones morales. Por eso lo mencioné en mi primer comentario: se deja de creer en Dios y se empieza a creer en cualquier cosa.

Pero lo otro es esto: dado que se concibe tácitamente el mundo y el hombre como creados completicos y prestos para la ciencia, la religión es un extravío que hay que corregir. Por eso parece de lo más urgente ir a convencer a todo el mundo de que sus creencias son mentiras, de que los regalos no los trae el niño Dios sino los papás del niño.

El tema es tan viejo que Tocqueville dice que no todo el mundo está para vivirse preguntando por el origen del lenguaje o las dimensiones reales del cosmos. Cuando al pobre o perezoso se le ofrecen respuestas que en últimas son otro engaño se está corriendo hacia un mundo en el que al obispo lo reemplazan próceres como Collazos y en el que no hay nada reprochable en colaborar con los secuestros entrevistando con ventaja a los secuestrados, como el nuevo director de Canal Capital: cualquier excusa es válida, a fin de cuentas Dios no existe. Hasta se puede reemplazar a San Francisco de Asís por Petro, con el que encima se pueden tener amigos comunes.

silogysmes_mao dijo...

Leticia .... Mire usted.

a- Paul Eluard era un snob horroroso.
Vivio como murcielago huyendo del infierno.Hoy seria colaborador del _Malpensante'.

b- Finalmente racionalista.Usted sabe:progreso,ilustracion,ciencia,fraude.Le gustaba el pizarron y la edicion.

c- Nosotros somos puros porque aqui en el capitalismos tardio nos fajamos la Broma-Infinita de los esteroides.Es ineludible.Preguntele a Lady Gaga.O a ABC network.

charlie dijo...

En el Costa Concordia esta pintada Europa. En el edificio que se desplomó en Río, América Latina.

Leticia dijo...

NARDOL : "Nosotros que aprendimos a desconfiar de los mitos ilustres y a quienes nos parece absolutamente imposible una sala de candelabros una cortina y una silla xv "

KLONOPIN ; "Nosotros que hemos visto
el derrumbe de los parlamentos y el culo remendado de liberalismo"

RESTORIL : "Nosotros,hijos y nietos ya de terroristas melancolicos y de cientificos supersticiosos"

MAO : A lo mejor realize una lectura-barroca de Paul Elaurd.Me gusta gesicular en espacios surrealistas.

Leticia dijo...

GESTICULAR,pos por supuesto.

Anónimo dijo...

EN LA CASA DE JR

David Cortés dijo...

Sí hay diferencias entre agnosticismo y ateísmo. Para leer algunas ver: Por qué no soy agnóstico. En los comentarios también se trata el tema.

Anónimo dijo...

anonimo 19;33 - 19;42 - 20;26 :

Lo importante es simplificar estructuras.

Anónimo dijo...

Bueno es que hay cristianos decentes y que no comen cuento como Jaime Restrepo, Jose Obdulio y el doctor Galat. Jaimito Ruíz antes nos hablaba de los doctores de la iglesia y de como los comunistas-fascistoides del trust mutzemberg eran los continuadores de las madrazas y de los conventos. Pero el cristianismo como pensamiento es una fuerza de progreso. Cuanto no progreso Estados Unidos gracias a los Mormones, los Puritanos y los Amish? Esos ridiculos pensadores y cientificos seculares de la gran nación del norte, no sirven para nada.

Anónimo dijo...

Jaime Ruíz es el arquetipo del escéptico. No necesita pruebas, análisis o estudios para demostrar que todos los que aquí escriben (salvo el) se lucran de masacres y secuestros.

silogysmes_mao dijo...

Mire Usted Leticia :

Chevere.

Hagase una lectura-barroca de esta vaina :

" El problema de problemas de las sociedades post-industriales va a compendiarse en la desvinculacion del concepto de legitimidad del de racionalidad,y a su vez,el paso de la racionalidad no ya a Racionalidad Instrumental sino a un tipo de cosmovision colectiva de fuertes matices primitivos y arcaicos "

Bueno ... Convengamos que en el Capitalismo Tardio la vida de Paul Eluard seria absolutamente maravillosa.

Saludos,

Leticia dijo...

Joder Mao esta noche necesito un bar _Wily Nelson some people go to schooll. (Brindo por la victoria por el empate por el fracaso !!!)

Vale.

Orlando Parra G dijo...

"jodeduria intelectual" ...no sé... el tema del chaman es complejo ...Tomó de mi biblioteca (la ambulante) una revista NG de Marzo del 2005..."secretos de la mente"...al lado hay otro libro "Entrena tu mente cambia tu cerebro"...y podríamos seguir... pienso, mi estimado Profe Alejandro, que pecamos de soberbia intelectual...yo me quedo con Einstein... ""We are in the position of a little child entering a huge library filled with books in many languages. The child knows someone must have written those books. It does not know how. It does not understand the languages in which they are written. The child dimly suspects a mysterious order in the arrangement of the books but doesn't know what it is. That, it seems to me, is the attitude of even the most intelligent human being toward God. We see the universe marvelously arranged and obeying certain laws but only dimly understand these laws." (Time.com) ...

Y, de igual manera me mantengo ( Opend Mind) quienes aún le teman a Darwin... están en el atraso de los atrasos... la ciencia es un camino por el cual avanzamos a tientas...en medio de la oscuridad infinita...pero el Darwinismo es la luz de un cocuyo en medio de ella.

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...

Alejandro, acerca de la construcción de Linux.

"You know what the most complex piece of engineering known to man in the
whole solar system is?

Guess what - it's not Linux, it's not Solaris, and it's not your car.

It's you. And me.

And think about how you and me actually came about - not through any
complex design.

Right. "sheer luck".

Well, sheer luck, AND:
- free availability and _crosspollination_ through sharing of "source
code", although biologists call it DNA.
- a rather unforgiving user environment, that happily replaces bad
versions of us with better working versions and thus culls the herd
(biologists often call this "survival of the fittest")
- massive undirected parallel development ("trial and error")

I'm deadly serious: we humans have _never_ been able to replicate
something more complicated than what we ourselves are, yet natural
selection did it without even thinking.

Don't underestimate the power of survival of the fittest.

And don't EVER make the mistake that you can design something better than
what you get from ruthless massively parallel trial-and-error with a
feedback cycle. That's giving your intelligence _much_ too much credit.

Quite frankly, Sun is doomed. And it has nothing to do with their
engineering practices or their coding style.

Linus
"

Tomado de aquí

(creo que yo ya había enlazado eso, mil disculpas).

JuanDavidVelez dijo...

En ese texto, creo que cuando habla de Sun no es del sol, sino de la marca de computadores que desapareció apenas en el año 2010. Pero eso creo yo, habrá que ver que piensan otros hermeneutas.

Alberto dijo...

Alejandro;

Tienes alguna información sobre los factores que están influyendo en el precio del cacao.

(Y me disculpo por esta disgresión... aunque alguna relación se pueda establecer de manera forzada entre el chamán - la lluvia - y el cacao)

jaime ruiz dijo...

Anónimo 16.55 Gracias por prestarme atención y más aún por traer a colación el tema. NUNCA he escrito que alguien que escriba aquí se lucre de las masacres y secuestros, pero ciertamente soy casi el único que supone que ALGUIEN lo ha hecho. Uno de cada mil colombianos ha sido víctima del secuestro, y eso ocurrió como pura abducción selenita, NUNCA se encuentra en la prensa la más remota suposición de que las personas ligadas a las FARC en las ciudades hayan obtenido algún provecho de las decenas de miles de millones de dólares que la banda ha obtenido. Incluso cuando hay pruebas de que los profesores de la Nacional tienen relación con eso, como es el caso de Beethoven Herrera, la noticia desaparece.

Realmente es idiota hablar de cosas ajenas a la conciencia. Los secuestros son como las tempestades de ácido sulfúrico que se registran en otros planetas si se los compara con esa disposición de los colombianos a negar la posibilidad de que esas personas que se lucran de los crímenes existan, o a tratar de intimidar a cualquiera que se preocupe por el hecho. Niños desesperados y semisalvajes se pueden encontrar para cometerlos, canallas de alma deforme dispuestos a sumarse a esa espeluznante omertà sólo se encuentran en Colombia, prácticamente, y son el primer rasgo de identidad del país.

Alejandro Gaviria dijo...

Juan David: muy bueno. Me gusta la idea esa de que nuestra creatividad no es ni puede ser muy distinta al proceso evolutivo que la creo.

Alberto: el precio se ha recuperado últimamente como consecuencia de la leve recuperación de la economía gringa. Encontré esto.

Anónimo dijo...

Anonimo 16:55.
A Jaime Ruiz:

NUNCA he escrito que alguien que escriba aquí se lucre de las masacres y secuestros, pero ciertamente soy casi el único que supone que ALGUIEN lo ha hecho.



Uno de cada mil colombianos ha sido víctima del secuestro, y eso ocurrió como pura abducción selenita, NUNCA se encuentra en la prensa la más remota suposición de que las personas ligadas a las FARC en las ciudades hayan obtenido algún provecho de las decenas de miles de millones de dólares que la banda ha obtenido.

Igual que para ustedes en Atrabilioso, los casos de falsos positivos, de corrupción bajo el gobierno Uribe y los millones de desplazados por lo
Son fantasias o intentos de desacreditar al gobierno. Siguiendo su linea de cinismo podria simplemente responderle ¨denuncielo con la fiscalía¨.


Incluso cuando hay pruebas de que los profesores de la Nacional tienen relación con eso, como es el caso de Beethoven Herrera, la noticia desaparece.

Es cierto que hay profesores involucrados, lo cual es algo asqueroso. Igualmente hay profesores involucrados con la parapolítica, la corrupción en general, el abuso sexual. Esas noticias tampoco aparecen jamás.
Por otra parte muchos profesores cumplen su función de educadores (o intentan hacerlo). En mi caso personal NUNCA NINGUN PROFESOR promovio en su catedra el apoyo a la guerrilla, al sindicalismo, al comunismo. Luego no es como dice ud que el caso del 99% de los profesores o de los estudiantes.

Realmente es idiota hablar de cosas ajenas a la conciencia. (En el caso de los de Atrabilioso: Paramilitarismo, desplazamiento, devolución de las tierras a los campesinos, corrupción del gobierno, inseguridad en las ciudades, falsos positivos...)


Los secuestros son como las tempestades de ácido sulfúrico que se registran en otros planetas si se los compara con esa disposición de los colombianos (De quienes? a ver muestre datos, muestre estadísticas!) a negar la posibilidad de que esas personas que se lucran de los crímenes existan, o a tratar de intimidar a cualquiera que se preocupe por el hecho.

La función de atrabilioso sería investigar estas relaciones. Mostrar fotocopias de cheques, grabaciones de profesores hablando con guerrilleros, dilucidar el organigrama de la confabulación Gobierno-Guerrilla-Academia. Quien es el jefe de la organización? Como se infiltran las redes? Por que la Onu, USA (bajo el gobierno Bush al menos), o cualquier organismo internacional no lo destapa?
Personalmente: a ud lo intimidan? Como, si ud vive en Barcelona trabajando en (vaya uno a saber en que) lucrandose de (también, motivo de infinita especulación. Ud mismo podría estarse lucrando con el dinero del secuestro, pues le da mucha verguenza hablar de sus actividades en España).
Niños desesperados y semisalvajes se pueden encontrar para cometerlos, canallas de alma deforme dispuestos a sumarse a esa espeluznante omertà sólo se encuentran en Colombia, prácticamente, y son el primer rasgo de identidad del país.

Lo asqueroso, otro ejemplo de la moral de muladar de los de atrabilioso es que ustedes sugieren que son peores los insignificantes periodistas que escriben columnas que a muy pocos leen en comparación con los lideres guerrilleros, los autores de masacres, y los policias y militares que han asesinado.
Es como si un Timochenko, un Mono Jojoy, fueran en cierta medida pobres victimas de las columnas de los periódicos. Pobrecitos. Por leer a Oscar collazos, les dió por dedicarse al secuestro.

Es algo incomunicable para alguien que pasea diarimente por el Parc Guell con su librito de Ortega y Gasset en la mano y su identidad de malhechor encubierta bajo la farsa de la retórica de la buena ortografía y el ¨trabajo productivo¨ del twitter.

Anónimo dijo...

ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO CON EL ANÓNIMO 9:37.

Anónimo dijo...

Bah... Alejandro Gaviria se considera un gran escéptico pero cada semana es lo mismo: una columna seguida de un sinnúmero de tweets que la refuerzan.

ANONIMO PREOCUPADO dijo...

Dr santos haga algo, ya estamos haciendo el ridículo en panamá;

jaime ruiz dijo...

Este Julián es gracioso: cuando al personaje incómodo no lo pueden quitar de en medio como a Germán Restrepo o Hernán Yesid Pinto Rincón, o a Manuel Moya y Graciano Blandón, lo destruyen a punta de rumores o le matan a los familiares. Pero ¡qué remedio! Del ahogado el sombrero, no pueden hacer nada de eso, entonces les queda que a quien no quiere darles papaya le atribuyen cualquier cosa.

Y claro, ¡qué ocurrencia! Asociar a la Universidad Nacional con las bandas terroristas requiere no ver las multitudinarias marchas de protesta por la readmisión de Miguel Ángel Beltrán. Es que hay gente distraída.

Bueno, queda lo de que deben mostrarse pruebas de la relación del profesorado con las FARC, como si la correspondencia de Piedad Córdoba, firmada por la práctica totalidad de los profesores de materias con incidencia ideológica fuera cualquier cosa. ¡Hay que mostrar lo que se desconoce porque de lo obvio no nos daremos cuenta!