sábado, diciembre 17, 2011

Lecturas de 2011


Tres novelas cortas (o cuentos largos) para esta época de Twitter.

El alienista del brasileño Machado de Assis (mi descubrimiento literario de este año).

Pero la Ciencia tiene la inefable propiedad de curar todas las penas; nuestro médico se sumergió enteramente en el estudio y la práctica de la Medicina. Fue entonces cuando uno de los recovecos de ésta le llamó especialmente la atención: el recoveco psicológico, el examen de la patología cerebral. No había en la colonia, ni aún en el reino, una sola autoridad en tal materia, mal explorada o casi inexplorada. Simón Bacamarte comprendió que la ciencia lusitana, y particularmente la brasileña, podría cubrirse de “laureles inmarchitables” –expresión usada por él mismo, pero en un arrebato de intimidad doméstica–; exteriormente era modesto, como conviene a los sabios.

La salud del alma –clamó– es la ocupación más digna del médico.

Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco. Publicada ya hace 30 años, pero sigue mejor que nunca.

Terminó aquel país. No hay memoria del México de aquellos años. Y a nadie le importa: de ese horror quién puede tener nostalgia. Todo pasó como pasan los discos en la sinfonola. Nunca sabré si aún vive Mariana. Si hoy viviera tendría ya ochenta años.

Trenes rigurosamente vigilados del escritor checo Bohumil Hrabal. La película es un clásico, la novela es mejor.

Me agarré de la mano con el muerto hasta que también yo mismo empecé a perderme en las tinieblas y susurré para sus oídos que ya no oían las palabras del conductor de aquel tren rápido que había traído a los desventurados alemanes desde Dresden:

--Deberían mantener el culo sentado en la casa…

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Tendré en cuenta sus lecturas del 2011 pero se le olvido "El mapa y el territorio" de Michel Houellebecq. Muy bueno por cierto.

Alejandro Gaviria dijo...

Acabo de terminar El mapa y el territorio. Muy buena.

Recomiendo también 35 muertos de Sergio Álvarez.
Nadie dijo nada sobre esta nóvela, tal vez fallida pero ambiciosa y vital. Mucho mejor, creo, que El Ruido de las cosas…

Sobre economía, recomiendo las biografías de Raúl Prebish y Arthur Lewis. Las biografías de economistas son un género menor pero interesantísimo. Aprendí más con estas biografías que con los artículos tradicionales sobre desarrollo económico.

Anónimo dijo...

Bien, pero me gustaría que me dijera quienes son los autores de las biografías de Prebish y Lewis o en su defecto la editorial.

También tendré en cuenta el libro "35 muertos". Por último, pues no he leído "El ruido de las cosas al caer" y no puedo decir si es bueno o malo pero mirare si lo leo.

Alejandro Gaviria dijo...

Biografías de Lewis y de Prebish.

Anónimo dijo...

Gracias

Constantino dijo...

¿Qué estuvo leyendo de Jordi Gracia? ¿El intelectual melancólico? Por lo que alcancé a leer me pareció libro muy bueno.

Anónimo dijo...

Algún otro libro de economía, a parte de las biografías, para recomendar??

Alejandro Gaviria dijo...

Recomiendo otros dos libros de economía: Grand Pursuit: The Story of Economic Genius y Race Against The Machine: How the Digital Revolution is Accelerating Innovation, Driving Productivity, and Irreversibly Transforming Employment and the Economy.

Alejandro Gaviria dijo...

Constantino: muy bueno. Se lee en una hora. Además, perfecto para explicar nuestros melancólicos profesores y sus renuncias grandilocuentes.

Constantino dijo...

Entonces este cuento no cambia, ¿o qué opina, Alejandro? Siempre ha habido nostálgicos melancólicos que lloran una edad de oro que no volverá (porque realmente nunca existió). Y también críticos de esa melancolía, que aquí es indignación permanente, como usted y Jordi Gracia (y también Bertrand Russell en La Conquista de la felicidad).

Es tentador pensar: el problema de nuestro tiempo es la propensión a quejarse del presente y añorar el pasado. Pero, ¿no habrá habido un cavernícola nostálgico que lamentara la invención del hacha de piedra y viera en ella la perdición de la humanidad?

Alejandro Gaviria dijo...

Constantino: "Nostalgia, la bobita, la pendejita", dice Fernando Vallejo.

Alejandro Gaviria dijo...

"La tendencia a culpar el presente y admirar el pasado está fuertemente arraigada en la naturaleza humana", David Hume.