sábado, octubre 29, 2011

Marxismo de cajón


El debate sobre el futuro de la educación superior ha trascendido lo propuesto por el gobierno en el proyecto de reforma a Ley 30 de 1992, un proyecto, en mi opinión, más irrelevante que perjudicial. Con frecuencia, el debate ha sido planteado en un plano filosófico. “La reforma está dirigida a reestructurar el mercado laboral en función de la inserción acrítica y subordinada en la economía global. Los cambios en el proceso productivo…exigen…la formación de operadores competentes para hacer funcionar la nueva máquina social y productiva del capital en el país”, escribió recientemente un profesor de derecho de la Universidad Nacional. “Sólo quieren formar proletarios para el mercado laboral”, han dicho varios críticos del proyecto con particular vehemencia.

El debate filosófico es interesante, pero no es nuevo. Todo lo contrario: es un debate antiguo, casi eterno. Las opiniones citadas son variaciones sobre un mismo tema, sobre la teoría de la alienación de Marx, sobre la idea, tantas veces repetida, según la cual la división del trabajo atenta contra la esencia del individuo. Todos las reformas educativas que se han propuesto en este país, sin excepción alguna, han sido acusadas de lo mismo: de educar trabajadores obedientes, no individuos pensantes, de formar técnicos competentes pero ignorantes de las consecuencias morales o sociales de sus actos; en un frase, de ahondar una de las facetas más antipáticas del sistema: la alienación del ser humano. Puro marxismo de primer semestre.

Pero el debate es más complejo, va más allá del marxismo de cajón de algunos profesores de derecho. Paul Seabright, un economista heterodoxo con ambiciones filosóficas, planteó recientemente una interpretación más benigna de la alienación. En su opinión, la prosperidad de las sociedades modernas está sustentada en nuestra capacidad de desempeñar el papel que nos corresponde sin preocuparnos por el resultado final. La sociedad moderna –argumenta Seabright– depende de la cooperación entre millones de extraños, la cual depende, a su vez, de una moral minimalista que premie la excelencia en lo micro (hacer la tarea) y el desentendimiento de lo macro (ignorar el resultado final). En últimas, una sociedad moderna es inconcebible sin algún grado de autoalienación, sin unas instituciones que promuevan lo que Seabright llama la “visión túnel”.

Italo Calvino resume el asunto de manera dramática: “el hombre puede verse reducido a ser una langosta y aplicar sin embargo a su situación de langosta un código de disciplina y de decoro –en una palabra, un estilo– y confesarse satisfecho, no discutir ni mucho ni poco el hecho de ser langosta sino sólo el mejor modo de serlo”. La comparación es perturbadora. Pone de presente nuestra capacidad, casi ilimitada, de encontrar la realización en cualquier tarea, capacidad de la que depende, trágicamente si se quiere, la prosperidad de los ciudadanos del planeta.

En fin, la lucha de algunos profesores no es contra la reforma educativa. Ni siquiera contra el gobierno de Santos. Es una lucha contra la división del trabajo, contra el orden económico internacional, contra la humanidad incluso. Pero sus argumentos son superficiales. Carecen de un entendimiento preciso del capitalismo. Simplemente expresan un gran desprecio por el mundo como es, por el sistema que los mantiene y mortifica al mismo tiempo.

241 comentarios:

1 – 200 de 241   Más recientes›   Más nuevas»
Alejandro Gaviria dijo...

Más de Calvino:

En Jerofante ya está bien delineada, con todos sus límites, la ética moderna de la perfecta eficiencia técnica, del “estar a la altura de las circunstancias”, del “hacer bien lo que se hace”, independientemente de la valoración de la propia acción en términos de moral universal. Sigo llamando moderna a esta ética porque lo era en mi juventud, y era este el sentido que surgía de muchas películas americanas, y también de las novelas de Hemingway, y yo oscilaba entre la adhesión a esta moral puramente técnica y pragmática y la conciencia del vacío que se abría debajo. Pero aún hoy creo que tenía su lado bueno.

Alejandro Gaviria dijo...

Michel Houellebecq sobre lo mismo:

Tenemos que ser conscientes de que los objetos manufacturados del mundo entero son objetos concebidos y fabricados por una clase reducida de ingenieros y de técnicos, capaces de imaginar y poner en funcionamiento los equipos adecuados; ellos son los únicos realmente productivos. Representan, quizá, el 5% de la población activa y ese porcentaje disminuye constantemente. La utilidad social del resto del personal de la empresa –comerciales, publicistas, oficinistas, administrativos, estilistas– es mucho menos evidente…Entre [los técnicos] algunos elaboran un discurso positivo sobre su propia actuación…Sin embargo, la mayoría no elabora discursos: se conforma con hacer su trabajo.

Alejandro Gaviria dijo...

Ahora Phillip Roth:

He tells you capitalism is a dog-eat-dog system. What is life if not a dog-eat-dog system? This is a system that is in tune with life. And because it is, it works. Look, everything the Communists say about capitalism is true, and everything the capitalists say about Communism is true. The difference is, our system works because it's based on the truth about people's selfishness, and theirs doesn't because it's based on a fairy tale about people's brotherhood. It's such a crazy fairy tale they've got to take people and put them in Siberia in order to get them to believe it..

giova992 dijo...

Siendo mucho menos filosóficos, otro de los argumentos más usados de oposición a esta reforma, es el problema de financiación. El cambio de paradigma de subsidio a la oferta y el recorte de presupuesto a las universidades públicas. No se profesor Gaviria si ud ha escrito al respecto, si considera que una liberalización en el sector educativo, más a nivel universitario, es conveniente para una sociedad que quiere incrementar su nivel de capital humano...así sea para una sociedad alineada...

Carlos Méndez dijo...

Aspiraba a que Alejandro anunciará por quien iba a votar para la alcaldía de Bogota.

Lo de la reforma a la educación no creo que valga la pena gastarle tinta. Santos va a recular nuevamente.

Anónimo dijo...

Alejandro, su columna es válida parcialmente: sí, el mundo está indignado por un sistema que favorece el progreso, pero también favorece que tal progreso no se distribuya uniformemente, entonces se crea desigualdad; digo parcialmente, porque considero que la reforma es en parte, perjudicial.
La reforma planteada es perjudicial porque pretende aumentar solamente 0.04% del PIB al actual gasto en educación superior, y además quiere aumentar 645000 nuevos cupos con calidad; pienso que para aumentar esos cupos con calidad, se necesita un gran aumento de recursos en vez del ínfimo aumento que se pretende hacer, pero no solamente se necesitan recursos financieros, también se necesitan recursos humanos, y un punto cuestionable es el origen de profesores para cubrir esos cupos con calidad.
Sí se aprueba la reforma; la educación superior colombiana copiará el modelo de educación básica y media que da grandes muestras de cobertura, pero ninguna de calidad, entonces no habría movilidad social (leí su obra.
Desde el punto de vista económico, puede decirse que los países con mayor desarrollo son aquellos que tienen los mayor nivel de capital humano y tecnológico; la reforma no plantea aumentar el nivel del capital humano en términos de calidad.
Pienso que el problema de la educación en Colombia es un problema histórico y estructural, y no un problema reciente; en toda la historia colombiana, se ha visto que las oportunidades están concentradas, entonces esto no es nada nuevo, pero con el cambio de la mencionada ley, empeoraría la situación colombiana en cuanto a educación.

**Sí mis argumentos están mal formulados, quizás sea porque soy estudiante de primer semestre

Pablo dijo...

La columna de Alejandro poetizada:

Los Justos

Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

Pablo dijo...

Poema de Borges, olvidé mencionar.

Anónimo dijo...

La reforma no me parece irrelevante. Me parece necesaria no solo por los temás que han generado más polémica como financiación, cobertura y calidad, sino también por el mismo contexto social de la actualidad en el que las comunicaciones y la informática juegan un papel trascendental. En ese orden de ideas es necesario actualizar la ley 30.

Diego Alejandro Murillo Taborda dijo...

Es necesario actualizarla pero no como se plantea; el aumento de recursos debería ser proporcional al aumento de calidad y cobertura, y no un ínfimo aumento de 0.04% del PIB.
También si no hay calidad, será una educación vana tal cual se ve en el sistema de educación básica y media que no favorece para nada a la movilidad social

Diego Alejandro Murillo Taborda dijo...

En el anterior comentario dije que el aumento en recursos debe ser proporcional al aumento en cobertura; pero pensándolo bien, se necesita un aumento mayor en recursos que el aumento en cobertura. Pienso que no es un tema irrelevante ya que todo la educación y el capital tecnológico son los principales elementos para el crecimiento y el desarrollo económico; además la reforma regiría a todo el país incluyendo a los estudiantes de universidades privadas.

Anónimo dijo...

Alejandro va votar por Peñalosa. también le gusta Galán pero dice que no es tiempo de improvisar...

Increíble que vaya a quedar Petro. Es una lástima. Todos los votos de Mockus se le fueron a Petro. Hubiese sido mejor que el candidato de la alianza de Parody-Mockus hubiera sido Mockus. Seguramente los votos de Gina no se iban para Petro y Mockus hubiera quedado de alcalde (preferible que Petro)

Anónimo dijo...

Que buena columna Alejandro. Me parece sospechoso que esta "protesta" haya hecho resurgir el marximo, el cogobierno, mayo del 68 y toda esa mierda desueta. En parte veo mucha responsabilidad de la prensa nacional con un mamertismo bobalicon creyendo que son unos indignados nacionales o un nuevo chile en suramerica.

Alejandro Gaviria dijo...

Diego Alejandro: sus argumentos son válidos. Esa debería ser la discusión. Pero insinuar que la reforma es una especie de treta del gran capital para hacerse a la mano de obra que necesita (domesticada y corta de miras) es un despropósito.

Además, hay un tema complejo: ¿de qué manera distribuir los mayores recursos? Yo creo que deberían existir indicadores, proceso de evaluación y mecanismos de rendición de cuentas. Pero las universidades (sobre todo la Unal) siempre han visto estos esfuerzos como sospechosos y violadores de su autonomía.

Alejandro Gaviria dijo...

Peñalosa fue un desastre en los debates. Su carreta religiosa me puso a dudar. La verdad creo que la suerte está echada. Tristemente lo que escribí hace cuatro años sobre la derrota de Peñalosa sigue vigente:

Los reformadores usualmente enfrentan gran resistencia cuando reinciden en sus aspiraciones electorales. Los intereses particulares que se vieron perjudicados por las reformas son usualmente más organizados (y ruidosos) que los intereses generales que se vieron beneficiados. Pero los reformadores tienen otro problema. Se enamoran de su obra. Son incapaces de reinventarse a sí mismos, de hablar de un futuro distinto a su pasado. Peñalosa es un reformador anquilosado. Nunca fue capaz de ir más allá de la autocelebración de sus logros.

Maldoror dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maldoror dijo...

[...] la prosperidad de las sociedades modernas está sustentada en nuestra capacidad de desempeñar el papel que nos corresponde sin preocuparnos por el resultado final. La sociedad moderna –argumenta Seabright– depende de la cooperación entre millones de extraños, la cual depende, a su vez, de una moral minimalista que premie la excelencia en lo micro (hacer la tarea) y el desentendimiento de lo macro (ignorar el resultado final). En últimas, una sociedad moderna es inconcebible sin algún grado de autoalienación, sin unas instituciones que promuevan lo que Seabright llama la “visión túnel”.

No puedo de dejar de pensar en la ironía de este argumento (y de quienes lo apoyan, y supongo que en el se encuentra ud Alejandro). Casi que podría ser el lema comunista por excelencia (acompañado del colorario: "El comunismo funciona tan bien para los humanos como para las hormigas").

Anónimo dijo...

Alejandro, una pregunta historica. Antes de la ley 30 como se otorgaban los recursos nacionales a las universidades y por que existian diferencias entre los montos antes de entrar en vigor la ley 30.

Kmi Andres dijo...

Con todo el respeto que usted se merece, me deja cierta desazón esta columna escrita por usted, porque si bien es irrelevante el giro que ha dado el debate volviendo a la bipolaridad de capitalismo/marxismo que por estos días es demasiada anacrónica y sinsentido, pero lo es aun más hablar de ella.
Me gustaría conocer su criterio tecnocrático y meticuloso que hacen de sus columnas un análisis imparcial y científico de la realidad humana alejado de toda contaminación ideológica (llámese marxismo, neoliberalismo, comunismo, anarquismo, etc.), acerca de que tan viable o pertinente es la reforma de la ley 30, así tal cual como esta propuesta por el ministerio, para lograr nuestros objetivos como nación, es decir, volvernos más competitivos en un entorno global, si el enfoque debe ser cobertura o calidad, si definidamente nuestra situación fiscal es tan precaria que nos tenemos que conformar con quedar a la merced de las leyes de oferta y demanda si queremos vernos superados en un corto plazo, o si definitivamente luchamos contra la corrupción en este rubro podemos obtener más recursos para financiar una educación de calidad, cual sea que sea el análisis más tecnócrata para poder entender que tan relevante o irrelevante como usted dijo es esta reforma.

Muchas gracias,

Tarantini dijo...

A esta discusión la enriquece, por diferente, agregar la tesis de Michel Onfray, plasmada en su libro, Política del rebelde, que es un tratado anarquista de un moderno libertario francés.

Éste dice, entre muchas otras cosas, que:

"En cambio, el capitalismo ha formulado su tipo ideal con la figura, anunciada por Marcuse, del hombre unidimensional, variación sobre el tema del hombre calculable, que propuso Nietzsche. Conocemos su retrato: iletrado, inculto, codicioso, limitado, obediente a las consignas de la tribu, arrogante, seguro de sí mismo, dócil, débil con los fuertes, fuerte con los débiles, simple, previsible, aficionado empedernido a los juegos y los estadios, devoto del dinero y sectario de lo irracional, profeta especializado en banalidades, en ideas mezquinas, tonto, ingenuo, narcisista, egocéntrico, gregario, consumista, consumidor de las mitologías del momento, amoral, carente de memoria, racista, cínico, sexista, misógino, conservador, reaccionario, oportunista y portador, además, de ciertos rasgos de la misma índole que los que definen un facismo ordinario".

Dice también este autor en su libro que:

"las lecciones anarquistas para nuestros días: la eterna perversión de los que ejercen el poder, sea quienes sean, filósofos convertidos en reyes o reyes tocados por la filosofía. Su ejercicio conlleva una especie de consagración que transfigura a los gobernantes, de derecha o de izquierda, sin distinción, en miembros de una casta con sus reglas, sus leyes y su gregarismo aceptado, y conduce al culto de quienes han podido, un día practicar legítimamente, o no, el dominio sobre la gran mayoría de sus súbditos, sus administrados..., sus víctimas".

Y, agrega finalmente que:

"..., a menudo el poder se encarna en los mismos que una sociedad forma con esa finalidad, elige como tales y recompensa de manera nada despreciable. Las élites, los graduados de la École Nationale d'Administration, los ministros, los apparatchiks, los elegidos, constituyen una oligarquía que se arroga el poder político en exclusiva, una casta disociada de los intereses y la vida de los ciudadanos ordinarios sobre quienes ejerce la autoridad".

Para concluir entonces no todo encaja en capitalismo y marxismo con base en esta tésis anarquico-libertaria de Onfray.

Alejandro Gaviria dijo...

Pues sí Maldoror: la división del trabajo en algo nos convierte en hormigas. O yo iría más allá: nuestro destino no es muy diferente al de las hormigas.

Alejandro Gaviria dijo...

Kmi Andrés: leí un borrador de la reforma. La verdad no entiendo el alboroto. La ley no hace cambios de fondo. Plante algunas metas. Reforma los mecanismos de acreditación. Combina (como siempre) mecanismos de oferta y demanda. Y promete algunos recursos (insuficientes como siempre). Es una reformita. Pero aparentemente algunos creen que la ley está inventando la división del trabajo.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 00:14: no conozco la historia antes de la Ley 30 de 1992. Pero leí alguna vez que la reforma partió de los porcentajes históricos. Desde entonces ha predominado la inercia, en buena medida por un fallo del Consejo de Estado que dice que cualquier recurso que se entregue (así sea extraordinario) crea base, esto es, se incorpora para siempre en el cálculo de la distribución. De allí las diferencias (persistentes) entre, digamos, la Nacional y la del Magdalena.

Anónimo dijo...

Lean el talante de lo que le escriben a Gaviria en El Espectador. Los marxistas de primer semestre son bravos:

Lo más gracioso es que este bandido seudointelectual, miembro de esa guarida de hampones, criminales de lesa humanidad, que es la Junta Directiva de Bancolombia no logra refutar la tesis según la cual la reforma pretende "educar trabajadores obedientes, no individuos pensantes; de formar técnicos competentes pero ignorantes de las consecuencias morales o sociales de sus actos". Pero es entendible. El autodenomiado cientifico social A. Gaviria (la Ciencia Economica es una maravillosa rama del conocimiento humano perrateada por bandidos como este) necesita cajeros, asesores comerciales y pseudo gerentes que le sigan haciendo el trabajo sucio en la empresa criminal de la que es codueño.

este columnista no es sino otro secuaz del hampa neoliberal que nos gobierna, algún día deberá ser juzgado por concierto para delinquir.

Anónimo dijo...

Cometarios sueltos:

Buena ilustración

En este blog se abusa exageradamente de la palabra "irrelevante". Desde que comenzó se la ha usado 579 veces, el 99,3% de las veces por el dueño.

La reforma educativa --esta o cualquier otra-- no puede ser irrelevante por ningún lado que se la mire: si va a tener consecuencias adversas, no es irrelevante; si va a tener consecuencias positivas, tampoco es irrelevante; y si no va a tener consecuencias porque es inocua, entonces tampoco es irrelevante porque es una pérdida de tiempo, energía y recursos que debe evitarse.

Leopoldo Múnera y Alfredo Molano (Elespectador.com)sacaron su marxismo exactamente del mismo viejo, desvencijado y oxidado cajón. Lo interesante sería que dijeran cómo se imaginan el mundo ideal ahora, pues con el que soñaron hace como cuarenta años ya demostró "científicamente" que no funciona.

Qué sería de este bloguero si se aplicara a sí mismo lo de la visión de túnel: "oí, dedicáte a hacer plata, ve, no te distraigás por ahí pensando y echando globos y escribiendo pendejadas".

El problema de los que recomiendan ya sea visiones de túnel para conseguir el vil sustento, o sueños de liberación y regreso a la prístina naturaleza donde no exista la propiedad privada y todos nos amemos los unos a los otros es que la receta es para los demás y no para ellos.

Los que recomiendan la visión de túnel son los que se la pasanleyendo y martillando las palabras y los números para echar cuentos y luego dicen que apenas si son de estrato tres.

Los antipropiedad privada la promueven y recomiendan para los demás pero ellos tienen numerosas escrituras que dan fe de su calidad de propietarios, además de sus escritos donde denuncian a los que tienen lo mismo pero no son ellos.


Una última pregunta para el Decano de Economía: ¿Usted le recomienda a sus estudiantes que tengan "visión de túnel" o todo lo contrario?

Esperaba que se lanzara a escribir sobre el desempeño de los deportistas colombianos en los Panamericanos. Ese podría ser un buen ejemplo de visión de túnel, o donde la visión de túnel es un imperativo, lo mismo que tener recursos limitados. Compárese a nuestros pesistas, patinadores o al gimnasta ganador con ciertos competidores de estrato 10 en el ámbito internacional como JuanPablo Montoya y Camilo Villegas.

Anónimo dijo...

Gaviria dice con respecto a las universidades públicas, y en especial la Nacional, lo siguiente:

"Además, hay un tema complejo: ¿de qué manera distribuir los mayores recursos? Yo creo que deberían existir indicadores, proceso de evaluación y mecanismos de rendición de cuentas. Pero las universidades (sobre todo la Unal) siempre han visto estos esfuerzos como sospechosos y violadores de su autonomía".

No es momento de negar los problemas de gestión que tienen muchas universidades públicas, pero el comentario no sólo demuestra una terrible serie de prejuicios, sino un profundo desconocimiento de lo que en materia de indicadores, evaluaciones y rendición de cuentas se ha hecho en las últimas décadas desde el SUE, y en especial desde la Unal, que no sólo publica periódicamente sus resultados en materia de cobertura, eficiencia, investigación, extensión y gestión, disponibles siempre en la página web para quien quiera consultarlos, sino que cumple con la rendición de cuentas ante el congreso y las entidades de control. En materia de calidad, la universidad tampoco le huye a las evaluaciones, no se acoge a los procesos de acreditación del CNA, los mismos que profesores de la Unal ayudaron a diseñar, porque no son lo suficientemente rigurosos para una universidad que pretende ser de excelencia en investigación, de forma que sus procesos de autoevaluación y acreditación internacional son aún más rigurosos que los del CNA.
Todo lo que se hace es susceptible de mejorar, por supuesto, y aún hay un largo camino que recorrer, pero argumentar que las universidades públicas los rehuyen por "sospechosos y violadores de su autonomía", además de inexacto es calumnioso. Mal entiende Gaviria lo que es la autonomía universitaria, piense sólo en lo que significa para los Andes y seguramente entenderá mejor lo que significa para la Nacional y otras universidades públicas.

Carlos

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 8:55: Respuestas sueltas:
1. Acepto la corrección semántica o la precisión. Digamos que la reforma es inocua, una reformita.
2. Yo soy ingeniero. Terminé aquí echando carreta por esas cosas de la vida. Pero admiro secretamente a quien pude hablar por horas de la relación agua-cemento en las mezclas de concreto o de la disyuntiva eterna entre las turbinas Francis y Pelton.
3. Me gustan los especialistas. La gente que sabe su oficio, que está medida en el cuento, que (como dicen algunos antropólogos, ya en plan apologista) tienen 30 maneras de llamar la nieve.
4. La visión túnel no es ganar plata. Es todo lo contrario: es el oficio como un fin en sí mismo. Marx se equivocó (en esta como en tantas cosas): la división del trabajo no destruyó (al menos no completamente) la capacidad de realizarse personalmente por medio del trabajo.
5. También celebro la actuación de los deportistas en los Panamericanos. Y sí, representan lo mejor de la visión del túnel: detrás de cada medalla hay miles y miles de rutinas de entrenamiento que muchas calificarían de alienantes.
6. Saludos.

Anónimo dijo...

Ese Articulo parece escrito por un niño que siempre se conforma con lo que sea para jugar, no por una persona que comprendió el poder de la mente y es capar de trascender no quedarse a esperar y conformarse con lo que el mundo le da, simplemente es errado por que ni siquiera conoce el objetivo de una universidad, se puede hablar muy bonito y citar muchos apartes filosóficos pero simplemente es un discurso vacio con falta de argumentos y de alguien que se ha sentado y no ha analizado verdaderamente el problema sino se ha quedado esperando que traen los medios de comunicación imparciales de Colombia. Lo hago de forma anónima por que quería hacer esto rápido por que las personas que pensamos en que existe la posibilidad de una educación de calidad necesitamos el tiempo para informarnos y no quedarnos con lo que digan medios de comunicación manipulados y salir sin argumentos.

Javier Moreno dijo...

Parece que las personas que piensan tampoco tienen mucho tiempo para preocuparse por su redacción.

Maldoror dijo...

Alejandro:

La verdad no conozco de que se trata la reforma a la educación ni tengo argumentos para saber que tan mala o buena es. Tampoco tengo nada contra la división del trabajo per se. Pero lo que ud propone en esta columna, abierta y descaradamente es eso: una sociedad de hormiguitas especializadas que sigan ciegamente su función. Esa posición no sólo es francamente absurda, sino peligrosa. Es casi que el sueño de los estados totalitarios, entre ellos los comunistas. Afortunadamente ese cuento no se lo creen ni en su universidad que desde hace años ha promovido una formación más integral. Eso es todo.

juan francisco muñoz dijo...

En la Unal ha habido trabajos de análisis del comportamiento social y económico en ratas y palomas. Pero no en humanos. En cierta forma, es como si la Unal fuera una academia rigurosa, pero resistente al mismo tiempo a estudiar la naturaleza humana. Es como si el trabajo de laboratorio de las facultades de psicología y economía tuviera en el fondo ese marxismo de cajón. Es por esto que estoy convencido que la rigurosidad metodológica no es suficiente para hacer buena ciencia. Es curioso, pero, por lo menos en el caso del programa de psicología, la escuela conductista de la Unal terminó alejándose, y de qué manera, de las discusiones más interesantes del evolucionismo contemporáneo. Al hacerlo, en cierta forma, parece haber evitado cuestionarse a sí misma, y a su modus operandi, como un programa que no devuelve a la sociedad lo que esta invierte en la Unal.
La ciencia también necesita personas con imaginación para tratar temas relevantes para una sociedad contemporánea. pero bueno, en el programa de psicología también hay docentes que afirman que no importa si los temas de la psicología no tienen aplicación clara e inmediata para la sociedad. En fin, están tan ensimismados en su trabajo académico, que ni siquiera ven su irrelevancia.

Anónimo dijo...

Yo diría: "nuestro destino no es muy diferente al de las hormigas" que triste visión de lo que puede ser la vida humana.Que pobreza y estrechez de mente, si es que se cree esa frase para sí. Es cierto que nacemos y tenemos que trabajar para ganar el sustento diario y finalmente todos todos vamos a morir, pero en el medio hay muchas muchas muchas cosas que hace que nuestra vida o nuestro destino sea muy distinto al de una hormiga. Obvio, muchos convierten su vida en algo no muy distinto a la que tiene una hormiga.

Anónimo dijo...

Muy buen comentario el de Maldoror, y el de la insistencia de la irrelevancia por parte de Alejandro. Entradas concretas que dicen mucho.

Anónimo dijo...

O sea que Moises Wasserman tambien es un cerdo marxista???

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: ya hablando más seriamente. Yo no estoy promoviendo una sociedad de hormigas. Repito el argumento de manera telegráfica: (i) la profundización de la división del trabajo es inevitable (es la otra cara de la complejidad económica), (ii) la división del trabajo no destruye al individuo, plantea problemas pero los profesionales siguen encontrado su realización en sus oficios, en sus trabajitos y (iii) la reforma educativa nada tiene que ver con una realidad que trasciende a este país y a este momento.

Confieso, finalmente, que me gusta plantear las contradicciones del sistema de manera descarnada (no, descarada). No soy una langosta satisfecha, pero me gusta presentarme como tal.

Apelaez dijo...

En el fondo, los estudiantes lo que aspiran es a ser una especie de aristócratas ilustrados que puedan trabajar en lo que se les de la gana (escribir ensayos foucoltianos, luchar contra la inequidad social y "deconstruir" conceptos), sin mayor esfuerzo ni exigencias de ningún tipo. Eso es lo que llaman "el derecho a soñar", que no es muy diferente al "derecho a ganarse el baloto".

Me imagino que lo que quieren muchos de los que protestan es que haya más trabajos chéveres. Más trabajos de filosofo, sociologo, politologo, literato y crítico cultural. Trabajos donde no se sientan alienados y ganen un salario "digno".

El problema no es la educación que desean, el problema es el trabajo que ofrece el mercado y la desconexión entre lo que quieren y lo que hay. Como no hay muchos cupos para trabajos como Indiana Jones , pues se indignan y no les queda más que quejarse del sistema y amargarse la vida.

Yo invito a los estudiantes a abrazar el movimiento Zen, concentrarse como hormiguitas en lo que hacen y conformarse con lo que tienen.

Ahí se les deja un video http://www.youtube.com/watch?v=LTO_dZUvbJA

juan francisco muñoz dijo...

Maldoror
El comportamiento social humano también es producto de la evolución, tanto como el de las hormigas. No lo es a través de la comunicación por feromonas, pero sí a través de las disposiciones a seguir criterios morales, confiar en adultos, así se equivoquen, cooperar al largo plazo, aunque mantener los intereses egoístas al corto plazo, desplegar comportamientos colectivos y lúdicos, imaginar acciones futuras, pero terminar complaciéndose por tener lo que no se puede cambiar y es de uno, seguir reglas creadas por la propia sintaxis creativa del lenguaje, en fin. Son tantas las disposiciones evolucionadas de los humanos, que hasta somos más instintivos que las hormigas. Pero, seguimos compartiendo algo con ellas. en cierta forma, somos tan ciegos para poder ver la "gran pantalla" de nuestra existencia, como lo son las hormigas. Así como ellas "imaginan" feromonas, nosotros imaginamos nuestras disposiciones evolucionadas, pero ese futuro que nos llega, siempre es muy distinto a lo que imaginamos. Sin embargo nos adaptamos, pero no por las razones que creíamos eran importantes.

Constantino dijo...

La Microcosmografía Académica es una obra que satiriza con agudeza el mundo de la política académica. Fue escrita hace más de cien años pero aún viene al caso. Aquí un par de citas:

La primera necesidad para un cuerpo de hombres envueltos en la busca de aprendizaje radica en desembarazarse del peso de las preocupaciones políticas. Es imposible disfrutar de la contemplación de la verdad si uno se encuentra agobiado y distraído por el sentido de responsabilidad.

La espada romana nunca habría conquistado el mundo si la grandiosa fábrica de leyes romanas no hubiese sido elaborada para eximir al hombre tras la espada de tener que pensar por sí mismo.

Maldoror dijo...

Alejandro:

Con todo respeto, eso no es lo que parece decir su columna. El comentario sobre Seabreat es bastante diciente ("desempeñar el papel que nos corresponde sin preocuparnos por el resultado final" " una moral minimalista que premie la excelencia en lo micro (hacer la tarea) y el desentendimiento de lo macro (ignorar el resultado final)"). De igual manera la cita de Calvino desmiente su último comentario sobre la langosta satisfecha, etc...

Ahora, un par de puntos que me parecen más sorprendentes:

1. Si mal no recuerdo ud dijo en este mismo espacio, hace algún tiempo, que de Marx rescataba la teoría de la alienación.

2. Si mal no recuerdo, la teoría de Marx sobre la alienación no era tanto algo contra la división del trabajo, sino por la forma que ésta había adquirido en la sociedad industrial. En particular con respecto a los obreros que se convirtieron en simples operarios de maquinas (en palabras de Marx, en "apéndices de las maquinas"), en las cuales hacían trabajos repetitivos de manera sistemática en largas jornadas laborales.

3. En su twitter ud alguna vez publicó este enlace sobre la educación que me pareció interesante. Pensé que era porque concordaba con el mensaje, que entre otras afirma (y creo que con toda razón ) que el sistema educativo desde tiempos de la revolución industrial ha promovido la formación de obreros obedientes.

Anónimo dijo...

Gracias, Carlos, por su comentario aclaratorio y mesurado sobre la UNAL.

charlie dijo...

Las protestas, con mil pretextos, en todo el mundo, significan que la mayoría de la gente esta vaciada. Y los que no se han dado cuenta es porque todavía tienen crédito. ( ayer vi pagar en Home Centre tres docenas de tornillos, 50 mi pesos, con la tarjeta Falabella, a 36 meses ).
Las teorías son para darle oficio a intelectuales , a académicos y a periodistas desocupados.

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: la columna plantea, si se quiere, una visión trágica. La alienación es una realidad. Puede ser perturbadora en algunos casos, sobre todo dada nuestra tendencia a concentrarnos en un trabajito y derivar de allí parte del sentido de la vida. Pero decir que todo esto hace parte de una gran conspiración y afirmar, al mismo tiempo, que la reforma a la ley 30 es una treta de los maquiladores, me parece delirante. Lea lo que dice Molano:

Como, por ejemplo, en este caso, convertir la educación superior en una enorme maquila de obreros calificados, o supercalificados, para exportar. Una fábrica de autómatas, piezas de una gran máquina, que no critiquen y hagan realidad una de las consignas más finas de los estudiantes: “Pienso, luego desaparezco”. Es la esencia de la reforma: desaparecer a quien piensa, ahogarlo a punta de fórmulas. La calidad de la educación universitaria quiere ser sacrificada en favor de la producción en serie de profesionales obedientes, adocenados y formateados. ¿Y dónde emplearán esa masa de robots si la economía, con todas sus locomotoras al galope, será incapaz de emplearlos? Pues se exportarán, como cualquier camisa confeccionada en un galpón de Cajicá o de Sesquilé. El objetivo final es producir un capital humano, como lo llaman, barato. Pero además que ese “precio de oferta” —sale, lo llamaría el viceministro de Educación— sea pagado por el mismo producto o sea por el “profesional” lleno de grados y títulos a través de una plata que le presta el Icetex, un programa que terminará en manos del sistema bancario.
Ante este tipo de opiniones, yo prefiero moverme en sentido contrario y defender los profesionales satisfechos.

Sobre Marx, me gusta más su diferenciación entre riqueza abstracta y concreta. Distribuí el video como un aporte al debate. O mejor, como testimonio de una realidad difícil de cambiar que, repito, va mucho más allá de la educación superior colombiana.

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos: hace varios años el Congreso aprobó una reforma marginal a la distribución de las transferencias a las universidades públicas (la misma Ley30). La Ley 812 de 2003 estipuló que 12 por ciento del monto total de los recursos debería ser distribuido con base en una serie de indicadores de calidad. Desde el momento mismo de su aprobación, el Ministerio de Educación quiso discutir los indicadores, trató de promover un diálogo necesario sobre la distribución de los recursos. Pero algunos rectores siempre miraron con recelo esta pretensión. El entonces rector de la Universidad Nacional decidió finalmente demandar la norma en cuestión y, en poco tiempo, la Corte Constitucional la declaró inexequible pues iba supuestamente en contravía de la autonomía universitaria.

Desde entonces parece imperar la idea de que rendición de cuentas=vulneración de la autonomía. Es una idea arrogante, equivocada que, en últimas, terminará haciéndole daño a la universidad.

Anónimo dijo...

Sería bueno que el tal Molano se parara a la entrada de la factoría de la Volkswagen en Don Torcuato, Buenos Aires, y le echara su dircurso a los candidatos que hacen fila desde temprano para que los enganchen y así convertirse en hormigas esclavas de la conspiración mundial de la alienación. Lo verían como al loquito que camina en círculos en pelotas anunciando el fin del mundo: "Pero de qué hablas, che".

Alejandro Gaviria dijo...

Paradoja: la academia moderna, donde supuestamente se promueve el pensamiento crítico, ha llevado a un extremo casi vicioso la especialización.

Maldoror dijo...

Alejandro:

Ese otro punto que se me quedaba (supongo otra paradoja). ¿Corrigame si me equivoco, pero no ha sido Ud. un crítico feroz de la hiperespecialización que ocurre en la academia?

Anónimo dijo...

Alejandro,

Sigue estando sesgado en su apreciación sobre la disposición de las universidades públicas a rendir cuentas sobre su gestión y calidad. Seguramente con excepciones, ya existe una consciencia clara sobre la importancia que tiene, no sólo para la sociedad, sobre todo para la misma universidad, evaluar sus procesos y rendir cuentas. El sistema de indicadores de las universidades estatales fue ampliamente debatido, hubo muchos obstáculos, sin duda, tanto por parte de las universidades como por parte del MEN, pero existe y ya se usa para decidir la distribución de recursos.

http://www.mineducacion.gov.co/sistemasdeinformacion/1735/article-212353.html

Esto es sólo una parte del trabajo que se ha hecho. Sólo por curiosidad, podría examinar la revista de indicadores de la Unal. También podría ilustrarnos sobre el sistema de indicadores y calidad de los Andes, a ver si aprendemos algo más (guardando las distancias, claro, entre el carácter público y privado de ambas).

En cualquier caso, bienvenidas las ideas.

Carlos

Anónimo dijo...

Que rica que con tanto odio y desprecio que le tienen los bogotanos a la provincia y los costeños y a lo rural, va a elegir a un costeño provinciano rural como Gustavo Petro, nacido en ciénaga de oro....

Anónimo dijo...

Señor Gaviria no cree usted que si nos desembarazáramos de esa benévola utopía se solucionarían muchos problema de nuestro país?
No se trata de Marxismo de primer semestre - que es como usted peyorativamente afirma - se trata de luchar por la causa .
Piense esto , si muchos de los infames burócratas de nuestro infierno paraíso tuvieran un poco de eso que -malinterpretada mente- llaman ética , de seguro , no habría tanta corrupción . Suena lógico no?
Además esos comentarios tan someros que usted arroja no son para una "columnita" de una empresa informativa . Afirmaciones como las que usted hace ameritan un alto grado de argumentación .

No sé usted , pero a mí me enseñaron que uno aplica lo que - se supone - prédica , "Pero sus argumentos son superficiales" (último parrafo de su columna ) , igual a los de usted . No venga a querer vendernos una idea con pura filosofía barata .........

(que chevere es ser anónimo ... )

Anónimo dijo...

Alejandro la pregunta historica es por esto. En 1992 cuando se dio inicio a la ley 30 para distribuir los recursos nacionales a las universidades, se arranco de manera desigual porque tomaron como base lo que habian recibido en la vigencia anterior y nadie sabe porque unas recibian mas que otras y la ley 30 perpetuo esta diferencia. La Nal recibe 1 billon anual por 36 mil estudiantes que tiene, por ejemplo. La de Antioquia recibe medio billon y la del Valle algo similar. Y las 17 restantes entre todas reciben otro billon. 2 billones entre tres universidades y 1 billon entre 17. Si la distribucion es por cobertura las cuentas no salen. Otros dicen que por indicadores de calidad, pero como no van a tener calidad las tres de elites con 2 billones entre ellas. Hay un pecado original en el inicio de la ley 30 en contra de las universidades de provincia.

Anónimo dijo...

Alienacion?. Si todos los estudiantes lo que quiere tener un BB. Deux machine.

Anónimo dijo...

Me hubiera gustado que Alejandro hubiera tocado con mas precisión la parte de financiación de las universidades publicas que al fin y al cabo es la principal preocupación de los que estudiamos en universidades en ellas.

Jonathan Fortich dijo...

Primero. Sería un bonito detalle que se tomara el trabajo de leer a Marx. A ver si le parecen argumentos superficiales.
Segundo. ¿Sabe usted que el capitalismo está en crisis? ¿Hay algún otro filósofo que pueda explicar esta crisis que no sea Marx? ¿Sus teóricos de cabecera le anunciaron esta crisis? Me parece que no. Señor Gaviria, algo que hay que reconocerle es que no tiene usted ningún miedo a hacer el ridículo.
Tercero. ¿Cómo espera que defendamos la alienación cuando vemos al capitalismo resquebrajarse? No hay sociedad burguesa (o moderna, como la quiera llamar) que funcione.

Anónimo dijo...

Yo diría que mas bien es el socialismo lo que está en crisis ¿Sabía usted eso señor Jonathan Fortich? ¿Cuanta es la deuda pública de Francia? ¿Por qué hay deuda pública? ¿Es por el capitalismo?

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: sí, he criticado la hiperespecialización. He tratado de nadar contra la corriente, pero no tenido éxito. Esta semana presenté una novela que escribió uno de nuestros profesores. Tuvimos cinco personas en el salón.

Entiendo que le moleste el exceso de realismo de la columna, la aceptación casi claudicante del mundo como es. Quise traer a cuento las opiniones de algunos novelistas para mostrar que otros, antes y mucho mejor que yo, han expresado la misma resignación.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 14:12: no escribí sobre la financiación porque toqué el tema hace dos años y la situación no ha cambiado mucho. Pero me comprometo a actualizar las cuentas aquí mismo esta semana.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 12:47: precisamente para ir más allá de las columnitas, tengo este espacio. No muchos columnistas de la prensa en Colombia amplían y discuten sus opiniones.

Anónimo 13:15: gracias. Muy interesante. Nadie parece hablar, sin embargo, de ese pecado original.

Anónimo 14:12: no escribí sobre la financiación porque toqué el tema hace dos años y la situación no ha cambiado mucho. Pero me comprometo a actualizar las cuentas aquí mismo esta semana.

Jonathan es el arquetipo del marxista de primer semestre. O de tercero. No estoy seguro.

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos: la distribución de recursos entre universidades es en esencia inercial. Pero la cobertura ha aumentado mucho más en las universidades regionales, que reclaman, con razón, una mayor tajada. Allí está otro de los escollos de la reforma a la Ley 30 de 1992.

Anónimo dijo...

Ganó Petro!!!!! para bien o para mal, pero a mi parece que es una oportunidad para demostrar su desempeño en un cargo ejecutivo. Personalmente me parece un hombre inteligente. Vamos a ver de quiénes se rodea para gobernar. Le hago una apuesta positiva a su gestión.

Alejandro Gaviria dijo...

Espero que a Petro le vaya bien. No me gusta su propuesta sobre el agua. Pero es un hombre inteligente.

Sea lo que sea desde hace mucho tiempo Colombia no tenía un dirigente de izquierda con tanto futuro.

Carlos Méndez dijo...

Caí en cuenta que Petro también tiene (o por lo menos usa) una visión instrumentalista de la educación: dice que se necesita grandes inversiones en educación para que Bogota compita en la sociedad del conocimiento.

Así lo dijo en su discurso.

Anónimo dijo...

Yo no conozco con exactitud la propuesta sobre el agua de Petro, Alejandro qué es lo que no le gusta?

Alejandro Gaviria dijo...

Un punto adicional sobre la columna: prefiero una universidad coreana con miles de ingenieros en robótica a la Universidad de Buenos Aires con 25 mil psicoanalistas.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 19:20: dice la Empresa de Acueducto gana mucha plata (entonces que haga más inversiones, hay muchas necesidades todavía), ha propuesto regalar un consumo mínimo vital (lo que no cuadra con sus propuestas ambientales) y confunde las pérdidas técnicas con la corrupción.

Alberto dijo...

Alejandro;
La denuncia a propósito del papel de la institución educativa en el entramado de la circulación del Poder no es un patrimonio marxista. Por tanto, no todo aquel que se suma a dicha denuncia es un marxista (comprendo que tu columna se refiere a las voces colombianas en el contexto de esa reforma que yo también considero “irrelevante” y, tal vez, en dicho contexto funcione la etiqueta). Por citar un ejemplo, el viejo Nietzsche en “Sobre el porvenir de nuestras instituciones educativas” deplora esa tendencia a hacer de la institución educativa un instrumento de los aparatos de producción (perdón por la expresión) y a nadie se le ocurriría señalar el discurso nietzscheano de marxista.
Por último, me llama mucho la atención que “marxistas de primer semestre”, o ateos, o progresistas, o medallistas olímpicos, o etcétera, se sientan incómodos cuando alguien desmitifica el carácter “especial” de la raza humana. Seguramente, si las hormigas o las langostas pudiesen escribir en este blog, también se quejarían.

Anónimo dijo...

Lo suyo es platonismo de cajón, señor Gaviria. Yo le recomendaría una ojeada a la República y a las terribles consecuencias filosóficas que ha tenido a largo de toda esta tradición de pensamiento occidental.

Andrés dijo...

Alejandro, yo tenía entendido que el subsidio cruzado del acueducto de Bogotá cubría más del denominado "mínimo vital". Usted sabe si eso es cierto? Porque de ser así, la propuesta de Petro es una soberana pendejada.
Muchas gracias.

Maldoror dijo...

Alejandro:

Osea que en el fondo todo este cuento no es más que una retalía pesimista, que va en contra de sus propios instintos.

Alberto:

A los únicos que les creo lo de las demifitificación de la raza humana y su condición de especial, son los que equiparan los derechos de los animales a los de los humanos. Igual están muy equivocados en la vida. Por lo demás, el único mito que veo acá es el de la reificación de la realidad social.

Filosofía UN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Jonathan Fortich o la Enfermedad infantil del izquierdismo en en el comunismo. O algo asi.

Anónimo dijo...

¿A qué viene el comentario sobre la universidad coreana frente a la Universidad de Buenos Aires?... ¿qué tiene que ver con la reforma?

Anónimo dijo...

Por otra parte, ¿exigir una educación más plural, con más posibilidades de acceso y en mejores condiciones no hace parte del ejercicio democrático? Dejemos el marxismo por un momento y pensemos en la democracia. La democracia refinada de las reflexiones de Arendt, por ejemplo. Democracia liberal como le podría gustar a usted: ¿salir a la calle a hacer esa exigencia mínima, exigencia, por demás, que muchos países ya han escuchado, como México o Argentina, no es acaso una forma de poner en marcha la democracia?, ¿A usted no le parece que en un país en donde matan a tanta gente sin que a nadie le importe o se entere no es, al menos, interesante que 50 mil estudiantes salgan a la calle a pedir algo tan básico? Yo creo que la visión política le falta a los defensores colombianos del capitalismo. Compruebe usted las condiciones de la educación en países capitalistas desarrollados: ¿quieren capitalismo? Pues el capitalismo también requiere Estado, también requiere condiciones mínimas, sino estaríamos hablando aquí de anarquismo, al mejor estilo de Friedman o Nozick, en ese caso les saldría el tiro por la culata porque tendrían que reformar todo un sistema jurídico constitucional: Colombia es un Estado social de derecho. Aquí, no obstante, como lo han dicho algunos políticos, no hay capitalismo sino feudalismo.

Independientemente de que para mí el sistema capitalista sea rapaz y perverso, los capitalistas colombianos tampoco entienden cómo funciona el capitalismo. Prácticamente lo desconocen.

Anónimo dijo...

"Todos las reformas educativas que se han propuesto en este país, sin excepción alguna, han sido acusadas de lo mismo: de educar trabajadores obedientes, no individuos pensantes, de formar técnicos competentes pero ignorantes de las consecuencias morales o sociales de sus actos; en un frase, de ahondar una de las facetas más antipáticas del sistema: la alienación del ser humano. Puro marxismo de primer semestre"

Que alguien me corrija si me equivoco, pero esta NO es la principal crítica que se ha dirigido esta reforma educativa. La reforma ha sido cuestionada en términos de la financiación de la educación superior y las supuestas mega deudas que los estudiantes van a tener que adquirir si quieren ir a la Universidad, no en términos del futuro profesional que pretende formar.

No se de donde saca Alejandro que se trata de una crítica típica de Marxismo de primer semestre... claro, está la cita del profesor de Derecho de la Nacional, pero esas palabras no resumen ni de lejos las críticas más importantes a esta reforma.

Anónimo dijo...

Anónimo 20:15... completamente de acuerdo con usted.

Nelson dijo...

Alejandro, una lectura de un profesor norteamericano sobre la Educación Superior que en USA no parece tener problemas muy distintos a los nuestros, excepto claro los de las grandes universidades.

http://www.newyorker.com/arts/critics/atlarge/2011/06/06/110606crat_atlarge_menand

y otro mas

http://deafan.blogspot.com/2011/10/universidades-de-centro-comercial.html

Nelson dijo...

El link anterior esta roto, este funciona.
New Yorker

Alejandro Gaviria dijo...

Nelsón: muy bueno el artículo. Muchas gracias. Menand introduce varias complejidades adicionales: para mucha gente las universidades son clubes sociales, otros simplemente quieren el diploma, otro más están buscando una educación vocacional. Así las cosas, la visión instrumentalista de la educación es inclusiva optimista, al menos presupone que los estudiantes aprenderán alguna cosa.

Menandad incluso dice: “When Barack Obama and Arne Duncan talk about how higher education is the key to the future of the American economy, this is the sector [the vocational sector] they have in mind. They are not talking about the liberal arts”.

Anónimo dijo...

"Los de El Tiempo no publican las verdaderas encuestas, pero sí las usan para sus cálculos. Hacen de la necesidad virtud." #TodoEstaEnTuMenteGarnupia

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: no es sólo una retahíla pesimista. Hay dos cosas más: una crítica a las teorías conspirativas según las cuales la reforma es una estratagema del gran capital y una invitación a pensar en los muchos beneficios de la división del trabajo.

Alberto: pero la utopía marxista, la idea de que sin explotación todos tendremos más tiempo para cultivar el alma, para leer a Goethe y componer sonetos, ha tenido una gran influencia en muchos intelectuales. Yo leí, hace ya mucho tiempo, la versión colombianizada del asunto, escrita, por supuesto, por Estanislao Zuleta.

Anónimo 20:14: el psicoanalista es un personaje opuesto a las maquilas de Molano, jamás podrá ser explotado. O empleado, que es lo mismo.

Anónimo 20:15:¿qué es lo básico que están pidiendo los estudiantes? Claro que estamos en un estado social de derecho. Pero las carencias de este país son enormes y es por lo tanto imposible duplicar o triplicar el presupuesto de la educación superior. ¿Y los derechos de los niños (no tenemos buenos centros de cuidado infantil) y de los viejos (las pensiones asistenciales son más que insuficientes)? La definición de las prioridades presupuestales no es obvia en mi opinión.

Anónimo 20:25: está la cita del profesor Múnera. También la columna de Molano que en esencia repite el mismo cuento. Pero hay más: la semana anterior le pregunté a varios estudiantes acerca de sus principales críticas a la reforma. No estaban muy informados. Pero coincidieron en dos cosas: la reforma quiere convertir las universidades en escuelas tecnológicas y quiere, al mismo tiempo, privatizar las universidades públicas. No era una muestra grande, fueron tan sólo 10 personas. Pero la coincidencia es representativa.

Anónimo dijo...

"(...) No era una muestra grande, fueron tan sólo 10 personas. Pero la coincidencia es representativa"

Soy el anónimo 20:25 y creo, honestamente, que la coincidencia de su muestra no representa nada y 10 personas es muy poco. Yo también le he preguntado a estudiantes y a profesionales de varios sectores egresados de universidades publicas (los almuerzos en mi trabajo son muy animados) que siguen de cerca la suerte de la educación pública en Colombia y ninguno de ellos ha usado como argumento en contra de la reforma que ésta pretende "formar proletarios para el mercado laboral". En el audio del programa "Hora 20" sobre este tema es claro que la manzana de la discordia no es la diferencia entre la visión "progresista" (¿?) de la educación que tiene el gobierno y la visión "marxista de primer semestre" de los estudiantes.

Al contrario, tanto mi muestra como los panelistas de Hora 20 critican el hecho de que la reforma pretende financiar la ampliación de la cobertura de la educación pública con prestamos que pedirían los mismos estudiantes, obligándolos a iniciar su vida laboral con una enorme deuda. La discusión parece centrarse, entonces, en el asunto del dinero y en cómo el Gobierno pretende trasladar a los estudiantes su responsabilidad en materia educativa y no en la (in)conveniencia de dividir del trabajo y sus efectos sobre la esencia del individuo.

Claro está que en este tipo de asuntos no faltan las voces "marxistas de primer semestre" como las que usted cita, pero afirmar que toda la crítica a la reforma está orientada por ahí es, creo yo, una exageración de su parte.

Anónimo dijo...

Es muy notable es sesgo acádemico de los que escriben. Leyendo esto cree uno que en las universidades solo estudian historiadores, filosofos y demás humanistas.
Ignoran que la gran mayoria de personas estudian ingeniería, administración, medicina. Solo así se puede entender la burrada de Molano "Como, por ejemplo, en este caso, convertir la educación superior en una enorme maquila de obreros calificados, o supercalificados, para exportar". Solo a la izquierda se le ocurre pensar que educar ingenieros mejor calificados es perjudicial.
Comparto la gran mayoria de ideas de izquierda, pero el encierre y ceguera del mamertismo es impresionante, se definen por su condición de intelectuales entonces les sorprende que alguien sea feliz y se siente orgulloso de ser un excelente proletario del gran capital. Suponen que las personas son incapaces de crearse alguna idea propia, que todo tiene que ser enseñado, adoctrinado. Sorprende también el clasismo de las ideas, sin universidad, sin estudiar filosofia, todos somos zombies. Estoy de acuerdo con Alejandro, transformaron un reforma muy puntual sobre la financiación de las universidades Colombianas, en un berriche sobre ideas y conceptos sobre lo que creen que debería ser la universidad. Parece que no se dan cuenta que las calles que quieren que el gobierno construya las hacen proletarios del gran capital.
Si la idea es formar personas críticas ¿no sería mejor reformar la educación primaria?

Cambiando de tema. Dos preguntas.
El anónimo 13:15 habla de la financiación de las universidades. ¿El billón es para toda la Nacional o solo la sede de Bogotá? ¿Cuanta plata ponen los departamentos?

Alberto dijo...

Alejandro;

Pero sin llevar el asunto hasta los extremos, es un hecho que la distribución del tiempo y el control del tiempo juega un papel muy importante en la utopía capitalista (algunas utopías se convierten en realidad).

Por ejemplo, si tu o yo trabajaramos manejando una buseta o extrayendo carbón, dificilmente tendríamos tiempo y/o ganas para estar conversando en un blog sobre la educación.

Maldoror;

Yo no creo en la igualdad entre la hormiga y el hombre, creo en la superioridad indiscutible de la hormiga.

(con respecto a la langosta... depende si estamos hablando del insecto ese que se come los cultivos o de la que se ontologíza con un poco de mantequilla)

Anónimo dijo...

El gran perdedor fue Uribe Velez; ni fu ni fa....ya no impacta; debe desligarse de sus amigos corruptos.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 23:04: yo no estoy diciendo que todas las críticas sean “marxismo de 1er semestre”. Dije que algunas críticas se habían dado en un plano filosófico. El asunto sí fue mencionado por el representante de los estudiantes en Hora20, pero estamos de acuerdo: la columna habla sólo de una parte del debate, no la más relevante.

Alejandro Gaviria dijo...

Alberto: de acuerdo. Pero ese es otro cuento. Recuerde que aquí estamos hablando del papel de los profesionales en la sociedad. Lo que traté de decir en la columna (sin éxito, ya veo) es que muchas profesionales, para desespero de los sociólogos, encuentran su realización no leyendo a Goethe, sino atendiendo las urgencias de sus trabajito.

Anónimo 00:17: las ansias de poder de Álvaro Uribe terminaron por hundirlo: la segunda reelección (todo su segundo gobierno en últimas), las alianzas políticas, los excesos, la idea de que su dedazo era determinante, etc. Ya casi da para escribir una fábula política

José Miguel Rey dijo...

Los grandes perdedores son los radicales: El Uribismo radical y el Polo

Maldoror dijo...

Alejandro:

La división del trabajo tiene ventajas, no hay duda. Pero convertirnos en hormiguitas obedientes o en langostas satisfechas no es una de ellas. Por lo demás, lo sociologos si que tienen razón en una cosa: las interacciones entre los seres humanos no son una realidad objetiva e inmutable, son una construcción social.

Alberto:

No puedo discutir con su punto, sea porque es una broma o especialmente si es en serio (uno nunca sabe).

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: a veces los costos son inseparables de los beneficios. Ese es precisamente el problema. Y repito: la gente deriva parte de su identidad y sentido de la vida de su trabajo. Así no nos guste.

José Miguel: Robledo y Uribe dominan con frecuencia la discusión política en este país. Pero la gente está en otro cuento.

Anónimo dijo...

En Islandia mientras todos los demás rescataban a los banqueros y obligaban a los ciudadanos a pagar el precio, Islandia dejó que los bancos se arruinasen y, de hecho, amplió su red de seguridad social.
¿Y cómo le está yendo? Islandia no ha evitado un daño económico grave ni un descenso considerable del nivel de vida. Pero ha conseguido poner coto tanto al aumento del paro como al sufrimiento de los más vulnerables; la red de seguridad social ha permanecido intacta, al igual que la decencia más elemental de su sociedad. "Las cosas podrían haber ido mucho peor" puede que no sea el más estimulante de los eslóganes, pero dado que todo el mundo esperaba un completo desastre, representa un triunfo político.Paul Krugman profesor de Economía en Princeton y premio Nobel 2008.

Anónimo dijo...

Alejandro a mi me quedó sonando un comentario al aire que usted hizo donde decia que prefería la universidad coreana con miles de ingenieros robóticos, a la universidad de bns aires con miles de psicoanalistas. Puede explicar por qué?

Ese comentario suena al de un típico ingeniero que cree que las demas ciencias no sirven para nada. Que la literatura, psicología, sociología, etc. son inutiles.

Pascual Gaviria dijo...

Una frase a propósito de la muerte de Boris de Greiff y el tema de la columna.

"A uno le va en la vida según el tiempo que le dedique a cada actividad. Yo fui al mismo tiempo campeón nacional de ajedréz y campeón nacional de billar. Y supe qie si qiería seguir siendo campeón de algo, tenía que abandonar una de las dos actividades."

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 11:51: no creo eso. Yo soy decano de una Facultad que, querámoslo o no, pertenece a las ciencias sociales. Pero hay excesos preocupantes y, para decir la verdad, eso que llaman ahora la economía del conocimiento es un asunto de técnicos e ingenieros. Los demás, como escribe Houellebecq (ver el segundo comentario), somos actores secundarios.

juan francisco muñoz dijo...

Maldoror:
La idea de que la realidad es construida socialmente me parece tentadora, pero yo creo lo siguiente, aunque no estoy seguro: Creo que los humanos somos la única especie que usa las normas y los discursos para disminuir la incertidumbre ante los eventos reales y objetivos. Creo que por eso nuestro comportamiento no solo responde ante incentivos materiales, sino también emocionales e imaginados. Sin embargo, creo que en el fondo, de manera determinante, sigue afectándonos más el ser humano que eramos hace miles de años, que el que somos hoy en día.

Anónimo dijo...

Alejandro, me gustaría saber su opinión como economista sobre el problema de los parques nacionales como el Tayrona. Lo pregunto ya que hoy salió un artículo en Semana que tocó algo que no mencionaron en las últimas semanas a raíz de la posibilidad de construcción de hoteles en los parques nacionales.

http://www.semana.com/nacion/paraiso-travel/166556-3.aspx

Anónimo dijo...

Alejandro, como usted mismo mencionó en esta entrada que es ingeniero, entonces supongo que en su maestría en Economía en la Universidad de los Andes en primer semestre le enseñaron lo de la alineación del ser humano: puro marxismo de primer semestre de maestría de Economía en los Andes.

Alejandro Gaviria dijo...

No, el marxismo lo vi en segundo semestre. Pero lo aprendí leyendo a Estanislao Zuleta, que afortunadamente siempre criticó el dogmatismo marxista.

Constantino dijo...

El estudiante universitario es muy bueno para poner en marcha sus pies. Lo difícil es que ponga en marcha su cerebro. Da verdadera impresión ver a esa cáfila de vagos dejando a su paso las huellas de la barbarie: suciedad, caos, gritería, absurdo.

Pienso que es muy grave que las generaciones actuales pongan todas sus esperanzas en la obtención de un cartón. Ven en él una llave que abre por arte de magia las puertas de la riqueza, el prestigio, la felicidad... Y esto es contraproducente: por una parte, incluso los trabajos de los profesionales en ciencias sociales son alienantes. Da grima ver a un profesora (sin duda ginecócrata) calificando ensayos foucaultianos (para usar las palabras de Apeláez) que ni siquiera se entienden, y luego ver a la mismo profesora (que no lee a Goethe sino a Habermas) ensartando sus disparates en un artículo cuyo destino es una revista de escasa circulación, en espera de que sus dos o tres colegas igualmente ignorados le den palmaditas en la espalda por sus logros en la deconstrucción del discurso machista-patriarcal en uso de la teoría de la acción comunicativa habermasiana.

Por otra parte, la sobrevaloración del cartón agudiza la desigualdad entre quien tiene un trabajo formal (aunque perfectamente inútil como el de la profesora en cuestión) y el hombre de a pie que se dedica a un oficio manual. Me parece que un obrero podría estar menos alienado que una profesora de universidad, en tanto que aquel puede vivir menos pagado de sí mismo, de una vana búsqueda de prestigio, y hasta feliz, en la medida de lo posible, jugando billar o tejo, tomando cerveza y disfrutando de su mujer y su moza. Además, ¿quién dijo que un hombre no puede entretenerse y sentirse útil trabajando con sus manos?

Una reforma más sensata buscaría frenar la híper-especialización y la valoración excesiva de la educación superior. Hay otras vías aparte de la universitaria que conducen a la realización personal. Pues a fin de cuentas ese es el objetivo, sentirse realizado, ponerse las letricas PhD junto al nombre en un “paper”, así nadie lo lea y quien lo lea no lo entienda.

Anónimo dijo...

Bacano recibir clases virtuales de profesores de las Universidades de Cambridge,Oxford,McGill,Harvard, ETH Zurich, Tokio etc, sobrevalorando nuestro capital intelectual; estar en contacto permanente para consultas y afianzar más nuestro potencial laboral.

Anónimo dijo...

<a href= "http://www.youtube.com/watch?v=fbxLHVHIMaE> por joder <a/>

los nuevos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

nombre del enlace

Anónimo dijo...

David Harvey La crisis del capitalismo

Anónimo dijo...

pacicencia, estoy aprendiendo a cliquear, no termine la universidad ( no soy doctor)...es por joder, antes de que se espeluquen algunos (los espelucados de siempre)...

Anónimo dijo...

de las hormigas y a educación interesante.

Anónimo dijo...

Sus argumentos suenan bien cuando uno no es una empleada del servicio o un portero.

Carlos Méndez dijo...

Al fin bajo el desempleo a un dígito . Aproximadamente 15 años pasaron para que volvieran a estar por debajo de 10%. Desde el gobierno de Samper.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 17:20: tiene toda la razón, pero recuerde que estamos hablando de educación superior.

jaime ruiz dijo...

Es difícil encontrar una legitimación más cómica de la universidad colombiana. Y aun una falacia mayor.

Vamos a seguir el razonamiento: los Colombianos y Colombianas por la paz mandan a los muchachos a matar policías en defensa de una concepción de la sociedad basada en las teorías de Marx: tratando de impedir que la formación universitaria convierta a los futuros titulados en hombres unidimensionales despojados de una relación integral con aquello que producen.

Esa mentira penosa se cruza con la oposición que surge de ella y que da lugar a un quiasmo en el que la mentira y la absurdidad se cruzan a la vez que el error y la ligereza, tal como uno siente a un tiempo pesar y risa leyéndolo.

1. Los estudiantes colombianos tienen por tanto una mayor comprensión de la vida, o de la historia, la psicología, la política o las artes que los de países orientados al trabajo, como Corea del Sur o Singapur.

2. Siendo que lo anterior es monstruoso, como suponer que los habitantes de Somalia disfrutan de más lujos inicuos que los de Park Avenue, al menos habría que suponer que se intenta dotarlos de esas herramientas de comprensión: unos valores humanos basados en la autenticidad, que no excluyen la exploración lisérgica, y que no dependen de la productividad.

3. Visto que la ignorancia es inverosímil aun en los profesores, ya tiene uno dos mentiras intolerables, con las que se tapa lo esencial, que no se protege ni se intenta proteger a los estudiantes de la alienación y el fetichismo de la mercancía sino hacerlos militantes de la corriente política que promete más rentas a los profesores. A costa, ciertamente, de cualquier conocimiento. Ojalá se pudiera decir que otros países tienen ingenieros y Colombia tiene teóricos marxistas.

La vulgaridad de aceptar semejantes supuestos tapa el carácter atávico de la universidad y su relación con la sociedad. El recitador de salmodias comunistas es sólo un alma en pena de un especialista en avemarías de otra época. De hecho, conozco varios casos de vocaciones torcidas hacia la enseñanza camilista (con presencia incluso en la blogosfera). El clero como estamento del orden esclavista persiste por mucho que la fe religiosa desaparezca. Como no hay modo de sostener dicha monstruosidad en el mundo del mercado ni convenciendo al contribuyente, se recurre a la violencia, mandando a los muchachos a matar policías (salvo algunas condenas al ESMAD, nadie ha dicho nada del que murió en Cali por una papa bomba) y a intimidar transeúntes, o bien a matar y secuestrar gente (en mi post sobre los Colombianos y Colombianas por la Paz enlazo otro texto sobre la retórica de los universitarios y lo que les dicen a los terroristas).
SIGUE.

jaime ruiz dijo...

La idea de que la pura crítica es contraria a la eficiencia y la productividad la refuta claramente la experiencia. Cuanto mayor es la tradición filosófica de un país, mayor es la renta de sus ciudadanos. Cuanta más visión libre, desprejuiciada y global, más inventos y aciertos productivos. Hace unos años Alberto Carrasquilla enlazó un documento sobre las ciudades de EE UU que mostraba que la economía crecía más según el índice bohemio y el índice gay. A más bohemios y gays, más progreso.

En 2010, según contaba Andrés Oppenheimer, Corea del Sur produjo 8.800 patentes. Colombia, con más población, produjo 7. Claro, las hormiguitas ojirrasgadas jamás se ponen a preguntarse para qué sirve todo eso que hacen, mientras que los soñadores colombianos lo analizan desde el punto de vista ontológico.

De verdad que es difícil concebir una idiotez mayor. Con toda certeza, los juicios de los obreros coreanos sobre Colombia serán muchísimo más precisos, sensatos y claros que los de las víctimas de Miguel Ángel Beltrán, Leopoldo Múnera, Miedófilo, Ricardo Sánchez (que es ¡Secretario de Educación del Distrito!) y otros próceres semejantes.

La universidad colombiana sólo es un vasto adoctrinadero de asesinos, bien en las instituciones que pagan los contribuyentes, bien en las canonjías que se aseguró el clero con el engendro de Pablo y la... la... colombiana prohibición del lucro. La visita de Piedad Córdoba a la Universidad Nacional la resume, y un profesor que la elogia resume la educación antialientante:

Debo decirte hoy que te has convertido y cada vez que nos hablas eres una dosis de moral necesaria para nosotros, para nosotros ratificar que blancos son nuestros dientes, roja es nuestra sangre, y fecundo es nuestro esperma.

Curioso, el producto característico de la universidad colombiana es venezolano: Hugo Chávez. El coronel tiene ciertamente mucha más inteligencia y determinación que los tristes hablamierda que despojan a la gente humilde con sueldazos multimillonarios por recitar salmodias como la que cité.

jaime ruiz dijo...

Alejandro enlazó en Twitter el comentario de Constantino. Pero Constantino, hombre de Dios, ¿hay una profesora colombiana que ha leído a Habermas? Cuando se dice que esos textos académicos no los lee nadie, habrá que suponer que no los lee tampoco Constantino. Yo he leído algunos, unos premiados en un concurso, y no es que fueran difíciles de leer o inútiles, es que eran meras superposiciones de palabras a veces con inspiración en William Ospina, pero sin ningún sentido. Como alguien que quisiera emular a Carolina Sanín, pero de estrato 2, y sacara su sermón.

La cháchara de William Ospina, sus recursos retóricos y su tono oracular (de estrato 1) son la clave del proceso por el que unos establecimientos denominados "universidades" sólo sirven para formar votantes de Petro, y cuando tienen alguna aptitud secuestradores y asesinos. A tal literatura, tales obras humanas.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: no sé si las hormiguitas coreanas son más o menos conscientes de su posición en el mundo que los estudiantes de sociología, pero los últimos creen que lo son, los rectores opinan igual y la sociedad piensa de la misma manera. Recuerde, por dios, la realidad está en la mente.

Anónimo dijo...

Primero que todo, no me gusta ser solapada y no revelar mi identidad pero tratándose de lo que voy a decir puedo terminar pateando la lonchera y por eso, prefiero esta vez no revelarla.

Soy egresada hace poca de la facultad de la que el dueño de este Blog es decano. Y habiendo pasado por la academia y el sector público, ahora ando en el privado sintiendome exactamente en la casita roja de Davivienda.

Coincido con Apelaez, que uno se gradúa queriendo ser Indina Jones, mas saliendo de un lugar que supuestamente da muchas oportunidades en mercado laboral, y la verdad no es así, no es tan fácil o le crean expectativas muy altas.

Segundo yo si creo que no somos pocos los que nos conformamos con un trabajito por inútil que sea, mientras este como dice Alejandro nos de identidad y sentido de la vida.

Yo estoy convencida que por más contrato de prestación de servicios, con pésimas remuneraciones que ofrezcan y el dedicarse a hacer grafiquitas de muchos colores, o documentos de buenas intenciones como los CONPES y tan incomprensibles como los MFMP, en mi caso generan una dicha y satisfacción enorme. En cambio, trabajar en una oficina bonita, en el norte de Bogota, con un contrato laboral y buena remuneración me pudre de la aburrición y de la frustración.

Perdón, si esto termino siendo utilizado como un muro de lamentos. En conclusión, el punto está en que creo que somos varios que no nos sobre-dimendionamos y nos encarretamos con lo que hacemos por inútil que sea, y siendo consciente de ello. El problema esta en cambio muchas veces en conseguirlo.

José Miguel Rey dijo...

Hay dos tipos de radicales: Los que no se acuerdan (o no quieren acordarse) de Colombia antes de Uribe, y los que creen que la historia de Colombia empezó con Uribe.

Anónimo dijo...

Ya no hay que hacer tanta memoria, cada vez nos acercamos mas a la Colombia preUribe.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónima 21:03: gracias por el testimonio. Muy interesante. Para encontrar el trabajito que nos gusta hay que buscarlo. Espere hasta el año entrante y adios. No lo piense más.

Anónimo dijo...

Anónima 21:03, Jaime necesita con toda seguridad, escribidores de economia (los que tiene son mas bien flojitos), quien quita, de pronto alli esta su trabajito. Eso si, sueldo no espere mucho, pero tiene la posiblidad de ser la Indiana Ruiz que soño.

Anónimo dijo...

El post de Constantino me recuerda una buena columna de Hector Abad: http://www.elespectador.com/opinion/columnistasdelimpreso/hector-abad-faciolince/columna-228783-hidalgos-y-doctores

Jonathan Fortich dijo...

Bueno, señor Gaviria, es que parece que sus posiciones son más guiadas por el gusto que por el criterio científico. ¿En serio dirige una facultad?

Jonathan Fortich dijo...

Bueno, señor Gaviria, es que al parece usted parece guiarse más por el gusto que por el criterio científico.
¿Esto es lo único que puede proponer ante la debacle del capitalismo? Ciertamente uno de los grandes problemas históricos de Colombia es que la intelectualidad de su oligarquía siempre ha sido corta de vista. Los economistas, por supuesto se llevan la palma.

Anónimo dijo...

Jaime, el enlace sobre Piedad en la Nacional no abrió. Ojala usted la hubiese escuchado por estos lados, le pedia a los muchachos insurrecion total. Virgen santa. A este ritmo le daran titulo honoris causa en ingenieria robotica, en la universidad colombiana.

jaime ruiz dijo...

No me explico por qué no abre el enlace del discurso de Piedad Córdoba. En todo caso se puede copiar y pegar: http://www.elespectador.com/audio-discurso-de-piedad-cordoba-universidad-nacional

jaime ruiz dijo...

Alejandro, esa "sociedad" que piensa de la misma manera es sólo el ámbito mezquino de los propios universitarios. Para un europeo medio las nociones de un sociólogo o antropólogo colombiano son mucho más toscas, brutales y ridículas que las de un policía norcoreano o las de un ilustre egresado de una madrasa afgana. Habría que pensar en los danis de Irian Jaya para encontrar un nivel de primitivismo comparable.

La idea del solipsismo corresponde a esa "misión de la teoría": ¿qué va a importar que la "lucha" violenta para que unos pocos tengan rentas provistas por los demás corresponda a la denuncia de la alienación si usted mismo supone que hay una "sociedad" que considera a los "científicos sociales" más provistos de conocimientos que cualquier individuo ordinario de un país plenamente humanizado? La humildad con la que la mayoría de la gente se calla ante el despojo descarado y el imperio de la épica del bochinche tiene que ver con un factor atávico (el poder quemaba gente viva) y con una realidad práctica: la turba de asesinos es muy peligrosa. Que lo diga Uribe que fue a hablar a la Universidad de Los Andes. La "educación" es sólo preparación para el asesinato, que a veces afecta a los mismos educandos, como ese pobre Colmenares.

La violencia tiene como único fondo la posibilidad de que los estudiantes pagaran por su "educación". El sobreentendido de que los demás deben pagársela es sólo otro dato atávico: se trata de los beneficios eclesiásticos, amenazados por el imperio neoliberal.

Constantino dijo...

Jaime, hablando de todo un poquito, yo no creo que los profesores de filosofía encarguen las masacres y los secuestros. Ellos no tienen audiencia. Nadie les hace caso. Además son pésimos escritores y oradores muy torpes, tímidos para hablar. Y son feos y son excéntricos. Se meten en el cuento de emular al máximo a los grandes filósofos. Unos son retraídos, agüevados, porque así era Wittgenstein, que sin embargo era un genio. Hay otros que fingen locura, por Nietzsche. Y otros son de aspecto descuidado, casi andrajoso, por los cínicos.

Lo de que nadie los lee es un decir. Pues sí se leen entre sí pero para cumplir los requisitos de revisión de pares. El negocio no tiene chiste, les toca expender mínimo un artículo al año que sea publicable en una revista especializada (o sea, de filosofía). Se reúnen cada mes para discutir cómo van con sus respectivos escritos y de paso elogiarse unos a otros. Por lo general van tres o cuatro a un salón, una proletaria les sirve tinto, dicen que no han tenido tiempo para leer o que leyeron lo que no era –es natural que sean despistados aunque no se les olvida elogiarse– y entonces terminan por hablar de cualquier cosa, como despotricar del sistema. Pero no hay riesgo de que ejerzan una influencia perniciosa en los futuros filósofos porque desde el principio ya todos estaban dispuestos a despotricar del sistema. Esa es una de las disposiciones del pensador crítico. Y listo, así termina la junta que se dispersa sin más ceremonia. Todos salen satisfechos con la certeza de haber ayudado, entre tinto y tinto, a reformar el sistema desde adentro.

Carlos Méndez dijo...

Constantino, el problema que eso profesores tienen estudiantes. Una audiencia "cautiva". Y no solamente de filosofía. También de otras carreras (ej. en las ingenierías es obligatorio ver materias de humanidades. Por aquello de la educación integral. En cambio, no recuerdo que en carreras de ciencias sociales les toque estudiar matemáticas o física. Al menos cuando estudié pregrado no era así)

Ahí es donde ejercen su influencia.

poposito dijo...

El capitalismo está tan en crisis, que China e India siguen creciendo a tasas altísimas.

Anónimo dijo...

Carreras mas demandadas:

http://movil.larepublica.com.co/archivos/ALTAGERENCIA/2011-11-01/conozca-cuales-son-las-20-carreras-con-mejor-futuro-laboral_141530.php

jaime ruiz dijo...

Constantino, enlacé un artículo con el censo de los Colombianos y Colombianas por la Paz, que son profesores de diversas materias, no sólo de filosofía. La responsabilidad es relativa, dependiendo de muchas cosas, el caso es que la dirección del PCC, que es la organización revolucionaria nuclear y principal, está formada por profesores universitarios. Como son tantos, es obvio que la mayoría son pura clientela que cuanto menos compliquen las cosas, cuanto menos enseñen sólo que la historia es comunismo primitivo-esclavismo-feudalismo-capitalismo-socialismo y comunismo, como recitan los estudiantes incluso en este blog, más queridos serán para la logia que manda (pero en realidad lo hace en representación de una autoridad superior, alguna camarilla de delfines y gente así).

Yo conozco a muchas personas de ésas, y lógicamente que el maestro de propedéutica no llama por el celular "Necesito 10 muñecos por lo menos para el domingo, que hay elecciones", pero creo que es un error tomarse a la ligera la adhesión a la ideología. Fuera del medio universitario colombiano es un lugar común que los crímenes sólo requieren ser tolerados para que se cometan. Lo decía Ortega pero no recuerdo dónde. Albert Einstein decía sobre el violoncelista Pablo Casals: "Este hombre ha sabido entender que la humanidad tiene más que temer de quienes toleran y alientan el crimen que de quienes lo cometen".

Esta mañana estuve leyendo sobre shánkara y su advaita vedanta. Es la misma idea del solipsismo. Ya no es siquiera que alguien aliente los asesinatos ni que alguien los tolere, sino que el medio hace que a nadie le incomode. Usted está en contra de los terroristas y de sus partidarios, pero no se sorprende de que tanta gente, sin duda la inmensa mayoría de los estudiantes, pretendan que haya una negociación política que haga rentables esos crímenes.

Eso, esa "normalidad" es el terreno en que florece el crimen. Después de que no hay unos asesinos amenazando las libertades y derechos de todos sino un "conflicto" entre partes igualmente legítimas, se llega a esa situación en que secuestrar gente es equivalente a impedir que se secuestre gente, perla que practica por ejemplo el inefable Antanas Mockus.

charlie dijo...

Lo mas irónico es que los defensores de oficio del capitalismo no son, ni siquiera, capitalistas de verdad.

Anónimo dijo...

Anonima 21:03 Es curioso leer su comentario, porque me pasa algo parecido. tambien me gradue el año pasado de economía en la U de los Andes.

Actualmente estoy terminando un contrato de OPS bien pago en el despacho de planeación de un departamento, y me aburri.

Pienso en enero empezar a buscar un trabajo en el sector privado, y volver a bogotá. Es curioso que usted piense todo lo contrario, porque lo que pienso es que una vez que uno se acomoda en el sector público, salir de ahí se complica más al pasar el tiempo. También, uno alcanza muy rápido el max de la curva de aprendizaje muy rapido (ya llevo un año aca).

De acuerdo con Alejandro. Para encontrar el trabaj que a uno le gusta hay que buscarlo sobre todo con paciencia. Y tambien es verdad (lastimosamente) que se crean expectativas sobredimensionadas de las puertas que abre salir con el título de los Andes. Influye mucho más la palanca, el nombre de los papás y la capacidad de relacionarse bien de lo que uno espera.

Anónimo dijo...

Alejandro, ya que aprendiste marxismo con Estanislao Zuleta, aunque no me explico como tan excelente maestro puede caer en fracasos rotundos como la producción de un alumno como tu en estos temas, entonces también deberías leer al menos un poco de lo que dice sobre la educación:

"Es difícil formar a una persona que sepa comprender y enfrentar las consecuencias sociales de la vida capitalista; que entienda claramente que la mortalidad infantil no la produce, simplemente la gastroenteritis, sino principalmente la miseria que pone en contacto con esa bacteria y no permite su tratamiento. Para tratar la bacteria sin enfrentar la causa de la enfermedad, que no es otra cosa que los efectos patógenos del capitalismo, en necesario producir una persona que sepa y no piense, que aprenda a reducir su enfoque, que acepte humanamente que su trabajo, después de tantos años de aprendizaje, no tiene como su meta principal un efecto social útil allí donde es más necesario, sino una demanda económica". ¿Puede haber una mejor descripción de las "langostas" que Alejandro Gaviria propone que debe formar masivamente la educación superior?

jaime ruiz dijo...

Me ha conmovido la cita de Zuleta que trajo el universitario 2 millones. Regiones con gastroenteritis: Suiza, Nueva Inglaterra, el sur de Inglaterra, los Países Bajos, California y Japón. En el resto todavía hay esperanza.

Tengo entendido que al final de su vida Zuleta rompió con el socialismo. Supongo que esa cita será de una época previa y deja ver a una persona muy ignorante, a un típico profesor colombiano, cosa que choca en un pedagogo tan ingenioso. Pero que muestra el nivel intelectual del país, alguien que escribe eso no es visto con indulgencia sino invocado como autoridad.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 10.10 Los defensores del capitalismo no son ni siquiera capitalistas de verdad porque el capitalismo es el orden social en que reina la libertad y aumenta la riqueza.. Los ciudadanos de Estados Unidos son mayoritariamente defensores del capitalismo y en su mayoría son asalariados o personas dependientes, si al no ser capitalistas no debieran ser defensores del capitalismo, entonces el capitalismo habría sido demolido por sus enemigos y ese país capitalista sería otra Colombia o alguna letrina del mundo parecida y puede que algún clero que florece entre la mierda hubiera esclavizado al resto para recitar su lógica idiota.

Es tremendo, ¿no que tantos sabios que no saben arreglar un enchufe ni escribir una línea sin errores penosos de ortografía son el producto de una formación orientada a la comprensión global? La discusión de Alejandro con los Colombianos y Colombianas por la Paz es sólo un esfuerzo irrisorio por legitimarlos.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 11:55: Zuleta terminó su vida casi mofándose de los marxistas dogmáticos, aquellos para quienes la refutación de sus convicciones produce una herida narcisista. Inspiran lástima, la verdad.

Alejandro Gaviria dijo...

Hablando de robótica: vale la pena ver esto.

Anónimo dijo...

El marxismo es una religión. Los mamertos parecen siempre en Semana Santa. Qué gente tan jarta, carajo.

Anónimo dijo...

.

Dice la Organización Jaime Ruiz "La "educación" es sólo preparación para el asesinato, que a veces afecta a los mismos educandos, como ese pobre Colmenares."
Me imagino lo que pensará de las Fuerzas Militares ó la Armada Nacional....o del DAS...

Anónimo dijo...

Claro que las universidades colombianas son meros centros de adoctrinadores de asesinos como lo menciona Jaime Ruiz.

No basta sino recordar a nuestro antiguo presidente Uribe y a Iván Ríos, graduados de la misma madrasa como las llama Jaime Ruiz. Otro ejemplo es el antiguo ministro de hacienda Oscar Iván Zuluaga que estaba muy involucrado con los paramilitares en la Dorada Caldas, cualquiera en ese municipio sabe eso, en conclusion: meros centros de adoctrinadores de criminales.

Anónimo dijo...

Cuando la Sociedad Anónima dejo de ser inversión para la clase media comenzó la decadencia del Capitalismo.
Con un uno por ciento de capitalistas el Capitalismo no es sostenible.

Anónimo dijo...

Es curioso que en América Latina la respuesta al sistema europeo de ofrecer dos itinerarios educativos en la secundaria --uno para el trabajo y otro de carácter general que apuntaba a la educación superior-- hubiera sido la oposición al mismo por considerar que reproducía las diferencias sociales entre ricos y pobres. De ahí la insistencia en la "reivindicación" de que todo el mundo debe tener derecho de ir a la universidad, como si eso garantizara un éxito posterior en la vida productiva. Especialmente cuando lo que se privilegió al principio fueron las humanidades. Así que nos llenamos de abogados, sociólogos, antropólogos, filósofos que se dedicaron al lamento y al diagnóstico de todos los males habidos y por haber, y nos quedamos sin elaborar un enfoque pragmático hacia la educación donde se le ofreciera a la gente que no quisiera o puediera ir a la universidad, alternativas de formación de calidad que les permitiera vincularse exitosamente al mundo productivo. ¿Terner que capacitarse en el SENA? Por un lado guácalas y por otro "qué injusticia".

G I R O N D O dijo...

Alejandro,
Por más aburrido que resulte, valdría la pena que dijera si está de acuerdo con lo que "Jaime Ruíz" pone en los comentarios de su blog.
La discusión sobre esta reforma es muy compleja, como usted ya lo ha aceptado, por eso recomiendo un enlace de la Facultad de Ciencias Humanas de la U.N. en donde están publicados algunos documentos (entre ellos el documento al que usted se refiere en la columna):
http://bit.ly/oVicLR
Un saludo,
Diego

Constantino dijo...

Carlos y Jaime: es verdad, los profesores de humanidades tienen cierto público, pero es una pequeña minoría comparada con el grueso de estudiantes. El resorte de su influencia llega hasta quienes ya venían preparados para recibir el adoctrinamiento. No son precisamente grandes agitadores de masas.

Nadie ignora que los estudiantes están muy ocupados haciendo amigos, conquistando al sexo opuesto, embriagándose, probando drogas, añorando un futuro de poco trabajo y muy buena paga, etc. La causa política es apenas una de las ocupaciones del joven afanado, que se debate entre la frustración de no ser aún tan adulto como para que lo tomen en serio y vivir bien por su propia cuenta, y la pena de no ser tan joven para recibirlo todo de sus padres sin que nada le sea exigido. De esa pugna interior nace su deseo de probarse ante sus semejantes: lanzando piedras, gritando a voz en cuello, rayando paredes, destrozando lo ajeno... Los menos osados se contentan con escribir panfletos incoherentes llenos de expresiones vanilocuentes, como “justicia” e “igualdad”.

Las marchas, los grafitis, la gritería, la soflama socialista y antiimperialista, el vino y la marihuana oyendo “Que vivan los estudiantes” son, en conjunto, el espacio que tienen para desatar su ira.

Por lo demás, a la universidad se va a especular: se invierte un capital considerable con la esperanza de recuperar la inversión en cosa de un par de años para luego dedicarse a hacer fortuna (o dejar que la fortuna crezca). Nada podría ser más ridículo y fantasioso. Una carrera en Los Andes puede costar entre 100 y 200 millones, sumando matrículas, libros, fotocopias, transportes, manutención, etc., por no hablar del lucro cesante de cinco años o más sin producir un centavo. El gasto no se recupera sin sudarla un poco, como en cualquier otro trabajo, formal o no.

Anónimo dijo...

Me mata esa verbosidad de Constantino escribiendo desde el computador de la mamá, en la misma casa que habita desde su nacimiento. Ridiculizando en la generalizacion la juventud, acaso sin ver la foto que tiene, que muestra lo que denigra. Pura autocritica. Gran personaje este Constantino. Al menos divertido. Universitario de muladar.

Anónimo dijo...

Me mata esa verbosidad de Constantino escribiendo desde el computador de la mamá, en la misma casa que habita desde su nacimiento. Ridiculizando en la generalizacion la juventud, acaso sin ver la foto que tiene, que muestra lo que denigra. Pura autocritica. Gran personaje este Constantino. Al menos divertido. Universitario de muladar.

Anónimo dijo...

¿Son las caricaturas infantiles y resentidas de este tal Constantino (por no decir ridículas...al parecer, según él, el estudiante promedio de ciencias sociales de los Andes es un grafitero, un tira piedra y un justiciero social) la clase de cosas que recomienda en Twitter? Lo suyo ya es patológico señor Gaviria.

Ricardo B. dijo...

Una parte que omite: "En términos generales, la educación de las elites se concentrará en unas pocas universidades privadas de alto costo y en algunas estatales con tendencias a asimilarse a aquellas, la de los cuadros medios en el resto de las universidades públicas sumidas en diferentes procesos de privatización o reconvertidas en mixtas y la de la mayoría de la población en la educación técnica y tecnológica de baja calidad, poca creatividad y salarios precarios. De esta forma piensa el Gobierno Santos insertar el país en el mercado global y enganchar la educación superior a las locomotoras del desarrollo." Señor columnista, es esto "Marxismo de cajón", o ese estigma del marxismo es una forma de desviar la atención de la reforma hacía un debate filosófico que si bien usted menciona es eterno lo continúa. Es claro que ahora la mejor universidad para estudiar Los Andes, es claro que la calidad de la U Nacional no es baja, pero aún así no da las posibilidades de los Andes o la Javeriana. Es claro que el costo de estudiar en la U Nacional, en los últimos 20 años se ha multiplicado varias veces. Es evidente que la reforma en sus facetas de financiación, autonomía y acreditación busca profundizar en la auto-financiación universitaria y en el pago de la educación superior por las familias. No es marxismo de cajón lo que hay, es una clara necesidad de una educación que sirva al desarrollo, que sirva a la industria y que sirva al sector público también. La sociedad colombiana de ingenieros preparó también un documento referente a la reforma, y no se puede acusar a esa agrupación del menor marxismo. http://www.sci.org.co/images/reformaley30.pdf

jaime ruiz dijo...

Constantino, bueno, ¿qué proporción de los estudiantes universitarios bogotanos votaron por Petro? No vale contar a los que no votaron. El siguiente paso es el discurso de Alejandro, ese respetable hombre inteligente no es ningún asesino que encargara la masacre del Palacio de Justicia ni formara parte por una década del Polo Democrático, que es el frente de masas del Partido Comunista, ni se ha dedicado a impedir que se combata a los terroristas y a cobrar sus crímenes, sino es un angelito demócrata con ideas de izquierda.

Ya no en la Wehrmacht sino incluso en las SS habría una vida aburrida de gente pendiente de divertirse y sin mucho interés en la ideología. El problema es aquello que se tolera. Aquí tiene al decano de Economía al que los terroristas insultan defendiendo a un asesino amigo de Chávez que ayudará a hundir a Colombia en la fosa séptica del bolivarianismo.

Anónimo dijo...

Uno quisiera ... uno quisiera tomarse en serio a Jaime Ruiz. Pero es imposible. Véase su última entrada, pero sobre todo, véase el video-ladrillo titulado "La joya de la corona" en el blog de sus amigos atrabiliosos. Lo peor que les puede pasar a estos tipos es que Chávez se muera.

Constantino dijo...

Anónimo 21:11 (y después 00:11), el estudiante arquetípico (que podría ser también usted) y yo tenemos en común las ganas de joder. Sospecho que le irá peor al que se tome más en serio a sí mismo. Y espero que no sea algo que se cure con los años, a pesar de las tristes acusaciones de padecer una patología.

A mí ya se me agotó la diatriba. Si quiere indignarse más y seguir ejerciendo de patólogo lea este blog.

Alejandro Gaviria dijo...

Diego: gracias por el enlace. El mismo artículo está enlazado en la entrada desde el comienzo de la discusión. Saludos.

Anónimo 00:11: la caricatura de Constantino que distribuí me parece no sólo divertida sino también acertada (como todas las caricaturas enfatiza una esencia ridícula, en este casos la de los posmodernos).

Ricardo Bo: la frase que usted cita tiene todo tipo de inexactitudes: confunde una realidad (injusta, sin duda) con los objetivos de la reforma, supone de manera casi tramposa una identidad falsa subsidios a la demanda=privatización, supone también que la reforma precariza la educación deliberadamente para impulsar las locomotoras (pura teoría de conspiración), en fin, más prejuicios que argumentos.

Alejandro Gaviria dijo...

Los marxistas no conocen la autoironía. A todos me los imagino con sotana.

Apelaez dijo...

Constantino se equivoca en una cosa, el retorno de la inversión en una carrera universitaria convencional (no sé como sea la cosa con antropología o filosofía) es muy alta, bastante mejor que otras alternativas como comprarse un lote de engorde o un apartamento para alquiler.

El diploma, gustele a uno o no, sea razonable o no, tiene un buen retorno.

Anónimo dijo...

Alejandro, ¿cómo sería una buena reforma a la educación, desde su punto de vista?
Me parece que el Sena es más importante que la Nacional y los técnicos y tecnólogos más importantes que los profesionales. También que se cambie la educación desde le colegio, a muy poquita gente le sirve el calculo pera a todos nos sirve un poquito de contabilidad y de derecho.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 06.53

Dese cuenta del contraste entre las personas que no tenemos estudios y ustedes. Si alguien no lo toma en serio a uno, uno se acostumbra, hay gente para todo, dicen. Pero ¿por qué no va y escribe en alguna parte qué es lo propiamente inexacto en el video o en el post sobre las lealtades extrañas de Mockus y el resultado del triunfo de Petro? Cuanto más irrisorio fuera lo que planteé, más éxito tendría usted.

Ésa es la lógica no universitaria. Ustedes aprenden que algo es o no digno de tomarse en serio en la medida en que lo declaran. Y no es ninguna exageración, lo he comprobado en muchísimos casos. No sólo en internet.

Claro que eso produce retornos porque al aprender esa forma de "pensar" se integran en el orden social y pueden conseguir trabajo en la Procuraduría o en algunas de las nuevas entidades que el gobierno crea para gastar en la gente educada el producto de la exportación de petróleo, gas, carbón y oro. La educación es la mejor inversión, no importa que lo que se aprende sea exactamente a no razonar, a vociferar para no dejar hablar, a intimidar, a matar policías y a legitimar los crímenes de los niños del servicio doméstico armado de los Colombianos y Colombianas por la Paz, con los que Alejandro discute feliz sobre la teleología de la acción y la alienación del hombre en el capitalismo.

Apelaez dijo...

Jaime, sea cual sea la razón, tener un diploma de una universidad reconocida es una buena inversión

Anónimo dijo...

Obviamente, como lo escribio Alejandro alguna vez en el blog, Jaime Ruiz y su pandilla de los de atrabilioso son supuestos columnistas pagos por la godarria mas recalcitrante de Colombia,al igual que lo era Ernesto Yamhure en El Espectador, hasta que se le comprobo su participacion como ideologo de los paramilitares.

Jaime Ruiz y su banda de truhanes reciben todos meses su chequecito de parte de Jose Obdulio, Plinio y Fernando Londono Hoyos.

Anónimo dijo...

Yo me pregunto, de lo que paga un estudiante en Los Andes por el semestre( Y Los Andes es simplemente un ejemplo ), cuanto ira, básicamente, para su educación: profesores, laboratorios, etc, y cuanto para sostener y amortizar la grandiosidad del escenario.
Admirando el edificio Mario laserna, sus escaleras eléctricas, su apariencia y su movimiento de centro comercial modernismo, yo recordaba la modestia de la Universidad recién fundada.

Anónimo dijo...

Señor Jaime Ruiz:

Yo quisiera refutar detalladamente el videoladrillo y sus entradas, pero infortunadamente no tengo tiempo porque la visión de túnel me obliga a hacer primero que todo mi oficito de trabajador independiente y a destajo.

Lo que sí le puedo adelantar es que dos o tres hechos ciertos (por ejemplo que las FARC y el ELN se pasan de Venezuela a Colombia a matar soldados y policías)sumados no dan para esa visión paranoica de un chavismo que reproduce hoy en América Latina los impulsos expansinistas del estalinismo soviético de la posguerra, y menos para esa absurda gama de socios y colaboradores que ustedes ven a lo largo y ancho del vecindario.

Y una cosa de simple lógica: Si su teoría del muladar con sus múltiples evidencias es cierta, apenas daría como para Chávez. Así que de cuándo a acá dizque ¿la joya de la corona?

jaime ruiz dijo...

Después dirán que son ganas de joder. El anónimo de las 10.41 asegura que Alejandro escribió que yo era pago. Como es anónimo no pierde mucho. No me refiero a que pueda ir la policía a detenerlo, sino que mañana puede volver otra vez y nadie sabrá si era el mismo anónimo.

Es lo que les enseñan. Es la clase de formación que adquieren, sistemáticamente.

El problema tiene muchos aspectos. Porque si por ejemplo Alejandro declarara que no ha escrito tal cosa, los demás no dejarían de aprobar la perla de ese pensador. Las personas que no van a estudiar nunca tienen tanta mala fe ni tanta estupidez. De nada sirve demostrar que algo es mentira porque todos saben que es mentira y todos lo comparten. Petro es un terrorista totalitario que formó parte hasta este año de un partido que siempre se opuso a que se hiciera cualquier cosa contra los que masacran gente, y no obstante todos hacen como si fuera un demócrata. Es que ¿qué es un demócrata?

Sencillamente las universidades son la parte emergida del movimiento terrorista. Por eso la adhesión a Petro y personajes así es prácticamente unánime. De ahí que algo tan diáfano y manifiesto como que Petro representa a Chávez les dé risa, como si ellos no representaran también a Chávez.

La negociación de Santos llevará en pocos meses a cientos de asesinatos en las grandes ciudades (en el campo ocurre hace muchos meses), pero la acompañará el movimiento estudiantil con protestas en defensa de la educación, como si concibieran otra "educación" que el activismo castrista.

Me gustan más los marxistas brutales que personajes como Alejandro, para quien los criminales no son los que ordenan las masacres, tipo Petro, Molano o Santos Calderón, sino quienes tratan de impedirlas, como Uribe. Hace falta tener un daño más profundo para mentir tanto.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 12.33:

No tiene tiempo sino para verter adjetivos. ¡Qué raro que por ejemplo Moisés Naím advirtiera de la influencia de los millones de Chávez en toda Hispanoamérica!

"La joya de la corona" era como llamaban a la India los británicos. Lo era por su tamaño, no porque no fuera inhóspita y miserable. Colombia es un país más pequeño y más pobre que Argentina, pero más interesante para el chavismo por la posibilidad de controlarlo al ser fronterizo.

Anónimo dijo...

Señor Ruiz:

¿Habla usted de adjetivos? ¡Por favor! No me tiente porque va y me da por comprobarle que de cada tres palabras que usted utiliza, 27son adjetivos.

No tengo que decirle que me abruma su sapiencia. Como tampoco tengo que decirle que el día en que Moisés Naím (venezolano, ¿no?) diga algo que no encaje con su distorsionada visión de la realidad, lo pasará sin contemplaciones a la fila de los colaboradores chavistas. ¡Mire no más por dónde va el pobre señor Gaviria!

Anónimo dijo...

Me imagino que el tal Ricardo B. debe ser Ricardo Bonilla profesor y economista de la Nacinal a quien Petro dijo ya que tendria en su gabinete. Que espanto, el mamertismo en su ala estupida dirigiendo a Bogota.

Anónimo dijo...

Alejandro,

Ud que es columnista, que hay de cierto del mito que dice que la mayoría de los columnistas están fletados?

Anónimo dijo...

Hombre pues hay que analizar el dato ese hipotetico estadistico de que es mejor 1 millon de ingenieros Koreanos a 25 psiconalistas argentinos, primero porque S.korea tiene la tasa mas alta de suicidios (casi todos Ingenieros) y segundo pues una buena manera de balancear eso seria un intercambio de los 25mil psicoanlistas argentinos por un millon de ingenieros, asi pues, no solo mejor competitividad en Argentina y lo mejor es que los S.Koreanos mejorarian la autoestima, y jugarian mejor futbol

Alejandro Gaviria dijo...

Para quienes no se han dado cuenta, esta columna y la del LSD están relacionadas: a veces toca destunelizarnos.

Ahora resulta que porque alguien dijo que yo dije lo que nunca dije, soy la personificación de los males del muladar. Jaime la pastilla, la pastilla.

Alejandro Gaviria dijo...

Me gusta la idea de intercambiar psicoanalistas argentinos por ingenieros coreanos. El problema es que los psiconalistas argentinos tiene mucho trabajo, la oferta de psicoanalistas crea su propia demanda.

Alejandro Gaviria dijo...

As a result, an argument can be made for subsidizing students in fields with potentially large spillovers, such as microbiology, chemical engineering, nuclear physics and computer science. There is little justification for subsidizing sociology, dance and English majors. (Ver aquí)

Anónimo dijo...

Tomado del Blog de Rush Limbaugh



Deciphering the Sad-Sack Story of a Classical Studies Scholar
November 01, 2011





BEGIN TRANSCRIPT

RUSH: Have you seen some of the notebook entries? Not the signs on the protest march. Some of these so-called college students at Occupy Wall Street and other places around the country are writing their sad-sack stories on notebook paper, like this, and then they're holding it up and people are taking pictures of it. They're lamenting the worthlessness of their education, there's no future, they've invested all this time and money in their student loans and there's no jobs (crying) basically. You've seen those. This is an example. But I think, ladies and gentlemen, I have detected here what's really going on with all this and how these sad-sack students are just a bunch of dupes and in fact useful idiots.

Now, I'm gonna have trouble reading this. This is a camera photo of a protester's scribbling in a loose-leaf notebook here. "I graduate college in seven months with a useless degree in Classical Studies. I have worked very hard and am on track to graduate with Latin. I am in a Greek organization with many volunteer hours under my belt. My job prospects, zero." So basically here's a person who's taken Latin and is about to have a degree in Classical Studies and doesn't have the slightest idea, her job prospects are zilch and she's ticked off.

Now, do you think somebody going to college, borrowing whatever it is in this case, $20,000 a year to get a degree in Classical Studies ought to be told by somebody at a school that it's a worthless degree? (interruption) Well, I don't know what the minor was. It might be Latin. It's a lousy picture; I can't read the woman's printing or handwriting. But at any rate, why is it that no one in her life told her that getting a degree in Classical Studies would not lead to employment? In fact, how many college students do you think believe that just getting a degree equals a high-paying job? Probably a lot of them. Not that you can blame 'em. That's what they've been sold on. That's what they've been told. Ergo, that's what they expect. A college degree equals success, riches, whatever. Not work. This is key, now.

Anónimo dijo...

Continuacion rush limbaugh

Snerdley's in there laughing at me, but stick with me on this. Get the degree. The degree and the diploma are all you need. That's the guarantee. So this student says she wants the degree -- I'm assuming it's a she. There's no picture of the student, so I don't know. But this person goes in there, wants to get a degree in Classical Studies. Now, I think the colleges ought to be held accountable here. You show up, you want a degree in Classical Studies, you need to be told what that really means. "Well, how do you want to use your degree in Classical Studies? Do you even know what it is?" "Well, yes, I want study the classics so that I can be an expert in the classics, so that I can then study them further, like, and, you know, help others." "Really? Okay, how much money do you expect to make doing this?" "Well, as a college graduate with a Classical Studies degree, maybe a Latin minor, $200,000 a year, enough to pay off my student loans in the first four years and then after that who knows."

"Can you tell me where do you go to apply for a job with a Classical Studies degree?" "Well, anybody who's interested in studying classically, I would think would be interested in my services because I'm going to be an expert." At that point somebody at the university ought to say, "Babe, you are wasting your time in a nothing major. We are stealing your money. You're gonna be qualified for jack excrement when you get outta here." But they don't. Now, this is part of the trick, this is the ruse, and it's actually clever. Snerdley's in there laughing uncontrollably. I know I'm a naturally funny guy, but follow me on this.

So here you have Miss Brain-dead freshly out of college with her Classical Studies degree who thinks that she wants to go classically study and that people also want to study classics studiously and classically, and she's going to be very hirable, very marketable and so forth. Gets out in the real world and finds her only chance is Occupy Wall Street and to write a note for a TV camera about how worthless her degree is. Well, that's what she does here. Her job prospects, zero. Yeah, they are, and they have been since you declared that major, and somebody shoulda told you that from the moment you declared the major in Classical Studies.

Anónimo dijo...

Karl Marx was a classical studies scholar. Karl Marx, philosopher, political thinker, studied Latin and Greek -- as did Churchill, I found out.

Marx received a Ph.D. for a dissertation on ancient Greek philosophy entitled The Difference between the Democratean and Epicurean Philosophy of Nature. Now, you'll note nobody hired Marx, so what he had to do was figure out a way to destroy humanity on his own -- and he was able to do it, but nobody hired him. His classical background is reflected in his philosophies. Indeed the term "proletariat," he coined from the Latin word referring to the lowest class of citizen. So Karl Marx was a classical scholar, ancient philosophy and literature. Here's what the University of Pennsylvania says about their department: "Welcome to the Department of Classical Studies at the University of Pennsylvania.

"For over two centuries Penn has offered a variety of undergraduate and graduate programs representing all aspects of the broad field of Classical Studies, from languages and literature to history, archaeology and cultural studies. The Department encourages interdisciplinary and comparative approaches to teaching and research and maintains productive ties with a variety of programs, including Religious Studies, English, Comparative Literature, Medieval Studies, Philosophy, Linguistics, Italian Studies, [Pasta], History of Art, and the Penn Museum of Archaeology and Anthropology." Now, I don't know about you, does not make me want to sign up for a major in this.

This sounds like my all-time favorite comedian Irwin Corey answering the question, "Why do men wear shoes?" which he said was a two-part question. Johnny Carson asked him, "Why do men wear shoes?" and Professor Cory said, "Well, a brilliant, brilliant question, Sir Carson! It's a brilliant, two-part question. The first part of the question is the word 'why.' Why what? Why now? Why then? Why anything? Why the unanswerable quest for knowledge and thirst for knowledge, and we should all ask 'Why?' every day, every night, every morning, every day -- and with women, we do: 'Why?' Do men wear shoes? Yes." (laughing)

That's what I was reading when I read the University of Pennsylvania description of Classical Studies. Anyway, it still doesn't change my theory of what's going on here. You steer people to useless degrees. They come out, don't know how to do 'em, use 'em; don't even know what they're qualified to do, don't even know where to go -- and when it doesn't work out then you demand the government take care of it, demand socialism or a job retraining center or some such thing. (interruption) What's the question, Snerdley? Program observer has a question. (sigh) Yes. Yes, that's very true. Useless people would be useless regardless their degree. No question about it. Useless people...

There's no degree that's gonna change a useless person into a useful person. No college degree is gonna turn anybody into a useful person. In fact, one of the big problems, I think, that a lot of people have with a college degree is that they expect it is the ticket. Not the work. That it is the ticket. Victor Davis Hanson, by the way, he's another classicist. He teaches classical studies. He is an expert on ancient Greek history, by the way. But he's a farmer. Victor Davis Hanson is a farmer, and he is a writer, columnist and so forth. He's at the Hoover Institute, the campus at Stanford; writes for National Review Online and other things and that's where he derives his income. He doesn't go to the Classical Studies office

Anónimo dijo...

Rush Limbaugh (continuacion..)

You need Reality Studies. And Reality Studies is what you get when you get out of college and you start going to work and you learn what you don't know. And if you don't have the ability to admit that you don't know anything, then Reality Studies is gonna be a cold slap upside the head, and it isn't gonna be pleasant.

jaime ruiz dijo...

Alejandro, algo de la forma de interpretar es característico. Jeje. No, mentira, es que mi párrafo es muy enredado. Lo que digo es que los mamertos no van a juzgar al anónimo calumniador aunque usted lo desautorice porque aprenden sólo a ser como hinchas de una ideología.

Los otros párrafos no tienen relación con eso, pero ciertamente la aceptación del statu quo por su parte (por ejemplo, que Petro sea alcalde y Plazas Vega esté preso) no es la única posibilidad de cordura que hay. Ya sé que eso es incomunicable (por ejemplo, algunos comentaristas típicos anticapitalistas de su blog mandan a los demás a tomar pastillas, como si no fueran ellos los excéntricos inverosímiles sino el resto del mundo), pero tampoco hay modo de callarse: hay en este mundo quienes juzgarían la realidad institucional colombiana, y por supuesto la vida universitaria, como una anomalía monstruosa. Usted no se cuenta entre ésos, lo cual no quiere decir que estén locos.

jaime ruiz dijo...

El psicoanálisis no está tan mal. Los psicoanalistas son profesores de psicoanálisis tal como los marxistas son profesores de marxismo. Los colombianos con inclinaciones por el inconsciente viajan a Argentina y los argentinos que quieren hacer la revolución viajan a Colombia. En Cataluña es el fútbol. Está bien, la revolución se hace allí donde hay especialización, si hay que matar policías, que sean policías colombianos, que es el país que optó por ese destino.

Alejandro Gaviria dijo...

Refutación por asociación.

charlie dijo...

Jaime:
No se preocupe tanto por Petro. No se va a convertir en Chávez. Un Chávez es carísimo, regalando plata a diestra y siniestra. Eso se lo puede permitir Venezuela. Colombia, afortunadamente es un país pobre, con algunos riquitos de clase media. No es botín para nadie.
Si Pero hubiera salido a dar el parte de victoria vestido de obrero, tal vez. Pero mirele la pinta de yuppie. El lo que quiere es que el Establecimiento lo asimile. Y el Establecimiento lo va a hacer, porque el tipo esinteligente y el Establecimiento también.
No sufra como Fernando Londoño y como Álvaro Uribe.

Anónimo dijo...

Alejandro,

Ahora que pone la falacia de refutación por asociación, ha leído el libro de Julian Baggini que se llama The Pig that wants to be eaten? No sé si sea muy light para su gusto, pero ahí se discuten, entre otros temas, Las falacias más comunes, y algunos dilemas morales interesantes.

http://www.amazon.com/Pig-That-Wants-Eaten-Experiments/dp/0452287448/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1320271215&sr=8-1

Perdón por pegar todo el link, pero no sé como crear un hipervínculo

LHJ dijo...

Naturalmente, el problema no es solo colombiano: Carta abierta a Mankiw.
Como asistente de catedra (o TA, que llaman) que alguna vez uso el libro basico de Mankiw para ensenhar (sobre el cual se basa su clase), me parece una soberana ridiculez.

Anónimo dijo...

Siempre he sentido pesar o lástima por el pobre jaime ruiz y aclaro que soy un viejo pensionado con pocos estudios y bajas entendederas y sin simpatias por derechas o izquierdas, le siento lástima porque el pobre lastima, asi porque si, porque los demás no piensan como el.

Anónimo dijo...

como cliquear

José Miguel Rey dijo...

"Preferimos que haya menos leyes, pero que esas leyes se cumplan"

Recordando a Álvaro Gómez

jaime ruiz dijo...

No he podido entender con qué tendrá relación lo de la refutación por asociación, yo hablo de respuestas personales ante realidades concretas: se considera una infamia que Plazas Vega esté preso y Petro sea alcalde con ayuda del gobierno elegido por los uribistas (o que Arias esté preso y Piedad Córdoba esté libre), o se obra como si fuera tolerable y "normal".

El juicio sobre eso no remite a nada que no sea la responsabilidad moral de cada persona concreta. No creo que haya nadie que se proclame cómplice de los secuestradores, ni ningún candidato que se describa como corrupto.

Anónimo dijo...

Que cinismo Santos diciendo que no es un gobierno de anuncios precisamente el mismo día que se echa para atrás lo de Saludcoop

Jean ratiste dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Esas "doctrinas vituperables" de la banda enmascarada Jaime Ruiz dan risa. Establecer una comparación entre Petro que es un alcalde, y Plazas que es un homicida, es patético.

Bien dicen que los amigos de Plazas están en continua reorganización. Cuando hay un incidente y ven que su violencia se les ha ido de las manos, se asustan, pero en esencia no cambian.
Al menos Petro no ha derramado una gota de sangre desde su desmovilización; no tiene en mente ese genocidio lento y bien planificado que está en los cráneos rapados de la organización JRuiz.
Es que a los de Atrababoso(los del patriotismo ramplón) les une un sustrato ideológico pobre, visceral....el odio a Petro.

Al menos hay un lider de la manada de la Organización JRuiz que opina diferente! jeje..

jaime ruiz dijo...

El pensador anónimo, que no es lo mismo que enmascarado, hay que ver, está completamente seguro de que Alejandro (y los demás economistas, analistas y demás) están de su parte. Bueno, yo también, sólo que no hacen alarde, salvo el que amenazaba a una niña de cinco años: para ellos es correcto y respetable un orden en el que quienes mandaron a unos niños a tomar de rehenes a los magistrados financiados por Pablo Escobar sean líderes políticos con influencia en el poder judicial y el militar que les dañó la hazaña esté preso con base en testimonios falsos, por cosa juzgada y prescrita.

Señor Gaviria, usted es otro que saca partido de un orden creado por criminales y lo sustenta. Por eso también contribuye al silencio general sobre el caso Arias. El hecho de que tenga poder en ese orden hace pensar en los académicos del régimen nazi, salvando las distancias obvias de calidad intelectual. También se sentirían completamente legítimos mientras su país se limpiaba de judíos y recuperaba su honra ultrajada en Versalles.

Anónimo dijo...

El último mensaje de la Organización JRuiz (quien parece ser escrito por el líder de la manada), está de acuerdo con el exceso de fuerza, el ocultamiento y la tortura a los débiles..

No sé que es peor; si hacerse el pendejo para beneficiar económicamente a familias ricas que sirvan de trampolín para una campaña presidencial ó ser asesorado por "el primo" del más grande criminal de la historia pablo escobar

luksete dijo...

No todos podemos ser Marx, a algunos nos toca trabajar.

Anónimo dijo...

Ojo!!! Las protestas y las marchas en todo el mundo pregonan el mismo mensaje: LA CLASE MEDIA NO DA MAS.

Jonathan Fortich dijo...

Por supuesto que el problema de la deuda pública en Francia es una consecuencia del capitalismo. ¿Es que hay socialismo en Francia? Insisto, tómense el trabajo de leer a Marx.
En cuanto al comentario del señor Alejandro Gaviria... bueno, si es el gusto lo que define su criterio, eso ya lo explica todo. Ojalá un día se dé cuenta de que la ciencia es una mejor herramienta. Por lo demás, si de algo adolece su clase aquí en Colombia es de gusto.

Jonathan Fortich dijo...

Valdría la pena que cierto Anónimo leyera "La enfermedad infantil..." de Lenin. Por lo menos para saber que el comentario no viene al caso. Las tesis del señor Gaviria son absolutamente burguesas, él mismo se ha referido ya a su "gusto" por Marx.
"La enfermedad infantil..." se refiere al análisis crítico de ciertas posiciones observadas el interior del movimiento obrero internacional en un determinado momento de la historia.
Precisamente a eso me refiero, las "críticas" al marxismo suelen hacerse más desde los lugares comunes que desde la reflexión a partir de las evidencias.
El capitalismo empieza a desomoronarse por ser un proyecto fallido. El socialismo, que nunca ha sido llevado a la práctica, es la única opción ante la barbarie.

Alejandro Gaviria dijo...

No sé si Jonathan escribe en tono irónico o está estrenando carnet de la Juco. Ojalá, por su salud mental, sea lo primero.

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajajajajaja

José Miguel Rey dijo...

‎"Si Enrique Peñalosa, excandidato a la Alcaldía de Bogotá, pide disculpas y se pronuncia sobre los métodos uribistas “pensaría” en volver al Partido Verde."

La vanidad de este señor no tiene límites

José Miguel Rey dijo...

El que soltó esa última frase que puse entre comillas fue Antanas Mockus

Anónimo dijo...

Dejo este enlance para reflexionar acerca de lo que el señor Gaviria nos dice. http://www.youtube.com/watch?v=kepP7EwRJnE

Jonathan Fortich dijo...

Dice el señor Gaviria: "No sé si Jonathan escribe en tono irónico o está estrenando carnet de la Juco. Ojalá, por su salud mental, sea lo primero."
¿Se quedó sin argumentos y abre la brecha para proceder al ataque personal? Puede ser. No se deben cultivar argumentos muy sólidos cuando son soportados por el gusto.

Anónimo dijo...

Jonathan: en cuanto a considerar el socialismo (en su concepción inicial) como una salida, la cantidad de argumentos en contra es aplastante. Busque, lea y piense.

Anónimo dijo...

¿Por qué los intelectuales se oponen la capitalismo?

Anónimo dijo...

Dice el perfil que Jonathan estudió cine en Cuba. O le lavaron el cerebro o lo atendieron muy bien.

Anónimo dijo...

Ojalá Jonathan termine siendo la otra cara de la moneda de la organización Jaime Ruiz...Maldoror está cerca de serlo pero le falta

juan francisco muñoz dijo...

Jonathan

El socialismo nunca se ha llevado a la práctica?
Le sorprendería como muchas ideas socialistas han sido practicadas por los espectros ideológicas más diversos.
Ahora, lo de Alejandro es humor, que lastimosamente usted no entiende, porque se toma demasiado en serio a sí mismo. Pero bueno, es es comprensible antes de los 25 años, pero estúpido después.
El capitalismo ha fallado? Ciertametne es injusto, y no es lo mejor que puede hacer la humanidad, pero a pesar de eso, el mundo sí ha mejorado, a pesar de las tormentas económicas y las angustias del mundo moderno.

«Más antiguas ‹Antiguas   1 – 200 de 241   Más recientes› Más nuevas»