sábado, octubre 08, 2011

Excitados

En 2006, en la ciudad Suiza de Basilea, tuvo lugar un peculiar simposio. Más de dos mil investigadores, científicos y artistas se reunieron para celebrar el cumpleaños número 100 de Albert Hofmann, el químico suizo que sintetizó el LSD (dietilamida de ácido lisérgico) y descubrió sus propiedades psicodélicas. El simposio generó algunas reacciones indignadas: un grupo de seguidores de la cienciología protestó a la entrada del auditorio durante varias horas. En 2006, cuarenta años después del auge del hipismo, los cruzados de las guerras culturales seguían viendo en el LSD un enemigo propicio.

Pero en el interior del auditorio, el ambiente era celebratorio. Casi festivo. Hofmann confesó que el LSD le había abierto su mente y sus ojos a los milagros de la existencia: los hippies, ya lo sabemos, nunca envejecen. Hofmann contó seguidamente que Kary Mullis, ganador del premio Nobel de química en 1993, inventor de una técnica milagrosa que permite multiplicar millones de veces un fragmento de ADN y precursor de los avances recientes de la biología molecular, había hecho su extraordinario descubrimiento ayudado por el LSD. “¿Si nunca hubiera tomado LSD, habría hecho mi descubrimiento? Lo dudo. Seriamente lo dudo”, confesó Mullis algunos años después.

Las noticias del simposio no terminaron con Mullis. Uno de los panelistas contó que Francis Crick, el codescubridor de la estructura espacial del ADN, uno de los científicos más importantes de todos los tiempos, también había usado ayudas químicas con el fin de abrir las puertas de la percepción y entender los milagros de la existencia. Cuando Crick descubrió el secreto de la vida, dicen las malas lenguas, estaba en medio de un viaje psicodélico. Del mismo modo, muchos de los pioneros de los computadores usaron LSD en busca de inspiración. Douglas Englebart inventó el mouse con la ayuda providencial del ácido mágico de Hofmann (el mouse ya está totalmente domesticado, pero es un invento peculiar, fruto sin duda de una mente excitada). Steve Jobs fue también un consumidor habitual de LSD. “Es una de las dos o tres cosas más importantes que he hecho en mi vida”, confesó alguna vez. Y Jobs, sobra decirlo, hizo muchas cosas importantes.

Varios economistas han llamado la atención recientemente sobre el estancamiento de la innovación, el déficit de creatividad, el fin de los grandes inventos, etc. Como sugirió esta semana el columnista David Brooks, Jobs, Mullis y sus compañeros de generación crecieron en medio de una cultura, ya extinguida, caracterizada por la inconformidad, la experimentación y los sueños utópicos, ingenuos tal vez, pero sin duda instigadores de la creatividad. Los manifiestos psicodélicos, con sus llamados casi místicos a vencer la inercia psicológica, “a licuar la pringosa necesidad de un estado de ánimo anacrónico”, “a rechazar las estupideces y los desatinos y aceptar con gratitud los tesoros del conocimiento acumulado”, parecen manuales de autoayuda para innovadores. No hay muchas diferencias, después de todo, entre quienes hablan de “pensar por fuera de la caja” y quienes celebran el consumo de LSD.

No se trata de volver al hipismo. Pero ante la burocratización de la innovación, ante la obsesiva contabilidad de citaciones y otras manías de la academia moderna, ante la patarroyización de muchos científicos que ya más parecen lobistas que innovadores, no caería mal un poco de éxtasis.

112 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

Más noticias sobre los alucinógenos: inducen cambios positivos en la personalidad y ayudan en la lucha contra el cáncer.

Alejandro Gaviria dijo...

Antes del regaño: soy consciente de que la palabra “excitado” no aparece en el diccionario de la RAE o no está aceptada o lo que sea. Fue un anglicismo deliberado, lo cual, por supuesto, no es (no puede ser) una excusa para los puristas

Alejandro Gaviria dijo...

La entrada anterior terminó con una buena discusión sobre la educación superior y, en particular, sobre el posible mal uso de los recursos de regalías que irán a financiar proyectos de ciencia e innovación en los departamentos. Concuerdo con la opinión de un comentarista anónimo:

Saben que va a suceder con que parte de los recursos se los den a las Universidades, que la corrupción cambiara de lugar, solo que ahora tendremos regiones llenas de estudios, caracterizaciones inocuas, papers babosos, profesores llenos de plata y de puntos, politiquería académica y al final nada.

Javier Moreno dijo...

En Manufacturing Depression el autor, Gary Greenberg, cuenta como el desarrollo del LSD se conecta con el descubrimiento y comprensión del papel de la serotonina. Casi siempre se obvia que el descubrimiento de LSD (además de abrir las compuertas de nuestra percepción) está íntimamente relacionado con nuestra comprensión actual del funcionamiento del sistema nervioso.

En otro aparte del libro, Greenberg asegura que el consumo de MDMA (Extasis) es la única sustancia que lo ha ayudado realmente a combatir la depresión crónica que sufre desde hace años.

Maldoror dijo...

Buena columna. Me gustó bastante la última frase.

Anónimo dijo...

Bastante provocadora la columna en una sociedad que ni siquiera reconoce el matrimonio gay

Anónimo dijo...

LSD

Anónimo dijo...

Estoy aprendiendo, ahora si, creo. LSD

Javier Moreno dijo...

Retrato de Hofmann.

JuanDavidVelez dijo...

Le toca a uno estar de acuerdo aunque no quiera (yo no quiero). Y toca estar de acuerdo porque en la cita que hizo Alejandro el man dijo que fue de las cosas más importantes que hizo.

Hoy vi y toqué un portatil air de apple en el exito, tremenda máquina tan bonita.

Pero a mi no me gustan las drogas (igual bacana la columna don agaviria sacandole la piedra a la gente), pero quiero decir es que además apple es una reivindicación del trabajo serio y ambicioso: ese que no es hacerse el que se trabaja. El de Steve Jobs fue puro trabajo serio, pasarse horas y horas tratando de hacer un producto casi perfecto.

Acá el man hablando con el que hizo el programa de dibujo del macintosh mientras lo desarrollaban.

"Bill fired up his demo and it quickly filled the Lisa screen with randomly-sized ovals, faster than you thought was possible. But something was bothering Steve Jobs. "Well, circles and ovals are good, but how about drawing rectangles with rounded corners? Can we do that now, too?"

"No, there's no way to do that. In fact it would be really hard to do, and I don't think we really need it". I think Bill was a little miffed that Steve wasn't raving over the fast ovals and still wanted more.

Steve suddenly got more intense. "Rectangles with rounded corners are everywhere! Just look around this room!". And sure enough, there were lots of them, like the whiteboard and some of the desks and tables. Then he pointed out the window. "And look outside, there's even more, practically everywhere you look!". He even persuaded Bill to take a quick walk around the block with him, pointing out every rectangle with rounded corners that he could find."


Round rects are everywhere


Y ahora hablando del board, de como se ve el alambrado del board

"George Crow, our recently hired analog engineer, interrupted Steve. "Who cares what the PC board looks like? The only thing that's important is how well that it works. Nobody is going to see the PC board."

Steve responded strongly. "I'm gonna see it! I want it to be as beautiful as possible, even if it's inside the box. A great carpenter isn't going to use lousy wood for the back of a cabinet, even though nobody's going to see it."

George started to argue with Steve, since he wasn't on the team long enough to know that it was a losing battle. Fortunately, Burrell interrupted him.

"Well, that was a difficult part to layout because of the memory bus.", Burrell responded. "If we change it, it might not work as well electrically".

"OK, I'll tell you what," said Steve. "Let's do another layout to make the board prettier, but if it doesn't work as well, we'll change it back." "


PC Board Esthetics

En ese mismo sitio también hay historias banderas del man.

JuanDavidVelez dijo...

Que tal si también hacemos la apología de la religiosidad. Con la historia de Intel.

Dos jóvenes fueron al Oeste

Anónimo dijo...

A diferencia del sr Gaviria, yo creo que una posible solucion al colapso que se prevee de la sociedad del consumo y el materialismo.. es justamente, volver al hippismo, o mejor dicho progresar a un neo hippismo pero esta vez sin la ayuda del LSD. Las drogas fue una de las causas por las cuales muchos de los integrantes del hippismo original perdieron el camino. y hasta su mente.

Lanark dijo...

Pongámosles a nuestros conservadores de máscara libertaria una pequeña tarea: justificar dos cadenas perpetuas, una tras otra por un crimen sin víctimas.

Anónimo dijo...

Necesito marihuana para la artritis de la abuela.....

Mateo Trujillo dijo...

En la década de los 30s y hasta el 45 otro tipo de droga también sirvió en Europa para que un grupo de visionarios nos ayudaran a avanzar en la ciencia, la eficiciencia, la competitividad,la innovación y el crecimiento per se, los ideales más altos a los que es óptimo aspirar.

Mateo Trujillo dijo...

En la década de los 30s y hasta el 45 otro tipo de droga también sirvió en Europa para que un grupo de visionarios nos ayudaran a avanzar en la ciencia, la eficiciencia, la competitividad,la innovación y el crecimiento per se, los ideales más altos a los que es óptimo aspirar.

Alejandro Gaviria dijo...

La guerra cultural contra el LSD (y la marihuana) permitió el surgimiento de la cocaína y convirtió a Colombia en el epicentro de una obsesión, de una política equivocada que lleva ya cuarenta años. Aquí está la historia que hemos discutido varias veces en este espacio.

Carlos Méndez dijo...

Para desmitificar a Steve Jobs

Alejandro Gaviria dijo...

Una nueva ley podría "globalizar" la política antidroga de los Estados Unidos.

Alejandro Gaviria dijo...

Ken Kesey, autor de One Flew Over the Cuckoo's Nest, y uno de los más abiertos promotores del consumo de LSD, también tenía consejos para los innovadores: “todos tenemos gran parte de la mente cerrada. Estamos separados de nuestro propio mundo. Y este tipo de drogas parecen llaves que abren las puertas cerradas”.

Paul McCartney fue más recatado: “El LSD me hizo un ciudadano mejor, más honesto y tolerante”.

Octavio Paz al respecto: “ahora estamos en posición de entender la verdadera razón para la condena de los alucinógenos, y por qué se castiga su uso. Las autoridades no se compartan como si quisieran castigar un vicio dañino, sino como quien trata de erradicar una disidencia. Como es una forma de disidencia que va extendiéndose más y más, la prohibición asume el carácter de una campaña contra un contagio espiritual, contra una opinión. Lo que despliegan las autoridades es celo ideológico: están castigando una herejía, no un crimen”.

Anónimo dijo...

Alejandro ¿de dónde saca que excitado no es término aceptado por la RAE? Si bien literalmente no aparece, tampoco lo hacen muchos adjetivos derivados correctamente de verbos, por ejemplo "aceptado" "formado", pero los verbos aceptar, formar y excitar sí aparecen allí:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=%20excitado

Ahora, los regaños que pronostico vendrán más bien sobre el tema de su columna, no faltará quien lo tache de apologista del consumo de narcóticos.

jaime ruiz dijo...

Todo lo que dicen sobre la Academia (por ejemplo, que está llena de parásitos que sólo acumulan doctorados y documentos inútiles) se podría rebatir fácilmente considerando que es necesaria. Lo que es un chiste, una grosería y una idiotez al mismo tiempo es creer que la "Academia" colombiana se puede llamar "academia".

El jardín de Miedófilo, de Miguel Ángel Beltrán y Molano (valga la redundancia), de Pedro Medellín y Cristina de La Torre, de Carlos Castillo Cardona y Mauricio García (que decían que deberíamos alegrarnos si le daban el Nobel a Teodora por patriotismo), de Uprimny, Iparralde y tutti quanti sólo es un brutal adoctrinadero de asesinos.

¿Qué clase de degeneración neuronal puede llevar a alguien a olvidar que NINGUNO de los avances relacionados con NINGUNA ciencia ha tenido NINGUNA relación con los antros colombianos? La feliz complacencia de su público, como el cura de pueblo explota las apariciones y las compensaciones de la justicia divina porque su público siempre encontrará la correspondencia.

Una "academia" de tal nivel no necesita creatividad porque sólo la aplicaría en nuevas formas de mutilar y torturar gente para asegurarles rentas y dignidades a los magnates del "saber".

¿Cuál es el problema con excitado?

Si se valora la expansión de la mente de los alucinógenos, ¿no habría que valorar también el estímulo a la productividad de la cocaína? ¿Cuánta habrán tomado los que desarrollaron las innumerables prestaciones de los PC? Muchas veces me lo planteaba.

Leí una vez que cierto estudioso atribuía el surgimiento de la religiosidad a la Amanita muscaria, presente al parecer en el soma de los sacerdotes de la India antigua. Creo que cuando se le da importancia al LSD en la expansión tecnológica estadounidense se puede incurrir en un disparate parecido al de los que creen que el consumo de drogas ilegales es la causa de la delincuencia. La marihuana puede estar presente en el relato de alguien que echa a perder su vida y termina en la cárcel o en el de otro que se acostumbra a escuchar a Bach. Sólo hace falta que para una sociedad el crimen sea un destino, tanto de la "academia" como de las instituciones estatales como de la rebeldía adolescente. Cuando no lo es, el rumbo es otro.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo: alguien me lo había dicho alguna vez, pero creo que usted tiene razón. Ojalá. Los regaños por el tema de fondo ya comenzaron (vía correo electrónico) y seguirán probablemente.

Anónimo dijo...

el enlace que quise poner quedo mal:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=%20excitar

jaime ruiz dijo...

Alguna vez habrá que hacer la antropología del colombiano. Se podría incluir que todos olvidan la coma del vocativo, que creen que defender a Piedad Córdoba no es ser criminal y también que no pueden distinguir los conceptos de "alucinógeno", "narcótico" y "estupefaciente". Es una norma, no recuerdo a nadie que se salga. ¿En dónde hay apología del consumo de narcóticos?

Alejandro Gaviria dijo...

Ya veo que no hay problema con “excitado”. Algún purista me había dicho alguna vez que no podía usarse con la acepción del inglés.

Jaime: sí, también podría valorarse el efecto de la cocaína sobre la productividad o de la nicotina sobre la concentración o de la cafeína sobre la agudeza o de la ritalina sobre el desempeño académico. De eso se trata, de reconocer que el uso de drogas puede tener beneficios y que es, en últimas, una elección individual.

Anónimo dijo...

Quiero decir tres cosas:

1. Recomendar este libro: "El Dios de los ácidos" una entrevista que le hicieron al Hofmann. http://www.siruela.com/catalogo.php?opcion=buscar&id_libro=1163&completa=S

2. Con la posible penalización del consumo de cualquier droga (otra vez) al consumidor (sin importar que tipo de consumidor sea) lo van a meter a la cárcel siendo una medida retrograda y autoritaria. Así que si nos pillan con LSD que penurias tendrá uno que soportar

3. Sobre la ciencia, la investigación y la innovación me acorde de esta columna de Alejandro Gaviria "Para resumir mi posición. No creo que los artistas se deban tornar en lobbyistas. Nuestros Estados son pobres y están ocupados en otras cosas. Ello no quiere decir que no exista un caso para el fomento estatal de la cultura, seguramente existe. Pero ese es precisamente el dilema del subdesarrollo: la multiplicidad de prioridades.Así que los mecenas tendrán que venir de otro lado. El Estado se ha convertido un señor indiferente. No por desidia, como creen muchos, sino por necesidad" http://www.elmalpensante.com/index.php?doc=display_contenido&id=983

Javier Moreno dijo...

Bueno, pero para cuándo la fiesta de LSD en la casa de Alejandro en honor al doctor Hofmann. Eso fue lo que faltó aclarar.

Alejandro Gaviria dijo...

Todavía no tiene fecha. Ya la tendrá. Pero están todos invitados. Hasta Patarroyo. Con un poco de excitación podría darse el milagrito de la vacuna contra la malaria. ¿Quién quita?

Nelson dijo...

Alejandro,

Es una columna muy pendenciera pero justa. Creo que quienes trabajamos en la academia, en ciencia en Colombia, todavía tenemos mucho que explicar... los incentivos creados en el 91/92 para estimular la producción científica tuvieron efectos no siempre deseados, convirtieron en una micro-empresa la producción de artículos científicos sin impacto alguno, excepto por el del bolsillo del investigador. Sobre eso, escribí esta nota que modestamente aporto;

http://deafan.blogspot.com/2010/02/en-busca-del-exito-no-de-la-grandeza.html

Lo que nos lleva al problema de la famosa creatividad de los colombianos... siendo tan creativos como nos creemos, deberíamos haber innovado más, no? o es que solo somos creativos para sacarle el cuerpo a las normas?

Nelson.

Anónimo dijo...

Interesante la apología que hace usted, Dr. Gaviria, del consumo de drogas. ¿Las utilizó usted cuando estudiante? ¿Las utiliza ahora? Y, de hacerlo, ¿lo hace con propósitos recreativos o como recurso de inspiración creativa en su trabajo? No me malinterprete. No estoy emitiendo un juicio de valor, pero si la teoría expuesta en su escrito es cierta, quizás los economistas deberían consumir más de estos productos para ver si hallan soluciones creativas al caos que ellos mismos han contribuido a crear...

Anónimo dijo...

Uno de los grandes genios de la música y su consumo de LSD. Estoy hablando de Jimi Hendrix y su experiencia con el LSD:

"Linda y sus amigos se quedaron para el último pase. cuando terminó, invitaron a Jimi a un apartamento de la calle 63 allí hablaron de música, politica e, inevitablemente, de drogas. Uno de los amigos de Linda estaba en el ambiente de las drogas. Le dijeron a Jimi si le interesaría tomar algo de ácido. La respuesta del guitarrista demostraba tanto su ingenuidad como su inexperiencia total con las sustancias psicodelicas. "No, no quiero nada de eso - dijo Jimi-, pero me encantaría tomar algo de ese LSD". Jimi lo dijo en serio, sin saber que "ácido" era el nombre corriente del LSD. Antes de 1966 la experimentación de Jimi con drogas se había limitado, en parte por circunstancias económicas, a la marihuana, el hachís, los estimulantes baratos y algunas raras veces la cocaína. "En Manhattan, las drogas preferidas eran la marihuana y la cocaína -declaró Taharwa Aleen "en esa época nadie de Harlen tomaba ácido".

De ahí en adelante Hendrix no subía al escenario sin estar dopado por LSD y ponia pastillas de LSD bajo su pañoleta para que se derritieran con el sudor y entraran en su organismo.

Interesante historia

Anónimo dijo...

Coincidencialmente publicadas el mismo día. Sin embargo, distantes en formalidad. http://www.kienyke.com/2011/10/07/en-coney-island-no-solo-hay-algodon-de-azucar/

Anónimo dijo...

al anónimo 09:41 que volvió a aparecer en 09:44 con el mismo mensaje pues no venga con una posición moralista sobre el consumo de drogas. No creo que se este haciendo una apología al consumo de drogas. Debería dejar esa posición ya que el consumo es algo individual. Si usted no quiere consumir pues no consuma y ya.

Lo otro quiero poner un ensayo de Hofmann llamado "Mi hijo problematico" http://www.taringa.net/posts/info/1000358/Equot_Mi-hijo-problematicoEquot_-de-Albert-Hofmann-invent.html leanlo

Anónimo dijo...

¿La mano invisible de la economía no será acaso una traba lisérgica?

Anónimo dijo...

Interesante la apología que hace usted, Dr. Gaviria, del consumo de drogas. ¿Las utilizó usted cuando estudiante? ¿Las utiliza ahora? Y, de hacerlo, ¿lo hace con propósitos recreativos o como recurso de inspiración creativa en su trabajo? No me malinterprete. No estoy emitiendo un juicio de valor, pero si la teoría expuesta en su escrito es cierta, quizás los economistas deberían consumir más de estos productos para ver si hallan soluciones creativas al caos que ellos mismos han contribuido a crear...

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 10:02: las confesiones vendrán en mi autobiografía. Todavía en veremos.

El editor dijo...

Alejandro:

Buena columna, aunque más que "excitados" sería mejor llamarla "alucinados", ya que ese es el efecto real del LSD. Y es este el efecto que los adeptos al consumo del LSD, así como de otros psicotrópicos, destacan como el mayor beneficio para la creatividad: ver otra realidad.

Pero no solo se necesita alucinar, a veces basta con pasarse de copas - Joao Malgueijo obtuvo su nueva visión de la física en medio de una borrachera y su posterior resaca -, sufrir de las llamadas enfermedades mentales - John Nash, por ejemplo -, tomar yagé - los cuadros de Jacanamijoy -, u otra cantidad de cosas para poder avanzar un poco mas en la comprensión de las cosas.

A la academia colombiana debería ser menos sería, tomarse menos en serio. Como diria usted: "esto es por joder"

Saludos

Alejandro Gaviria dijo...

EE: gracias por la aclaración. Muy pertinente. Saludos.

charlie dijo...

Vivimos en un universo exponencial que solo la intuición puede abarcar. Lo que hacen el LSD y otras drogas es liberar la mente de las cadenas del proceso deductivo, lineal, de la educación formal.

Algunos comentarios dijo...

Infortunadamente cabe recordar que Jimi Hendrix murió atorado en su propio vómito después de una sobredosis.

Excitado siempre ha existido en español e inclusive con la misma acepción del inglés. Lo que pasa es que en materia de uso --y a eso se refería probablemente su amigo--en español colombiano se asociaba solamente con sexo, antes de la invasión del inglés, en el cual significa comúnmente estar emocionado frente a cualquier posibilidad u ocurrencia interesante.

Jaime Ruiz oye la palabra academia ("la academia no acepta...") y comienza a despotricar contra la universidad, así claramente se esté hablando de la Real Academia de la Lengua, una de las iglesias monarquistas a las que él pertenece.

Éxtasis: extasiado, no excitado

éxtasis.

(Del lat. tardío ex[s]tăsis, y este del gr. ἔκστασις).


1. m. Estado del alma enteramente embargada por un sentimiento de admiración, alegría, etc.

extasiar/extasiado

(De éxtasis).


1. tr. embelesar. U. m. c. prnl.

JuanDavidVelez dijo...

"Nothing is more powerful than a community of talented people working on related problems. Genes count for little by comparison: being a genetic Leonardo was not enough to compensate for having been born near Milan instead of Florence. Today we move around more, but great work still comes disproportionately from a few hotspots: the Bauhaus, the Manhattan Project, the New Yorker, Lockheed's Skunk Works, Xerox Parc."

Taste for makers

Lanark dijo...

Juandaví: Y es que los jíbaros tienen sus territorios.

Anónimo dijo...

Lo que nadie es capaz de decir de Steve Jobs.

Esto dijo Richard Stallman, fundador de GNU:

Steve Jobs, the pioneer of the computer as a jail made cool, designed to sever fools from their freedom, has died.

As Chicago Mayor Harold Washington said of the corrupt former Mayor Daley, "I'm not glad he's dead, but I'm glad he's gone." Nobody deserves to have to die - not Jobs, not Mr. Bill, not even people guilty of bigger evils than theirs. But we all deserve the end of Jobs' malign influence on people's computing.

Unfortunately, that influence continues despite his absence. We can only hope his successors, as they attempt to carry on his legacy, will be less effective.

Anónimo dijo...

ALEJANDRO,

La medición de pobreza parece tener realmente problemas técnicos, no es sólo un debate político.

Eso dice Manuel Muñoz quien en otras mediciones de pobreza y es bien conocido en ese campo, de hecho el DNP a menudo lo consulta.

Ver el link de abajo

http://www.razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/2435-pobreza-la-confusion-es-de-mucha-gente-.html

Anónimo dijo...

Alejandro, quisiera preguntar sobre su continua mania de hablar mal o enjuiciar el carácter de Manuel Elkin Patarroyo. A usted le toco comerse palabras cuando salió publicado su artículo en un journal de mediano impacto en el área de investigación donde Patarroyo trabaja y recuerdo bien su columna donde usted en un tono irónico ya se había burlado. Tanto daño le ha hecho Patarroyo? bien me decía un profesor de John Hopkins que ha atacado fuertemente las ideas de Patarroyo que a pesar de que nunca lo logre, marcó un hito en su momento en la búsqueda de la vacuna contra la malaria mostrando otra posibilidad y que eso era muy muy reconocible desde el punto de vista científico.

Alejandro Gaviria dijo...

No me convencen los argumentos de Manuel Muñoz. La definición del coeficiente de Orshansky es en esencia arbitraria. Ponerse a discutir si es 2,9 o 2,4 es una perdedera de tiempo. La MESEP decidió usar el promedio de la región. Me parece una decisión honesta que, en últimas, acepta que, dada la falta de consenso, lo más adecuado es acogerse a los estándares regionales. Las disquisiciones eternas de los pobretologos no son muy iluminantes. En mi opinión, simplemente se adoptó un nuevo estándar. La clave ahora es conservarlo para poder así medir los cambios de la pobreza que son, en últimas, más importantes que los niveles sobre los cuales nunca nos pondremos de acuerdo.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 16:40: yo reconozco el mérito científico de Patarroyo. Pero, al mismo tiempo, debo reconocer que no me gusta su manipulación de la opinión pública con la eterna promesa de la vacuna. Tampoco me gusta que haya tenido, por décadas, un acceso casi garantizado a recursos directos del presupuesto nacional.

jaime ruiz dijo...

Lo más repugnante de Patarroyo es la mentira de que los laboratorios estadounidenses pretenden detener su vacuna porque no hay negocio para ellos. Muestra una moralidad y una conciencia del mundo que sólo merecen un adjetivo: COLOMBIANAS.

Anónimo dijo...

Mi recomendado de hoy:

Limosna 2, de Carolina Sanin en El Espectador.

Anónimo dijo...

Dice Carolina Sanin en facebook:

Francisco Barrios: Si en el editorial de El Espectador escribieron que Santodomingo fue "un intelectual en todo el sentido de la palabra", resulta apenas lógico que el intelectual del periódico resulte ser "un sapo en todo el sentido de la palabra" (a propósito, ¿qué quieren decir con eso de "en todo el sentido de la palabra"? ¿Quién escribiría el editorial?)
Hace 4 horas · Me gusta · 4 personas

Carolina Sanin: Una elegancia Alejandro Gaviria. Ese es otro.
Hace 3 horas · Me gusta · 1 persona

Anónimo dijo...

A esos profesores universitarios que escriben para obtener puntos y sueldos altos sin que sus escritos conduzcan a ningun lado, en vez de puntos salariales deberian darles dosis de LSD, anfetas y barillos y creo asi harian algo util a la sociedad. Alejandro, con el solo anuncio de las regalias para la "investigacion" ya en las regiones estan montando la infraestructura academica y politiquera para quedarse con las rentas.

SuperYo dijo...

Las investigaciones con el LSD han dejado resultados ambivalentes entre el éxito total y el fracaso abrumador;
De hecho los nazis la usaban en sus oscuros experimentos mortales de medicina, y la suministraban entre sus tropas para combatir contra los aliados, pero sus dosis no eran controladas.
Las personas que desarrollan cierta tolerancia frente a estos psicotrópicos tienden a mostrar un mundo ajeno a la realidad.

Ehhhhh...Hay un elefante rosado entre los comentarios;.. ah! perdón, es la banda enmascarada Jaime Ruiz..

Anónimo dijo...

Ojalá pudiera recordar una referencia que leí hace un tiempo donde se explicaba la posibilidad de que plantas alucinógenas hayan influenciado positivamente en la evolución del cerebro humano. Recuerdo, eso si, un libro muy interesante de R. Gordon Wasson llamado La Búsqueda de Perséfone, donde se trata la relación entre los hongos alucinógenos y el origen de la religión, desde un punto de vista antropológico. Recomendado.

Anónimo dijo...

Patarroyo representa la burocratizacion de la ciencia, la ideologizacion de la investigacion, y el mamertismo nacionalista del pais. No ha entregado la vacuna, pero si entrego un metodo: en colombia siempre hay metodo, Pgirs, bpin, papel sellado, hasta el futbol colombiano tiene un metodo, el de Maturana.

Anónimo dijo...

A ver si Patarroyo se inventa una vacuna para curar el muy colombiano síndrome de la victoria moral, él que es experto, como los pupilos de Maturana.

Noel Carrascal dijo...

No creo que una droga, la que nunca he probado, se pueda considerar buena para una persona si no se contabilizan el numero de personas que nunca pudieron descubrir algo por el abuso de substancias, los que deben ser muchos más, que pasan al olvido. Creo que podríamos hacer más por la creatividad si se deja de estandarizar la educación, que es la mejor forma de educar masas y evaluarlas, pero que genera graduados 'cuadriculados'. También podríamos darle más libertad de investigación a estudiantes de Doctorado, quienes difícilmente pueden proponer algo revolucionario sin arriesgar sus carreras, en campos donde se hace investigación con fondos públicos.

Volviendo a lo del LSD, o cualquier droga, no creo que algo que cree altibajos tan extremos sea benéfico para quienes están bajo alta presión de producir y hacer descubrimientos, que haya funcionado en algunos casos excepcionales no garantiza que desarrolle la creatividad o la productividad.

Anónimo dijo...

Delen una dosis a Noel a ver que pasa.

panÓptiko dijo...

A mi el cuento que me habían echado era que los que consumían LSD veían su alma salirse del cuerpo, e iban por ahí persiguiéndose a si mismos hasta que se encontraban más allá de una ventana o debajo de una tractomula.

En todo caso, es lo mismo con la innovación: 499 locos irreparables y uno que da con el chiste. Con tal que los otros sólo se hagan daño a sí mismos...

Por otro lado, para ser precisos, occidente siempre se hace el de la vista gorda con los excesos de sus élites. La ley es para el marihuano desarrapado.

Sean felices.

Saludos,

Javier Moreno dijo...

Panóptiko: Yo creo que en respuesta a lo que usted dice entra muy bien el ensayo que cita Juan David más arriba. Quién sabe si el LSD expande la creatividad de manera efectiva, pero la cultura que se formó en torno a su consumo sí parecía hacerlo en tanto que generaba un espacio (un semillero) donde explorar posibilidades por fuera del sistema de producción impuesto. Y pues uno no podrá decir que todos los consumidores de LSD fueron unos genios, pero sin duda buena parte de los creadores y repensadores que armaron lo que ahora tenemos (en arte y en tecnología) provenían de ahí.

La pregunta, tal vez, no es si el LSD contribuye al progreso creativo (cosa imposible de comprobar) sino dónde están los semilleros sociales-culturales actuales donde ese nuevo progreso que nos gustaría ver se podría desarrollar. (Pensaba sugerir que probablemente la respuesta es China, pero sospecho que China está mejor preparada como sociedad para producir dentro de esquemas dados que para crear desde esquemas nuevos.)

Anónimo dijo...

Para los fans de Pinker y sus tesis sobre la incuestionable disminución de la violencia

Alejandro Gaviria dijo...

Yo también comparto la interpretación más culturalista del asunto. No sólo aparece en el ensayo enlazado por Juan David, sino también en la de la columna de David Brooks enlazada en la entrada.

This utopianism is almost nowhere to be found today. Stephenson and Thiel point out that science fiction is moribund; the new work is dystopian, not inspiring. Thiel argues that the environmentalist ethos has undermined the faith in gee-whiz technological wizardry. Legal institutions and the cable TV culture dampen enthusiasm by punishing failure so remorselessly. NASA’s early failures were seen as steps along the way to a glorious future. Deepwater Horizon’s failure demoralized the whole nation.

Third, there is no essential culture clash. Look at the Steve Jobs obituaries. Over the course of his life, he combined three asynchronous idea spaces — the counterculture of the 1960s, the culture of early computer geeks and the culture of corporate America. There was LSD, “The Whole Earth Catalogue” and spiritual exploration in India. There were also nerdy hours devoted to trying to build a box to make free phone calls.


Pero hay algo que rescatar en la historia del LSD (independientemente de su verosimilitud): los testimonios de tipos como Jobs y Mullis ayudan a difundir la idea de que, después de todo, puede haber un beneficio en el consumo de drogas. Difícil de probar, pero cierto para los protagonistas.

Alejandro Gaviria dijo...

Entusiasta reseña del libro de Pinker escrita por el filósofo Peter Singer.

Anónimo dijo...

No somos iluminantes porque nos falta LSD...regáleme un poquito. jaja
Saludos!
RA

Alejandro Gaviria dijo...

RA: al que le faltó fue a Muñoz. No se autoincluya tan fácil en esa categoría. Saludos.

Anónimo dijo...

...son los roles, el performance...

RA

Anónimo dijo...

Dr Gaviria: Leyó lo de Grey sobre las tesis de Pinker? ¿Qué opinión le merece su análisis? No desde el punto de via emocional sino argumental.
Leí lo de Singer y no puedo decir nada al respecto porque no es otra cosa que una defensa entusiasta de Pinker.

Anónimo dijo...

Dr Gaviria: Leyó lo de Grey sobre las tesis de Pinker? ¿Qué opinión le merece su análisis? No desde el punto de via emocional sino argumental.
Leí lo de Singer y no puedo decir nada al respecto porque no es otra cosa que una defensa entusiasta de Pinker.

Miguel Angel dijo...

innovación, creatividad, pensamiento lateral, fuera de la caja, renacimiento, revolución industrial, contrarevolución, chamanismo, budismo, hipismo, cristianismo, luteranismo, drogas, meditación; todo aplica a una misma idea: el cambio.

El mantra del mundo de hoy es que la única constante es el cambio; la ciencia ha hecho su parte para que esto ahora sea la nueva fe, la academia ha aportado lo suyo hay ubicar el conocimiento como la fuente de toda verdad, aunque también ha limitado el pensamiento porque ahora lo que no es citado a pie, no es válido como idea, pensamiento u opinión; alguien hace no mucho decía que la creatividad es el bien más escaso hoy en día, porque entre tanta información, conocimiento, títulos académicos que parecen nobiliarios, se pierde muchas veces la corriente principal que debe ser la capacidad de poner en duda todo cuanto nos sea posible.

Con LSD, con meditación o simplemente con un golpe de suerte en las circunstancias que permita ver las cosas desde nuevas perspectivas es posible la innovación; a cada cual le convendrá una cosa o la otra, muchas veces a las personas lo que les falta son "desencadenantes"; cosas que corten de un tajo lo que el pensamiento, la costumbre o la comodidad hace que se mantenga todo en el mismo orden.

Las drogas pueden ser desencadenantes pero hay que tener cuidado de no caer en la trampa de que la mente se pone más creativa a punta de droga, eso es puro pensamiento de junkie

Anónimo dijo...

Hace poco vi un titulo de Phd en Gestion del Conocimiento de España. Fui a una clase del doctor, !que fiasco!. Mente lineal y puros mapas conceptuales. Pero... es doctor. Insisto, delen sus respectivas dosis personales a esos manes, mandelos a cine todo el dia y que oigan mucha musica por lo menos seran divertidos.

Andrés Barreneche dijo...

Muy interesante (y atrevida) columna, es posible alguna relación entre la creatividad y el uso de alucinógenos. Como han dicho otros antes, dependerá del grado de uso. A mi me parece curioso cómo las personas distinguen un adicto al cigarrillo o un alcohólico frente al adicto a la marihuana. No son diferentes facetas de una misma enfermedad?
Por ahí vi un estudio (del cual creo ya se ha mencionado por acá) que clasifica las drogas de más a menos dañinas (creo que en número de muertes relacionadas). No tengo el artículo como tal, pero aquí hay una noticia de la investigación. El alcohol resulta más dañino frente a la Marihuana y al LSD. (Me queda la duda si el ranking tiene en cuenta la popularidad de cada droga: con una supuesta legalización del LSD, el consumo aumentaría y éste podría subir de puesto?)

En cuanto a la innovación, o la carencia de la misma, hay algo que me parece importante observar: el componente gratuito de la economía digital. Hemos visto una explosión de SAAS (software-as-a-service) a través de Internet. Cualquier cosa que a uno se le ocurra hacer, no hace falta Googlear y uno encontrará alguna solución gratis (hasta cierto punto). Este tipo de innovaciones tiene un impacto fuerte sobre la calidad de vida de las personas y no se contabiliza (directamente) en términos económicos. No he estudiado esto muy bien, pero se me ocurre que son innovaciones 'invisibles', que difícilmente son tenidas en cuenta.

Otra hipótesis, tal vez un poco más odiosa, dice que los grandes beneficios del sector financiero han venido absorbiendo gran parte del talento humano. No tengo de dónde opinar aquí, más allá de la anécdota personal de un físico muy inteligente y emprendedor que se ha dejado tentar (con toda razón) por los salarios ofrecidos como quant.

JuanDavidVelez dijo...

Un man dice que gracias al lsd pudo ver bien el sistema muy complejo en el que estaba trabajando.

Otro desatinado más

"At one point in the project I could not
get an overall viewpoint for the operation
of the entire system. It really was too much
for my brain to keep all the subtle aspects
and processing nuances clear so I could get
a processing and design overview. After
struggling with this problem for a few
weeks, I decided to use a little acid to see if
it would enable a breakthrough, because
otherwise, I would not be able to complete
the project and be certain of a consistent
overall design."


"While stimulated
by the LSD I was able to get the
entire system wholly in my mind at the
same time. I spent some time mentally
visualizing various aspects of the compiler,
the language and the processing which
would take place. I did discover three or
four design inconsistencies while being
stimulated by the effect of the LSD, and I
made notes for later checking."

Anónimo dijo...

Vendo a 50 pesos el cartón. Estoy regalado, pilas.

Anónimo dijo...

Alejandro, que dirá en la U ahora que ya saben de sus aficiones psiconauticas.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 10:35: yo simplemente soy un promotor abstemio. Mi felicidad es la felicidad de los otros.

Anónimo dijo...

Alejandro,

¿Qué opina de la pelea entre Echeverry y JC Restrepo?

Maldoror dijo...

Niveles letales de algunas de las drogas más conocidas. Pero claro, el alcohol es bueno porque es legal...

Alejandro Gaviria dijo...

Interesante comentario sobre la entrada de la semana anterior:

No es casual que las regiones cocaleras y pobres coincidan con regímenes de propiedad colectiva de indígenas y negritudes. Nada que ver con la raza. Todo que ver con la imposibilidad de obtener crédito, atraer capital y tener opciones. Sigamos la raya caleña. Un bugueño que no le gusta la cañicultura puede decidir vender su finca y, por ejemplo, usar ese dinero para montar una peluquería o una fabrica de concentrado. El mismo personaje al sur de Cali, en Silvia, no puede vender nada, aunque este sentado en miles de hectáreas. Tampoco obtiene crédito porque no sirve de colateral. Hernando De Soto es la clave de esta brecha que tiene a Cali como frontera de dos sistemas económicos. F.Cabal

Anónimo dijo...

Es cierto que los de Silvia no pueden vender. Pero si la propiedad colectiva no les sirve de garantía es porque a los bancos no les da la gana de aceptarla y por lo tanto no permiten la supervivencia de esquemas productivos colectivos que podrían ser viables si contaran con los servicios financieros y técnicos que ayuden que tales emprendimientos prosperen. En muchos países en desarrollo existen esquemas crediticios PRECISAMENTE para apoyar distintos tipos de propiedad, no solo la propiedad privada.

Anónimo dijo...

En ningún país aceptan títulos colectivos como garantía. Eso es carreta.

Anónimo dijo...

Se ve que el último anónimo está muy familiarizado con el mundo de las microfinanzas.

Anónimo dijo...

Collateral:
Asset pledged by a borrower to secure a loan, which can be repossessed in the case of default. In a microfinance context, collateral can vary from fixed assets (a car, a sewing machine) to cross-guarantees from peers.

Anónimo dijo...

Los "servicios financieros", esa extorsión con la que contamos como algo natural

Anónimo dijo...

Alejandro: alguna vez le pregunté a Patarroyo porque los científicos colombianos no estudiaban la posibilidad de diseñar una droga que fuera aceptable por la ley. Rápidamente me contesto que eso era imposible.Pienso que ya que se habla tanto de biodiversidad y teniendo en cuenta que en la nuestra hay numerosas plantas con efectos psicoactivos, el diseño de una píldora que no tuviera efectos colaterales inaceptables debería ser la gran prioridad de COLCIENCIAS. ¿ Cree usted posible que esa idea puede ser estudiada en su Universidad?

Anónimo dijo...

Una cosa es que la banca colombiana abuse de sus clientes con cobros que exceden los de muchos otros países, y otra cosa es que cueste tanto trabajo entender que el hecho de que algo se llame "servicio" no quiere decir que deba o pueda ser gratis. ¿Usted le paga al peluquero por sus servicios? ¿Le paga al mecánico por sus servicios? ¿Paga por el servicio de mensajería? ¿Paga por el servicio del agua? En Bolivia hubo una "guerra del agua" porque se trató de privatizar el servicio y los indígenas se revelaron porque el agua la da "la Pacha Mama", lo cual es cierto: el agua está en la naturaleza, pero ¿cómo hacemos para que llegue a SU casa? Ese es el "servicio", y ese suministro regular cuesta montones, no solo en infraestructura. Pero eso lo encuentra inaceptable hasta Daniel Samper Pizano.

ojo estrabico dijo...

Transferir la humanidad del sujeto
al limbo juridico de una abstracta igualdad ciudadana sin cuidar la base REAL de explotacion que la sustenta,deja sin tocar,y en galopante persistencia,la estructura de relacionas sociales que hay que cambiar.

Anónimo dijo...

SOBRE LA _"EXCITACION DEL DECANO Y SU TARDIA INVOCACION JIPISTA :

ESCUCHEN ESTE CUENTO : " Los plebeyos del reino que como criaturas goyescas buscaban subliminalmente escaparse de los puristas.Pero no cabalgaban. Apenas gateaban. "

Andrés Barreneche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto dijo...

Alejandro;

Que rompas una lanza a favor de un cambio de perspectiva en el tratamiento que se le ha dado al tema de las sustancias consideradas ilegales me parece muy importante.

Pero tengo una inquietud con respecto al último párrafo; en él, se sugiere que la burocratización de la innovación es indeseable. Ello es parcialmente cierto, con respecto a cierta definición negativa de lo burocrático; pero si por burocracia se entiende un conjunto de procedimientos, instancias, reglas, etcétera, entonces, creería que, precisamente, lo que ha hecho falta en Colombia es esa burocracia, es decir, el ejercicio de aquello que Kuhn llamaba la “ciencia normal”, sin la cual no es posible el arribo a la invención, a la ruptura. Sin la cual ni siquiera es posible el establecimiento de un “afuera”, de un “extra-límite”, lugares en los que, generalmente, han sucedido las cosas verdaderamente importantes en la historia del conocimiento.

Creo que la exaltación simple de “la creatividad”, o “la inspiración”, o “la improvisación artística”, ya nos ha dejado suficientes pruebas de la calidad y la naturaleza de sus productos. En suma –aunque parezca obvio, es necesario repetirlo-, sin rigor no hay velocet capaz de originar conocimiento.

Andrés Felipe Succar dijo...

Lo peor de esos regimenes de propiedad colectiva es que dejan a las comunidades sin poder de negociacion frente al gobierno y multinacionales que explotan sus riquezas. Si la tierra y el subsuelo fueran propiedad privada, los indigenas podrian negociar directamente con los interesados. Pero no, se decidio tratar a estos y a los negros como menores de edad que serian enganiados por los pulpos corporativos, y a cambio les dieron un derecho de consulta que sirve para que los ministerios programen visitas a zonas apartadas, se tomen un cafe en una mesa que no tiene nada de redonda, y prometan a una audiencia impotente que el desarrollo llegara con la explotacion minera o maderera.

(ando sin tildes)

Andrés Felipe Succar dijo...

Y me imagino las protestas estudiantiles y las mingas indigenas si se llegara a proponer una reforma a la constitucion para acabar con el regimen de propiedad colectiva. Se trataria de una conspiracion neoliberal para enganiar nuevamente a las minorias.

Alejandro Gaviria dijo...

Más sobre el libro de Pinker.

Alejandro Gaviria dijo...

Alberto: comparto plenamente tu comentario. Tal vez debí haber dicho “la excesiva burocratización de la innovación” (obvia para cualquiera que haya tratado de aplicar a Colciencias). También me preocupa la demagogia de la innovación, la idea que ha inspirado, por ejemplo, la reforma a las regalías por cuenta de la cual estamos a punto de desperdiciar 10% de los recursos que se le entregarán a los departamentos con el objetivo (demagógico) de financiar proyectos de innovación. Saludos.

Anónimo dijo...

Well, well, well... ¿Tenemos que esperar a ver qué dice Marginal Revolution para matizar? A veces el exceso de optimismo impide pensar. A mí por lo general me gusta Pinker, pero en ocasiones es demasiado ideológico. Parte de sus creencias y busca evidencia que las pruebe. Se le olvida buscar con el mismos celo o darle el peso adecuado a la evidencia en contrario.

Anónimo dijo...

mismos=mismo

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 16:34: con frecuencia el exceso de pesimismo también impide pensar. Además, la evidencia que presenta Pinker es convincente. Gray la despacha demasiado fácil. La explicación de Pinker puede ser cuestionable, pero sus datos no lo son, al menos no tan fácilmente.

Anónimo dijo...

Vale.

Anónimo dijo...

Una anécdota de Pinker:
Hace unos años el tipo publicó un artículo en el NYT sobre algo relacionado con la genética y las enfermedades mentales que me sacó de casillas por considerar algunas de sus apreciaciones excesivamente frívolas. Busqué su correo electrónico a través de internet hasta que lo encontré y le escribí un mensaje al respecto más con la intención de procesar mi propia indignación (aunque en un tono absolutamente profesional y moderado) que con la de que me respondiera. Es más, jamás esperé que lo hiciera. Al día siguiente encontré e mi buzón un mensaje bastante largo del hombre (escrito hacia les 3 de la mañana) donde reconocía algunos de mis puntos y defendía los suyos. Se lo agradecí. Tiene pinta de vedette pero no es vedette.

Juan Fernando Jaramillo dijo...

Les recomiendo un libro de Hoffman, y otros dos autores, muy bueno, se llama "El camino a Eleusis".

Anónimo dijo...

Mañana el dolar en picada.
Se acabarán de quebrar los floricultores. Y después el resto de la industria que aun no se ha quebrado.
Mañana comienzan a aparecer las mafias chinas y coreanas que manejan las maquilas, como en Méjico y en Centroamérica. Con obreros contratados, a huevo, entre los campesinos desplazados del campo, que también se va a quebrar.
Y una clase dirigente de medio pelo y químicamente bruta, feliz porque Colombia se ganó la lotería.

Anónimo dijo...

Sin duda la entrada del próximo domingo tiene que ser sobre el tan anhelado y sufrido TLC con EEUU. Ya se que una entrada en un blog no da para profundidad, pero ojalá venga bien recargado para un buen debate. No es una obligación que ese sea el tema del domingo, obvio, es sólo una sugerencia-demanda! Gracias!

Anónimo dijo...

los economistas no estan tan lejos de los sociologos hoy en dia, como talvez alejandro quisiera creer:

"Engineers and doctors can perhaps be criticised for attaching too much weight to their own experience and personal observations. They are often sceptical, not just of theory, but of data they have not themselves collected. In contrast, most modern economists make no personal observations at all. Empirical work in economics, of which there is a great deal, predominantly consists of the statistical analysis of large data sets compiled by other people.

Few modern economists would, for example, monitor the behaviour of Procter and Gamble, assemble data on the market for steel, or observe the behaviour of traders. The modern economist is the clinician with no patients, the engineer with no projects. And since these economists do not appear to engage with the issues that confront real businesses and actual households, the clients do not come.

There are, nevertheless, many well paid jobs for economists outside academia. Not, any more, in industrial and commercial companies, which have mostly decided economists are of no use to them"
la reputacion de la economia en desgracia

Francisco Moreno dijo...

Alejandro,

De acuerdo con la charla de esta neuroanatomista, las experiencias místicas serían el resultado, no de una apertura mental, sino de todo lo contrario: http://www.ted.com/talks/jill_bolte_taylor_s_powerful_stroke_of_insight.html.

Alejandro Gaviria dijo...

Francisco: gracias. Muy interesante.

Aquí me piden la renuncia.

Se puede vivir sin alcohol y sin drogas; se puede ser creativo, estimulándose de otras maneras. Somos un ejemplo de ello.

Qué mal le hacemos a nuestra sociedad diciendo que esa es una vía para salir de la rutina y poder crear.

Desde aquí nos atrevemos, públicamente, a pedirle la renuncia a Alejandro Gaviria. Larry Summers se fue de la presidencia de Harvard por un comentario sexista que no tenía la peligrosidad que encierra un consejo para consumir drogas.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAAA

Alejandro, desmovilícese ya!

Anónimo dijo...

No te preocupes Alejandro que el tal Nicola es un "bartolo" arrepentido. Ademas, no sabe escribir, creo, por dejar el barillo.

Anónimo dijo...

renuncie ó únase a la "banda enmascarada Jaime Ruiz" jejeje

Lanark dijo...

jajaja "Larry Summers se fue de la presidencia de Harvard por un comentario sexista que no tenía la peligrosidad que encierra un consejo para consumir drogas". Me quedo sin palabras. Y morado de risa.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=1URczZCdQ_A&feature=related


http://pijamasurf.com/2010/12/dmt-the-spirit-molecule-el-documental-sobre-el-psicodelico-mas-potente-de-la-tierra/

Anónimo dijo...

LSD , bah me río en la cara de cualquiera de los célebres personajes que han hecho uso del químico para hacer sus mejores inventos , A mí pareces no es más que una excusa , o en breve un estimulante .
Aunque soy un consumidor empedernido de diferentes drogas como lo son la marihuana , he descubierto que no es más que una vil excusa para no quedarse en la utopía.

Ojo con lo que se escribe , hay que recordar que lamentablemente muchos de los humanos siguen los pasos de sus grandes admiradores....

Anónimo dijo...

http://www.wired.com/science/discoveries/news/2006/01/70015?currentPage=all

Anónimo dijo...

Me parece que el contenido de la columna invita al consumo de alucinógenos. Lo que considero irresponsable para quien detenta una posicion muy destacada en el ambito politico y eductivo del país. La juventud necesita de propuestas que no lo lleven a conductas dañinas para su salud fisica y sicologica.