sábado, agosto 06, 2011

Lulismo

“Cuando sea grande quiero ser como Lula”, dijo el presidente Santos el jueves anterior. Razones no le faltan. Luiz Inácio Lula da Silva es considerado el artífice de la gran transformación social de Brasil; el gran visionario que despertó a un gigante dormido, una nación agobiada durante muchos años por la inmensa brecha entre sus resultados (mediocres) y sus aspiraciones (inmensas). En la última década, más de 30 millones de brasileños salieron de la pobreza, impulsados por la combinación virtuosa de una economía dinámica y una política social expansiva. Al mismo tiempo, Brasil alcanzó lo que siempre había soñado: un protagonismo mundial que trascendiera su actuación en las canchas de fútbol.

El Lulismo está de moda. Ya los estudiosos de la riqueza de las naciones no hablan del “Consenso de Washington”, sino del “Consenso de Brasilia”. Los presidentes latinoamericanos, una vez elegidos, viajan primero a Brasil que a cualquier otro destino. Van en busca de los secretos del Lulismo, de la esquiva receta del desarrollo. Así lo hicieron Humala, Santos, Mujica, Funes y otros. “Lula tuvo más visión que cualquier economista, sociólogo, financista o analista”, le dijo recientemente un alcalde brasileño al Financial Times. Los expertos, quiso decir, no ven más allá de sus teorías empaquetadas, de sus modelos de mentiras; Lula tuvo el valor de atreverse a mirar más lejos.

Pero ¿cuál es, en últimas, la esencia del lulismo? La respuesta no es fácil. Antes que Lula, Fernando Henrique Cardoso, su antecesor en la presidencia, estabilizó la economía de Brasil, rompió con una larga tradición de excesos monetarios. Mucho antes que Brasil, México introdujo los programas de subsidios directos, las famosas transferencias condicionadas que llegan hoy a más de 11 millones de hogares brasileños. Lula disfrutó de las mejores condiciones externas de la historia reciente de su país. Pero el mérito no debe confundirse con la suerte. El primero puede replicarse, la segunda no.

La clave del Lulismo es posiblemente el crédito abundante, generalizado, desbordado si se quiere. “Hoy no necesitamos la espada de Bolívar, sino los bancos de inversión y crédito”, dijo Lula está semana en Bogotá. La idea es innovadora, casi extraña: el crédito como instrumento emancipador, los bancos como agentes revolucionarios, el endeudamiento como redentor social. En Brasil, el crédito ha crecido a una tasa anual superior a 20% durante los últimos ocho años. Actualmente hay 150 millones de tarjetas de crédito en la calle; en 2003 había 50 millones. La nueva clase media ha comprado de todo: casas, carros, motos, computadores, neveras, etc. Las tasas de interés están en la luna, pero el frenesí parece no tener fin. Hoy una familia típica destina 20% de sus ingresos a pagar intereses. En fin, el Lulismo tiene mucho de entusiasmo consumista al debe.

Con razón, ya muchos han empezado a dudar del futuro de la economía de Brasil, a temer que el exceso de endeudamiento llegue a un final abrupto y catastrófico. Mientras tanto los problemas estructurales de la economía (la baja inversión, la mala infraestructura, la pobre educación, etc.) siguen sin resolver. “Lula es el hombre”, como bien dijo Obama hace un tiempo. El presidente Santos tiene razón en querer emularlo: “en política, lo que parece, es". Pero la sostenibilidad del Lulismo todavía es incierta. Por decir lo menos.

111 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

Es contradictorio, en todo caso, que quienes celebren el milagro brasileño encomien a Bolsa Familia y critiquen a Familias en Acción. Ambos programas son casi idénticos. En sus virtudes y en sus vicios.

Alejandro Gaviria dijo...

Moisés Naim sobre Brasil: “Exuberance and complacency are the two enemies threatening Brazil’s current success”.

El FT sobre el mismo tema: “For cynics, this is further evidence that the apparent strength of Brazil’s economy is just the result of another steroid-like credit boom which will end in tears as all credit booms do – most spectacularly in the US”.

Expansión monetaria: Brasil vs. Colombia.

Alejandro Gaviria dijo...

Brasileños de compras en Miami.

Artículo de Semana sobre Lula.

Javier Moreno dijo...

¿Qué tanto ha crecido el uso y tenencia de tarjetas de crédito en Colombia? Cuando yo vivía allá eran escasas y costosas. Una cosa de ricos.

Anónimo dijo...

Bueno, por lo menos en Brasil lo intentaron y hubo esa posibilidad de atacar una parte de la pobreza por la vía del crédito. Ojala que no vaya a ser flor de un dia ni un espejismo como teme Alejandro.

Pero es que aquí en Colombia ni con ortodoxia, ni con ajuste, ni con zonas francas ni con contratos de estabilidad juridica ni con nada, salimos de este hueco negro.

La recomendacion mi estimado Alejandro, es que nos miremos el ojo y la cola antes de salir a criticar al vecino

Anónimo dijo...

Es cierto lo que ud dice de la ambiguedad entre apoyar bolsa familia y criticar familias en acción.

Dos cosas adicionales relacionadas con esta columna, si uno mira los indicadores multidimensionales, que muestran condiciones tal vez más estructurales, Brasil está cerca a Colombia en el Indice de Pobreza Multidimensional de Oxford (alrededor de 10% de pobres extremos según esta medida) y también están empatados en el índice de oportunidades del Banco Mundial -el tema del IOH es un indicador de la distribución potencial de la riqueza

Hay una película cuando se analiza el ingreso (por las razones que enumera Alejandro, incluyendo Bolsa Familia), pero hay otra película cuando se analizan otras dimensiones.

Sí, hay que analizar el caso de Brasil, con pinzas (sobre todo en sus mediciones de pobreza...que generan mucha suspicacia) y no con el talante de quien consulta un oráculo.
RA

Anónimo dijo...

¿Existo algún indicador que mida la velocidad a la que crecen los grandes capitales con el tiempo? ¿es este crecimiento exponencial?

#Quegracias por responder maestro.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 20:24: no es simplemente ganas de criticar al vecino (aunque puede haber algo de eso). Brasil es visto actualmente como un paradigma, como el modelo a seguir. Y como bien sugiere RA, hay que analizar su experiencia con escepticismo. Los elogios de la prensa colombiana ignoran completamente la discusión que está teniendo lugar en Brasil (y en todo el mundo) sobre los límites del Lulismo. Estuve en mayo en Brasil y me llamó la atención el pesimismo de muchos economistas locales. El milagro brasileño no lo es tanto.

Anónimo 20:58: la acumulación de capital en economía tiene un nombre en economía: inversión. La tasa de inversión mide precisamente la velocidad de acumulación.

Alejandro Gaviria dijo...

Javier: ha crecido bastante. Sobre todo la tarjeta Éxito: ya hay más de un millón en la callé. Algo similar ha ocurrido con la tarjeta Falabella. Afortunadamente el endeudamiento de los hogares colombianos no es preocupante. Todavía.

Anónimo dijo...

Hay algo de ridículo en el populismo futbolero de Santos. Parece medio impostado. Puso a los jugadores a ver Invictus. ¿Será que se cree Mandela? Me perdonarán pero el populismo le salía mejor a Uribe que a Santos.

Miguel Angel dijo...

Brasil en este momento está repleto de autoconfianza, importante ya que le permitió en los últimos años atraer inversión y generó avances en el país; el tema es si la autoconfianza alcanza para manejar la política económica de un país, si mal no me va la memoria España se creyó lo mismo y está más o menos jodida. Para la poítica y la buena prensa, un buen manejo de imagen basta pero como nos están enseñando los hechos actuales en el mundo, al final, todo mundo pide el libro de cuentas y es por lo único que finalmente se valora a un país. Espero no nos llenemos en el país de una autoconfianza que nos haga perder de vista que lo que importa son las cuentas en orden.

Anónimo dijo...

La pregunta es: si el sueño americano ha pasado a ser una quimera en Estados Unidos por lo que se ha visto en ese país desde 2007-2008, ¿será ese sueño posible --y de manera simultánea-- en sus versiones brasileña, china, rusa e india, para mencionar solo a los candidatos más obvios? La resistencia de varios de esos países a comprometerse con límites a las emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero se apoyó siempre en su "derecho al desarrollo", lo cual parecería legítimo. Lo que pasa es que se montaron en un tren que no aguanta el viaje, como ya se vio en el país del norte, con los irresponsables niveles de endeudamiento público y privado. Brasil va para allá que se las pela, como irán los demás, indefectiblemente.

D. Cardo dijo...

No es importante al menos reconocer la importancia de integrar millones de personas al sistema de crédito?Sabe cual es el porcentaje de la población "bancarizada" de Brasil versus la Colombiana? La experiencia de DMG y similares pareciera indicar que a Colombia le queda un largo camino aun para llegar al punto de ser "escéptica" frente a los logros de Brasil.

Alejandro Gaviria dijo...

Comparto su comentario. Lo que está pasando en Europa (y en buena medida en los EE.UU.) es una corrección, no bursátil, sino entre la vida que la gente soñó y la vida que va a vivir. Por eso es tan difícil la cosa. Por ello el fracaso de la política. Ningún político va a decirle a sus posibles electores que tienen que revisar sus sueños. La democracia es buena para crear ilusiones, pero muy mala para disculparlas.

En Brasil todo está ocurriendo muy rápido. Hay cambios verdaderos, pero el entusiasmo actual tiene mucho de ilusorio.

Alejandro Gaviria dijo...

D. Cardo: la bancarización es buena. Pero no sustituye la política social y mucho menos al empleo.

No todas las expansiones del crédito son malas. El crédito es una de las maneras de democratizar el bienestar. Pero Lula parece asignarle al crédito (“no hay que tenerle miedo a prestarles a los pobres, porque además de que pagan, se vuelven compradores de lo que producen las empresas") efectos milagrosos. Macroeconómicos y sociales.

Motas dijo...

Me parece muy acertada su columna el fenómeno político y económico de lula tiene que ser estudiado con mayor profundidad, con esto no quiero desestimar sus logros solo que no podemos cometer en Colombia los errores del pasado donde se copian modelos que parecieron “exitoso” pero en nuestro contexto político y económico resultaron ser un fracaso.

Motas dijo...

Me parece muy acertada su columna el fenómeno político y económico de lula tiene que ser estudiado con mayor profundidad, con esto no quiero desestimar sus logros solo que no podemos cometer en Colombia los errores del pasado donde se copian modelos que parecieron “exitoso” pero en nuestro contexto político y económico resultaron ser un fracaso.

Maldoror dijo...

En fin, el Lulismo tiene mucho de entusiasmo consumista al debe. Con razón, ya muchos han empezado a dudar del futuro de la economía de Brasil, a temer que el exceso de endeudamiento llegue a un final abrupto y catastrófico.

Uds los economistas son raros...llevan decenios tratandos de convencernos del modelo gringo es lo último en guarachas, pero precisamente ese modelo se basa en vivir al debe...

Carlos Méndez dijo...

Ese fue el paradigma que llevó a la crisis de las hipotecas en USA y en otros países.

No le podemos dar prosperidad real al público, demosle crédito.

Una receta para el desastre financiero.

"Bancarizar" o vincular a la economía formal puede ser bueno. Pero insistir en prestarle a la mayor gente posible es jugar con fuego.

jaime ruiz dijo...

Perdón por existir, pero no hay que tomarse a la ligera lo de las tarjetas de crédito. Alfredo Molano demuestra que son la causa del robo de teléfonos "celulares".

jaime ruiz dijo...

Aparte, lo que es la ideología. Las crisis de deuda no serían problemáticas con el capitalismo "salvaje". El banco no me presta un millón de dólares porque no ve la forma de recuperarlo. La expansión desmedida del crédito es efecto del socialismo, de políticas públicas que favorecen el crédito porque dan garantías al que presta. Eso ayuda a hacer crecer la economía y la productividad porque la gente se esfuerza más ante la angustia del embargo, pero en cierto momento se tensa demasiado la cuerda y viene la hecatombe.

Algo que no se tiene en cuenta cuando se habla de Brasil es que es un país pobre, bastante más pobre que México, por ejemplo. Sus posibilidades de crecimiento aumentan debido a eso. Con el Mundial y los Olímpicos atraerán mucho turismo y tendrán forma de mantener el crecimiento. Si no permiten que el endeudamiento cree una burbuja que se rompa, claro.

Es decir, si Dilma Rousseff rehúye la demagogia, el reformismo estatista y el optimismo sordo. Si estudia la trayectoria de Zapatero y evita cometer sus errores.

Carlos Méndez dijo...

Perdon por el cambio de tema:

Santos parece querer ponerle tatequieto al "gobierno de los jueces":

'En cierta forma, cortes se tomaron atribuciones del Congreso'

Anónimo dijo...

Lo de Alfredo Molano sería para risas si no fuera porque la gente le cree: pura fábula sociologico-pedagógica. Debe patentar el género. Detalles como el ulluco y la tilapia roja, las 58 solicitudes, los 380.000 pesos, el nombre "Rialti" y otros datos "fácticos" producto de su imaginación se originan en aquella vieja premisa garciamarquiana según la cual, en periodismo, si uno dice que vio elefantes volando nadie le cree, pero si dice que eran 13 y rosados entonces sí.

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: hay cosas buenas del “modelo” gringo que todos (e insisto todos) quisiéramos copiar: la innovación, las universidades, la movilidad, etc. Pero el exceso de endeudamiento, la exuberancia de los últimos años, no es precisamente un atributo imitable. Ya vemos lo que está pasando.

Jaime: a Molano sólo le faltó decir que Carlos Slim y Luis Carlos Sarmiento lo tenían todo planeado desde el comienzo. Lo peor: muchos aplaudirán la teoría propuesta. Por otra parte, Dilma Rousseff es consciente del problema. Empezó por hacer algo que Lula nunca fue capaz de hacer: reconocer los méritos de Fernando Henrique Cardoso.

Carlos: ojalá Santos no caiga rápidamente en el pactismo. Los jueces jamás se reformarán a sí mismos.

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo la columna de Moisés Naím sobre Brasil. Seguramente Jaime dirá que Naím es igual a Molano.

Alejandro Gaviria dijo...

Santos dice que el Estado no funciona, que es paquidérmico, que tiene una estructura muy pesada. Elogia seguidamente el estatuto anticorrupción, pues supuestamente corrige los problemas señalados. Pero no se da cuenta que, en parte por el mismo estatuto, en parte por la propaganda de su gobierno, los funcionarios públicos no quieren tomar decisiones. Hoy en día la pesadez del Estado colombiano es más insoportable que siempre.

Anónimo dijo...

un presidente que ha despertado la admiración del mundo entero por su pragmatismo, su capacidad por haber ejecutado las exitosas políticas de su antecesor en la presidencia, su posición siempre moderada en el escenario internacional;.....lo que no hizo el ex mandatario colombiano.

Anónimo dijo...

Dice AG; "Comparto su comentario. Lo que está pasando en Europa (y en buena medida en los EE.UU.) es una corrección, no bursátil, sino entre la vida que la gente soñó y la vida que va a vivir".

Me parece que la diferencia entre Europa y Estados Unidos frente a la vida que la gente soñó es "cultural", si se quiere: en Europa, el Estado se comprometió directamente con una serie de beneficios que ahora resulta imposible cumplir y por eso está reventado, mientras que en Estados Unidos se desató la feria del crédito para que la gente se comprara su sueño de vida al debe. Jaime Ruiz tiene razón cuando trae a cuento las "políticas públicas que favorecen el crédito porque dan garantías al que presta". Por eso al banco gringo en últimas no le importa mucho prestarle el millón de dólares al que no pasa ni raspando un análisis de capadidad de endeudamiento: si el prestatario no responde, el Estado sí lo debe hacer. Y cuando decimos Estado decimos contribuyente.

Anónimo dijo...

Buena la entrada Alejandro. Refleja un poco lo que está pasando con los grandes países emergentes. A mí modo de ver entre los BRICS Brasil es uno de los que está mejor posicionados, o lo que es lo mismo de los que tienen menos problemas, por otro lado ¿ Por qué se incorporo Sudáfrica a los BRICS ?

Anónimo dijo...

Miren la perla que dice la organización jaime ruiz en su post ( tocó hacerle publicidad al cinismo).

"Ya se fue el primer año de gobierno de Santos, y al hacer un balance nos invade una sensación de rabia e impotencia. Mucha gente no siente nada parecido ni percibe una situación de extremo peligro. En ese vasto grupo se incluyen los partidarios de las FARC o del chavismo...."

Osea que los "anormales", los colombianos de "a pie", los indiferentes, los que "no tienen rabia", (puede que jose obdulio no sea uno de ellos), los que no tienen poder y competencia en el país, el 80% de colombianos: todos son de las FARC y del chavismo.

Los perros con rabia, los que ladran, ellos no,..no lo son.

Estos carajitos de la organización Jruiz se van rotando, y van rotando los discursillos rastreros esos que dicen: Los que gobiernan no han sido capaces de adaptar el uso de la fuerza con lo que disponen las normas de bla, bla,bla....

de alguna manera hay que hacerles propaganda.

Nelson dijo...

Alejandro, la envidia que le pueden tener a Lula no es solo en lo económico. Mucho tiene que ver con la visibilidad internacional y prestigio... si Brasil falla económicamente, y ya hay indicios de que puede pasar, la culpa muy seguramente se la llevará su sucesora y no Lula mismo. El seguirá protegido por su prestigio de lo que se logró.

En una empresa en problemas contratan un gerente que se endeuda, ahorra en cosas que no afectan el corto plazo y de un momento a otro la empresa luce bien. El gerente renuncia, se va a otra empresa y otro toma su puesto. Al que llega le toca enfrentar las deudas los efectos indeseados de lo que parecía ahorro y solo era falta de inversión, etc.etc. la empresa falla y la culpa es del nuevo gerente... probablemente llamen al anterior que es el culpable en primer lugar, para sacarla de problemas. Algo así es susceptible de pasar en Brasil.

Finalmente, el otro prestigio de Lula se hizo a costa de apoyar dictadores y tomar muy pocas medidas valientes en el plano internacional. Congraciarse con todo el mundo, incluso líderes como los iraníes o los venezolanos de hoy no es ser líder, es comprar prestigio a costa de las vidas que esos dictadores dañan. Drescreo de Lula, sus motivos y fines. Pero reconozco que es muy inteligente para leer a la gente, tomar medidas de corto plazo e irse a tiempo.

Carlos Méndez dijo...

Nelson, ya lo dijo Alejandro: "En política lo que parece, es"

Maldoror dijo...

Anónimo 10:32:

Tiene razón. En Estados Unidos, más que en ninguna parte del planeta, los bancos nunca pierden. Pueden dedicarse a prestar irresponsablemente, a especular irresponsablemente. Si pierden, papá estado los salva. Si el sistema capitalista fuera serio y coherente, tendríamos muchos "CEOs" viviendo en basureros en los callejones de Manhantan...

jaime ruiz dijo...

No creo que nadie sea igual a Molano, pero se puede coincidir advirtiendo sobre los peligros del endeudamiento.

No creo que el eminente sociólogo tenga la culpa de que la juventud interprete sus admoniciones como apremio por cambiar el sistema por uno sin explotación del hombre por el hombre. Ésa de hecho es una fatalidad en la que no tiene nada que ver la educación, pues la influencia de Miedófilo Medina y Miguel Ángel Beltrán (aparte de casi todos los demás profesores que los siguen) sólo existe en las mentes paranoides.

Anónimo dijo...

Para-noide jr.

Alejandro Gaviria dijo...

La bolsa ha caído más en Brasil que en EE.UU.

Anónimo dijo...

La organización de Jaime Ruiz, que es la misma de José Obdulio, y la misma que hace parte de la tan cacareada mano negra que no se han atrevido a mencionar con nombres propios, quizás en lo que va de este cuatrenio del gobierno de Santos cometan cientos de miles de homicidios como ya lo mencionaron en su blog, todo con el fin de que Uribe vuelva al poder, eso ya está más que arreglado.

Anónimo dijo...

Uribe puede lanzarse en el 2014?

Carlos Méndez dijo...

Los bancos norteamericanos parecen llevar la peor parte en este nuevo inicio de crisis.

Bank of America cayó 20%. Citi cayó 16%.

Se avecina una nueva crisis financiera?

REUTILIO dijo...

Saludos al dueño del blog y a sus frecuentadores. Perdonen la impertinencia pero quiero opinar sobre el escándalo del bolillo.

Siempre me ha parecido que el Bolillo Gómez es todo un peye, sin embargo vale la pena tener en cuenta que algunas mujeres no son más que unos machos sin huevas y con un pene diminuto pero que superan en patanería, vulgaridad; temeridad y atrevimiento a cualquier patán de corabastos y por eso no sólo reciben golpes sinó también balazos. ¿Acaso las mujeres no disparan armas y clavan puñaladas? Ese cuentico de que las mujeres, los niños y los ancianos son inpolutos sólo por el hecho de serlo me parece reforzadísimo y dañino. Hay mujeres, niños y ancianos que son unas verdaderas lacras humanas. Yo no creo que el peye "Bolillo" le haya cascado a toda una damita... Pero no falta la senadora despistada que exige parangonar a la lechuza pateada con la mujer golpeada en nombre del más fastidioso y repugnante feminismo trasnochado...

Ahhhhh, por último, que asco que la garnupia haya vuelto por estos lares.

Maldoror dijo...

The Daily Show sobre la crisis de la deuda en Estados Unidos.

Alejandro Gaviria dijo...

Un tema difícil el del Bolillo.

Digo dos cosas rápidas. Primero vale la pena traer a cuento nuevamente una cita de Macaulay que hemos discutido varias veces en este foro: “No conocemos un espectáculo más ridículo que el del público británico en uno de sus frecuentes ataques de moralidad”. Basta cambiar “público británico” por “una parte de la prensa colombiana” para describir lo que está ocurriendo en este país.

La segunda: Bolillo terminará finalmente expulsado por el capitalismo. No será la gente sino Bavaria y Telefónica quienes terminarán en últimas sacándolo a las patadas, como a la lechuza del cuento.

Alejandro Gaviria dijo...

Casualmente la primera columna que publiqué en este blog fue sobre el feminismo: el feminismo en la práctica.

Alejandro Gaviria dijo...

No había visto: ya renunció.

Maldoror dijo...

A ver si entiendo...¿el Bolillo le pega a una mujer y la cosa se convierte en una excusa para denigrar de las feministas? No, no entiendo nada...

Maldoror dijo...

Aparte de todo, el Bolillo como técnico es un maldito versero...más que bien echado.

Anónimo dijo...

A mi lo que no me gusta es que haya un doble estándar. Hay hombres mas débiles que otros, por ejemplo, y sin embargo a nadie le importa.

De todas maneras, creo que está bien que haya renunciando. Me parece que en las redes sociales, las personas se indignaron tomando posiciones de superioridad moral, pero, eso no es lo natural? Ese control no me parece del todo dañino.

Alejandro Gaviria dijo...

A ver si entiendo...¿el Bolillo le pega a una mujer y merece la echada por versero?

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo: de acuerdo. El control social no es del todo dañino. Pero, como diría Mill, “la coerción moral de las mayorías” puede ser peligrosa.

Oscarc dijo...

El feminismo colombiano velará por el regreso de Bolillo a la selección dada la igualdad entre hombres y mujeres. Dirán que fue una pelea injusta, y que el Bolillo se encontraba en desventaja por los efectos del alcohol.

Yo todavía no ví muchas feministas alebrestadas pero sí un par de viejas locas, machistas, indignadas con el suceso... Ni más faltaba.

Al final de cuentas, el Bolillo contó con la suerte de no haber golpeado una lechuza y así no será multado. O mejor aún, contó con la suerte de que las mujeres y en general la humanidad se reproducen como ratas. Las lechuzas en cambio son animalitos en extinción.

Cordial saludo

Harold H. Londoño dijo...

A los colombianos en el fondo les importa un chorizo el maltrato a las mujeres. Lo que querían era sangre y ahí la tienen. lo mismo pasa, creo, con la corrupción y el sonado caso de Arias.

Me gustó la reflexión de Sergio Fajardo ver aquí

Anónimo dijo...

Comparto lo que opina Reutilio: hay mujeres que son más machos que cualquier hombre. Lo chistoso es que las mismas viejas que se desgarran las ropas exigiendo igualdad en la condición de los géneros son las mismas que elevan voces de protesta exigiendo justicia. La cuestión es no agredir a nadie. Ese cuentico del doble estandar es verdaderamente fastidioso. En últimas es cierto eso de que una mujar no es más que un hombre sin huevas y con un pene diminuto.

Anónimo dijo...

y el hombre no es más que una mujer con los labios mayores abultados y con clitorimegalia. Fin del debate.

Anónimo dijo...

No demora en aparecer la fétida viejoprreta de Zulma Jimenez proponiendo cadena perpetua para el que le ponga la mano a una mujer.

Anónimo dijo...

La misoginia de Alejandro Gaviria y sus gregarios vive tan a flor de piel que la ventila con cualquier excusa. Ni siquiera disimula por mantener la apariencia de columnista racional que cultiva con esmero.

No le conocía la pieza que cita con tanto orgullo como inaugural de su blog. Sería mejor que nos contara un día la historia de su fobia a las feministas. El asunto traído a colación, creo, era la violencia contra las mujeres, pero usted lo vuelve pretexto para la cátedra antifeminista. Parece que cree que las feministas no son mujeres o que, aunque lo sean contra ellas todo se vale. Las congresistas que tanto pujaron por la renuncia del "Bolillo" difícilmente pueden catalogarse de feministas sólo por manifestar algunas posiciones solidarias con su género.

El feminismo no es un monolito, abunda en controversias y disidencias, que probablemente usted sepa que existen aunque prefiera ahorrarse el trabajo para dedicarse a ridiculizar una caricatura. Usted mismo cita a Lessing como ícono ocasional del feminismo y seguramente se deleitaría con Camila Paglia o Cristina Hoff-Summers, quienes se autodenominan feministas, a pesar de lo las enormes críticas de otras reconocidas feministas. Documéntese un poco, aunque sea por mantener las apariencias.

Maldoror dijo...

Alejandro:

No, la echada se la merece POR versero, así que en todo caso, bien echado.

Lo que sigo sin entender es como es ese cuento de que el Bolillo le pegue a una mujer termina en una diatriba antifeminista.

jaime ruiz dijo...

Yo no sé qué espectáculo habrán dado los periodistas, pero la comprensión con la conducta del entrenador me resulta increíble. Claro, es "increíble" para mí, para otros es increíble lo que yo digo. #TodoEstáEnTuMente. Alejandro advierte sobre los excesos de la opinión pública, como si golpear a otra persona fuera algo excusable, cosa que hacen manifiesta los comentaristas de la Universidad Nacional.

La discusión sobre el feminismo tampoco viene a cuento. Podría ser el maltrato a los niños o a los viejos. Un tipo que representa a la comunidad tiene que dar ejemplo.

En fin, para opiniones de gamines al respecto, me quedo con una que leí en Twitter:

El Bolillo en una borrachera y en un ataque de ira golpeó al ser más lindo que un hombre tiene en la tierra ..... A la moza y la cago!! Jaja.

jaime ruiz dijo...

Perdón, pero ese anónimo de las 11.32 y su cita de mi blog son el ejemplo PERFECTO de lo que se enseña y aprende en la universidad colombiana. Basta mirar la cita y su continuación (es sólo el primer párrafo), así como las inferencias del proto-doctor, para entender cuál es la "educación" que se imparte. Yo tengo datos de decanos de Economía y hasta de rectores con recursos semejantes.

Yo sé que el diplomita es imprescindible en Colombia para disfrutar de una parte de la renta del petróleo o el carbón, pero no se engañen: esa "educación" es la única causa de que uno de cada mil colombianos haya sido secuestrado y de que el país haya sido por tanto tiempo la patria del crimen.

Alejandro Gaviria dijo...

Anonim@ 16:51: confieso que soy un ignorante (racional) de los debates feministas. En el tema del feminismo he pasado de una vez de la ignorancia al revisionismo. Pero la acusación de misoginia es completamente infundada. Creo que le gustaría saber que fui el primer economista colombiano en estudiar empíricamente la violencia doméstica contra las mujeres. Aquí está el artículo (ver la segunda parte). El caso de “Bolillo”, a propósito, no es un ejemplo típico de un problema complejo. Y, digámoslo claramente, aterrador.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: no me voy a sumar al clima de linchamiento. Golpear a una persona no es excusable. Yo no he dicho lo contrario. Pero el exhibicionismo moralista de los indignados me parece por lo menos hipócrita.

Maldoror dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maldoror dijo...

Alejandro:

¿Y cómo por qué el Bolillo no merecería ser linchado moralmente? ¿La violencia contra las mujeres (y en general contra cualquier persona) no merece el repudio generalizado de la sociedad? Y todavía sigo sin entender porque esto tiene que terminar en un linchamiento de las feministas...el mundo al revés.

Anónimo dijo...

Maldoror es que a Alejandro Gaviria lo indigna la indignación mas que cualquier otra cosa en el mundo.

Anónimo dijo...

Alejandro debe ser una victima perfecta para los atracadores, con eso de su incapacidad para la indignación...

Anónimo dijo...

Alejandro: Garnupia y Malolor apelan grandilocuente y sentenciosamente, como lo hacen siempre que entran en disenso (aunque frente a usted prácticamente viven en disenso), a lo que el maestro Nietzsche llamaba "la gran tartufería de la moral". Es cierto que bolillo es y ha sido algo peye ¿pero quien no lo es en este país de malparidos, de cafres, de farisaicos uribestializados? Garnupia y Malolor se podrán revolcar en sus babas de jetones apestosos, defensores de la moral, dignos epígonos del pestilente procurador Ordoñez y de la garravieja colipoterra de Jilma Jimenez, pero darle un golpe a una vieja sigue siendo nada en comparación de los ignominiosos crímenes que se han cometido, se comenten y se cometerán en la putrefacta patria que nos legaron el locato Bolivar y el tartufesco impostado de Santander. ¿qué es un personaje público? ¿Acaso no lo son los delincuentes mayores Samper y Alvaraco?...

Anónimo dijo...

A Malolor habría que recordarle que entre repudiar la violencia contra el prójimo (incluyendo a las bestias mayores) y repudiar grandilocuente y sentenciosamente la violencia contra la mujer hay una sutíl diferencia: lo primero es humanitaria sensatez, lo segundo grandilocuente impostura moralística propia de feministas ilúbricas o de garnupias sin más título académico que el tartufesco enfado hacía quines los tienen y los sostienen como por ejemplo Alejandro.

Anónimo dijo...

Garnupia y Malolor deben pertenecer a la índole de los que no han podido dormir indignados porque el bolillo le cascó a una vieja pero duermen y jartan tranquilos, indiferentes ante cualquier masacre estatal o fariana.

Harold H. Londoño dijo...

Hablando de feminismo: muy diciente la foto de quienes han pertenecido a la junta del BR estos 20 años.

ver aquí.

Anónimo dijo...

anonimo 10:40
hombre deje de ser bobo. le hace un flaco favor a Alejandro con su floja verborrea, esa si, a diferencia de la de Maldoror, grandilocuente.

según usted hay una "sutíl diferencia" entre la "humanitaria sensatez" y la "grandilocuente impostura moralística propia de feministas ilúbricas o de garnupias sin más título académico que el tartufesco". no señor, usted como que no entiende la para nada sutil diferencia: en decir sus tonterías gasto mas del doble de espacio que gasto maldoror. En serio, después de su abuso bobalicón del adjetivo tartufesco ¿aun le queda cara para acusar a alguien de ser grandilocuente?

Maldoror dijo...

Anónimo "garnuplia":

Su comentario de las 10:32 me acordó de la lógica de esta caricatura ("pero es que el bolillo no es tan malo como las FARC/Paramilitares/Estado...").

Por lo demás un consejo: deje de ser tan lambón que da pena ajena, aún escudado detrás del anonimato.

Anónimo dijo...

Ahora en este pais, todo lo que pasa se lo preguntan a Fabian Sanabria para saber que opina. Ya hablo (El Tiempo, agosto 10 2011, pag 2)sobre el Bolillo y la agresion a las mujeres y las redes sociales y la presion de los medios y toda eso. El cree, igual que muchos, que por reconocerse gay es mas inteligente que todos los colombianos y moralmente superior.

Anónimo dijo...

Interesante el último artículo de Jaime Ruíz en Atrabilioso. Se hecha a todos los ¨Nazis del trópico¨. Es el primer artículo de Ruíz con el que me siento muy de acuerdo.

http://atrabilioso.blogspot.com/

Harold H. Londoño dijo...

Lo que dijo la senadora Rendón en pregunta Yamid:

"Yo no creo que el Bolillo haya cogido una mujer y la haya cascado por que si... algó pasó, algo provocó, nosotras por provocar estamos solas, somos muy necias y cuando nos decidimos a fregar no nos para nadie, somos insoportables, insoportablemente agresivas y provocamos reacciones"

Anónimo dijo...

1.Es cierto que el bolillo no le pegó a una mujer, sino , a "algo" que parecía ser mujer?

Algo semejante pasó con el jugador brasilero "ronaldo";

Pareciera que el fútbol es pasión, pero no propiamente por golpear la bola !.

Anónimo dijo...

"Si a una mujer le pegan, no será porque andaba recogiendo café"
—Liliana Rendón.

Maldoror dijo...

Harold:

Supongo que ud no será de los que apoyan la teoría de "si le pegaron fue porque se lo buscó"...¿o si?

Anónimo dijo...

Sobre el Bolillo la verdad es que es la suma de varias desgracias del país. Tenemos problemas graves. Por no mencionar 17,459 asesinatos en 2010. Y sin embargo nos gastamos horas y horas en un caso secundario.

Es verdad, la violencia intrafamiliar hay que bajarla y hay que hablar del tema, pero el debate del Bolillo y sobre todo su enjuiciamiento moralista no va a ayudar realmente a ese problema. Los que hoy le pegan a las mujeres, por miedo a que les pase lo del Bolillo, no lo van a dejar de hacer. Y entonces el tema es la utilidad pública de acribillar a un tipo que cometió un error...

Y renunció más rápido que muchos políticos en las mismas....

Anónimo dijo...

Alejandro:
Es que el tema del Bolillo no es anti –futbolístico como en un principio se trató de mostrar. Yo soy de los que creo que el Bolillo debe salir de la selección porque:
1) Como técnico y guía de un grupo, debe tener características de un líder positivo encargado de “pilotar” deportistas que históricamente se han caracterizado por su indisciplina y debilidad mental (entre ellos el consumo de drogas y practica de la violencia). Su trabajo también no se queda en poner a los jugadores a entrenar y fijar un planteamiento táctico; debe, también asegurar un buen ambiente y trabajar la complicada mentalidad del jugador colombiano (por eso es inexplicable ese cuento de no utilizar psicólogos para trabajar a los jugadores)
2) el Bollillo es una figura a la cabeza de un, si se quiere (o al menos eso debería ser), bien/símbolo público;
3) no solo hay malos resultados deportivos sino que ahora existen escándalos que nada le aportan al seleccionado nacional.
En todo caso concuerdo con usted que quien lo sacó fue el capitalismo, entiéndase patrocinadores.
Un saludo

Anónimo dijo...

Perdón no es anti-futbolístico, es extra –futbolístico¡¡¡¡

Oscarc dijo...

Que pendejada la de los que inisisten en que hay una diferencia entre pegarle a una mujer o un hombre. Es como el que decía en este blog que hay una diferencia entre matar a alguien de un balazo y matarlo con una motosierra.
Esa es la lógica de las que se inventaron la ley de protección a la "mujer". Severa pendejada, si ya existen un montón de leyes que protegen a la humanidad en general, y no sirven pa un culo.

Que no vengan con huevonadas, pues al final de cuentas, es lo mismo golpear al que sea y matar como sea. Todos estos actos resultan igual de repudiables. Nó más los unos que los otros

Saludos

Anónimo dijo...

¿Es la indignación de Bavaria compatible con las Chicas Aguila y toda la parafernalia?

Alejandro Gaviria dijo...

Está bien que saquen al Bolillo. Pero el linchamiento moral, la indignación sobreactuado de algunos locutores, la banalización de nuestros problemas, el oportunismo de las senadoras, la alegría soterrada de algunas feministas—encontraron tema—, el morbo de la prensa, toda estas cosas, me causas cierta repulsión.

Pasó lo mismo con La Lechuza, con Silvestre Dangond, etc. Hay mercado por indignación. Y la demando de Maldoror y demás encuentra su propia oferta.

Maldoror dijo...

Alejandro:

"...el oportunismo de las senadoras, la alegría soterrada de algunas feministas—encontraron tema—,..."

En verdad es muy conmovedor...casi se me escurren las lágrimas.

Anónimo dijo...

al pendejo de Oscar le pregunto si le daría igual ser asesinado de un balazo en la nuca o la cabeza o a punta de motosierrazos...

Anónimo dijo...

Alejandro, dijo "repulsión" ¿pero no cree que lo que debio haber dicho fue "indignación"? por un momento parecia que volvia a ser humano... snif, es como cuando se enoja con los cruzados que no lo dejan dormir...

Anónimo dijo...

yo prefiero el balazo.

Andrés Felipe Succar dijo...

En Armenia no hay hombres y al parecer eso es un problema. http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/08/110810_sociedad_armenia_mujeres_pueblo_migracion_jrg.shtml

Carlos Méndez dijo...

Bolillo tenía que irse. Así le hubiera pegado a otro hombre.

La histeria feminista era previsible: todas esas ONGs y esas comisiones y consejerías tienen que buscar atención a como dé lugar, dar de que hablar, etc.Se les presentó una oportunidad de oro. Es un juego de status, es política.

Alejandro Gaviria dijo...

Desequilibrios sexuales.

Anónimo dijo...

he visto mas histericos a los paisas tratando de defender a su retoño que a las feministas, desde liliana rendon hasta Alejandro... ¿que habra en la cultura paisa que es tan amiga de la ilegalidad? ¿sera eso de que "el que peca y reza empata"?

Oscarc dijo...

Anonimo 18:21

Si no hay opción y tengo que morir...Sería interesante probar con los motosierrazos, aunque como ya lo dije antes, da igual, al rato seré un muerto mas..

Saludos

Anónimo dijo...

Bavaria condena y repudia a todos aquellos borrachos, jartos de frias, que arman grescas y se matan todos los domingos. !Bavaria y Sabmiller unios jamas seran vencidos!
QUE PAIS TAN GUEVON.

José Miguel Rey dijo...

A muchos de los que están inscritos en las listas de correo electrónico del Partido Verde, les están llegando correos electrónicos de la campaña de Antanas Mockus pidiendo apoyo para su campaña...
Para Mockus no todo vale... pero obtener y utilizar (Sin permiso supongo) las listas de correo electrónico de un partido que ya no es el suyo, ¿Eso si se vale?

Andrés dijo...

La crítica a Bavaria no tiene lugar. Hace rato vienen desarrollando campañas para patrocinar el consumo racional de las bebidas alcohólicas (en su caso cerveza). Y dentro de ese marco por supuesto que iban a rechazar a Bolillo ya que siempre ha habido una fuerte relación entre consumo excesivo de alcohol y violencia contra las mujeres.

Lo de la senadora Rendón es lamentable, pero lo peor del caso es las miles de niñas que están siendo educados con esos mismos principios, el de "si la golpean es porque se lo merecía".

Alejandro Gaviria dijo...

Buen punto José Miguel. Las contradicciones de Mockus son cada vez más evidentes.

El antipolítico eterno: lleva 20 años haciendo política pero denigra todo el tiempo de la política.

El retórico del “no todo vale” que interpreta las normas (escritas y no escritas) a su antojo.

El individualista que echa carreta todo el tiempo sobre lo colectivo.

El oportunista que se muestra como una víctima de las circunstancias: “tuve que lanzarme”.

En fin…

Anónimo dijo...

La decisión de Bavaria no obedece a su compromiso con unos principios generales sino al miedo (entendible) a la opinión pública.

Anónimo dijo...

pero quien lo entiende alejandro: cuando son muy estrictos, radicales y moralistas son unos "cruzados"; cuando intentan hacer la politica que a usted tanto le gusta se contradicen... en fin...

Alejandro Gaviria dijo...

Está bien que hagan política, pero que no se presenten como cruzados.

Anónimo dijo...

1) Maldoro: para tu tranquilidad, no.

2) Los defensores de Bolillo siempre sacan en cara los logros de éste en el futbol. Que pesar.

Que tal que se hubiera ganado la Copa América? mmmmm le dan licencia hasta pa matar.

Harold Londoño

Suramérica dijo...

Alejandro me encantó su comentario 17:49, muy preciso sobre aspectos de nuestra sociedad colombiana. Por el contrario, la entrada sobre lula no me convenció del todo. Creo que Brasil es mucho más que el bolsa Familia, habría que estudiar un poco más la transformación en el empleo, el salario real, la productividad, la inversión, la estructura productiva, etc. Obviamente aún está lejos de ser ideal, pero hay que ver es el proceso de transformación, de dónde veía y cómo está hoy. Por otro lado, me parece que es mucho más criticable el tan venerado y alabado modelo chileno que en Colombia y en América Latina se envidia y se añora. Hay que ver los niveles de desigualdad de ese país (En colombia estamos peor) y las recientes declaraciones de Piñera alrededor del tema educativo, en las que el flamante presidente afirmó que la educación NO puede ser para todos, y que sólo puede ser para el 40% de los más vulnerables.

Alejandro Gaviria dijo...

Muy buena la última bobada de La Bobada Literaria.

Anónimo dijo...

Esa bobada es excelente. Queda en evidencia la pobreza de esas columnas.

Anónimo dijo...

Se podría crear un programa de computador para generar columnas automáticas al 'danielsamperostyle', todas están redactadas de exactamente la misma forma.

Anónimo dijo...

La de Ricardo Silva también es genial. En la critica de esta semana, Silva vuelve a usar la misma figura de "héroes conmovedores". No hay derecho a tanta mediocridad.

Anónimo dijo...

Interesante, según Gaviria no es misoginia detestar y desacreditar a las mujeres que osan pensar y, peor aún, actuar por fuera del cerco de lo que lo él considera correcto.

Además, en su racionalidad particular es necesario documentarse y tener datos para poder opinar sobre cualquier tema excepto cuando se habla para ridiculizar el feminismo, porque da repugnancia que las feministas tengan tema para hablar.

Para su tranquilidad no soy feminista, ni me importa mayor cosa lo que las masas energúmenas digan en favor o en contra del Bolillo, lo que critico es su "racionalidad" tan acomodaticia.

Alejandro Gaviria dijo...

Yo no estaba hablando de cercos correctos sino de teorías pendejas.

Andrés Felipe Succar dijo...

Alejandro: ¿qué piensa de "revolcón" en el sistema de salud que propone el Gobierno?

Alejandro Gaviria dijo...

Parece ir en el sentido correcto. Pero todavía no entiendo bien lo que van a hacer.

Anónimo dijo...

Samper sobre sus modelitos: "Mentor, ... están muy buenas, pero tengo un bollo: falta casting para darle contraportada: la más famosa es sylvana, de resto hay una MARiMACHA y marcela alarcón que es ARRECHANTe pero GURRECiTO. ... ¿qué me aconsejas?¿cómo las ves tú?guárdame la espalda, tú no has visto nada.”

Y pensar que este era el que se indignaba por el trato a las mujeres.

Alejandro Gaviria dijo...

Estuve leyendo los anuncios sobre la reforma de la salud. Aparentemente hacen referencia a la reglamentación de la 1438. No hay nada de mucho fondo, pero (aparentemente) el gobierno logró un acuerdo con los médicos en algunos principios retóricos: “la salud en Colombia es un derecho, el aseguramiento de la población es responsabilidad del Estado y la salud no es un negocio”.

Santismo puro: mucho ruido y pocas nueces.

Elena dijo...

En la nota que sale hoy en El Espectador sobre el "acuerdo histórico" con los médicos (todo es histórico en este Gobierno) no veo ni siquiera referencias claras a una reglamentación. Sólo hay alguna mención a un documento Conpes. Lo demás es en tono "el Gobierno revisará, estudiará la conveniencia, etc". Es sobre todo bastante dudosa la mención al control de la integración vertical (la nota dice algo así como que "con suerte" se revisara ese tema). Promete que no dejará que la red hospitalaria se quiebre, pero no dice nada sobre el presupuesto para la salud.
Lo de la actualización del POS hace rato que deberían haberlo hecho, con o sin acuerdo con los médicos. Y el anunció no es que ya lo hayan actualizado sino que, de pronto, ahora sí lo van a actualizar.
Lo único que parece sustancial, aunque no estoy segura, es lo de hacer que la Superintendencia Financiera vigile el manejo financiero de las EPS.