sábado, agosto 20, 2011

Contradicciones

La semana anterior el presidente Santos sorprendió de nuevo a la opinión pública nacional. Ante los principales representantes de la comunidad médica colombiana, anunció un revolcón en el sistema de salud. “Quiero anunciarles algo muy importante para el país”, dijo en la introducción de su discurso. “Vamos a tener un plan de beneficios universal, (…) único e integral que no va a excluir ninguna patología”, prometió seguidamente. “La salud no se puede enfocar como un negocio; la salud es un servicio social”, señaló de manera enfática, con la seguridad que brinda la conciencia plena de estar diciendo exactamente lo que la audiencia quiere oír.

La comunidad médica celebró el anuncio presidencial con entusiasmo, con satisfacción reprimida. La prensa elogió casi unánimemente las promesas del presidente, su voluntad de convertir el esquivo derecho a la salud en una realidad concreta. Pero las explicaciones posteriores generaron algunas dudas, infundieron un natural escepticismo. Y peor, pusieron de presente algunas contradicciones. Veamos.

Primero, el gran revolcón, la revolución que habrá de resolver todos los problemas del sistema de salud, se hará por decreto; consiste, según lo dicho por el ministro del ramo, en una reglamentación de la Ley 1438 de 2011. Paradójicamente las mismas asociaciones médicas y científicas que ayer denigraban de esta ley, hoy celebran con entusiasmo el anuncio de su reglamentación. Pero el entusiasmo inicial irá despareciendo, creo yo, a medida que se vaya conociendo (o difundiendo) la realidad de la reforma, el contraste entre la grandilocuencia del discurso y la modestia de la medidas propuestas.

Como ya se dijo, el presidente prometió un cubrimiento integral, sin excepciones, de todas y cada una de las enfermedades. Unos pocos días después, el ministro de protección social aclaró el asunto. Aparentemente habrá topes económicos para cada enfermedad; además, el gobierno definirá en los próximos meses un nuevo plan de beneficios con el fin de limitar y restringir el cubrimiento. En fin, todas las patologías serán cubiertas con la excepción de las excluidas por el nuevo plan de beneficios. Con todo, es difícil entender el verdadero significado de lo dicho por el presidente.

Pero hay más contradicciones. El presidente señaló, ya lo dijimos, que la salud es un servicio social y que las Empresas Promotoras de Salud (EPS) deberán, por lo tanto, asumir plenamente su papel de administradoras del riesgo y ser evaluadas con base en el estado de salud de la población cubierta. Pero anunció, al mismo tiempo, que las EPS serán vigiladas por la Superintendencia Financiera, como si fueran un negocio más, un banco o una aseguradora. En esta nueva concepción, las EPS tienen una doble personalidad, son al mismo tiempo Dr. Jekyll y Mr. Hyde: administran un servicio social (vigiladas por la SuperSalud) y manejan un negocio financiero (vigiladas por la SuperFinanciera). El caso es extraño, sin duda.

Los gobiernos actúan en dos dimensiones distintas: la simbólica y la real. Con frecuencia los cambios reales requieren una retórica precisa que concite las voluntades y alinee los intereses. En fin, los discursos y las palabras son importantes, a veces imprescindibles. Pero tarde o temprano toca trascender las promesas y resolver las contradicciones. Parafraseando al poeta, “si todo es pura carreta, carreta todo será”.

75 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

La crítica repetida pierda eficacia. Tiene rendimientos marginales decrecientes. Incluso negativos. Tal vez la única justificación a la criticadera (y entendería cualquier reclamo al respecto) es la silencio, no cómplice, sino cómodo, de la mayoría de los medios. El discurso del presidente Santos sobre el problema de la salud no es sólo inocuo; es perjudicial. Desvía la atención y retrasa el estudio serio de uno de los principales problemas de este país.

Alejandro Gaviria dijo...

Esto dijo el poeta:

Si todo es pura mentira,
Mentira todo será.
De nada nada se saca,
A nada nada se da.

Si tanto da que suponga
Una cosa o no con fe,
Si es risueña la supongo,
Si no lo es, supongo que es.

Que la gracia de vivir
Es poner gracia en la vida.
Muere la rosa en el pecho
Igual que la no cogida.

Más nos vale el más valer,
Que el resto ortigas lo tapan,
Y el deber sólo se cumpla
Para que huelguen palabras.

FP

Anónimo dijo...

Muy buena su columna. Aun mantengo mi escepticismo hacia el "revolcon" del sistema de salud. Sinceramente no creo que haya un gran cambio en el sistema de salud y que esta va a seguir siendo un negocio lucrativo cuando la salud es un derecho fundamental.

Anónimo dijo...

Solsalud cuyo dueño es el tuerto gil, quien aún continúa manejando sus arcas desde la cárcel !.

Las contradicciones también deben ir enfocadas en el Impec.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 22:05: yo soy economista. No creo que el lucro individual sea incompatible con el bienestar general. Nada ganaríamos (y perderíamos mucho) si nos diera por prohibir el lucro en la distribución de alimentos, por ejemplo.

Pero el caso de la salud tiene algunas peculiaridades que complican el funcionamiento de los mercados: la demanda es en muchos casos inducida, las asimetrías de información son muy grandes, el financiamiento es público, etc.

Además, en Colombia, el sistema está lleno de enredos. Hay dos regímenes. Dos tipos de subsidios, a la oferta y a la demanda. Una gran profusión de fuentes de financiación. Un problema muy en serio en el mercado laboral. Una indefinición grandísima del derecho a la salud. Etc. Si a mí me preguntan, dada la sentencia T760 de la Corte y teniendo en cuenta el crecimiento de la cobertura, Colombia se está moviendo, poco a poco, hacia un seguro universal básico que debería ser administrado por un único pagador.

Con 45 millones de persones y una UPC de 500 mil pesos, el reto es, primero, asegurar la plata (20 billones mal contados), ojalá sin hacer uso de contribuciones e impuestos al nómina, y, segundo, diseñar el sistema nuevamente. Pero el presidente Santos prefiere, según se ha visto, echar carreta.

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo un buen artículo de The Economist, relevante, creo yo, para discusión colombiana:

One way capitalism can make health care worse and more expensive.

Alberto dijo...

Alejandro;

A mi me parece muy raro este desplazamiento del Presidente Santos (por lo menos en el discurso) justamente cuando en el resto del mundo las políticas se dirigen hacia el desmonte del Estado de bienestar (o lo que queda de esa concepción). Por lo demás, siempre que pienso el problema de la salud quedo atrapado en los callejones del pesimismo. Creo, parafraseando a Habermas, que, en un futuro no muy lejano, los ciudadanos terminarán siendo arrojados a una red corporativa en la cual no tendrá incidencia la retórica de los derechos

Catalina dijo...

De acuerdo con su columna. Los médicos se llenaron de esperanza con las soluciones paliativas de siempre. Ojalá la sociedad civil en Colombia, que ha logrado introducir con mayor fuerza el tema de la salud en la agenda gubernamental, pueda seguir presionando hasta lograr que pensemos en un nuevo modelo. Creo que el país ha acumulado un enorme conocimiento sobre sistemas de salud y cuenta con importantes pensadores que pueden aportar a la construcción de un esquema innovador, justo y sostenible. No podemos seguir con más reglamentaciones y decreticos, ya es hora de reconocer que el cambio tiene que ser estructural.

Alejandro Gaviria dijo...

Alberto: no había pensado en eso. La salud es la principal causa del problema fiscal de mediano plazo de la economía de los Estados Unidos. Los políticos prometieron mucho, los costos de la atención han crecido de manera desmesurada y los impuestos necesarios para pagar por todo son políticamente inviables. Esta columna de David Brooks (un poco macabra) es ilustrativa.

Como usted bien dice, en casi todas partes están haciendo ajustes. Aquí, por el contrario, decidimos que el cubrimiento será universal, integrarlo y exhaustivo, habrá de todo, para todos. Muy bonito, sí. Pero la primera reacción tiene que ser, creo yo, el escepticismo, no la suspensión de la incredulidad.

Veremos qué pasa. Pero reitero: soy escéptico.

Alejandro Gaviria dijo...

Decían que Enrique Santos Castillo, el papá de Juan Manuel Santos, nunca abandonaba las oficinas de El Tiempo sin haber visto el titular de primer página. Lo demás, los detalles de las noticas, no le interesaban mucho. Hay algo de esto en el estilo de gobierno del presidente actual. Podríamos llamarlo “titularitis”.

Anónimo dijo...

El populismo es un mal ciclico de nuestros países. Es fácil vender una mentira mientras suene bonito. No importa su viabilidad.
El gbnoo de Uribe realizó mejoras muy importantes en el sector. Este gbno desea mejorar a punta de promesas. El dinero siempre será una limitante, aquí y en Suiza. Solo que aqui tenemos mucho menos. Mentiroso, mentiroso...

Nelson dijo...

Alejandro,

Titularitis aguda es lo de Santos. A todo le saca un titular y cuando se ven los detalles... todo sigue igual. La reforma a la Ley 30 de Educación Superior no va a cambiar nada (mueva todo para que todo siga más o menos igual).

La gratuidad de la educación media es una realidad en muchas ciudades porque las Alcaldías ya la han implementado en la práctica. Así que eso hace un buen titular pero no tiene realmente nada nuevo.

En educación y salud este gobierno no está haciendo nada mejor que el anterior, pero sale bien librado gracias a la titularitis.

Para rescatar: la reforma a las regalías, que es mejor que lo anterior. Pero no hay noticias en la reforma a la Comisión Nacional de Televisión, no hay nada concreto en Reforma a la Justicia, no se han enfrentado los problemas de Justicia y Paz, la seguridad va ahí no más chupando rueda, no se le hace frente a la nueva compra de armamento de Venezuela, se saca dividendo a soluciones o propuestas que arrancaron hace años... pero ¡hey! todo el mundo dice que el Mundial Sub20 estuvo super, yo me aburrí lo indecible viendo unos pelaos jugar sin ganas en buena parte de los partidos.

N.

Alejandro Gaviria dijo...

Artículo de hoy en El Tiempo sobre los anuncios del gobierno: Voces a favor y en contra de la reforma a la salud en Colombia.

El editor dijo...

Alejandro, muy buena la columna. Comparto lo en ella enunciado. Creo que el presidente Santos salió a decir lo que finalmente dijo - que "la salud es un derecho",que "el aseguramiento universal es responsabilidad del Estado", que "la salud es un negocio" - más como una forma de dar contentillo a los gremios médicos, no de la salud (¿donde están los otros profesionales o técnicos de la salud?), quienes habían utilizado esas últimas muletillas en su crítica.

Al hacerlo, no solo gano en populismo, sino cooptó el discurso de los gremios. Como bien señala su columna o el artículo de El Tiempo, queda la incertidumbre de qué es lo que verdaderamente quieren a hacer.

El problema se agrava. No quieren hacer reformas de fondo, ni los gremios médicos ni de otras profesiones de la salud saben muy bien lo que quieren (bueno, una cosa si quieren: mantener o aumentar sus salarios, y la sociedad civil nunca piensa en su salud, a no ser que se deteriore.

Probando a ser vidente: vamos a tener un Plan Obligatorio de Salud que va a cubrir todo en muy baja complejidad, la Gestión del Riesgo en Salud será selectiva, el Estado asumirá buena parte del alto costo, y la Salud de la población en general seguirá deteriorándose

Juan F. Naranjo dijo...

Santos anda caminando por una línea muy delgada de protagonismo, de aparición repetida en medios, de mucha elocuencia vacía. Esperemos que no le sea muy contraproducente tanto anuncio sin fondo. Lo que realmente preocupa es la alerta que hacés en la columna de complicidad mediática. Es realmente lamentable que pocos se alarmen ante el show mediático presidencial.

Anónimo dijo...

Me preocupa la polarización mediática en el país. El otro día vi un encabezado que decía algo similar a que Santos iba a echar a ciertos ministros de su gabinete si en los próximos meses no se reducía la pobreza a un dígito. No sea si eso sea lo correcto o no, pero lo grave es que en el cuerpo de la noticia no se mencionaba este "ultimatum".

Alejandro Gaviria dijo...

El Editor: repitiendo una frase ya trillada: los médicos decidieron unirse a la Unidad Nacional. Es difícil decirle que no a las buenas intenciones, pero, tarde o temprano, tendremos que pasar a las discusiones de fondo. El ejemplo de Obama es representativo. La carreta, incluso la mejor, tiene límites

Para quienes no lo han visto: el presidente mediático.

Anónimo dijo...

Santos està superando al viejo Turbay en manzanillismo. El gobierna para cada auditorio, vendiondo esperanzas, diciendo lo que la gente quiere oir; Haciendo lo que la gente quiere ver que se haga. Jamàs tendrè una opiniòn en contra de nadie en ningùn tema, porque eso serìa tener que echar mano de su caracter y de su visiòn y de ambas carece por completo. Colombia mas temprano que tarde, comprenderà quee sta dirigida por un fantosioso ilusionista.

Anónimo dijo...

Si Colombia estuvo dirigida por un culebrero; porqué no por un ilusionista !

Anónimo dijo...

jajajajaj muy buena anónimo 14:14. La crítica de Alejandro es válida, lo que sería interesante es escuchar algunos lineamientos del cómo debería ser una reforma al sector salud. Dice AG que sin impuestos a la nómina...que con otro tipo de impuestos, me gustaría saber cuáles y cuál es la viabilidad política de ello.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 14:40: tengo entendido que la propuesta está siendo analizad por el gobierno. Pero Santos no dijo nada al respecto. Si quiere conocer los detalles (y las dificultades), aquí encontrará una buena discusión al respecto. Santiago Levy, ex director del ISS mexicano, hoy vicepresidente del BID, lleve años insistiendo en la necesidad de desligar el financiamiento de la seguridad social de los impuestos a la nómina. El mismo se presenta a sí mismo como el anti-Bismarck. Por supuesto la propuesta es complicada, pero, en mi opinión, políticamente viable. No sé, sin embargo, qué pensará Angelino, quien parece tener la última palabra en estos temas.

Anónimo dijo...

A partir de la ley en este país se le ofrece diálisis renal a pacientes terminales los conectan tres veces por semanas en unas maquinas lavadoras hasta que se mueren en las unidades de cuidados intensivos sufriendo lo indecible, pero eso si facturando día a día millones a las sub cuentas del sistema. Los verdaderos beneficiarios son los FRESSENIUS, BAXTER y otras multinacionales con la anuencia de algunos nefrólogos que se prestan para ese negocio. Con los pacientes oncológicos se presentan situaciones aberrantes aplicación de medicamentos de costos exorbitantes en personas sin ningún chance, algo parecido con pacientes con sida y todas aquellas condiciones que están dentro del POS Plan Obligatorio de Salud.
Mientras tanto muchas condiciones que con intervenciones menos costosas y efectivas no están dentro de la piñata, por lo que en los últimos 18 años unos pocos se han enriquecido a costas del sistema mientras que millones de colombianos con patologías mas frecuentes no reciben la atención requerida, con la ampliación del POS que seguramente responde a intereses muy particulares y no las verdaderas necesidades llevaran al sistema a la ruina total
Lelo69

Anónimo dijo...

Dos comentarios:

1) En alguna época, el doctor Alejandro decía: "a menudo los hombres de acción se convierten en coleccionistas de problemas"

Será que está extrañando esas épocas?
2) Hace poco Santos dijo que quería ser como Lula: salir con un 80% de popularidad. A punta de ilusiones no creo que lo logre, o si?


Cordial saludo,

Harold H. Londoño

Alejandro Gaviria dijo...

Harold: no, no extraño esas épocas. Hoy menos que nunca. Por estos días en el estado colombiano es mejor no hacer. Hasta razón tiene Santos de dedicarse a la carreta.

Anónimo dijo...

Fressenius y Baxter extraen la inversion en investigacion y desarrollo de producto con los precios y con corrupcion,

Anónimo dijo...

Demagogia:(Del gr. δημαγωγία).
Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder. Alejandro sera esto lo que esta pasando en la salud.

Anónimo dijo...

Arte de bien decir, de dar al lenguaje escrito o hablado eficacia bastante para deleitar, persuadir o conmover.

Anónimo dijo...

Ya lo había dicho es un demagogo.

Anónimo dijo...

Alejandro, que piensa del proceso de Uribe y las chuzadas?

Anónimo dijo...

"La Federación de futbol debe considerar la posibilidad de contratar un técnico extranjero que nos lleve al mundial". Santos en la FM

Increíble como Santos se acomoda a lo que piden los periodistas. Ayer domingo, varios columnistas le dieron palo por no pronunciarse sobre el tea Bolillo y hoy sale a darles contentillo...INCREIBLE!

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 8:40: escribí esta columna al respecto hace un tiempo. Sigo pensando igual.

Anónimo 9:13: de acuerdo plenamente. Santos sale todos los días a matar el elefante. Cayó hace rato en el trampa del aplauso. Gobierna para los medios de comunicación. Preocupante la cosa.

Anónimo dijo...

Alejandro yo se bien quién es Santiago Levy. Y precisamente su propuesta, personalmente, no me convence. Mas bien me asusta. Por eso le preguntaba qué es lo que se debe gravar para financiar un sistema de salud y dejar atrás los impuestos a la nómina. Ojo, financiar un sistema de salud que atienda a humanos en igualdad de derechos, no un sistema que termine brindando un pésimo servicio y excluyendo y diferenciando con buena cobertura de salud a quienes tienen cómo pagarlo (es decir unos pocos en Colombia, dada la extrema desigualdad que tenemos, y no sólo de ingresos)
Si la propuesta es seguir los lineamientos de Levy, lo que se debe discutir en estos foros es el cómo se diseñaría para un país como Colombia. No digo que nos presente aquí una propuesta perfecta y definida, pero si una aproximación. Porque si no queda como Santos...dándole a lo discursivo...sin avanzar en las posibles formas de lo concreto

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo: no entiendo sus objeciones a la propuesta, que, además, está pensada para países como Colombia. Tampoco entiendo por qué supone que la implantación de la misma implica un deterioro de los servicios de salud. Me parece que no ha estudiado el tema con detenimiento. La idea no es disminuir los recursos, sino cambiar su fuente. Habría que aumentar el impuesto de renta (que no es problemático pues se eliminarían las contribuciones), aumentar la base del IVA y yo sería partidario, al mismo tiempo, de una sobretasa a ciertas actividades mineras.

Los detalles están suficientemente explicados en el libro de Levy. Le aconsejo su lectura.

Anónimo dijo...

Si el presidente Santos se atreve a llevar su opinión a un tema que no le compete... si se atreve a menospreciar la capacidad de los técnicos Colombianos para dirigir una selección nacional y sugiere un técnico extranjero con la esperanza de que le dé mejores resultados a la selección... porque no hacer un poco de introspección!!. Muchos de los problemas del país son causa de la dirigencia política... y este señor no es ni mucho menos alguien de admirar. No es posible pero que bueno sería tener un presidente extranjero en vez de un Santos.

Anónimo dijo...

Yo apenas soy un aprendiz, por eso le pregunto. Si el monto del aumento del impuesto a la renta es equivalente a las contribuciones de hoy, entonces porque ello hoy es un impedimento para generar empleo formal? Cuál sería el inventivo para los empresarios?. A ese sector de la sociedad no se le modificaría en nada su nivel de ingresos, por el contrario con un aumento en la base del IVA si habría una distorsión inequitativa, pues es bien sabido que el IVA es una de los impuestos más regresivos. Lo de la sobretasa a las actividades mineras es indispensable de cualquier forma. Ahora bien, pienso que las lineas de la propuesta de Levy no apuntan a una universalización del sistema de salud de calidad, sino más bien básico, de prestaciones más simples, y eso no apunta a la equidad entre un enfermo de alta complejidad pobre y un enfermo de alta complejidad rico.

Anónimo dijo...

Después de las declaraciones de el Washington Post , es evidente varias percepciones:
tarde o temprano Santos tendrá la cabeza de uribe sobre una bandeja y tendrá que decidir en en continuar su carrera política o afrentar el revanchismo del exmandatario.
La captura o posible baja de alfonso cano será antes de finalizar el año y será un creciente triunfalismo del gago. aunque primero tiene que reemplazar al petardo Min de defensa.

ANONIMUS dijo...

Ya entraron los médicos a la unidad nacional, ahora sólo faltamos nosotro

ANONIMUS dijo...

SOMOS UNA MÁSCARA SOMOS UNA IDEA

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 12:21: eliminar las contribuciones a la nómina y reemplazarlas por impuestos generales tiene la ventaja de eliminar el sesgo antiempleo y por ende de disminuir la informalidad y el desempleo. Esta es una de las principales motivaciones de la reforma en cuestión.

El cubrimiento del seguro dependerá de la magnitud de los impuestos, como ahora. Simplemente la conexión será más transparente. El Estado no crea dinero y los derechos tienen un límite obvio fijado por la capacidad tributaria. Además, los impuestos a la renta de las empresas tienen también un límite. Muchos de los sueños socialdemócratas se estrellan contra una realidad innegable, a saber: el capital es movible internacionalmente.

Anónimo dijo...

Sería interesante un poco de evidencia empírica para América Latina comparando costos no salariales o contribuciones de los empleadores y evolución del desempleo y la creación o destrucción de empleo formal.

Anónimo dijo...

Y el que le "coma-cuento" al Cuentero acabara psicopata.

( Para los que tambien nos aburrimos a muerte con los tres loquitos del Partido Verde nos queda rezongar disquisiciones psicologizantes sobre
las aspirinas que reparte la Patria Boba )

Bebeprobeta

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 18:27: aquí hay algo de evidencia al respecto.

Aquí más.

Anónimo dijo...

Un aplauso para Santos: le bajó 100 pesos a la gasolina! Ese es mi presidente

hermano sol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Solo dos palabras, dice el bolero, deamgogia y retorica.

Anónimo dijo...

Alejandro, y ese milagro que no se ha indignado por la indignación que produjo el caso del muchacho grafitero?

Alejandro Gaviria dijo...

No le veo nada de malo a la indignación por el asesinato de un joven inocente. Distinto es el exhibicionismo moralista que suscitó el caso del “Bolillo”.

Anónimo dijo...

Bueno y en cuanto a los últimos acontecimientos en Libia, parece que EEUU y algunos países europeos y algunos otros como Qatar, quieren sacar provecho de la situación. Después de 8 años en Irak y casi 10 en Afganistán, ni hay libertad ni mucho menos democracia en dichos países. Eso sí EEUU le ganará la partida aparentemente a China que ya tenía unos contratos multimillonarios en Libia, pero después de la destrucción del país todo quedará en cero y se harán nuevos contratos.

Anónimo dijo...

Alejandro,

Porqué afirma con tanta seguridad que el joven es inocente?

Ha leído las noticias hoy?

Alejandro Gaviria dijo...

Tiene razón. Las acabo de leer. Pero la reacción del policía no tiene justificación.

Anónimo dijo...

Es que a veces los policías se convierten en sicarios con permiso.

Disparar sin preguntar se vuelve un hábito para ellos.

Alberto dijo...

A. Sobre el joven asesinado dice José Gregorio H:

"josegreghg José Gregorio Hdez G
Suponiendo que el jóven muerto en Bogotá era un atracador. No tenían que matarlo, y menos por la espalda. En Colombia no hay pena de muerte."

B. Vi un enlace a la posible relación entre el cambio climático y los terremotos... Hasta hoy, creía que Alejandro era en temas ambientales eso que llaman un negacionista. ¿Era una falsa impresión?

Anónimo dijo...

Se equivoca JGHdez cuando afirma que no podian matar al joven pq en colombia no hay pena de muerte. En EUA hay pena de muerte, pero la poliica a nadie le dispara por la espalda y menos si la vida del policia no esta en peligro de muerte. A Jose Gregorio que por lo menos vea a Cops en Tru T.V.,es gratis.

Alejandro Gaviria dijo...

Alberto: no soy negacionista. A veces escéptico, pero no más. Para la muestra, esta entrada.

Anónimo dijo...

En las noches la guerra de los taxistas y buseteros es a muerte con los atracadores, cuando se sienten amenazados o los asaltan se llaman por radio y aparecen armados con varillas y aplican su ley, muchas veces linchan inocentes.
Lo del muchacho grafitero es un crimen sin importar que tambien estaba implicado en un atraco, es un asesinato a mansalva, cobarde quizas promovido por los choferes y la masa que se enloquece pidiendo sangre...
Pietro Bareta

Carlos Méndez dijo...

España, pais socialdemocrata, con gobierno socialista, va a establecer una estricta regla fiscal soñada solamente por conservadores fiscales

Apague y vamonos.

Anónimo dijo...

La socialdemocracia es cualquier cosa, es un concepto vacío que se puede llenar con cualquier significado. Como en el caso de España.

jaime ruiz dijo...

¿Ese @josegreghg no era un magistrado o hasta presidente de una corte? ¿Cómo puede relacionar la pena de muerte con el hecho de matar por la espalda a un infractor de la ley?

El hedor de la patria es incomunicable para quienes no conciben algo distinto.

Alejandro Gaviria dijo...

De acuerdo: el comentario de José Gregorio asuta.

¿Y el de JOG? dijo...

El profeta José Obdulio amenaza con la guerra santa:

"Uribe, en cambio, les demostró que para triunfar contra el terrorismo hay que recorrer el camino de las dificultades; que, como enseña el evangelio, la puerta ancha y el camino espacioso son los que llevan a la perdición, mientras que la puerta estrecha y el camino angosto son los que llevan a la redención.

Los próximos años no van a ser los de la seguridad democrática, sino los de la 'solución negociada'...Habrá que aceptar el hecho de unos nuevos años de hegemonía política fariana y prepararnos para nuestra propia contraofensiva en el 2014".

Bueno, ya no hay nada qué investigar.

Anónimo dijo...

Por qué todos hacen conjeturas que la Policía le disparó a un indefenso?. Y si fue en un intercambio de disparos? Yo si prefiero esperar a que las investigaciones procedan (Ojalá transparentemente), a creer ciegamente lo que dicen los medios (Ó lo que dice la Policía).

Anónimo dijo...

Si eso son nuestros magistrados, como seran los jueces promiscuos de Carraipia. Apaga y vamos.

Anónimo dijo...

jk

Será que ésto también tiene justificación ?

Y el desgraciado pide rebaja de pena.

Anónimo dijo...

Alejandro: aunque no tiene que ver con el tema del post, este artículo de The Guardian va en la misma línea de razonamiento presentada hace dos semanas por usted sobre el éxito de Lula:

http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2011/aug/10/brazil-democracy-welfare-state

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 17:06. gracias por el artículo. Lo enlacé en Twitter. Saludos.

LHJ dijo...

Ese argumento de la no existencia de la pena de muerte tambien lo aplicaron aquella vez hace unos tantos anhos, cuando en un reten en la via a la Calera a un policia se le escapo un tiro que le pego a una periodista. Pero resulta que el novio de la vieja ya se habia pasado un reten, estaba borracho, habia robado gasolina en una bomba en el camino, y para completar les boto el carro a los del reten donde les disparadon. Botarle un carro a un policia, dispararle a un soldado, eso da pena de muerte. Una pena de muerte extranha, eso si.

Anónimo dijo...

http://comunidad.semana.com/t5/Fe-de-erratas/Si-Garc%C3%ADa-M%C3%A1rquez-hubiera-sido-paisa/ba-p/7629

Anónimo dijo...

¿Quépasa con El Espectador.com? ¡Es un desastre!

Anónimo dijo...

Los garavito tambien estan en venezuela. Que desgraciado tan cinico!.

http://www.lapatilla.com/site/2011/08/25/confeso-que-mato-por-venganza-pasional-al-nino-de-tres-anos-nieto-de-su-expareja/

Anónimo dijo...

Las contradicciones de Santos.

Por un lado los ACUSA.

Y por otro lado los PREMIA.

Estrategia URIBISTA !!!!.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 8:55: gracias por los enlaces. Interesante la contradicción.

Anónimo dijo...

Soplan vientos de diálogo ¿que le parece eso Alejandro? La prensa parece muy contenta, por ejemplo en un artículo reciente de semana dicen con toda frescura que las Farc nunca se someterían a la ley de justicia y paz, como si por asesinar en nombre de la "revolución" fueran menos despreciables que los paramilitares.

Alejandro Gaviria dijo...

Como dije esta semana en Twitter, considero que con las Farc sólo pueden negociarse las condiciones de su rendición.

Anónimo dijo...

Como dije yo en tweeter, el general Plazas Vega ahora sí se jodió del todo. Y no demoran en caer sus pares Mora y del Río por lo de Jaime Garzón.

Anónimo dijo...

Bueno Alejandro yo veré, le pasaron el balón