sábado, julio 16, 2011

Propaganda

La noticia comenzó a crecer a mediados de la semana. Fue anunciada a medias, insinuada apenas, por el presidente Santos el miércoles en la mañana, con el motivo aparente de generar expectativa, de despertar el apetito de un país hambriento de escándalos. El jueves la prensa ya anunciaba el desastre: un nuevo escándalo de corrupción medido, como siempre, en billones de pesos. “Fraude en la DIAN sería de varios billones de pesos”, tituló el diario El Tiempo en anticipación a la rueda de prensa que revelaría los detalles del desfalco.


El jueves en la mañana el gobierno reveló finalmente los pormenores del asunto de manera teatral. El presidente en el centro de una larga mesa, flanqueado por funcionarios circunspectos, anunció las malas noticias que el país esperaba con una suerte de alegría maligna, con la felicidad que produce la indignación. Este es apenas uno de los brazos del pulpo”, dijo de manera ominosa. Pero las cifras reveladas decepcionaron a más de uno. El escándalo no ascendió a siete billones, ni a cuatro, ni a dos. Según el reporte oficial, todavía preliminar, el desfalco a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) podría ascender a 300 mil millones de pesos anuales. Mucha plata, es cierto. Pero apenas una fracción de lo anunciado en la víspera por periodistas dados a exagerar las exageraciones oficiales.


Algo similar ocurrió cuando el gobierno reveló, hace unos meses, el escándalo de los recobros al sistema de salud. La puesta en escena fue la misma. Las metáforas presidenciales, semejantes (el presidente no habló, entonces, de un solo brazo del pulpo, sino de la punta del iceberg). Y los billones anunciados tampoco aparecieron por ninguna parte. El presidente reconoció esta semana que el desfalco a la salud no ascendía a varios billones como había sido anticipado, sino a una cifra mucho menor, equivalente a la sumatoria de los hallazgos iniciales, esto es, a la proverbial punta del iceberg.


La punta del iceberg de la salud resultó igual al iceberg. Del mismo modo, el gran pulpo de la DIAN tiene aparentemente un solo brazo. En una entrevista televisada, el director de esta entidad reconoció que no había más investigaciones en curso, ni más desfalcos conocidos, ni más escándalos en ciernes, esto es, aceptó cándidamente que el presidente estaba exagerando. Las investigaciones anticorrupción merecen el aplauso general. Pero el gobierno ha hecho de las mismas un espectáculo inconveniente. Ha alimentado la exageración. Ha permitido la especulación amarillista. Y ha contribuido por lo tanto a minar la confianza del público en el Estado y en las instituciones democráticas. Algunas ONG son dadas a la exageración estratégica, a la inflación deliberada de las cifras con el objetivo entendible de llamar la atención. Pero el gobierno, sobra decirlo, no debería actuar de la misma manera. Una cosa es ser activista, otra muy distintas es ser funcionario. O presidente.


La responsabilidad del gobierno es doble. Debe combatir la corrupción sin miramientos, pero debe al mismo tiempo generar confianza y credibilidad en el Estado. Se trata, en últimas, no sólo de reducir la corrupción a sus justas proporciones, sino también de presentar el problema en sus justas dimensiones. La exageración deliberada no es buen gobierno: es propaganda.



72 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

Hoy sábado el presidente denunció otro escándalo de corrupción ahora en el sector educativo. Las entidades territoriales, dijo, están inflando la matricula para conseguir más recursos del Sistema General de Participaciones, para incrementar las llamadas transferencias. Cualquier persona con un conocimiento mínimo de la descentralización sabe que esto ha venido ocurriendo por años. Las bases de datos del sector educativo son difíciles de actualizar y los problemas de sobrerreporte son casi endémicos. El desafío del gobierno no es salir, como si fuera una ONG, a denunciar un problema conocido, sino hacer algo para resolverlo. Pero el gobierno prefiere el camino fácil de la denuncia.

Alejandro Gaviria dijo...

No deberíamos sorprendernos, entonces, que, según algunas encuestas, la gente piense que el gobierno va bien y el país, mal. Esto pasa cuando los gobiernos prefieren alimentar la indignación pública a resolver los problemas. La estrategia de Santos es buena para su gobierno, pero, en últimas, perjudicial para el Estado colombiano.

Carlos Méndez dijo...

Pues porque el interes de Santos es claramente propagandistico.

En unos años o tal vez antes le aparecerán sus escándalos de corrupción a este gobierno y se verá que nada ha cambiado realmente.

Las causas de la corrupción son sistémicas. Tiene que ver con el aumento rápido del tamaño del estado, la forma como se logra gobernabilidad en Colombia (siempre termina existiendo un único partido: el del presidente), los intereses creado de la burocracia estatal, los grupos de intereses de contratistas, la politización de los entes de control,etc.

JuanDavidVelez dijo...

Esa propaganda rinde sus frutos más allá de la indignación, creo que esto hay que analizarlo única y exclusivamente a la luz del utilitarismo.

Incautos como yo, con esta propaganda, lo que creemos es que por llegó un equipo técnico ético y transparente al Estado. Y sin un estudio serio, con por lo menos una gráfica en el otro blog, me parece irresponsable decir que la desconfianza producida es mayor que la confianza producida. Las barras bravas queremos correlaciones.

Por otro lado, igual eso lo tienen que presentar así, y no esperar a que salga en la w. Sí me parece mal hecho que exagere los datos, que no sea prudente con los datos, de resto, la puesta en escena que hace me parece bien. No es más por el momento, espero haber aportado a este debate.

JuanDavidVelez dijo...

Obvio que es porque yo creo que la confianza en el gobierno es muy útil para el bienestar, uno se mantiene sin un peso pero tranquilo de vivir en un pais donde se desentraña la corrupción, lo digo en serio.

Vidrro dijo...

Parece más una forma discreta de lo que hacen todos los políticos, pasar la bola a su antecesor. Entonces en la actualidad JMS está quedando ante la opinión pública como el artífice de un proceso anticorrupción nunca antes adelantado en la historia del país (corrupción que nunca se dio en el gobierno de él como siempre lo dicen los políticos) y en la memoria de la gente han quedado esas cifras de billones porque las investigaciones posteriores se dan cuando está en auge otro escándalo (de más billones aún). Ahora bien, ¿qué pasa con la guerrilla? ¿Olvidamos este frente que es igualmente importante? Toribio, y buena parte del Cauca en situación crítica... Protestas en Puerto Gaitán que tardan más de un mes en resolverse... Está muy bien combatir la corrupción y me alegro inmensamente cuando caen los ladrones, pero por nada del mundo podemos descuidar la situación de orden público en el sur del país.

Carlos Méndez dijo...

Cuando el gasto del Estado Central aumenta mas del doble en menos de 10 años no veo como esperar que no se dispare la corrupción (y la gráfica no incluye entes territoriales, o sí?)

El crecimiento del Estado en los países Europeos y en Estados Unidos no fue tan rápido como sucedió aquí en los años 90s. De un solo tacazo la constitución del 91 llevó a duplicar el tamaño del Estado como % del PIB.

Ninguna organización, por muy buenos funcionarios que tenga (y el Estado colombiano era ese caso a comienzo de los 90s) puede crecer de esa manera en manejo de dinero sin experimentar problemas de despilfarro y corrupción.

JuanDavidVelez dijo...

En serio Alejandro, reconozca que el problema si fue de billones de pesos, usted trata de minimizarlo poniendolo a pagar a cuotas anuales comodas, pero son billones de pesos.

Cuando uno descubre un robo de un billon de pesos debe presentarlo a la altura de la cifra, es una cuestion de clase, así es en Bogotá. En serio. Feo eso sí que se inflen muchos las cifras, pero entiendo que los dos fueron de billones de pesos.

JuanDavidVelez dijo...

¿Alguien tiene un link donde esté una buena explicación de como robaban en la dian, el método completo?

Anónimo dijo...

Esta columna es la mejor que le he leido a Alejandro. INCREIBLE, felicitaciones

Anónimo dijo...

Gobernantes más preocupados por su imagen y el fashion político, que por resolver los problemas del país. mmmmmmmmm. Interesante.

Y cómo porque habría que esperar lo contrario?

Cordial saludo,

Harold Londoño

Miguel Barrios Payares dijo...

Creo que es una crisis de resultados. Ahora busca cuanto lío hay. Eso está bien (Ya eso lo anotó el columnista), la cosa es que se haga farandula con todo eso. No sé, lo de el presidente con los ministros en la mesa, no sé por qué, me recordó a The Sopranos.

Buena entrada.

pbwosa dijo...

La gallina está cansada de denunciar en la comisaría que le roban los huevos.

JuanDavidVelez dijo...

Por ejemplo, Harold dice que los grandes logros del Peru fueron sin show, yo apuesto que fueron con show.

Lo importante no es que haya show o no, y descubrir unos robos de billones de pesos ameritan un showcito con el presidente poniendo cara de eficiente, claro que sí.

A no ser que el problema es que el gobierno de Santos sea puro show y nada más.

Por ejemplo, más amigo del show y de la reivindicación de dueño de la moral que Fajardo usted no lo encuentra, pero hizo grandes cosas.

Mejor dicho, criticar el show me parece muy superficial. Criticas de fondo es lo que queremos las barras bravas.

Anónimo dijo...

Ese mismo ímpetu con que destapó lo de la Dian, lo hubiese hecho con los Nule; ser más explicativo.

Caracol eructó las suntuosidades de los funcionarios corruptos. Si vamos a hablar de incrementos patrimoniales en menos de 5 años, que investiguen al congreso, o exmilitares retirados; allí si hay olor nauseabundo.

panÓptiko dijo...

Comparto la desazón de Alejandro: eso de que se amañen los políticos con la estrategia de la mansalva justiciera no puede traer nada bueno. Como anota un comentarista, parece una prueba de la famosa 'cultura mafiosa': Colombia se gobierna a punto de golpes; de ahí que abunden los falsos positivos, a todo nivel. Juan Daví debería saber que los incentivos cuentan tanto como las críticas de fondo.

Saludos,

Alejandro Gaviria dijo...

Juan David hace un punto muy bueno. Las puestas en escena, dice, generan confianza pues muestran un gobierno activo, diligente, por fin dispuesto a enfrentar el monstruo de la corrupción. Yo acepto parcialmente el argumento. No me gusta toda esta arremetida publicitaria. Pero reconozco que puede tener un efecto positivo.

El problema, sin embargo, surge cuando el gobierno se convierte en publicista, cuando se hace bulla y nada más. En los casos de salud y educación, no se ha hecho absolutamente nada para aliviar las causas de los problemas: los incentivos perversos, los problemas de información, etc.

Además, sí hay exageración en las cifras. Le he estado siguiendo la pista al tema de la salud y me dicen que, después del escándalo inicial, el desfalco de los recobros no llega a los 100 mil millones de pesos. El viernes hablé con una tributarista y me dice que no le cree a la cifra de 1 billón en varios años o de 300 mil millones anuales.

Alejandro Gaviria dijo...

Harold: …y columnistas que critican a los políticos obsesionados con la imagen. Digamos que la comedia de la política siempre se repite. A duras penas cambian los protagonistas.

PanÓptiko: la cosa ha alcanzado un nivel tal que, cuando el gobierno deje pasar unas semanas sin destapar un gran desfalco, los periodistas comenzarán a criticar la inacción. “Perdió impulso”, dirán. La opinión pública necesita un escándalo semanal. La demanda por indignación crea su propia oferta. Y viceversa.

Anónimo dijo...

Tres anotaciones:

1) Y que me dicen del sector privado?

Por cuestiones de mi trabajo debo asistir a innumerables asambleas gremiales. Por lo general, cuando los gerentes de estas entidades muestran sus resultados de gestión siempre exhiben con orgullo uno que llaman: presencia en medios.

Buena parte del trabajo gremial, en ùltimas, se traduce en puro fashion y nada de resultados serios. Es más, las oficinas de comunicaciones de los gremios cada día están más hacinadas, lo importante no es resolver problemas o hacer país, lo importante es mojar prensa.

Pillen por ejemplo la ANDI. La industria (en perspectiva de largo plazo) de pa tras, estancada, cada día perdiendo más y más espacio en la economía. Y Villegas, muy bien, gracias. (A cada rato suena pa ministro)

Pareciera que nuestros políticos y lideres gremiales se tomaron demasiado en serio eso de que "para ser princesa no sólo hay que que serlo, sino parecerlo"

2) La propaganda de Santos de todas formas tiene un elemento innovador: es ex - ante. Por poco cogen a Cano: Rueda de Prensa pa decir que le estàn respirando en la nuca. Se charló lo del TLC, Rueda de Prensa pa decir que ya casi, que ojalá los gringos no nos queden mal. Descubrieron corrupción en la Dian, Rueda de Prensa pa decir que se robaron billones pero que sólo se salvaran miles.

3) En alguna ocasión llamamos a la W para que nos colaboraran divulgando una noticia muy importante (y positiva) en Cali. Julito nos respondió algo más o menos así: "No. Si no hay escándalo, no. Que pena".

Harold L.

Anónimo dijo...

Toda esa propaganda está dirigida, no a la galería nacional, sino a la aprobación del TLC. Santos sabe mejor que nadie que los gringos se pueden agarrar de cualquiera de "nuestros panes de cada día" para afirmar, con toda la razón, que no es posible hacer nagocios serios con una republiqueta bananera como la nuestra. De ahí esa urgencia, esa permura por estar denunciando lo que en buena ley se debería estar remediando. Pura pantalla.

Anónimo dijo...

Parece un concejo comunal de esos que manejaba Uribe.

Pura propaganda, bulla y nada resuelto.

Anónimo dijo...

Ya Uribe retuitió la columna de Alejandro. Nadie sabe para quien trabaja.

Gerardo dijo...

"Esto pasa cuando los gobiernos prefieren alimentar la indignación pública a resolver los problemas"...
Eso se llama demagogia.

Desearía ver que despues de toda esta parafernalia propagandisitica, la corrupción en Colombia al menos disminuya y no mute como ha ocurrido durante toda su historia.

Anónimo dijo...

Lo que denunció este sábado de la educación, parece ser un novelón. Ya uno de los alcaldes de los 4 municipios sospechosos salió a desmentir las apresuradas acusaciones de la ministra Campo. Ese alcalde aseguró que en su municipio todos los niños que reciben las ayudas, existen.

Anónimo dijo...

Santos es un demagago.

Anónimo dijo...

Santos ya es un hazmerreir en las oficinas públicas. A las fotos que colgó el columnista les dicen "la última cena". La puesta en escena es sin duda un “oso” de marca mayor.

los nuevos dijo...

"Al denunciar la corrupción, la publicidad de la prensa la propaga"
NGD

Buena la entrada. curioso ese juego de palabras con la famosisíma expresión de Turbay: "habrá que reducir la corrupción a sus justas dimensiones". Eso es.

Si la corrupción, es un problema inveterado, si sus causas son más bien harto díficiles o complejas, o sencilas: el aumento del tamañado del Estado, la modernización de la economía. Por qué lo único que se hace es caer en la propaganda. En el recurso fácil. Que estrategias anti-corrupción si han funcionado.

La corrupción ante todo parece que no se da por falta de espíritu cívico, ciudadano. Denuncia, vigilancia, indignación moral siempre están presentes en el debate político. Políticos empresarios, formadores de opinión tienen una agenda anti-corrupción, moralizante.

Por último no es un poquito pesimista, eso de la comedia política: a problemas insolubles recetas faciles, e histriónicas con protagonistas distintos. Buenas intenciones. Tal vez los funcionarios hagan su trabajo de manera honesta, sin veladas intenciones, amañados cálculos electorales. No todo es malo en el entorno de este gobierno.

Camilo

Anónimo dijo...

Hay algo extrano en todo esto. Por que tanto escandalo seguido y todos de corrupcion. Que se traen. Justificaciones para las reformas que se presentaran al congreso. Manejo politico anticipado a las proximas elecciones.Esto no es coincidencial algo huele mal, como la misma corrupcion encontrada. Solo falta que salgan, en rueda de prensa, a decir que Falcao boto el penalti porque Alan Garcia le dio un billon de pesos.

Andrés Barreneche dijo...

Considero esta columna como una de mis preferidas y creo que son contadas las veces que me he perdido una. No desestimo la crítica y el escepticismo duro como herramientas de reflexión. (Es más, creo que funcionan muy bien.) Tampoco menosprecio la presente iteración; todo lo contrario, me parece una discusión oportuna. Sin embargo (era obvio el 'pero'), será que algún domingo veremos un escrito positivo o alentador por parte del Profesor Gaviria? La verdad no recuerdo haber leído algo de ese tono por estos lados y eso me parece curioso. Contribuye más una crítica a un elogio? Los sucesos en este país no permiten el lujo que es el segundo? El costo de oportunidad es demasiado alto para dar lugar a cualquier tipo de apología?

Anónimo dijo...

Pensándolo bien, lo que pasa es que Santos está gobernando con el principal lema de Mockus en las pasadas elecciones presidenciales: la indignación frente a la corrupción.

Paradojicamente, los en ese entonces Mockusianos, son hoy, los más críticos de que Santos ande en esas.

Harold l.

Alejandro Gaviria dijo...

Andrés: tiene razón. El sesgo criticón no es del todo consciente. Tal vez viene de cierta convicción (no muy original) sobre la importancia de la crítica social y en particular de la crítica al poder. Sin embargo, la semana anterior intente una apología de la moto (y de las transformaciones sociales no mediados por el Estado en general). Y esta semana, la columna tiene también una especie de mensaje alentador: Colombia tampoco es el reino de la corrupción que quieren mostrar los medios por estos días.

Harold: no todos los entonces mockusianos son críticos. Algunos están felices. Sólo criticamos los mockusianos chiviados como quien escribe.

Jose David López dijo...

Considero que si hay una intención de generar confianza en los ciudadanos y en parte se debe a las criticas que recibe el gobierno en aspectos como la seguridad, tema en el cual tienen bastantes criticas permanentes. Lo de la corrupción es simplemente una forma de mostrar resultados, que aunque no esta mal detectarla y darle el protagonismo, no se muestran correctivos y al final no se soluciona.
Finalmente estos escandalos se convierten en la herramienta para que la gente cambie la "percepción" (palabra muy de moda por estos días) frente al gobierno actual.
Pensemos tambien en la otra corrupción y es la información, recientemente se esta haciendo señalamientos de personas que eran parte del gobierno anterior y ahora estan con multinacionales donde el acceso a la información es estratégico,¿será que no se hace uso de esta para obetener mayores beneficios por parte de estas y generar más costos sociales?

Alejandro Gaviria dijo...

"Santos, el Primer Periodista de la Nación". Buena entrada de Carlos Cortés Castillo:

Alejandro Gaviria dijo...

Hubo un tiempo cuando el guardian anticorrupción era Uribe y el supuesto corrupto o corruptor era Santos. Ver aquí.

Patricia dijo...

Todos los gobiernos destapan escándalos del gobierno anterior, el problema es que cada vez que hacen reformas para solucionar esos problemas en vez de mejorarlos parece que los empeoraran (Mucho cacique y poco indio).

Anónimo dijo...

Aunque los socios de las bandas terroristas (Narvaez, Jose Obdulio, Pilar Hurtado, Visbal) no se frotaran más las manos con el botín de la corruptela nauseabunda del gobierno anterior, la propaganda de Santista sirve para distraer el abroche tributario que sobreviene para los colombianos.

amanecerá y veremos.

Andrés Barreneche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andrés Barreneche dijo...

Experiencia de un profesor en su lucha contra el plagio.
En últimas no le fue muy bien pues su salario es afectado por las evaluaciones de sus estudiantes: El incentivo es contraproducente a su propósito.
Existe algo parecido en Los Andes? Hay alguna recompensa para las buenas evaluaciones?

Anónimo dijo...

Lo mán interesante del artículo es la salida que le da el profesor al problema, al ingeniarse la manera de poner tareas en las que los estudiantes simplemente no puedan plagiar.

Juan L. dijo...

Lo que dijo Uribe en Cordoba es otra propaganda..

"Córdoba no se puede quedar derramada en sangre y lo digo con autoridad moral porque a mi Gobierno siempre le reclamaron y procuré responder”.

Autoridad moral?, con lo que pasó en El Roble ?

Luis Ernesto Taborda dijo...

Esto tiene que ser el horror de los horrores: “No es que los más pobres no puedan tener hijos, pero sí deben ser concientes de que no pueden traer al mundo niños por los que no pueden responder; niños no deseados que podrían ser víctimas de violencia”, comenta Jiménez.

Gilmita, con esas ideas, bien podría habr sido una de las ideólogas del NSDAP. y lo mejor de todo es que aun hay quien cree que ese partido es el de la bondad!!!

Alberto dijo...

Alejandro;

¿Uno de los factores que constituye eso que llaman "el buen gobierno" no es la buena propaganda?

Y si descontamos ciertos espacios -críticos, académicos, etcétera- ¿no ha funcionado la propaganda?

(Quisiera saber si conoces algún texto sobre diseño de Políticas Públicas "sociales", todo lo que he encontrado adolece de un exceso de retórica y poco de diseño)

Anónimo dijo...

el problema de gilmita es asociar la violencia contra los niños con los estratos pobres; hay un montón de niños ricos a los que nadie les para ni media bola y son víctimas de violencia psicológica y de físico abandono, lo cual aumenta exponencialmente sus probabilidades de volverse violentos y un día agarrar a tiros a los chinos del colegio, ala. esos tampoco deberían venir al mundo.
¿a quien se le ocurre comprar un negocio para dejarlo tirado? el que tenga tienda que la atienda y si no que la venda, y esto aplica a todo el mundo, sin distingos de ingreso.

Anónimo dijo...

Alguien tiene cifras del ICBF sobre niños dejados en abandono en los últimos cinco años ?

le agradecería.

Luis Felipe Jaramillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Felipe Jaramillo dijo...

Escandaloso lo de Gilma Jiménez. Probablemente el siguiente paso sea el establecimiento de un Registro Único Nacional de Noviazgos...

Anónimo dijo...

Santos, el demagago, en acción: "El ahorro será administrado por el Banco de la República, pero es plata de ustedes, y la decisión de cuándo y cómo gastarlo será de las regiones, no del Gobierno Central”. Carreta.

charlie dijo...

El mundo se ha vuelto tan complejo que ya solo es posible resolver problemas relativamente simples con recursos inmensos. Desde la Segunda Guerra Mundial ningún Estado ha podido ganar ninguna guerra. Ni enfrentar ninguna gran catástrofe. Katrina es un ejemplo.
Imaginen lo que podrá hacer el estado colombiano para dar alguna solución que no sea ridícula a la catástrofe del invierno.
Para justificarse, entonces, ante los ciudadanos, los Estados tienen que presentarles fotografías trucadas de la realidad.

Alejandro Gaviria dijo...

Comentario de Rodrigo Pardo sobre el tema de la columna.

hermano sol dijo...

Personalmente creo que el Presidente Santos es realmente coherente con su política de Estado. Si fue la propaganda la que lo llevó dónde está, ¿por qué no seguirla aplicando?... De acuerdo con usted, pero Santos está en una especie de dilema del prisionero y sabemos que su estrategia dominante es la delación.

Seguimos con anécdotas: Ayer un taxista me comentaba, "están robando en todas partes, los funcionarios públicos no hacen sino robar" Guardé silencio.

Vd. tiene razón en que las cifras han sido infladas, pero que las cifras sean menores no significa que Colombia no sea un reino de la corrupción. No obstante, me desconcierta un poco cuando vd dice que el gobierno debe "reducir la corrupción a sus justas proporciones."

Si uno lee esto, y lo compara con su argumento de las cifras, podría pensarse que para vd hay un grado permitido de corrupción. Y no solo eso, sino que su crítica sería algo como, somo corruptos pero NO en las cifras que los medios dicen. Y, cual sería el punto de eso? Ciertamente hay más daño entre más dineros públicos se pierdan, lo que no significa que porque la cifra sea menor (así sea mucho menor a la que dicen) no se genere un perjuicio enorme al Estado y a los colombianos, y, ese, parece ser su argumento. p.ej. Trescientos mil millones son casi el presupuesto de una gobernación como la de Córdoba.

Saludos

Esplandián dijo...

Alejandro,

Dice Rodrigo Pardo en el vínculo que usted citó que le parece positivo que el presidente tome las banderas de la moralidad pública, y que así los funcionarios estarán más propensos a dudar sobre si cometer un acto de corrupción, o no. Ya muchos hablan de que el presidente está "asumiendo personalmente la cruzada anti-corrupción"....

Esto parece un chiste ¿Por qué a todos les parece meritorio que el presidente haga ese tipo de cosas cuando algo meritorio es precisamente algo por encima de lo normal? ¿No ha sido, pues, la lucha anti-corrupción la bandera de todos los presidentes, incluso de los más corruptos?

Pascual Gaviria dijo...

El editorial de El Pilón de Valledupar de hoy. Apoyan al gobierno contra la corrupción pero le piden más certeza en las denuncias y menos propaganda. Muy en el tono de la columna:

"Desde estas páginas hemos señalado la importancia trascendental que tiene el tema de la lucha contra la corrupción, en todos los sectores y a todos los niveles del Estado. Inclusive nos hemos atrevido a señalar que la misma es como un cáncer que está en todas partes y que ha hecho metástasis en gran parte de la administración pública colombiana.
Pero hay que llamar las cosas por su nombre. En este tipo de denuncias, también lo habíamos advertido, hay que tener una claridad meridiana sobre los casos, los métodos, los procesos y los responsables. Estos son temas que se deben manejar con toda la mesura del caso, con sobriedad y una gran certeza.
En este caso se debe revisar si son los mismos esquemas de administración de los recursos los que pueden tener estímulos perversos que lleven a la situación planteada.
El tema debe investigarse a fondo y debe llegar hasta sus últimas consecuencias De todas formas, se debe tener mayor precisión, rigurosidad y mesura a la hora de señalar a los presuntos responsables."

Anónimo dijo...

Cice El Pilón en la entrada anterior de PG: "En este caso se debe revisar si son los mismos esquemas de administración de los recursos los que pueden tener estímulos perversos que lleven a la situación planteada".

He ahí el problema.... y la solución. Hay que seguir el ejemplo del profesor bloggero que alguien colgó aquí ayer, quien decidió no seguir persiguiendo a los plagiadores por que era no solo ineficiente (por lo generalizado del fenómeno)sino además costosoo en lo personal (malas evaluaciones de los estudiantes perseguidos=rebaja de sueldo), y más bien se dedicó a diseñar y a poner solo aquellos trabajos en que fuera imposible plagiar. Los resultados, al parecer, fueron extraordinarios.

Anónimo dijo...

Cice=Dice

Alejandro Gaviria dijo...

Hermano sol: la mención a las “justas proporciones” de la corrupción es simplemente una especie de licencia poética, una forma de armar una frasesita sonora. Yo no estoy diciendo que algún grado de corrupción sea deseable (moralmente) sino esperable (desde un punto de vista realista). En todos los Estados, sin excepción, hay algo de corrupción. Reconocerlo ayuda a mantener cierto grado de escepticismo sobre las políticas estatales. En este país, sin embargo, a veces confundimos las explicaciones con las justificaciones. Es la típica falacia mockusiana.

Alejandro Gaviria dijo...

Esplandían: claramente el Presidente está sacando provecho del asunto. Hoy me dijo un taxista, de manera sentenciosa, concisa: “Uribe fue el Presidente de la seguridad, Santo es el de la anticorrupción”.

Para los interesados en los determinantes de las evaluaciones de los profesores, enlazo este artículo.

Anónimo dijo...

Bah !

y muchos imbeciles defendían a Arias.

Alejandro Gaviria dijo...

Buena reflexión de Javier Moreno sobre el tema de la columna.

Anónimo dijo...

Se contagian los funcionarios de anti-corrupcionitis. Opina algo Alejandro del caso de Andrés Felipe Arias?

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo: hace algún tiempo di mi opinión sobre el modelo AIS. Sigo pensado más o menos lo mismo.

Anónimo dijo...

Esa reforma constitucional para revisar condenas a militares y que propone el expresidente Uribe es muy peligrosapara el país.

Esa mano invisible y siniestra que mata con tiros de gracia a civiles e inocentes tiene que desenmascararse.

¿ tendrá amigos el exmandatario?

Anónimo dijo...

frente a este escenario electoral la condena de Arias puede ser ejemplo para aquellos corruptos no que quieran apropiarse de los recursos del estado,

Anónimo dijo...

"Asonada en Florencia, protagonizada por mototaxistas" Semana. Que viva la democratizacion el progreso.

Anónimo dijo...

En los comentarios de AIS, de Robledo: "Hace unos meses hizo en Hora 20 una defensa involuntaria (tristemente involuntaria) de la política económica de Uribe".

Alejandro, por curiosidad, cual fue esa defensa involuntaria?

Anónimo dijo...

En los comentarios de AIS, de Robledo: "Hace unos meses hizo en Hora 20 una defensa involuntaria (tristemente involuntaria) de la política económica de Uribe".

Alejandro, por curiosidad, cual fue esa defensa involuntaria?

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 16:35: la columna la escribí hace ya muchos meses. No recuerdo exactamente lo que dijo Robledo. Pero éste ha sido un defensor a ultranza de la protección, los subsidios y en últimas la creación de rentas para los productores nacionales, con la esperanza, tal vez, de que los sindicatos se queden con una tajada del ponque.

Aprovecho para hacer un comentario sobre el juicio a Arias. No se si será culpable o no. Algunos de los delitos que se le imputan (los que tienen que ver con la firma del convenio con el IICA, por ejemplo) no parecen claros. Aparentemente hubo desviación de recursos. Pero la Fiscalía no la ha probado todavía de manera clara.
Lo que sí me parece aberrante es la pretensión de meterlo a la cárcel de una vez. Los argumentos de la Fiscal son ridiculos. Si está obstruyendo la justicia, ese es un delito en sí mismo y debe probarse. La Fiscal sólo aportó chismes e insinuaciones. Y no puede seer que uno sea un peligro para la sociedad porque ha estudiado.

Yo siendo Arias invocaba el Hábeas Corpus o una vaina de esas.

Anónimo dijo...

Debería documentarse muy bien del proceso que se le imputa al señor Arias.

Es un horror y muy aberrante lo que hizo en su gestión.

Alejandro Gaviria dijo...

Yo no comparto para nada las políticas que puso en práctica el ex ministro Arias. Pero sigo creyendo que, a la hora de meter a alguien a la cárcel, la carga de la prueba está en los acusadores. Los argumentos de la Fiscal Morales han sido mediocres en el mejor de los casos.

MonoPuyana dijo...

No solo mediocres. Se notan parcializados. Como es posible que de las más de 300mil familias que accedieron al subsidio, las 20 que hicieron trampa estén hoy libres por la calle. Mientras que los funcionarios que aún no sabemos con certeza si incurrieron en faltas, están privados de la libertad.

Anónimo dijo...

Una persona cuando se encuentra inmerso en una masa, es decir, en un grupo grande de personas, pierde su individualidad y se deja llevar por la corriente, ésto lo lleva al consumismo y a la manipulacion por parte de los medios masivos de comunicacion. Cuando el sujeto es parte de la masa es mas facil controlarlo.

Para todos aquellos que quieren mantener su individualidad y búsqueda de verdad sobre las estrategias anticorrupción del actual gobierno, este es un buen artículo que deja entrever la realidad del tan sonado "carrusel de la salud" que tiene cinco personas privadas de la libertad.

Ángel dijo...

El antiguo aforismo latino "Quod licet Iovi, non licet bovi" ('Lo que es lícito para Júpiter, no es lícito para todos') Por qué existe doble moral en el tema de los recobros?, si existe una certeza absoluta del gobierno sobre el fraude que cometen las EPS en la realización de los recobros, por qué ese mismo gobierno hace anticipos de recobros con el solo hecho de radicarlos?

Mrs Bertha dijo...

Hola, este es Patricia BERTHA Loan Company. En este Company Damos préstamos oportunidad de tiempo de vida.
¿Necesita un préstamo urgente para borrar sus deudas o necesita un préstamo de capital.
para mejorar su negocio?
¿Ha sido rechazado por los bancos y otras instituciones financieras?
¿Necesita un préstamo de consolidación o una hipoteca?
Hoy en día, estamos diciendo alto y registrar no más ya que estamos aquí para hacer todos sus problemas financieros en una cosa del pasado. Prestamos los fondos a los individuos
en necesidad de asistencia financiera, que tienen un mal crédito o en necesidad de dinero
para pagar las facturas, para invertir en el negocio a una tasa del 2% .We desea utilizar este
medio para informar a todos ustedes que prestamos asistencia fiable y beneficiario y
estarán dispuestos a ofrecerle un préstamo. Somos la fidelidad, mantenemos nuestra palabra y promesas. Así que en contacto con nosotros hoy a través de mensajes de correo electrónico:
Patriciaberthaloancompany@gmail.com

DATOS DEL DEUDOR

 1) Nombre completo: ......................................................
 2) País: .........................................................
 3) Dirección: .........................................................
 4) Estado: ............................................................
 5) Sexo: ...............................................................
 6) Estado Civil: .............................................
 7) Ocupación: ...................................................
 8) Número de teléfono: ................................................
 9) Posición Actualmente en el lugar de trabajo: ........................................
 10) Ingreso mensual: .............................................
 11) Monto del préstamo necesario: .................................
 12) Duración del préstamo: ................................................
 13) Propósito del préstamo: ..........................................
 14) Religión: ......................................................
 15) ¿Ha solicitado antes: ...................................................
 16) Moneda preferida: ...................................................

 Gracias,
 
La señora Bertha