sábado, julio 30, 2011

Corrupción y presupuesto

Este es un país extraño. La gente está obsesionada con el espectáculo de la corrupción. Las noticias judiciales abren y cierran los noticieros. Los titulares de los periódicos dan cuenta diariamente de los fallos (y fallas) de los jueces. Los analistas no hablan de otra cosa. Todos estamos obnubilados. Y mientras tanto, mientras las audiencias judiciales concitan toda nuestra atención, el gobierno ha venido decidiendo, apresuradamente, de qué manera van a distribuirse y ejecutarse los recursos públicos en los años por venir. Más vale que prestemos atención. Veamos por qué.

El gobierno ha decidido crear tres presupuestos de inversión, tres instancias distintas de asignación de recursos. El primer presupuesto, el de siempre, el presupuesto tradicional de inversión, ha sido históricamente coordinado por Planeación Nacional y es anualmente aprobado por el Congreso de la República. El segundo presupuesto, el de regalías, creado recientemente, será asignado con base en las decisiones colegiadas de gobernadores, alcaldes y funcionarios, sin pasar por el Congreso. Y el tercero, el de Colombia Humanitaria, que agrupa los recursos para la reconstrucción y la reparación de las víctimas del invierno, es ahora responsabilidad de una junta directiva conformada por cuatro representantes del sector privado y varios ministros. Tendremos, entonces, tres presupuestos distintos: una centralizado, otro descentralizado y otro más semiprivatizado. Habrá planes de desarrollo, fondos de desarrollo regional y fondos de reconstrucción que harán la misma cosa de manera distinta.

Es como si una empresa decidiera sus inversiones anuales con base en tres consultas independientes y vinculantes, una con la junta, otra con el sindicato y otro más con un comité externo. En principio, no es claro quién coordinará los distintos presupuestos, esta especie de santísima trinidad en que se convirtió el plan de gastos del gobierno nacional. Seguramente habrá redundancias: una carretera que se financia tres veces. O desavenencias: tres carreteras que se financian por pedacitos. Planeación Nacional priorizará unas cosas. Los alcaldes y gobernadores otras diferentes. Y Colombia Humanitaria otras más. Tendremos tres presupuestos distintos y ninguno verdadero.

Pero los problemas no son sólo de coordinación. Esta semana un experto internacional en asuntos fiscales decía que el mecanismo de asignación contemplado para el presupuesto de regalías, una mesa con gobernadores en un costado, alcaldes en otro, funcionarios en el opuesto y un montón de plata en la mitad, deja mucho que desear. En el nuevo esquema, los recursos estarán mejor distribuidos geográficamente. Pero nada más. Podríamos simplemente estar distribuyendo más equitativamente la corrupción. De otro lado, Colombia Humanitaria no cuenta con la experiencia necesaria para programar un conjunto de inversiones que, según se ha dicho, pretende modificar la distribución territorial de la población y la producción. ¿Cuál es entonces el papel de Planeación Nacional? ¿Qué sentido tiene crear una agencia estatal idéntica a otra que ya existe?

El debate sobre la corrupción pasada es importante. Pero la discusión sobre la asignación de los recursos futuros es también fundamental. Durante el primer año del gobierno actual, la opinión ilustrada ha priorizado lo primero y olvidado lo segundo. En pocos años veremos las consecuencias.

41 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

El gráfico, tomado de un documento del ministerio de hacienda, resume el mecanismo de reparto (o decisión) de los proyectos del fondo de desarrollo regional (que serán financiados con la plata de regalías). Un mecanismo similar se usó en el Fondo Nacional de Regalías con resultados desastrosos, casi tan malos como los correspondientes a las regalías directas.

La reforma puede juzgarse con realismo. Alguien dirá que fue lo que pudo lograrse dado el equilibrio político imperante en este país. Hasta razón tendrá. Pero el equilibrio político imperante fue también el causante de los problemas de corrupción e ineficiencia que se querían resolver. Si la reforma simplemente refleja este equilibro es difícil pensar que será la solución.

Alejandro Gaviria dijo...

Regalimatías por Alberto Carrasquilla.

Impacto regional de las regalías. Presidente del presidente Santos. Cabe aclarar que una cosa es la distribución y otra el impacto. La primera ya se decidió, el segundo está por verse.

jaime ruiz dijo...

Por cierto, ¿Alberto Carrasquilla está muy bien relacionado o ya tiene un pie en la cárcel? Porque el motivo para ir a la cárcel es haber tenido algún cargo en el gobierno anterior, el pretexto siempre se encuentra. Casi que dicen "Bueno, tenemos este pretexto", aunque sin prevaricar, ojo. ¿Qué diablos va a ser "prevaricar"?

Esta columna, sobre todo sus últimas líneas, es un perfecto retrato moral del autor. Ahora resulta que la orgía de calumnias y agresiones, el espeluznante sicariato moral que acompaña una persecución judicial que avergonzaría a Yézhov, con el ruido de fondo (apagado por las urgencias de la reflexión moral) de las personas bomba y los shows de las liberaciones, es una curiosa distracción de los filántropos descritos como ¡opinión ilustrada! (Casi todos paniaguados de Ernesto Samper y firmantes de las cartas de Piedad Córdoba.)

Para no justificar que me borren el comentario me abstendré de decir qué clase de ser humano es capaz de algo así. La putrefacción del fascismo siempre lleva a que ese acompañamiento asordinado de las peores infamias sea la forma correcta de hacer carrera.

Anónimo dijo...

Totalmente medíatico cuando no es un engaño el tratar de afirmar que existe una vehemente silencio cuando si hay una vehemente crítica de parte del Polo Democrático a la neoliberal medida gubermental de concentrar el poder económico con la ley de regalías, lo que nos regresa a la era de la barbarie feudal donde el rey o monarca imponía sus tributos y los gastaba como pluguiere entre sus nobles y príncipes.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: le faltó mencionar, por ejemplo, a los blogueros y comentaristas de La Silla Vacía. Muchos de ellos también están obsesionados con la corrupción. Y todos hacen parte, por supuesto, de la opinión ilustrada. La mayoría son muy jóvenes para haber pertenecido al kínder de Gaviria o al círculo de Samper.

Pero en su opinión delirante, en su teoría de conspiración donde cada quien juega un papel, estridente o silencioso, pero claramente definido, yo por ejemplo soy un adorno tecnocrático de la organización; en su teoría delirante decía, los blogueros de LSV deben ser algo así como los aprendices de una de las tantas escuelas del mal, los baby sicarios del muladar.

Alejandro Gaviria dijo...

Crónica de una tragedia anunciada: los tinterillos ya comenzaros a hacer de las suyas con la Ley de víctimas.

Alejandro Gaviria dijo...

Para los interesados, el economista experto en temas fiscales citado en la columna es Richard Bird, quien vino a Colombia por primera vez en los años sesenta como parte de la llamada misión Musgrave y participó después en la Misión de Finanzas Intergubernamentales. Es un colombianista de verdad, por vocación. Conoce a este país como pocos. Escribió, en los años setenta, un artículo con Albert Hirschman sobre ayuda externa que sigue siendo relevante: el artículo critica de manera minuciosa las condicionalidades. A diferencia de otros asesores extranjeros, que a veces exageran en su cortesía, Bird tiene una impertinencia, una sinceridad sin tapujos que es sin duda provechosa.

Esta semana, el Banco de la República y la Universidad de los Andes le rindieron un homenaje.

Bird cree que el fondo de desarrollo regional podría ser un fracaso estruendoso. Ojalá le pararan bolas.

jaime ruiz dijo...

Conforme, ¿cuál persecución judicial? ¿Cuál sicariato moral? Guillén, Zuleta, Bejarano, Cardona, Gustavo Gómez, Vicky Dávila, y un inagotable etcétera viven exigiendo que se encarcele a Uribe y a sus ministros por puro fervor patriótico. Suponer que puede estar pasando lo que dice Moisés Naím en este párrafo es vivir un delirio absurdo.

Lo que hay que monitorear de cerca son dos cosas: la compra de voluntades en el Congreso, en el sistema judicial y las Fuerzas Armadas. Quién va a llegar con cheques para hacer que diputados, jueces y generales empiecen a aliarse de manera muy cercana con Humala, aunque en estos momentos no estén con él. Eso es una variable a la que hay que prestarle muchísima atención.

Más o menos como suponer que La Silla Vacía es un órgano de propiedad de Semana que no seleccionará sus blogueros precisamente por su rechazo a la ideología de los columnistas. ¿Qué droga lo llevará a uno a suponer otra cosa?

Claro, quedan los comentaristas, que son la misma chusma de tirapiedras virtuales que en Twitter festejan cada atropello judicial de los que yo me imagino en mi delirio. Los estudiantes aprenden a no caer en delirios, por eso sus opiniones en La Silla Vacía corresponden a las de León Valencia y los Samper.

Anónimo dijo...

El caso colombiano de la reelección de Uribe es paradigmático de muchas cosas, pero sobre todo de cómo la ambición de poder termina siendo completamentemente autodestructiva. Para la muestra basta comparar el transcurrir y los resultados de la primera administración Uribe con los de la segunda. El problema de repartir trago ventiado para mantener a todo el mundo contento es que al final hay que pagar la cuenta.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: sinceramente usted cree que Vicky Dávila pasó de la obsecuencia a la oposición por razones pecuniarias. Porque los jefes de la gran conspiración (Los Santodmingo, los López y ahora probablemente los Ardila) le duplicaron el sueldo o le ofrecieron el famoso bono difamatorio. No es demasiado obvio que la señora de La Cosa Política simplemente decidió, por comodidad, sumarse al coro antiuribista. No todo es plata en esta vida. Y recuerde que quien escribe es economista.

Anónimo dijo...

Semana sobre la detención de Uribito: "Que los técnicos de Agro Ingreso Seguro estén en la cárcel antes del juicio por ser considerados un peligro para la sociedad es, sin duda, un despropósito. También parece exagerada la medida contra Andrés Felipe Arias. Independientemente de que después de un juicio sea condenado, detenerlo por razones preventivas va en contra de la presunción de inocencia."

Apelaez dijo...

Pensé que Jaime había prometido jamás volver a comentar en este blog. Veo ahora que no es capaz de cumplir lo que dice.

Anónimo dijo...

Estamos viendo el panorama de la corrupción futura... en cinco años tendremos a todo el mundo en el banquillo. Y lo más triste es que muy poca gente honesta y capaz quiere meterse a la política o las dependencias públicas. Lo que haga, si cae en desgracia con la prensa o la justicia o un político de mala leche, lo llevará a la cárcel y será condenado sin que pueda decir ni mu y sin que pueda ejercer el derecho a la defensa, la presunción de buena fe y, mucho más importante aun, la de inocencia.

Anónimo dijo...

A mi me da miedo refutar las opiniones absurdas de la Organización Jaime Ruiz.

Quien sabe si uno de ellos sea un "Anders Behring Breivik" y resulte imponiendo sus conductas esquizofrenias en cualquier foro.

Carlos Méndez dijo...

Jaime dice que los ricos financian a la izquierda colombiana. Según estos datos no estaría del equivocado en lo que a Petro se refiere:

"El empresario (Julio Mario Santodomingo" fue el gran aportante de la campaña de Petro, con 100 millones de pesos que corresponden a más del 99 por ciento de lo donado. En total, la campaña recibió 101 millones de pesos en donaciones."

A Mockus también le dio plata. Y seguramente le da plata (o intenta darle) a todos los candidatos. Invertir en la democracia o diversificar sus apuestas de compra de políticos.

Pero el problema es que Mockus no se proclama izquierdista ni explota la idea de la lucha de clases como lo hace Petro.

Anónimo dijo...

La ventaja de Colombia Humanitaria (sobre el DNP) es que pagan 20 y 30 millones de sueldo y no hay responsabilidad ninguna. Los funcionarios son contratados por prestación de servicios y los contratos se rigen por el derecho privado.

Alejandro Gaviria dijo...

Son llamativos los ciclos de entusiasmo y decepción de la prensa y de la opinión pública colombiana en general. Hace un tiempo fue el ensimismamiento con Uribe. Ahora está ocurriendo lo mismo con Santos. El comportamiento de manada parece característico.

Ahora entiendo la frase de un activista israelí. “There are encouraging signs of polarization”, decía sobre el clima intelectual de su país.

Maldoror dijo...

Alejandro:

¿Es mi impresión a ud lo dejó algo...traumatizado el comentario de Jaime Ruiz sobre los adornos tecnocráticos?

jaime ruiz dijo...

Alejandro, lo que usted dice de Vicky Dávila es perfectamente plausible, pero no autoriza a concluir que no hay incentivos bolivarianos alegrando la administración de justicia y el periodismo en Colombia. Ciertos excesos de la imaginación requieren un poquito de mala fe, por mucho que los demás deliren en su paranoia.

No sé de dónde saca el "ensimismamiento" con Uribe. Yo no recuerdo un solo día en que no haya sido presa de calumnias y hostigamientos, desde los rumores de que era el candidato de los "paramilitares" hasta las proezas judiciales de ahora, pasando por el "embrujo autoritario", el Informe de PNUD de 2003 (con un plan detallado de negociación con las FARC), la unánime campaña de la prensa contra el "unanimismo", el libro de Joseph Contreras. Creo que usted también quiere integrarse en la magna tarea de la prensa colombiana de crear la realidad.

Apeláez: Claro que cuando no había dicho que me iba era el anonimato o la extensión de los textos, siempre hay un pretexto para la intimidación (no anda uno declarándole su hostilidad a todo el que no le gusta). El que nunca responda a los temas de discusión sería un reproche excesivo, pues el autorrespeto es algo que las madres honestas transmiten de forma tácita a sus crías, con su ejemplo y disposición cotidianos.

Carlos: claro, siempre podría haber una inversión de grandes magnates en campañas políticas convenientes, que podrían ser también representación de intereses de gente humilde. De lo que yo hablo es de la clase de personas que votan por la llamada izquierda sin incentivos directos, que son en su inmensa mayoría gente con ventajas laborales e ingresos de cuatro o más veces el promedio (que seguramente será cercano al mínimo). Viene a ser algo más amplio que una casta, el varna funcionarial. Ésa es la clientela del mamertismo, los beneficiarios directos de la exacción, grandes y pequeños.

Alberto dijo...

Alejandro;

¿Hay un dejo de esperanza truncada en ese último comentario?

Hay demasiadas evidencias históricas (aunque las evidencias históricas en estricto rigor no existen) que argumentan a favor de una "opinión pública" que elige sus querencias por cualquier motivo, todos diferentes a la argumentación, o la crítica, o "las realidades".

Por simple curiosidad quisiera saber si conoces ejemplos de Estados en donde el presupuesto y el gasto sea determinado por los ciudadanos de una manera más o menos directa.

Buena tarde.

Anónimo dijo...

Garnupia cada vez estas más loquito. espero que este anónimo no te resulte muy intimidante, aunque tu sabes bien que lo que no te gusta de los anónimos es que no puedes lanzar tus habituales argumentos ad hominem con facilidad... sin embargo siempre esta el recurso de ADIVINAR quien soy yo ¿no? un universitario que lee muy mal, arribista, socio de Alejandro en la kidnapping corporation, jesuita... ¿por que no coges un fusil y le das una lección a todos, profeta en perpetuo éxtasis moral? yo se que lo terminaras haciendo loquito, pero espero que lo hagas en España donde, según has dicho (aunque ustedes los jaime ruices dicen tantas mentiras...) vives...

Anónimo dijo...

Vicky Dávila se cambio por comodidad, quizá porque les iban a abrir un tercer canal y RCN no quería que eso pasara? quizá por otras razones similares? Simplemente se puso de moda y ya está. Pretender que todos los funcionarios de Uribe eran corruptos es igual de desproporcionado a pensar que Samper no tuvo en su gabinete una sola persona ajena al narcotráfico. Igual que en esa época la justicia fue pusilánime por inactiva hoy va a ser pusilánime por no cumplirle al país. OK ya esto se desvió de la columna original... Solo agrego, Alejandro, con frecuencia no comparto su opinión pero me alegra mucho ver a una persona con alguna influencia que no traga entero y no se come todos los cuentos de las locomotoras (varadas).

Anónimo dijo...

Jaime Ruiz: Uribe FUE el candidato de los paramilitares. Que él no se presentara como tal ni se propusiera serlo no quiere decir que no fuera el candidato de esos grupos. Todos mandaron votar por él, así que fue su candidato en la mayoría de sus zonas de influencia.

Anónimo dijo...

Uribe no fue candidato de los paramilitares por decison propia, lo fue, por la decison de los paramilitares de invitar a votar por el. Al final, en el resultado de su gestion, da igual si el lo decidio o si otros decidieron por el.

Alejandro Gaviria dijo...

Maldoror: no para nada. Simplemente me pareció simpático. Y parcialmente acertado.

Alejandro Gaviria dijo...

Alberto: el caso de Porto Alegre me parece interesante. Hace unos meses hablé con el exalcalde que puso la cosa en práctica. Un tipo interesante sin duda.

Anónimo dijo...

Pues a mí me alegra mucho que JAIME RUIZ aparezca en este blog; independientemente de lo que consideremos sobre sus opiniones nadie podrá negar que sus peroratas suscitan discusiones tan divertidas como interesantes. Su opinión refleja las ideas de un sector del país, con el cual siempre es necesario e incluso pertinente, sostener una discusión.

Juan Alberto Gómez

Nelson dijo...

El caso de Porto Alegre localmente tiene el caso del presupuesto participativo de Medellin. Creo que nadie ha investigado con seriedad lo que allí se ha logrado o dejado de lograr. Las comunidades han invertido en educación, han invertido en infraestructura y en otras cosas. Las JAL han sin embargo sufrido de politización, incluso violencia se ha visto y por supuesto no falta la corrupción. Sin embargo este programa merecería una de esas sesudas investigaciones económicas de Uniandes...

Alejandro Gaviria dijo...

Nelson: gracias por la sugerencia. Yo sólo he oido ecos de los que se ha hecho en Medellín. Nada más. Sin duda este caso requiere mayor atención por parte de todos.

Alejandro Gaviria dijo...

Andrés Mejia V. sobre Arias:

LA PRISIÓN DE ANDRÉS FELIPE ARIAS: Manifesté hace una semana mi preocupación por la posible medida de encarcelamiento preventivo contra Andrés Felipe Arias, ex ministro de agricultura. Hoy manifiesto mi fuerte desacuerdo con esa medida, ya tomada, y que a mi modo de ver obedece sobre todo a las presiones de la opinión pública, a ese grito que desde las barras y las tribunas ha corrompido la sana administración de justicia. Aclaremos algo: si Arias es culpable de un delito, tal cosa deberá ser establecida y probada en la etapa del juicio. Pero por lo pronto, constituye un exceso enviarlo a prisión. Las medidas preventivas de encarcelamiento deberían ser excepcionales, y al decretarlas el juez ha de atenerse a la más rigurosa interpretación de la ley. Ésta contiene requisitos muy estrictos para que se pueda privar de la libertad a una persona antes de que se le lleve a juicio. De por medio está la libertad de un ser humano, por lo cual, en la interpretación de estos requisitos, debe el juez ceñirse a los hechos, y no a las sospechas o a las corazonadas. Reclamo, como todos debemos reclamar, apego a la ley, por encima de pasiones políticas o personales.

El maestro Osuna sobre el mismo tema: columna en El Espectador.

Yo sigo extrañando una declaración de Dejusticia (y en general de los abogados que se dicen liberales) sobre el abuso de la detención preventiva. Aparentemente la defensa de las libertades individuales sólo aparece cuando los implicados comparten cierta ideología o forma de pensar.

Anónimo dijo...

Eh ave maría; el presupuesto de defensa deberían analizarlo estrictamente.

De manera general pareciera que está financiando las diversiones alocadas de militares.

Con esas ya van como siete casos en menos de dos meses.

Pero como no hubo muertito, entonces para muchos, son casos aislados

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo: tiene razón. Ese presupuesto deberia mirarse con cuidado. Por la razones que usted cita. Y otras muchas más.

JFK dijo...

Lo de Arias es lo mismo que lo de Samper; todo fue a sus espaldas

Sólo que por esta vez, la justicia no está al servicio de las mafias oscuras de cuello blanco.

Ya nadie es intocable.

La mayoría de los defensores son fieles a sus paralogismos.

Anónimo dijo...

La justica no está al servicio de la mafia. la justicia es la mafia.

Anónimo dijo...

ANONIMO:9:09

Esos son los que nos defienden de ellos mismos.

Vivan los borrachos del ejercito Nacional !!!!!!

Anónimo dijo...

Es que el delirante del Jaime nadie lo lee por allá, entonces se asoma por aqui para recibir un poco de atención.

Alejandro Gaviria dijo...

Información sobre proyectos aprobados. Colombia Humanitaria.

Anónimo dijo...

Uprimy sobre detención preventiva.
http://tinyurl.com/3vk475v

Alejandro Gaviria dijo...

Los excesos en la detención preventiva. Buena columna de Rodrigo Uprimny.

LHJ dijo...

Volviendo a un tema viejo: Sobre la penalizacion del racismo . Muy de acuerdo con el articulo.

Anónimo dijo...

Profesor Gaviria:

DeJuSticia también denunció el abuso de la detención preventiva en el caso de los funcionarios de AIS:

http://www.lasillavacia.com/elblogueo/dejusticia/23309/el-carcelazo-los-funcionarios-de-ais