sábado, mayo 21, 2011

Remedios improvisados

El Estado colombiano no sabe contar. No ha sido capaz de seguirle el paso a la cambiante demografía de este país. El censo de población de 2005 dejó a millones de ciudadanos por fuera de las cifras oficiales. El censo electoral está lleno de muertos (que votan por supuesto). El Sisben está lleno de colados (que cobran por supuesto). Según las cifras de Planeación Nacional, en varios municipios de Colombia, hay más sisbenizados que habitantes, más subsidios que personas.


En el sistema de la salud, las cuentas son aún más problemáticas. El Estado no ha sido capaz de actualizar las bases de datos. Hay duplicaciones, omisiones y (como siempre) muertos en vida, ya no votando sino recobrando. Esta semana el gobierno reportó, alarmado, como si el problema no fuera suyo, que los recobros al sistema de salud incluían más de diez mil muertos. Las cuentas del sector educativo tampoco cuadran. Las de los desplazados, menos. En el sector justicia, la contabilidad no existe. Hace un tiempo, la Corte Constitucional reconoció, cándidamente, que no sabe cuántas tutelas se presentan cada año en Colombia.


Pero estos problemas no han disuadido a los burócratas. Esta semana, el gobierno propuso una proeza burocrática imposible, casi ridícula. Con el fin de disminuir el robo de teléfonos celulares, expidió un decreto que ordena a las compañías operadoras a crear (primero) y a actualizar (después) dos bases de datos: la primera, la base negativa, debe contener los identificadores internacionales (IMEI) de los teléfonos robados o perdidos; la segunda, la base positiva, los identificadores de los teléfonos habilitados legalmente y los número de identidad de sus respectivos usuarios. Si un aparato es robado, su registro pasaría de la base positiva a la negativa y sería consecuentemente desactivado. Sencillo en teoría, muy difícil en la práctica. Ya lo veremos.


La actualización de las bases de datos va a requerir una burocracia kafkiana. Todos los vendedores de celulares necesitarán ahora un permiso especial de funcionamiento. Si un usuario trae un teléfono del exterior, tendrá que mostrar, para activarlo, una factura de compra o una carta firmada por el antiguo propietario. El cambio de usuario necesitará también autorización escrita. Comprar un celular será casi tan engorroso como comprar un carro. Pero los nuevos trámites poco afectarán, en mi opinión, el comercio ilegal. Muchos teléfonos robados serán sacados del país. Otros venidos por partes. Otros más comercializados internamente después de cambiarles fraudulentamente el IMEI por el de aparatos viejos, ya sin valor comercial pero incluidos en la base positiva. Habrá celulares colados, como en el Sisben. O no contabilizados, como en Censo. Además el decreto en cuestión aumentará el poder de mercado de los operadores y podría por lo tanto incrementar los precios de los aparatos nuevos, incentivando así el comercio ilegal. Las consecuencias inesperadas de la tramitomanía no lo son tanto.


Tristemente muchos gobiernos parecen más interesaros en aparentar que están resolviendo los problemas que en resolverlos. Ojalá alguien se diera a la tarea de contar los decretos inútiles. Probablemente nos daríamos cuenta de que muchos actos administrativos son simples placebos. O peor, remedios improvisados.

63 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

El Plan B de la ilegalidad. Noticia publicada hoy en El Espectador. Aparentemente don muchas las formas, muchas más de las mencionadas en la columna, algunas bastante sofisticadas, de evadir el decretico.

Alejandro Gaviria dijo...

Aclaración: el gremio de sanandresitos nada tiene que ver con lo dicho en la columna.

Ya hablando serio, el robo de celulares es un problema grave (tal vez la principal causa del aumento de la delincuencia común) que no lo van a resolver con bases de datos o cosas por estilo. La política al respecto debe estar coordinada por la Policía, no por el Ministerio de Comunicaciones o como se llame ahora.

Patricia dijo...

La verdad por encima la medida del gobierno parece muy útil, pero si como se plantea en el articulo en realidad no tendrá mucha utilidad ¿Cual piensa es la solución?.

Patricia dijo...

La verdad por encima la medida del gobierno parece muy útil, pero si como se plantea en el articulo en realidad no tendrá mucha utilidad ¿Cual piensa es la solución?.

Anónimo dijo...

Deberían ustedes enseñarnos a contar entonces...

RA

Oscar Andrés Jaramillo López dijo...

lastimosamente Don Alejandro en Colombia 1. no les gusta hacer estadísticas y 2. Crean normas sin ningún estudio, típico de un país sin planes ni planeadores, sin estadísticas no podemos saber que se tiene ni que nos falta y sin ellas hacer un plan es ridículo, eso sin tener en cuenta que no hay una filosofía para llevar a nuestra nación a un mejor porvenir, me parece que seguiremos igual a como venimos, o peor

Edwin José dijo...

Y si a los "remedios improvisados" añadimos el tema ético el problema se hace mayor. El Estado tampoco ha contado a los colombianos que hoy tienen un teléfono robado. ¿Y los policías que los tienen?... La salida es cuidarse.

Edwin José dijo...

Y ahora han prometido una ley contra la discriminación. Lo primero que deberían hacer es dejar de celebrar el día de los "negros", ¡Perdón! de la afrocolombianidad

Agente P dijo...

Para mí no se ha atacado nunca (ni se hará) la raíz del problema: el sistema oligopólico en el que Comcel es el que lleva las de ganar y dicta condiciones ruinosas para los clientes, que hasta los competidores tienen que usar. Por una vez estoy de acuerdo con Rudolf Hommes en este sentido. No hay una real competencia en el mercado de celulares, y el que paga los platos rotos es el consumidor con contratos mañosos, tarifas altísimas y un servicio al cliente miserable.

Es risible que el gobierno pretenda regular la calidad del servicio al cliente de los operadores celulares a punta de decretos, o que se restrinja la apertura de bandas. Si de verdad quisiera regular, debería obligar a Comcel a partirse en 3 o 4, como en los casos de Bell y AT & T. Pero los cerdos volarán el día en que algo como eso suceda aquí.

Por lo demás, una cordial invitación: http://bit.ly/j5Xfg5

Jacol dijo...

De acuerdo con su crítica profesor Gaviria y la verdad hay bastante preocupación por índices de delincuencia a causa del robo del celulares, creo que el sistema burocrático que pretende racionalizar todo el sistema mediante procesos ha hecho mas engorroso los trámites y generado un aumento de precios en el mercado. Al final el resultado es simple Falta de competencia, aumento de precios y el problema de fondo para nada resuelto. La respuesta al problema claro está es demasiado complicada ya que el problema social nos ha convertido en una sociedad falta de moral y ética donde la vida vale muy poco.

Alejandro Gaviria dijo...

Copio el enlace de Agentep. Muy bueno.

Alejandro Gaviria dijo...

RA: mantener las cuentas en orden es muy difícil. Los sistemas de información en línea que se actualizan casi mágicamente son una utopía. Pero siguen siendo presentados como la solución a todos los problemas. Cuando estuve en Planeación me tocó lidiar con el SUIFP (un gran sistema integrado) que iba, en teoría, a contar todos los proyectos y mostrar su estado de avance y señalar todos los problemas. Nunca hizo nada. El sistema de información de la Salud sido un problema eterno. O una promesa eterna. La Urna de Cristal supuestamente va a acabar con la corrupción. Usted conoce bien, mejor que nadie en este país, los problemas de mantener actualizado el Sisben.

Saludos.

Alejandro Gaviria dijo...

Patricia: Este es un problema de policía y justicia. Un ejemplo: los Bancos le entregan sistemáticamente a la Policía la identificación de los jefes de las bandas de fleteros, con pruebas y demás, pero casi nunca los capturan y cuando lo hacen los sueltan en pocos días. El robo de celulares está controlado por bandas de crimen organizado: sus jefes deben estar muertos de la risa con el decretico.

En todo caso la columna simplemente pretendía hacer crítica destructiva.

angelicaareiza dijo...

Frente a los "Remedios improvisados y los decretos inutiles", muchos dirigentes y administradores de lo público deberian leer a Michel Crozier que sabiamente dijo: "La sociedad no se cambia por Decreto"

http://books.google.com/books?id=0_yXxsRAjH8C&printsec=frontcover&dq=la+sociedad+no+se+cambia+por+decreto&hl=es&ei=WS3ZTd6-DJSjtgfY1s3oDg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCkQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false

Miguel dijo...

Muy acertado los puntos que plantea el profesor Gaviria.

Los que conocemos los detalles técnicos sabemos lo complicado que es llevar a cabo el proceso que pretende el gobierno. Por muy buenas que sean la intenciones del ministerio de las Tics tienen que ir de la mano con una disposición real de las empresas de telecomunicaciones que para este caso solo la apoyan porque sus ganancias se van a aumentar considerablemente.

Alejandro Gaviria dijo...

Copio el enlace al libro recomendado por angelicareiza.

Anónimo dijo...

Nada ha sido mejor para acabar con las bandas de jaladores que la caída en el precio de los carros. Competencia por favor.

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo con algunas cosas de la columna...tal vez me indispone un poco la suficiencia con que está escrito el primer párrafo, esa suficiencia se entendible en alguien que no ha sido burócrata. En cuanto a los argumentos, la posibilidad de una base de datos actualizada y la calidad intrínseca del índice (que permite colar personas así no haya manipulación)...son dos atributos diferentes...el primero requiere de tecnología, y estoy convencido que se puede...el segundo requiere de un buen índice, creo que lo hemos mejorado con la última versión...ahora bien, no olvide que los colados del SISBEN II, que aun sigue vigente y que son varios millones, fue porque en cierta forma ustedes dejaron pasar el error de diseño de Castaño de meterle el estrato al índice...desde ahí se colaba el 25%, desde el primer día de operación y sin contar el efecto manipulación...la correlación del SISBEN II con el estrato es de casi 1. Todavía no me explico como pasó eso...

En fin. No quiero salir a defender rabiosamente un instrumento que a pesar de que es bueno comparativamente a nivel internacional, sus limitaciones saltan a la vista...esperaba, sobre estos temas...un poco más de autocrítica.

Y eso que no he citado el capítulo amargo del DANE y el CENSO 2005...en donde el DNP del 2002 también tuvo mucho que ver porque finalmente no le hizo supervisión al proyecto de inversión del CENSO...

en fin...un abrazo de burócrata a exburócrata...

Anónimo dijo...

No firmé el comentario anterior por olvido...

Saludos, un abrazo de burócrata a exburócrata convertido

Roberto Angulo

Anónimo dijo...

De acuerdo, ninguna de las cuentas cuadran. Las de educacion son un ejemplo, hoy suman en cobertura de educacion superior al Sena, a los Institutos Tecnologicos, a los que estudian en los Ceres universitarios. Que masacote. Y al final algunas instituciones muestran incrementos en coberturas con otros fines. En desercion ni hablar, se equivocan hasta los "pares externos" del CNA.

Anónimo dijo...

P.d. Lo que dice la columna es cierto...

RA

Alejandro Gaviria dijo...

Roberto: mea culpa por el tonito del primer párrafo. La columnística requiere un cierto de grado de histrionismo. Pero a veces quedan sobreactuadas. Gajes de este oficio de exburócratas. Saludos.

Anónimo dijo...

Caso tìpico de grupos de presiòn y captura regulatoria: al gremio de operadores de cel. le conviene la regulaciòn, y por eso se crea esta absurda base de datos. Al gremio de las EPS no le importa el recobro de "muertos", y por eso no se ha revisado la base del sisbèn.

Anónimo dijo...

Está bien. Pero mire los efectos del histrionismo...(ver comentario anterior del Anónimo 12:54)

Anónimo 12:54 la base del SISBEN la revisamos en el DNP cada 3 meses, la cruzamos con fallecidos de la registraduría y la contraloría la revisa una vez al año mínimo, debe tener muertos, es cierto, pero son los muertos que la regristraduría no cuenta...imposible saberlo. Otra cosa es la base del BDUA...que es la que usan las eps...en fin. Bienvenida la confusión, después los periodistas se rasgan las vestiduras con la justicia espectáculo.

Saludos
RA

Anónimo dijo...

Digo, algunos periodistas se rasgan las vestiduras y otros disfrutan con el cadaver exquisito...

Saludos
RA

Anónimo dijo...

Tantas veces que Gaviria habla despectivamente de quienes opinan desdeñando o desconfiando de los datos oficiales y ahora sale con que los datos susodichos están viciados.

Anónimo dijo...

Recuerdo cuando me entere del decreto y lo primero que me vino a la mente fue la frase que tanto me repetia mi papa: "No dar soluciones correctas, a problemas equivocados", frase que podria constituir ,usada en forma contraria, el tratado colombiano de la solucion a problemas.

Fue muy amable Alejandro en no usar epitetos para los autores del decreto y tambien amable al no recordar que el fin, aun mas ambicioso, de esta parafernalia es bajar el crimen urbano.

Es de suponerse, aun en el escenario mas optimista donde funciona tal medida, que los ladrones seguiran robando otras cosas, como lo han venido haciendo por anos.

A toda medida, con un minimo de sofistacion que implique burocracia, yo siempre me recuerdo que una cedula se expide en 2 anos.

Parecen tan arraigados siempre los problemas que los cambios a instituciones son considerados titanicos y se prefiere apelar al cambio de los individuos.

@yoresongo

Anónimo dijo...

A Hector Abad se le quemo la casa de verdad, verdad.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 15:14: hay una diferencia de fondo entre los registros oficiales y las estadísticas, aquellas derivadas de las encuestas de hogares por ejemplo. En todo caso es lo único que tenemos y es mejor usarlas conociendo sus limitaciones que desdeñarlas por prejuicio o ignorancia.

Alejandro Gaviria dijo...

Un dato interesante: este año se venderán en Colombia ocho millones de celulares. El censo inicial de los 40 y tanto millones de aparatos (que el decreto no dice de qué manera va a hacerse)es ya de por sí complicado. La actualización de las bases será aún más compleja.

Si no tenemos un registro confiable de los ciudadanos, ¿podremos tener uno de los celulares? No lo creo sinceramente.

Anónimo dijo...

Profesor Gaviria no se vuelva el senador Robledo. La crítica es sana pero hay que proponer. De lo contrario su columna se sumaría a la cuenta de columnas inútiles.

Anónimo dijo...

Tan inútil como utilizar el Twitter

Anónimo dijo...

"No critique, proponga": la frase de cajón favorita para silenciar la crítica, deberían aplicarla a sí mismos antes de enunciarla.

De milagro esta vez no la acompañaron de la segunda favorita "pero hay que ver lo positivo".

Anónimo dijo...

Aunque me molesta un poco el constante pesimismo que imprime Alejandro en sus columnas y el criticar absolutamente todo (Creo qeu nunca le he leido una columna positiva), No puedo estar más de acuerdo con lo publicado esta semana. Felicitaciones

hector dijo...

de acuerdo Profesor, solo le faltó incluir dos importantes: desplazados y afectados por invierno, por ej cómo se les cuenta? quienes se afectan dos o tres veces en la misma temporada invernal? si la dirección del riesgo va en 3millones de afectados, el Dane contó solo 2millones... :S pobre país... y lo de los celulares, pues le abre "nuevos mercados" a la corrupción, nuevos funcionarios para sobornar.. ud se imagina alguien q tenga todos los listados? y cuando se "equivoquen" y lo pasen a uno de la + a la -, cómo será la vuelta? igual q datacrédito? luego habrá q hacer otra ley para que lo pasen a uno de - a + en x cantidad de dias... q falta de seriedad...

Alejandro Gaviria dijo...

Tienen razón quienes se quejan de la criticadera permanente, la fracasomanía. Creo que es una distorsión propio de este oficio. Acepto que, algunas veces al menos, vale la enfatizar lo positivo.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

Que días charlaba con un amigo que uno podría resumir las posiciones de Alejandro, de forma expresa, en "soy escéptico". Él siempre es escéptico, me decía el politólogo.

Alejandro Gaviria dijo...

La gente reacciona mucho menos al aumento de la desigualdad de lo que la mayoría de los intelectuales supone: interesante opinión de Tyler Cowen.

charlie dijo...

Alejandro:
Ese articulo esta como para tranquilizarle la conciencia a Fernando Londoño.

Carlos Méndez dijo...

Alejandro: yo creo que la gente común responde negativamente ante la desigualdad cuando percibe que los ganadores(los ricos) han sido deshonestos, corruptos,etc.

La gente común no parece tener un odio contra el sistema capitalista en abstracto sino contra el que se enriquece siendo deshonesto, a través de favores, estafando al público,etc.

El intelectual típico de izquierda detesta el sistema en sí.

Poniendo un ejemplo, la gente común puede detestar al dueño de una EPS pero admira a un Steve Jobs (pero no cae en cuenta que este, aunque crea productos admirables, se enriquece gracias a las leyes de propiedad intelectua)

Anónimo dijo...

La situación de desigualdad lleva a las crisis económicas. El sentimiento, a las revoluciones.

Anónimo dijo...

Porque el dr. Gaviria no nos regala un balance de la constitución del 91?

Anónimo dijo...

@Carlos Mendez: ¿Qué tienen de malo las leyes de propiedad intelectual? ¿Está prohibido lucrarse de lo que produce el intelecto? ¿Es inmoral?

Alejandro Gaviria dijo...

Sergio: primero, los datos gringos son interesantes. El crimen ha disminuido rápidamente a pesar del aumento del desempleo (coyuntural) y del aumento de la desigualdad (estructural). Muchos comentaristas postulan una conexión casi inmediata entre desigualdad y crimen violento, por ejemplo. La realidad aparentemente es más compleja.

Estoy acuerdo en general con su comentario. “Los pobres sólo odian la riqueza estúpida” escribió Nicolás Gómez Dávila. Los intelectuales, por otra parte, odian toda la riqueza. Por alguna razón sólo ven la primera parte (la destructora) de la destrucción-creativa que mueve al capitalismo.

Alejandro Gaviria dijo...

El gremio de los sanandresitos se pronuncia: 1 y 2.

Anónimo dijo...

¿Alquien sabe qué pasó con la columna de Carolina Sanín? ¿Será que la contrataron en un medio más académico?

Anónimo dijo...

Bueno y con todos estos escándalos de corrupción, Alejandro y bloggueros, no sé que piensen ustedes de esto: http://yoamoasaludcoop.webnode.es/noticias/ Supuestamente el 20 de mayo mas de 5000 trabajadores de Saludcoop se organizaron como sindicato de esa "magnífica empresa" y quieren que todo continue como antes.

Alejandro Gaviria dijo...

Ni idea que pasaría con CS. Probablemente está dedicada a la introspección silenciosa. O tal vez su perrita finalmente parió.

Anónimo dijo...

Operadores se están saltando decreto de celulares.

Anónimo dijo...

Sobre CS:

Me gusta más la tesis de la introspección reflexiva. Como el que espera, sereno, a que esté cerca un insecto volador para aplastarlo con la palma de la mano...

José Miguel Rey dijo...

Les recomiendo la última herramienta de Google todavía en etapa de pruebas: Google Correlate

http://correlate.googlelabs.com

Anónimo dijo...

La venta de celulares es semejante al mototaxismo.

No hay control y se usan como medio para cometer ilicitos.

Juan F. Naranjo dijo...

Alejandro, este semestre cursé una asignatura en la Universidad de Antioquia y discutimos sobre los modelos de desarrollo y particularmente sobre el impacto en el sector agropecuario que es donde me desempeño; reflexionando sobre lo perverso de los incentivos; pero sobre todo sobre las políticas erróneas o innecesarias, como la de la columna. A propósito de este tema y de la reciente aprobada ley de víctimas me permito citarlo a usted:

-Las decisiones públicas se basan, en última instancia en las percepciones colectivas sobre el origen de los problemas sociales y las alternativas de solución. Es lo que un economista ilustre, el Nóbel Douglas North, ha llamado “modelos mentales”: esa colección de juicios comunes e ideologías dominantes que conforman el clima intelectual y determinan el rumbo del cambio social. Por desgracia, los modelos mentales equivocados, no siempre son descartados por la colectividad que los profesa, al revés muchas veces tienden a perpetuarse a través de una lógica perversa: como propician decisiones equivocadas, no sólo exacerban los problemas iniciales sino que refuerzan las convicciones erróneas.-

¿Cómo liberarnos de los modelos mentales equivocados?

Anónimo dijo...

Alejandro: le agradecería mucho si nos compartiera su posición de lo que està sucediendo en lo que llaman el partido verde. Que por el momento está bien partido. Gracias.

Anónimo dijo...

estamos exportando mercenarios?

estos desadaptados no pueden combatir la guerrilla terrorista en nuestro pais ?

Alejandro Gaviria dijo...

Juan F. Naranjo: no tengo respuesta a su pregunta. Es un asunto complicado. En mis momentos de ironía pienso que es imposible liberase de los modelos mentales equivocados. Hay una especie de asimetría inevitable en el discurso político: las malas ideas son casi siempre más fáciles de vender que las buenas ideas. De allí, tal vez, mi defensa del escepticismo. Saludos.

La tragicomedia del Partido Verde está revelando, en mi opinión, lo que todos sospechábamos: el PV no era nada. Fue un acuerdo de conveniencia con unas bases ideológicas muy endebles. Las circunstancias cambiaron, el oportunismo ya no es factor de unión sino de división y el juego del poder está acabando con el PV. En fin, pura teoría de juegos.

Anónimo dijo...

Alejando es uno de los tres candidatos a la rectoría de los Andes. Los otros dos son Pablo Navas y Guillermo OPerry.

José Miguel Rey dijo...

El Partido Verde es como el Real Madrid: Mucho Cacique y poco Indio

Alejandro Gaviria dijo...

Buena columna sobre otra ley absurda.

Pero con esta última modificación también se penaliza el simple hecho de portar en estos sitios armas blancas u objetos peligrosos. Eso significa que de ahora en adelante quien sea sorprendido dentro de un escenario deportivo o cultural en posesión de un libro abultado, un radio, un celular, unas pilas o un paraguas, podrá ser sometido a sanción penal si un perito considera que cualquiera de esos objetos tiene la condición de peligroso. Parece poco serio que en menos de un mes se cambie dos veces el contenido de una misma disposición legal; pero resulta más preocupante que conductas tan imprecisas y poco claras como la de portar objetos peligrosos sean criminalizadas, con evidente violación al principio de tipicidad. Porque puede ser discutible si un determinado objeto es o no peligroso, pero lo que no admite ninguna duda es que esta clase de normas son un peligro para la comunidad.

Anónimo dijo...

Don Alejandro que opina de las declaraciones de Santos respecto a una negociación de paz con las FARC, ¿si cree que Santos se vaya a tirar su popularidad para cometer semejante idiotez? ¿Eso no contradiría lo que se había dicho en este blog sobre como Santos cae en la trampa del aplauso?

Alejandro Gaviria dijo...

Más sobre el decreo de celulares.

Anónimo dijo...

.
.
Ese gobierno de Uribe....qué gobierno tan corrupto !

Alejandro Gaviria dijo...

Más razones para el escepticismo: OEA acoge propuesta de Colombia para atacar el comercio de celulares robados.