sábado, febrero 05, 2011

Tinterillos

Al final de la semana, ante un auditorio exaltado, el novelista colombiano Fernando Vallejo leyó un emotivo discurso en honor a Rufino José Cuervo. Vallejo aprovechó la ocasión para lo de siempre, para maldecir a Colombia, para repetir su consabida retahíla, ya debilitada por la repetición. El pasado y el presente de Colombia, dijo, no son más que una “rapiña de tinterillos en busca de empleo público: de un ‘destino’, como se decía hasta hace poco aquí. ¿El destino, que es tan grande, significando tan poca cosa?”.

Los juicios políticos de Vallejo son hipérboles de un alma desencantada. Vallejo dispara para todos los lados. Sin dirección aparente. Pero esta vez, creo yo, dio en el blanco. Cada vez más, Colombia se asemeja a una república de tinterillos en busca de un sueldo o de una pensión, de una renta permanente y cuantiosa. Después de décadas de práctica, los tinterillos han logrado infiltrar el Estado desde adentro. Manipulan y explotan a su favor la asignación de recursos públicos. Son buscadores de rentas que se valen de toda suerte de artimañas: carruseles, tutelas, leyes y micos de muchos pelambres.

Por esas coincidencias de la vida, mientras Vallejo leía su discurso rabioso, los medios de comunicación informaban sobre la última maniobra de un grupo de tinterillos. El año pasado, veinte o más profesionales del derecho hicieron su torcido. Fueron nombrados magistrados del Consejo de la Judicatura por dos o tres meses, el tiempo suficiente para recoger unos milloncitos y aumentar la base de su pensión. Unos llegaban y otros salían coordinadamente. El “carrusel” tenía un único objetivo: la captura de rentas. Varios de los favorecidos, ex magistrados en teoría, aprovechados en la práctica, se jubilaron después de la consabida vuelta en el consabido carrusel a disfrutar de su “destino” como dice Vallejo que decían nuestros antepasados.

Hace dos semanas la prensa nacional llamó la atención sobre una maniobra similar, una iniciativa legal promovida por el senador del Polo Democrático Luis Carlos Avellaneda y aprobada por el Congreso de la República en diciembre pasado. La iniciativa pretende otorgarles una pensión de gracia, en este caso, una renta adicional, a más de siete mil maestros. Avellaneda había litigado a favor de muchos de los posibles beneficiarios, uno de sus antiguos socios es actualmente el apoderado de miles de ellos pero el senador parece no inmutarse: los buscadores rentas suelen ser un poco desvergonzados. Avellaneda incluso se reunió con el vicepresidente Angelino Garzón, un posible aliado en su empresa. Si el presidente Santos no objeta la ley en los próximos días, las rentas capturadas ascenderían, según los cálculos del gobierno, a varios billones de pesos.

Hace algunos meses, el procurador Alejandro Ordoñez, otro tinterillo, señaló que las pensiones de los magistrados y otros funcionarios de la rama judicial deberían liquidarse con base en un régimen especial expedido hace 40 años. De manera desvergonzada, el procurador amenazó con sanciones disciplinarias a los funcionarios que incumplieran sus nefastas instrucciones. De nuevo, hay varios billones de pesos en juego. A este paso terminaremos arruinados. Los tinterillos, lo dijo el mismo Vallejo, podrían parrandearse nuestro destino. Ya como mínimo han asegurado el suyo.

93 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

En el numeral 606 de sus Apuntaciones… (sexta edición, pág. 464), Rufino José Cuervo dice lo siguiente sobre la palabra “tinterillo”:

Así como se llama golilla al ministro togado que la lleva, es de creer que el llamar tinterillo al leguleyo ó rábula, picapleitos, abogadillo trapacero viene de que los tales llevarían consigo un tintero para extender enseguida una demanda, pedimento ú otra cosa de la laya. Es de uso corriente en varios países de América. En algunos pueblos se conserva con el mismo ó semejante sentido el plumario que, según la Academia, se ha anticuado en España.

¿Sería conveniente que desde el príncipe hasta el verdugo fuesen todos, no ya matemáticos, físicos, naturalistas o literatos, sino leguleyos y publicitas? (Hermosilla, Jacobinismo, Tomo II, pág. 129.)

Alejandro Gaviria dijo...

Carta del gobierno, firmada por los ministros de hacienda, educación y protección, sobre la inconstitucionalidad del proyecto del senador Avellaneda.

JuanDavidVelez dijo...

Que pena yo que no conozco bien el proceso de las leyes. Entiendo que para llegar a este punto la pensión de gracia de los maestros tuvo que pasar por muchas instancias, de verdad les preguntó ¿por qué logró llegar hasta este punto? pero estoy preguntando en serio.

Alberto A dijo...

El discurso de Vallejo

Traté de ponerlo en la otra entrada pero, sorprendentemente, nunca apareció publicado.

JuanDavidVelez dijo...

Una cosa al margen, con esa noticia se pueden ver claramente algunas de las funciones de los vicepresidentes. Yo pensaba que era para que hicieran videos con su vision 2025, pero no.

Alejandro Gaviria dijo...

Juan David: la pregunta es buena. El ministerio de hacienda siempre se opuso (ver la carta enlazada en el segundo comentario). Pero Avellanada logró la aprobación en el congreso. Aparentemente Garzón está de acuerdo con el tema. Creo que la pelea del ministerio trasciende este proyecto, es estratégica de algún modo. Las tutelas de pensiones están desbordadas. Y el precedente podría ser complicado.

Alberto A.: blogger viene poniendo problema desde hace rato. A varios nos ha pasado lo mismo. Llegué a pensar que era sabotaje. Pero aparentemente son problemas técnicos.

Alberto dijo...

Querido Alejandro;

En una primera lectura adherí a la reflexión...No obstante, ahora pienso que señalar una profesión o una actitud (o en este caso una actitud-profesión) de esa naturaleza es bastante fácil. El recurso funcionaría con casi cualquier oficio; Podría decirse que la aspiración del Colombiano es ser, por ejemplo, un Ingeniero Civil en busca de la licitación que le asegure el viaje anual a Miami y una casa en las afueras, con gnomos de plástico y tres toyotas en el parqueadero –las tres del mismo color, pero con números de placa bien escogidos para burlar el pico y placa-. Mutatis mutandis, también sería dable asegurar que la aspiración de muchos colombianos es ser una rutilante estrella de ese deporte en el que veintidós tipos persiguen un balón, y así asegurar el viaje anual a ibídem e ibídem. Podemos hacer la prueba con cualquier otro ejemplo; aspiraciones semejantes, caricaturizando aquellas disposiciones de carácter que el sentido común asocia con ciertas profesiones u oficios.

Y, sin embargo, qué vergüenza ese Consejo de la Judicatura...

Nota; Si sigues diciéndole tinterillo al Procurador General de la Nación, en un ataque de ira se mete a tu casa y te quema los libros.

Nota dos; Te dejo una imagen que refleja con mucha exactitud el talante del debate político por la Alcaldía de Bogotá:
http://palabraycordillera.files.wordpress.com/2011/02/samuel-glu-glu.jpg

Anónimo dijo...

Bueno, pero cual es el problema con que el senador Avellaneda haya trabajado con fecode? Alejandro actúa como si el gremio de los profesores fuese una organización criminal que no mereciese representación legislativa (¿donde hemos escuchado antes eso?). además es el congreso, de mayoría de la U y del partido conservador, el que esta apoyando la ley. Seria mejor que Alejandro atacara a quienes han hecho de las rentas su objetivo explicito, es decir, los bancos. A ellos si que les ha ido bien en eso de vivir a costa de los demás en Colombia. Aunque imagino que atacarlos debe ir en contra de su destino manifiesto. PD: ya que han adoptado la política de borrar comentarios me gustaría saber los criterios con los que se juzgan los mismos. Ya me han borrado unos, y no es tan doloroso el verse silenciado como el ver que un largo comentario tuyo desaparece casi que de inmediato… da una sensación de comica impotencia...

Tarantini dijo...

A mí me gustó bastante el discurso de Vallejo a Rufino José y me pareció secundario en el mismo, el tema de los tinterillos, que ahogan a Colombia, como bien dice esta columna de opinión.

Vale la pena resaltar el tema de la migración de colombianos por falta de oportunidades laborales (4 millones). Esto si que ahoga a Colombia y del que trató tangencialmente Vallejo en su discurso.

JuanDavidVelez dijo...

En la carta de la guardia neoliberal queda claro que los 8 billones de los maestros son en 30 años.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 5:20: primero una aclaración: no he borrado ningún comentario. Aparentemente hay un problema técnico en blogger. A mí me ha pasado lo mismo. Fue PanÓptiko quien llamó la atención sobre el asunto hace unas semanas. Yo solo borró los comentarios soeces que no aportan nada.

Nada de malo tiene que Fecode tenga representación política. Pero quisiera hacer dos comentarios. Primero, hay un poco de hipocresía en todo esto. Fecode defiende las gabelas (la pensión de gracia equivale a una segunda o tercera pensión) hablando de desigualdad y falta de oportunidades. Los privilegios se presentan como una manera de combatir la desigualdad:

En Colombia es necesario redistribuir la riqueza, no solo por mejorar el bienestar económico de toda la población, sino para ayudar a combatir los brotes de violencia que se desatan en nuestro país, por causa de la pobreza y el desempleo.

Segundo, Avellaneda y su socio han litigado a favor de los maestros. Ahora sus argumentos hacen parte de una ley. Si la ley es sancionada existirá, al menos para uno de ellos, una retribución económica importante. Yo no sé si se trata de corrupción. Pero se asemeja bastante al tráfico de influencias.

Alejandro Gaviria dijo...

Tarantini: el tema es marginal en el discurso. Pero es una constante en las novelas y ensayos de Vallejo. Sobre la migración de colombianos (o la fuga de cerebros en general), las cosas son más complicadas. Paradójicamente, la diáspora colombiana de hace una década o algo más está teniendo efectos positivos. Muchos de quienes se fueron han regresado con ideas y contactos, han sido un factor dinamizador de la economía. Los que se quedaron han sido una fuente de contactos y conexiones para empresas nacionales. En el mundo académico, por ejemplo, los efectos positivos son evidentes. Los estudiosos del desarrollo ya no hablan de fuga de cerebros, sino de circulación de cerebros. Incluso Vallejo se fue hace décadas pero viene de cuando en cuando.

Alejandro Gaviria dijo...

Alberto: si la columna se entiende como el ataque a una profesión, tiene razón. Pero no es tanto eso, como la denuncia de una línea de negocios. Por razones obvias en la captura de rentas estatales los abogados tienen un papel preponderante. Incluso los ingenieros civiles (yo soy o fui uno de ellos) preparan sus licitaciones con ejércitos de abogados. La columna puede ser algo hiriente pero, con Vallejo en el argumento, la retorica del insulto se vuelve más o menos inevitable. Y sí el Consejo de la Judicatura es una adefesio. Saludos.

Juan David: pero recuerde que el precedente es complicado. Y pueden venir muchos otros proyectos parecidos. Me dicen que Santos tiene plazo hasta el miércoles para objetar la ley.

JuanDavidVelez dijo...

Yo entiendo, incluso yo estoy de acuerdo, pero creo que no pasa de ser indignación en este caso cula (perdón con maldoror que es paladin pro-indignación). Es que es necesario admitir que los maestros hicieron lo que tenían que hacer, ir a la ley por un derecho que ellos creen que tienen, supongo que acceder a la ley para reclamar un derecho que se cree tener no es precisamente criticable.

Y supongo que el sistema de leyes de Colombia no es malo, supongo que esas dificultades son los problemas
que tiene la "solución legal" de Colombia y que fuera de la "solución legal" del chavismo todos los sistemas tienen algún problema. Por decirlo de manera grosera pues que resuelvan eso los tecnocratas que igual que a los maestros también les pagan.

Yo he hablado de eso con mi mamá (que fue maestra y si juanma firma es beneficiaria de esa ley), ella me dice que por qué se va a tener que preocupar ella por la sostenibilidad fiscal del gobierno, el argumento de ella es el mismo del señor Carrasquilla cuando sin culo de pena cobra millonadas por dar conceptos al Estado "yo me los merezco".

Pablo Abitbol dijo...

La captura de rentas surge de una confluencia entre un aspecto esencial de la naturaleza humana (la búsqueda del provecho individual) y un aspecto esencial de la naturaleza de las organizaciones humanas (la imperfección de cualquier esquema contractual). Y surge tanto en el sector privado, como en el sector público; aunque la estructura de éste último exacerba el riesgo de captura. En este sentido (y, claro, hay otros sentidos en los cuales se puede interpretar el problema), la aparición del "tinterillo" no se debe tanto a las particularidades morales de ciertos individuos o a las características "culturales" de un contexto de ejercicio de una profesión, sino a una arquitectura institucional mal diseñada: ni es lo suficientemente robusta como para impedir procesos negativos de aprendizaje sobre cómo evadir o tergiversar las reglas, ni es lo suficientemente flexible como para que pueda adaptarse frente esos procesos de aprendizaje negativo.

Por eso prefiero pensar que puede ser más importante explorar cómo actualizar y aplicar en Colombia lecciones universales de diseño institucional -como aquella según la cual "si las personas fueran ángeles, el gobierno no sería necesario"- que pretender extirpar a "tinterillos" y demás fauna común a cualquier ecosistema de economía política, como -quizás muy acríticamente- nos haría pensar esa (para mi aún metafísica) causalidad cultural mockusiana.

Anónimo dijo...

Colombia es el paraíso de los derechos adquiridos (a punta de trampas y tinterilladas), que todo el mundo reclama a diestra y siniestra, y la Meca de la irresponsabilidad, pues nadie tiene responsabilidades. Juan David mismo (tinterillo cibernético abogando en causa propia)dice que a la mamá que es maestra le importa un culo la estabilidad fiscal del país, seguramente porque ella vive en otro país. Es como si Juan David va y le reclama herencia en vida a los padres, para que él haga con esa plata cualquier cosa, un negocio, una inversión, una juerga, pues es su "derecho adquirido" como hijo de esa sociedad conyugal (a menos que lo hayan deseredado explícitamente por despistado), y los papás se niegan porque eso afecta la estabilidad fiscal del hogar y de los otros hermanos de Juan David (suponiendo que tenga). La respuesta obvia de Juan David a la mamá (a quien cabe recordar le importa un culo la estabilidad fiscal del Estado)será que él también le importa un culo la estabilidad fiscal de su familia porque él "tiene derecho" a herencia y la necesita ya. En Colombia existe la creencia generalizada de que la plata del Estado es del Estado como cuerpo glorioso que milagrosamente la produce para repartirla y pagar por los "derechos adquiridos" de los irresponsables.

Anónimo dijo...

desheredado

JuanDavidVelez dijo...

Anonimo, tiene toda la razón en que fui un tinterillo cibernetico abogando en causa propia. Y si, tiene razón, a mi mamá que fue maestra publica toda su vida, a los 66 años le importa un culo la estabilidad fiscal del Estado, y es una conclusión que ella sacó razonando con calma, es la conclusión de ella. Pero ella nunca ha robado y a mi me consta que hizo su trabajo muy bien (sé que no tengo derecho a decir eso, pero después de su párrafo pues discúlpeme otra vecesita), yo creo que en general a todos en algún momento más o menos critico nos importa un culo la estabilidad fiscal del estado. En fin, disculpas de verdá anonimo por mi leguleyada cibernetica.

Yo estoy de acuerdo con los señores tecnocratas en que el único camino posible es que se permita a la ley mamarse de los derechos adquiridos. Estoy de acuerdo con eso. Pero mi pregunta es por qué creen con tanta certeza que algún nuevo contrato no tendrá los problemas del actual. Tal vez ese documento que enlazó don Pablo tenga respuestas de lo que estoy preguntando, voy a pillar a ver.

Que pena por las opiniones familiares, juro que no pongo mas en esta entrada.

Juan David Vélez
fundación hijos de Fecode.
presidente y socio fundador.

JuanDavidVelez dijo...

Antes de que me aclaren, yo sé que está en discusión y no es para nada claro que la pensión de gracia sea un derecho adquirido, para que sea un derecho adquirido está pendiente la firma de juanma.

Anónimo dijo...

Agradezco su respuesta, Juan David. Espero que existan ya numerosas investigaciones sobre como se "adquieren" los "derechos adquiridos" de los distintos gremios porque yo llevo 35 años trabajando y no tengo ningún derecho que yo mismo no me financie (vacaciones, pensión, salud, etc.)

juan francisco muñoz dijo...

El ex-contralor Turbay es otro ejemplo de tinterillo. Resulta que parece ser que Turbay pidió que se excluyera al gobernador del Cauca de las investigaciones que en su contra los funcionarios de la contraloría nacional y departamental estaban llevando a cabo. No sé si obtendría algo a cambio, parece que cierto dinero quedó en los mandos medios de la contraloría. Pero la amistad personal de Turbay y el Procurador Ordoñez con el gobernador del Cauca me hace creer que a veces no es solo cosa de dinero. Los tinterillos parecieran tener un particular código moral. Como el tipo de simpatía que Chávez siente por Fidel, o Pablo Escobar sentiría por Capone.

JuanDavidVelez dijo...

Me arrepiento de una cosa: no es cula la protesta del columnista, es útil y necesaria. Finalmente esta columna es para hacer efectivo el derecho de los neoliberales a que expongan su punto de vista y actuen como saludable contrapeso a nosotros los capturadores de rentas.

Alejandro Gaviria dijo...

Pablo: estoy de acuerdo: los tinterillos son sólo un síntoma, una consecuencia, no una causa del problema. Pero las causas son complejas. Y más las soluciones. Hace unos años me le metí a la literatura académica sobre el tema (ver la sección 2 de este artículo) y salí espantado. Las instituciones informales parecen importar más que las formales, y las recomendaciones concretas son triviales o irrelevantes. En últimas queda uno con cierta desazón libertaria, pensando que las rentas son un efecto casi inevitable e la expansión del estado. Saludos.

Juan David: vos no sos capturador de rentas. Un freelancero radical es todo lo contrario. En este caso, simplemente, por razones obvias, caíste en el empirismo vulgar: “deberían conocer la historia de mi mamá antes de escribir”.

Alejandro Gaviria dijo...

Buen artículo sobre una discusión anterior del blog (una de las más candentes): the real Ireland question. Conclusión: el milagro irlandés pudo haber sido un artificio estadístico.

Anónimo dijo...

He leído dos veces su columna y otras tantas todos los comentarios... y es inevitable quedar con la sensación de que usted cae en la simplificación excesiva de culpar a los abogados de la inestabilidad fiscal del estado.

La "línea de negocios" que usted critica en la columna, no es necesariamente propia de los abogados...por lo de las licitaciones... yo trabajo en una oficina de ingenieros (y tengo contacto con muchas otras) y créame que las licitaciones no se preparan con "ejércitos" de abogados porque en el campo de la contratación los ingenieros -¡sorpresa!- están bastante mejor preparados que ellos.

Ahora bien, cierto es que el Consejo de la Judicatura es una verguenza... y creo que en ese sentido vale la pena insistir en una reflexión que está en mora de hacerse: el papel de las Facultades de Derecho en todo esto.

Anónimo dijo...

"Primero, hay un poco de hipocresía en todo esto. Fecode defiende las gabelas (la pensión de gracia equivale a una segunda o tercera pensión) hablando de desigualdad y falta de oportunidades. Los privilegios se presentan como una manera de combatir la desigualdad"

Alejandro:

La presentación, mejor, la justificación de privilegios como una manera de combatir la desigualdad constituye nada más ni nada menos que la base de toda política de discriminación positiva. Los afrodescendientes tienen el "privilegio" de tener cupos en ciertas universidades para combatir la desigualdad que por siglos han soportado los miembros de esa comunidad. Las mujeres cabeza de hogar tienen ciertos privilegios en los programas del estado en materia de vivienda porque hay que remediar cierta desigualdad social propia de una mentalidad machista...

Entonces... a menos de que usted esté en franco desacuerdo con la discriminación positiva, no veo porqué la presentación de privilegios como una manera de combatir la desigualdad deba ser hipócrita. Me gustaría que en su respuesta tuviera en cuenta que es igualmente hipócrita negar que en Colombia es necesaria la redistribución de la riqueza.

Y no estoy ni a favor ni en contra de la pensión de gracia (no tengo a la mano elementos de juicio), es solo que me llama la atención que usted califique de hipócrita un argumento que parece bastante aceptado en las democracias modernas.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 14:23: yo tengo mis dudas sobre la discriminación positiva, no filosóficas, sino prácticas, los resultados han sido ambiguos en el mejor de los casos. Su analogía no tiene mucho sentido en todo caso. La discriminación positiva busca remediar algunas condiciones objetivas, persigue, en teoría, la igualdad de oportunidades, un objetivo que nada tiene que ver con los privilegios pensionales. Yo no critico los objetivos distributivos: critico los medios propuestos para alcanzarlos, a saber: una segunda y tercera pensión para los maestros o una pensión exorbitante para los jueces y magistrados.

Anónimo 14:07: probablemente esta “línea de negocios” no sea un privilegio exclusivo de abogados. Pero, para seguir con los ejemplos, los desfalcos de Cajanal y de Colpuertos, las comisiones por tutelas, la alcahuetería de las acciones populares y muchos de los casos más irritantes de corrupción contractual están asociados con abogados. En todo caso criticar a los abogados no significa exonerar a otros intermediarios de la extracción de rentas.

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo una columna anterior sobre Vallejo. Algunos lectores han interpretado la columna de esta semana como una crítica al novelista. No fue esa mi intención. Vallejo fue simplemente una excusa para introducir y motivar el tema.

Anónimo dijo...

Ahí perdonará el anónimo de las 14:23pero es cuentico ese de la discriminación positiva para el tema que nos ocupa sí francamente tiene guevo con tres diéresis. La discriminación positiva tiene orígenes muy claros en lo que se refiere a las minorías tradicionalmente excluidas por razones de injusticias milenarias y donde se puede argumentar la falta de oportunidades en ese marco específico. Habrá que admitir, sin embargo, que la discriminación positiva es una medida temporal y que deberá desmontarse porque su propósito es precisamente que se vuelva innecesaria. En Colombia, la ley de cuotas en los cargos públicos debería desmontarse ya, por ejemplo. Pero,¿dónde está la falta de oportunidades para los maestros, o los jueces, o los senadores y representantes y para todos los demás que en uno u otro momento se han dotado de toda clase de gabelas argumentando opresiones, inseguridades, falta de oportunidades, en fin, situaciones que como bien sabemos afectan a más de la mitad de la población del país? ¿A dónde lleva esa lógica de exigencias mendicantes, ya no de las minorías sino de las mayorías, donde todos esperamos que nos "den" porque no tenemos esto o lo de más allá?

panÓptiko dijo...

Para ser sinceros, a mí los tinterillos son los que me quitan las ganas de pagar impuestos en el país. Y me parece que están miccionando fuera del recipiente quienes los defienden vis-a-vis de los ingenieros: porque mientras los descalabros en las obras terminan por golpearlos de vuelta (e.g. los Nule), las rentas se inmortalizan. Casi que habría que incluirlas en el himno.

Por otro lado, me parece que Alejandro se toma a la ligera el comentario de Pablo. El sistema que no es susceptible a las rentas no se lo han inventado, y aún si existiese dicho sistema, los tinterillos son en últimas quienes proponen y aprueban las reformas a las instituciones. No digo que sea la única solución, pero algo de castigos ejemplares hace falta.

Esta semana quedo buena la columna.

Saludos,

(acerca del problema con los comentarios, me da la impresión que esto tiene que ver con incluir direcciones electrónicas en ellos - seguramente relacionado con la protección anti-spam. Tal vez si Alejandro activara la protección activa se reduciría la sensibilidad del sistema a los links - pero la verdad estoy trovando, y tal vez dentro de la audiencia puede que alguien sepa que hacer)

Anónimo dijo...

Me uno al párrafo final del comentario del anónimo 14:07.

Los abogados no nacen, se hacen... ¿y donde se hacen? pues en las facultades de Derecho... entonces, dado que estamos inundados de tinterillos (todos ellos abogados) que nos cuestan un dineral, me cuesta creer que las Facultades de Derecho no tengan nada que ver en el asunto.

... o será que los abogados si son unos hampones como los pintan en todos los chistes?

Ana dijo...

Alejandro: creo que Fernando Vallejo no es un "novelista" o, al menos, no creo que eso lo defina o lo presente objetivamente. Algo va mas allá en su pensamiento, independiente como el de pocos. Y, por otra parte, cordialmente discrepo de su peyorativa descalificación de la "consabida retahíla, ya debilitada por la repetición". Me parece mas una posición consistente como pocas, que pocos quieren oir una y otra vez. Decir "lo mismo sobre lo mismo" es algo que casi nadie logra.

Alejandro Gaviria dijo...

Ana: yo lo leo todo lo que escribe Vallejo con un entusiasmo casi infantil. He releído varias de sus novelas. No me cansó (ni me cansaré) de su prosa. Pero su retórica del insulto y sus diatribas políticas ya me parecen algo repetidas. Su columna en Soho no funcionó por la misma razón. Escribió cuatro o cinco textos, todos igualitos.

Alejandro Gaviria dijo...

Colombia, tierra de abogados de Mauricio Garcia.

Anónimo dijo...

Los maestros en la educación pública no dominan ni medianamente los temas que pretenden enseñar, no quieren aprender, solo quieren pensionarse con la pensión más alta posible, hay maestros viejos con 2 pensiones, hay maestros como algunos de la U Distrital con pensiones de 14 millones de pesos y que poco o nada asistieron a clase. Soy maestro y siento verguenza por casi la mitad de mis compañeros.

Ana dijo...

Alejandro: no me cabe duda que compartimos el mismo entusiasmo. Mi punto es: repetirse es de valientes, no de oportunistas. Se repitió Bach hasta el cansancio, se repitió De Greiff, se repiten los genios. No les queda otro camino. Soho se repite a cada numero porque solo hay una manera de mirar mujeres, aunque los fotografos se las den de originales. En esa misma linea editorial no deberían haber sacado a Vallejo. Y me repito yo aqui. Gracias por su columna y comentarios. Ojalá siga en el tema en futuras.

Anónimo dijo...

Conclusión: Ana es un genio y no hay sino una manera de mirar a las mujeres. Apago y me voy.

Alejandro Gaviria dijo...

Un grupo de tinterillos interpuso una demanda para exigir la repatriación de los restos de Rufino José y su hermano Ángel. Exige también “un cortejo fúnebre con los honores que para los efectos programen las autoridades, un acto solemne en el que se disponga su sepultura temporal en el mausoleo de la familia Cuervo en el cementerio Central y su traslado definitivo al panteón nacional que se construirá en la sede de Yerbabuena del Instituto Caro y Cuervo”. Ni a los muertos dejan de descansar estos tipos en su búsqueda de plata y pantalla.

Anónimo dijo...

Alejandro me gustó el artículo, bastante frentero. Sobre la estabilidad del estado la verdad es que pienso que si le dan papaya a la gente aprovecha, nadie se va aponer la mano en el corazón porque siente que si roba o logra conseguir leyes para ganar plata usando influencias o lo que sea pone su granito de arena para la inestabilidad fiscal, eso no pasa... :S

Carlos Méndez dijo...

Continua el mea culpa de los economistas por la crisis financiera

Lucas dijo...

¡Ah! Respetado Ingeniero Alejandro Gaviria, a través de entelequias de economía política y otros miriñaques, acusar a los maestros de pretender socavar las rentas del Estado es como mínimo un despropósito. Y parece que de tanto leer al inefable Vallejo, algunas cosillas se le han pegado. Sobre todo, en el campo de las generalizaciones, cuando conviene, o en el campo de las particularizaciones, cuando conviene, es usted un buen aprendiz de brujo.

Se olvida decir, o no se aclara, que el Proyecto de Ley 296 de 2009 Cámara de Representantes y 114 de 2009 Senado (sobre Pensión Gracia) fue aprobado por unanimidad después de los respectivos debates. De acuerdo con esto y según lo que usted plantea, o el Doctor Avellaneda es un súper líder con una capacidad de convicción inhabitual y asombrosa; o los Honorables Senadores y Representantes ―entre los cuales se cuentan eminentes constitucionalistas como el Doctor Blanco― entendieron la justeza de las peticiones de los maestros.
Por otra parte, respetado ingeniero, si usted se sale de su Olimpo o de su torre de cristal y en lugar de mirar el bosque otea los árboles, podrá enterarse que muchísimas de las pensiones que reciben los maestros son, por decir lo menos, irrisorias. Y es una desproporción, cuando no un acto de miopía, comparar la pensión de ciertos Magistrados con las módicas mesadas de humildes educadores.
Por favor, no nos incluya en nefastos y hórridos carruseles, cuando lo único que hemos hecho es apelar a la Ley y la Constitución y ellas nos han dado la razón. “Oh Democracia, bendita seas aunque así nos mates”.
Y como dirían los antiguos caballeros, “esperaría que usted me diera satisfacción” publicando este comentario en su columna de El Espectador, porque aunque no siento mucha objetividad en su artículo Tinterillos, sí abrigo la gran esperanza que no haya mala fe, puesto que “La mala fe política es acaso más delictuosa que aquella que castigan los códigos en los negocios privados” (A. de Lamartine).
De usted,
Jorge E. Gómez Arias.
C. c. 8’304.879 de Medellín

Alejandro Gaviria dijo...

Jorge (o Lucas): sólo encuentro dos argumentos en su comentario: (i) el proyecto fue aprobado por unanimidad y (ii) las pensiones de los maestros son irrisorias. El primer argumento nada dice sobre la inconveniencia y la inconstitucionalidad del proyecto (ver la carta enlazada en el segundo comentario). El segundo omite el hecho de que la pensión de gracia equivale a una segunda (o incluso tercera) pensión para muchos maestros. No se trata de un carrusel, por supuesto, pero sí de una búsqueda de rentas por medios legales pero no por ello aceptables.

Anónimo dijo...

"la justeza de las peticiones de los maestros".

La pensión no es un derecho adquirido más allá de lo que le quitan por derecha para el seguro social o la modalidad en boga, o sea, un ahorro SUYO que evidentemente el Estado le tiene que garantizar. Es SU plata. Todo lo que esté POR ENCIMA de eso es un REGALO que le está dando el senador Avellaneda o el consititucionalista tal o pascual, con plata MIA (mis impuestos). Yo me imagino que el señor Gómez (al igual que la mámá de Juan David) es muy buen maestro pero eso no quiere decir que le tengan que hacer regalos de cuenta mía y de los demás contribuyentes colombianos.

Alejandro Gaviria dijo...

Yo acepto que los maestros deben tener régimen especial, como en efecto lo tienen. Pero me parece inaceptable que, aduciendo una dudosa igualdad, como si cualquiera gabela pasada tuviera que generalizarse, se trate de asociar una segunda pensión con un derecho constitucional.

Charlie Brown dijo...

como es eso de que subsidiar a mujeres promiscuas (madres solteras alias madres cabeza de familia) contribuye a disminuir la desigualdad de esta sociedad machista? no entendí ese argumento del anónimo 14:23

Alejandro Gaviria dijo...

Artículo clásico sobre la extracción de rentas. Escrito por Anne O. Krueger en los años setenta. Hace énfasis en los temas de comercio internacional.

Anónimo dijo...

«Uribe y la venganza de los tinterillos» de César Rodríguez Garavito (DeJuSticia).

http://www.elespectador.com/columna177437-uribe-y-venganza-de-los-tinterillos

Alberto A dijo...

Alejandro,

Muchos han interpretado que su columna es una crítica a los abogados, cuando debería ser una crítica hacia todo aquel que perciba rentas de manera ilegal, en fraude a la ley, o por vías legales pero inconvenientes. Yo le voy a decir lo que creo al respecto:

1. El papel de los abogados es importante en lo que se refiere a obtener rentas del Estado. Esto se debe a que el funcionamiento del Estado está descrito en todo tipo de normas, y los abogados son, por lo general, los que operan dichas normas. Esto tiene como consecuencia que, (i) o los abogados se aprovechan de esas normas para obtener beneficios; (ii) o quienes buscan beneficios usan abogados para que los ayuden a obtener dichos beneficios.

2. A pesar de lo anterior, creo que, sin un estudio serio al respecto, resulta completamente infundado afirmar que, en la mayor parte de los casos, son los abogados (o tinterillos) los que sacan provecho de los vacíos legales, o los que cometen actos ilegales para obtener beneficios del Estado (en mi concepto, su columna no dijo esto). Incluso las leyes, que muchas veces son las que permiten este tipo de abusos, no son, por lo general, promovidas o incluso diseñadas por abogados (no tengo la cifra en la mano, pero ni la mitad de los congresistas son abogados).

Es muy importante tener en cuenta además, que la corrupción de la que usted habla es la de "grandes ligas", pero lo peor de todo es que la corrupción en el Estado se da en todos los niveles. Es común, por ejemplo, que los mandos medios y bajos asignen contratos pequeños a conocidos que les van a dar una comisión por debajo de la mesa.

3. En función de esto que acabo de decir, creo que una posición razonable al respecto del tema de la columna es que, evidentemente hay que repudiar cualquier extracción de rentas ilegal o perjudicial, sabiendo que dicha extracción no es exclusiva de ninguna profesión, y que no es claro si los abogados son los beneficiados en la mayor parte de los casos.

Saludos,

Alberto A.

Alberto A dijo...

Aclaro algo del punto 2 que quedó un poco confuso: en mi concepto, su columna no pretende decir que son los abogados los que más se benefician de la extracción ilegal de rentas.
Saludos.

Anónimo dijo...

Es muy acertada la columna de Alejandro, y en ese mismo orden de ideas tiene razón nuestro querido misántropo Fernando Vallejo.

Por poner un ejemplo, un tinterillo vulgar que trabaja como columnista en El Espectador, como lo es Ernesto Yamhure, escribió hace poco una columna defendiendo a otro tinterillo hampón como Fernando Londoño Hoyos, y hasta llegó a afirmar que este último "había levantado un negocio que ha enriquecido fabulosamente al país".

No contento con eso, en otra de sus últimas columnas el tinterillo Yamhure se queja de la "corrupción a gran escala", como si su amigo Fernando Londoño Hoyos fuera un ejemplo de decencia y rectitud para el país.

Lucas dijo...

¡Ay! Ingeniero, gracias por sus comentarios. Pero eso de la legalidad inconveniente sí es una hermosa perla. Por otra parte, me da la impresión que usted ya declaró inconstitucional el Proyecto de Ley 114 de 2009 Senado. Así ¡qué esperanzas para los maestros! No los de la U. Distrital u otros que como bien se dice puedan estar devengando dos pensiones, sino los que trabajamos en zonas rojas, en zonas de difícil acceso, o aquellos que fueron asesinados por sicarios o vivimos bajo su amenaza precisamente por no “regalar la materia” y exigir cierta calidad de educación.
¿Privilegios?, ¿Gabelas? O ¿reconocimientos? , o ¿bonificaciones?
¿O para Don Alejandro todo eso es lo mismo?
Bien entendemos que para Don Alejandro “Las democracias observan mas cuidadosamente las manos que las mentes de quiénes las gobiernan”, pero será, a lo mejor, que eso del espíritu de las leyes es puro cuento.

(Aunque esta aclaración es innecesaria, quiero expresarle mi más profundo y sincero respeto. Mis palabras sólo obedecen a una cálida y amable polémica)
De usted,
Jorge E. Gómez Arias
C.c. 8’304.879.

Anónimo dijo...

Soy el anónimo 14:23 y le respondo a Charlie Brown.

El efecto paliativo sobre la desigualdad que tienen los programas que privilegian a las madres cabeza de familia (casi todos esos programas son relacionados con el acceso a crédito para vivienda o con la adquisicion de vivienda de interés social) no tienen mucho que ver con las madres sino con los hijos.

La ley asume que un niño que nace en una familia fundada por un padre y una madre cuenta con más oportunidades que un niño cuya madre es papá y mamá al mimo tiempo. Para mitigar esta desigualdad de facto, los programas le dan prioridad a las madres cabeza de familia, siempre con el objetivo de atenuar las carencias propias de tener un hijo sin la ayuda económica y moral del padre. En teoría, eso contribuye a una sociedad más igualitaria en la medida en que los niños vendrían al mundo en igualdad de oportunidades sin importar si cuentan con padre y madre o solo con madre.

Ahora bien... aprovechando las preguntas... podría explicarme ¿por qué para usted las madres cabeza de familia y las madres solteras son sub-categorías de un grupo más grande, las mujeres promiscuas?

Anónimo 14:23

Anónimo dijo...

"Lo público es el refugio de los mediocres" Eric Marcus.

En Colombia los pobres tienen dos posibilidades de enriquecerse: volviéndose narcotraficantes o ingresando a lo público; y los profesionales ineptos y mediocres; los fracasados y perdedores de todas las ramas del saber ahora tienen su chance: hacerse profesores.

Este es un verdadero país de oportunidades.

Anónimo dijo...

Es cierto: En ningún otro país del mundo los mediocres, los apocados, los tontos y demás resagados en el proceso evolutivo del cerebro tienen tantas oportunidades.

Lucas dijo...

...Y los ganadores, los exitosos, los luminosos, los conspicuos tienen la oportunidad de esconderse tras un anónimo para denostar de todo mundo.

Anónimo dijo...

Lucas: E pur si muove!

ANONIMUS dijo...

No importa quién lo dijo cuando es verdad.

fabio dijo...

Cartagena de Indias, febrero07 de 2011.-

Doctor
ALEJANDRO GAVIRIA
agaviria.blogspot.com
Bogotá, D. E.-

ASUNTO: Su artículo “TINTERILLOS” EL ESPECTADOR, Domingo 06 de Febrero de 2011.-

Cordial saludo:
Con el respeto que se merece, me permito hacerle críticas constructivas al artículo en cuestión.
1. Doctor Gaviria, no creo que usted inmiscuya en el mismo paquete al sector de la Justicia, Congresistas y a los docentes de este país. Ni por ahí, se pueden mezclar en un mismo plato. Para usted no debe ser desconocido el que los magistrados y congresistas se pensionan con unos salarios extraordinarios a parte que ellos si tienen el privilegio de que se les sumen todos los gastos, viáticos y demás adornos, para aumentar esta pensión.
2. Creo doctor, que para usted es conocido que el sector profesional mas mal remunerado en este país es el de los docentes, quienes se dedican a formar los hombres del mañana y el futuro de este país, porque así hay que decirlo con relación al grupo que en este momento está solicitando esta “Pensión Gracia” , el grupo de la década de los 70-80 , QUE QUIENES LA RECORDAMOS, FUE LA EPOCA EN QUE LA EDUCACION OFICIAL FUE GRANDE, los jóvenes de escasos recursos,(ahora estratos 2-3), con grandes esfuerzos se hicieron profesionales de todos los sectores y todavía algunos de ellos se desempeñan en posiciones destacadas. Esto lo digo porque he laborado con el Ministerio de Educación durante 30 años, fui fundadora del Inem de Cartagena, en el sector Administrativo y fui liquidadora de nómina, imagínese cuando estas se hacían a mano todavía, por esto conozco la situación económica de este sector pues lo maneje con mucho esmero y dedicación. Doctor Gaviria, creo que usted conoce el escalafón docente y las categorías 7-8 son las más proliferas , de esta escala algunos por razones que organizaron sus hogares y no tuvieron la oportunidad de seguir estudiando por las obligaciones contraídas, no lograron escalafonarse mas y nos especializarse. Ahora bien quienes tuvieron esta suerte lograron la categoría 13 y 14, la máxima en el escalafón, entonces un docente de la categoría 14 se pensiona con un valor de $1.725.000.oo (Un millón setecientos veinticinco mil pesos m/cte.), si logra conseguir la pensión gracia, su supervivencia para el final será de $3.450.000.oo, por haber dedicado toda una vida a formar juventudes. Pregunto doctor Gaviria, se puede comparar este sector con los mencionados por usted anteriormente en su artículo?
3. Debo agregar que la sustentación del doctor Carlos Avellaneda ante el Congreso para que se aprobara esta “maniobra”, como usted la llama, fue mas que todo con cifras y datos muy claros que se ajustan a la realidad que se vive en este sector, que ahora reclama un derecho de igualdad y DE JUSTICIA, MAS QUE TODO.



Segunda Pagina Oficio de Febrero 07-11 al Doctor Alejandro Gaviria.

4. Creo, en la JUSTICIA , del doctor JUAN MANUEL SANTOS, pues dentro de sus desempeños entiendo que también fue docente, sabe de docencia, y puede negociar con este sector su futuro económico y sin que se perjudique mas las rentas de este país que si bien otros grandes si las han afectado, como es del conocimiento de todos.
Mil gracias, por su atención. Pero insisto
ES DE JUSTICIA LA PENSION GRACIA PARA ESTE SECTOR DE LOS DOCENTES NACIONALES.
Atentamente,

ANA DOLORES PERTUZ DE MORENO
C.C. No.33.117.514 Cartagena

Dirección Residencial: Manga 2ª. Avenida No.21-109
Conjunto Residencia Los Cedros Apartamento 1-B
Cartagena, D.T y C.

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fabio dijo...

Querido profesor, le digo así porque a través de sus columnas he aprendido muchas cosas, considero que tiene usted una pluma crítica pero honesta, sin embargo el último articulo titulado tinterillos, creo que ha cometido una serie de imprecisiones, las cuales me gustaría comentarlas:
Compara Profesores, (como usted), magistrados y congresistas, en la misma bolsa las comparaciones entre sueldos son de tal manera, que un Profesor de la categoría 14 con mas o menos 30 años laborando en el magisterio gana alrededor de $2.300.000 Magistrados y congresistas ganan algo mas que eso, tal vez mucho mas.
Esto no es la repartición de dineros como en el AIS a unos terratenientes por favores políticos, esto no es el escándalo de Colpuertos que un cotero quedo con 25 millones de pensión, no es la salvada de la banca después de una serie de errores y desmanes que produjo el 4 por mil.
Esto es la forma de mejorar la pensión de profesores como usted, que máximo en las categorías finales quedan con una pensión de poco más de tres millones, no es la situación de todos.
Es impreciso comparar a magistrados (que manipulan la ley), Congresistas (que hacen las leyes) con los profesores, su producción es diferente, la década de los setenta esta marcada de alumnos de las instituciones estatales que lograron profesionalizarse y salir adelante, así como también en los ochenta y fueron estos profesores que sin condiciones lograron esto.
Profe, asi le digo, la ortodoxia no da para esta posición, especialmente con los profesores.


Un abrazo

Fabio Moreno

Alejandro Gaviria dijo...

Ana Dolores: gracias por la información. En estos temas es difícil pasar de los casos personales a las políticas generales. Yo usualmente opino sobre las segundas. Las condicionales salariales y pensionales de los maestros son mejores que las de un trabajador comparable. Los magistrados son casos excepcionales: son los campeones nacionales de los privilegios. Hace diez años realicé una investigación al respecto: aquí está por si quiere leerla.

Sobre la pensión, quisiera llamarle la atención sobre lo siguiente. Para conseguir una mesada de casi cuatro millones de pesos, un trabajador necesita tener un capital cercano a los 800 millones de pesos. No son muchos los colombianos que lo tienen (o que lo van a tener). Una pensión de esa magnitud, en este país, en este momento, es un gran privilegio.

Alejandro Gaviria dijo...

Fabio: reconozco un punto: los privilegios de los magistrados y los congresistas son exorbitantes; los de los maestros no tanto así. Mi comparación apuntaba en otra dirección, señalaba los esfuerzos, de varios grupos de interés, de colonizar para sí pedazos del presupuesto nacional.

Quisiera, por otra parte, aprovechar la ocasión para decir lo siguiente. He recibido muchos mensajes de profesores. Varios de ellos a mi correo personal: todos, sin excepción, respetuosos. Algunos incluso cordiales. La verdad apreció mucho el tono de la discusión y los reclamos.

Lucas dijo...

Anónimo 14:04 latet anguis in herba quaerens quem devoret.

Anónimo dijo...

http://www.elespectador.com/impreso/columna-249556-banqueros-al-banquillo

Anónimo dijo...

Lo que Lucas quizo decir pero ocultó detrás del latín, tal vez, para pasar por célebre, cosa muy común en los profesores mediocres y apocados era: "La serpiente se oculta ne la hierba buscando a alguien a quien devorar".

Kiko dijo...

Los docentes, profesores o maestros de escualas y colegios públicos no solo de dedican a formar los hombres del mañana; del futuro, sino que han formado a los de ayer y a los de hoy. Salvo algunas excepciones que confirman la regla, los hombres que han pasado por las escuelas y los colegios públicos más que educados son educastrados y por eso este país es el país con el mayor número de cretinos, corruptos y bandidos por metro cuadrado en el mundo. Y luego se quejan por ser mal pagados.

Alejandro Gaviria dijo...

Un debate similar en los EE.UU.

Alejandro Gaviria dijo...

Sobre los sindicatos de trabajadores estatales.

Lucas dijo...

Gracias, amable y sardónico ANÓNIMO 08:43. No fui yo quien empezó a lanzar frases en idioma extranjero para copiar a Galileo. Espero que no hayas tenido que consultar a ningún profesor o tinterillo para realizar tan excelente traducción.

Lucas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Dice, en su parte pertinente, el artículo de The Economist que colgó el doctor Gaviria:

"El asunto es que los sindicatos del sector público no funcionan lo mismo que los del sector privado. No están negociando frente a los capitalistas para obtener la parte que en justicia les corresponde del excedente que produce la cooperación. Están negociando contra todos aquellos que pagan impuestos y/o se benefician del gasto público. El asunto de la distribución en la política democrática no tiene que ver con la repartición de ganancias que se producen de manera conjunta [como en la empresa privada]. Tiene que ver con grupos de interés que pelean por quedarse con una tajada más grande de los ingresos del gobierno, a costa de los demás".

Anónimo dijo...

La corrupción pública se gesta en el ámbito de lo privado. Si las empresas privadas que contratan con el estado no ofrecieran comisiones de éxito, dígase coimas, los funcionarios públicos que se corrompen quedarían mamando.

Alejandro Gaviria dijo...

Why Do Lazy People Make More Money? The Strange Case of the Public Sector Wage Premium.

Anónimo dijo...

Por alguna razón creo que siento más asco por los regimenes especiales de los profesores y los políticos que por el de Ecopetrol, el Banco De la República y las FFMM.

Diego Cardozo Agudelo dijo...

Definitivamente el profesor Alejandro, cada vez que escribe, pisa más y más cayos de este país. Lo que yo no entiendo, si ud. Profesor Gaviria, me lo puede explicar, es ¿por que los docentes colombianos, por más noble y sacrificado que sea su oficio, por reciben 2 pensiones, y antes, digo cuando yo estaba en el colegio, incluso habian profesores que iban a coleccionar su tercera pension?. Esto es desproporcionado, y esos profesores del escalafon antiguo y unos pocos jovenes que alcanzaron a entrar en el, son a mi juicio un tanto ambiciosos, pues buscan todo tipo de prevendas y estímulos. Ah, y vociferan y tienen cierta "xenofobia", con profesionales no licenciados que se dedican a enseñar.

Anónimo dijo...

Hoy me decía alguien cercano al magisterio en Medellín: "La gente está con Luis Pérez, ellos dicen: el hombre es un hijueputa, pero con nosotros no. A la gente de Adida solo le interesa una palabra: prima. Les gustan los caudillos y los regalos".

Anónimo dijo...

Ser profesor en Colombia es un sacrificio indecible: En primaria uno debe enfrentarse a diario con un salón de 50 duendecillos insufribles; en bachillerato con salones de 50 dolescentes inmamables y en la universidad con salones de 50 adultos jóvenes impotables. Por eso siempre seremos mal pagados...

Anónimo dijo...

Bacana la caricatura de Garzón en el Espectador: anota un puntico afavor de Willian Ospina en su "debate" con el profe Alejandro. De cierta forma enriqueció la contienda...

jrpg dijo...

tinterillos, banqueros, políticos y traders son captadores indiscriminados de rentas sin consideración social o ambiental.

pero estoy de acuerdo con Pablo Abitbol hay que hacer un cambio coyuntural en el diseño institucional que permita la desaparición de esta fauna

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 9:06: no sólo en Colombia. En todas partes los humanos nacen, crecen y se reproducen. Y los educadores son (o somos) parte del proceso.

Caricaturas de Garzón.

Anónimo dijo...

Para Armandito Benedetti el opinador del senado.
lelo69

La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus limites, la tontería no

Claude Chabrol

Anónimo dijo...

Valencia Cossio = Valiente Cosa

Anónimo dijo...

No hay nada más peligroso que un estúpido con iniciativa.

Alejandro Gaviria dijo...

La Contraloría llama la atención sobre los efectos fiscales de los tinterillos; en particular, sobre las gabelas pensionales de muchos empleados públicos.

Anónimo dijo...

Gran parte del presupuesto de la nación se "desvía" para la Defensa.

En esa "porquería" si que hay corrupción.

Y los tinterillos se suman a esas gabelas.

Nidia dijo...

Sin ánimos de ofender a nadie, creo que es verdad lo que dice el anónimo sobre el nuevo estatuto docente y la manera como se presta para recepcionar y adherir al magisterio todo tipo de crápulas ineptas y mediocres que no logran ubicarse en el escenario de sus respectivas profesiones. Tengo un hijo adolescente al que le enseña lietratura un abogado, ciencias una ingeniera industrial y ética un administrador de empresas. Son un verdadero fiasco pedagógico...

Anónimo dijo...

Angelino: el Lula colombiano.

Que horror!

Alejandro Gaviria dijo...

Tristes (y la verdad, relevantes) las noticias sobre la calidad de los maestros. Y mientras tanto, todos ocupados (el suscrito incluido) de la segunda pensión de los maestros ya jubilados.

Alejandro Gaviria dijo...

Santos objetó la Ley de pensión de gracia para los maestros. Esta pelea sí la perdió Angelino Garzón.

Carlos Méndez dijo...

Fue un golpe de Estado? El debate durará años.

Anónimo dijo...

Estados Unidos e Israel se encargaràn de que el nuevo gobierno egipcio sea de su òrbita.

http://www.voltairenet.org/article168359.html

Alejandro Gaviria dijo...

The Trouble with Public Sector Unions.

Andrés Barreneche García dijo...

Crítica a los micro-créditos.
Saludos.