sábado, febrero 12, 2011

Seguridad sin Uribe

Esta semana el presidente del Partido Conservador, el senador caucano José Darío Salazar, señaló, con inusual vehemencia, que la violencia estaba desbordada, “salida de todo cauce”. “Si esto no toma otro rumbo el gobierno va a tener que revisar su política de seguridad” dijo de manera rotunda. Varios voceros del Partido de la U han expresado recientemente preocupaciones similares. La semana anterior, el diario El Colombiano de Medellín llamó la atención sobre un supuesto deterioro del orden público: “la situación de orden público…nos hace temer que, si no se insiste en preservar la política de Seguridad Democrática, a lo que se comprometió el Presidente,…en lugar de avanzar hacia la prosperidad, podamos retroceder a tiempos aciagos ya superados”.

¿Ha aumentado sustancialmente la violencia en Colombia? ¿Estamos en realidad retrocediendo a pasos agigantados? Con el doble propósito de responder las preguntas planteadas e introducir un poco de claridad en una controversia acalorada, dominada no por los hechos sino por las pasiones políticas, decidí esta semana consultar las cifras recientemente publicadas por el Instituto de Medicina Legal, una entidad independiente. Las cifras son todavía provisionales. Pero permiten, desde ya, un análisis objetivo del cambio en las condiciones de seguridad y una evaluación seria de la hipótesis del Senador Salazar y otros políticos nostálgicos, a saber: la violencia, como los ríos de Colombia, está salida de todo cauce.

Las cifras de Medicina Legal revelan varios hechos sorprendentes, contrarios a las opiniones más alarmistas mencionadas con anterioridad. Las cifras muestran, en particular, una disminución reciente (y sustancial) de los homicidios. En el año 2010, el número de homicidios disminuyó más de 10% con respecto al año 2009. En algunas capitales de departamento la disminución fue excepcional. En Sincelejo, Pereira y Pasto, los homicidios cayeron más de 20%. En Montería y Santa Marta también cayeron más que proporcionalmente. Nada parece sugerir, en últimas, que la violencia está desbordada, salida de sus cauces históricos.

No todos los resultados son positivos. En Riohacha, Valledupar e Ibagué, por ejemplo, la violencia homicida creció de manera preocupante. En Bogotá parece también haber aumentado. En Cali y Medellín disminuyó levemente pero se mantiene en niveles muy altos, intolerables. En muchas zonas rurales, el crimen organizado sigue haciendo de las suyas, matando con la más absoluta impunidad. Pero las cifras agregadas sugieren que la violencia no ha aumentado. Todo lo contrario. Tristemente el debate reciente sobre las condiciones de seguridad ha ocurrido en un vacío empírico. Nadie repara en los hechos. Y muchos distorsionan deliberadamente la realidad.

Los problemas de seguridad siguen siendo inmensos. Pero diciendo mentiras, exagerando la gravedad de la situación, no se van a resolver. En las últimas semanas algunos de los voceros más connotados del uribismo han vuelto a plantear, de manera velada pero insistente, una identidad según ellos incuestionable: sin Uribe no hay seguridad. Pero los hechos, los fríos hechos, muestran que esta identidad es cuestionable. Falsa para decirlo con toda claridad. Ido Uribe, la seguridad no empeoró. Parece incluso haber mejorado. Sin Uribe, sobra decirlo, también puede haber seguridad en este país.

91 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

Según las cifras de la Policía Nacional (que no siempre concuerdan con las de Medicina Legal), los homicidios cayeron 12% en enero, esto es, la tendencia se ha mantenido.

Si la caída se consolida en los próximos meses, la tasa de homicidios en Colombia podría bajar de 30 por cien mil habitantes por primera vez en una generación.

Alejandro Gaviria dijo...

La izquierda tiende a sobrestimar la pobreza; la derecha, la violencia. Hay una suerte de perversidad en todo esto, casi una celebración callada de los males sociales que benefician el discurso político propio.

Alejandro Gaviria dijo...

Conservadores insisten en el tema.

eureka dijo...

y ni crea que le van a prestar atención a los datos. De todas maneras "la toma a Bogotá" también fue un golpe mediático del Gobierno (Distrital y Nacional), para ver si la percepción de inseguridad baja. Igual en Bogotá los delitos de alto impacto como el atraco o robo tienen mucha más visibilidad, y posibilidad de hacer escándalo, que las cifras agregadas de homicidios en el país entero.

jean c dijo...

el señor alejandro gaviria plantea un analisis serio y con respaldo empirico que deja sin sustento cualquier afirmacion politica que cuestiona el tema de la seguridad, en especial de politicos de corte "uribista". A sabiendas de mostrar un panorama claro y dejando de lado cualquier postura politica es pertinente el analisis objetivo del señor gaviria. pero surge un interrogante, siendo los politicos que cuestionan la seguridad actual del pais de la unidad nacional, ¿porq plantean este debate?. ademas hay alguna influencia que estos sean mas "uribistas" que "santistas"

Vicky dijo...

Entonces según usted lo que esta pasando son inventos? Muertes, secuestros, voladura de oleoductos, no lo creo, si sigue Santos así dejara acabar el país, y sobre todo faltando el respeto a las instituciones, o porque esta destituida piedad? Por colaboradora de las FARC y Santos le sigue el juego para su show.

Alejandro Gaviria dijo...

Las cifras de Medicina Legal difieren de las de la Policía por la siguiente razón, entre otras: si una persona resulta herida en una asalto y muere días después en un hospital, Medicina Legal lo considera un “homicidio” pero la Policía Nacional no lo contabiliza como tal. El año pasado las cifras agregadas fueron diferentes pero, en general, se muevan juntas, siguen la misma tendencia.

Las estadísticas para otros tipos de crimen no son muy confiables (con la excepción del robo de vehículos). Pero los crímenes violentos tienden a estar altamente correlacionados con los homicidios, temporal y espacialmente.

Anónimo dijo...

Los problemas de tráfico y sicariato los gobernaban los amigos del expresidente Uribe; esos amigos que trasladó a los Estados Unidos (mancuso, don berna etc ), y que ahora están apenas prendiendo el ventilador.

En medellin y cordoba los tratados y negocios están manejados por "celulas" de hampones que no tienen jefe ni "mancusos o bernas" que pongan fin o resuelvan sus problemas; la compra de conciencias policiales y militares está matando a las instituciones; ya empezaron con la poblacion civil (ver estudiantes);

Yo pienso que esa política de atacar al "microtráfico" es absurda; para llegar a los peces gordos hay que desenmascarar gatas y exgenerales ....

Anónimo dijo...

Las lesiones personales, uno de los crimenes violentos, no esta correlacionada con los homicidios. Al menos para los datos del 2010 de la policia.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo: una gran cantidad de las “lesiones personales” no se reportan. En general, dados los problemas de reporte, las series de homicidios son las más confiables. Y son usualmente las utilizadas para estudiar los cambios en la violencia. Los datos de la columna no son por supuesto la última palabra. Pero, creo, son un aporte relevante a un debate que parece totalmente contaminado por la política.

Alejandro Gaviria dijo...

Casualmente el editorial de El Tiempo presenta un argumento similar al de la columna. Se hace la misma pregunta, la responde de la misma manera (con datos) y saca las mismas conclusiones (el debate tiene en esencia motivaciones políticas):

¿se está enfrentando Colombia a una rápida pérdida de ocho años seguidos de históricos logros en materia de seguridad democrática en cuestión de seis meses?

En el 2010, el país alcanzó una reducción del 14 por ciento en los homicidios y del 6 por ciento en la criminalidad. El Gobierno merece el reconocimiento de haber disminuido ese clave indicador de violencia social al más bajo nivel de los últimos 24 años, casi un cuarto de siglo.

El apocalíptico panorama que aquellas críticas describen no se compadece con la realidad operativa de la Fuerza Pública y pareciera estar motivado más en razones políticas.

Juan Esteban dijo...

Alejandro, Esta es ya una vieja táctica del uribismo … es la dictadura de las “percepciones” .. soltar a rodar la bola de que estamos hundidos, que todo se despeloto y mostrar el rostro sereno del salvador mirando al futuro con la mano en el pecho… en “Masa y Poder”, Canetti hablaba de esa masa de personas que se apretujan por el pánico… la derecha cavernaria siempre ha utilizado el miedo como herramienta. Decía Umberto Eco en una de sus novelas que la iglesia prohibía la risa, porque la risa liberaba el alma del hombre.
Le apuesto un tinto a que todo el que quiera enfrentar el debate de la inseguridad basado en cifras y hechos fríos será calificado como auxiliador del terror…. Es un cuento muy viejo, lo que pasa es que sigue funcionando… y si no lo cree, escuche cuando se quieren tirar a alguien, como comienza la entrevista en la W… “es que la percepción de la gente en la calle es ….”

Alejandro Gaviria dijo...

Juan Esteban: su comentario me recordó a Milan Kundera:

Como la realidad es para el hombre de hoy un continente cada vez menos visitado y menos amado…los veredictos de los sondeos se han convertido en una especie de realidad superior o, por decirlo de otra manera, se han convertido en la verdad. Los sondeos de opinión pública son un parlamento en sesión continua que tiene la función de crear la verdad, la verdad más democrática que jamás haya existido.

Alejandro Gaviria dijo...

Confidencial de Semana sobre un tema de la semana pasada:

La ley aprobada el año pasado por el Congreso que pretendía otorgarles una pensión gracia a 7.567 maestros fue objetada por el gobierno. Muchos creían que el presidente Santos no se atrevería a tomar esta decisión, puesto que el vicepresidente Angelino Garzón podría ser un aliado del magisterio en esta pretensión. Para objetar la ley, el gobierno se basó en varios conceptos de la Corte Constitucional y del Consejo de Estado. La iniciativa fue promovida por el senador del Polo Democrático Luis Carlos Avellaneda y tendría un enorme impacto fiscal, que se estima en 8,4 billones de pesos.

Jaime Ruiz dijo...

Me lo temía, Alejandro Gaviria ya hace de telonero de Ramiro Bejarano. Quiero decir, ya hace ABIERTAMENTE de telonero de Ramiro Bejarano. Naturalmente el secuestro NO EXISTE, no hay que temer que aumenten los secuestros ni que las FARC degollen de a cinco personas. Bah: ¡si el propio presidente razona en la entrevista de El País que el hecho de que las FARC maten en Colombia es prueba de que ya no están en Venezuela! Verdaderamente hay que tener estómago para aguantar tanta porquería. Creo que a partir de ahora leeré sólo a Bejarano. Al menos su apellido se pronuncia de forma grata para Zuleta y se alcanza cierta armonía cómica. Las cifras de seguridad sin contar los secuestros ofenden más que las elevadas reflexiones de esos dos filántropos.

Alejandro Gaviria dijo...

Para Jaime (por si lee): cifras preliminares muestran 2000 homicidios menos y 70 secuestros más (acabo de consultar las cifras de País Libre), no sé si como será la comparación entre unas y otras, pero supongo que para usted da lo mismo un secuestrado que 28 asesinados.

Alejandro Gaviria dijo...

Paradójicamente en el archivo de Semana, la frecuencia de la palabra "homicidio" ha aumentado de manera casi continua durante los últimos 20 años. En el mismo lapso la tasa de homicidios se redujo de manera sustancial.

Erick dijo...

Alejandro: no puedo negar que mi percepción (como la de muchos) es que después de Uribe los homicidios se han incrementado; bueno, repito, es una percepción.
Ahora, después de ver las cifras, me pregunto si lo que hizo Uribe fue contarnos un cuento que nos hizo ser un poco más felices.
¿Será que la seguridad democratica fue en parte (repito en parte) una obra maestra de la oratoria? Estoy seguro que esta pregunta se puede resolver incluso científicamente al estilo de Levitt y Dubner

Alejandro el ejercicio que le queda pendiente es el de investigar si los reportes en los medios de los homicidios ahora son mayores (aunque los homicidios no hayan crecido). Sería un trabajo asombrosos de la Freakonomia, aquí –como en la reducción de los homicidios de EEUU Levitt y Dubner- sólo habrá una persona.

Creo que antes no había espacio en la prensa, sabemos: la personalidad del presidente era muy arrolladora frente a los medios, incluso literalmente.

En síntesis, creo que estamos frente a un caso asombroso de efecto placebo que empieza a diluirse. Nos hicieron creer que la seguridad democrática nos estaba salvando y de verdad sentimos que nos estábamos salvando, pero la implacable realidad (así como algunas veces le ocurre enfermo del cáncer creyente del poder de la santería incrédulo del tratamiento científico) ha venido con su filosa guillotina a despertarnos de ese bonito sueño.

Harold H. Londoño dijo...

Tres anotaciones:

1) Está columna me hace sentir orgulloso y -quizá- un poco soberbio de ser economista. De ser un tecnócrata. Los datos son los datos.

2) Dada esta característica, no es raro que la columna estimule reacciones de tipo "empirismo vulgar"

3)De todas formas, y pese a la contundencia de los "frios hechos", creo, que el daño está hecho.

Mi suegro me dijo: humm... Si la cosa sigue así, no se va poder ir de paseo a las fincas. (Vale decir, que mi suegro no tiene finca)

Cordial saludo

Erick dijo...

Me pregunto si hubo un trade-off de noticias entre la participación del "presidente, farc, chaves"
VS "homicidios" (en general las cifras de la violencia)

Alejandro Gaviria dijo...

Columna de Raúl E. Tamayo en El Colombiano. El uribismo delirante insiste en el tema:

Los que votamos por Juan Manuel Santos lo hicimos creyendo que lo que él nos dijo en su campaña sobre continuar con el propósito de Álvaro Uribe y su Seguridad Democrática sería la prioridad de su gobierno, pero a los seis meses de la administración Santos, llamada Prosperidad Democrática, se acaba de hacer una encuesta por Caracol que arroja estos alarmantes datos. A la pregunta que se le hace al público sobre seguridad la gente respondió así:

La seguridad va mejorando: 17.73%. La seguridad va empeorando: 76.94%. La seguridad sigue lo mismo: 5.34%.

Si el 77% de la gente entrevistada responde que la seguridad ha empeorado, no vamos por un camino en busca de sostener la principal bandera del presidente Uribe Vélez, y si la imagen presidencial no ha bajado abruptamente es porque ahora lo apoyan los que no votaron por él, como los de Cambio Radical y el Partido Liberal, que están felices viendo mandar a sus candidatos contrarios a Santos en la campaña: Germán Vargas y Rafael Pardo.

jaime ruiz dijo...

Pues los datos de homicidios corresponden a todo el 2010 y seguro que los de secuestros son sobre todo del final. No son cosas que se puedan comparar, menos en gravedad. Podría haber menos homicidios porque los homicidas (sicarios) se hayan exterminado o porque se haya impuesto algún grupo mafioso. El aumento del secuestro es otra cosa: por mucho que la prensa lo silencie, buena parte de esos secuestros ocurren en territorios como Arauca, donde los secuestrados van de vacaciones a Venezuela. La clase de inseguridad que acompaña a Santos es la del resurgir del conflicto.

Puro delirio mío: hoy sale Santos pidiendo más hechos de paz (entrevista en El País) y Piedad Córdoba anunciándolos (entrevista en El Tiempo). Las masacres, como la del Putumayo (también silenciadas por la prensa, sobre todo por el diario que más entusiasta se muestra con las liberaciones, el mismo que nombró personaje del año a Teodora y ocultó lo de la mujer bomba) se justifican para el gobierno y para los creadores de opinión menos taimados con un viejo argumento: LAS PARTES NECESITAN LLEGAR FUERTES A LA MESA DE NEGOCIACIÓN.

En todo caso, las columnas entreveradas (no he leído las demás, supongo que el lector tendrá todavía más argumentos que las perlas de Gaviria y Bejarano) describen lo que será la actitud de la prensa: el ocultamiento. De hecho, ¿qué coños va a importar el atentado de Arauca con decenas de mutilados si son parte del conflicto causado por el narcoparauribismo?

Piedad Córdoba resulta en comparación una persona muy respetable.

Daniel Pacheco dijo...

Gaviria: Sus datos son del 2010. 7 meses de Uribe y 5 de Santos. No sé si eso es suficiente para afirmar que sí hay "seguridad sin Uribe."

Daniel Pacheco dijo...

Pero tampoco son suficientes para afirmar que no hay seguridad con Santos.

Anónimo dijo...

"Pues los datos de homicidios corresponden a todo el 2010 y seguro que los de secuestros son sobre todo del final"

Jaime, resulta que para contar los secuestros de 2010 hay que esperar a que termine el año. O, si su comentario insinúa que los secuestros en 2010 aumentaron desde el 7 de agosto, sólo quisiera pedirle que pague con la misma moneda: muestre los datos

Saludos

Erick dijo...

Alejandro: Tomando la misma fuente de semana: En noticias menos presidente Uribe, menos seguridad democrática y en noticias los homicidios creciendo (ver gráfica), entonces nuestra mente leyendo más homicidios y más violencia sin Uribe.

Alejandro Gaviria dijo...

Daniel: de acuerdo. Pero sí es suficiente, creo, para asegurar que las condiciones no han empeorado tal como se dice. Estuve mirando las cifras mensuales y la caída del segundo semestre es más abrupta. Los datos de enero, además, dan píe para cierto optimismo.

Carlos Méndez dijo...

Alejandro: lo que sucede en mi opinión es:

1. Falta un golpe fuerte contra la guerrilla. El último fue el del Mono Jojoy (fuertísimo)pero mucha gente lo interpretó, correctamente, mas como un logro de Uribe que de Santos, puesto que fue al poco tiempo de la salida del primero.

2. Apaciguamiento de Chavéz y la sensación que el ministro de defensa es mas un político que un gerente(lo cual es correcto). Aunque curiosamente el ministerio de defensa es lo mas uribista que tiene este gobierno.


El común de la gente, como muchos sabemos, le para mas bolas a lo anecdótico que a las estadísticas.

Santos necesita mostrar golpes fuertes contra las FARC. Un rescate importante, un cabecilla muerto.

Solo así mantendrá su alta popularidad.

Anónimo dijo...

Bueno, Uribe con la seguridad demócratica mostraba, emulaba sus cifras con "muertitos".

Por eso E.U no dejò a Piñera aplicar la misma política de seguridad en Chile; se convierte en peligro para la población civil.

Tengo un interrogante ¿Los falsos positivos se cuentan como HOMICIDIOS?

R

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: su punto es que el conflicto está resurgiendo. Esta hipótesis es mucho más difícil de evaluar a ciencia cierta. Pero usted omite algunos hechos relevantes, contrarios a sus argumentos. Uno de ellos: la desmovilización de alias “Pájaro”, el segundo del frente 36 de las Farc. Esto dijo el guerrillero la semana pasada: “en la guerrilla no vemos futuro. Sabemos que tenemos la lucha perdida, las Fuerzas Militares son muy grandes y tienen una inteligencia muy fuerte. Y se les suma la tecnología".

Lo de Arauca es grave sin duda pero no justifica los discursos apocalípticos de los Conservadores y otros comentaristas, más interesados en atemorizar por motivos políticos que en cualquier otra cosa.

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos: creo que también dieron de baja a Fabián Ramírez (aunque no se confirmó el hecho). Está también la muerte de alias “Cuchillo, un paramilitar poderoso. El problema es que no quedan ya muchos cabecillas. Es importante, en todo caso, seguirles la pista a las estadísticas de desmovilizados.

panÓptiko dijo...

La desconexión entre la realidad y la percepción de la seguridad tradicional no debe sorprender a nadie. No sólo es un recurso facilista (y popular) de hacer política, sino que es una constante en todas las sociedades. El proceso que lleva a la solución de las amenazas termina incrementando la sensibilidad a ellas, hasta el punto de la hipocondría.

Una columna sin peros. Estoy seguro que los uribistas son capaces de mantener una propuesta política que no recurra al miedo. Ojalá aceptaran el reto.

Saludos,

Carlos Méndez dijo...

Lo de Fabian Ramirez no se confirmó como usted dice. Y Cuchillo no es un Mancuso o un Castaño.

Queda Cano y otros mequetrefes del secretariado y el Estado Mayor.

Una cosa que me faltó decir.

No estoy de acuerdo en lo que dice que la izquierda sobrestima la pobreza y la derecha la violencia.

La izquierda en Colombia usualmente no reconoce la disminución en la violencia de los últimos años porque anhela una negociación política y eso requiere unas FARC fuertes. O, implica que la causa de la violencia no es solamente o principalmente la desigualdad. O implica que la mano fuerte de Uribe tuvo algún tipo de exito.

Ana dijo...

Alejandro: me adhiero completamente a su comentario. Y éste me trae a la memoria los Principios de Goebbels, en particular el tercero (transposición). Y no es el único que utilizan. Qué simpleza como se repite la historia, qué predecibles somos. Y este o aquel nefastos personajes que parecidos son. ¿habrá que aclararlo?.

panÓptiko dijo...

Una poesía para la ocasión:

Esperando a los bárbaros

C. P. Cavafy

¿Qué estamos esperando, reunidos en el foro?

Es que los bárbaros llegan hoy.

¿Por qué tanta inacción en el senado?
¿Por qué los senadores no legislan?

Porque los bárbaros llegan hoy. 
¿Qué leyes van a dictar los senadores? 
Los bárbaros, cuando lleguen, harán las leyes.

¿Por qué nuestro emperador se levantó tan temprano
 y en la puerta mayor de la ciudad espera sentado en su trono, solemne y coronado?

Porque los bárbaros llegan hoy
 y el emperador se dispone a recibir
 a su jefe. Incluso ha hecho preparar
 un pergamino para entregárselo, 
y puesto allí muchos títulos y epítetos.

¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores han salido hoy
 con rojas togas recamadas?
¿Por qué se han puesto brazaletes cuajados de amatistas
 y sortijas de resplandecientes y destellantes esmeraldas?
¿Por qué llevan hoy preciosos bastones exquisitamente cincelados en plata y oro?

Porque los bárbaros llegan hoy 
y cosas como éstas deslumbran a los bárbaros.

¿Por qué nuestros hábiles oradores no acuden como siempre 
a pronunciar sus discursos, a decir sus cosas?

Porque los bárbaros llegan hoy
 y a ellos los aburren la retórica y las alocuciones.

¿Por qué han comenzado esa inquietud
 y esa confusión? (¡Qué serias se han vuelto las caras!)
 ¿Por qué se están vaciando las calles y las plazas tan rápidamente
 y todos regresan a sus casas tan desanimados?

Porque ya es de noche y los bárbaros no han llegado.
 Y algunos recién venidos de la frontera
 dicen que ya no existen bárbaros.

¿Y qué vamos a hacer sin bárbaros? 
Esa gente era una especie de solución.

1904

Anónimo dijo...

"nadie repara en los hechos". No se que sera de la colombianos cuando Alejandro Gaviria no este en este pais. El exacerbado culto a los datos, en un pais donde los delitos(mas que los muertos) no se registran. Acaso hay datos estadisticos del control de las costas marinas por las bandas criminales, del fleteo, del miedo de tomar un taxi en Bogota, de etc.

Andrés dijo...

Anonimo 22.09: Pues eso no hace ninguna diferencia. Los delitos que ud menciona siempre han tenido casi imposible de registrar, así que no se cual sea su punto. Y lo de la percepción de inseguridad y el consiguiente miedo es parte de lo que se discute aquí, ante lo poco riguroso de los análisis hechos por quienes dicen que hay más inseguridad, las percepciones se pueden manipular

Anónimo dijo...

Más allá del escalofrio que nos produce la guerra y sus consecuencias cifradas en estadísticas que a veces nos hacen abstracta la realidad, sobre todo para la mayoría de mortales, varios hechos importantes vale la pena resaltar de todo el acumulado de partes de guerra del 2010 de las FARC-EP.

No es un análisis lo que le proponemos a nuestros lectores, es quizás, un intento de resaltar una serie de indicadores que deben ponernos a pensar, a todos, por un lado, a los militaristas que siguen empeñados en las salidas aniquilando al adversario, que cultivan la paix romaine, o que sueñan con una desmovilización a secas que le dejen intactos sus privilegios. Por el otro lado, a los demócratas de este país, aquellos comprometidos con la paz con justicia social y que tienen como imperativo ético la búsqueda inquebrantable de la paz.



Constataciones:




Leyendo en filigrana los partes de guerra, notamos que el 80% de los hechos no han sido reseñados por la prensa oficial. Es decir, para la opinión pública éstos hechos de guerra no han existido, entonces sin hechos de guerra, la guerra simplemente no existe. Si la guerra no existe, es claro que no existe adversario o contradictor. Podemos decir que el papel de los medios burgueses en Colombia, es esconder la realidad e imponernos una lectura que no corresponde a los hechos concretos, pero que si corresponde a los intereses estratégicos de la oligarquía y del régimen imperante.




La contradicción es evidente, la guerra como tal no existe, pero en los medios se vehicula la idea que la oligarquía la va ganando. Es una realidad plastilina. Se amolda según la temperatura política y según la jugada siguiente. La insurgencia esta derrotada, pero desde el régimen lloran y lloran, tienen las rodillas peladas de implorarle a Washington que no les corte la teta del presupuesto. Para qué presupuesto si la guerrilla ya esta derrotada. Estos hechos que relatamos no son complejos, son del sentido común, pero ningún periodista hace estas preguntas. Los periodistas prepago tiene la cuchara empeñada con la oligarquía.




Muchos colombianos que tienen la posibilidad de cruzar las fronteras y dirigirse a otros países se enteran más fácil de la situación colombiana que muchos de los que estamos en el día a día viviéndola. En un video sobre la represión de las FFMM a indígenas durante las marchas indígenas, fue presentado en un país europeo, al evento llegaron varios colombianos que estudian en el extranjero y su estupefacción era mayúscula cuando vieron las imágenes. No lo podrían creer. Es por eso que ciertos programas, que se salen del formato, como CONTRAVIA, ALGUNOS DE TELESUR, los emiten a la media noche para que nadie los vea y no caiga en cuenta, que vivimos en medio de un conflicto interno o una guerra a secas. En los horarios de más teleaudiencia, pasan las telenovelas, y sus rosarios de siliconas, para que el país viva en una mentira constante, anestesiado.




La oligarquía no quiere que nos enteremos, cuantos lisiados produce esta guerra, cuántos soldados se hieren ellos mismos para no ir a combatir. La oligarquía quiere ocultarnos sus bajas.




La guerrilla ya no está pelando en las montañas profundas, como nos quieren dar a entender los medios oficiales y los politólogos del régimen. Si leen bien, más del 60% de los hechos, se han hecho en lo plano, cerca a cabeceras municipales, en vías importantes y arterias muy confluidas.

Anónimo dijo...

Cuando Uribe llegó al poder las farc tenían unos 37 mil hombres, entre milicianos, combatientes y miembros del C.C.C; ahora existen solo 7 mil. Es decir que quedaron fuera de combate casi 30 mil subversivos, la mitad de ellos desmovilizados y la otra mitad matados. Se fué Uribe y la cacería menguó. Si lo miramos desde esta perspectiva es cierto que ahora hay menos "violencia".

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 22:09: ¿entonces aceptamos que la realidad es inescrutable o que simplemente equivale a la percepción? Los homicidios han sido usados por décadas para medir los cambios en la violencia. Muchos años de estudio (no de carreta) confirman la bondad de este indicador. A veces vale la pena tratar de entender la realidad con base en los datos, esto es, con base en una visión panorámica que contextualiza las anécdotas y las opiniones.

Anónimo dijo...

Es que es de imbéciles pensar que el único factor de violencia en colombia sean las farc.

Además, hay que aclarar que la seguridad de Uribe estuvo asesorada por Don "Iván Ramirez", cuyos métodos de terror nos tiene asombrados a los colombianos.

Interesante la columna de Coronel, en Semana.

Anónimo dijo...

"Es decir que quedaron fuera de combate casi 30 mil subversivos, la mitad de ellos desmovilizados y la otra mitad matados".

Digamos que los "matados" en este momento no presentan problema alguno. El asunto grave, como ya se sabe, es que los "desmovilizados" en realidad no lo hicieron sino que se transformaron en bacrim, lo mismo que los paramilitares demovilizados. He aquí el meollo del asunto: la administración Uribe se atribuye unas y otras desmovilizaciones como un triunfo incontestable, cuando lo que sucede es que el trabajo quedó a medias, porque uno no puede pretender "desmovilizar" gentes que no saben cosa distinta a matar, extorsionar, etc, pensando que se vayan a "reincorporar" a la sociedad así no más. Y en una sociedad dominada por el narcotráfico y actividades criminales conexas, no es de asombrarse que estos desmovilizados vaya allí a buscar escampadero económico haciendo lo que saben hacer, que es precidamente lo que demanda ese "mercado laboral".
Las series estadísticas bien hechas no mienten. Sin embargo, no sorprendería que en los próximos meses la situación se deteriore precisamente porque cada vez se verán más las consecuencias de la intensificación de las actividades de las bacrim.
Si Uribe hubiera seguido en el poder estaríamos exactamnete en las mismas o incluso quizás un poco peor, pues muy probablemente él hubiera enfocado todo el aparato de la seguridad democrática en las FARC. Por lo menos ahora se ve que hay dos frentes claros: sin abandonar el combate a la guerrila, se entiende que las bacrim son en este momento la peor amenaza para el país.

Harold H. Londoño dijo...

Que tristeza a lo que está llegando el Furibismo.

Por allá, de manera furtiva y muy socarronamente, deseando que la inseguridad se dispare y que a Colombia le vaya mal.

Todo, para justificar la resurreción de su redentor, de su mesías.

Pobre país.

Alejandro Gaviria dijo...

Carta de Uribe a José Darío Salazar.

Anónimo dijo...

Confirmado: las Farc usaron las liberaciones para mover a Cano. El man va camino a Venezuela.

Jorge Sánchez dijo...

Anónimo de 17:07: ¿podría por favor darnos la fuente de esa información?

Anónimo dijo...

A mí lo que me sorprende es como se han subordinado ciertas personas, entre ellos varios congresistas y también los medios a Uribe. La prueba de ello fue la supuesta encuesta amañada de Caracol, y los acompañan en ese propósito los miembros del partido conservador, y también se les suma cada 8 días José Obdulio en su programa y Yamhure con su columnita.

xp dijo...

No hace falta; ya fernando londoño no ladra como antes; nadie le cree a jose obdulio y su pandilla de hampones.

Colombia está enfrentando la carnicería de las Bacrim y las manipulaciones de las farc.

El golpe certero a estos dos bandoleros estará más adelante;me refiero a las bacrim y las farc!.

Alejandro Gaviria dijo...

Blogger está nuevamente borrando algunos comentarios. Copio algunos de los enlaces perdidos.

Carlos Mendez: Cuentos chinos.

Anónimo: Uribe critica al gobierno de Chávez por la alta inflación.

Anónimo dijo...

No sera que mas que dedicarnos a analizar todo desde el punto de vista de la derecha o la izquierda, nos unimos todos y nos dedicamos a analizar todos los actos desde el punto de vista de los derechos y los torcidos...(comentario inspirado en la captura del abogado Ballesteros).

La teoria economica lo va "encarretando" (lease inspirando, motivando, ilusionando...) a uno pero la realidad demuestra que la falta de educacion..(lease corrupcion, indelicadeza, desorden, etc) le baja las defensas hasta a el mas iluso.

Saludos,
Mario

Alejandro Gaviria dijo...

Dani Rodrik: la pobreza de las dictaduras.

B´alvaro dijo...

"Hay una revolución tecnológica que rompe de repente con lo privilegios de la casta que ostentababa la primacia del arte...una determinda masa de gente invade un territorio al que, hasta ahora, no tenia acceso; y cuando toman posicionan no se contetan con las ultimas filas: es más, a menudo cambian la pelicula y ponen la que a ellos les gusta"

Alessandro Baricco (Los Barbaros)

CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD DE ESTE BLOG ES MAS QUE COINCIDENCIA

Anónimo dijo...

La corrupción, la violencia y demás no "son" por falta de educación sino por exceso de cultura laeducación es un proceso inserto en un determinada cultura y Colombia ostenta la cultura de la corrupción y la violencia. Matar al adversario es un derecho y enriquecerse con el erario público es un deber. "Si no robo yo, roban otros y si no mato me matan"

Anónimo dijo...

Cuando "sin tetas no hay paraiso", "el cartel de los sapos" y "el capo" se convierten en lo más visto y aclamado por la masa, se puede leer en ello un verdadero "exceso de cultura" sicarial y picara. La sicaresca (faciolince) y la picaresca como forjadoras de caracter han engendrado un sociedad nefasta. La hipocresia de los noticieros denunciando con aspavientos la criminalidad en la ñinez no es más que otra pueba de lo picaros que somos; quienes propagan dicha índole la denuncian.

Anónimo dijo...

Todavía quedan ingenuos presuponiendo que ser educado equivale a ser bueno. Como si los lules, los morenos, los uribes, los obdulios, los plinios, los yanhures, los luis carlos restrepos y demás alhajas fueran unos maleducados... Aquí tenemos buena educación, pero inserta en una nefasta cultura...

Anónimo dijo...

Pero cuando subir el salario mínimo del 3.6% al 4 % por ciento representa para el presidente un aumento en su imagen de supuesto buen estadista el pueblo ya no es pícaro ni corrupto: es pendejo!

Alejandro Gaviria dijo...

Ahora que se habla otra vez del canal seco entre el Atlántico y el Pacífico, no sobra recordar algunos delirios presidenciales: aquí va uno bien famoso.

Anónimo dijo...

Hay que seguir la linea de Garzón ("Guachón") cuando habla de perdón así toque comenzar negociando con el mismísimo sector Bacrim de las farc.

Anónimo dijo...

Aunque suena un poco raro personalizar el participio matado el el mejor termino para significar lo que le ocurrió a miles de hombres de las farc. Si uno dice que fueron muertos, no tiene gracia porque muertos hay más en accidentes de tránsito; si uno dice que fueron asesinados queda muy mal porque el ejercito no es asesino; enonces sí, fueron "matados". Pero tambén, al mismo tiempo, fueron "matados" otros miles (cerca de 4.500) hombres del ejercito. AUnque si el ejercito hablara diria que no fueron matados sino asesinados por el enemigo. Puros juegos semánticos, pero de que hay conflicto armado, hay conflicto.

Anónimo dijo...

Que bueno que así como hace casi 20 años se convocó una comisión de "genios" notables para sentar las directrices de los que debería ser la educación en Colombia, se convocara hoy otra comisión de "genios" para resolver por fin el conflicto armado que nos desangra. Esto sería sano para el país porque, por fin, nos quitariamos de encima a los plinios, a los yanhures y a los obdulios quienes tanto han fustigado la matanza entre compatriotas. Aunque no faltará el roy barreras que diga que estos cretinos bien pueden sentarse al lado de Otto Morales Benitez, Antonio Caballero, Alejandro Gaviria, García Marquez o Rodolfo Llinás y otros como ellos(respetando las diferencias pero reconociendo que son respetables)...

Anónimo dijo...

Y a Santos hay que desprogramarlo para que en vez de criticar el traje de gala con que atariaron al concejal liberado, más bien vea en el color rosado de la corbata un verdadero signo de querer empezar lo más pronto a pasar del rojo al rosado y del rosado, por fin, al blanco...

Anónimo dijo...

Ya lo dijo Gardeazabal (otro "genio" notable): "Si hubo para los paras porque no ha de haber para los guerrilleros". Habrá un remanente de bacrim fariana pero será mas leve y emos desastroso combatirlos.

Anónimo dijo...

¿Que las farc son hipócritas? ¿Acaso no lo es Santos abrazando a Chavez?

Anónimo dijo...

¿Que este atrevido anónimo como se tomó nuestro blog? pues : "vi luz en las ventanas y oí voces pensando y sin querer ya estaba entrando"...

Anónimo dijo...

Para despedirme les digo que ante el deslumbre frente a Alessandro Baricco vale la pena releer "Discurso desde la marginación y la barbarie" de Leopoldo Zea. Al fin y al cabo él si tenía bien claro quienes son y nos muestra a los verdaderos barbaros.

Anónimo dijo...

"Calibán replica a Próspero diciendo: «¡Me habéis enseñado a hablar, y el provecho que he obtenido es saber cómo maldecir! ¡Qué caiga sobre vos la roja peste por haberme inculcado vuestro lenguaje!». El logos dominante se transforma de alguna forma en diálogo, logos de dos en cuanto puede ser replicado, maldecido, mal dicho, ya en otra relación que no es la de su creador. Discurso desde la marginación y la barbarie a partir del discurso impuesto por diversas formas de dominación del hombre; a partir de una historia que ha venido marcando los límites de toda historia que no sea vista como barbarie. Pero a su vez se trata de una barbarie consciente que no se considera tal porque ya no pretende repetir o imitar la palabra impuesta, sino que hace de ella instrumento de su propia y peculiar forma de ser hombre". Leopoldo Zea "Discurso..."

Anónimo dijo...

“A lo largo de este trabajo se ha hecho expreso el distorsionado y obligado diálogo, dialéctica, entre el civilizado y el bárbaro; el bárbaro que pude transformarse en civilizado y marcar nuevos límites de la barbarie. Este ejemplo está ejemplificado poéticamente en la obra de Shakespeare La tempestad, encuentro entre Próspero y Calibán, entre el conquistador colonizador y el conquistado y colonizado; los esfuerzos y desesperación de Próspero por imponer a Calibán su propio lenguaje, esto es, el significado de su dominio para que Calibán lo acepte, y la resistencia de Calibán para sumir como propio el lenguaje del hombre que le ha despojado, esclavizado y encadenado, haciendo por el contrario de tal lenguaje maldición, esto es, instrumento para su propia liberación, con enojo de Próspero. Es un encuentro dialéctico en el que Próspero no ha hecho sino mirarse en un espejo, poniendo en la imagen al otro lado del mismo las expresiones de lo que él, Próspero es en realidad. Al otro lado no está el monstruo Calibán, sino Próspero mismo con sus monstruosidades. Próspero, con el engaño, el hurto, la codicia, ha creado la imagen que quiere del engañado, robado y maltratado. Al igual que en la obra de otro bardo inglés, Oscar Wilde, en El retrato de Dorian Gray, en la imagen o retrato del otro está la expresión del verdadero Próspero y de Dorian Gray. La resistencia, la subversión, la conspiración no son obra del supuestamente monstruoso Calibán, sino del propio Próspero.

Próspero, en el drama de Shakespeare, toma conciencia de esta realidad y con ella terminan los hechizos que le permitieran dominar a Calibán. Conoce al verdadero Calibán, no al monstruo; él sabe ahora de la fuente de tales hechizos al hacer de la palabra de Próspero un instrumento de su propio discurso liberador, y queda así roto el hechizo. Próspero solo tiene ahora que aceptar y perdonar para ser perdonado. Pero no tanto perdonar a Calibán que lo ha enfrentado, como perdonarse a sí mismo y pedir le ayuden a salvarse, solicitando para ello ser perdonado. Da perdón y pide perdón. Perona a la imagen que creó con su codicia y pide perdón a quien sufrió esa codicia. Surge la síntesis de humanidad en la que la barbarie y la civilización dejan de serlo para ser, pura y simplemente, expresiones del único hombre posible, con sus posibilidades e impedimentos, con sus sueños de universalidad y la conciencia de sus limitaciones. Impedimentos que él ha impuesto a los otros hombres, como estos hombres se los imponen a él. La síntesis será la única posibilidad de que el hombre deje de ser lobo del hombre y reo, y sea pura y simplemente, hombre.

La Tempestad concluye con un epílogo que recita el propio Próspero y que, entre otras cosas, dice lo siguiente:

Ahora quedan rotos mis hechizos
Y me veo reducido a mis propias fuerzas,
Que son muy débiles.

Ahora carezco de espíritus
Que me ayuden, de arte para encantar,
Y mi fin será la desesperación,
A no ser que la plegaria me favorezca,
La plegaria que conmueve, que seduce
A la misma piedad, que absuelve toda falta.”

Leopoldo Zea (Epilogo- Discurso…)

Anónimo dijo...

"Aunque suena un poco raro personalizar el participio matado el el mejor termino para significar lo que le ocurrió a miles de hombres de las farc".

Echarse un rollo para persistir en un error y decir que está bien por esto y lo otro si ¡francamente!

Se dice "dados de baja", guey! ¿No que no (sí) estamos en guerra?

Anónimo dijo...

Una anónimo acaba de ser "matado" por otro. Este blog es una bacaneria. Estoy matado... de la risa...

Anónimo dijo...

Ah! Muy interesantes las reflexiones del anónimo pacifista que evoca y cita a Leopoldo Zea. Vale la pena hacer parangon entre el bárbaro de Baricco y el bárbaro de Leopoldo.

Anónimo dijo...

Siguiendo la linea argumentativa del anónimo del "matado" este pordría decir que ya que se "da de baja" un objeto inservible sus guerrilleros no fueron dados de baja, ni muertos, ni asesinados sino, simple y llánamente, matados.

Anónimo dijo...

Me podrían explicar muy bien sobre la tabla de fletes que reclaman los camioneros y los efectos sobre la economía?

Es que lo único que veo por los medios de comunicación es el sensacionalismo del paro y los bloqueos.

Anónimo dijo...

Estoy deacuerdo: Los gerrillos, después del uribestia, ya no fueron dados de baja, fueron matados.

Anónimo dijo...

¿Será verdad que resulta más costoso transportar carga de la costa a Bogotá que de la costa a Japón? o será otra de nuestras hipérboles garciamarquianas...

Anónimo dijo...

El tema de los camioneros pasó de ser ridículo a preocupante, y ahora de preocupante a ofensivo.
Cómo es qué amenazan con tomarse el aeropuerto y el terminal?-
No les basta con las vías o el transmilenio (que está de moda) a esta gente estúpida. Las consecuencias económicas y sociales son lamentables.
Que se paren en el culo si quieren, pero que no jodan a los demás.

Anónimo dijo...

El tema de los camioneros pasó de ser ridículo a preocupante, y ahora de preocupante a ofensivo.
Cómo es qué amenazan con tomarse el aeropuerto y el terminal?-
No les basta con las vías o el transmilenio (que está de moda) a esta gente estúpida. Las consecuencias económicas y sociales son lamentables.
Que se paren en el culo si quieren, pero que no jodan a los demás.

JuanDavidVelez dijo...

Pregunta el anonimo:

"¿Será verdad que resulta más costoso transportar carga de la costa a Bogotá que de la costa a Japón? o será otra de nuestras hipérboles garciamarquianas..."

Yo no sé la respuesta, pero yo creo que es algo del tipo: transportar una nevera, un televisor, una lavadora y una cama 6 cuadras en Medellín, es muchisimo pero muchisimo más caro que transportar un par de toneladas de algodón de Cartagena a Medellín.

Es decir, que creo que eso de Japon y la costa es una comparación tan chimba como la de comparar un trasteo con el transporte de carga masiva.

JuanDavidVelez dijo...

Pregunto a los demás cientificos de acá del blog, ¿el siguiente experimento sirve para responder a esa pregunta?

1. Mande una nevera de acá a Cartagena.

2. Mande una nevera exactamente igual de Cartagena a Japon.

3. compare ambas facturas.

¿Ese experimento da respuesta a la pregunta?

Tal vez no mandando una nevera sino un contenedor sea distinto.

También se puede hacer el experimento no mandando la nevera sino llamando y preguntando el precio de cada cosa. En apariencia es más optimo hacerlo de esa forma, con una nevera virtual, pero nada como la experiencia real porque pueden existir costos ocultos.

Alberto dijo...

Una imagen;

http://palabraycordillera.files.wordpress.com/2011/02/samuel-rojas-d.jpg

Anónimo dijo...

Pues es más barato ó económico enviar las cosas por TREN.

A propósito, porque no activan las vías ferreas ?

Harold H. Londoño dijo...

Sobre otro tema tratado hace poco en este Blog. creo que con la siguiente columna de Uribe. nuevamente se sale en defensa del modelo irlandes.

"Sin inversión privada fuerte, las políticas sociales son insostenibles como puede ocurrir en Venezuela. Por eso preocupa que en nuestro medio la tendencia fiscalista, que se proclama economía ortodoxa, terminará afectando la tasa de inversión que apenas ha comenzado. Lo que necesitamos es persistir en la promoción de la inversión y hacer del emprendimiento una libertad incluyente: al alcance de todos".

Harold H. Londoño dijo...

Me gusta el pedacito: "hacer del emprendimiento una libertad incluyente: al alcance de todos".

...si estimado expresidente: al alcance de los mototaxistas, los vendedores de minutos, empanadas, chorizos y arepas.

Juan David: lo que si es cierto es que nuestra geografía es bien abrupta y nuestra infraestrtura bien deficiente.

Alejandro Gaviria dijo...

Eñ Minsiterio de Transporte elaboró un interesante documento que compila la literatura relevante en el tema de la regulación de los precios del transporte por carretera: aquí está.

Anónimo dijo...

Quisiera consultarle a los frecuentadores de este blog si creen que en Colombia hay conflicto armado o no; empezando por el dueño de la sala. Pero ojala no interrumpa con sus tonterias el señor "matados".

Saludo.

Anónimo dijo...

Vicky es: "Romántica, Seria, Honesta, Sencilla, Fiel, Sentimental y hasta Ilusa" si, muy ilusa...

Alejandro Gaviria dijo...

Para los interesados, enlazo el documento Conpes 3547 sobre logística. Según la información compilada por Planeación Nacional, el transporte interno sí parece más costoso que el marítimo, para un exportador promedio al menos.

Anónimo dijo...

Alejandro:
Hay un error en el enlace del Min de Transporte.

xp

Anónimo dijo...

Qué pensará Catalina Ruiz Navarro que quiere decir "bidimensionalmente heterosexual"? Es mejor no averiguar.
Lo que sí causa curiosidad es que en la última columna de Manuel Velandia en Semana, la comunidad LGBT tiene ahora una nueva letra: "I" (LGBTI). ¿Qué van a hacer cuando el alfabeto entero no les alcance para hacer el inventario de "otros gustos"? ¡Y uno sin saber de qué se está perdiendo, en pleno viernes cultural!

Oscar Ceballos dijo...

Hace doce años(en 1999), Marcela Eslava enunciaba los problemas que acarrean la implementación de políticas como la tabla de Fletes en un documento de Planeación Nacional.
No recuerdo bien, pero creo que ni Pastrana ni Uribe tomaron iniciativas como la del actual gobierno.
No les paraban bolas a los estudios técnicos, solo les interesaba engordar la lechona.

El link:
http://www.dnp.gov.co/PortalWeb/Portals/0/archivos/documentos/DEE/Archivos_Economia/105.pdf

Anónimo dijo...

El Transporte de Carga en Colombia.
Link completo:

http://www.dnp.gov.co/PortalWeb/Portals/0/archivos/documentos/DEE/Archivos_Economia/105.pdf

Alejandro Gaviria dijo...

Impacto de la desmovilización de los paramilitares sobre la reducción de los homicidios. Mayor del que se cree. O se supone regularmente.