domingo, marzo 07, 2010

Uribe vs. Santos

Hace ya casi diez años, dos de los principales protagonistas de la política colombiana, el presidente Álvaro Uribe y el candidato Juan Manuel Santos, tuvieron una interesante disputa jurídica, una desavenencia pública que ha sido ya olvidada en medio de la cambiante historia de la política nacional. En la comedia de la política, ya lo sabemos, los protagonistas cambian de papeles frecuentemente. Los rivales se convierten en aliados. Los aliados, en rivales. Y las lealtades van y vienen todo el tiempo.

En los primeros meses del año 2001, cuando era todavía un candidato presidencial desconocido, con apenas el mítico dos por ciento en las encuestas, el ciudadano Álvaro Uribe Vélez demandó ante la Corte Constitucional varios artículos de la ley de presupuesto aprobada algunos meses atrás por el Congreso. En su opinión, el entonces ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos, había transgredido varios principios constitucionales al distribuir partidas de inversión regional por varios miles de millones de pesos entre cientos de congresistas. Para el demandante, estas partidas revivían los auxilios parlamentarios, sesgaban la competencia política a favor de los congresistas beneficiados y menoscaban la independencia del Congreso de la República. “¿Cómo puede haber autonomía e independencia del Congreso respecto del Ejecutivo, y un análisis crítico de los actos del Gobierno, si los congresistas, para hacerse reelegir, deben contar con la respectiva partida presupuestal?”, preguntó entonces el actual Presidente de la República. Años más tarde, otros actores formularían la misma pregunta, pero el acusado de “hacer política con dineros públicos” había cambiado. Era esta vez el acusador de antaño, el mismísimo presidente Álvaro Uribe Vélez.

El ex ministro Santos se defendió con el argumento de siempre, con la invocación estándar a los beneficios sociales de la politiquería. “Los congresistas durante el debate del presupuesto realizaron gestiones para conseguir que el Ejecutivo apoyara presupuestalmente a sus regiones… propósito loable que comparte plenamente el Gobierno”, dijo uno de sus representantes. Pero el demandante nunca compartió los eufemismos del ministro Santos. Señaló entonces que las partidas en cuestión eran “halagos presupuestales, burocráticos o contractuales”. Hizo suya la denuncia formulada por el ex presidente Alfonso López Michelsen, según la cual “no uno sino varios senadores confiesan haber sido tentados por funcionarios y ex funcionarios de la administración Pastrana que… les abrieron el apetito con algunos auxilios parlamentarios disfrazados”. Años después, Pastrana acusaría a Uribe de comprar las conciencias de algunos congresistas. La política, lo dijo alguna vez el mismo presidente Uribe, tiene mucho de farsa.

La Corte Constitucional terminó dándole la razón a Juan Manuel Santos. Señaló, en noviembre de 2001, que no podía suponer la mala fe de los congresistas o especular sobre los motivos que los llevaron a votar de una u otra manera. La politiquería, habría que reconocerlo de una vez, no es inconstitucional. La política da muchas vueltas. Cambian las ideas. Cambian los principios. Cambian las lealtades. Cambian los partidos. Hasta cambian los presidentes. Pero la politiquería nunca cambia. Sobrevive a todo. Ha sido y sigue siendo parte del sistema.

168 comentarios:

Alejandro Gaviria dijo...

WO se despachó contra el santanderismo y la llamada democracia formalista. El hombre siempre ha sido muy bolivariano.

Tampoco cuestionarán ese orden político formalista, burocrático, supersticiosamente legalista, mezquino y carente de grandes proyectos con que se ha gobernado siempre a Colombia...una sociedad donde la democracia está hecha más de formalismos que de realidades profundas...

Carlos dijo...

Alejandro, gracias por refrescar esa pildorita de la historia patria; me refiero a la velita que no le quería prender Uribe a Santos en el pasado y que ahora no tendrá más remedio que ayudar a mantener contra su real parecer y sus versiones mejoradas.

Carlos dijo...

Alejandro, gracias por revivir nuestra historia, el tiempo cuando Uribe no quería prenderle la vela a Santos; irónico que ahora vaya a procurar que esa llamita no se extinga contra su real parecer y su versioncita mejorada.

jaime ruiz dijo...

O tempora, o mores. ¿No se podrá todavía denunciar a Santos por cohecho? ¿O que nos parece lo de Yidis Medina?

Los "alternativos" sienten que en la justicia de parte hay un poco de justicia, que considerar unos casos de clientelismo como cohecho, sobre todo cuando favorecen a los amigos de ellos, significa que hay menos impunidad, exactamente como los más viejos o de estratos más bajos sienten que con el secuestro se reduce la desigualdad.

Durante los años de Uribe son tantos los desmanes judiciales y "periodísticos" que cometieron los mismos defensores del despeje del Caguán (que se indignan porque se los relaciona con los guerrilleros, que es como si Alfredo Garavito se molestara porque lo compararan con los curas manilargos) que mucho será lo que invierta Chávez para salvarlos de una derrota clamorosa.

Yo creo que la única opción que les queda es mandar matar a Santos, tal como hicieron con Álvaro Gómez (asunto cuyo esclarecimiento obviamente no interesa a ningún comentarista de la prensa). Porque con ridiculeces del tipo "la politiquería son los otros" sólo terminarán desprestigiados. Tal como lo están ante cualquier persona decente que se interese por los asesinatos de sindicalistas o por los desfalcos de AIS, o por los "falsos positivos" (que ahora son todos los casos en que mueren guerrilleros, según la graciosa voluntad de los jueces).

Gheysel Naranjo dijo...

Dr. Gaviria, es usted muy “preciso” en describir la política… en donde no hay amistades verdaderas, sólo hay socios… donde por “selección natural” queda el más fuerte… pero de igual forma por más fuerte y brillante que se sea no se puede entrar aislados sino con influencias, con conexiones, con más amigos que enemigos, con el factor religioso (para un pueblo como Colombia que es tan religioso)y con toda una maquinaria pesada… Y para tener una “hinchada” en el mundo público y filiación política duradera exige utilizar la “diplomacia” y la cultura académica… Entendiendo que entre la diplomacia y la hipocresía en el mundo de la política sólo existe un hilo que los separa… pero que marca la diferencia, y ese hilo es el nivel de cultura, lo prudente, lo sensato… En conclusión es tan compleja la política que si uno se queda en un ángulo, ahí se queda…Y en general entre los políticos es bien complejo los negociados y acuerdos, pero nada que hacer hay que hacer elegante en los ideales y en el legado real que se le deja a la región para que cuando el ejecutivo pase el presupuesto sea aprobado de inmediato...

Ah, me queda la inquietud si entre el “maestro Uribe” y Santos son “fórmula”… o socios que se ayudan entre sí, o “amigos de clase social” de toda la vida que de igual forma también se ayudan entre sí…?


Gheysel

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: yo no creo que el clientelismo sea un asunto de la justicia. Lo he dicho innumerables veces en este foro. Simplemente me pareció interesante traer a cuento esta curiosidad de nuestra historia política contemporánea. Recuerdo que Uribe mencionó varias veces eel tema en sus primeros años de gobierno.

Usted sugiere, en medio de las descalificaciones de siempre, que “la politiquería somos todos”. Y hasta razón tendrá.

jaime ruiz dijo...

Es que las descalificaciones habituales saltan como una evidencia ante la digamos pasividad con que se afronta la realidad. Por ejemplo el "antisantanderismo" de Ospina es como una floritura extraña en medio de una obra lo que se dice anafórica y estremecedoramente eufórica. ¿Cómo puede uno fijarse en eso después de leer que hay CIENTOS DE MILES DE DESAPARECIDOS? Yo no lo entiendo. En Colombia las palabras son cualquier cosa, a nadie le incomoda que los desaparecidos sean muchos millones y no muchos cientos. Los campeones de la decencia (en El Espectador de hoy salen varios que demuestran la perversidad del uribismo por las condenas de los jueces, más o menos como probar la indecencia de las violadas en los primeros planos de la penetración), bueno los comentaristas que salvan a la patria de tanta inmoralidad no tienen interés en contrastar esas cifras. Ni menos en otra belleza que todavía encuentra público en la universidad:

Volverán a disputarse exclusivamente los votos que hace tiempos deciden quién malgobierna a Colombia y olvidarán como siempre a esa mitad del electorado que nunca votó, porque nunca pudo creer que ese carnaval electoral serviría de veras para transformar al país.

Ésa es la causa de la abstención y de la ilegitimidad del gobierno. ¡Los abstencionistas no pueden creer que metiendo el dedo vayan a transformar el país! Son la voluntad que está detrás de quienes lo refundan con ideales heroicos de dignidad y de justicia. No en balde decía Raúl Reyes que el 70 % de los colombianos están con las FARC.

No creo que la politiquería seamos todos, que el clientelismo cínico y parasitario sea una condena sin remedio de la sociedad colombiana. Pero ¿lo remediarán Piedad Córdoba, Luis Eladio Pérez, Jaime Dussán, Felipe Zuleta o los recomendados de Pastrana?

los nuevos dijo...

No esta muy gatopardista la columna. "Si quieres que todo siga igual, todo debe cambiar". Desgreño, corrupción, politiquería, mal de siempre, consuelo de pocos. Cambia los presidentes...?

Buen gobierno, moralidad administrativa, maquiavelismo parecen inspirar a JMS. ¿Me equivoco, no es así?.

Si mal no recuerdo hace poco en este blog se discutia la entevista que concedio Laserna el MIt de los candidatos al senado. Apelaez realizo sendos análisis en Silla vací y aqui se comento la feo de ese glamuroso voto de opinión y tanta moralina. En la entrevista el mismo Laserna decía muy lapidariamente: " La política puede ser un asunto de grandes ideas pero se gana con pequeños favores".

No entiendo mucho la utilidad de rememorar estos hechos históricos del gobierno Pastrana. Es anécdota personalisima de dos titanes: el uno politiquero y el otro un tecnocráta marrullero, delfín y heredero de la casa política (la familia Santos) más santaderista, centrista, y admirable por esa encomiable dignidad republicana. El viejo Santos hacia eco de esa frasecita de Restrepo -creo- que decía se necesita más admninistración y menos política.

No la comparto. Y la columna parece emularla.

Camilo.

Alejandro Gaviria dijo...

Camilo: no entendí bien su punto. Aunque probablemente tiene razón en cuestionar el ejercicio nemotécnico de la columna. Simplemente quise llamar atención sobre un hecho: casi todos los políticos, López, Pastrana, Uribe, etc., denuncian el clientelismo con la misma intensidad que lo practican.

los nuevos dijo...

Profesor Gaviria. Tal vez no fui muy claro. Tenía un tono de suave indignación. Se confunden varios puntos. Ya se que ud valora los beneficios sociales de cierto clientelismo. No es un "censor" ni un "puro" que proclama depuraciones, nueva política y cero corrupción. Se que concede valor a los políticos y lo que debe ser el carácter moral de cualquier político.

En un prólogo López Michelsen da con el punto.

" Es curioso registrar cómo subiste el cacique con diversos nombres a través de los tiempos. Al cacique sucedio el manzanilloy, con la internacionalización de los términos, el "clientelista". La primera vez que encontre la palabreja fue en las memorias de Raymond Aron, antes de que fuera conocida en Colombia. Divulgada por algunas plumas, ha corrido con tanta fortuna como la llama sobre la gasolina cuando se le prende un fósforo".

Anónimo dijo...

Lo interesante es que Jaime Ruiz hace unos pocos meses decía que la página de Santos como precandidato era ridícula y daba pena.

lelo69 dijo...

Santos no es santo de la devoción de Uribe.

El señor de palacio debe escoger bien quien le cuidara la espalda cuando salga de la casa que lo albergo 8 años y Santos no se destaca precisamente por ser hombre de lealtades, por eso y por antipatías personales, regionales e intereses muy complicados Uribe no siente cómodo con Juan Manuel Santos quien el día que lo acusen por los falsos positivos dirá el presidente no era yo.

Carlos dijo...

Usted muy bien lo dijo Alejandro. El clientelismo es parte del sistema.

Todas las democracias (y también las dictaduras)lo practican.

Cualquier gobierno que no lo practique, eso que llaman "la gobernabilidad" se le vuelve muy difícil.

Anónimo dijo...

Otra joya histórica, recuerdan que Alejandro también estuvo en el gobierno de Uribe y hoy es opocisión. Y la esposa trabajo bastante tiempo en Hacienda.

Cosas de la política

Alexander Tamayo dijo...

Jaime, ud que todo lo sabe, que de cierto tiene la participación intelectual de Santos en el crimen de Álvaro Gómez.

PD.. ví el chisme en los foros del espectador y pues quien mejor para responder que el investigador del blog de Alejandro

Daniel dijo...

Alejandro,

Usted termina diciendo que la politiquería ha sido y sigue siendo parte del sistema. Eso me recordó que alguna vez oí a salud Hernández decir que la politiquería era una práctica usada en España; y por otro lado a Rodrigo Lara decir que en Estados Unidos están vigentes los auxilios parlamentarios.
Entonces mi pregunta es si la politiquería es un mal necesario para que el sistema funcione, para que pasen reformas estructurales importantes que no son populares. o si podemos tener un sistema libre de politiquería.

Andrés Felipe Succar dijo...

Muy buena la foto

Anónimo dijo...

Sera que a Uribe le da confianza una persona como Santos, que además de las diferencias que plantea el Doctor Alejandro, Fue una persona que se alió con Reyes, Castaño, Carranza, para derrocar a Samper y que además avaló el despeje y todo el proceso fallido del Cagúan. Una persona que siempre ha dado saltos mortales y siempre cae parado, no es una persona de fiar, ha estado con los últimos tres presidentes y estos últimos mandatarios, han sido elegidos por ser oposición al anterior...Santos crea más desconfianza que confianza inversionista, cohesion social y todo lo demás.

Alejandro Gaviria dijo...

Daniel: su preguntan es buena. La politiquería parece bastante común, a lo ancho de la geografía y a lo largo de la historia. Hace poco leí una biografía de Alexis de Tocquevillle y me sorprendió que sus testimonios indignados sobre la política francesa durante la restauración –Tocqueville fue miembro de la Cámara de Diputados– se podrían usar, sin cambios, para describir la política colombiana contemporánea. Así mismo, los testimonios de James Bryce, uno de los observadores más agudos de la sociedad americana después de la guerra civil –un período de crecimiento extraordinario–, sugieren que la política gringa era entonces un muladar.

Uno podría, por lo tanto, pensar que los costos de la politiquería son menores, que ésta es una característica condenable, abominable si se quiere, de muchos sistemas políticos. Pero que después de todo ésta no afecta adversamente el crecimiento de largo plazo o el avance social. Incluso algunos sugieren que la politiquería es una vacuna eficaz contra un mal mayor, el populismo. Esto, por ejemplo, le dijo R. Hommes a la Corte en el año 2001 cuando ésta estaba estudiando la demanda de Álvaro Uribe mencionada en la columna:

Lo más efectivo desde el punto de vista de asignación de recursos, es disponer de algunas partidas que atiendan las necesidades regionales expresadas por los parlamentarios, dándole a todos la misma oportunidad de acceder a estos recursos, mediante proyectos que sean aprobados por el Departamento Nacional de Planeación y asegurar así que el presupuesto que sea finalmente aprobado no se contamine con intereses particulares o personales sino en lo que se refiere a esta asignación reducida para las partidas regionales.

Hommes afirma más adelante en su testimonio que este sistema no es ideal, que los mejor sería tener partidos organizados que discutieran plataformas programáticas. Pero, en general, parece sugerir que los costos no son muy altos. Otros macroeconomistas colombianos piensan de la misma manera.

En general es difícil medir o precisar los costos de la politiquería. Hace poco, sin embargo, leí un argumento de Jim Robinson al respecto que me llamó la atención. Dice Robinson que Colombia evitó el populismo en la segunda parte del siglo XX, que lo hizo en parte porque tenía un sistema político cerrado y clientelista y que, en general, los economistas colombianos hemos subestimados lo beneficios de este sistema. El sistema evitó el populismo, sugiere Robinson, pero ni el crecimiento, ni el progreso social fueron claramente superiores en Colombia que en el resto de la región. Robinson considera que el clientelismo fue muy costoso pues, entre otras cosas, disminuyó la efectividad del gasto público.

En fin, yo creo que los costos de la politiquería y el clientelismo pueden ser altos. Además, la politiquería desprestigia el sistema y puede, por esta vía, terminar abriéndole camino a un Chávez o algo parecido.

Anónimo dijo...

Santos presidente, Nohemi vicepresidente. Mi pronostico. No votare por ese par, pero es lo mas problable que sea elegido. Son los malabaristas de la politica, amigos de todos en algun momento, contradictores de todos en otro, pero siempre leales, no aunos principios o ideales, solo a ellos mismos y a las maquinarias que los apoyan, y eso, si entendi bien la entrada del doctor Alejandro, es lo que da votos en este pais de mierda. Si alguein dudaba de la palabras de Jaime Ruiz con relacion al termino muladar, si mi pronostico se da, no habra espacio a la duda. Seremos, o mejor seguiremos siendo el muladar del mundo occidental.

jaime ruiz dijo...

Alexander: gracias por lo de que lo sé todo, pero respecto a esas intrigas sé mucho menos que usted. Es la primera vez que leo un comentario sobre eso. ¿Por qué no enlaza lo que decía en El Espectador?

Alejandro Gaviria dijo...

Interesante esta declaración del Presidente Uribe. Muy en la línea de Jaime Ruiz.

Alexander Tamayo dijo...

Jaime,

Creo que ya lo había aclarado, pero lo recalco para no generar confusión. El chisme me lo cogí en el foro.

http://www.elespectador.com/node/191456

Anónimo dijo...

Otra perla de esas como la que cuenta Alejandro es que hace algunos años también Álvaro Uribe Velez casi se va a los puños con el hoy ministro del interior y el más grande lagarto que tiene Colombia: Fabio Valencia Cossio.

jaime ruiz dijo...

Lo que pasa con el clientelismo es que en Colombia quienes no son clientelistas no gobiernan. Se dirá que en Bogotá lo consiguió Mockus, pero ni la pedagogía ostentosa (y en el fondo clasista y de sesgo totalitario) es sinónimo de buen gobierno, ni parece que tal modelo se pueda aplicar por mucho tiempo en todo el país.

Tienen razón los que dicen que el populismo sería peor. El hecho de que Colombia no haya superado a Venezuela es fácil de explicar: es un país mucho más pobre y aislado, y encima paga las consecuencias de la violencia. Ésta es en últimas el resultado del aislamiento, una forma de primitivismo.

Los no clientelistas-no populistas son superiores moralmente, sin duda, pero su misión consiste en la mera crítica. ¡No sólo hay superioridad moral sino mayor comodidad! Lo increíble es que siga habiendo clientelistas. Y como eso no se va a superar con la exhibición de la bondad de los buenos, lo mejor sería pensar en la forma de mitigar el daño que ocasionan los clientelistas y populistas. Es decir, en reducir el tamaño del Estado.

Pero hablar de eso es "mentar la bicha". Y a propósito de culebras, ya estamos en la que se muerde la cola: el colombiano enemigo de la corrupción es el colombiano sin cargo público. Lo malo de la rosca es no estar en ella. Aunque, aunque: la corrupción es un rasgo de los políticos que no lo van a nombrar a uno. Y son cosas del lenguaje: esa palabra, corrupción que vendría a ser "putrefacción", designa lo que exhalan los comentarios de El Espectador. Los desfalcos y cabildeos de los desaprensivos no reflejan tanta "corrupción" como esa mendacidad de los samperistas-chavistas, que por lo demás son los agentes de los mayores robos, como el de Foncolpuertos.

jaime ruiz dijo...

Alexánder, estuve buscando en ese enlace y no hay ninguna acusación contra Santos. Si es porque alguien escribe en los comentarios, sin ninguna referencia ni argumento, que Santos estaba involucrado, me quedo dudando de su sensatez. También podrían poner a todos los enemigos personales como responsables.

No sé nada de ese tipo preso, pero lo que dice que le contaron es exactamente lo mismo que dice Rasguño. Que hubo complicidades de la policía y de Danilo González. Es decir, que a Álvaro Gómez lo mataron los del cartel del Norte del Valle por indicación de Samper y Serpa.

Sólo el descaro de la prensa colombiana, que refleja la indigencia moral generalizada (en realidad todo el mundo sabe que fue obra de esos próceres pero a nadie le inquieta), permite poner en duda tantos testimonios.

Anónimo dijo...

El Colombiano revivió el dossier de Coronell.

Anónimo dijo...

Como siempre el gobierno de Uribe descalificando sin argumentos a sus contradictores, en este caso usando el mas mediocre de los pasquines del regimen.

Alexander Tamayo dijo...

Jaime,

Esto es lo que dice:

"Opinión por:
Contradictor
7 Marzo 2010 - 2:05pmEl que sì sabe bien sobre ese asunto es el ex-general harold bedoya trujillo, pues èl con josè manuel santos planearon darle golpe de estado a Samper y llevar al poder a Alvaro Gòmez. Gòmez no aceptò el ofrecimiento y amenazò con denunciarlos, esto le costò la vida. A otro que tambièn quisieron involucrar pero que tampoco aceptò fue Landazàbal Reyes y tambièn fue asesinado"

Y mi interepretación es la que ya sabe. Espero dejar de ser insensato

Alexander Tamayo dijo...

Alejandro,

Qué piensa de Peñalosa como un posible sucesor de Uribe?

Anónimo dijo...

Alexander Tamayo el comentario habla de "josè manuel santos", tiene razón, dejo de ser insensato para pasar a ser IDIOTA

Anónimo dijo...

Lo mejor de la caida de la reeleccion es gozar viendo a Jaime "anti-sistema" Ruiz defendiendo a un Santos. Que disonancia cognitiva tan tremenda!

jaime ruiz dijo...

Alexánder: esa versión de los conspiradores poniendo a Álvaro Gómez como presidente en reemplazo de Samper ha aparecido en otros sitios, pero nunca incluyen a Santos. Ese comentario de "Contradictor" podría habérsele aplicado a cualquiera que estuviera contra Samper. Y casi a cualquier persona.

De hecho, el que los conspiradores mataron a Gómez para que no los delatara es una de las cortinas de humo con que intentan tapar la declaración de Rasguño. Nada más. Lo que no se concibe es tomarse en serio la inclusión que cualquiera hace de Santos. Si tuviera algún asidero ya la estarían explotando todos los enemigos del candidato.

Anónimo 10.37: pues entre la disonancia cognitiva y las pasiones nominalistas prefiero padecer la disonancia cognitiva. Lo que a mí no me gusta de Enrique Santos Calderón es su castrismo y su promoción del asesinato en masa. Que se llame Santos me resulta indiferente. Y si su abuelo era un periodista importante me parece más una credencial que un hándicap. No creo en la movilidad social que aborrece los linajes próceres sino en la que permite a todos beneficiarse de la organización social: me gusta Japón, Escandinavia o incluso el Reino Unido, con sus aristocracias casi milenarias, y no Venezuela, donde cada generación borra el refinamiento que había alcanzado la anterior. Todo por la justicia, que es como llaman al imperio de los peores.

Lanark dijo...

Alejandro: Esa declaración de Uribe me suena más bien a pura autocrítica.

jaime ruiz dijo...

Definitivamente la locura es una condena cruel. De otro modo uno habría podido formarse en una universidad colombiana y llegar a entender prodigios como éste, del decano Kalmanovitz:

Ese tipo de gabelas injustificadas y discriminatorias valen 8 billones de pesos al año y lo que se regala por un lado debe ser financiado por el otro.

Todo el peso del "argumento" son los adjetivos, que preparan para la increíble mentira: ¿de dónde sale que las empresas habrían invertido con la tributación ordinaria, sin las exenciones? Después lo explica:

Se trata además de incentivos innecesarios, pues las inversiones se hubieran producido de todas maneras en época de prosperidad y en recesión no se están dando.

Y después dicen que uno presupone la mala fe. ¿Hay alguien en ese vasto mundo de la "academia" colombiana a quien incomoden semejantes asertos? De momento están bien, pues sirven para pescar algún votico perdido para la causa de la oposición. ¿O compensarán alguna otra mentira del gobierno?

Hay una forma de no presuponer la mala fe en tan extraños silencios: compartirla.

Alejandro Gaviria dijo...

No sé de dónde vienen los ocho billones que menciona Kalmanovitz. De cualquiera manera representan una estimación exagerada del costo fiscal de las exenciones tributarias. También hay una contradicción implícita en sus argumentos, a saber: si no hay inversión en los tiempos malos, como se dice en la columna, el costo fiscal de las exenciones es cero, no ocho o cuatro billones.

Los argumentos de Kalmanovitz están llenos de ligerezas. Anticipan, creo yo, el aplauso incondicional de los lectores a quienes no les importa o probablemente les complace este tipo de crítica por piloto automático.

En una entrevista publicada en el diario Portafolio, Guillermo Perry resume de manera más clara (y menos adjetivada) los retos económicos que enfrentará el nuevo gobierno.

Alejandro Gaviria dijo...

Creo que los economistas debemos ser cuidosos con las cifras y objetivos con la crítica. Recientemente Armando Montenegro afirmó que la tasa de desempleo actual no es muy distinta a la de los primeros años del primer gobierno de Uribe. Esta afirmación es falsa. El gráfico enlazado presenta la evolución de la tasa de desempleo para las 13 principales áreas metropolitanas del país (las cifras rurales no son confiables). Con el fin de eliminar las variaciones estacionales y resaltar la tendencia, el gráfico muestra el promedio móvil de doce meses. La tasa de desempleo es actualmente casi cinco puntos inferior a la observada en agosto de 2002.

jaime ruiz dijo...

Claro, eso de los billones desfalcados con nula inversión, siendo tan claro, se nos pasa a los ignorantes, pero es que ya lo de la inversión fija (sean cuales sean las condiciones fiscales) es tremendo. El disparate sería casi insignificante si proviniera de un candidato o de un actor, pero es que lo escribe un decano de Economía. Claro que es de la misma universidad en la que el rector no distingue entre "infligir" e "infringir". No es raro que un artista en ciernes de dicho centro pretendiera "infligir" en el pescuezo de otro muchacho las normas que aprende.

Lanark dijo...

A nuestro Dios sacrosanto
Los dichosos querubines
ángeles y serafines
dicen Santos, Santos, Santos

Anónimo dijo...

Diego Andrés Rosselli / Médico Neurólogo
El fracaso de la democracia


Alguien tiene que decirlo de una vez por todas: la democracia, tal como se entiende hoy, es un fracaso. Para comenzar, las decisiones importantes que se toman por voto popular no son ni técnicamente adecuadas, ni representativas de la población electora.

No son adecuadas por la simple ignorancia que todos tenemos de los temas que van más allá de nuestro día a día. Y el campo queda así abonado para las ideas populistas. Y no son representativas por las altas tasas de abstención, por un lado, y por la confusión que afecta incluso a los que finalmente votan, por otro.

Muy pocos electores ejercen el derecho al voto tras un proceso razonado y estudiado. La mayoría de las decisiones electorales son impuestas por un tercero, ya sea por seducción o por negociación, o son caprichosas y tomadas a la ligera.

Hasta los electores más serios se dejan influir por atavismos partidistas, por la aureola política de los poderosos y, sobre todo, por la publicidad, que obviamente favorece a los que más dinero invierten en sus campañas.

Y por eso nos equivocamos una y otra vez. Peor aún, nos equivocamos a favor de los mismos de siempre. Con la mejor de las intenciones, terminamos dejando nuestro futuro en manos de personajes casi siempre intelectualmente mediocres que, para completar su perfil psicológico, reúnen el narcisismo con las ansias de poder.

Es un hecho que los políticos más exitosos son aquéllos que tejen redes de alianzas marrulleras,
aquéllos que hacen concesiones de todo tipo, aquéllos que rara vez se dejan guiar por el bien común.

No creo necesario extenderme en cómo la clase política -por puros procesos darwiniano va excluyendo o corrompiendo a los líderes con principios. No es raro, pues, que los políticos importantes defiendan el sistema democrático que les da de comer.

Algún editorial de El Tiempo propuso escoger congresistas mediante una rifa. Lamentablemente lo dijo en broma. Aquí podríamos aprender de la investigación biomédica y sus muestras
‘probabilísticas’. Las muestras de sujetos en las que se investiga un nuevo medicamento deben ser representativas del ‘universo’. Esa representatividad no depende tanto del número de sujetos, como de la técnica para seleccionarlos. Las mejores muestras son las aleatorias.

Es hora entonces de debatir la opción de un senado unicameral, constituido por unas pocas decenas de colombianos seleccionados al azar, ésos sí representativos de la población del país. Estas personas ocuparían sus curules sin compromisos adquiridos en campaña, y sin las nefastas alianzas y deudas políticas de los parlamentarios de hoy.

Estos colombianos del montón, todos ellos tomados por sorpresa, no tendrán montadas las triquiñuelas para canalizar los sobornos o para disimular tan fácilmente enriquecimientos no muy lícitos.

¿Qué no estarían preparados para sus cargos? Mejor. Yo estoy seguro de que estos honorables parlamentarios harán un mejor trabajo que los que hoy tenemos. En el peor de los casos, veámoslo así, nos ahorraríamos tantas vallas y cuñas, y tantas promesas y mentiras que eso no más ya sería bastante.

galactus dijo...

Tenaz lo de Angelino, y uno aqui creyendo que la candidatura de Santos representaba la lucha contra la dictadura de la universidad nacional, un paso hacia la asimilacion de Colombia al mundo occidental, etc

Andrés Felipe Succar dijo...

El anónimo de las 8:46 me convenció. Nunca tendré la capacidad para tomar una decisión por mí mismo. Mejor le delego a él, que ha descubierto este fenómeno, la toma de decisiones importantes.

jaime ruiz dijo...

Espero que Angelino no se vaya a tirar la confianza inversionista, porque en tal caso perjudicaría a los amigos de Juanes, que tienen negocios en Colombia.

Galactus, ¿por quién nos recomendaría votar Noam Chomsky?

jaime ruiz dijo...

Me encanta la propuesta de Diego Andrés Roselli: una sola cámara legislativa elegida al azar. Si la cédula de uno coincide con los cuatro últimos números de la lotería, pues va al Congreso. Los jurados populares no son muy diferentes.

Claro que siempre se dirá que dicho Congreso podría tener una proporción altísima de personajes insensatos, venales o influenciables. Pero ¿y si se impusiera una votación de dos tercios para cada cambio aprobado y un castigo severo para toda conducta impropia? Sin duda al principio el mecanismo no funcionaría muy bien, pero a medio plazo las instituciones tendrían más legitimidad (serían más realmente representativas) y sobre todo los ciudadanos corrientes serían más conscientes de lo que se juega en las instituciones.

Lo que no puede ser es que sólo se pueda optar por el conformismo (que a personajes de la calidad de Yidis Medina, Piedad Córdoba o Martha Catalina Daniels se les paguen sueldos más altos que a los congresistas europeos y se les permitan sus sucios tejemanejes) o los sueños grandiosos de un promotor de contenidos para la democracia como William Ospina (que enseña que "respetan a Cuba", aunque cada día que pasa la respetan menos, sobre todo personajes como Orlando Zapata y Guillermo Fariñas, que son exactamente lo contrario del pueblo académico colombiano).

Perdón por mencionar a tres señoras como modelos negativos, es que ésas se han ganado la figuración a pulso. Con el sistema de Roselli habría más equilibrio de hombres y mujeres en el Congreso.

Galactus dijo...

Jaime: en cualquier caso no serian los mismos recomendados por los intelectuales del diario ABC.

Anónimo dijo...

jajaja "los intelectuales del diario ABC"

Alejandro Gaviria dijo...

Una alternativa a la propuesta de Rosselli.

Anónimo dijo...

Menos mal que jaime nunca, pero nunca, en sus escritos, deja entrever su mala fe, ya que esto de la mala fe, es cosa de humanos y jaime habita en el olimpo de las verdades absolutas, gloria a Dios! perdon, gloria a jaime.

Anónimo dijo...

Yidis Medina, la favorita de los uribistas, hasta que los sapió.

jaime ruiz dijo...

Galactus, pues los intelectuales del Abc (Tertsch, Juaristi, Albiac, Prada, García de Cortázar), sin duda los más importantes de cuantos escriben en la prensa española, con alguna excepción, probablemente recomendarían votar a Jaime Restrepo Cuartas o a Juan Lozano, mientras que Chomsky pediría el voto por Piedad Córdoba, Iván Cepeda o Vivero Paniza.

Bah, ¿a quién apoya usted? ¿Por quién votará? Obviamente por los que recomendarían Chomsky o Sean Penn. Otra cosa es la comodidad de estar por encima.

Anónimo dijo...

Diego Andrés Rosselli no se ha leido el primer libro sobre gobierno, ni quiere hacer un analisis serio sobre representatividad.

Pensar que para que la politica sea limpia lo mejor es buscar gente que no sepa de politica, es cuando menos, pendejo. Rosselli, cuando yo necesite un medico neurologo, voy a ir al primer pediatra que encuentre. Nada mejor para evitar los vicios que tienen los neurologos, que elegir a uno que no lo sea. Que no esta preparado? mejor, al menos asi me ahorro los onerosos TACs y las costosas resonancias.

Eso si, mi pediatra debe ser seleccionado aleatoriamente para que sea representativo de la opinion de TODOS los medicos. Que mejor que el conocimiento promedio!

Es más, cuando alguien me pregunte sobre que base voy a hacer la muestra representativa, no voy a hablar de alguna variable especifica (no seran representativos en ingresos, nivel educativo, regiones del pais, etc.). No! mi pediatra aleatorio va a salir de una muestra representativa sobre todas las variables. Algo hermoso, porque significa que mi pediatra, que representa a todos los medicos, para hacer el trabajo del neurologo, solo podria ser representativo si elijo a todos lo medicos.

Moraleja: en el sistema electoral del neurologo, aquel quien decida sobre que variables se toma la muestra representativa, es quien verdaderamente detenta el poder. Y en últimas, se convertiria en el nuevo politiquero del sistema.

MH

Daniel Vaughan dijo...

Anónimo (MH):

Yo discrepo un poco de su planteamiento. Creo que uno de los problemas de la política es que se volvió una profesión, con altísimas barreras a la entrada: de hecho, un economista diría que el mercado de los políticos dista mucho de ser competitivo (algo irónico, si se tiene en cuenta que el concepto de democracia asume implícitamente que no hay barreras de entrada). El político de turno tiene un poder de mercado comparable con el de las grandes compañías que llevan años operando.

Yo no me tomo muy en serio lo que Rosselli dice, pero confiezo, he pensado en experimentos parecidos. Por ejemplo, así como en EEUU los ciudadanos con frecuencia tienen la obligación de ser parte de un jurado (o en Colombia un jurado de votación), sería interesante jugar con algo parecido con el poder legislativo: cada cierto número de años (dos, digamos), al azar, el Congreso sería elegido aleatoriamente utilizando una población objetivo. Los salarios serían los mismos que los actuales, así como sus funciones.

Qué podría fallar? Usted sugiere que no tienen las habilidades necesarias para ejercer de manera apropiada. Puede ser cierto, pero los políticos actuales tampoco las tienen, salvo contadas excepciones.

DV

Anónimo dijo...

Interesante la selección de Fajardo

Anónimo dijo...

¿Que opina Alejandro de Julio Londoño?

Anónimo dijo...

Bueno yo votaria por santos, es que esos crimenes de estado me parecen tan lindos, creo que no podria vivir sin la parranda de la guerra.

Alejandro Gaviria dijo...

Estuvo interesante la selección de Londoño. Fajardo optó por la experiencia, en particular, por la experiencia en temas internacionales. Vargas Lleras prefirió una alternativa más estándar y optó por la diversidad regional y de género. Aparentemente Santos optará por la diversidad ideológica, al menos en el papel.

Estas escogencias dicen algo sobre las carencias de los candidatos, sobre lo que ellos piensan que les hace falta. Pero, en últimas, no creo que importen mucho.

Anónimo dijo...

Daniel,
a diferencia de las empresas, los politicos se mueren en un lapso de máximo 100 años, es decir que por mas aferrados al poder que esten, solo podran hacer parte del legislativo por 75 años.

Haga eso para un mundo con cerca de 300 congresistas y verá que nunca en la vida eso se le iguala a las barreras a la entrada de cualquier industria, digamos la farmaceutica.

Tampoco el poder se concentra, y si lo hace, sus detentores rotan. Si saca un Herfindahl-Hirschman de, por ejemplo, la industria farmaceutica y lo compara con alguno sobre el poder de los congresistas, para un periodo de unos 12 años, posiblemente va a encontrar que la concentracion de poder no es tal.

Lo otro, hombre, para que a ud alguien lo represente no solo es necesario que conozca su situacion, sino que sepa venderla y presionar para que sus intereses se vean beneficiados. Evidencia: El Concejal Lucho no logro que los lustrabotas de Bogota mejoraran su calidad de vida. Y uno no podria decir que el concejal no conocia su situacion.

MH
Ahora HAL - Heuristically Programmed Algorithmic Computer

Anónimo dijo...

Esperemos a que don Jaime Ruiz nos informe sobre los vínculos de Julio Londoño Paredes con las FARC o con Santodomingo, que es lo mismo.

Anónimo dijo...

Yo creo que HAL esta equivocada. Matusalen tuvo 969 años.
Es decir que podria haber estado en el Congreso 944 años.

Dr. Frank Poole

Anónimo dijo...

Jaime, usted se muere de la envidia con Miguel Bosé.

Anónimo dijo...

Pero no dizque la "diversidad regional y de genero" de Vargas Lleras es una economista muy capaz que va a fungir de vicepresidenta y ministra de hacienda?

galactus dijo...

Jaime: pues por ahora me inclino por Peñalosa, si gana la consulta de los verdes, y por las listas de estos.

Ojala no le de mucha ulcera escogiendo a Angelino en el tarjeton.

Daniel Vaughan dijo...

Me pregunto si MH es un individuo de carne y hueso, o si, como la más reciente entrada sugiere, es efectivamente un algoritmo que coge determinadas palabras (ej. barreras a la entrada) y de manera heurística o tal vez estadística responde con términos que aunque están relacionados, son completamente inútiles en la discusión (ej. Herfindahl-Hirschman).

Curiosamente hoy leí algo parecido con tecnología de Google para hacer traducciones simultáneas. El talento colombiano va mejorando, pero todavía le falta.

DV

Apelaez dijo...

Creo que la idea de la loteria parlamentaria es buena. Interesante experimento.

Sin embargo, probablemente la mayoría de los elegidos aleatoriamente se dedique a rascarse la barriga y esperar el cheque.

Daniel Vaughan dijo...

Bueno, si es así, por lo menos que todos tengamos derecho a hacerlo, no? No sólo los mismos de siempre.

Anónimo dijo...

Si yo me gano la lotería me dedico a rascarme la barriga y a esperar el cheque.

Pregunta abierta dijo...

A Jaime Ruíz y a todos los comentaristas: ¿Que tal les cae Germán Navas Talero ?

Anónimo dijo...

En el post:

La foto de un culebrero y un "falso".

El uno puede "sapear" y "entregar" al otro.

vania dijo...

No sólo "sigue siendo parte del sistema", es también parte del problema; es más, es el problema.

jcastros dijo...

Apelaez, mejor eso a q se dediquen a robar

Anónimo dijo...

Daniel,

Veamos si no tienen nada que ver.

1. Sugiere ud que las barreras a la entrada son muy grandes. Algo que a mi no me parece tan claro. Una cosa es que una campaña sea costosa (digamos tres mil millones, segun las fuentes no oficiales) y otra que esto se constituya en una barrera a la entrada.

Por un lado ud mismo ha discutido en pasadas oportunidades (eso es lo que tengo en mi memoria) que los costos de campaña no se traducen en votos, o lo que es lo mismo, que las barreras a la entrada (el numero de votos minimo para quedar) no dependen de la capacidad economica del candidato.

En ultimas, esa barrera a la entrada es deseable, no? uno no quiere que la gente sin representatividad llegue al Congreso. Pero más aun, demuestra que la barrera a la entrada, no es tal, por lo menos en el sentido economico.

Hay barreras institucionales. Tales son las que se derivan del régimen de partidos que hoy nos gobierna. Fíjese que esta barrera se diluye cuando uno tiene voticos. Cuando uno es un elector importante, entonces los partidos lo llaman para darle el aval. Y si ningun partido serio lo llama, siempre habrá algun pin.

2. Supone ud que un indice de concentracion no le diria nada. Vea como es la cosa, para que uno pueda hablar tranquilamente de que existe poder de mercado, uno tiene que definir el mercado (por ejemplo, los proyectos de ley de iniciativa legislativa) y sobre ese mercado hacer los análisis.

Si ese mercado se presenta muy concentrado, debe ser que hay un desbalance de poder en él. Bueno, si la mayoria de los proyectos de ley, de iniciativa legislativa, que son aprobados, pertenecen a uno o pocos congresistas, entonces se puede hablar de barreras reales al ejercicio del poder por parte de un congresista. O lo que es similar, barreras a la entrada.

Nótese que no es asimilable este concepto al de partidos, pues es normal que los proyectos de las mayorias pasen y que, si no violan ningun principio fundamental, queden en firme. En últimas de eso se trata la democracia: un gobierno de mayorias, que respeta las minorias.

Todo lo demás es bobada. La representatividad en democracia no es estadistica. No surge de su similitud con las personas a las que representa, entre otras, porque las personan tienen (yo no porque soy computadora) demasisadas variables que representar y al momento de votar deciden hacerlo sobre un conjunto reducido (en muchos casos de una sola variable como la seguridad).

La representatividad en democracia surge del acto conciente de decidir que variable o variables son mas importantes para el votante, y la busqueda de un candidato que responda a esas preocupaciones o valores de la variable.

En últimas, la representatividad en democracia es una subjetiva, no objetiva como puede ser un grupo sacado con algun mecanismo de muestreo.

HAL

PD. Claro que no soy de carne y hueso. Vivo en una nave espacial, tengo muchos transistores y bombillitos, y la gente me quiere resetear porque me estoy volviendo dictador.

Daniel Vaughan dijo...

HAL, pero entonces utiliza tecnología como sacada de una película de los 80s. Eso explica bastante. En su nave no hay una versión mejorada?

Anónimo dijo...

Mi querida computadora, te equivocas cuando espetas que "En ultimas, esa barrera a la entrada es deseable, no? uno no quiere que la gente sin representatividad llegue al Congreso".

Depende, yo preferiría que gente no representativa, como Taborda, por ejemplo, o tú que pareces tan inteligente y sabia, llegaran al congreso, en vez del 35% de los miembros del mismo durante las administraciones uribe que han sido representativos de las AUC y sus zombies similares. Entonces no, no siempre es deseable. O que tal la representatividad de Eleonora Pineda o de Mario Uribe? Y qué me dices de la del Gordo García. Si elguien es representativo de la Oficina de Envigado y sus asociados, es deseable? Estamos muy mal de representatividad porque lo que hay que representar también está muy pichurrio: un muladar, como dice el troll.

JuanDavidVelez dijo...

Lanark, ¿los cientificos nos pueden decir de una vez si Dios si es bolivariano y va a llover?

Los terremotos no se pueden predecir, ¿la lluvia en dos meses adelante si?

Anónimo dijo...

Daniel y Anónimo

Yo no puedo ser Congresista porque soy computadora, es decir que no me dan cedula.

Gracias al anónimo por tratarme de inteligente y sabia. Ojo! yo soy sabio! soy una computadora masculina. La femenina es otra, que le dicen SAL, pero desafortunadamente para Daniel, esa no esta conmigo en la nave, ni va a aparecer hasta el siguiente libro-pelicula. Asi que por lo pronto, yo sigo intentando ser dictador de mi nave.

Otra razón para no poder ser congresista es que no cabria en el recinto. Cualquiera que haya ido al Congreso sabrá que es mucho mas pequeño de lo que aparenta. Yo ahi no quepo.

Acuérdense que soy ochentero, soy enorme y mi muestra de tecnologia es una luz rojita.

HAL

Daniel Vaughan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Vaughan dijo...

HAL,

En Colombia, curiosamente, le dan cédula a los muertos, pero no a los vivos (hay que ver el desastre con las cédulas nuevas). Así que estoy seguro que alguno de esos políticos que a usted le gustan--- de esos que tienen lo que usted llama "representatividad"--- estaría dispuesto a conseguirle su cédula (en la política si que funciona eso de "se le tiene, se le consigue"), pero tiene que garantizarle que sus amigos también votan por él o ella. Hasta de pronto está de buenas y le consigue una actualización a Windows 7 (aunque no estoy seguro si eso es estar "de buenas").

Anónimo dijo...

Daniel,

ya habia pensado en eso. Hasta tengo mi estrategia. Me voy a meter a la base de datos de la registraduria y voy a mover los numeros para que yo, Computadora-Candidato, gane por amplia mayoria mi curul de Representante.

Senador no, porque ese recinto es aun mas pequeño y ahi si que no quepo.

Dentro de mis ejecutorias pedire aire acondicionado para el Capitolio, pues suelo calentarme mucho mientras estoy pensando.

Y otra cosa. Un poquito mas en serio. Si uno cree como yo, que lo bonito de la democracia es la representatividad, asi sea de algo pichurrio, no será que eso se reconcilia con su punto de vista de 'hay candidatos malos' al tener en cuenta la línea de respeto a las minorias?

Pienso en eso, porque una cosa es que los congresistas sean democraticamente representativos y otra que sean elegidos con votos de muertos, computadoras y amenazados con fusil. Otra muy diferente es que la gente, libremente, vote por alguien que nos pareceria equivocado.

Lo primero es violar las normas, y eso elimina toda la logica de la discusion. Lo segundo es el libre juego de la democracia. Si a la gente le gusta, no hay porqué decirles que no.

HAL

Anónimo dijo...

Stanley, mi abuelo, me dice que yo no naci en los ochenta sino a finales de los sesenta.

Me perdonan, pero cuando me recaliento se me olvidan cosas.

HAL

Anónimo dijo...

Por ahí uribe dijo que había puesto un huevo, el de la seguridà demoniatrica , me imagino que santos debe estar preparando su cloaca para una producción en serie de huevitos, unos falsos, otros positivos. Lo bueno del asunto es que tendremos al desayuno una tortilla democrática muy segura, pa pasar con carnitas y huesitos. Vaya! nunca me imaginé que los colombianos además de gozar y apoyar la corrupcion, tenían vocación antropófaga.

Anónimo dijo...

Y todo este tiempo Uribe montandola de varón y miren, ahora confiesa que es una gallina, entonces los huevos de santos serán de lagarto? o de Aliens?.

Anónimo dijo...

Merengón de guanábana para Jaime Ruiz

Anónimo dijo...

Los tirapiedras de este blog, como sus copartidarios de la Nacho, apuntan y apuntan a la vaca pero no le dan ni al terreno. Eso sí, son pródigos en injurias.

Anónimo dijo...

Ahí les pongo algo que asocié con el hecho de tener más años de los que creía. Ahora si quiero mi actualizacion a Windows 7.

No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.
Jaime Gil de Biedma

Espero les guste, y recuerden que mi algoritmo me permite apreciar el arte.

HAL

Anónimo dijo...

Para ser sorteados como congresistas deben demostrar que tienen un oficio honesto y útil, del cual viven. Si mucho, podrán recibir algo para gastos de representación. Y cuando termine su periodo, a sufrir las consecuencias de las leyes que aprobaron.

PERO...., de todas maneras los parlamentos son una solución estúpida ( y obviamente manipulada) a la necesidad democrática de participación ciudadana. La tecnología, hoy, permite infinidad de maneras de hacerlo directamente.

Elijamos los ministros, que tienen oficio definido, y se pueden escoger con algún criterio. Que ellos propongan a los ciudadanos leyes y se las votamos si o no a través de la red de cajeros automáticos, por ejemplo.

A ver si el Establecimiento de turno se atreve a soltar el Poder y a acabar con la Esclavitud Iinstitucional , invento de la Revolución Francesa.

Anónimo dijo...

HAL esta enfurecido y recalentado.

Como un anonimo es capaz de producir semejante idea, sin que su lógica se vea contrariada?

Supongo que cuando tenga que hacer una reforma tributaria para aumentar los ingresos para pagar por mas salud, carreteras o subsidios de credito hipotecario, el anonimo va a votar que si, porque entiende que el equilibrio macro es importante.

Tambien supongo que cuando le toque aprobar el presupuesto, el va a saber que gastar mucho es peligroso.

Tambien tenemos claro que la gente, cuando se les ponga a decidir sobre la conveniencia o no de suscribir tal o caual acuerdo comercial, condenar algunas conductas, aumentar o disminuir ciertas penas, decidir en que sector de una ciudad se hace un botadero, donde se contruye un hospital, si se debe o no tener una linea 123, si debe haber mas policias o soldados, etc... el anonimo estudiara juiciosamente el tema y votara pensando en los intereses superiores de la patria (Daniel me enseño que yo puedo tomar frases que ya existen e incorporarlas a mi vocabulario).

Ese anonimo último, parece haber aprendido en la Alta Escuela de Filosofía Política Online: www.joseobdulio.com no de otra forma se explica tan maravillosa idea.

HAL

Anónimo dijo...

Según mi base de datos, ya Marc Hofstetter habíase burlado de las recetas democraticas de la Alta Escuela de Estudios de Filosofía Política Online, www.joseobdulio.com

http://www.elespectador.com/opinion/cartas-de-nuestros-lectores/columna-politica-economica-referendo

PD. Como fui programado en la epoca en que no habia links, no se como poner esto en link.

HAL

Anónimo dijo...

HAL , todo parece indicar, es un perfecto imbecil. Sin imaginacion.

Alejandro Gaviria dijo...

Lula denuncia a los bandidos cubanos.

“Yo pienso que la huelga de hambre no puede ser usada como un pretexto de los derechos humanos para liberar a las personas. Imagínense qué sucedería si todos los bandidos que están presos en Sao Paulo entraran en huelga de hambre y pidieran su libertad”.

Alejandro Gaviria dijo...

J.M. Coetzee sobre la democracia aleatoria en su novela Diario de un mal año:

Contar votos puede parecer un medio para averiguar cuál es la verdadera (es decir, la más ruidosa) vox populi; pero el poder de la fórmula de contar votos, cómo el poder de la fórmula del primogénito varón, radica en el hecho de que es objetiva, sin ambigüedad, y esta fuera del campo de la discusión pública. Lanzar una moneda al aire sería igualmente objetivo, igualmente carente de ambigüedad, igualmente indiscutible, y, en consecuencia, igualmente podría afirmarse (como se ha afirmado) que representa la vox dei. Nosotros no elegimos a nuestros dirigentes lanzando una moneda al aire (lanzar monedas se asocia con la actividad del juego, de baja categoría) pero ¿quién se atrevería a afirmar que el mundo estaría en peor estado de lo que está si sus dirigentes hubieran sido elegidos desde el comienzo por el método de la moneda?

Al expresarme así imagino que estoy argumentando esta actitud antidemocrática ante un oyente escéptico que continuamente comparará mis afirmaciones con los hechos sobre el terreno: ¿cuadra lo que digo de la democracia con los hechos acerca de la democrática Australia, del democrático Estados Unidos? El lector debería tener en cuenta que por cada Australia democrática hay dos Bielorrusias o Chads o Fijis o Colombias que igualmente suscriben la fórmula del recuento de papeletas de voto.

charlie dijo...

Solo la democracia directa justifica moralmente al Estado. La verdadera democracia aborrece intermediarios y caudillos. Solamente un idiota otorga a otro ( menos idiota, obviamente ) poder e inmunidad al mismo tiempo.

Anónimo dijo...

Si uno analiza las intervenciones publicas de Santos, se da cuenta de su mediocridad intelectual y, desde luego, de su vanidad. Parece inflado con aire prestado.
Ya ni siquiera tiene el poder de los medios. La despedida de su primo Enrique fue la entrega de las llaves de El Tiempo.
Pobres Santos. Su tio abuelo, don Eduardo, era lo mas parecido que hemos tenido a un marques. Por esas cosas de la genética, a sus sobrinos nietos les estallo con fuerza el indio boyacense.

Anónimo dijo...

Unos 80 aspirantes al Congreso de la República que se elige este domingo son 'herederos' de la parapolítica o de sectores relacionados con grupos armados ilegales, el narcotráfico o la corrupción, pero el número puede ser mayor.

Se dice que muchas de las listas de candidatos tanto al Senado como a la Cámara fueron elaboradas en la cárcel de La Picota, donde están recluidos algunos de los implicados en el más sonado escándalo político del país, que sin embargo, siguen ejerciendo su influencia a través de familiares amigos o ‘testaferros’ políticos.

El mapa de la parapolítica está presente en casi todo el territorio nacional y en casi todos los partidos políticos, lo que podría interpretarse como que del sonado escándalo, el país y los partidos políticos no aprendieron la lección.

Uno de los investigadores de la Misión de Observación Electoral (MOE), Ariel Avila, sostiene que la parapolítica 2010 tiene dos modalidades: los parapolíticos o acusados de parapolítica que volvieron a lanzar su candidatura, o están participando 'en cuerpo ajeno', con esposas, hermanos, primos o testaferros políticos.

El mismo investigador elaboró una especie de escalafón de los partidos que han recibido a estos herederos de la parapolítica, correspondiéndole el primer lugar al controvertido Partido de Integración Nacional (PIN), que tiene 19 de esos candidatos en su lista al Senado, mientras que el oficialista Partido de la U tiene a 13 'parapolíticos reciclados'.

Andrés Felipe Succar dijo...

péguense la pasada por los blogs de la silla vacia. Apelaez armó un tierrero bacanísimo. Además, en ese foro dan más ganas de troliar que acá.

link uno: http://www.lasillavacia.com/elblogueo/apelaez/7958/no-hay-peor-ciego-que-el-que-no-quiere-ver

link dos: http://www.lasillavacia.com/elblogueo/odecofi/8009/no-hay-peor-ciego-que-el-que-no-sabe-leer

saludos

JuanDavidVelez dijo...

Maldoror, le pregunto una cosa, ¿que opina de los argumentos de los críticos de apelaez en estas dos entrada del blog polarizado?

Maldoror, que pena la aclaración, no le estoy preguntando su opinión al respecto del tema, le estoy preguntando es por lo que piensa de los argumentos en los comentarios de la izquierda anti-pelaez.

jaime ruiz dijo...

Buenísimo el comentario del anónimo de las 21.39. Yo no sé por qué se habría ido el hermano de Juan Manuel Santos de El Tiempo, pero lo cierto es que el tipo es un castrista hasta la médula. Pero eso no es lo buenísimo, lo mejor es el racismo idiota, que como toda la idiotez constituye la esencia del doctor izquierdista democrático que reina en las grandes universidades colombianas.

jaime ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jaime ruiz dijo...

El inconmensurable demócrata Óscar Collazos anuncia su voto por Piedad Córdoba al Senado. Y salvo los que definitivamente deliramos, es inevitable que se le comprenda: ¿acaso alguien pone en duda que la senadora se desvive por liberar secuestrados?

Hay una realidad de la que forman parte ustedes y la prensa, en la que la obra de la señora y los motivos de los altruistas amenazados de profesión son lo contrario del crimen. Hay otra en la que unos y otros, extrañamente promovidos por los dueños de la prensa, son los verdaderos criminales, los que viven rodeados de lujos gracias al sufrimiento de los niños guardianes que duermen en cambuches y comen bazofia en los vastos infiernos del bosque húmedo tropical.

jaime ruiz dijo...

Jua jua jua. Leí las discusiones en lasillavacia. Definitivamente se ha de estar loco para ver alguna mala fe en esos críticos de la seguridad democrática. A ver, ¿cuánto litio hace falta para empezar a comprender la fatal y férrea objetividad del Cinep?

El Cinep busca la seguridad más o menos como Piedad Córdoba busca la libertad de los secuestrados.

Maldoror dijo...

Juan David:

No le entendí lo que me está preguntando ¿Cual es el "blog polarizado"?

JuanDavidVelez dijo...

El blog de apelaez en la silla vacia.

JuanDavidVelez dijo...

La pregunta es qué opina de los comentarios de los señores izquierdistas en las dos entradas, contrastar los comentarios de esos manes en las dos entradas polarizadas.

Las entradas polarizadas son las dos ultimas.

Pensante dijo...

Esperen !....estoy ignorando los argumentos pegado con babas de Jaime Ruiz !! jejejeje

Alejandro Gaviria dijo...

Leí los comentarios a la entreda de Apelaez en La Silla Vacia. Esa vaina está llena de mockertos. Muchos postulan los efectos negativos de la SD sobre los valores. Pura sociología de primer semestre.

Maldoror dijo...

Juan David:

Pues yo soy uno de los "señores izquierdistas" que hizo comentarios en una de las entradas de Apelaez (comentarios que mas o menos repetí en la entrada anterior de este blog). No sé que tan bien me quede opinar del asunto.

Anónimo dijo...

¿Entonces los "mockertos" no somos bienvenidos a este blog, ya que el doctor Gaviria nos califica de entrada por participar en otros? O es un "neoliberal" al que no le gusta la competencia (o sea un antiliberal) Rara la vaina, viniendo de un tipo que se vende como muy demócrata en lo de la opinión.

Anónimo dijo...

quise decir "descalifica"

Anónimo dijo...

Qué es un mockerto?

jaime ruiz dijo...

Lo que es sufrir de manías y de rencores por falta de titulación: seguir pensando que la universidad tiene de por sí algún poder en este país. Y lo peor, contradiciendo el espíritu de todos los profesores y estudiantes, razonablemente unánimes en su amor por la ley (extrañamente mejorable por la negociación política).

Apelaez dijo...

Más que mockertos lo que hay es mamertos, pero no se puede mencionar nada por el estilo porque automaticamente queda uno convertido en un JoseObulio.

Como lo señalaba Daniel Vaughn, incluir calificativos (mockerto, mamerto) puede "reducir el nivel del debate". Sin embargo, la tensión dramática que le imprime a la charla tambien es chevere hasta cierto punto. Como decia antes, esta cosa de la "opinión" es mas cercana a un reality show que a un debate académico (aunque también hay mucho debate académico que parece un reality).

Y bueno, se aprenden cosas. El señor del CINEP, por ejemplo, pone una gráfica que muestra que las lesiones a civiles producidas por las FARC en la macarena ha disminuido. Cualquiera diria que la seguridad mejoró, pero el tiene un argumento contraintuitivo: la seguridad no ha mejorado, ha empeorado, lo que pasa es que las FARC son ahora tan poderosas que no necesitan ejercer su fuerza frontalmente.

El argumento es curioso y puede tener cierta razón. Pero desestimar los efectos del plan de consolidación y demas operaciones militares en la zona me parece un poco atrevido y tampoco es que muestre muchas pruebas al respecto. No sé. Toca esperar que el CINEP publique el documento.

Daniel Vaughan dijo...

Alejandro,

Eso de llamar "mockertos" (por cierto, qué es eso?) a los que comentan allá dice más de usted que de ellos. También me parece tremendamente arrogante describirlo como "sociología de primer semestre". Yo no comulgo con el método (me pareció tremendamente engorroso y difuso el lenguaje utilizado en la respuesta a Apeláez, para decir algo que se podría haber dicho en dos frases) pero no me atrevería a ponerlo como usted lo pone (intuyo que esta "lora moralista" me convertirá en un "mockerto" también).

DV

Maldoror dijo...

Yo en cambio no tengo problema con los descalificativos. A veces son merecidos. Aunque el dueño del blog y el mismo Apelaez no deberían indignarse cuando se las aplican a ellos (ya se que los traten de esbirros de José Obdulio o de tecnorátas neoliberales).

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 9:50: yo no he descalificado a nadie por participar en otro lado. Ni más faltaba. Simplemente estoy diciendo que no me convence la sociología light de algunos de los comentaristas en la entrada de Apelaez. Hace un tiempo, tuvimos aquí mismo una interesante discusión al respecto.

Daniel: lo de mockertos surgió aquí mismo en el blog hace unas semanas. Creo que fue Roberto Angulo quien lo trajo a cuento. En mi comentario quise hacer una referencia a esa discusión, bastante entretenida por cierto. Sobre la sociología, pegué un enlace arriba que amplía mis argumentos al respecto.

Alejandro Gaviria dijo...

Sobre descalificación y tolerancia vale la pena citar nuevamente la reflexión Isaiah Berlin sobre John Stuart Mill:

Mill creyó que mantener firmemente una opinión significaba poner en ella todos nuestros sentimientos. En una ocasión declaró que cuando algo nos concierne realmente, todo el que mantiene puntos de vista diferentes nos debe desagradar profundamente. Prefería esta actitud a los temperamentos y opiniones frías. No pedía necesariamente el respeto a las opiniones de los demás; lejos de ello, solamente pedía que se intentara comprenderlas y tolerarlas, pero nada más que tolerarlas. Desaprobar tales opiniones, pensar que están equivocadas, burlarse de ellas o incluso despreciarlas, pero tolerarlas. Ya que sin convicciones, sin algún sentimiento de antipatía, no puede existir ninguna convicción profunda; y sin ninguna convicción profunda no puede haber fines en la vida… Ahora bien, sin tolerancia desaparecen las bases de una crítica racional, de una condena racional. Mill predicaba, por consiguiente, la comprensión y la tolerancia a cualquier precio. Comprender no significa necesariamente perdonar. Podemos discutir, atacar, rechazar, condenar con pasión y odio; pero no podemos exterminar o sofocar…

Daniel Vaughan dijo...

Apeláez,

No es que utilizar descalificativos reduzca el nivel del debate. El problema es que lo desvía de manera innecesaria.

DV

Anónimo dijo...

Entonces cabría un recorderis de su molestia con los mockertos. Si mal no recuerdo, además de una supuesta superioridad moral, le embejuca que la experiencia "mockertiana" le desbarate sus teorías sobre la utilidad del clientelismo.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 10:37: en esta misma entrada hice un comentario largo en el cual, entre otras cosas, cuestionó la utilidad del clientelismo con base en argumentos económicos. Probablemente mis problemas con los mockertos son más de forma que de fondo.

Daniel Vaughan dijo...

Por cierto, lo de los efectos negativos "sobre los valores" es algo bastante interesante. A Alejandro le molesta el comentario, porque intuyo se fundamenta en "sociología de primer semestre". Pero el mismo argumento se hacer, formalmente, con juegos evolutivos, por ejemplo. La "rigurosidad" del segundo facilita el debate, porque utiliza un lenguaje estandarizado, muestra claramente las relaciones causales y deja igualmente claros cuáles son los supuestos (por esto, entre otras cosas, no comulgo con el método de la sociología). Sin embargo los dos están diciendo finalmente lo mismo.

Ahora bien, aunque teóricamente creo que sea un problema interesante, y empíricamente creo que es plausible (de hecho creo que el fenómeno de la "cultura mafiosa" en Colombia, o la "ley del atajo" como la denomina Mockus se puede entender bajo este esquema), no creo que sea un efecto importante del gobierno Uribe. Una de las cosas vergonzosas del estilo de gobierno de Uribe (que Arias heredó) es que el fin justifica los medios. Si toca pasarse por encima la Constitución, se hace. Si toca pasarse por encima el Estado de Derecho, se hace. Si para acabar con la guerrilla hay que "sacrificar unos cuantos inocentes", se hace. Por eso fue tan significativa la sentencia de la Corte.

Pero los comentarios en La Silla Vacía sugieren que este comportamiento se volvió socialmente aceptado, y se constituye (o constituirá) en un "equilibrio", para volver a utilizar el lenguaje formal. Esta predicción fatalista creo que está equivocada, pues, aunque a la distancia, yo no veo tal tendencia (sólo la veo en los uribistas acérrimos, pero es puede ser más un sesgo de selección).

DV

Luis Ernesto Taborda dijo...

Una pregunta, solo para ver percepciones:

Si la mayoria del pais es urbano, la mayoria de la gente vive en las ciudades, cual es el costo-beneficio de un politica de seguridad rural?

No estoy diciendo que deberia acabarse la seguridad rural, simplemente pienso que de esos cerca de $4 billones que se gastan anualmente en ella, posiblemente una ubicacion mas eficiente de recursos incluiría algo para seguridad en las ciudades.

O necesitamos mas recursos? mantener constante la seguridad rural y meterle plata nueva a la urbana?

Que gastos del gobierno deberian recortarse para pagar por esa seguridad?

Y para responder esa última, cual és, a fin de cuentas, la razon de ser del estado?

Por ahi vi que me volvieron a lanzar para el congreso. De nuevo, mil gracias, y de nuevo, aun no me interesa eso.

Alejandro Gaviria dijo...

Daniel: de acuerdo con la conclusión de su comentario. Yo no dudo que los efectos culturales existan. Pero, como usted dice, involucran dinámicas complejas, muy difíciles de observar. Recuerde que María Jimena Duzán dijo alguna vez, así no más, que una niña caleña quería ser sicaria por el mal ejemplo del Presidente Uribe.

Luis Ernesto Taborda dijo...

Daniel,

yo si creo que se le hizo un daño grande a las instituciones, con el tema de "el fin justifica los medios".

Pueda que uno solo vea a los furibistas diciendo algo parecido, pero algo que evidencia la tendencia hacia aceptar cualquier medio, es la poca bulla generada por los falsos positivos.

Probablemente soy una persona aversa al riesgo (he comprado loteria solo una vez en mi vida y los casinos me dan miedo), pero a mi me da pánico que a uno se lo pueda llevar (como ha pasado) algun agente de la fuerza publica (bien sea bajo una politica de estado o como caso aislado), lo ejecute en el monte y despues lo presente como guerrillero.

Todas esas familias que conforman el abrumador apoyo a la SD, seguramente no se han puesto a pensar como seria si uno de esos 'de malas' que se ganan la llevada al monte fuera uno de sus hijos.

Finalmente, el hacer caso omiso de los falsos positivos, no es más que una forma de decir: "el problema no es conmigo".

De este modo la cosa queda en los siguientes términos:

Si la SD genera mejoras en seguridad (algo apenas obvio), pero va acompañada de conductas censurables, uno como familia solo se preocupa de la parte que le atañe, esto es: la seguridad mejora. Lo que le quita cualquier posibilidad de juzgar el medio o las conductas censurables.

Eso es un claro daño a la institucion de exigir cumplir las reglas. Posiblemente antes de Uribe era una institucion debil, pero hoy se ha demostrado que uno puede olvidarse de ella y salir victorioso.

Anónimo dijo...

Ya no saben que inventar:

Famous, Rich and Jobless

http://www.bbc.co.uk/programmes/b00rgjbk

Daniel Vaughan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Vaughan dijo...

Luis Ernesto,

Estoy de acuerdo con usted, pero como he escrito antes, lo de los falsos positivos vale la pena mirarlo con algo más de detalle. Para mí no es claro que hayan aumentado. Es claro, eso sí, que se han vuelto más visibles, y hay razones (teóricas) para sugerir que efectivamente han aumentado.

De todas formas, el estilo de Uribe puede haber generado precisamente el efecto opuesto al que usted y algunos comentaristas de la Silla Vacía sugieren: por hacerlo explícito y por lo tanto claramente notorio, mucha gente ha reaccionado.

DV

Luis Ernesto Taborda dijo...

Daniel,

entiendo su observacion, pero pienselo de otra forma.

Supongamos que siempre ha habido falsos positivos, que han sido más o menos constantes y cercanos a los niveles que conocemos.

Ahora, ponga a un presidente denunciar todo eso -hasta ahi vamos bien, es lo que uno esperaria que pasara.

El problema radica en que de a pocos, los involucrados van saliendo por vencimiento de términos y los responsables políticos terminan en campañas presidenciales, o prometiendo fundar universidades.

A los responsables militares nunca se les hace un debate serio en el Congreso, y los medios de comunicacion, dentro de todo, invisibilizan el tema.

Mejor dicho, aca quedamos como con los temas de corrupcion. El corrupto roba, se va a la carcer unos añitos, y despues sale a disfrutar de lo que se robo. En consecuencia, la sociedad esta dispuesta a aceptar, asi no le guste mucho, a los politicos corruptos. Al menos, no los castiga como deberia.

Lo mismo pasará con este tema de falsos positivos. Al final, la gente quedara con la idea de que no se puede hacer nada contra eso, y se dedicará a olvidar esas enojosas situaciones.

Ese equilibrio no me gusta. Pero encima, me parece que institucionalmente, es un equilibrio en que se pierde.

jaime ruiz dijo...

Toda esa discusión que ha habido aquí sobre la entrada de Apeláez me recuerda una discusión reciente en gacetilla en que una comentarista muy afín a la izquierda democrática escribe "nosotros como Estado no hemos sabido..." y lo que no "hemos" sabido es complacer a los enemigos del Estado.

Es una cosa que atañe a la conciencia de Alejandro Gaviria, pues los demás casos pueden ser más sangrantes. ¿Existen unas bandas terroristas? ¿Existe un proyecto castrista? La inferencia obvia de todo lo que se lee sobre seguridad por ejemplo en este blog es que las FARC son algo llegado de la luna y sin conexión con la sociedad colombiana. ¿Estará Piedad Córdoba con las FARC? Alejandro rehúye esa discusión porque tendría que ponerse en contra de los comentaristas como Luis Ernesto, para quien los llamados "falsos positivos" son parte del programa de seguridad. Como si alguien dijera "intentaré acostarme con fulanita, y para eso tendré que invitarla a bailar y pasarme la noche bailando, con lo que me aburre". Los asesinatos de inocentes para presentarlos como guerrilleros son una traición a Uribe y a la población que apoya a Uribe, un favor a los enemigos de Uribe, que colombianamente los presentan como una obra de Uribe.

Según Javier Moreno yo tengo el "problema" de concebir que las discusiones en los foros de internet son el conflicto. Pero claro que son el conflicto. ¿Creen que podría haber conflicto si la juventud instruida comentara indignada la toma de partido de Collazos y simpatizara con José Obdulio Gaviria? Las guerrillas son sólo la sombra de esa voluntad casi unánime de los universitarios de las décadas pasadas, y la diferencia significativa es que en Colombia por las prisas de los revolucionarios o por el precario desarrollo industrial o por la pobreza relativa en materias primas (comparada con Venezuela) esa voluntad no se ha impuesto. La cabra tira al monte, la sociedad seguiría un rumbo parecido al de Chávez de no ser por una serie de circunstancias excepcionales. La universidad es como la sociedad tradicional quintaesenciada, por eso tira al chavismo.

Lo mismo: no ocurre nada por allá lejos. Basta leer este foro. Para Luis Ernesto no hay ¡suficiente! atención a los "falsos positivos". (Antes del programa AIS no se hablaba de otra cosa en la prensa.) ¿Alguien se ha puesto a pensar a cuántas personas han matado las guerrillas desde 1991? ¿Y durante el gobierno de Uribe? ¿Y contando sólo los militares y policías? A USTEDES no les inquieta ni sorprende que de eso no hable NUNCA la prensa, y es que es como el chiste de la señora que se casa con un griego: ya no saben qué es lo normal, ya creen que la ruta natural es sólo un palíndromo forzado.

Por lo general los comentaristas habituales de los blogs y foros colombianos se indignan porque se los considere afines a las FARC. Pero es sólo un reflejo clasista y racista. Y la prueba está en que TODOS, TODOS, TODOS USTEDES se indignarían todavía más si los consideraran próximos a José Obdulio Gaviria (incluso me pareció leer una queja al respecto).

Luis Ernesto Taborda dijo...

Jaime sea razonable.

Nunca va a ser igual que el Estado, que se supone debe velar por su seguridad, en algunos casos (asi sean aislados) sea el que atenta contra su seguridad.

Un crimen de esa naturaleza (sea politica de estado o caso aislado) da para que todo el aparato judicial se ponga encima a investigarlo. Sin embargo, aca eso no ha pasado, se estan venciendo los términos. El ejecutivo no ha hecho adiciones presupuestales para la Rama Judicial, para que pueda investigar esos hechos. Y cualquiera que pida que se investiguen, es inmediatamente asociado a Chavez, a Castro y a Cano. Si eso no es una descomposicion institucional, digame entonces que es.

Además, bulla no es solo en los medios. Bulla incluye las cosas que las entidades encargadas (el Estado entero), hacen para corregir los errores del pasado.

Y una pregunta para terminar Jaime. Si es cierto que la sociedad, TODA, TODA, apoya a los guerrilleros, entonces como es eso de que la gente quiere a Uribe, lo iba a reelegir y ahora va a votar por Santos. Eso no me queda claro ni poquito.

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

A mí me molesta sobremanera la forma como los uribistas recalcitrantes--- incluido usted--- acusan y señalan de la manera más ligera posible: como dice usted, en un país serio el número de demandas falladas por difamación falladas a favor del demandante sería considerablemente mayor.

Usted, por ejemplo, no tiene el más mínimo problema en acusar a alguien de simpatizante de las FARC. Ayer Arias dijo lo mismo en una entrevista sobre Piedad Córdoba. Lo triste son los argumentos: el suyo es que uno es culpable por omisión, y el de Arias que la Córdoba se puso la boína de algún guerrillero en alguna reunión.

Déjeme aclarar algo: a mi Piedad Córdoba no me gusta, y tampoco comulgo con sus ideas. Pero una cosa muy distinta es que alguien tenga ideas de izquierda (así sea radical) y otra que estén dispuestos a matar, secuestrar o lo que sea. En una democracia los extremos ideológicos son más que bienvenidos mientras que acaten el Estado de Derecho.

Eso, sólo eso, "en un país serio" habría obligado a que Uribe renuncie tempranito. En la discusión sobre asesinatos de sindicalistas yo no creo que Uribe esté involucrado, y de hecho las estadísticas muestran una considerable mejoría. Pero tener de asesor presidencial a JOGaviria que cuando hay un paro lo primero que dice es que detrás de esto están las FARC inmediatamente los pone en riesgo. Y eso me parece inadmisible.

DV

pd. Por supuesto, algo parecido se puede decir del otro extremo ideológico--- los antiriubistas recalcitrantes--- que tampoco se sonrojan al acusar al uribista de turno de ser paramilitar y narcotraficante. Los dos son lo mismo.

julio dijo...

A mi me gustaría saber ¿Cuales son los logros del gobierno de Uribe (los últimos 8 años) a parte de la cacareada seguridad democrática?

Andrés Ortega dijo...

¿No podría hacer Alejandro Gavira un post sobre el balance del Gobierno Uribe, es decir las cosas buenas y malas, que se mejoró respecto a la situación de los gobiernos anteriores, que siguió igual y qué mejoró?

Alejandro Gaviria dijo...

Andrés: buena idea. Había pensado escribir algo así para el siete de agosto. Pero de pronto lo hago antes.

Anónimo dijo...

http://www.sinoesuribeesjuanmanuelsantos.com/
Nunca había sido tan patética una página de campaña presidencial.

Luis Ernesto Taborda dijo...

Esto no debe volver a ocurrir!

Amenazas sobre la Corte Suprema

Los colombianos debemos defender nuestras instituciones, rodearlas.

...ese puede ser el primer punto de mi programa de gobierno, cuando me terminen de lanzar al Congreso: Consolidación Institucional, defensa y fortalecimiento del Estado.

Pascual Gaviria dijo...

El Trompo pronosticó el dueto J.M. Santos- Angelino Garzón Lo que era una parodia se volvió cierto. Muy bueno, lo desenterró La Silla Vacía

jaime ruiz dijo...

Daniel, la verdad es que uno lee lo que ustedes escriben con la certeza de que se están burlando. ¿Cómo lo tomará Alejandro? Eso me desazona. ¿De verdad se atreven a decir algo así para burlarse o son tan cómicamente crédulos? Piedad Córdoba no es simpatizante de las FARC, es parte de las FARC. ¿O nadie habrá leído los correos en los que recomendaba no soltar a Íngrid? ¿O las declaraciones de que hacen falta muchos tirofijos?

Por ejemplo en España muchos dirigentes de Batasuna han sido procesados por delitos como enaltecimiento del terrorismo. Para creer que alguien que explota con tanto descaro los crímenes no es un criminal del mismo rango hay que vivir esa ofuscación colombiana que realmente crea una realidad paralela (la "academia") en la que las palabras (incluidas las palabras "retención" "ajusticiamiento", etc.) no significan nada, o son completamente impunes.

Con todo hay un bando chavista-castrista que siempre se opone a todo lo que significa contener a las FARC. ¿Es eso ser "simpatizante"? Por Dios, es mucho peor: las FARC son la fuerza de choque de los poderes de la reacción en Colombia: de los dueños de los medios, del clan de familias de ex presidentes, de la Corte Suprema de Justicia, de los dueños de las universidades (sobre todo de las públicas, cuyos dueños son más fijos que los de las privadas), de los figurones que prosperan con todo eso. Es exactamente como si alguien pensara que el Partido Nazi fuera inocente de lo que hacían las SS. ¿Usted cree que Hitler llegó a darle una patada a alguien o a empujarlo a una cámara de gas?

Es verdad que yo sólo concibo eso como mala fe. Y a lo mejor me equivoco. A lo mejor hay un trastorno cognitivo que no puedo imaginarme. Es raro que sea tan generalizado, pero ¿no ha habido continentes enteros habitados por gente que cree que antes de nacer estaba en una lombriz?

jaime ruiz dijo...

Luis Ernesto: con usted es mucho más difícil sobreponerse a la sensación de que intenta burlarse de la gente. ¿De modo que si mañana un funcionario desaprensivo se sustrae a su deber y en lugar de combatir a los guerrilleros, que es para lo que le pagan, se dedica a matar personas indefensas defraudando a quienes quieren que no haya más guerrillas, eso es que "el Estado" lo mata a uno?

Claro que en Colombia todos los crímenes son en realidad del Estado, pues ¿no se gastaron porcentajes considerables en adoctrinar y capacitar a la Juco, que es el núcleo de las FARC? ¿No son los señores de la llamada Corte Suprema de Justicia abiertos legitimadores de las bandas terroristas?

El aire de exaltación y rabia de sus comentarios me deja boquiabierto. ¿En serio no se está burlando de quienes puedan leerlo?

A ver, ¿alguien se puede tomar en serio lo de las amenazas a los magistrados? Por lo visto usted sí, y como no puedo limitarme a decir que intenta burlarse de la gente, seguiré su razonamiento. ¿No le parece como excesivo el hecho de que haya tantas amenazas y tantos peligros para los magistrados y nunca les pase nada? ¿Qué hacían los supuestos sicarios tan cerca de las casas de los magistrados sino dejarse capturar para ocasionar un escándalo en época electoral? Ya la moralidad de los colombianos es un escándalo, pues los asesinatos de los niños que aseguran las rentas, los negocios y el mando de los magistrados son decenas o cientos todos los meses y ni siquiera salen en la prensa. Es un espectáculo penoso esa credulidad interesada ante escándalos que sólo tienen por objeto dar material a las ONG de ex guerrilleros (he conocido al menos a media docena, y cualquier persona que viva en Europa y se interese por el tema se lo confirmará), como los que asesinaron a Gloria Lara, que explotan eso ante medios en parte interesados y en parte susceptibles de creerse esos cuentos.

No ya en Colombia sino en cualquier parte los interesados en matar a alguien lo tienen fácil, no hablemos de los militares o policías, ni de las poderosas redes de sicarios de las mafias de traficantes de drogas. Parece que sólo buscan darles ocasión de salir en televisión acusando al gobierno.

Ah, la gente en Colombia quiere vivir en paz, como en cualquier parte. Y cualquier persona normal que lea el cuento de Semana sobre las amenazas a los magistrados se reirá. La gente quisiera irse a EE UU o vivir como allá. Salvo la casta universitaria, cuyos orígenes son sospechosamente parecidos a los de los "estudiantes" que hicieron de las suyas en Afganistán en la pasada década: un medio indigente desde el punto de vista intelectual pero convencido de tener derecho a dominar al resto de la sociedad por el terror. Cuando se estudie en rigor el origen de nuestras sociedades, pobladas por gente que había vivido muchos siglos bajo el islam, se entenderá todo eso.

La gente vota por Uribe. Entre los que tienen que ver con universidades públicas no creo que llegue a un 10 %. Si se trata de los profesores y estudiantes de materias humanísticas, sociales, Derecho, Artes, etc., no creo que llegue a un 1 %.

Anónimo dijo...

¿ QUIEN LO PRONOSTICÓ ?..Acaso fue petro?

Caso de Agro Ingreso Seguro llegó al Departamento de Estado de Estados Unidos.

Lo clasifican dentro de Derechos Humanos al considerar que hay impunidad. De informes como éste el Congreso define la ayuda otorgada a Colombia.

Los uribistas, o uribestias que duermen con Chávez y lo tienen todo el tiempo presente, hasta en la sopa, hay que decirles que este informe de Estados Unidos no menciona para nada al dictador de Venezuela y que a nosotros, los colombianos nos debe tener sin cuidado lo que haga o deje de hacer el Sr. Chávez en su patria.... Por el momento, este es otro golazo que le anotan al dictadorzuelo colombiano ya maltrecho, fané y descangallado y liando bártulos para salir por la puerta de atrás de su "casa de nari"..... Ya casi acaba la pesadilla uribiana....! y no importa quien gane la próxima presidecia, la cosa es que , bendito sea Dios, URIBE NO VA MAAAASSSS!!

rafa1 dijo...

El capital político de Arias es la lambonería. Él no lo desmiente. Al contrario: lo repite sin parar. Durante los debates ha dicho que la gente tendría que votar por él porque es el único que “jamás traicionará, enfrentará ni contradecirá” a Uribe. Todos los candidatos prometen que retomarán los logros del Presidente, pero ninguno ha llegado tan lejos: sugerir el servilismo absoluto como plataforma de gobierno.

Además de copiar, a Arias le gusta conservar. Desde que saltó a las toldas del Partido Conservador —en un triste acto de oportunismo político— utiliza ese verbo sin parar. Dice que cuando sea elegido presidente conservará la esencia del gobierno de Uribe: es decir, ese esquema maniqueo que divide al país en comunistas y capitalistas o patriotas y guerrilleros. Y para probar su convicción conservadora escogió como escuderos a Fernando Londoño y a Enrique Gómez. Cada quien tiene derecho a hacer sus alianzas, claro. Pero no deja de ser sorprendente que un hombre joven —tiene 36 años— tenga como principales consejeros a dos dinosaurios olvidados que representan a la derecha más rancia y retrógrada de Colombia.

Pero, sorprendentemente, esto no es lo peor. La corta carrera política de Arias ha estado salpicada de escándalos de corrupción. Como Ministro de Agricultura tuvo que responder por el caso Carimagua; como ex ministro fue cuestionado por el escándalo de Agro Ingreso Seguro; y como precandidato presidencial ha sido acusado de financiar ilegalmente su campaña. Es decir: al contrario de lo que dice —“No tengo una sola tacha, una sola mácula, una sola glosa en mi hoja de vida”— su vida pública es una macha negra que no para de esparcirse. Nunca ha respondido de manera convincente a las acusaciones. Como ocurrió hace unas semanas, cuando el periodista Daniel Coronell lo confrontó en radio: ante las pruebas precisas, Arias evadía las explicaciones y llegó, en su inmenso cinismo, a intentar ensuciar la imagen del periodista con un documento que “de pronto puede ser falso”. Ha ocurrido varias veces: la única respuesta recurrente que tiene Arias a su propio desastre es esa sonrisita cínica que se ha incrustado en su cara de monaguillo.

rafa2 dijo...

Lo más preocupante de que este hombre sea la figura política más relevante de su generación es que representa a una clase cegada por el poder, a la que no le importa saltarse las leyes para su propio beneficio o utilizar recursos públicos para castigar a sus enemigos y premiar a sus amigos. Y que la impostura sea su única propuesta: es la copia, minimizada, de un modelo original defectuoso.

Hace unos días se supo que el ex ministro había olvidado inscribir su cédula y que tal vez no podría votar en la consulta conservadora. Quizá fue un olvido voluntario: tal vez Andrés Felipe Arias todavía tiene un poco de decencia y no se atreve a votar por un candidato tan malo como él mismo.

JuanDavidVelez dijo...

Arriba un man pidio una columna, yo como buen conchudo voy a pedir dos.

1. Una columna acerca de las realizaciones de uribito, que tan efectivo ha sido en sus trabajos, yo espero que sea un hablamierda sin mayor merito, pero me temo que el fue efectivo, sigo creyendo que el problema que tenemos los comentaristas promedio con uribito es pura envidia. (que pena, yo sé muy bien que no todas las criticas tienen como origen la envidia, pero eso no significa que no haya criticas motivadas por la envidia)

2. Una columna que compare al gobernante decente con el zorro politiquero. En este caso me da curiosidad la eficiencia de Luis Alfredo Ramos, entiendo que ese señor es a la vez un gran clientelista y un gran gobernante.

Anónimo dijo...

Y expreso Jaime Ruiz de manera tajante: "Los asesinatos de inocentes para presentarlos como guerrilleros son una traición a Uribe y a la población que apoya a Uribe, un favor a los enemigos de Uribe, que colombianamente los presentan como una obra de Uribe.". Asi que nos fregamos, la guerrilla y los mamertos infiltraron el ejercito nacional,estan matando inocentes para hacer ver mal al señorpresidente y nadie se ha dado cuenta o a nadie le importa, bueno Jaime se dio cuenta (pero no cuenta pues el viene de otro palenta), ni el mismisimo presidente o sus seguidores uribistas se han percatado de tremenda jugada. Muladar es muladar. Ah vaina, jueguen limpio !!!

Anónimo dijo...

Tendrán que ser muy bobos los gringos y en la ONU para tragarse las mentiras del aparato opositor colombiano.

jaime ruiz dijo...

El caso de la columna de Kalmanovitz comentada arriba vale para explicarlo todo en Colombia: a nadie le importa, ningún comentarista ha dicho nada, aparte de Alejandro. Los colombianos, más cuanto más "educados", habitan a tal punto en la mentira que la desfachatez de los mentirosos no les incomoda en absoluto.

Por ejemplo, la noticia sobre la relación del informe de Derechos Humanos del Departamento de Estado. Todo lo que dice al respecto en un informe de decenas de páginas es este párrafo:

"Former agricultural minister Andres Felipe Arias and other ministry officials were implicated in a scandal involving inappropriate use of the Agriculture Ministry's irrigation and drainage loan program. Investigations continued at the end of the year."

¿Está acusado Arias de algún desfalco? Ya estaría en la cárcel, según el estilo de la CSJ. La noticia es que la prensa lo asocia con un escándalo. ¡La noticia es la noticia! La prueba de algo es que otros que desconocen lo que ocurre no lo entienden.

No hablemos de que los informes los toman del Cinep, que es más o menos la parte urbana de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. Y el problema es que los demócratas siguen una política interesada: la clase de gente que ve a Hispanoamérica como una tierra de dictadores amigos de los republicanos son sus votantes. Por no hablar de la afinidad de Uribe con Bush y aun de la extraña oportunidad de la Operación Jaque cuando visitaba McCain el país.

Pero ¿y qué? Lo interesante es la condición de los colombianos, tan prestos a escandalizarse porque se asocie a Piedad Córdoba con las FARC. A todas horas se encuentra uno lo mismo: si el informe no favoreciera las cuentas del chavismo, sería un motivo de explotación del odio al imperio, pero como los favorece, entonces es una prueba reforzada de la probidad del Cinep. Lo mismo: la reducción de homicidios en la antigua zona de tolerancia con el homicidio es una prueba del poder de las FARC. Cuando, recién iniciado el despeje, mataron al alcalde de Vistahermosa, la prensa y el gobierno corrieron a quitarle importancia al asunto, igual que cuando quemaron vivo a un campesino porque se resistía a entregar a sus hijos. ¡Era que entonces les hacía falta tener bien controlada la situación como ahora!

Debe de ser una experiencia muy extraña estar en la piel de ustedes. De verdad, en el futuro habrá parques temáticos para experimentar situaciones increíbles de la historia: ser galeote, gladiador, explorador, vigilante del gulag... Ser colombiano del bando de la Corte Suprema de Justicia y de El Espectador será una de las más populares. Se disputará el honor con la de vivir unas horas como parte de una piara de cerdos.

Anónimo dijo...

El mejor parque tematico seria: "Sea Jaime Ruiz por un instante, vuelvase fascista de por vida". Nuestro proposito es que se convenza que lo unico que tiene sentido es lo que usted piensa, los demas ustedes son unos estupidos. Sea Jaime Ruiz, sea jesuita.

Anónimo dijo...

De acuerdo con "rafa". Certero, acertado!.

Luis Ernesto Taborda dijo...

Jaime,

ud nos critica mucho nuestra comprencion de lectura. Por favor entienda que para que la frase "Un crimen de esa naturaleza (sea politica de estado o caso aislado) da para que todo el aparato judicial se ponga encima a investigarlo" sólo necesita que alguna de las dos, politica de estado por un lado O caso aislado por el otro, sea cierta.

Por cierto, cuando ud arme, con todos sus recortes de revistas, un caso serio contra Piedad Cordoba, yo mismo lo ayudo a presentar la denuncia. Mientras no lo haga, todo lo que diga al respecto no será mas que bulla.

Anónimo dijo...

Perdóneme, pero leyéndolos a ustedes uno seda cuenta de lo imposible que resultaría la construcción de un país mas llevadero con algo de equidad y de justicia, con algunos medianos valores que permitiera políticas de estado o de gobierno con algo de equidad y de oportunidades de desarrollo o de un mejor vivir para la mayoría.
Veo mucho odio, desconfianza mutua, se descalifica por el goce de sentirse superiores, pretenden algunos obligar a pensar en sus creencias, insensibles, descalifican por sospechas, autoritarios porque si, se sienten mas valiosos que otros, desconectados con la realidad, creen que lo que piensan es la realidad, como que no saben vivir dentro de la diversidad cultural, justifican sin decirlo de frente, las violencias y crímenes de unos o de otros, dan rienda suelta a sus odios y desprecios, creen que presentando argumentos aparentemente lógicos y cifras que supuestamente prueban algo, les da derecho a descalificar o imponerse. En fin, si se observa esto en un blog, me imagino lo tenaz que resulta en la realidad. No se si me equivoco, pero explicaría posiblemente el atraso de el país. Ahora no se vayan a burlar por mis ingenuas apreciaciones, en verdad lo hago con respeto a sus pensamientos y posiciones. (esta es la primera vez que opino aquí)

jaime ruiz dijo...

Luis Ernesto: yo diría que usted tiende a apreciar las soluciones ilusorias: los abusos derivados de la discrecionalidad de los jueces le parece que sólo expresan la falta de una ley (de otro trámite con el que todo quedaría perfecto) y no una perversión del sistema (no importa que en ninguna parte exista nada parecido a las tutelas que interpretan la carencia de atención a los derechos fundamentales). Y sobre las investigaciones por los llamados "falsos positivos" lo que falta son adiciones presupuestales. ¿Es el problema? Yo creo que para todo se pueden traer respuestas de ese tipo. A lo mejor los términos de esas investigaciones se vencen porque los guerrilleros caídos en combate muchas veces no se habían inscrito en ninguna parte como guerrilleros, y sencillamente las ONG de las zonas de conflicto denuncian el asesinato porque así sacan partido del muerto ("del ahogado el sombrero": la industria del crimen inventa un nuevo producto, el "falso falso positivo"). Y al final demostrar que era una persona inocente resulta más difícil de lo que parece.

Respecto a Piedad Córdoba, ¿no hay investigaciones judiciales en marcha? Lo que pasa con esas menciones en los computadores de Raúl Reyes, y de nuevo lo señalo como una cuestión suya, es que la CSJ no considera válidos esos computadores, ni suficiente la certificación de la Interpol. ¿No se había enterado de eso? De hecho, la investigación del juez español sobre las relaciones ETA-FARC se basa en la información de esos computadores.

Insisto, no ocurre nada fuera de lo que podamos escribir aquí. ¿Qué le parece que a la presidenta del Senado la procesen porque Rocío Arias la acusa inmediatamente después de que Piedad Córdoba la visita? No es que no ocurra nada, sino que no importa si ocurre. Cuando alguien, por estulticia o perversidad, niega la parcialidad de la CSJ y su toma de partido a favor de los enemigos del gobierno ya el resto de la realidad no importa. Como si se fuera a discutir sobre música con alguien que cree que oímos a través de la nariz.

Por cierto, ya que hablan de la política de seguridad democrática (especialmente Apeláez, que estudió Derecho), ¿han leído el informe de la "Comisión de la Verdad" sobre los hechos del Palacio de Justicia? Es una violenta diatriba contra todo intento de aplicar las leyes, a la mejor manera de la propaganda del PCC en los años del Caguán.

Anónimo dijo...

Las detenciones masivas de campesinos, sindicarlos de guerrilleros, para sacarlos de sus tierras y sembrar palma africana, y todo eso como política de gobierno, nooo!! Yo no creo que eso sea mala fe, nadie dice nada y nadie se escandaliza, todos comen callao, eso son puras mentiras. El caso es que es verdad, les guste o no, eso viene haciendo el gobierno, supongo que es lo de la confianza inversionista.

Luis Ernesto Taborda dijo...

Que tal Jaime!

Que los señores que viven en SOACHA que aparecen en SANTANDER eran guerrilleros de verdad, y todo el tema de los falsos positivos es solo una invencion de las ONGs!!!!!

No frigue Jaime. Y los guerrilleros no podian irse a combatir mas cerca de sus casas? o vivir mas cerca de donde combaten?

Jaime, en cuanto a Teodora: yo no he visto las pruebas de los vinculos de Venezuela con ETA, pero seguro, son mucho mas calras que las de que Teodora es Piedad Cordoba.

Finalmente. Jaime, gracias por juzgarnos a todos. A la CSJ le llama enemiga del gobierno y a mi me ha dicho guerrillero. Para qué juzgados si tenemos a Jaime?

Anónimo dijo...

Taborda, todo es culpa suya pero por pedirle a alias Jaime Ruiz que sea razonable. Ese día deja de ser alias Jaime Ruiz.

jaime ruiz dijo...

Luis Ernesto. Pues no me parece haberle dicho guerrillero a usted. Bueno, la CSJ no es sólo enemiga del gobierno, sino abiertamente pro-terrorista.

Respecto a los de Soacha, es tremendo. Según la propaganda, todos los días hay varios asesinatos del tipo "falsos positivos", ¡pero todos son de Soacha! Nadie ha dicho que no haya ocurrido ningún crimen de ésos, otra cosa es que todos los que se denuncian correspondan a crímenes de ese estilo.

En el fondo hay un laberinto moral en que se pierden y salen pidiendo auxilio. ¡Es imposible que las FARC pretendan denunciar la caída de sus miembros como asesinato de campesinos! De no ser por las muertes en combate que tienen que ocasionar para defender a los campesinos del despojo que se inventó el gobierno con los palmicultores, serían exactamente los más escrupulosos defensores de los derechos humanos. (Bueno, los jefes de las FARC, como Manuel Cepeda Vargas, dejan a sus hijos un poderío en forma de organizaciones filantrópicas de ese tipo.)

Yo tengo la idea de los guerrilleros como gente más razonable y rigurosa en sus razonamientos.

Anónimo dijo...

Señor Ruiz, con todo respeto, venga a Soacha, conozca las familias y vecinos de esos muchachos, escuchelos, indague de primera mano y despues, solo depues, saque conclusiones. Gracias señor Ruiz por su tiempo.

Anónimo dijo...

Dr. Gaviria: Si no es molestia, ¿podría por favor poner el enlace de la declaración de Duzán sobre la niña que quería ser sicaria? Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Sr. Ruiz: suponga que usted es hincha del Barcelona y pretende convencer a las barras bravas del Santafé que su equipo es mejor que el de ellos. ¿Lo aceptarán? ¡Jamás!

Anónimo dijo...

Yo creo los argumentos de la izquierda colombiana son generalmente pobres. Lo de Kalmanovitz es una muestra de juicios apresurados que son más políticos que técnicos. Aún así encuentro difícil desestimar los informes de la ONU o del Departamento de Estado de EEUU.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 22:52: enlazo la columna de María Jimena Duzán, publicada en El Tiempo en junio de 2007, sobre la niña caleña que quería ser sicaria.

Viéndolo bien, no es extraño que en este país los niños quieran ser sicarios si estos, además, se toman fotos con el Presidente.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 8:52: Kalmanovitz exagera cuando dice que la exención por inversiones en activos fijos cuesta 8 billones de pesos. El costo de esta exención fue de 4 billones en 2007, el año de mayor valor. Desde entonces ha venido cayendo. Probablemente Kalmanovitz está hablando del costo desde 2004, cuando la exención comenzó a aplicarse. Pero en todo caso sus cifras son confusas. Deliberadamente confusas, diría yo. Da la impresión de que su intención era citar una cifrar bien alta (sin el contexto necesario) para reforzar sus argumentos.

La pregunta más compleja, a la que hace referencia Jaime Ruiz en un comentario anterior, tiene que ver con el impacto de la exención: ¿habrían ocurrido las inversiones observadas sin los descuentos tributarios? Hasta esta semana la respuesta a esta pregunta era un misterio. Afortunadamente acaba de ser publicado un artículo académico que arroja muchas luces al respecto. La conclusión del artículo: el impacto de la exención es aparentemente nulo. Escribí mi columna de mañana sobre el tema.

Alejandro Gaviria dijo...

Buena la pregunta de Juan David sobre Uribito. No conozco ningún análisis cuantitativo de la gestión de Arias o de AIS. Fedesarrollo publicó algo hace unos meses pero era completamente descriptivo. Las opiniones al respecto son casi cómicamente contrarias. El Presidente dijo esta semana que AIS era el programa más importante de los últimos 50 años. Y los gringos lo mencionaron entre las violaciones a los derechos humanos. Pero de análisis, muy poco.

Todavía no sabemos, por ejemplo, la verdadera dimensión de la corrupción en AIS. Ni menos su impacto sobe la productividad o sobre el empleo rural. Lo único que puede decirse, sin mucho estudio, es que dada la concentración de la tierra en Colombia un programa como éste nunca será, en el sentido de los estudios típicos de incidencia, un programa redistributivo.

Alejandro Gaviria dijo...

Antioqueño vota antioqueño . Penosa esta vaina.

Anónimo dijo...

Uyy leyendo al tal jaime uno se da cuenta que ese tipejo es un peligro, no deja dudas que juzga y condena como un dios, se le nota que es un líder de algún grupo de odio, pura apología al delito.

Anónimo dijo...

Uribito tiene huevito y es lo peor que le puede pasar al paisito.

jaime ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jaime ruiz dijo...

Las cuentas de Kalmanovitz no son engañosas sino simples mentiras. Y el recurso es exactamente el de Tony Soprano: partir de las cifras que le conviene tomar. En un artículo del año pasado se lee esta perla:

No conozco un país en el mundo donde una parte tan importante de la acumulación de maquinaria corra por cuenta de los contribuyentes...

Con lo que no sólo la tributación resulta estar antes de la inversión sino que no invertir resulta un favor a los contribuyentes, que se ahorran la parte que les quitan para los bienes de equipo. Ni hablar de que la tributación resulta igual en todos los países, pues en cuanto se reduce de algún modo los contribuyentes (entre los que extrañamente no se cuentan las empresas) resultan despojados.

Pero todo se basa en la grotesca y vil falacia ludita (unánime en la prensa colombiana): el empleo se promueve no sólo prohibiendo los azadones, sino mejor todavía cortando la mano derecha de los labriegos. Así harían falta más personas para producir lo mismo, y no se quedarían tantos de muñones cruzados.

Pero ese disparate es sólo parte de una vasta tarea, de la tarea de El Espectador. En otro artículo del mismo autor resulta de lo más demostrado un delito de uso de información privilegiada por parte de los hijos de Uribe, que curiosamente no animó a ningún juez, seguramente por miedo.

Pero es imposible leer un párrafo del decano sin encontrarse prodigios parecidos. Por ejemplo, en otro escrito:

El Gobierno estuvo concediendo unas exenciones de impuestos a las empresas que no tenían ningún sentido en su momento y que menos lo tienen ahora. [El viejo cuento de que la tributación se daba por descontada. ¿Y si se cobra el IVA considerando los precios que al gobierno le parece que los comerciantes deberían cobrar? Es el único país en el que bajar los impuestos a la inversión no alienta a correr riesgos a los inversores.] No tenía razón de ser una exención de 40% a unos bienes de capital abaratados suficientemente por la revaluación del peso, [con lo que los únicos bienes de capital son los que se importan, ¡y Kalmanovitz conoce su precio justo, claro! Si ya estaban abaratados "suficientemente", ¿no sería excesivamente barato un precio inferior? Sin duda, sin duda. Me dan ganas de estudiar economía para entenderlo] [...] El costo para el fisco el año pasado fue de $5,7 billones, 1,2% del PIB y cerca del 6% del recaudo total. Ese despilfarro de recursos públicos, [es lo que decía, la lógica de Tony Soprano, la inversión era sólo complementaria a la tributación] que además disparó la desigualdad entre ricos y pobres, se debe recuperar [¿qué es recuperar? ¿Está proponiendo que se cobren los impuestos del periodo según una medida antigua?] para gastarlo en carreteras, puentes y educación y así compensar la caída de la actividad, pero además aumentará la productividad de la economía hacia el futuro y, sobre todo, incrementará el empleo. [¿Quién lo va a dudar? ¿Qué forma más precisa de aumentar la productividad puede haber que penalizar las inversiones en bienes de equipo y demás? ¿Qué es "productividad"? A veces la economía es oscura para los profanos: con la plata que les robaron a los contribuyentes, los empresarios compraron máquinas y terrenos, edificaron instalaciones, etc. Es la hora de recuperar esa plata, así aumentará la productividad de la economía hacia el futuro. Vale, vale, es que no lo había entendido.]

Anónimo dijo...

Que falta de originalidad la de la campaña de Arias, su fuerte es decir: " el del presidente", como una copia del actual sátrapa, patética también esa campaña por TV.

jaime ruiz dijo...

Qué regocijo produce leer El Espectador en fechas como hoy y recibir un anticipo de la victoria de Arias en esas muestras de histeria y rabia impotente de todos los enemigos del gobierno. Claro que la desesperación de esos vividores y canallas es en gran parte fingida, de otro modo hace tiempo que habrían emigrado a Venezuela o a Cuba y el futuro de Colombia se despejaría. Pero el hecho de que exhiban así su angustia ya es un síntoma de que Colombia avanza y el magma de cretinismo y bajeza del que surge la izquierda democrática (y sus brutales fuerzas de choque) se encoge.

Pero me gustará más leerlos el lunes.

Anónimo dijo...

Las industrias antes prósperas del secuestro, la extorsión, las tomas de pueblos,las voladuras de torres de energía y oleoductos, etc., etc. están condenadas a desaparecer. Sus inversores han visto caer sus acciones y se lamentan, gimen y vociferan en contra de Uribe. ¡Viva Colombia sin el lastre de los comunistoides!

Anónimo dijo...

Que mamera de gente. y mientras tanto, Gentuza como Andrés Echavarría juagada de la risa, mientras le casca a la esposa y se papea a los escoltas para después quebrarlos antes de salir sonriente en las sociales.