sábado, agosto 15, 2009

La inercia del corazón

“La inercia del corazón es mayor que la inercia de la razón” escribió alguna vez el crítico literario y ensayista alemán Walter Benjamin. Por ello, tal vez, las percepciones públicas difieren con frecuencia de las realidades objetivas; por ello, los riesgos percibidos tienden a ser mayores, en ocasiones mucho mayores, que los riesgos reales; por ello, finalmente, los miedos, los temores de la gente no terminan cuando pasa el peligro o disminuye la amenaza. Las Farc, para entrar en materia, han dejado de ser una amenaza, un problema real para muchos colombianos. Pero siguen ocupando un lugar preponderante en nuestra mente, siguen dominando nuestras emociones. La inercia del corazón no nos ha dejado percibir o entender que las Farc dejaron de ser el principal problema de orden público de este país.

La culebra está viva. En algunos lugares del país las Farc todavía representan una amenaza mortal. Pero si dejamos de lado las emociones, los dictados inerciales del corazón, debemos aceptar que ya no constituyen un riesgo notable para la seguridad de la mayoría de los colombianos. La otrora boyante industria del secuestro de las Farc ya no existe. Se acabó para siempre. La capacidad homicida de la guerrilla se ha reducido drásticamente. Incluso su capacidad defensiva ha sido disminuida de manera sustancial por cuenta, entre otras cosas, de las miles de deserciones anuales. La culebra, en el peor de los casos, está en retirada. Y en el mejor, herida mortalmente.

Pero mientras el cazador buscaba la culebra en la selva, muchas alimañas entraron en su casa. El crimen organizado, como lo ha reconocido el propio general Óscar Naranjo, es un problema creciente en muchas regiones del país. En Medellín, el número de homicidios va a duplicarse en 2009. Hubo mil homicidios el año pasado. Habrá dos mil este año. Las causas son complejas, tienen que ver probablemente con la intensificación de la competencia que sobrevino después del debilitamiento de algunas organizaciones criminales. Pero más allá de las causas, los números hablan por sí solos, sugieren el carácter dinámico o metamórfico de la violencia colombiana. Las nuevas (emergentes, dicen ahora) organizaciones criminales constituyen la principal amenaza para la seguridad. A pesar de lo incierto de este tipo de contabilidad, bandas innominadas, organizaciones criminales mutantes, generan mucha más violencia, matan mucha más gente que las Farc y sus milicias.

Los psicólogos han estudiado con precisión la mecánica de la inercia del corazón, las fallas cognitivas que alimentan el divorcio entre percepción y realidad. Existe, por ejemplo, el llamado sesgo de confirmación: la gente rechaza sistemáticamente los indicios que contradicen sus miedos. El derrumbe de las Farc es evidente para la razón. Pero el corazón sigue creyendo que la amenaza es tan grande como siempre. Y como todo el mundo piensa de la misma manera, nadie se atreve a disentir. La falla cognitiva no es sólo un fenómeno individual; es también una suerte de paranoia colectiva.

Paradójicamente el futuro político del presidente Uribe depende de la coincidencia de dos hechos casi contradictorios: el éxito de la Seguridad Democrática y la omnipresencia de las Farc. La popularidad del Presidente depende, en últimas, de un temor colectivo, de la inercia del corazón de la sociedad colombiana.

191 comentarios:

Anónimo dijo...

Magistral

Andrés Felipe Succar dijo...

Bueno. ¿pero en verdad han sido tan contundentes los golpes a las farc como para empezar a disminuir los esfuerzos miliares contra los subversivos y reforzar los esfuerzos policiales contra los delincuentes?

La discusión entonces no sería si las farc hoy por hoy representan una amenaza, sino si las farc no lo serán más una vez se disminuyan los esfuerzos militares. En mi opinión, los tipos están esperando, precisamente, a que escampe, a que disminuya la ofensiva estatal para, una vez instaladas las supuestas mesas de diálogo, volver a armarse. Así ha sido en todos los intentos de acercamiento que el Estado ha tenido, primero con Arenas, y luego con Marulanda y demás.

Anónimo dijo...

Al fin se sincero Alejandro Gaviria, esto va de la mano con la propuesta de fajardo:

1. Dejar de presionar militarmente a la far
2. Darle explicaciones a chavez por las inconvenientes bases
3. Pedir perdón a correa por el acto criminal de sacar de combate a reyes

Creo que la estrategia es clara, Claudia Lopez lleva algunas columnas insistiendo en lo mismo. Paradójicamente el futuro político del mamertismo criollo depende de la coincidencia de dos hechos casi contradictorios: el fracaso de la Seguridad Democrática y la insignificancia de las Farc.

Anónimo dijo...

Uribe se torna mas flexible en sus decisiones.
Mientras que frente a su finca y en sus narices continuan matandose bandas al servicio del narcotrafico ( vease Numero de homicidios en cordoba y sucre), la politica de "seguridad democratica" es para el monte, no para la ciudad.

El rearme de grupos terroristas es inminente. Preocupante situacion.

Javier Moreno dijo...

Aquí una columna de Jaime Restrepo en Atrabilioso (no precisamente un blog mamerto) sobre el mismo tema y prácticamente en la misma línea.

Anónimo dijo...

Genial, muy buena su columna, aunque quisiera apuntar que difiero de su afirmacion, o por lo menos me gustaria que sustentara un poco mas la afirmacion final. Pues eso me parecio que solo quizo captar lectores con el tema uribe.

La columna tiene un desarollo impecable pero su final no tiene mucho sentido, pues si tan solo uribe decidiera cambiar su discurso reenfocando su objetivo de las farc, a la necesidad de, digamos, llevar la seguridad democratica a la ciudad a traves de un plan de accion en contra de las bandas "emergentes"; ahi tendria uribe para seguir con el apoyo de sus fanaticos.

De hecho si algo hay que hacer (y creo que ud lo ha puesto de plano en esta columna) es reenfocar la politica, y que el sucesor de uribe (esperemos no sea el mismo uribe) mantenga la lucha contra las farc, pero no deje avanzar este problema que esta tomando fuerza, y que no se ha tomado en serio como se deberia.

Saludos

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo nuevamente (ya lo habíamos discutido hace varias semanas) una referencia a La ciencia del miedo del periodista canadiense David Gardner.

Un colega me dijo hace un tiempo, no sin cierto cinismo, que “las Farc habían sido muy importantes para Colombia. Nos vacunaron contra el discurso más perjudicial de la izquierda destructiva y creo –insistió– que la inmunidad es de por vida”.

Alejandro Gaviria dijo...

Andrés Felipe: yo no creo en el repliegue estratégico de las Farc. Las cifras de desmovilizados (sobre todo en el Bloque Oriental) son bastantes representativas (ver aquí).

Anónimo 00:40: la columna no cae en la incoherencia que usted sugiere en su parodia. Por el contrario: aduce que la Seguridad Democrática tuvo éxito en su lucha contra las Farc. Pero no tanto así en el control de otras formas de crimen organizado.

Anónimo 02:02: el último párrafo sugiere que la obsesión con las Farc puede ser una falla de la política de seguridad, pero no es, de ninguna manera, un error político. Los réditos electorales son evidentes. Y probablemente decidirán el próximo presidente de Colombia.

Hace ya casi dos años escribí una columna diciendo más o menos lo mismo. Unos días después de publicada, recibí una llamada del General Naranjo quien me dijo, entre otras cosas, que estaba de acuerdo con los límites de la política de Seguridad Democrática señalados en la columna.

Anónimo dijo...

Asi que la nueva estrategia de la campaña "Fajado presidente 2010-2014" es hacernos creer que ya estamos en un post-conflicto, y que por lo tanto necesitamos un academico charlatán paisa...

nice try alejandro...

No engaña a nadie..

ya se sabe para quien trabaja....

Anónimo dijo...

Creo que es mejor un paisa charlatán que un paisa mafioso. ¿O no?

Constantino Villegas dijo...

Alejandro, muy buena columna. Es muy cierto que las FARC están camino del patíbulo, y la prioridad ahora debe ser impedir el resurgimiento del crimen organizado de la mano del narcotráfico en las ciudades. Aun así, creo que falta un componente a revisar que reclama acción por parte de las fuerzas armadas: el proyecto expansionista bolivariano.

Este artículo de abc de España afirma que Chávez habría de aliarse con Rusia, China, Bielorrusia e Irán, entre otros, en una guerra contra Colombia para derrocar a Uribe. Yo francamente no creo mucho en la posibilidad de una guerra declarada; pero, como bien dice Cipolla, es difícil saber a qué atenerse cuando se trata con un estúpido (en este caso Hugo Chávez), y en cualquier caso conviene estar preparados, al menos estratégicamente.

Por muy entrenadas que estén nuestras fuerzas armadas, creo que sería imposible lidiar con el crimen en las ciudades, con el ejército bolivariano, y con las FARC (que podrían rearmarse), todo al mismo tiempo. ¿Quiénes son los orates que quieren ser atacados desde tres flancos y rechazan la ayuda militar estadounidense so pretexto de perder soberanía y dignidad? A callarse, orates.

los nuevos dijo...

Muy buena columna. Toca un tema sensible para mi, que a veces siento como Hobbes que "el miedo y yo nacimos gemelos". Frecuento este blog todas las semanas, y me había perdido de ese libro maravilloso del periodista Dan Gardner. Hay libros en teoría política muy buenos. EN el FCE llego por estos días uno que se titula "el miedo historia de una idea política" es de un joven politólogo promesa en EEUU. También esta la tesis de la profesora Shklar sobre el "liberalismo del miedo", uno de los mejores trabajos en teoría política y filosofía.

Los comentarios de Constantino parecen ciencia ficción pero no son disparatados. Tienen un grano de saludable especulación. Pueden ser parte de un miedo precautelativo necesario. Un estilo muy maquiavélico de argumentar, por cierto.

En ese sentido si quisiera hacer una digresión. La columna debe enlazarse a las dos anteriores: sobre la geografía del conflicto y el sempiterno orate de Chavez .

Decia Gómez Davila " los pueblos aciertan más cuando se asustan que cuando se entusiasman". Lo contrario al miedo es la esperanza. Y la angustia, la desesperación siguen palpables.

No es con su candidato profesor Gaviria el ex-alcalde de Medellín Sergio Fajardo, como vislumbro la esperanza.

Camilo.

Javier Moreno dijo...

MinDefensa destaca caída de indicadores sobre terrorismo en los últimos años.

Javier Moreno dijo...

¿Qué fue lo que dijo Alejandro para que todo el mundo diga que Fajardo es "su candidato"?

Alejandro Gaviria dijo...

Javier: creí que incluso algunos me iban a catalogar de antifajardista por señalar el deterioro de la seguridad en Medellín. Me da la impresión de que Fajardo está comenzando a ser visto por el uribismo reeleccionista como la fuerza opositora más peligrosa.

Javier Moreno dijo...

Es raro, porque aunque dicen que esa campaña está abocada al fracaso y Fajardo no tiene ninguna esperanza, dedican tanto esfuerzo a desacreditarlo que parecería que están preocupados.

Anónimo dijo...

Alejandro Gaviria la incoherencia de la parodia no se encuentra mirando su columna de forma aislada, sino mirando toda la estrategia de la oposición, el caso mas patético es el de los charlatanes de la fundación arco iris, la misma semana q Leon Valencia exponía en su columna como la far están intactas, y solo en una hibernacion estratégica y por eso Uribe era un fraude, Claudia Lopez, en su columna también, decía lo contrario (tesis AGavirista) que la far se acabo, q son solo una leyenda alimentada por Uribe.
Por eso le repito: Paradójicamente el futuro político del mamertismo criollo depende de la coincidencia de dos hechos casi contradictorios: el fracaso de la Seguridad Democrática y la insignificancia de las Farc.

jcastros dijo...

A mi también me decepcionó Fajardo!

Berubara dijo...

La columna tiene algo de verdad cuando señala que las FARC agonizan. Sin embargo, creo que es muy arriesgado asegurar que se acabó para siempre la otrora boyante industria del secuestro de las Farc.

Si algo hemos aprendido de las Farc es que pueden comportarse como el mercurio después de separarlo, es decir, regenerarse. La evidente reducción de su capacidad homicida no es un punto de no retorno; despues de todo esa es, pienso, la lección que nos deja Marquetalia y su más célebre sobreviviente.

Tal y como sucede con el malo de la película "Terminator 2" cuando alguien le dispara, las Farc son capaces de cerrar (exitosamente) los agujeros que les dejan las heridas. Sospecho que este "efecto Terminator" se debe a que los miembros de las Farc son, en sí mismos, población en alto riesgo de entrar a formar parte de alguna forma de violencia, aunque admito que esta es una afirmación meramente intuitiva.

El derrumbe de las Farc es evidente para la razón, pero no creo que lo sea menos el hecho de que su rearme es perfectamente posible justo ahora que "agonizan"... al fin y al cabo, agonía no es sinónimo de muerte... y la muerte de las Farc no creo que sobrevenga inercialmente. Si, las Farc están camino del patíbulo (como dijo Constantino), pero personalmente creo que no es obvio o inexorable que ahí, en el patíbulo, finalicen.

Andrés Felipe Succar dijo...

Que pena insistir, pero ¿es suficiente el número de decerciones para hablar de una culebra en retirada? creo que no. Una de las razones por las que el body count se ha cuestionado es que de nada sirve dar bajas a guerrilleros razos cuando los mandos altos y medios siguen intactos. En ese sentido, uno podría argumentar que de nada sirve demovilizar a guerrilleros razos cuando siguen intactos mandos medios y altos. Y bueno, me dirán que Karina se desmovilizó etc, etc, pero lo cierto es que en el secretariado de las fart no hay el más mínimo asomo de ganas de retirarse.

Uno podría estar de acuerdo con Alejandro en que el miedo muchas veces oculta la evidencia e impide la toma racional de deciciones, pero (y lo chistoso es que puedo estar cayendo en el señalamiento de Alejandro) creo que aún hay razones "ojetivas" para no bajar la guardia. Creo que podría hablarse de irracionalidad en el evento en que, una vez neutralizados Cano, Marquez y Jojoy, se insistiera en privilegiar la fuerza militar por sobre la policiva.

Finalmente, me parece importante recalcar que el objetivo principal o por lo menos el primero y más relevante de la Política de Defensa y Seguridad Democrática (PDSD)era el de restaurar el Estado de Derecho en todo el territorio colombiano, especialmente en aquellos lugares del país en donde se ve fuertemente amenazado. Esto, leido en su contexto, singifica que la PDSD no se propone evitar los hurtos, homicidios, y demás delitos de, digamos, "el orden ciudadano", sino que se propone restaurar la normalidad civil en los territorios en donde esta no existía. Por lo demás, no olvidemos que por mandato constitucional la seguridad ciudadana corresponde a la Policia Nacional y a los Alcaldes y Gobernadores, no al Ejército y al Presidente.

Alexander Tamayo dijo...

Alejandro, simplemete del putas.

Alexander Tamayo dijo...

perdón por mi falta de edición. "Simplemente"

jaime ruiz dijo...

Perdón por aludir a otra cosa (un viejo tema de este blog): William Ospina escribe sobre "La violencia y sus causas" en un texto que me parece correcto en lo que dice (es decir, hasta donde llega). Ojalá los lectores se plantearan qué papel tiene realmente la izquierda democrática en ese contexto cultural contrarreformista: ¿son expresión de los privilegiados o de los excluidos? ¿Son las ideas comunistas o la adhesión al régimen cubano una cura o más bien un veneno en una sociedad como la que describe Ospina?

En alguna parte leí que René Descartes decía que los monos podrían hablar si quisieran, pero que no lo hacían por miedo a que los obligaran a trabajar. A lo mejor hasta en los académicos colombianos anida un remoto germen de honradez que les permitiera meditar sobre las preguntas de arriba.

Bueno, el artículo hace pensar que para Alejandro las FARC son algo distinto de la izquierda democrática. Hoy mismo recuerda Alfredo Rangel que el PDA no condenó los asesinatos de los diputados del Valle. ¿Qué son las FARC? A mí me parecen una organización que intenta implantar un régimen como el cubano y que se guía por una tradición conocida en el resto del mundo como "comunismo". Según el artículo, son sólo un aerolito maligno que cayó en Colombia por el ritmo monótono de la rotación: con un poquito más de velocidad habrían ido a dar al Pacífico.

El comunismo en Colombia vive su mejor momento en noventa años: casi toda Sudamérica está en sus manos, al igual que todas las universidades públicas del país, que la alcaldía de Bogotá y que casi toda la función pública. Malcolm Deas estimaba que las FARC estarían formadas por unas 100.000 personas, de las cuales sólo unas 20.000 serían combatientes. ¿Cuántos milicianos "durmientes" no han salido de los viveros de Fecode en la última década? ¿Quién controla el negocio de la cocaína en Venezuela y Ecuador? ¿Cómo se tomaron el poder los comunistas en Bolivia y Ecuador? Sin la menor duda, ante el relativo retroceso de las FARC (en los primeros seis meses de este año habían matado a 174 militares, y ante esa cifra el optimismo de Alejandro es de verdad humorismo de mal gusto), y ante la existencia de grandes capitales del tráfico de cocaína y del petróleo venezolano para financiar la lucha, los comunistas intentarán seguir el ejemplo de esos países: no basarse tanto en la guerra popular prolongada, sino en las algaradas universitarias, indígenas, magisteriales, cocaleras, femeninas, lgbt, antiyanquis, etc., hasta que el único gobierno viable sean ellos.

Eso sí: es evidente que hay un problema de "recuperación" de la tasa de homicidios. Yo no entiendo por qué ese dato debe llevar a la idea de aflojar la presión contra las FARC. Tampoco se arregla nada culpando a los alcaldes. El gobierno debería crear una brigada especializada y autónoma de la policía para capturar a esos criminales.

Maldoror dijo...

Por lo demás, no olvidemos que por mandato constitucional la seguridad ciudadana corresponde a la Policia Nacional y a los Alcaldes y Gobernadores, no al Ejército y al Presidente.

Andrés:

Ok. Pero entonces digale a Uribe que no saque pecho por la reducción de homicidios o secuestros. Por mandato el no tendría nada que ver con eso.

Alejandro Gaviria dijo...

Andrés Felipe: por definición la Policía Nacional obedece a las directrices del gobierno nacional. Además, muchos de los fenómenos criminales mencionados están asociados al narcotráfico y otras actividades que tienen un alcance nacional. Uno de los desafíos de la política de seguridad y defensa es precisamente la coordinación con las autoridades locales.

Jaime: lo de Ospina es una reiteración de la vieja tesis de las causas objetivas. En Argentina, donde estuve por unos días en una conferencia sobre crimen y economía, la inmensa mayoría piensa de la misma manera. En Colombia, al menos, algunos sectores de la izquierda defienden la necesidad de una política coherente de seguridad. Este tipo de retórica, creo yo, es más común en otros países de la región que en Colombia.

Una pregunta: ¿cree usted, como León Valencia, que las Farc están intactas? La cifra de militares asesinados (no sé si el dato es oficial) refleja más la magnitud de la ofensiva del ejército que el poderío militar de las Farc.

jaime ruiz dijo...

Alejandro, el dato de los militares asesinados lo leí en el texto de la Fundación Ideas para la Paz que usted enlazó.

Respecto al texto de Ospina me parece rescatable la descripción de la historia colombiana. Acerca de lo que es la izquierda no dice nada. El comunismo en Colombia sólo es resistencia de los favorecidos por la exclusión ante el ascenso del modelo "neoliberal". De hecho, el comunismo sólo fue la materialización de viejos sueños de ingeniería social que se habían intentado bajo los regímenes anteriores: para que haya comunismo siempre hace falta la población cruel, indolente y ansiosa de dominar que se forma donde hay esclavitud. ¿Son ésas "causas objetivas" de la violencia? Son causas culturales. Si Ospina quiere decir que las FARC son una respuesta a la exclusión, el tránsito es más bien críptico. Yo creo que las FARC son la gran herramienta de la exclusión. Sin la banda los privilegios criminales de los trabajadores al servicio del Estado no se habrían alcanzado tan fácilmente.

No creo que las FARC estén intactas, pero los comunistas conservan mucho poder en otros ámbitos, y gracias a Chávez y Correa el negocio de la cocaína sigue boyante. También es verdad que la hegemonía en la opinión que ostentaban en los noventa ha menguado, pero no tanto como para que la mayoría de los comentaristas de la prensa dejaran de parecer zombies de Agitprop. Lo siguen pareciendo.

Andres Calderon dijo...

La inercia es el problema, pero que las Farc estén intactas o destruidas es irrelevante. Sí no son las Farc, son los grupos emergentes, pandillas, mafias o cualquier otro figura que agrupe colombianos armados buscando lucro y poder.

La inercia es la cultura, asumir que las Farc son algo externo, como parece mostrarlo el discurso oficial es miope, la guerrilla no ha sido importada, ni las mafias, ni los corruptos, esos grupos están formados por Colombianos con los misma cultura de la mayoría. La cultura de la viveza, la malicia, el atajo, primero Yo, todo se vale....

El problema está en nuestra cultura de antivalores. Mientras no se invierta en cambiar esto, no tiene sentido alguno luchar contra la guerrilla, y demás factores de violencia. El símil es simple, pero es real.. combatir a la guerrilla a bala, es como tratar de curar la tuberculosis bajando la fiebre con paños húmedos, sólo trata un síntoma y no remedia el problema.

Anónimo dijo...

Vayale con ese cuentico lacaniano a sus atolondrados alumos, que la realidad colombiana no es un simple coctel de esquizofrenia y pesadillas del pasado, esto es una bomba que tarde o temprano va a estallar y ustedes los metafisicos de la crematistica no podran hacer economia de las sandeces que afirman.

Dreamer Ph.D dijo...

El anonimo 19:51, en mi opinión tiene bastante razón, me parece que a Alejandro le falta poner los pies en la tierra (Colombiana) y dejar los libros de economía un ratico, porque la columna estuvo muy fuera de lugar.

Posdata: Sobretodo el pscioanálisis al ciudadano colombiano respecto a la seguridad democrática, que hay al final de la columna.

Alejandro Gaviria dijo...

Dreamer PhD: la discusión sería más interesante si elaborara la crítica o presentara algún argumento alternativo en lugar de recurrir a una descalificación general. Yo seguiré inmerso en mis libros mientras estalla la cosa como dicen por ahí.

Alejandro Gaviria dijo...

Tomado de State of fear del recientemente fallecido Michael Crichton.

"If you study the media, as my graduate students and I do, seeking to find shifts in normative conceptualization, you discover something extremely interesting. We looked at transcripts of news programs of the major networks—NBC, ABC, CBS. We also looked at stories in the newspapers of New York, Washington, Miami, Los Angeles, and Seattle. We counted the frequency of certain concepts and terms used by the media. The results were very striking.” He paused.

“What did you find?” Evans said, taking his cue.

“There was a major shift in the fall of 1989. Before that time, the media did not make excessive use of terms such as crisis, catastrophe, cat­aclysm, plague, or disaster For example, during the 1980s, the word crisis appeared in news reports about as often as the word budget. In addition, prior to 1989, adjectives such as dire, unprecedented, dreaded were not common in television reports or newspaper headlines. But then it all changed.”

“In what way?”

“These terms started to become more and more common. The word catastrophe was used five times more often in 1995 than it was in 1985. Its use doubled again by the year 2000. And the stories changed, too. There was a heightened emphasis on fear, worry, danger, uncertainty, panic.”

“Why should it have changed in 1989?

...what happened in 1989 was the Berlin Wall fell, and the media replaced the commie/evil empire/take-away-your-religious-beliefs/lose-the-cold-war fears to sell advertising with global warming, pandemics, racism, sexism, homophobia, hysterias, fear, and guilt-mongering.

panÓptiko dijo...

Alejandro, de acuerdo con sus puntos, ya sean vistos como afirmaciones objetivas o, como me pareció la vez pasada, posiciones estratégicas ante un problema en el que la evidencia nunca será contundente - a lo que apunta Andres y otros.

Me gustaría anotar otro de los efectos psicológicos que refuerzan el fenómeno que describe: la dificultad de pensar en abstracto. Los otros males que bien señala en la columna no tienen una sino múltiples caras, que no se pueden señalar para concentrar y dominar - o ser dominados por - nuestros miedos. Por un lado, la concepción de seguridad misma que tiene todas y cada uno de los sectores de la sociedad colombiana tendrían que cambiar no sólo la estrategia para afrontar las nuevas amenazas (transformaciones del aparato de seguridad), sino que habría que cambiar también el discurso - no es difícil evidenciar que el miedo está compuesto tanto por lo que se siente como por lo que se lee, se escucha o se ve en la televisión (y podría uno pensar que la crítica de Alejandro se orienta más hacia esto último, dado que el acorralamiento de las Farc implicaría que no se sienten). No se si cree que cambios de este estilo estén a la vista - menciona que el general reconoce los límites de la estrategia, pero no si se hace algo al respecto.

Por otro lado, hay que reconocer que la atomización de nuestro problema de violencia genera menos réditos políticos - o los genera a menor escala. Este es el alegato de Sergio, con el cual se arguye que el desmonte del conflicto requiere bajarlo de las estancias en las que se discute. Visto de esta manera, esta columna y la de la internacionalización del conflicto apuntarían en direcciones distintas - por lo menos en apariencia: o se baja el tono y se cambia el enfoque, o se mantiene la altisonancia del Chavo y la Chilindrina, y se contribuye a que siga la inercia.

Claro que esto es aparente, porque en el momento de la internacionalización del conflicto, ya no se habla de las Farc sino de narcotráfico y terrorismo. Pero, Alejandro, se trata sólo de un cambio de nombre? Siguiendo la línea de la columna, el éxito para conciliar ambos propósitos, internacionalizar y desmontar, dependería de poder llevar la colaboración a los entes locales de las zonas en cuestión, y reducirlas a un renglón cualquiera de las relaciones bilaterales. Pero del dicho al hecho...

Por último, señalar la ligereza con la que Andres separa el accionar de ejércitos y policías en la realidad colombiana. Si, en los libros es fácil demarcar las funciones de uno y otro, pero la ejecución de estas es y ha sido un siempre un problema, empeorado con la aparición del narcoterrorismo en la escena tradicional de seguridad. Parece desconocer Andres que el narcoterrorista está a medio camino del criminal y del enemigo, lo que ha generado, por ejemplo, constante debate sobre la acción en Afganistán (pueden ver acá y acá. O, para no ir tan lejos, el uso del ejército mejicano en los esfuerzos presentes contra los carteles de la droga. Estas instituciones de la humanidad no han sido pensadas para el tipo de conflicto interno de Colombia, y su transformación es algo que merece un análisis pragmático, y no el simple acercamiento normativo, que no soluciona nada.

(A propósito, estuve buscando algún libro sobre la historia de la Policía Colombiana y no encontré nada para comprar - y con tantos violentólogos que tenemos... - Encontré sí uno sobre el ejercito, desde los tiempos de la Nueva Granada, pero no se porqué no me convenció. Si tienen alguna recomendación, muy agradecido)

Una pregunta trivial: la cita de Benjamin en el original habla del corazón o de las tripas? Lo pregunto porque el libro de Gardner habla es del "gut", pero me supongo que si traducen el libro escribirán corazón, diferencia que puede que diga algo de nuestra manera de ver la vida, donde miedo y romanticismo se confunden...

Saludos

Anónimo dijo...

A ver, don "Javier Moreno"..usted no sabe que Alejandro Gaviria trabaja como asesor de Fajardo..eso lo ha divulgado la prensa hasta decir no ma...el tipo esta hasta los tuetanos metido en la campaña de Fajardo...

Javier Moreno dijo...

Vea usted.

Anónimo dijo...

Estas columnas deberían terminar con frases como "publicidad política pagada" o "soy Sergio Fajardo y apruebo esta columna"....

que descarado el sr. Gaviria....

jaime ruiz dijo...

Qué pesado el anónimo antifajardista.

Camilo Andrés dijo...

La deshonestidad de Alejandro Gaviria es aterradora dice "creí que incluso algunos me iban a catalogar de antifajardista por señalar el deterioro de la seguridad en Medellín" Jajaja (risa irónica) Resulta que leí lo que comentó el anónimo y sí es real, este señor Gaviria es asesor Ad hoc de Sergio Fajardo.

Lean este artículo de Poder360° y verán que lo que dijo el 'anónimo' anteriormente es verdad. Usted haciendo publicidad política pagada donde mezcla su opinión personal (tratando 'dizque' de ser académico e imparcial) y conveniencia política conviertiéndolo en un deshonesto intelectual. ¡Qué vergüenza!

Esta imagen quedaría perfecta como cabecera del blog.

Jajaja 'catalogar de antifajardista' jajajaja.

Camilo Andrés dijo...

Jaime Ruiz: No sé porque decir la verdad es 'pesadez'. El anónimo tiene razón.

Maldoror dijo...

Panóptiko:

¿De quién era el libro de historia del ejército que leyó?

Anónimo dijo...

Aqui lo que hace falta es quien realice sintesis dialecticas, quien deduzca e induzca, quien haga analisis critico de nuestro lenguaje, quien exija verificabilidad en los planteamientos, quien pueda tomar distanciamientos criticos y luego pueda tender puentes, si, eso es, tender puentes...

Andres Calderon dijo...

Una opinión interesante:
http://www.elespectador.com/columna156516-despertar-nacionalista

Anónimo dijo...

Patriotismo y puntualidad son dos virtudes idiotas.

Alejandro Gaviria dijo...

La especulación sobre los motivos, sobre los intereses o las maquinaciones estratégicas que supuestamente se esconden detrás de cada opinión, llevada muchas veces hasta el extremo de la teoría de la conspiración, no es sólo una manifestación del pensamiento totalitario—el totalitarismo y la paranoia van de la mano—, sino también una señal de ignorancia.

Cualquiera que haya leído este blog, así fuera esporádicamente, se dará cuenta de que existe una continuidad (casi una reiteración) ente lo que dice la última columna y lo afirmado en varias entradas anteriores. Pasé varios días por fuera del país y no he estudiado la política de seguridad de Fajardo. Yo opino lo que pienso. El proselitismo no me llama la atención. Pero tengo, como todos aquí, preferencias políticas.

Alejandro Gaviria dijo...

Panóptiko: la frase se la oí a un profesor de economía hace mucho tiempo. La estuve buscando en español y no puede encontrarlo. Voy a tratar de buscarla el alemán o en inglés. Tocqueville hablaba de la importancia (y la continuidad) de los hábitos del corazón.

Camilo A. Mosquera dijo...

Pero decir que lo catalogarían de antifajardista a sabiendas de que es asesor de Fajardo deja mucho que desear sobre los móviles y las intenciones de esta columna.

No hace falta leer la política de seguridad de Fajardo porque simplemente o usted le ayudó a diseñarla o él se la comentó. Lo demás aquí son puras excusas.

jaime ruiz dijo...

Camilo: supongamos que todo lo que el anónimo dice es exactamente así. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué no va a poder un comentarista simpatizar con las ideas de un candidato? ¿Por qué no van a poder sus ideas coincidir, aun sin intención, con los valores, opiniones, pretensiones, propuestas o rasgos estilísticos de un candidato?

Las acusaciones de ese tipo suenan a censura e intimidación. Tanto lo que dice Alejandro como lo que propone o dice Fajardo se pueden discutir, el hecho de que coincidan no tiene que descalificar a alguien de por sí.

Icarus_ dijo...

Pues yo coincido en que las FARC están lejos de dejar de ser una gravísima amenaza para Colombia mientras Jojoy, Cano, Granda, Márquez -por nombrar algunos- sigan libres o vivos, y peor aún, teniendo el apoyo irrestricto de gobiernos extranjeros tan cercanos, ricos y poderosos como Venezuela.

Pese a las deserciones siguen matando policías y soldados que se cuentan por cientos -en cifras netas, tal vez igual que antes- y además han hecho progresos importantísimos a nivel diplomático: ahora tienen a exministros, presidentes y hasta "ciudadanos" del corriente haciendo lobby abiertamente por ellos.

Anónimo dijo...

Ojo al video

Apelaez dijo...

Jaime Ruiz es fajardista

Anónimo dijo...

La economía esta mostrando, ahora si de verdad, en que consisten la luz al final del túnel y haber tocado fondo: Venta del apartamento en Rosales y del Bm , trasteo a Modelia y R4 viejo.

Anónimo dijo...

Jaime, su coemntario de las 10 55 me confirma algo que siempre he pensado que usted es un buen tipo, inteligenre y centrado, la mayor parte del tiempo, porque hay dias Jaime, hay dias que...Panoptiko, podria aclarar en el contaxto de su comentario la diferencia entre criminal y enemigo, me atrevo a escribir lo que pienso: son narcoteroristas las farc, los paramilitares, las bandas emergentes y los politicos elegidos con dindero de alguno de los anteriores; o caso usted piensa que las farc son enemigos pero no criminales, los paramilitares son criminales pero no enemigos al igual que las bandas emegentes?, asi las cosas, los delicuentes de cuello blanco que vendrian siendo?. Si alguien le hace daño intencionado fisico, psicologico o moral a otro es un criminal (en diferente medida), ahora, el que hace daño a otro es su amigo?, no, es su enemigo.

Javier Moreno dijo...

Más peligrosos que Cano, Jojoy y sus campesinos me parecen Chávez, su proyecto político, su dinero y sus milicias bolivarianas, francamente.

Andrés Felipe Succar dijo...

No desconozco que el narcoterrorista se encuentra a medio camino entre el criminal y el enemigo. Lo que pienso, es que el nivel de fuerza estatal que se debe usar contra este sujeto no puede ser siempre la militar. Por lo menos no la fuerza letal como primera opción en todos los casos.

La asignación de roles y misiones entre policía y ejército ha sido tema que, por no discutirse, ha ocasionado al Estado grandes problemas jurídicos, políticos y de legitimidad. Siempre se ha dicho que "nos toca" emplear al ejército en tareas policiales cuando no necesariamente es así. ¿qué hace el ejército allanando una casa en la mitad de barranquilla en un operativo antinarcóticos? ¿qué hace el ejército en la mitad de una ciudad tratando de evitar hurtos con un fusil galil? El único resultado de ese tipo de despliegue militar es la típica trajedia en la que el soldado dispara su fusil contra un simple ladrón de carteras. Los militares, pues, deben estar combatiendo las amenazas de gran calado como lo es la guerrilla en el Guaviare.

Por eso señalaba la responzabilidad de los alcaldes y comandantes de policía en el aumento del crimen en las ciudades. No hay política de seguridad que pueda contrarrestar la ineptitud del alcalde de Bogotá.

Apelaez dijo...

O del hippismo voluntarista de su Secretaria de Gobierno

Anónimo dijo...

Excelente análisis. Percibe más allá de la superficie los "fantasmas" de la masa utilizados con astucia por el régimen.

El Redactor dijo...

Alejandro:

Interesante la columna, pero no comparto el punto de partida, ya que me parece una deformación del sentido originario de la frase de Benjamin.

Como usted sabe, Benjamin es un materialista histórico sui generis, con una forma particular de enfrentar la crítica cultural - que inicia la Escuela de Frankfurt -, así como una novedosa Filosofía de la Historia - esxpresada en sus famosas "Tesis" -, y tratar de desembrollar no dialécticamente las dos "inercias", francamente deforma la idea original del autor.

Esta bien que en su opinión sigan existiendo dicotomías entre la "pasión" - que genera el miedo -, y la "razón" - que ilumina desde los libros. Pero una cosa es optar por un desarrollo formal de cada uno de ellos por separado - asunto que la columna hace muy bien -, y otro plantearlo dialécticamente.

Frente a lo demás, cada quien es libre de hacer campaña al que quiera. Y si son fajardistas, no importa.

Saludos

panÓptiko dijo...

Sergio,

No lo leí, lo ojeé en la librería Lerner. Creo que era reciente, se componía de ensayos de distintos autores sobre periodos específicos de la historia, y tal vez el proyecto era dirigido por la Javeriana. La cosa es que sólo tenía un capítulo sobre el uso interno de la fuerza, y al fin no me animé a comprarlo. Seguro que si pregunta da con él. Me gustaría tener su opinión, por si vale la pena darle otra oportunidad.

Anónimo 12:14

El asunto es, como Andrés comenta, el nivel de fuerza y las estrategias empleadas para combatir a los forajidos. Por supuesto, todos los personajes que usted menciona están por fuera de la ley y es deber del aparato de seguridad del estado hacerse cargo de ellos. Pero cómo? En teoría, los soldados están entrenados para ciertas labores, para manejar ciertas armas, para dominar perímetros, para matar por reflejo; mientras que la policía, inserta en la comunidad, debe accionar de formas distintas - mediación, discrecionalidad, entre otras. (lo invito a leer una breve reflexión que escribí hace un tiempo sobre el soldado, y prometo escribir más sobre las diferencias en mi blog, pronto)

Siendo estas las organizaciones que soportan la realización del "imperio de la ley" es crucial que sus actividades sean coherentes, responsable y legítimas. Pero todos los manuales para esto están escritos - en el caso del ejército - para conflictos entre dos países; así es que, la coordinación de las fuerzas al interior es un problema mayor, de necesaria resolución dentro del contexto de cada país, pero que, dada su cercanía al corazón del poder, es difícil estudiar y discutir.

Andres,

De acuerdo, aunque yo creo que si se discute, pero no nos enteramos. Me pregunto cual sería el factor de cambio: tiene alguna idea? Y, bueno, tiene que reconocer que cada caso puede devenir en cruce de fronteras que se hacen necesarios en le momento de la acción - incursiones a cabeceras municipales, o persecuciones que se prolongan hasta centros urbanos, etc. Y tampoco menciona nada de las operaciones de cultivos ilícitos y las labores policíacas de controlar el monte...

No es tan sencillo.

Saludos

jaime ruiz dijo...

Anónimo 12.14: La diferencia entre militar y policía no es entre su objeto de persecución (criminal o enemigo), sino sobre el papel que cada uno tiene en la aplicación del derecho. Donde el policía no puede operar tiene que estar antes el militar. En operaciones de gran envergadura en que se requiere, por ejemplo, controlar un área grande, tienen que estar los soldados. La idea de que los soldados sólo son máquinas de disparar a lo que se mueva es primitiva y estúpida. En otra época se sacaba a los soldados a pedir papeles a la gente en las calles en Bogotá y no mataban a nadie.

Cierto periodista iraquí fue a entrevistar al jefe de una milicia chií. En cierto momento se alejó para fumar un cigarrillo y se le acercó el jefe de seguridad del líder chií, el cual le dijo "Tú seguro vienes de Dubai o de Estados Unidos". El periodista reconoció que había estado en Dubai y que había vivido mucho tiempo en Londres. "Tengo que hacerte una pregunta -dijo el jefe de seguridad-, ¿qué diablos haces aquí?". El sentido era éste: "Si puedes vivir en Dubái o en Londres, ¿cómo se te ocurre venir aquí?".

Esa anécdota nos puede ilustrar mucho sobre los guerrilleros y paramilitares: ante todo son gente atrapada en esa circunstancia que preferiría llevar una vida normal en un país normal. Si es posible desactivar la máquina del crimen y la aspiración que la sostiene (la ambición de unos cuantos miles de conjurados urbanos e influyentes, de los Colombianos por la Paz), esa gente se podría integrar mucho antes que sus patrones, para los que una vida normal sin su jerarquía y sus privilegios es como una degradación.

Los guerrilleros y paramilitares no son dignos de enemistad sino de lástima, como tantos colombianos de regiones apartadas que sufren atrocidades y las cometen por una guerra que surgió de la ambición de una gentuza frívola y arbitraria.

Andrés Felipe Succar dijo...

No es nada sencillo. Pero son dos discusiones aparte: Una es si el ejército, en el desarrollo de sus operaciones, puede terminar inmerso en teatros operacionales complejos con alta presencia de civiles. Eso es algo bastante habitual en nuestro país, y se está trabajando fuertemente al interior de las FFMM para orientar mejor a los soldados en ese tipo de escenarios. Por ejemplo, se está redactando un manual de derecho operacional que le de algunos criterios a los militares para hacer uso de la fuerza en el contexto colombiano.

La otra discusión es si las fuerzas militares deben adelantar operaciones que simplemente no le corresponden, como allanar casas en centros urbanos.

El asunto de la asignación de roles y misiones es un tema políticamente sensible. Muchas vanidades se hacen palpables cuando se toca el tema. Sobretodo porque tanto al interior del ejército como de la policía hay un afán muy grande de mostrar resultados. Vale la pena preguntarse qué se hará con las enormes FFMM que tenemos en un escenario posconflito.

Pero en fin, el punto que quiero resaltar es, nuevamente,el de la responsabilidad de los alcaldes en cuanto a la seguridad ciudadana. Finalmente, ¿cómo se combatiría entonces esta nueva amenaza sin asignar un nuevo rubro a las fuerzas de policía? quiero decir: dejar de enfocarse en la guerrilla y pasar a combatir con más fuerza la delincuencia común no es tan fácil como pasar el dinero de un bolsillo a otro, como pasar el dinero de las FFMM a la direción de la Policía Nacional.

En todo caso. la inquietud interesante que se genera es la de qué vamos a hacer con tanto soldado sin nada que hacer, bien sea hoy que la culebra parece estar en retirada, o bien sea en un futuro ojalá no muy lejano cuando la culebra haya desaparecido definitivamente.

Saludos!!!

Anónimo dijo...

Huy si yo le tengo una lastima increible al pobre Jorge 40 y a Mancuso, para no hablar de la lastima que me dan el monito Jojoy y Grannobles, en las condiciones tan horrendas en que viven, con culebras y todo. Estar obligados a secuestrar y tambien a matar gente con motosierras o con minas quiebrapatas o con cilindros de gas, como los ponen a esos pobres paracos y guerrilleros sus manipuladores citadinos de la Unal y de la Escuela de Frankfurt, que queda tan lejos! En cambio me gustaria que mandaran a Enrique Santos Calderon y a Antonio Caballero a la horca, lo mismo que a Abad Faciolince y al tal William Ospina por propagar las ideas que hacen matar al monito Jojoy, pobrecito. Por que no creamos un Facebook para reivindicar a los pobres matarifes que en realidad son marionetas de los columnistas del Espectador y de Julio Mario Santodomingo? Debemos denunciar esas injusticias sociales de los del cartel esclavista de Anapoima.

JuanDavidVelez dijo...

Que dicen los cientificos de lo que dijo Jaime a las 20:47.

Ese mismo razonamiento aplicaria para la violencia urbana del Medellin actual, yo no estoy seguro que sea asi "no hay mas alternativa". Por eso pregunto que dicen los cientificos.

Jaime, ¿usted conoce un cuento que se llama "que pase el aserrador"?, Victor Gaviria dice que los sicarios antioqueños son aserradores en el sentido del cuento.

que pase el aserrador.

Jaime, y pille otra cosa muy brillante de Victor Gaviria, es un discurso, creo que ya lo puse aca, pero no importa, lo vuelvo a poner.

discurso honoris causa

Anónimo dijo...

Ya vieron la entrevista de Cano en la revista cambio?

alguna objecion ?

Otto dijo...

Me parece bueno que la revista Cambio haga uso del derecho y obligación que tiene de informar dando este reportaje y me parece mucho mejor que los colombianos seamos informados dado también, nuestro derecho. Esto por cuanto que algunos foristas fugjendo de censores al mas puro estilo de Chávez, pero aupados al uribismo, creen que dar información es delinquir, cuando se sabe que, no informar o informar torcidamente si es delito.Ya verán que poco a poco se va despejando el camino y elegiremos un presidente comprometido con la paz y la seguridad social, para de una vez, creer que las farc y los paramilitares pasarán a mejor vida y nos dejarán vivir en paz.

jaime ruiz dijo...

Aprovecho el sarcasmo del anónimo de las 21.10 para recordarles algunas cositas:

Por ejemplo, que la revista Alternativa propugnaba una revolución socialista como en Cuba y alentaba la lucha armada con ese fin. El creador de esa revista, dirigida por Santos y Caballero, era el hermano del alma de Fidel Castro, del que dijera Octavio Paz que se dedicaba a representar a las guerrillas del continente en los restaurantes y bares de Barcelona. ¿Tiene alguna responsabilidad esa gente?

En realidad, no tanta: ¿tienen alguna responsabilidad los que creen que esa gente no tiene ninguna responsabilidad? La forma de ser tradicional de los colombianos (me refiero a los de clases acomodadas, porque los demás apenas son supervivientes) influye mucho en eso. Bendecidos por el novelista reconocido en todo el mundo, los jóvenes se lanzaron a hacer la revolución "combinando todas las formas de lucha". Los que tenían alguna relación con la violencia de la generación anterior o con zonas de colonización empuñaron las armas y son el grueso de la militancia calificada de las guerrillas.

El sarcasmo del anónimo hace pensar que él cree que Grannobles o Jojoy delinquen por puro vicio, por una ambición desmedida de riquezas (porque definitivamente viven mucho peor que un colombiano ordinario de clase media). Los considera "levantados" que se distinguen rotundamente de sus padres (y madres) que admiraron con tanto fervor la gesta del Che y de Fidel, y que usan la retórica revolucionaria para justificar sus crímenes.

Pero no: el crimen es la retórica revolucionaria. El colombiano, criatura servil donde las haya, aborrece a esos tipos por ser rústicos y sin modales, pero en los tiempos del Caguán todo el mundo llenaba de elogios a los que ocuparían ministerios y embajadas gracias a las proezas de esa gente. Todavía: el sarcasmo del anónimo hace pensar que él cuenta con el consenso de los demás foristas y del mismo patrón (término que usan en España para el que dirige un blog concurrido, tal vez por asociación con la idea de "navegar"), que para todos un caballero tan fino como Carlos Gaviria, probable gobernante en caso de que el avance de las FARC hubiera dado resultado en tiempos de Pastrana, es un completo inocente y en realidad otra víctima de los malvados niños de diez años que castran policías para que él suba a su atalaya a ejercer de demiurgo que tuerce el curso de la historia.

Ah, yo no creo que se deba colgar a nadie. Pero me parece una afrenta que los cómplices de esos criminales pretendan guiar al país. Los cómplices son los comedidos y moderados de este blog (entre otros muchos), porque niegan la responsabilidad de los empresarios de la muerte. Para hablar de política en Colombia habría que empezar por plantearse si hay o no responsables de los crímenes terroristas más allá de los niños que los cometen. Rehuir eso, como ya he dicho, es una forma de complicidad.

jaime ruiz dijo...

A Claudia López también le parece que la guerrilla es el mal menor.

Anónimo dijo...

Alfonso Cano dijo tres cosas incontrovertibles y calló una cuarta: 1. El conflicto social no puede estar a manos de la voluntad y los caprichos de un solo individuo por poderoso que éste sea.
2. Mucha gente de bien ha sido lapidada y crucificada por querer intervenir en una posible solución a este conflicto.
3. Se necesitan garantias que protejan a los garantes de balas y bombas y de suspicacias como las de Jaime Ruiz
4. Si no fuera porque ya es imposible, mandaría a fusilar al Tersites Parlero de Jaime Ruiz

Anónimo dijo...

Si el crimen es la retorica revolucionaria, como afirma alias Jaime Ruiz, entonces el mismo es un criminal y Mancuso y sus pares no, porque las ideas contrarrevolucionarias y pro estatu quo que inspiran a Mancuso y a Jorge 40 y a Ernesto Baez son muy parecidas por no decir identicas a las suyas y a las del propio Alvaro Uribe Velez. Estos jefes paramilitares han afirmado una y otra vez que ellos apoyaron a Uribe y forzaron a la gente a votar por el en sus regiones de influencia porque habia una coincidencia clara de las ideas y acciones con AUV desde que fuera gobernador de Antioquia.

Anonimo 20.10

Anónimo dijo...

Caludia Lopez se hizo famosa y prestigiosa por sus denuncias y revelaciones de los paramilitares pero despues de que estos estaban presos o "reinsertos". No recuerdo a ninguna Claudia Lopez denunciando cosa alguna en aquellos años truculentos y que poco a poco van quedando lejos. Para mi, esta sociologa ha pescado fama y prestigio en un rio revuelto pero ya sin muertos.

jaime ruiz dijo...

Juan David, excelente el cuento. En cuanto a Víctor Gaviria, aprecio su película La vendedora de rosas, pero definitivamente los Colombianos y Colombianas por la Paz son parte fundamental de una conjura criminal.

jaime ruiz dijo...

Respecto a las FARC dice el jefe militar de Brasil para la región amazónica:

Ese grupo está acorralado hoy, pero puede crecer. El tipo de combate de ese grupo es irregular, por lo que puede evolucionar rápidamente en caso de que no sea totalmente eliminado. Y no está completamente eliminado.

No, no es un amigo de Fernando Londoño ni nada parecido.

Anónimo dijo...

Recomendaciones librescas de Sergio Fajardo en La Silla Vacía:

Cuando le preguntamos a Fajardo qué libros recomendaba, respondió que tiene el escritorio lleno de libros que no ha leído por falta de tiempo, pero que quiere leerse "El país de la canela" de William Ospina porque "el autor maneja muy bien el lenguaje y es una historia bien recomendada".

¿Qué dirá el dueño del chuzo?

Anónimo dijo...

El embajador gringo también predice el fin de las Farc.

Alejandro Gaviria dijo...

Tres comentarios rápidos:

Claudia López propone una tesis extraña. Las percepciones de la violencia, escribe, están disparadas porque todo el mundo cree, como ella, que el sector privado y el sector público están tomados o dominados por la mafia. Esta especie de exhibicionismo, de estridencia moralista no merece ninguna atención.

Las declaraciones de Cano no traen nada nuevo. La misma carreta de siempre. No sobra reiterar, en todo caso, la hipótesis de los extremistas educados .

El Tiempo presenta hoy un preocupante informe sobre las formas emergentes de criminalidad. Estamos asistiendo, en mi opinión, a la “salvadorización” de la violencia colombiana: el conflicto podría cambiar su naturaleza pero no su intensidad. Enlazo un comentario light que escribí hace un rato sobre la fábula paisa Que pase el aserrador.

Anónimo dijo...

¿Atomización? ¿Asi como el Negro Acacio y su gente? Ese embajador es un guasón de tiempo completo.

Anónimo dijo...

¡Con las bombas de 900 kilogramos que presentan en National Giografí?

El problema es que son como 3000 hombres en armas. Y eso sería una hecatombe moral y política...

Ricardo Taborda dijo...

Alejandro, una discrepancia de fondo sobre tu apreciacion. Las FARC son un simple afloramiento mas del proceso de conveccion continuo que es la violencia en Colombia cuya fuente de calor inagotable ha sido la cita incumplida por la dirigencia politica nacional. Hoy quizas estemos cerca de perderle ese miedo a las FARC tal como en el pasado se lo perdimos a los Carteles y antes a los pajaros y antes a los bandoleros y antes a los conservadores y antes a los liberales y dele para atras. Pero mientras no rompamos con la inercia de ese proceso convectivo que mas da si el turno es para el corazon o la razon! Es verdad que las cosas se han enfriado y que las FARC se han debilitado---al Cesar lo que le corresponde. Pero cunado esa masa se enfrie bajara, se topara con la misma fuente de calor y luego emergera---a mucho que critico los terminos que usa el Gobierno para explicar los fenomenos del pais, creo que esto de los grupos emergentes es de lo poquito a lo que le han atinado con el nombre.

Camilo A. Mosquera dijo...

El publireportaje de Cano en la revista Cambio sólo mostro la delación de Chávez:

Dice Cano: "¿Cómo terminaron en poder de las Farc unos lanzacohetes que Suecia le vendió al Gobierno de Venezuela y que el Ejército colombiano incautó en octubre de 2008?

Uribe acudió al terror mediático para insinuar que el Gobierno de Venezuela nos facilitó unos lanzacohetes que habíamos capturado hace mucho en un enfrentamiento militar en la frontera, hecho que fue ampliamente informado a la opinión en su momento. Ni los pueblos ni los gobiernos del mundo son tan tontos como piensan en el Pentágono y en la Casa de Nariño. Sencillamente se trata de cocinar las condiciones para justificar la entrega de la soberanía nacional de Colombia a Washington, reconociendo que le quedó grande la pelea contra las Farc. "


Alfonso Cano secundó la versión de Chávez desmentida por la revista Cambio y ampliamente descubierta por la revista Semana en este artículo.

La mitomanía de Chávez llevó a las FARC a tragarse el cuento y eso demuestra claramente un complicidad. Además sabiendo que la versión es falsa.

Primero quien cometió el ataque fue el ELN, segundo ahí no habían lanza cohetes y por otro lado esos cohetes que Chávez trató de inservibles son tan peligrosos que supuestamente cuando iban a atentar contra él, eran súper letales.

Ante la mentira de Chávez y su clara vinculación criminal con las FARc algunos foristas dijeron que se trataba de una 'teoría' de Chávez.

Para el 'anónimo' que habla de Claudia López, le comentó que todas las investigaciones de ella sobre elecciones atípicas fueron desvirtuadas incluso el dueño de este blog la crítico fuertemente por su falta de rigor. La Corte Suprema de Justicia jamás tuvo en cuenta las seudoinvestigaciones de Claudio. Tampoco tuvieron en cuenta la organización Arcoiris cuyo antiguo presidente estuvo o está preso por vínculos con las FARC.

Dato anédoctico, a la señora Claudia López le tocó conciliar con Luis Alfredo Ramos y terminó diciendo que no tenía ninguna prueba de vínculas de este con las AUC.

Camilo A. Mosquera dijo...

http://bit.ly/ITSLm

JuanDavidVelez dijo...

Alejandro, bacano lo que usted escribio del aserrador, haga de cuenta un texto de William Ospina, muy bien manejado el lenguaje.

Usando los poderes telepaticos de Jaime yo creo que Victor Gaviria no compara a los sicarios con el aserrador por la capacidad para el emprendimiento, creo que tampoco le interesa la parte del boyacense, creo que los compara es porque o son aserradores o se mueren de hambre, Victor Gaviria decia algo asi como que llegaba un señor y preguntaba "usted es sicario", y los muchachos decian "si, yo soy sicario", algo asi. Que pena, esta claro que a Alejandro Gaviria le iba mejor en clase de español y literatura que a mi.

Creo que hay problemas literarios en la campaña de Fajardo, tal parece que Fajardo no esta escuchando a sus asesores.

Anónimo dijo...

Qué irá a pasar ahora con "el mejor policía del mundo? Y así seguirán cayendo todos. Yo oí la entrevista de Popeye esta mañana en la W y a ese le creo todo lo que dice palabra por palabra, por muy asesino que sea.

Alexander Tamayo dijo...

Alejandro, bueno su comentario "ligth". Hasta ganas de volverme vegetariano me está dando. Tal vez las hojas de los árboles que tumbe el aserrador me pueden servir para empezar una dieta.

Gheysel Naranjo dijo...

Hay veces por INTELIGENCIA… y hay veces por AMOR… al dinero, al poder, a las tierras y a los medios de producción…

Dos preguntas para usted doctor Gaviria:
 ¿En el fondo quién produce el conflicto? y en qué grado los países industriales que producen armas hacen parte de éste? (Colombia acá no cuenta por las pistoletas de segundo orden que escasamente produce). ---Pensaría que el mundo fuese diferente si en vez de producir un cañón, produjesen 20 saxofones o 40 raquetas de tenis…---

 Cómo frenar el estimulo al conflicto y a la exportación de problemas a los vecinos? Y a la lucha de clases por las cosas, por las tierras y los medios de fabricación?

Hace algún tiempo Pierre le hizo una entrevista a algunos niños de las Comunas de Medellín y a uno de ellos les preguntó, que quería ser cuando grande? Que tristeza que el niño le contestó que deseaba ser sicario, porque así entonces tendría plata, compraría motos y chaquetas de cuero y buenas viejas. ¿Qué moral es esa? De formar escuelas de sicarios???. Preocupante también lo que hace Chávez en Venezuela de socializar la educación, y tener de mano a los niños para su servicio.
En fin, como dice el presidente, ACABAR CON ESOS BANDIDOS!! Y al dinero fácil y rápido, como el triunfo evidenciado mundialmente por las pirámides, o hasta robos disimulados con impuestos o malos sueldos, que generan descontentos de clases. Y es que cuando la gente no tiene a donde trabajar ni competir honradamente, les da por ser malos y actuar con la psicología en su estado más primitivo de resentidos, que secuestran a los que tienen dinero y poder, o a quienes les estorban para lograr el poder.


gheysel

Anónimo dijo...

A veces, Gheysel, a veces. No hay veces.

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo el editorial de El Tiempo sobre las nuevas bandas criminales.

En ese sentido, la culebra, representada por los 'narcoparas', aunque bastante golpeada, sigue viva.

Anónimo dijo...

Los narcotraficantes tradicionales siempre estuvieron armados, y seguirán armados; y lo estarán con armas torcidas o amparadas, es casi lo mismo. Recordemos que tener o portar armas es un derecho.

Lo que pasa es que a muchos les quedó gustando el hecho de ponerse camuflados y hacerse pasar por "paras". Las Äguilas Negras (que nombre tan poético y tan bello) son un buen ejemplo.

Pero el paramilitarismo tal y como fue planteado en el Proyecto Para, ya no existe. 450 mil hombres en en nuestras Fuerzas armadas y los exitos militares con la motosierra los excluyeron por sustracción de materia...

Anónimo dijo...

¡Ahora los paras verdaderos son las más tristes victimas de sí mismos!

Anónimo dijo...

O sinó, imaginense a Mancuso y a don Berna en sus 2 metros de infernal encierro.

Anónimo dijo...

Pero así tenía que ser este cuento contado a coro por cafrombianos y del cual, aunque no lo crean, ya estamos saliendo...

Anónimo dijo...

Esto respondio Jamil Salmi del B.M undial a el Tiempo (hoy)sobre las universidades:
¿Cuál es la fórmula para que una universidad alcance el rango mundial?

No hay fórmula, pero sí principios básicos: la concentración de talento, es decir, muy buenos profesores e investigadores, y excelentes estudiantes. Segundo, buenos recursos para infraestructura y para pagarles a los profesores lo que se merecen. Y tercero, que se adapten a los cambios.
Como se ve, la unica universidad que va en ese camino en Colombia es Los Andes. La Nacional no puede adaptarse a los nuevos cambios el fecodismo y el aspusianismo se lo impiden y en las publicas en general, pesa mas la tradicion izquierdizante con unos rectores que para perpetuarse en el poder se alian con la clase politica y les entegan puestos y favores y para sostenerse internamente negocian con unos docentes parasitos y conservadores. En esto tiene razon Jaime Ruiz.

jaime ruiz dijo...

Muy extraña la interpretación de Alejandro del cuento que le gusta a Juan David. Me parece un poco paranoica. Primero porque el cuento no trata de un falso aserrador sino de un aserrador, de un tipo que sabe sacar tablas de los árboles y que le cuenta al patrón cómo aprendió el oficio. Segundo porque sólo se toma un aspecto siempre justificable de la conducta del tipo (nadie sostendría que alguien debe morirse de hambre antes que mentir) y no los demás, como la disposición a agradar o la aplicación con que ejerció el oficio después.

Digo que es paranoia porque hay un tránsito semántico muy curioso entre "rebusque", "viveza" y "estafa" que parece la confirmación de la vanidad paisa pero invertida, representada con vergüenza. A mí no se me habría ocurrido que el culto de la "viveza" fuera un rasgo especial de los paisas. Lo de "el vivo vive del bobo" se lo oí a gente bogotana, pero incluso en España se conoce el dicho. El aspecto más repugnante de la viveza, el orgullo por atropellar a los demás, no es en absoluto característico de los paisas más que de los demás colombianos (al menos de los del interior).

El contraste con el "indio boyacense" es muy expresivo, y podría salir de la misma anécdota (que perfectamente podría ser real), de una observación del autor o incluso de alguna tradición judía (el caso es parecidísimo al del José bíblico). El protagonista de la fábula no respeta jerarquías ni cree que el aserrador hace algo que él no pueda hacer. Eso lo diferencia del "indio boyacense", que tiene marcadas las jerarquías. Creo que ese rasgo marca la ventaja que tienden a sacarles los paisas a los demás pobladores andinos. Es un rasgo más moderno.

Lo de los culebreros también tiene su gracia. Por una parte son un aspecto folclórico de la desesperación, el mercachifle tapando con un torrente de palabras la inanidad de lo que ofrece, y el ambiente supersticioso. Pero ¿realmente son más supersticiosos los campesinos paisas que los de otras regiones de Colombia? No, sólo los distingue esa especie de desasosiego de la montaña y del desarraigo (seguro que es bien improbable encontrar diez generaciones viviendo en el mismo sitio, a diferencia del altiplano). De modo que las palabras, igual en el culebrero que en el paisa ordinario, parecen prestar alivio en medio de un "agite" que parece remitir a la falta de arraigo que señalaba arriba.

Sería interesante que alguien estudiara esa verbosidad de los paisas.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 9.27: La Universidad de Los Andes compite con la Nacional en mamertismo. ¿No era o es decano de Derecho Eduardo Cifuentes? ¿No es catedrático un tipo que escribe en El Tiempo, Francisco Leal Bermúdez, que parece el portavoz del Secretariado? ¿No tenía esa universidad acuerdos con Indepaz, una ONG que, hasta donde tengo entendido, era una de las principales consultorías de Agitprop. Pero no es un rasgo especial de esa universidad sino de la sociedad colombiana. La Javeriana y el Externado no se le quedan atrás.

Sencillamente el castrismo es una marca de clase, algo que comparten por sistema los colombianos que van a ocupar cargos de poder en el Estado. Así como antes el "carrerista" tenía que cumplir con los ritos masónicos, ahora se compromete con el sueño que comparten las familias presidenciales (Santos, Samper, Caballero) y el colombiano más reconocido. La barbarie terrorista sólo es el látigo de los ricos contra los pobres.

Anónimo dijo...

En Colombia los pobres y los miserables son marianos, cristianos -de ambos bandos- y farianos; los ricos y los clase media son marianos, cristianos -de ambos bandos- y marranos...

Anónimo dijo...

En Colombia los pobres y los miserables son marianos, cristianos -de ambos bandos- y farianos; los ricos y los clase media son marianos, cristianos -de ambos bandos- y marranos...

Anónimo dijo...

Bueno Jaime, creame que no sabia que los Andes estaba, tambien, entregada al mamertismo y que el fecodismo y el aspusianismo se la habian tomado. Solo percibo, desde lejos, que tiene los mejores Ecaes, que sus egresados son apetecidos y bien remunerados, que aparecio en no-se-que lugar en una clasificacion internacional, que esta acreditada intitucionalmente y en programas y que su directivas actuan de manera independiente de las corrientes politicas, eso percibo.
Lo que no menciona Jaime Ruiz, es que en las publicas, los rectores negocian con el mamertismo, con los congresistas, con la clase politica solo por mantenerse en el poder y el gobierno nacional (MEN) y Hacienda se hacen como siempre los bobos. Pareciera existir un acuerdo implicito, informal,(entre el gobierno universitario, el mamertismo y la politiqueria) para mantener el statu quo en las universidades publicas a cambio de la calidad del servicio impartido.

Anónimo dijo...

Digo marranos, aludiendo a los católicos sin fe porque en el fondo jamás dejaron der sefardies, en nuestro caso, cafres.

Anónimo dijo...

Aunque es mu aleccionante lo de zungo pulgoso para don Jaime.

Juan Esteban dijo...

Con una gripa la tenaz.. delirando .. está claro que esto no puede salir bien … pero no puedo dejar pasar la oportunidad del aserrador…

Muchos de ustedes se ríen y comentan con ironía el cuento Light de Alejandro … pero es que ustedes no tienen ni puta idea de la desgracia en que puede llegar a convertirse el ser paisa… yo lo soy…. y la verdad me saben a cacho las mil historias con las que me intentaron educar .. nunca acepte la del paisa que llego sin cinco y ofreció por una finca cinco pesos .. luego fue y vendió los árboles de la finca en tres pesos, pago dos, compro ganado por uno y a la vuelta de cinco años era dueño del pueblo …porque ..? .. porque presupone que todos los demás son unos cretinos y nosotros los paisas somos una raza superior …

Por fortuna, al parecer la educación me “desasno” un poco y pude encontrar en estructuras matriciales una forma argumentativa un poco mas valida que el principio de túmbelos a todos pero que no se den cuenta … o la versión de Uribe: .. “el que no se mama no se hace rico”

Pero la llegada de “paisadilla sin fin I y II” fue tenaz para este simple mortal que odia pedir rebaja, no sabe trovar, no le gusta el aguardiente, le gusta la trocha y no el paso fino, no cree que los campos eliseos y la avenida oriental son la misma joda, y cree que las carreteras se deben construir basadas en los tpd, y los puertos por la carga demandada y los aeropuertos por el numero de frecuencias solicitadas … y no porque un vendedor de caballos viejos dice que hay que oír a la voz del pueblo…!!!

Ser paisa y querer oír los mandatos de la razón puede llegar a ser una cosa muy difícil… como se lo dije al host de este blog alguna vez… mientras los paisas no podamos romper con ese culto a la gerontocracia seguiremos esclavos de esa identidad disociativa con la que remata el cuento…

Cuento que de Light no tiene ni mierda…!!!

Anónimo dijo...

Desde siempre he sospechado de una cultura o un pueblo que diga que tiene: el poeta de la raza. !Que miedo.!

Anónimo dijo...

No entiendo eso de ser paisa o ser otro gentilicio; es como decir yo soy 12 394 432 por tener este azarozo y accidental número de cédula. La mala leche, la mala índole y el mal talante no son telúricos; esos son reduccionismos de antropólogos y sociólogos atolondrados. Lo único que somos es humanos, eso es todo: a la colombiana pero humanos; tal vez demasiado humanos.

Anónimo dijo...

Y es precisamente esta humanidad que subyace a nuestras diferencias y antagonismos lo que debemos rescatar los "intelectuales". Si no somos capaces de tender puentes entre los distintos bandos, entonces apeguen esta mierda y vamonos...

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: yo escribí el artículito por encargo. La idea, si mal no recuerdo, era hacer una descripción jocosa del paisa rebuscador. En todo caso, en el cuento, el aserrador sí es originalmente un farsante. Sólo cuando aprende su oficio, se convierte en instructor y en favorito del dueño del aserrío.

Juzgar una Universidad de trece mil estudiantes y más de 500 profesores por las opiniones de dos profesores y un jubilado es un despropósito, por decir lo menos.

Jaime dijo...

¿Por encargo? ¿Es verdad eso de que usted le hace mandados a Maupertuis el matemático?

sweet neo Con dijo...

A todas estas tengo una curiosidad. De qué parte de Colombia es Jaime Ruíz?

Anónimo dijo...

Jaime Ruiz fue abortado en Marquetalia; el ejercito encontró su feto y lo levantaron a punta de leche de cabra del cañon de Chicamocha ¿Más datos?

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo la pagina web de la presidencia que documenta las acciones terroristas de las Farc desde 2002.

los nuevos dijo...

¿La página enalazada corrobora la tesis de la columna?. Busca comprobar la falacia de confirmación. Las heuristicas del miedo. ¿Disponibilidad y confirmación?, o no sugiere nada en especial... es paranoia

La página no se me hizo facil de recorrer aun con el diseño interactivo.

Alejandro Gaviria dijo...

La página muestra que existe una clara intención, una política deliberada de resaltar los crímenes de las Farc. Me llama la atención que los eventos reseñados para el año 2009 superan con creces los reseñados para los años anteriores. Esta diferencia por supuesto no refleja la realidad de la guerra.

Anónimo dijo...

No se a ustedes, pero a mí me sienta super bien una revisadita de vez en vez a los planteamientos de Revel en su libro El Conocimiento Inútil. Lo recomiendo a todos los foristas!.

Anónimo dijo...

Pobre José Obdulio, ya da es lástima. Parece el loquito del pueblo que camina por toda la plaza soltando desvaríos con gran entusiasmo.

Anónimo dijo...

Y también una relecturita de "Todo Lo sólido se Desvanece en el Aire" de Marshall Berman...

Anónimo dijo...

Las Farc-ep están en manos de sus propios argumentos y a merced de las bombas que los pueden hacer añicos si siguen desafiando la ira santa y vengativa del inmaulado Salgareño.

JuanDavidVelez dijo...

No se porque no se ha mencionado la prohibicion de las drogas como motor de la salvadorizacion, Eureka la menciono hoy en el blog de Pascual Gaviria.

El problema de Medellin se dice que es por el control de los expendios locales, apuesto que la mayor parte de la plata ingresa por los consumidores "sociales", la cocaina y la marihuana.

Es que en Medellin por fin tenemos una mafia tipo nueva york, anteriormente lo que habia era unos exportadores, mas que las drogas ellos eran operadores logisticos, ahora si tenemos una mafia como la de los paises desarrollados, en el sentido en que "manejan" todo el crimen de la ciudad: robos, atracos, comercializacion de drogas, juego. Pero me imagino que la plata fuerte (el poder) sale de las drogas, aunque las maquinitas como que tambien mueven mucha plata, en fin, estamos en presencia de una mafia mas diversificada que logro crear su propio mercado interno, en lenguaje de consultor se dice "hicieron sus olas". (si no hay ola cree su ola, asi decimos los consultores despues de contar la del barrendero de la nasa)

JuanDavidVelez dijo...

Mentiras, prohibicion de drogas hay en muchas partes y 2000 homicidios no hay en toda parte. Lo que hace falta es alguien con pantalones como Alvaro Uribe, pero eso si, inspirado en alguien con claridad mental como JOG.

Anónimo dijo...

Y ahora recomiendan a un marxista, estúpidos.

Anónimo dijo...

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/oscarcollazos/los-intelectuales-literarios_5890427-1

Chistosa la filosofía de la ciencia del columnista. Para él, Daniel Samper Pizano tiene un programa científico detrás de sus opiniones de cajón, de entrevista de la W, y Alejandro persigue de forma delirante a alguien que le pare bolas, como un niño celoso en el cumpleaños de su hermanito menor.

Alejandro, más versos! Columnas en Carrusel! Samper, por favor, menos ciencia! Esos journals en que ud. escribe nadie los entiende! Por favor hablen el mismo idioma de la mediocridad! Que tontería... Eso sí, no importa que pululen los "samperes" porque eso sólo hace que la opinión mantenga el carácter humano que tanta falta le hace a la ciencia.

Problemas de verificación, inducción y demarcación no importan mientras los paradigmas científicos se complementen con poesía. Que bonito sería! Eso sí sería humanizar la ciencia!

Que mediocridad la opinión en este país...

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 21:27: le confieso que me arrepentí de haber escrito la columna a la que alude Collazos. Pero ya no hay nada qué hacer. Nunca pretendí plantear una contradicción insalvable entre intelectuales literarios y científicos o tecnócratas. Quise simplemente señalar que la retórica aliñada no puede sustituir el rigor y el análisis. Cuando los intelectuales literarios opinan sobre pobreza tienden a confundir los términos (William Ospina confundió en una ocasión la pobreza con la desigualdad) o a ignorar las cifras básicas (Antonio Caballero dijo que nunca una fracción tan grande de la población colombiana había aguantado tanta hambre como ahora cuando las tasas de desnutrición son actualmente una tercera parte de lo que fueron en los años sesenta). Así mismo, cuando Alberto Aguirre desecha las estadísticas y recurre a las noticias de periódico para decir, como lo hizo repetidamente en el año 2007, que la violencia en Medellín estaba disparada cuando en realidad había alcanzado los niveles más bajos en veinte años, no está haciendo literatura. Es un aficionado opinando sin conocimiento de causa.

En fin, a veces me gustaría dejar el debate ahí. Pero es imposible. Ya se viene una reiteración en Arcadia.

Anónimo dijo...

Detras de Maza marquez hay unos peces muy gordos.....

se encuentran nerviosos , les hace achi achi...

Anónimo dijo...

que payasada la columna de oscar collazos. y si ud publicara una columna con un comentario especifico de las estupideces que dicen los intelectuales literarios (a manera de bloopers) no tendria solo a oscar collazos si no al 70% de los columnistas del espectador y el tiempo escribiendole columnas como la que este ultimo le escribio.

Estos intelectuales literarios ni siquiera usas una retorica elegante para defenderse. Que pesar.

Anónimo dijo...

De Anónimo 21:27

Alejandro, ojalá no se arrepienta por el tedio que involucra responder (o mostrarse ignorando) las respuestas ilustradas de los "intelectuales literarios". Eso sería, para joderle la vida, muy poco científico!

Creo que el problema (y la solución) está en la reputación de los opinadores. A los bufones, las risas de la corte; a los filósofastros, las facultades universitarias; y a los desamparados científicos, la búsqueda de una retórica que convenza a reyes y plebeyos por igual. No sé es cómo pueden los mediocres pasar por ilustrados todo el tiempo... Eso es muy irritante.

En todo esto, a los pretenciosos de lo "positivo" al menos se les debe el reconocimiento de la búsqueda, asi no de los logros con que de vez en cuando tropiezan, algo que los literarios simplemente no merecen porque ni siquiera tratan de buscarlo. El discurso de los literarios es más analítico que sintético, para desenpolvar una distinción que en algún momento fue importante, y gozan de cierto encomio por el esceptisismo nihilista que suelen emplear: no citan cifras o autores como señal de su disidencia, rebeldía y desapego al status quo, pero no caen en cuenta que realmente señalizan es pereza y dogmatismo.

Lo que no sé realmente es la razón del equilibrio: por qué tantos y persistentes intelectuales literarios? Es la oferta, la demanda o la estabilidad de la rosca? Es moda o una tecnología de persuasión?

Constantino Villegas dijo...

Los leguleyos, entre muchas clases de mortales, tienen por costumbre introducir una locución latina en medio de largos párrafos. Y justo es un latinajo. Aunque de ello no se salvan otros académicos: en una discusión hace unos meses Daniel Vaughan no se cansó de decir status quo -sí, al igual que el anónimo de las 00:11-.

Pero que la caterva de anónimos se espere. Yo estudio filosofía y me parece bien que sean pocos quienes optan por cursar los mismos estudios; ¿son buenos los pocos profesionales en filosofía? Sociólogos y antropólogos: ¿qué de nuevo traen?; ¿qué han aprendido sobre el hombre? Y los poetas, y los literatos, ¿no se están tomando muy en serio a sí mismos? Yo veo poetastros por todas partes. Los libros de William Ospina son manjares para el espíritu comparados con su poesía.

Pues Alejandro, el espacio de una columna no daba para tratar un asunto tan importante. Que no se arrepienta usted de haber espabilado a esos falsos intelectuales. La discusión no debe terminarse; basta con ver la defensa y la “crítica a la crítica” de un paquidermo para entender que el rigor es indispensable. ¿Por qué la ciencia no tiene sex appeal? ¿Por qué Ospina atrae con vaguedades?

Hugo Hernan dijo...

A propósito de la columna que escribe Oscar Collazos en relación con la columna sobre "intelectuales literarios" y "científicos" creo que el asunto de fondo es que Alejandro Gaviria suele presentar las cifras (los datos duros suelen decir en Alemania) como prueba máxima y considera que todo aquel que no use el dato que él tiene está en un error o no tiene altura para discutir o no es interlocutor válido. Pongo un ejemplo: hace unos días escribí en este mismo blog sobre unos datos que daba la prensa sobre muerte de niños por desnutrición. Mis datos eran de UNICEF. Buenos o malos pero eran de una fuente que se supone confiable. Gaviria oponía a mi argumento sobre la gravedad de la muerte de niños, por una parte otras cifras se supone que técnicamente mejor logradas, luego decías una obviedad que es diferente mil de cinco mil y al final señalaba mis argumentos como mero “voluntarismo“ que por sí mismo „no resuelve nada”. Frente a esos argumentos pues mejor pague a vámonos porque el intento de análisis desde otras perspectivas o incluso la intuición nunca serán válidas. El asunto de fondo que me parece se pone en juego en varias de las columnas de Gaviria y en varios comentarios del blog es la negación absoluta a admitir que puede haber discusión sobre un mismo problema desde diferentes perspectivas. Que cuando Gaviria como economista propone un tema, un poeta puede responderle o un PhD en etnoliteratura puede hacerle reparos y el asunto no es que uno convenza más que otro sino que se construya la verdad. De fondo la conferencia de Snow propone es eso, que separar una ciencias duras de otras que son “blandas” es más una desventaja que una ventaja. Los datos pelados no son confiables y menos cuando nos ocupamos de una ciencia humana como es la economía.

PS. La semana pasada UNICEF publicó una (sospechosa) corrección de los datos sobre mortandad infantil en Colombia.

Alejandro Gaviria dijo...

Intelectuales literarios por Klaus Ziegler.

Maldoror dijo...

Los avances de la genética, la biología, la epistemología evolutiva, y la neurología han permitido construir un marco teórico en el que es posible fundamentar las humanísticas sobre bases empíricas y conceptos rigurosos, con la premisa de que nuestras mentes hacen parte del mundo natural, y por ende son susceptibles de ser descritas con un puñado de leyes simples y fundamentales. La evidencia de que nuestros genes moldean nuestro comportamiento, nuestras emociones e inclusive nuestra moral, es abrumadora.

Esta columna es el otro extremo igualmente, absurdo, del "relativismo epistemologico" que impide hacer de la antropología una "ciencia objetiva". Y si es absurdo enseñar a Freud en la carrera de psicología, es todavía más inconcebible hablar de ciencias sociales "objetivas" fundamentadas en el determinismo biológico (que francamente es tan pseudo científico como el psicoanálisis), a la usanza del siglo XIX. Pareciera que el señor Ziegler se hubiera perdido un siglo de filosofía de la ciencia...

Alejandro Gaviria dijo...

Hugo Hernán: yo creo firmemente en la importancia del dialogo entre no especialistas, entre personas con un interés genuino en el tema en cuestión. Si no fuera así, no estaría aquí perdiendo un tiempo valioso que podría estar usando mucho más productivamente conversando con mis colegas. Yo leo constantemente artículos escritos por antropólogos y sociólogos. Me gusta la etnografía. Pero, como dice el anónimo 21:27, a veces es importante señalar la pereza y el dogmatismo.

Sobre el mercado de carreta, no debemos despreciar los factores de demanda. Algunos columnistas simplemente repiten cada semana lo que sus lectores quieren leer, son (por decirlo de alguna manera) monopolistas satisfechos.

Anónimo dijo...

Ya me pensaba pasar a otro blog pero este amaneció buenísimo. Recordemos que no se puede hablar de ciencia del siglo tal o epistemologia del siglo tal. No. Esa es una visión recortada de lo que es de verdad la ciencia y de cómo funciona y tambien de lo que es la reflexión filosófica en torno a sus fundamentos.

Yo he notado que muchoso de los frecuentadores de este blog, o son muy jovenes o estan muy lejos de una buena preparación intelectual, la cual solo se adquiere leyendo y leyendo...

Lo de las grandes dudas sobre la existencia de estatutos epistemológicos serios (no pseudos) en lña economía, la sociología, la antropología cultural y la psicología; se los aseguro, no son mero cuento.

Anónimo dijo...

Ahora esto no significa que vamos a desbaratar lo que juntos estamos construyendo, no; al contrario, vamos a seguir fortaleciendo esos puentes a ver si algún día, por fin, nos ponemos deacuerdo así sea en ese mínimo consenso del que habla Adela Cortina o así sea que creemos un estado de tensión política y mental en la que no nos disparemos.

Apelaez dijo...

Seria bueno que el señor Collazos, en vez de gritar desde su columna, se tomará el trabajito de discutir aquí en el espacio que tiene el autor para opinar sobre la columna. Que bacano el dia en que las columnas dejen de ser atriles desde donde se grita sin la menor intención de debatir las ideas y se pase a un "paradigma" mas "discursivo".

Una de los antidotos contra la charlatanería es precisamente el recurso al dialogo. Si a mi me parece que don pepito usa las cifras de manera equivocada y el hombre esta obligado a sustentar su posiciòn en un foro, muy probablemente se cuidaría de publicar idioteces, o por lo menos, tendría que enfrentarse directamente a sus lectores y pedir disculpas por el desliz.

Anónimo dijo...

Qué opinan? Tienen guevo, ah?

http://www.larepublica.com.co//archivos/MACRO/2009-08-20/antioquia-con-la-mayor-partida-de-inversion-en-2010_81225.php

Anónimo dijo...

A los colombianos nos ha poseido durante mucho tiempo la pereza mental y volitiva; la avaricia "mammona" y desmedida; la ira (a veces santa); la lujuria (nuestro pan de cada día); la soberbia al desayuno y la gula a la comida. ¿Y vamos a seguir así?

Anónimo dijo...

A los colombianos nos ha poseido durante mucho tiempo la pereza mental y volitiva; la avaricia "mammona" y desmedida; la ira (a veces santa); la lujuria (nuestro pan de cada día); la soberbia al desayuno y la gula a la comida. ¿Y vamos a seguir así?

Julio Carrizosa dijo...

Alejandro: uno de los problemas que no se han logrado resolver en Colombia es el control estatal del territorio. Es posible que el gobierno logre dar de baja a Cano y a Jojoy y que de ahí se deduzca que las FARC hayan desaparecido pero ¿ significa eso que el Estado controla el territorio? Creo que el problema es como como estructurar el Estado y como integrar la sociedad para que un país tan complejo en lo biofísico como Colombia pueda funcionar con unos mínimos de violencia y corrupción semejantes, por lo menos, a los de Estados Unidos o a los de Costa Rica.

Pietrus Perplejus dijo...

Primero, me emocionó en Equimosis.
Después, se destempló un poco, para mí, como Juanes.
Ahora quiere cantar en la Gloriosa Plaza de la Revolución de la Bella Habana.

Viva Juanes, ¡carajo!

Juan Felipe Gómez dijo...

¡Qué positivismo recalcitrante el que exuda el artículo de Ziegler! No obstante, hay que reconocer que lo que pone en evidencia con sus opiniones es la existencia de tribunas en las que en vez de unos relativos consensos aparecen ciertos "dogmatismos epistemológicos" que, a pesar de la aridez de temas como este, estimulan la discusión. Hablar de cierta objetividad en las ciencias sociales y humanas, de una que las emparente estrechamente con las ciencias básicas es simple y llanamente un aserto que linda con lo absurdo. Como dice Maldoror, se pasan por la manga más de cien años de discusión. Para concepciones como las del autor, es literatura todo aquello que cometa el oprobio de querer adquirir el estatus de ciencia sin replicar los métodos que inauguró la física y en los que el análisis, la predictibilidad y las formulación de leyes son absolutamente esenciales. Imagino, para citar sólo un ejemplo, que la etnografía, no la contemporánea que gusta tanto del uso de tropos literarios y en particular de metáforas, la de strauss y Tylor debe ser un sonora bobada para Ziegler. Decir que "nuestras mentes hacen parte del mundo natural, y por ende son susceptibles de ser descritas con un puñado de leyes simples y fundamentales" es ignorar el impacto y la complejidad de los fenómenos culturales, volver al deseo ingenuo de algunos cartesianismos del siglo XVII en los que se creía en la posibilidad de que, una vez logrado un avance científico sustancial, se comprendiera y domeñara al hombre de una manera cabal y si se quiere completa. Quisiera saber cuales son esas "nuevas ciencias humanas" de las que habla el autor y cuáles son sus autores...

Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo una lista de los llamados intelectuales de la tercera cultura. Entre ellos hay varios de los principales exponentes de las nuevas ciencias humanas: Dennet, Dawkins, Pinker y hasta Gould.

Alejandro Gaviria dijo...

Pinker habla sobre el entendimiento biológico de la naturaleza humana.

Juan Felipe Gómez dijo...

Alejandro, interesante, muchas gracias.

Anónimo dijo...

Las ciencias son un "constructo humano"; algo que inventamos a partir de lo que somos. Y nos quedaron muy, pero muy parecidas a nosotros mismos. Ellas son perfectibles, intencionales y posibilitadas. Ellas van "siendo", de una manera tan particular que a veces uno las ve como los perros acabados de bañar: sacudièndose.

Anónimo dijo...

Echenle una releida a la versión original del Elogio de la Dificultad; el que aún regalan en la valle...

Anónimo dijo...

Elogio de la dificultad.

Anónimo dijo...

In a formal model the conclusions are derived from definitions
and assumptions.... But with informal, verbal reasoning
... one can argue until one is blue in the face ... because
there is no criterion for deciding the soundness of an informal
argument.

Robert Aumann

jaime ruiz dijo...

Me perdonarán pero los ejemplos de intelectuales literarios que pone Alejandro, y la misma argumentación basada en la denuncia de la influencia de personas que desconocen las cifras son en realidad calumniosos respecto a los literatos o a la literatura. Habría que citar "intelectuales literarios" de otras latitudes para demostrar que la pura charlatanería tiene relación con esa clase de intelectuales.

Con respecto a esos columnistas lo que exhiben no son tanto sus limitaciones o sesgos cuanto la patética pereza de su público. Recuerdo a otro personaje de ese estilo, Héctor Abad Faciolince, que decía, palabras más palabras menos, "pues yo de economía no entiendo, pero me parece que la reforma laboral [del 2002] ha empobrecido a ciertos trabajadores", para lo cual citaba casos que conocía. Y es innegable: si los recargos nocturnos y dominicales se reducen habrá gente que gana menos. Pero pretender criticar una medida económica proclamando que no se entiende de economía y así halagando el descontento que se supone a los lectores, que tampoco quieren entender de economía, es sólo un síntoma de un medio precario.

Como la incomprensión que han mostrado respecto al artículo de Collazos.

¿Por qué, entonces, si no existen argumentos para una polémica, escribo esta columna? Porque me resisto a debatir sobre un antagonismo artificial.

Hombre, claro, claro, claro. Un escritor señala que no hay argumentos para una polémica, y aparte se resiste a debatir, y, ¡hala! pues ya tiene motivos para escribir. ¿Por qué el señor A está ansioso ante la puerta de la señora B con un ramo de rosas? Obvio, porque no le gustan las mujeres, y a ésa en particular no la quiere ver ni pintada. Es que no quieren entender.

Pero la frase siguiente debería haber hecho despertar a tanto atrevido que, sin el menor recato, desdeña la influencia del escritor:

Escribo primero para los lectores y apenas de manera indirecta para mis colegas. Si lo hiciera para irritar a los últimos y competir por el puesto que ocupan entre los lectores, el periodismo sería un espectáculo de narcisismo.

A mí me pasa algo parecido, si alzo la voz temo provocar una colisión de los planetas. ¡Con su comedimiento Collazos salva al periodismo de ser un espectáculo de narcisismo! ¿Y creen que esos gilipollas del Washington Post le guardan alguna gratitud?

jaime ruiz dijo...

Perdón por insistir sobre lo del aserrador, pero eso que dice Juan Esteban del mito del paisa que llega a un pueblo y al cabo de poco tiempo se enriquece acertando con los negocios se podría decir de toda la vida moderna, sobre todo estadounidense. Un escritor clásico que forma parte de la identidad de ese país, Horatio Alger, dedicó muchas novelas a esa clase de historias del pobre que prospera. Una frase famosa de Groucho Marx alude a ese lugar común. "Hace muchos años llegué a este país con un dólar en el bolsillo, y aquí me tiene, sin un dólar en el bolsillo".

El punto es que la vida moderna trae consigo el individualismo, y los grupos regionales que primero la asimilan cogen esa fama: los catalanes, los escoceses, los suavos... Ahora que mencionan a Estanislao Zuleta, recuerdo que en sus elucubraciones sobre Settembrini salía ese mismo tema: el profeta del progreso relacionaba el Carpe diem de Horacio con el encarecimiento de los terrenos.

Me parece que Juan Esteban encuentra el punto hidalgo (para no extenderme enlazo dos textos míos al respecto) tan característico de la mentalidad colombiana y enseguida suscribe los tópicos: ¿es que hay predominio de paisas entre los pícaros en Colombia? Yo diría que lo hay, si bien leve, entre los empresarios. Pero es que para el mundo hidalgo, que tan bien expresan los "intelectuales literarios" que no le gustan a Alejandro, no hay diferencias entre unos y otros: todo lo del pobre es robado.

jaime ruiz dijo...

Constantino: Lo de "status quo" es mucho menos grave que el "se los aseguro", que se lee en esta página. Pero a usted mismo en alguna parte le he leído construcciones del tipo "es por eso que...". Sobre los problemas del lenguaje de los colombianos le recomiendo esta página.

El Redactor dijo...

Nueva intromisión

Se veía venir de nuevo el tema de las dos culturas, que ya en otro debate floreció, y fue parcialmete resuelto por Lanark con su brillante hipótesis de las cinco culturas (Recomiendo volver a ese texto a los que no lo han revisado).

Lo de Klaus Ziegler realmente deja ver, no solo el "otro extremo del relativismo epistemológico", como señala Maldoror, sino una auténtica ignorancia del debate epistemológico de la actualidad. Al igual que en un debate pasado, en el que Jaime Ruiz enlazó una columna de Savater, en el texto no existe ni una sola argumentación real para criticar a la Antropología - que se han hecho muy seriamente desde distintas perspectivas -, ni a Freud - una de la mas famosas es la de Ricoeur, quien la leyo no como literatura, a la forma del dueño del blog, sino como auténtica propuesta filosófica (Ver textos de "El Conflicto de las Interpretaciones" de este filósofo).

Ziegler en su crítica termina siendo lo que critica: un "intelectual literario" que deja de lado algunas de las fuentes más importantes del pensamiento humano simplemente porque no le parecen. Por eso, ni es Positivista - que requiere como minimo la controversia lógica -, ni Neopositivista a lo Popper - porque no falsea nada.

Simplemente, habla como Collazos.

Saludos

Anónimo dijo...

Así somos los colombianos, envidiosos y suspicaces.

Estanislao me parece que solo con este textículo se ganó el doctorado; ese doctorado que llenó de envidia a Rafael Gutierrez Girardot que dijo que la prueba de nuestro subdesarrollo mental se evidenciaba en el gran afecto que se le prodigaba a Estanislao, a quien llamó el cantinflas de la filosofía. Que bueno que estuviera con nosotros el viejo Estanislao, quien liberó a tantos de la germanía, la anglomanía y la galomanía de aula... Gracias por colgarlo!

Juan Esteban dijo...

Jaime, mi febril delirio no puede ser excusa para disculpar la imprecisión de mis párrafos…!!!... no, mi alegato no pretendía servir de excusa para esconder un ataque o diatriba contra el gobierno .. no,!!! .. era más una protesta (pataleta?) acerca de rasgos características de lo “paisa”..(no crean que voy a ser tan pendejo de hablar de cultura paisa… para que Alejandro se arranque y me atice un par de baculazos…!!!)…

No conozco a nadie más defensor que yo de la dinámica de los mercados .. .con fallas y todo … (cómo se corrijan… ese es otro cuento..!!!) y en consecuencia de sus resultados … creo que en muchos de los casos la riqueza es resultado de la percepción (y acción) de algunos jugadores, un nanosegundo más rápido que los demás, … luego creo que por definición, es un resultado natural…

Pero no me quiero alejar de mi rabieta….. lo que me molesta de ese “algo” antioqueño es la propensión de algunos de nosotros al atajo… he conocido paisas brillantes en sus respectivas áreas, respetuosos de la discusión y del análisis, interlocutores validos y valiosos…

Pero déjeme emputarme (al final es inane..).. yo obedezco a mi propio entorno y por circunstancias accidentales he podido observar de cerca a tipos como Juan Carlos Echeverry, el enano Santamaría, Andrés Escobar y al mismo host de este blog … y siempre se caracterizaron por el respeto a la disidencia dentro de la rigurosidad metodológica… y sin ningún temor zanjaron la discusión ante el mejor argumento técnico.. Jamás con el argumento de autoridad ……!!!! .. pero es que oir hablar a ciertos “paisas” en el gobierno acerca de los criterios para tomar decisiones de inversión (cuantiosas inversiones…)… eso es un “deja vu” muy tenaz…!! .. me parece estar oyendo a mis abuelos y mis tíos diciendo ante un justo reclamo… “dejalo, dejalo que grite.. después le das unos centavos y veras como se aplaca…!!!”
Le suena conocido…? .. yidis .. teodolindo… tercer canal … plan 2500 …etc..etc…

Jaime, a todas estas ... tenaz el escrito sobre narcos e hidalgos...!!! ... tiene tela ...!!!

Andrés Felipe Succar dijo...

Que bacano el dia en que las columnas dejen de ser atriles desde donde se grita sin la menor intención de debatir las ideas y se pase a un "paradigma" mas "discursivo".

Lo más cagada es que el denominador común de este tipo de columnistas como Collazos o Samper es la desactivación de los espacios de opinión de los lectores.

Andrés Felipe Succar dijo...

Quiero decir, en la página web de El Tiempo

Anónimo dijo...

Todos los intelectuales tienen algo en común: están convencidos de que todo se arreglaría en el mundo si les hicieran caso.

jaime ruiz dijo...

Rodolfo Arango también repele la inercia del corazón:

Quieren resolver militarmente lo que sólo es superable mediante un consenso fruto del uso pacífico de la inteligencia.

Este prócer propone por fin el remedio a los males humanos: que el Estado consiga el monopolio del uso de la inteligencia. No güevoniemos más.

Eso sí, que su uso sea pacífico, no vaya a ser que les dé por inventarse bombas teóricas. Juemadre, bombas científicas como el psicoanálisis, denostado por Ziegler pero recuperado por un comentarista de su artículo:

Qué barbaridades las que dice este señor Ziegler: qué está mal enseñar todavia a Freud !!!, como si no fuera un pilar histórico importante de la psicología. Queda muy en claro que Ziegler es un positivista que supone que la historia se debe olvidar, y que los clásicos pasan de moda debido a las publicaciones de las revistas científicas actuales. Pobres reflexiones, que seguramente encontrarán apoyo en alguna futura columna de Alejandro Gaviría.

Anónimo dijo...

Don Jaime Ruiz, quien aprendió de memoria a Afanasiev y a Politzer, para luego tratar de olvidarlos, un día, miemtras dijería la leche de cabra y soñaba con la potencia suficiente para comprender a Althusser, llegó a la sabia conclusión de que la mejor manera de pasar por inteligente era montándosela a pelaitos generosos, nobles y buenos como Alejandro.

Ahora vive en función de lo que quizo ser: el Tersites Parlero de la democracia colombiana...

Anónimo dijo...

Depronto el Salgareño le dá chance en la próxima Constituyente: la de la Regeneración de la Patria

Anónimo dijo...

Depronto el Salgareño le dá chance en la próxima Constituyente: la de la Regeneración de la Patria

Anónimo dijo...

A todos los mamertos colombianos es deber del Serectariado advertirles que:

1. Aplicando la exégesis y la hermeneútica stalilenicomaocastrista a la interpretación del témino MAMERTO, éste significa para nosotros: "mamón", "cobarde" y "miedoso" y que estamos seguros seguirán siéndolo cuando estemos haciendo política; así que no contamos con ellos.

2. Que a todos se les conmina a olvidar la orden de fusilamiento

3. Que a Jaime Ruiz se le palanqueará un trabajo como maletero en un aeropuerto intermedio y que a la vez sea base militar gringa.

Consensuado en lo más profundo de la manigua.

Anónimo dijo...

Todos sabemos que Maupertuís detesta la charlatanería (coherente o no), pues el único eco plausible para el es èl propio, resonando en aplausos o en la imajen de su jodido espejo.

Constantino Villegas dijo...

¡Conque el «que» galicado! Es preciso anotar que no todos los gramáticos preclaros censuran el uso del «que» galicado. Borges, el mismo que usó de forma impropia el término bizarro, cayó en galicismo algunas veces.

Empero, en este caso estoy de acuerdo con Jaime Ruiz. No sé si yo he caído en el idiotismo del francés, como afirma Jaime, pero en verdad me parece censurable el uso de galicismos que no tienen concordancia con la estructura del español.

Vuelvo al asunto del latín macarrónico. Usar palabras de otras lenguas sin discreción es riesgoso y muchas veces innecesario. ¿Alguien se imagina a los vendedores ambulantes hablando en términos de merchandising? Daniel Vaughan dijo en cierta ocasión que mi intención era burlarme del populacho. Nada podría estar más lejos de la realidad, toda vez que quienes deben ser anatematizados son los académicos ignaros, y, por extensión, los picapleitos, los filosofastros, etcétera. ¿Qué necesidad tienen de poner locuciones latinas? Es muy sencillo: quieren enredar a los demás y al paso alardear de formación en lenguas muertas. Cada vez que Daniel V. dice “status quo” o Sergio Méndez dice “ad hominem” (que no se sabe si es español o latín, ya que el historiador no pone acentos ni utiliza letra cursiva), o, en general, cuando un bastardo de semejante jaez dice “motu propio”, la infinita estupidez se corporeiza en forma de afrenta para los sentidos.

Cuerpo de Cristo dijo...

Dice el Consti:

"cuando un bastardo de semejante jaez dice “motu propio”, la infinita estupidez se corporeiza en forma de afrenta para los sentidos"

Ay, m'hijo, la tilde, si es que de verdad quiere usar esa palabra espantosa. Que su tacto, gusto, olfato y oído hayan sido ofendidos no es excusa.

Constantino Villegas dijo...

Tiene razón, Corpus Christi. Fue un lapsus cálami.

Maldoror dijo...

¿Qué necesidad tienen de poner locuciones latinas? Es muy sencillo: quieren enredar a los demás y al paso alardear de formación en lenguas muertas.

No sé porque me acordé de la discusión sobre la "ñ".

Apelaez dijo...

Constantino, en latín se usa la tilde? Hasta donde tengo entendido, no.

Constantino Villegas dijo...

Aunque queda la duda: en el Wikcionario aparece conjugado sin tilde. En el DRAE dice que debe conjugarse como peinar. En otra parte leí que se debe conjugar como enraizar - "Él/ella (se) enraíza" -.

Maldoror dijo...

Apelaez:

¿Realmente importa? ¿Cambia significativamente el sentido de la expresión si va con tilde o sin tilde pero en itálica (¡en un blog!)? ¿Comprenderá mejor el "populacho" el uso de la expresión si va de una manera u otra? Sólo un tarado como Constantino se le pasa por la cabeza que la cuestión sea relevante.

Anónimo dijo...

Constantino Villegas, lenguas muertas para cerebros atolondrados, apocados, anacrónicos, retardatarios expertos en enturbiar sus insipidas aguas para hacrlas ver profundas; asi como los notarios.

Apelaez dijo...

Maldoror, no, importa un culo. A Constantino lo que le interesa es demostrar su dominio de un conocimiento inutil (para los alcances de este blog).

Anónimo dijo...

y como muchos alimentados con liquido perlactico de caprinos!

Anónimo dijo...

EL cacreco de García Marquez, al que le debemos parte de nuestro sistema alucinado de creencias posesionadas como verdades, nos curó del tabú de la mala ortografía en su Vivir para Contarla. Yo quedé sanado con eso...

Anónimo dijo...

EL cacreco de García Marquez, al que le debemos parte de nuestro sistema alucinado de creencias posesionadas como verdades, nos curó del tabú de la mala ortografía en su Vivir para Contarla. Yo quedé sanado con eso...

Anónimo dijo...

Aunque creo que fué él mismo que dijo que si desaparecía la H quien iva a aguantar a los CHULOS

Anónimo dijo...

Pero nos estamos desviando del tema... ¿No cree Alejandro?

Gheysel Naranjo dijo...

Hay veces, anónimo 23:13, hay veces. No a veces. “A veces” si hubiese muchas veces… “hay veces” si es sólo una opción que se puede repetir muchas veces… y, en esta historia o:
i. CONTROLAS LA MENTE Y LA RAZÓN (una opción de controlar muchas veces la razón), o:
ii. CONTROLAS EL CORAZÓN Y LA EMOCIONES (la única otra opción de las miles de veces por inercia al corazón)…
Entonces, validada la hipótesis, “hay veces por inteligencia… o hay veces por amor”… Y si controlas la mente y el corazón lograrías, en su mayor expresión, CONTROL ESTATAL DEL TERRITORIO…
Respecto de la EPISTEMOLOGÍA GENÉTICA de “la ciencia del saber” de intelectuales científicos y literarios, pues es como hablar de la cultura informática, y la cultura bibliográfica… el culto a lo digital o el culto a un libro… cada quien en su campo. y los científicos no se hacen así por así, necesitan de la magia literaria para inspirarse. Obviamente La idea es integrarse a nivel científico y “cuantificar”, o monetizar…, el mundo cualitativo… Por su puesto válida las fusiones científico-literarias como ”Dios es científicamente infinito”,
En fin, en general la ciencia del saber apunta a que la ciencia es emocional y literaria…Sí, si, si, fué una emoción que saltó en Newton cuando vió caer la manzana y entonces descubrir leyes…

gheysel

Anónimo dijo...

Pues para usted hay veces, para mí aveces; y de una vez vayame corrigiendo el Trilce de Vallejo!

Anónimo dijo...

Les recomiendo para este fin de semana "Los Crímenes de la Paz" (antología de los Basaglia) y "La moral del terrorismo" (no recuerdo de quién); donde el autor concluye que para "tratar" a los que se marginan de la ley no se puede equivocar la perspectiva y terminar marginándose de ella así como ellos... perogrulladas, es cierto, pero refrescan el intelecto.

Ah! Y ojala nunca a nadie se le ocurra preguntarme si conozco la "Aventura Equinoccial de Lope de Aguirre" del español Ramón J Sender y si se parece a la "aclamada" Ursua de Wilian Ospina...

Abrazo a todos!

Nos foriamos el lunes!

jaime ruiz dijo...

No sé porque me acordé de la discusión sobre la "ñ".

Por eso no sabe. A lo mejor por eso "putia" de frente a Constantino (aunque dicen que en presencia de Ricardo Sánchez todo son contoneos indecorosos y probablemente inconscientes).

Ad hóminem.

jaime ruiz dijo...

Constantino, Borges no era un gramático. Usaba esas construcciones porque eran casi preceptivas en el lenguaje porteño. Tratándose de escritores esa figura casi siempre es un descuido, no algo que quieran emplear, aunque puede que después la defiendan por vanidad.

El punto del "que" galicado es éste: haga una encuesta entre personas cuyo criterio estético respete a ver cuántas le dicen que realmente es mejor "es por eso que vine" a "por eso vine".

No recuerdo dónde cuenta Borges que alguien está ejecutando una obra de arte, por ejemplo escribiendo algo, y otro le dice: "Creo que aquí quedaría mejor poner esto", a lo que responde el primero: "Tienes razón, pero no lo pondré porque es tu idea y no la mía". Borges dice que alguien así no es un artista porque no está interesado en su obra sino en sí mismo.

Puede que Borges no hubiera usado esas figuras si alguien que lo entendiera le hubiera explicado que la forma normal es más breve y más clara.

Danny el Rojo dijo...

Ve, no me había dado cuenta de que el pelmazo de Constantino había tenido otro de sus accesos coprolábicos. ¡Ay! ¿qué vamos a hacer con este anémico mental?papito, ¿ud come bien? ¿se toma la sopita con juicio? ¿recibe de cuando en vez la luz del sol?

Pregunta C: " Pero que la caterva de anónimos se espere. Yo estudio filosofía y me parece bien que sean pocos quienes optan por cursar los mismos estudios; ¿son buenos los pocos profesionales en filosofía? " Pues si los hemos de juzgar por las disquisiones de un apasionado, turbio e ingenuo aspirante como ud la respuesta es un terminante no. El muchacho no ha pasado siquiera por un curso elemental de lógica ¿No ha pensado en dedicarse a otra cosa?

Anónimo dijo...

La ucronía de Constantino es propia de los pirobos.

Anónimo dijo...

Brillante el comentario de Gaviria de las 15.45! Así deberían ser todos: claros y concisos.

Alexander Tamayo dijo...

Alejandro, un favor. Ud sabe si existen memorias del "Foro Economía-Uribe". En caso afirmatativo, me podría decir donde conseguirlas?.

Saludos

Alejandro Gaviria dijo...

Alexander: creo que no hay memorias del Foro. Enlazo mi presentación por si quiere echarle un vistazo.

Anónimo 21:07: decidí borrar el comentario mínimo. Mejor así.

Volviendo al tema original, las declaraciones de Rodrigo Rivera, recogidas hoy por El Espectador, son un buen ejemplo de la política del miedo: distorsionan deliberadamente la realidad con fines electorales.

jaime ruiz dijo...

Pésima idea la reelección y el referendo y muy injustificado el desasosiego de Rodrigo Rivera, pero injustificado precisamente porque Fajardo no tiene ninguna posibilidad. Si la tuviera tal vez sería peor que el mismo Borja en la presidencia.

Alexander Tamayo dijo...

Gracias Alejandro.

los nuevos dijo...

Pense que jaime avalaría la entrevista de Rivera. Permite entrever lo que creo es su pensamiento único: mentalidad caguanera vs seguridad con firmeza. Pero no, Jaime hace uso de su razón ( Me podrías enlazar tu columna que alguna vez lei de tu blog, y que explicaba por que no era conveniente la reelección).

A mi me parece que hay que estudiar esa idea del miedo como maniobra política. La psicología no es de tintas claras como me parece ha señalado Alejandro. Por que si bien se distorsiona la realidad con fines políticos -cosa que hace un político-, el miedo es consustancial -aunque sea producto de una falacia cognitiva, una inercia del corazón-, vuelvo a Gómez " los pueblos aciertan más cuando se asustan que cuando se entusiasman".

Bueno pero el reto es otro. Si ya sabemos lo poderoso que es el miedo, la retórica y manipulación política, por que la contraparte del uribismo -Fajardo, quintuples, liberales que se yo- son tan miopes, anemicos, ateleridos, impotentes para mostrar la verdad de los hechos, para reemplazar el miedo por la esperanza y sobre todo tan brutos... para hacer una alianza o coalición amplia. Creo que se debería también escribir una columna sobre eso.

Camilo.

Lanark dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lanark dijo...

Creo que finalmente he entendido el modelo teórico de don Jaime Ruiz para la medición de la peligrosidad de un actor político. Se basa en dos principios:

1) Principio de reducción: La raíz de todos los males está en el colectivismo, de modo que son las ideas colectivistas lo que hace a una persona peligrosa.

2) Principio de dilución (similar al homeopático):
Cuanto más diluídas en otro tipo de ideas estén las ideas colectivistas, más peligroso es su portador. Por ejemplo, alguien que tiene 99 ideas individualistas y 1 idea colectivista (digamos Fajardo, exagerando), es mucho mas peligroso que alguien que tiene 99 ideas colectivistas y 1 individualista (digamos Borja, exagerando).

Hay que anotar, sin embargo, que la curva de peligrosidad tiene una singularidad: si alguien tiene únicamente ideas individualistas, necesariamente no representará peligro alguno, y contará con todas las condiciones morales para convertir al muladar en un sitio decente.

jaime ruiz dijo...

Camilo, aquí está el enlace.

La cuestión de si la oposición se une y supera a Uribe es la de los principios y objetivos de la oposición. Yo diría que lo que tienen en común los adversarios políticos de Uribe no es una política mejor sino sólo la nostalgia de un statu quo ante trastornado por el uribismo. Dispersos consiguen más votos que juntos, pues podrían atraer por temas puntuales a algunos electores. O bien ofrecer cada uno a su manera una voz coherente, aunque en realidad todos son bastante equívocos.

Sencillamente, Rivera tiene razón: hay una fractura que se puede definir como Caguán versus Seguridad democrática. Pero cuando se usa esa imagen para justificar la segunda reelección se falsea la oposición, y resultan los demócratas ortodoxos oponiéndose a los seguidores del caudillo. Como bien dice Uribe, muchos fustigan la reelección para combatir la seguridad democrática. Pero si él no se presentara no podrían hacerlo.

En definitiva, la reelección permanente es un golpe de Estado de opinión, pero una oposición que quiera hacerse creíble como defensora de la democracia no puede ser equívoca respecto a los promotores de la solución política negociada del conflicto social y armado, aunque presenten esa política con un nuevo envoltorio (que es lo que hace Petro con la aparente connivencia de Fajardo). Eso delata la oposición a la reelección como puro oportunismo, como si mañana se manifestaran los proxenetas para protestar porque se permitiera a los curas casarse.

Lanark: No, no se trata del colectivismo contra el individualismo (y puede que el Uribe católico y paternalista resultara más colectivista que el Fajardo tecnócrata), sino del socialismo del siglo XXI contra la democracia occidental: del proyecto de izquierdas contra el de Bush. Fajardo recuerda a esos presidentes bolivianos que precedieron a Evo Morales. Los del "liberalismo" son casi abiertamente empleados de Chávez, y en el mejor de los casos serviles ante Piedad Córdoba.

jaime ruiz dijo...

Perdón, Alejandro, ¿ha leído usted el libro de Krugman Después de Bush, el fin de los neocons y la hora de los demócratas? La politóloga Edurne Uriarte lo describe como un texto demagógico característico de la extrema izquierda.

Alejandro Gaviria dijo...

No conozco ningún libro de Krugman con ese título. Su último libro se tituló La conciencia de un liberal (aquí hay una buena reseña). Me da la impresión de que Uriarte puede estar hablando de una compilación reciente de sus columnas de prensa. Algunas de ellas demagógicas, sin duda. Otras acertadas. Krugman se matriculó en el antibushismo delirante desde el año 2001. Y perdió algo de sutileza. Pero en retrospectiva tuvo la razón en muchas de sus críticas.

jaime ruiz dijo...

Alejandro, muchas gracias por su respuesta.

Tobermory dijo...

jaime ruiz deberia llevarse a constantino una de estas tardes, para disfrutar de los placeres griegos al compas de alguna comedia latina. todo empezaria talvez con un "peccavi, pater optime" y podria finalizar, para bien de la patria, con un episodio de sexo anal que acabaria con la inspiracion de jaime para sus tediosos farragos...

Anónimo dijo...

I was suggested this website by my cousin. I'm not sure whether this post is written by him as no one else know such detailed about my problem. You are incredible! Thanks!

Feel free to surf to my blog post eilat

Anónimo dijo...

This is my first time visit at here and i am in fact happy to read all at single place.


My web blog: buy real twitter followers