sábado, julio 11, 2009

Una nación de carceleros

Glenn Loury es un prestigioso economista e intelectual estadounidense. Un hombre negro, de opiniones conservadoras, de voz recia y mirada escéptica. Estuvo recientemente en la Universidad de los Andes como profesor en un curso de vacaciones. Al final de una de sus clases contó una anécdota esclarecedora. Loury creció en el sur de Chicago, en un barrio pobre, habitado por gente de color. Desde muy pequeño, su mejor amigo fue un vecino del barrio, un niño con quien compartía casi todo excepto una condición circunstancial: el color de su piel. Su amigo era blanco, una rareza en un barrio mayoritariamente negro. Los dos niños pasaron juntos buena parte de la infancia. Llegada la adolescencia, fueron compañeros de causa, compartieron las luchas políticas de la época. A finales de los años sesenta, los dos adolescentes asistieron juntos a una reunión de las Panteras Negras en la ciudad de Chicago. En la mitad de la reunión, el orador de turno preguntó, megáfono en mano: “¿Qué hace un blanco aquí? ¿Quién habla por él? ¿Quién responde por su presencia?...” Loury no dijo nada. Guardó silencio. No se atrevió ni siquiera a levantar la mano. Su amigo salió en silencio de la reunión. Y se retiró de su vida para siempre.

Loury cuenta esta historia porque quiere que sus estudiantes entiendan la importancia de la identidad racial, que sus opiniones sean tomadas como lo que son, como las ideas de un negro que no pretende, ni puede, ni quiere ser neutral. “Mi identidad racial no es irrelevante para el tema en cuestión, para el estudio de la condición social de los negros en mi país”, dice. Hace ya más de tres décadas, muchas ciudades de los Estados Unidos se segregaron espacialmente. Los blancos se fueron a los suburbios, llevándose consigo los empleos, las oportunidades y las buenas escuelas. En el centro quedaron los negros, atrapados física y socialmente. Para muchos negros, los empleos desaparecieron y las oportunidades se hicieron escasas e invisibles. La vida se convirtió en un ir y venir entre la informalidad y la ilegalidad. Las familias se fracturaron, el crimen se disparó y el tráfico de drogas se convirtió en la principal actividad económica de muchas áreas deprimidas.

La respuesta a este problema fue, en opinión de Loury, una vergüenza. La sociedad optó por lo fácil, por encerrar a quienes quedaron atrapados en los guetos. Los Estados Unidos se convirtieron en una nación de carceleros. Los reclusos suman actualmente más de dos millones de personas. Por cada blanco en la cárcel, hay ocho negros. Todo ocurrió no por la perversidad de unos pocos, no por la voluntad de un solo hombre o de un conjunto de políticos despiadados, sino por la renuencia de la mayoría a aceptar la culpa, la responsabilidad compartida en el surgimiento de enclaves que concentraron la pobreza, aniquilaron las oportunidades y estimularon las conductas criminales.

La historia es inquietante, muestra la facilidad con la cual una sociedad puede perder su orientación moral. Las identidades raciales, los temores de las clases medias, la pequeñez de la política, etc., produjeron, en una generación, un esperpento moral: una nación con millones de reclusos de la misma raza y una mayoría temerosa de carceleros involuntarios.

248 comentarios:

1 – 200 de 248   Más recientes›   Más nuevas»
Alejandro Gaviria dijo...

Enlazo el artículo original de Glenn Loury. El artículo ha generado un intenso debate en los EE.UU. El politólogo James Q. Wilson mencionó, ente otras cosas, que Loury desconoce que los negros son las principales víctimas de los crímenes violentos. Otros han mencionado que los negros favorecen las políticas de mano dura contra el crimen.

Vale la pena, de otro lado, mencionar otro hecho interesante: el artículo fue publicado originalmente por el Cato Institute. Las preocupaciones de Loury van mucho más allá de la desigualdad o de la necesidad de políticas remédiales; las preocupaciones también tienen que ver con la libertad. El artículo es difícil de clasificar ideológicamente.

Gheysel Naranjo dijo...

Lo que pasa es que en los Estados Unidos son muy sencibles a las normas. Cualquiera que viole las reglas, es cárcel. Este mes estuvieron 40 niños colombianos en Hoston:
http://www.noticiasuno.com/noticias/estudiantes-de-colegio-astrobiolgicos-de-la-nasa.html

y me contó el directivo que nada más porque hiciero un poco de bulla en la piscina del hotel donde se quedaban, llamaron la policia y la multica de 500 dólares. Y como la comunidad racial tienen sus propias normas, el profesor visitante de los Andes no defendió a su amigo blanco, ademas de la capacidad fisica para la violencia, pues por probabilidad son los mas afectados al regimen carcelario gringo.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: descubrí otra afinidad con William Ospina: el interés por el pasado y el presente de los negros en los Estados Unidos.

Maro dijo...

Algo parecido cuenta Jonathan Littell en "Las Benevolentes", su novela sobre el Holocausto Nazi.

En la introducción, "Toccata", Littell narra la manera en que la casi totalidad del pueblo alemán puede ser condenada por el genocidio, y lo puede ser por las mismas razones que dá Alejandro en su columna: la vergüenza y la indiferencia; aún más, Littell, o mejor, el personaje principal que narra los hechos, no intenta levantar el manto de horror deshumanizando la tragedia, sino que insiste en que desde el más mínimo funcionario encargado de sellar un formulario hasta el que presiona el interruptor del horno crematorio (pasando por generales, médicos, soldados rasos, obreros y operarios) tienen, todos, su parte de culpa en el asunto.

Los otros, los anónimos, también la tienen por ni siquiera mirar al lado; así como en la película de Polanski, en la que el pianista se escapa del Gueto en Varsovia, y al salir se encuentra en medio de una ciudad que vive como si nada, con mujeres comprando el pan y niños paseando perros, como si en su centro no hubiese una prisión que alberga miles de judios.

Constantino Villegas dijo...

Lo que más me inquieta sobre el sistema penitenciario estadounidense es la extendida pena de muerte, y la torpeza con la cual se aplica. Ya he visto varios estudios que prueban como, por ejemplo, han sido ejecutados montones de enfermos mentales. Como, además, han sido ejecutadas 130 personas inocentes entre los años 1900 y 1985. Y para tocar el tema de la columna de Alejandro: el 45% de los condenados a muerte son negros. Sin embargo, los negros constituyen apenas el 12% de la población norteamericana. Asimismo, son muchas más las condenas a pena de muerte cuando los blancos son muertos a manos de negros que cuando los blancos asesinan a otros blancos, o los negros a otros negros.

No me imagino el tormento de una persona que es condenada a morir siendo inocente. Lo peor debe ser la llegada de un cura a hablar de Dios y del perdón. Eso es una sinvergüencería que debería acabarse, o al menos reformarse seriamente. Yo recuerdo mucho el caso del bebé de Chía, pues la gente pedía la pena de muerte para el padre homicida. Todo el asunto tiene, al parecer, un trasfondo social en la búsqueda de cabezas de turco o chivos expiatorios, o, para decirlo en otras palabras, el sacrificio de una persona, tal como los estudió René Girard.

Anónimo dijo...

A proposito de que Loury estuvo en la Universidad de los Andes miren no mas lo que piensa este Julian Lopez de Mesa Samudio en el Espectador del 11 de julio 09 de las universidades " Sin embargo, una de sus funciones mas importante, y por lo quiza una de las menos subrayadas, tiene que ver con su utilizacion como mecanismo para conservar los valres y anhelos de las clase dominantes." A veces creo que Ruiz tiene razon en algo de lo que dice de los profesores universitarios. Asi hablan los Phd de las universidades, que vaina.

Alejandro Gaviria dijo...

Paréntesis: la Seguridad Democrática necesita nuevos objetivos. La culebra está viva pero escondida. Afortunadamente aparecieron los hipopótamos. Me perdonarán pero los soldados de la patria deberían coger oficio.

Anónimo dijo...

No se burle ni irrespete al ejército de la patria. No se da cuenta de que el peligrosísimo hipopótamo era uno de los "Pepes"?

Anónimo dijo...

Obama y el gran debate

Pablo Abitbol dijo...

Van un par de links relacionados: un artículo sobre la neo-esclavitud en la revista Flyp → http://tinyurl.com/qxphww y un mini-video sobre el modelo de segregación de Thomas Schelling → http://tinyurl.com/damhnd

jaime ruiz dijo...

La afinidad con Ospina no es por el tema sino por el sentido de magisterio moral. ¡Que aprendan de Colombia esos desgraciados! Bueno, sólo hablo del tono idignado del benemérito poeta que acaba hablando de los siglos en que se sumió el sueño del negro que quiso ser blanco, que quiso olvidar su condición porque en un mundo de injusticia la mancha de ser negro se imponía sobre las fortunas incalculables que obtenía y la admiración extraordinaria que suscitaba. Nada valía, era un negro. Y tenía que dejar de serlo, a toda costa, contra toda la fuerza de la naturaleza, por imposición de los valores de esa sociedad naturicida, ningún mérito, ningún éxito, ningún reconocimiento podrían valer nada si se seguía siendo negro.

En realidad hay muy poca distancia entre la oratoria de un Gaitán, por citar alguno, ¿quién sabe cómo sería antes?, y esa prosa.

Pero sobre esta columna diré algo cuando tenga tiempo.

Gheysel Naranjo dijo...

El marginamiento social no sólo está en la negritud. LOS CHINOS TODAVÍA SIGUEN SIENDO CHINOS; los gringos, gringos, los europeos, europeos y LOS INDIOS, INDIOS… es decir vivimos en un colonialismo enorme con una INTEGRACIÓN RACIAL Y CULTURAL NUNCA nula. Escasamente ha habido Integración entre españoles y los indios… aunque un latino o un judío que esté en Europa queda “fichado” de inmediato. Por ejemplo Leidi Di le costó la vida por la discriminación que le hicieron a su amado Árabe, pues alguien de color en Inglaterra es un atentado contra la Monarquía y la jerarquía.
Bueno en New Orlans o NY se ve por un lado el “Black Power” donde se encuentra gente de color armada con los supercarros y las superjoyas, por su puesto es gente peligrosa y mafiosa. Por otro lado en las barriadas se ve la cantidad de negritud marginada sin acceso a la cultura, entonces la única opción que les queda, como bien plantea el doctor Gaviria, es la delincuencia. Entonces este mundo se puede ver como un sartén, unos tienen EL MANGO (el poder), otros están en la PAILA (pailas…)…, y otros son los huevos revueltos… Ahí están las clases sociales. Y es que no todo el mundo es Michael Jackson, producto estrella de la publicidad, ni todo el mundo es Tiger Woods ni Michael Jordan ni Obama. Claro, con Obama en la presidencia de USA, y Tiger Woods en la cumbre del golf, quizá el ajedrez cultural y económico cambie, y esta vez en JUEGUEN LA NEGRAS o se juegue con las negras… las fichas por su puesto… pero,

Dr. Alejandro:
¿Usted considera que la tecnología sea una herramienta para un proceso de integración cultural más eficaz, o qué instrumento se debería pensar para llegar a la masa crítica de la inclusión racial? Y evolucione el estado social de las razas?

Alejandro Gaviria dijo...

El modelo de Schelling (citado por Pablo) sugiere que la segregación espacial resulta de pequeñas diferencias en las preferencias raciales: los blancos no quieren vivir en los barrios mayoritariamente negros y viceversa. Sea cual fuere su origen, la segregación llevó a la concentración de la pobreza, a la desaparición de las clases medias y por ende a una serie de consecuencias negativas, económicas y sociológicas. La epidemia del crack reforzó las tendencias negativas y aumentó la criminalidad. Al mismo tiempo, los políticos comenzaron a ganar elecciones prometiendo que iban a meter a todo el mundo a la cárcel. En California bastan tres delitos menores para pasar toda la vida en la cárcel. Hoy en día hay más en negros y latinos en la cárcel que en las universidades ( ver aquí). Yo no soy amigo de las lecciones morales. Ni creo que los desgraciados gringos, como sugiere Jaime irónicamente, tengan mucho que aprender de Colombia. Pero sí creo que esta historia puede enseñarnos algo, llamarnos la atención, al menos, sobre las consecuencias de la desaparición de las oportunidades y sobre la tentación de encerrar a todos los jóvenes sin empleo y educación.

Alejandro Gaviria dijo...

Otro dato interesante: la criminalidad disminuyó sustancialmente en los Estados Unidos durante la última década. Pero la percepción de inseguridad no cambió lo que implica una suerte de paradoja: hay más gente en la cárcel, mayor seguridad pero el miedo permanece.

Juan Esteban dijo...

Dos temas bien interesantes Alejandro… primero un desvarío acerca de la percepción … uno de los grandes electores de Uribe fue la percepción de encierro del gobierno Pastrana … he sido pescador gran parte de mi vida y la sensación de encierro que se dio en esa época hace que hoy todo el mundo repita como disco: .. pero es que con la seguridad democrática se pudo volver a salir …!!!
sin entrar en dogmas, hoy también existen zonas en donde uno no se puede mover tranquilo .. y no solo por la presencia de la guerrilla .. a veces los otros jugadores irregulares son tan poco permisivos como aquellos .. pero hoy, miren las encuestas, una gran mayoría está dispuesta a seguir votando, en parte, por mantener esa sensación de seguridad … paradójico no??
Ese reparto geográfico de las ciudades es además de moralmente reprochable (y no quiero sonar a cura sensiblero … pero mire sino el debate que le armaron a las alcaldías de Bogotá cuando quisieron recuperar zonas como el cartucho… la “gente de bien” se alió en contra de la política…!!!)…. Es además una destrucción de los conceptos de ciudad para todos … en su escala, Bogota, Medellin, Cali y demás también tienen sus “projects” como en Chicago, Detroit, etc… la guerra del crack que usted cita, develo algunas paradojas acerca de los territorios neutros para el tráfico y el crimen .. y cuando uno comienza a pensar que es normal que existan esos territorios comanches.. pues se lo llevo el de aguadas… de ahí a justificar que es necesario matar un numero de negros, amarillos, verdes o azules para preservar el statu quo .. puede ser menos de un paso … con todo respeto, en puntos como estos soy demasiado radical….. en cuanto a segregar o colaborar con las divisiones uno no puede caer en su interesante aporte del artículo de la semana pasada: el appeasement…. Cualquier concesión por pequeña que sea es una derrota…
Cuando pueda asimilar un poco la amargura que me quedo a causa del silencio del profe Loury en su anécdota, vuelvo a escribir .. por el momento es mas bilis que razón .. y ese sabor no es bueno para leer…

Anónimo dijo...

Alejandro, le resuelvo la paradoja de las 10:09: 11/09/01

Anónimo dijo...

Alejandro, le resuelvo la paradoja de las 10:09: 11/09/01

Camilo dijo...

Alejandro: Un aspecto que no debe obviarse dentro de este debate es el impacto que ha tenido los procesos de renovación urbana al interior de las ciudades estadounidenses (conocido en inglés como "gentrification").

Al tener la experiencia de estar viviendo en Washington (ciudad con alta proporción de población afrodescendiente y latina y con tasas de homicidios altas), es interesante ver como una porción significativa de la población que vivía en los suburbios (predominantemente blanca) se ha trasladado al centro, en detrimento de las minorías raciales, que se están desplazando a lugares algo más lejanos, empeorando las condiciones socio-económicas de esas zonas.

Da la impresión que este proceso lo que estaría haciendo es cambiar el foco del problema a otro lado, pero no lo disemina. Ahora, viendo las noticias locales, los homicidos ocurren en las afueras de la ciudad, por ejemplo.

juan francisco muñoz dijo...

Hans J Eysenck hizo algunos estudios interesantes para tratar de explicar la paradoja presente en las actitudes frente a la liebrtades económicas y las libertades individuales, con respecto al estrato socioeconómico y el nivel educativo:
"Se ha señalado a menudo -algunas veces como crítica a la teoría de interés de clase en la formación de actitudes- que muchas persoans de clase trabajadora votan por los conservadores, posiblemente uno de cada tres, mientras que muchas personas de clase de clase media votan por los laboristas, posiblemente uno de cada cuatro. Se argumenta de este modo que una proporción muy elevada de personas votan contra el partido que representa sus intereses económicos, y la explicación que suele darse es que tal acción es irracional... el radicalismo económico es sólo un aspecto del factor más general de radicalismo, y una persona de clase trabajadora puede sentirse más en su elemento con las políticas generalmente conservadoras del partido conservador... una persona de clase media puedesentirse más agusto con una política progresista... el sistema bipartidista tiene un conflicto inherente".
Tal vez la estructura política de EEUU en algo contribuyó a separar la discusión sobre las libertades individuales y la seguridad de la discusión sobre el progreso, la educación y el empleo. Por lo menos para los negros... Una buena pregutna es qué origino y mantuvo este orden. Eysenck diría que así como los sujeots son "irracionales" para votar en contra de sus propios intereses económicos, tal vez lo sean también para mantener los prejuicios y no ver el origen de los mismos.

juan francisco muñoz dijo...

Creo, al contrario de Glenn Loury, que el problema más que étnico y moral es más tecnico y económico. Tiene que ver más con acceder de forma sistemática y ordenada a las posibilidades de progreso que no alimentan la trampa de la pobreza para toda una generación. No creo que una conciencia de ser negro ayude más que el poder ser parte de la dinámica de progreso social.

Miles Davis, uno de los grandes músicos de jazz, siemrpe fue reaccionario ante sus compañeros que se cambiaron al islamismo, para vestir túnicas africanas, cambiar de nombre y condenar al hombre blanco. Miles, por el contrario decía "yo no soy afroamericano ni nada de eso, simplemente soy negro, y soy un músico". Aunque mucho podrían afirmar que Miles era otro negro que no se aceptaba, que trataba de compensar cn sus ferraris y sus putas blancas su insatisfacción por ser negro, Miles fue un testimonio sobre la libertad. La libertad de la misma etnia, dela misma raza. No con las dimensiones dramáticas de Michael Jackson. Aunque Miles no era menos polémico. Pero creo que Miles tenía razón. Él, antes que nada, era un músico, y su obra impactó a todos de la misma manera, abrio las fronteras del jazz y la música moderna.

Maldoror dijo...

Alejandro:

¿Existen estudios que ud conozca sobre el impacto de la guerra contra las drogas en la población negra? Tengo entendido que un enorme porcentaje de la población carcelaria negra en EEUU lo está por crímenes relacionados con el porte de drogas.

Alejandro Gaviria dijo...

Juan Francisco: la columna (o la misma discusión aquí en el blog) pudo haber generado una confusión involuntaria acerca de las ideas Loury. Loury dice en el ensayo enlazado en el primer comentario que sus opiniones no son independientes de su identidad racial. Pero esta afirmación no significa que personalmente favorezca las políticas de identidad, que esté de acuerdo, por ejemplo, con el embeleco del ebonics. Todo lo contrario. Loury ha sido incluso bastante escéptico sobre las políticas de acción afirmativa a la que se ha opuesto en muchas ocasiones. Esto dijo al respecto en una famosa entrevista.

I believe that there are limited circumstances under which such actions can be justified, but that those circumstances are significantly narrower than the current range of application of affirmative action policies. There can be an overriding public interest, for example, in a southern town with a 40 percent black population and a long history of racial oppression by a police force in which blacks have never served. The public interest, in this case, would require that the police force be integrated. The point is that the maintenance of order in this town requires the public to have confidence in those authorised to use deadly force under limited circumstances, and that this is best attained, given the historical context, by having representatives of all racial groups in the community on the police force. But this kind of case, of course, is not the primary context within which results-oriented policies are being implemented.

Alejandro Gaviria dijo...

Camilo: el efecto de la “gentrification” es ambiguo. Por una parte, disminuye la segregación y revitaliza muchos barrios que siguen siendo habitados mayoritariamente por minorías; por otra, cuando los precios de la propiedad aumentan sustancialmente, desplaza a los residentes originales quienes terminan viviendo en zonas peores. En varias ciudades de los Estados Unidos, con el fin de disminuir la concentración espacial de la pobreza, muchas familias recibieron subsidios de vivienda. Los beneficiarios se fueron a vivir a los suburbios con la esperanza de encontrar un ambiente distinto, unas condiciones más favorables. Algunas investigaciones recientes muestran que el crimen se movió con las familias, que aumentó precisamente en los suburbios adonde llegaron más migrantes. Los datos son difíciles de interpretar pero sugieren la persistencia de muchas patologías sociales. Enlazo un muy buen artículo al respecto.

Maldoror: no es fácil medir el efecto total de la droga sobre el aumento de la población carcelaria. El efecto directo (los encarcelados por tráfico de drogas) es importante pero no explica el gran aumento observado. El efecto indirecto (los encarcelados, por ejemplo, por homicidios que están, a su vez, asociados a la droga) es mucho más difícil de determinar. No conozco estudios que estimen ambos efectos de manera detallada. Pero este estudio de Steven Levitt et al. analiza integralmente el efecto del crack sobre las comunidades negras.

Opinión de Daniel Mera sobre las políticas de discriminación positiva en Colombia.

Carlos dijo...

Alejandro, yo tengo entendido que gran parte del aumento de presos en Estados Unidos es resultado de la "guerra contra las drogas". He visto estadísticas al respecto pero en el momento no tengo los enlaces a la mano.

Sin embargo este estudio, de una ong dedicada al tema del control de las drogas, explica la causalidad entre guerra contra las drogas, aumento de prisioneros en general y aumento de prisioneros entre los afroamericanos e hispanos


Tambien recomiendo este estudio ,de una ong dedicada al tema del aumento del número de prisioneros en Estados Unidos, que explicaría el efecto discriminatorio de la políticas de control de drogas

Loury menciona en su articulo: "oughly one third of state prisoners were locked up for committing violent offenses, with the remainder being property and drug offenders."

Aunque no da un dato exacto si se puede inferir los delitos relacionados con drogas son una parte importante.

Ojo que aquí dice "state prisoners" o sea prisioneros en carceles estatales, no federales.

Carlos dijo...

Alejandro: un aspecto que valdrìa la pena tener en cuenta en el debate es la composición por edad de los prisioneros.

Según he leído podrìa haber una explicación de porque hay un alto porcenaje de afroamericanos e hispanos encarcelados y es que las tasas de natalidad en décadas pasadas en esas dos minoría era (o es) mayor que la de los WASP o la de los asiáticos. Entonces el mayor porcentajes de afroamericanos e hispanos no se debe solo a racismo sino que hay mas jóvenes en estos dos grupos poblacionales que otros grupos o etnias.

JuanDavidVelez dijo...

Aca tuvimos que encanar a los congresistas, tal vez esa no sea la solucion, tal vez lo que haya que hacer sea ponerlos a hacer algo en el congreso, el ocio es la madre de todos los vicios.

juan francisco muñoz dijo...

"Rehabilitation is a dead letter; retribution is the thing"
Inspirador

Alejandro:

Leyendo el artículo original de Glenn Loury veo a l oque se refiere al retomar la moral y la identidad. Creo que me confundi un poco.
Cuando cita a Tolstoy me hizo recordar el cambio de Rascolnikov hacia el final de crimen y castigo. Cuando abraza lo que llamaría Dostoievsky, y tal vez Tolstoy, el verdadero cristianismo, y deja atrás las racionalizaciones sobre lo conveniente del crimen y la desigualdad.
Inspirador el artículo, y muy pertinente la columna.

Apelaez dijo...

Hubo una epoca en que negros y blancos vivian en los mismos barrios en una especie de arcadia feliz?

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos: la demografía no puede explicar las grandes diferencias entre blancos y negros en la población recluida. Recuerde, la diferencia es de ocho a uno. Seguramente los jóvenes representan una mayor proporción de la población entre los negros que entre los blancos. Uno podría controlar por este hecho calculando las tasas no con respecto a la población total sino con respecto a la población joven (digamos 15-29). Estoy seguro que muy poco cambiaría.

Juan Francisco: hace un rato citamos en este blog la famosa frase de Davis: “If I don´t like what they write, I get into my Ferrari and I drive away”.

Juan Esteban: Loury, dicen quienes lo vieron, contó la anécdota visiblemente conmocionado. Dijo que lo acompañaba hasta el día de hoy. Contarla al frente de un montón de estudiantes extranjeros fue, en mi opinión, un acto de honradez personal e intelectual.

Alejandro Gaviria dijo...

Apelaez: No. Pero sí hubo una época de menor segregación. Este libro ilustra con datos el aumento de la segregación racial en los Estados Unidos.

De otro lado, si nos atenemos a la novelas de Toni Morrison, los enclaves negros no siempre fueron antros de desesperación.

jaime ruiz dijo...

Muy curioso lo del hipopótamo. Parece que todo el mundo da por sentado que habría que dejarlo, ya que no había quien se ofreciera a llevarlo a un zoológico. Yo creo que antes de tomar decisiones de ese tipo, los militares consultan la Wikipedia, al contrario que los que los regañan:

Aunque popularmente se piensa que el hipopótamo es un animal tranquilo, pacífico y simpático, en realidad es uno de los animales más peligrosos del África y a él se deben la mayor parte de ataques humanos por animales en este continente, por delante incluso del cocodrilo del Nilo, las hienas o el león.

Más interesante es el valor metafórico que le encontró el académico Daniel Samper:

optaron por una solución esencialmente nacional: acabarlo a balazos.

Borges se preguntaba "¿qué significa esencialmente?", cosa que ya entra en la filosofía para profesionales. En el modesto mundo de la prosa periodística, ¿qué significa "esencialmente" en esa frase de nuestro académico de la lengua? ¿Qué la esencia de esa solución es nacional? Pero ¿qué significa "nacional"? Se me ocurre que quería decir "típicamente colombiana", y que para decir "esencialmente nacional" (tal vez no "internacional" ni "regional") por "típicamente colombiana" haya que ser académico. En este foro voy aprendiendo cosas académicas: inventarse los argumentos ajenos, manifestar que no se contesta cuando nadie espea que se conteste, y descalificar las ideas ajenas con epítetos de señoritas. Esa noción académica es esencialmente nacional, creo. Pero no sé.

Ay, perdón, estaba en la metáfora de esa solución típica colombiana de resolver los problemas acabando a balazos al que incomoda. Eso es una crítica a la seguridad democrática de Uribe Balas (no, no es ninguna broma: las encuestas dicen que de no presentarse Uribe, y el corazón me dice que no lo hará, la segunda vuelta, si la hubiere, sería entre Fajardo y Santos, entre el diálogo y el guerrerismo, de nuevo).

Pero es que Daniel Samper es persistente, esa crítica ya la había manifestado hace poco:

No podemos seguir sacrificando colombianos valiosos que, equivocados o no, buscan una patria mejor en esta larga guerra.

Un noble lema que servirá a los protofajardistas para que cese la agresión del narcoparaestado. ¡Que ya es peor que la Alemania nazi!

jaime ruiz dijo...

Creo que la columna acusa cierto determinismo sociológico del que precisamente se quejaba Alejandro hace un tiempo. La figura de los carceleros es una culpabilización a la sociedad que podría dar para mucho. Por ejemplo, dos millones de presos serían como un 0,7 de la población, que en Colombia daría para unas 700.000 personas (a ver si encuentro otro 7). ¿No habrá 700.000 prostitutas entre las que ejercen fuera y las esencialmente nacionales? Pues haciéndole, ya tenemos una nación de proxenetas. Con mucha más razón que la nación de carceleros que es EE UU, según la columna, pues efectivamente las colombianas que se prostituyen fuera insuflan recursos a la economía.

La idea de que los blancos abandonaron a los negros y de ahí viene la delincuencia parece acusar la poderosa influencia de Antonio Caballero. Parece darse por sobreentendido que necesitaban protección, porque solos perdían el rumbo.

En alguna parte Sowell dice que la causa de la decadencia de los negros estadounidenses es la asistencia. Yo creo que se suman muchos factores: uno es la pérdida de empleos para trabajadores rasos por la automatización y la deslocalización; otro, la decadencia de la familia (puede que antes, aunque fuera por la religión, hubiera menos madres solas, cosa que siempre aparece cuando hay graves problemas de delincuencia); otro, la primera oleada del crack (con el tiempo la gente aprende a cuidarse del crack o la heroína, pero cuando son novedades caen muchísimos incautos). Puede que la misma lucha de derechos civiles influyera: los negros se aíslan voluntariamente, como en la anécdota. De hecho conozco a alguien que vive en Nueva York y les ha cogido una aversión muy fuerte a los negros estadounidenses (no a los demás negros, por ejemplo caribeños, de los que hay muchos en NY), tal vez porque acusan los efectos de la segregación.

Aparte hay otra cosa: ese 0,7 % de presos se supone que han transgredido las leyes. En Colombia, donde no hay problemas y la gente académica anda dedicada a resolver los de los estadounidenses, puede que también haya 700.000 personas que podrían estar en la cárcel si se aplicaran las leyes, eso sin contar a los supuestos encargados de aplicarlas, que son los peores delincuentes (como los mafiosos de la Corte Suprema de Franela). De ese modo la acusación se vuelve un tanto bizarra.

Yo creo que el racismo mengua y que las próximas generaciones de negros estadounidenses estarán mayoritariamente integrados. Al igual que ha ocurrido en Colombia con el tráfico de drogas y el sicariato, la deslegitimación del orden legal (por ejemplo por los panteras negras y compañía) termina siendo un factor que promueve la delincuencia.

Alejandro Gaviria dijo...

Más que el sacrificio del hipopótamo, a mí me impresionó la foto. Probablemente los soldados son iguales en todas partes: muchachos jóvenes, noveleros que no se topan a diario con una fiera de casi dos toneladas. Pero cuando vi la foto por primera vez, me dio una impresión distinta: la de un batallón desocupado, metido en una guerra contra un enemigo invisible, probablemente derrotado, que encontró en la cacería del hipopótamo un alivio para el aburrimiento. En fin, me dio la impresión de un ejército sobredimensionado.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: yo en ningún momento dije que los blancos abandonaron a los negros. La segregación es explicada por fuerzas económicas y sociales muchas veces inatajables. Allí no está la queja. El problema es, como ya dije, la tentación de encarcelar a los jóvenes que se quedaron por fuera de las oportunidades, sin empleo y educación. El artículo de Loury muestra que los Estados Unidos tienen más presos por habitante que China, indudablemente un problema para un país que pretende ser el parangón de la libertad.

Y no se trata de resolverles los problemas a los gringos. Su queja en este sentido es provinciana. Si tenemos tantos problemas, ¿no deberíamos también acabar con las secciones internacionales de los periódicos?

Constantino Villegas dijo...

De ese modo la acusación se vuelve un tanto bizarra… Confieso que no entiendo el uso que se le da últimamente a la palabra bizarro. Y es que en inglés ‘bizarre’ viene siendo algo excéntrico, inusual. Y a propósito, un lema del blog País Bizarro que reza “Un país en el que la vociferación contra la desigualdad se premia con los ingresos de varias decenas de personas y es lo que define a los privilegiados es peor que bizarro, peor que freaky: es un muladar” me lleva a pensar que, acompañado de ‘freaky’ se entiende bizarro por excéntrico o raro.

Que no parezca una crítica al estilo de Caballero, pero bizarro, según el DRAE, es valiente (esforzado); o, generoso, lúcido, espléndido. Ahora, bizarría si tiene una acepción que podría adecuarse: Colorido o adorno exagerado.

Carlos dijo...

Recomiendo leer no solamente el articulo de Loury sino las respuestas de otros expertos y las contra-respuestas.

Aquí esta el link completo del debate.


Interesante lo que menciona John Lott:
"Charges of racism flow freely in Professor Loury’s recent book and this essay. He makes it seem that we lock up blacks because whites are afraid of them or that we simply dislike them and want to keep them locked up and away from the rest of society. But Loury forgets an important fact: for violent and property crime there is always an individual victim who gets hurt — for black criminals that victim is overwhelmingly black. Nor does he recognize how extremely progressive criminal penalties are. He also neglects acknowledging that we can’t determine if the number of people in prison is “too high” without discussing the benefit from prison — without discussing how many crimes were deterred.

Many blacks have their lives disrupted by the criminal justice system, but the lives and property of many blacks are also protected by that same system. Looking at only the cost of imprisonment seems a very strange way to answer the question of whether we should change the current system.

Why Focus on the Race of the Criminals and Not Also the Race of the Victims?

Who are the victims of crime? Blacks overwhelmingly commit crime against other blacks. For example, in 2007, 90.2% of black murder victims were murdered by blacks. [1] To go even further, poor blacks commit crimes against poor blacks. [2] Is it less racist to care about the victims or the criminals? If we punish black criminals a lot, isn’t it possible that the reason we are doing it is because we care about the black victims?"

Saludos

P.D:Es un formato interesante el que maneja "Cato Unbound" de ensayo inicial seguido de ensayos de respuesta y luego artículos cortos de contra-respuestas. Tal vez Javier o los que trabajan en Equinoxio vale la pena que le echen una mirada

politicamente incorrecto dijo...

Juguemos a la incorrección política:

"Fabio Arjona, director de la ONG Conservación Internacional, presente en más de 40 países, apoyó la caza de los mamíferos.

"Matar a un animal como este no puede gustarle a nadie, pero desde el punto de vista de costos y de riesgos, este era el menos grave de los problemas que se podrían enfrentar.

Es un mamífero enorme, que no está en su medio y que en África causa más muertes que los propios felinos que, se supone, son los más peligrosos", dijo Arjona."

http://www.eltiempo.com/colombia/antioquia/suspender-sacrificio-de-los-hipopotamos-dependera-de-si-se-les-encuentra-o-no-un-hogar-corantioquia_5615347-1

Maldoror dijo...

He also neglects acknowledging that we can’t determine if the number of people in prison is “too high” without discussing the benefit from prison — without discussing how many crimes were deterred.

Carlos, ese comentario a Loury tendría alguna razón de ser, si considerarmos legítima la idea de que los "crímenes" relacionados con la posesión de drogas (crímenes que componen, según sus propias cifras, una proporción innegablemente alta entre las cifras de blancos encarcelados) son realmente crímenes. Ahí no hay ninguna protección a los derechos de nadie, más bien lo contrario.

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos: muy bueno el enlace. No lo conocía. Tal vez el cuestionamiento más importante a Loury viene de James Q. Wilson quien señala la ausencia de implicaciones de política. Loury no lo dice directamente pero una de las políticas implícitas en su argumento es la rebaja de penas para algunos delitos y la despenalización del consumo (e incluso el tráfico) de algunas drogas.

Constantino Villegas dijo...

Ya que se cumplen 60 años de la publicación de 1984 de Orwell, sería bueno escribir algo titulado “Matar un hipopótamo”. Yo cuando vi la foto y el aparente regocijo de los militares, pensé en la obra “Matar un elefante”, que es corta y suculenta. Y ahora que hablan de racismo y lo demás, pues sépase que Orwell, el anti-imperialista, no usaba las mejores palabras para referirse a esos indios amarillos birmanos.

Quién sabe si los militares obraron con bizarría (valor) afectada, para quedar bien ante un hato de campesinos, tal como lo hizo Orwell.

Javier Moreno dijo...

"De hecho conozco a alguien que vive en Nueva York y les ha cogido una aversión muy fuerte a los negros estadounidenses (no a los demás negros, por ejemplo caribeños, de los que hay muchos en NY), tal vez porque acusan los efectos de la segregación."

Yo conozco a una mujer graduada del gimnasio femenino que estudió biología en la universidad de los andes y alguna maestría agrícola en Illinois que llamaba "miquitos" a los niños negros que veía por ahí en Chicago. Se me llenaba el corazón de orgullo patrio cada vez que hablaba.

JuanDavidVelez dijo...

Javier, vea para que se reconcilie con la patria, esta entrevista a Raul Cuero "un cientifico negro colombiano", muy interesante la entrevista, muy interesante lo que dice el señor, y es de verdad inspirador.

Raul Cuero en la Revista de la universidad de Antioquia

Se que por ser una publicacion de la tierrita ustedes le tendran un poco de desconfianza, pero seguro que esa entrevista es buena.

Anónimo dijo...

Que jartera un pais del que se pueda decir que se es demasiado decente para vivir en el.

Javier Moreno dijo...

Gracias por el enlace, Juan David. Ya conocía el trabajo de Cuero y me parece muy bonito e inspirador pero no había leído esa larga entrevista.

jaime ruiz dijo...

Constantino: La acepción "recta" de "bizarro" no la he leído en otra parte que en el diccionario, mientras que la influida por el inglés la usa Borges. En todo caso el nombre "País Bizarro" viene del "mundo bizarro" de Superman, en el que todos tienen el aspecto de Superman pero son absurdos y perversos. También por eso mi "foto". Ese primer traductor echó a perder el término en nuestro idioma. En cualquier caso hay algo curioso, bizzarro en italiano era "fogoso" (un caballo; ahora se usa con el mismo sentido que en inglés), no creo que quienes quieran entender "gallardo", "noble", etc., se sintieran contentos con esa descripción.

Javier: Se me llenaba el corazón de orgullo patrio cada vez que hablaba.

No entiendo por qué el nacionalismo le echa a perder el regocijo de encontrar un alma gemela. Podría apostar a que la bióloga es votante del PDA, pues ¿no es la izquierda el gremio que da y quita credenciales de humanidad? Ayn Rand cuenta que a los rusos blancos los llamaban "piojos" y a los disidentes cubanos todavía los llaman "gusanos", incluso en medios colombianos en los que usted colabora. Pero la patria no tiene por qué sentirse ofendida, en España ocurre lo mismo. Claro, claro, la izquierda.

Pero ¿por qué hablaba de almas gemelas? Por la delicadeza de la asociación. Y también por el racismo implícito, claro está. Lo de descalificar a una persona de la que no se sabe nada y compararla con semejante doctora colombiana es de la misma calidad moral que lo que hace ella deshumanizando a unos niños. El fondo de su razonamiento es éste: "Pobrecitos, bastante desgracia tienen con ser de ese color para que además se descalifiquen sus ideas".

En un texto que enlazó Galactus del Guardian sobre Churchill figuraba entre los agravios del hombre un comentario en una carta a su madre: "La India está llena de pelmazos y esnobs". ¿Cómo se atreve? ¿La India? ¿Llena de pelmazos y esnobs? ¿En 1896? Uf, qué rabia, cómo se nota que entonces no había respeto.

De hecho, la citada doctora expresa a su medio: permitirse comentarios racistas obscenos se parece a permitirse ostentar rectitud y nobleza respecto a personas de contextos remotos. Puede que si uno preguntara a la gente por la calle sobre Aristóteles muchos no lo identificaran, pero sin la menor duda todos los doctores colombianos recordarían que el estagirita (ya se me está pegando el estilo por leer los enlaces de Alejandro) justificaba la esclavitud. En Colombia la superioridad moral es accesible.

La corrección política es la bizarra nobleza de la gentuza.

Javier Moreno dijo...

"Podría apostar a que la bióloga es votante del PDA."

A decir verdad votó por Uribe en 2002, igual que usted. Supongo que repitió en 2003. También hablaba del heroismo del movimiento paramilitar y cómo había podido, gracias a ellos, volver a visitar la finca familiar. El incidente del "miquito" fue precisamente en 2002, de camino al puesto de votación en Chicago.

No intentaba comparar a la bióloga con su conocido, simplemente su anécdota me recordó los comentarios racistas que uno oye con frecuencia entre la colonia "educada" colombiana en Estados Unidos.

jaime ruiz dijo...

Perdón: el 0,7 % de la población colombiana serían unas 300.000 personas, no 700.000 como escribí arriba.

Javier Moreno dijo...

Y hablando de bizarro y bizarría, creo que el único lugar donde he usado esa palabra con el significado del diccionario es en el ejército, donde nos hacía recitar lo siguiente todos los días: "Aquí la principal hazaña es obedecer, y el modo como ha de ser, es ni pedir ni rehusar. Aquí, en fin, la cortesía, el buen trato, la verdad, la firmeza, la lealtad, el honor, la bizarría, el crédito, la opinión, la constancia, la paciencia, la humildad y la obediencia, fama honor y vida son caudal de valientes soldados, que en buena o mala fortuna, la milicia no es mas que una, religión de hombres honrados.”

Luego supe que era de Calderón de la Barca, o algo así.

jaime ruiz dijo...

Ésa es una bióloga de derechas con corazón de izquierdas, porque para considerar "heroicos" a esos psicópatas hay que ser de la misma madera que quien considera a sus émulos "colombianos valiosos que, equivocados o no, buscan una patria mejor en esta larga guerra". Es verdad que mucha gente justificaba a los "paramilitares", y que esa gente votó por Uribe, pero considerarlos heroicos ya es una forma de cretinismo moral casi comparable a decir que los secuestradores "buscan una patria mejor en esta larga guerra.

jaime ruiz dijo...

La anécdota de Javier en todo caso puede servir para ilustrar el trasfondo moral de escritos como el de Ospina: no es que la gente no resuelva los problemas de otros países, es que la crítica y la solución siempre tratan del mismo país y del mismo modelo de sociedad. Uno lee la diatriba y se extraña de que esos negros no hayan pensado en emigrar a Colombia. Sobre todo cuando se piensa que en Colombia, donde la proporción de población negra es bastante mayor que en EE UU, hay montones de negros cuya situación se puede comparar a la de Will Smith, Oprah Winfrey o los Jackson. Ocuparse del racismo en Colombia podría afectar a la base social de la izquierda democrática. De hecho, en 2002 hubo una noticia sobre un posible atentado contra Luis E. Garzón. El motivo es que habían visto gente con cara de indios cerca de donde celebraba su mitin.

Maldoror dijo...

El paiz bizarro con el que Jaime parece vivir obsesionado: donde quienes apoyan a los guerrilleros son de izquierda...y a los paras también. Donde los votantes del PDA son de izquierda...y los de Uribe también (excepto él). Que divertido.

Carlos dijo...

En el Polo seguramente no son amigos de los paras, pero no cabe duda la gran amistad que tienen con Jaime Dussan.

Conservador en el closet dijo...

La izquierda y la derecha no existen, pero no hay enemigos a la derecha.

Anónimo dijo...

Cabe notar que mientras duró la esclavitud, el hombre negro vio fundamentalmente truncado su papel como proveedor de la familia. Padres ausentistas, madres cabeza de familia y tasas elevadas de ilegitimidad son el caldo de cultivo para la situación que se describe en la columna.

jaime ruiz dijo...

Sobre Obama y el ecologismo, muy interesante Guy Sorman.

JuanDavidVelez dijo...

Una curiosidad. En Medellín hay activismo homosexual y activismo feminista, frecuentemente sale algun homosexual en la television regional defendiendo con vehemencia a los homosexuales, igual con el feminismo, tambien con cierta frecuencia sale alguna lider de ese genero que en una carreta llena de todos y todas busca las reivindicaciones. Yo pensaria que esos activismos han servido a sus intereses, me parece muy positivo.

Pero activismo negro no he visto en Medellin en la television, es muy posible que sea un problema con la seleccion de los programas que veo y que tal activismo si existe.

Pero bueno, lo que yo me queria preguntar es en la incidencia del activismo ¿es util?, a mi me gusta pensar que es util. ¡Poder negro!

La revolucion de la gente negra. (eso de la revolucion de las cosas pequeñas si es la mierda mas cursi que se han podido inventar, ¿no?)

JuanDavidVelez dijo...

Mejor dicho y sin tanta carreta, es que hay veces mi vena lirica me puede, sin tanta carreta, ¿el activismo es util?

Galactus dijo...

Javier:

Si, de Calderon de la Barca. Aqui esta entera. Esta copiada en un muro de la escuela militar, ahi si con el nombre del autor (que nadie se molestaba en mencionar).

En el ejercito solo ensen~aban desde el "Aqui la mas principal hazan~a es obedecer..." (lo cual siempre me sono raro... como es que obedecer a alguien puede ser una hazan~a?). En cualquier caso, ese poema era mejor que casi todos los demas. Estilo la "oracion a la infanteria" que empezaba "A ti, diosa legendaria del combate, reina de las armas, sen~ora del valor y de la gloria... ", de la cual no encuentro el autor en google.

Juan Esteban dijo...

Definitivamente complicado el tema …. Juan David, yo creo mucho en el activismo, pero no porque arroje muchos resultados prácticos.. lo mío es mas bien la mezquina necesidad de generar un equilibrio .. que alguien se convierta en “ a Pain in the ass” para algunos cínicos “formadores – manipuladores- de opinión” o periodistas, o profesores, o políticos …

Pero en el tema de las diferencias tengo un problema muy tenaz…. Y es que mi madre jodio y jodio tanto con aquello de que no existe ninguna característica relevante que nos diferencie a los negros, blancos, amarillos, maricas, lesbianas, liberales, conservadores ( y no me jodan ahora con el lenguaje incluyente o el políticamente correcto… no pienso decir afroamericanos ni ninguna de esas formas eufemísticas pendejas…) .. que básicamente peleo con todos los bandos pero por temas mas personales… con los putos indígenas del resguardo de Chia porque no me dejan subir los perros a la montaña (el hecho de que no les gusten los perros habla mas de su estupidez que de su origen étnico…).. con Florence y su clan .. es mas por mamona y cantaletosa y andar presumiendo que todos los hombres tenemos un pasivo de miles de años de tortura indiscriminada hacia las mujeres…… toda mi vida he convivido con maricas, negros, islamistas .. (me ahorro la lista, es bastante larga… y solo pretendo que sirva de ejemplo…) .. y en lo único que tenemos problemas es cuando comenzamos a analizar las normas que pretenden proteger a las minorías .. pues ahí si me emberraco.. porque alguna vez fui abogado y cuando se leen esas leyes en forma sistematica, termina uno pensando que al paso que vamos los que necesitaremos pronto una ley .. somos la otra minoría .. o sea los que aceptamos que la gente es como es y que cada cual tiene el derecho inalienable de vivir y creer en lo que se le antoje …

Javier Moreno dijo...

Galactus: ¿Esa era "la oración a la milicia"?

Constantino Villegas dijo...

Ya que le han asignado cierta autoridad a la Wikipedia, he aquí la definición de bizarro. De todas formas parece que Borges lo utiliza como derivado de bizarría, para hablar del colorido o del adorno exagerado (que no parece sinónimo de algo “grotescamente extraño”, con arreglo a la acepción en inglés.

Si lo que dice la Wikipedia con respecto a la postura de la RAE es cierto, entonces decir bizarro por extraño es un error muy común, vulgar. Y es censurable, caballeros.

Bizarre: [Mid-17th century. Via French, "odd," formerly "brave, handsome" < Spanish bizarro "brave" < Italian bizzarro "angry"]. Al parecer, el patán James Bizarre es un tipo grotescamente extraño, dado que su seudónimo está en inglés. Si su nombre fuera, en cambio, algo como Jaime Bizarro, pues sería un señor valiente, gallardo (suponiendo de primero que su carácter es consecuente con su nome).

Constantino Villegas dijo...

Del diccionario panhispánico de dudas (RAE):

bizarro -rra. En español significa ‘valiente, esforzado’: «Llega el capitán Andrés Cuevas, un bizarro combatiente al mando de un pelotón» (Matos Noche [Cuba 2002]); y ‘lucido, airoso’: «Vuestra juventud reverdecerá más bizarra y galana que nunca» (Luján Espejos [Esp. 1991]). Debe evitarse su empleo con el sentido de ‘raro o extravagante’, calco semántico censurable del francés o del inglés bizarre: «—Es un nombre bizarro. —No cuando se ha nacido en Sídney y se es australiana» (Leyva Piñata [Méx. 1984]). Tampoco debe emplearse bizarría con el sentido de ‘rareza o extravagancia’.

Anónimo dijo...

Si la biologa y Phd que estudio en Chicago le decia "miquitos" a los negritos norteamericanos que decir del hecho que en los años que estudie en los Andes 90 a 95 existia un equipo de microfutbol incrito con el curioso nombre de COSINCO que traducia colombia sin costeños y que lo sabia todo el mundo hasta el rector y se hacian los bobos. Los que creen que esto es un problema de USA o de militantes del PDA, del partido liberal o conservador son bizarramente cinicos. No reconocen a Garcia Marquez no por ser mamaerto sino porque es costeño. Y asi. Pero dijo Laury y debemos tenerlo en cuenta(uso un marco teorico)pero si se discrimina a ciertos grupos regionales(paisas, costeños etc)eso es contracultura o cosas de la geografia colombiana.

Anónimo dijo...

Y bizarro, segun el sentido de los paquitos de Superman, es el mundo al revés (o alverre en lunfardo) donde los buenos se convertian en malos y los malos en buenos, no recuerdo porque pasaba esto, creo que por ausencia de critonita o algo asi o de moralina que era una sustancia. Cambio y fuera.

Anónimo dijo...

“Killing Pepe”, de los mismos realizadores de “Los falsos positivos”

JuanDavidVelez dijo...

Juan Esteban, los economistas se burlan de los activistas, dicen que no se obtiene nada util, pero los activistas por lo menos influyen en los economistas que al parecer y dicho por ellos mismos son finalmente los que cambian el mundo y lo mejoran, que va de Juanes, en las marchas deben invitar es economistas, aunque Andres Felipe Arias que es una mezcla de Juanes y economista si va a las marchas, que manden a Juanes para la casa y que hable Andres Felipe.

JuanDavidVelez dijo...

Despues de todo Tom y Jerry si tienen sus privilegios

Anónimo dijo...

Alejandro felicitaciones. QUe articulo ta interesante, y ademas pone de plano, un poblema que por tabu no se trata, y por el miedo a caer en el racismo: La Identidad racial. Planteo una pregunta. Si un sistema "carcelero" trae consigo este tipo de problemas, cual seria una alternativa. Y si se podria pensar lo mismo para el contexto latinoamericano?

panÓptiko dijo...

Alejandro, no se porqué le sorprende la disparidad entre la baja en índices de criminalidad y la constante percepción de inseguridad entre el público americano. Por lo menos en las críticas no académicas - como Michael Moore o South Park - siempre se ha resaltado este defecto estadounidense en la construcción de la seguridad a través del miedo. Dan Gardner tiene un libro muy interesante y ameno al respecto - recomendado.

Haciendo eco del anónimo, yo también he escuchado varios comentarios vilipendiosos contra los costeños en los Andes. No se si Alejandro sepa algo al respecto.

Su percepción del suceso del hipopótamo me parece que dice más de usted que de los pelados de la foto. Aunque comparto totalmente el temor por el sobredimensionamiento del ejército, yo confieso que también me hubiera tomado la foto. Quién no?

Por último, con todo respeto, ya de por sí medio jartas, la discusión semántica de la semana está medio pendeja. Uno de esos casos en el que el diccionario esta bien y el universo está mal.

Todos llevamos la patria boba en el corazón.

Alejandro Gaviria dijo...

Panóptico: no he oído muchos comentarios insultantes contra los costeños en los Andes. Uno que otro de vez en cuando. Pero no más que contra los paisas. Si recuerdo que en la Universidad de Antioquia, en los años ochenta, había mucho odio o al menos animadversión en contra de los costeños. “Haga patria mate un costeño” era una frase común en los baños y otros lugares.

La discrepancia entre realidad y percepción en el crimen posiblemente tiene que ver con el 11 de septiembre (como dijo un anónimo) y con la el discurso en Bush (como usted sugiere). Pero hay algo más. Steven Levitt añade una hipótesis complementaria: los crímenes violentos han disminuido pero las víctimas no involucradas en actividades criminales (las víctimas aleatorias podríamos decir) han aumentado levemente.

Yo también me habría tomado la foto. Pero un batallón entero dedicado a cazar el hipopótamo me pareció exagerado. Le pregunté a un experto en temas militares acerca del supuesto sobredimensionamiento y me dijo que si hay zonas donde los batallones no tienen nada que hacer. El llamado Salto Estratégico, me explicó, busca precisamente concentrar las tropas en las áreas donde las Farc tienen todavía una presencia importante, sobre todo en las fronteras.

Alejandro Gaviria dijo...

Anónimo 17:02: las alternativas de política no son fáciles. El mismo Loury reconoce que el encarcelamiento de criminales reduce el crimen. Pero, como ya se dijo, un tratamiento distinto al tema de la droga disminuiría el problema. Una entrada a la cárcel, por una infracción menor, digamos la venta al menudeo de droga, reduce aún más las posibilidades económicas del detenido: disminuye la posibilidad de conseguir un trabajo más tarde en la vida y puede incrementar la experticia criminal. En jerga de economista, la cárcel aumenta la ventaja absoluta y comparativa de las actividades criminales.

Una alternativa (que en el futuro ganará importancia) es la detención residencial con supervisión electrónica.

Alejandro Gaviria dijo...

Cesar Rodríguez critica en El Espectador la opinión de Daniel Mera (enlazada previamente) sobre los programas de acción afirmativa en Colombia.

Pascual Gaviria dijo...

Algo sobre el tema de los costeños en la U. de los Andes y el micro fútbol. También me tocaron los clásicos entre Colsinco (Bogotanos y refuerzos) y Trépie -tres pies- (Costeños y refuerzos). El asunto era más un chiste deportivo que una animadversión racial, eran los finalistas de todos los semestres, los mejores equipos; y el pleito era con goles. Los aficionados estaban 50-50. No había barras bravas.

Anónimo dijo...

Pascual, si ve, lo que habia dicho: son chistes y cosas de la geografia nacional, nada racial.

Costeño dijo...

Yo lei un aviso que ponia costeño trabajador busca pereirana virgen.

Lanark dijo...

Llegando tarde a la discusión de la semana, me quedan todavía dos dudas muy diferentes entre sí que no se han tocado (creo):

1) ¿no es el interés de los carceleros (negocio privado) uno de los determinantes de la política gringa (antidrogas y de otra), via lobby de los sindicatos?

2) ¿No tiene la Universidad de los Andes un convenio o algo así con la Universidad del Norte, que le asegura un flujo más o menos constante de estudiantes costeños de estrato alto?
(la impresión que tuve fue que esos estudiantes eran perfectamente aceptados por los demás estudiantes, pero en algunos casos un dolor de cabeza para los profesores)

Anónimo dijo...

¡Que los gringos aprendan de Colombia, acá no hay racismo o ningún tipo de discriminación!

jaime ruiz dijo...

Yo estoy a favor de la acción afirmativa. Por ejemplo si le pregunto a una señorita si desea retozar conmigo, ¡espero la acción afirmativa de mover la cabeza arriba y abajo y sonreír! Pero no sólo por eso, sino porque cuando no hay acciones afirmativas sólo queda la inacción o las acciones negativas. Y no. Me perdonarán pero no. Por mucho que digan que estoy siempre descontento, me considero un entusiasta de la acción afirmativa.

Uno ya se acostumbra a todo ese falseamiento de las cosas mediante el eufemismo, pero este caso ya es intolerable. Como si mañana se empezara a decir "saludar" por "atracar" o "sonreír" por "escupir". Es verdad que "discriminación positiva" suena a oxímoron, como "injusticia buena", pero se podría haber dicho "discriminación correctiva", "políticas correctivas", "políticas compensatorias", etc.

Hay gente que se opone por principio a esas políticas porque disfruta de ventajas, y en realidad puede que apoyara la "acción negativa", por ejemplo de exigir ser de piel blanca para ocupar cargos públicos. A esa gente le convendría. Pero si se piensa en la igualdad o en el interés de promoverla, puede que sea dudoso el resultado de esas políticas.

Sobre todo porque refuerzan los guetos identitarios. ¿No desearíamos que las personas fueran respetadas y tuvieran oportunidades por encima de sus afiliaciones identitarias? No, ése no es el proyecto de los accionistas afirmativos. Lo que quieren es agrupar a los agraviados para sumar Mayorías (Mulatos, Maricas, Marihuaneros, Mujeres, Musulmanes, Miembros de Minorías regionales y sobre todo Malogrados), siempre con el trasfondo del relato "transformador" en el que los oprimidos corrigen la gran injusticia de este mundo sometido a la voluntad de HOMBRES BLANCOS MUERTOS (como se decía y tal vez se dice todavía en las universidades estadounidenses).

Yo creo que en cada persona hay un honor, una fama, una excelencia potencial. Suele alumbrar en las profesiones o en las vocaciones. El nuevo mundo del progresismo es uno en el que ese honor se acaba en ser agraviado, y en él no reinan los buenos médicos ni los buenos músicos, sea cual sea su condición, sino los maricas profesionales, los negros profesionales, los vascos profesionales, las mujeres que no tienen otra misión que enemistar a las demás mujeres con todos los hombres...

Ya les dije que estaba a favor de la acción afirmativa. Esa acción de los "progresistas" no lo es.

jaime ruiz dijo...

Tiene razón PanÓptiko en que esa discusión lingüística es jarta, pero tengo que insistir en una cosa que comentó un anónimo:

bizarro, segun el sentido de los paquitos de Superman, es el mundo al revés (o alverre en lunfardo) donde los buenos se convertian en malos y los malos en buenos...

Es que eso es Colombia, el mundo al revés. Hoy sale una columna de Mauricio Pombo quejándose de que en Colombia no hay libertad de prensa. ¿Qué significa libertad de prensa? En el resto del mundo se trata de que los dueños de la prensa pueden publicar o dejar de publicar lo que les da la gana. Cuando ocurre eso en Colombia se dice que no hay libertad de prensa. Y no es cuestión de Mauricio Pombo, tal vez la mayoría de los colombianos razonen así.

tecnopaís dijo...

Alejandro, no sé si conozca la herramienta Google trends. Muestra la cantidad de búsquedas en el tiempo de ciertos términos. Tal vez inspiró a la herramienta de El Tiempo, con la que Ud hizo el análisis de la columna "Uribemanía".

En todo caso, aquí hay un ejemplo interesante.

http://www.loosewireblog.com/2009/06/googles-suicide-watch.html

Anónimo dijo...

Cocaine sentencing

jaime ruiz dijo...

En los manuales de periodismo del exterior se dice que no es ninguna noticia que un perro muerda a un hombre sino que un hombre muerda a un perro. Pero en el mundo al revés eso no funciona: ¡acabo de enterarme de que las vacunas contra la gripe A irán primero a los países ricos! No es cualquier noticia, es el priimer titular de El Espectador.

Maldoror dijo...

Yo estoy a favor de la acción afirmativa. Por ejemplo si le pregunto a una señorita si desea retozar conmigo, ¡espero la acción afirmativa de mover la cabeza arriba y abajo y sonreír!

Y yo que pensé que no había nada más bajo que la capacidad argumentativa y los dotes poéticos de éste...se sorprende uno todos los días.

jaime ruiz dijo...

Tener gente ocupada de uno y muerta de rabia porque uno existe siempre es un halago, pero que lo sean estos académicos como Sergio o Lanark de verdad es un ultraje. Sergio, no lea lo que escribo, es algo que no está a su nivel, usted es un filósofo e historiador de gran categoría que no está para leer esas cosas.

De verdad que hace tiempo hago la misma pregunta y nadie parece responderme.

1. Esa clase de argumentación es propia de la Academia, es lo que se aprende en la Universidad de Los Andes. ¿Sí o no?

2. No, en realidad se aprenden otras cosas y los demás académicos no aprueban esas prácticas. Esto es muy dudoso porque nunca he encontrado la más remota sombra de desaprobación.

Nadie podrá decir que estos pensadores no son académicos o que no tienen formación en las universidades colombianas.

Pero es que los demás están en las mismas, comparten esas maneras y esa como elegancia interior. Sobre todo el arte más sutil que se aprende, según voy comprobando: el de no entender.

Maldoror dijo...

1. Esa clase de argumentación es propia de la Academia, es lo que se aprende en la Universidad de Los Andes. ¿Sí o no?

Jaime, relejase. Nadie está argumentando nada. A menos que ud crea que una burla a sus dotes humorísticos es un argumento (lo cual no me sorprendería).

jaime ruiz dijo...

Insisto, ¿qué filosofía puede aprender alguien que habla de "dotes poéticos"? Yo conozco a cientos de personas que no han terminado el bachillerato y que se escandalizarían de leer eso. ¿Qué es lo que aprenden?

Pero empiezo a sospechar algo. Salinger cuenta una historia sobre un experto en caballos chino que se quiere retirar de su cargo y el emperador le exige que le recomiende a otro experto; pero al cabo de un tiempo el emperador lo manda llamar a reprocharle que le hubiera recomendado a un experto que no sabía nada. El ejemplo que le dio el emperador era como que no se había dado cuenta ni del color ni del sexo de una caballería que había hecho comprar. El viejo experto se quedó fascinado: ése si que era un verdadero experto. No perdía ni un segundo en lo accesorio sino que se concentraba en lo esencial. Por eso se le pasaba el sexo y el color de la bestia.

Así es nuestro pensador. ¿Qué importa que hable de "dotes poéticos" cuando el sentido profundo de su aserto roza cimas muy altas de la espiritualidad humana.

Y yo que pensé que no había nada más bajo que la capacidad argumentativa y los dotes poéticos de éste...se sorprende uno todos los días.

¿Cómo pueden ser bajos "los" dotes "poéticos"? ¿Cómo puede ser baja la capacidad argumentativa?

Yo doy por sentado que todo el mundo en la Universidad de Los Andes tiene esa calidad y esa hondura reflexiva. De otro modo, ¿cómo es que nunca nadie desaprueba a este pensador?

jaime ruiz dijo...

¡Ahora también tengo dotes "humorísticos"!

4. f. Excelencia, prenda, calidad o capacidad apreciable de alguien U. m. en pl. Dotes de mando.

La f que hay después del 4 quiere decir "femenino". Ya sé que no lo sabían, por eso se LO señalo.

Maldoror dijo...

Volviendo al tema de las penas en Estados Unidos....creo que si este tipo de penas por robar una caja de herramientas (¡30 años!) son comunes, entonces los "expertos" que las defienden...como decirlo...tienen mucho huevo

Maldoror dijo...

Ay Jaime

Listo. Era femenino ¿Y qué? Igual, alguien que se precia tanto de escribir bien debería aprender a cerrar una frase interrogativa. Ni hablar de su pregunta sobre lo que supuestamente son "capacidades argumentativas". El punto se sostiene: Ud es tan chistoso como buen poeta, y ni siquiera sabe lo que significa la palabra argumentación...lo cual es evidente en todo caso leyendo la mayor parte de lo que escribe

jaime ruiz dijo...

Claro, si el juez es Sergio, ¿cómo no va a comprobar si los demás entiende qué es argumentación? Y naturalmente que a todo el mundo se le puede pasar cerrar una interrogación por escribir rápido, no es como escribir "un" idiotez y después quitarle importancia.

Usted no entiende nada no sólo porque es oligofrénico sino porque no quiere entender. Claro que tendría que dejar de ser oligofrénico para entender que para entender necesita querer entender, y el tratamiento para eso todavía no se lo han inventado.

JuanDavidVelez dijo...

No estoy siendo ironico.

En cambio a mi me descresta la gente de esa universidad de los andes, me parecen unos tesos.

Entre otras cosas he tratado de hablar de "usted" como hacen ellos, porque es mucho mas academico, el "usted" le da rigor a la argumentacion.

Pero por eso es que admiro a Constantino, porque tan jovensito y se pone a argumentarle a Maldoror, Constantino no come cuento de que es la universidad de los Andes, eso me parece admirable y es una actitud mas necesaria que un hijueputa. (claro que entiendo que el estudia en una universidad tambien de ese nivel).

Maldoror dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maldoror dijo...

Jaime:

¿Si el juez soy yo, para qué puse el enlace? Pero bueno, estamos hablando de alguien que confunde una burla con un argumento. No puedo exigirle tanto.

jaime ruiz dijo...

Sergio, usted no sólo es imbécil sino además un psicótico: cree que escribo sobre el fenómeno de corrupción del lenguaje presente en expresiones como "acción afirmativa" para perseguirlo a usted (de ahí el enlace a la argumentación ad hóminem).

Lo divertido, insisto, es que a Alejandro y a los demás no les incomoda que se diga que es lo que enseñan en la Universidad de Los Andes.

Insisto: Colombia es el mundo al revés, la discusión que plantea Sergio sólo se vería en otros países en las prisiones. Estoy seguro de que uno va a una prisión colombiana y encuentra gente muchísimo más razonable y más atenta a lo que dicen los demás, menos dada a acallarla con insultos y juicios idiotas (como la valoración que hace Sergio de los versos que escribo, que sólo he publicado aquí algunos sobre William Ospina la semana pasada. DIOS MÍO, ¡semejante cretino! Ya me gustaría leer un solo verso suyo.)

Pero sólo es un resultado de esa inversión de las cosas que se llama colombianidad. Dicen que en India ponían a los locos a gobernar. En Colombia ponen a los retrasados mentales a trabajar en universidades, y a nadie le incomoda ni escandaliza.

JuanDavidVelez dijo...

A mi me parecian unos tesos mis profesores.

Jaime, ¿como debe ser una universidad?, ¿deben echar a la gente que pierde?, ¿que deben enseñar?, ¿cual debe ser el proposito de la educacion en una universidad? ¿debe estudiar mucha gente?, ¿solo deberian estudiar los genios?, ¿el profesor debe nivelar la clase por lo bajo para que todos entiendan o por el contrario debe darle mucho nivel y que va ni que hijueputas que la gente normal no entienda?

Maldoror dijo...

Sergio, usted no sólo es imbécil sino además un psicótico: cree que escribo sobre el fenómeno de corrupción del lenguaje presente en expresiones como "acción afirmativa" para perseguirlo a usted (de ahí el enlace a la argumentación ad hóminem).

A ver...¿Dónde dije o siquiera sugería algo así? ¿Y después se queja de la comprensión de lectura de ALGUIEN? No hablemos de tratarlo de psicótico. Yo simplemente me estaba burlando de su sentido del humor, que me parece tan malo como su poesía o su capacidad de argumentar. Su diatriba contra la acción afirmativa realmente me traía sin cuidado (dejé de leer exactamente en su mal intento de chiste). Así que en últimas, el psicótico acá es usted, no yo.

Y Jaime, deje de en serio de llorar. Nadie lo está acallando. Más bien, ya que le gusta tanto, busque la definición el diccionario de victimismo.

JuanDavidVelez dijo...

Jaime, ¿quien debe pagar el estudio de la gente?, suponiendo que vos creas que deba ser subsidiado o financiado por el estado o por alguien ¿cual debe ser el criterio para dar los subsidios o la financiacion?

Lanark dijo...

Esto de las penas absurdas y desproporcionadas me recuerda la historia de Phil Zimmermann, creador del protocolo más popular de encripción, al que un fiscal de los Estados Unidos trató de meter a la cárcel por el delito de "exportar municiones"; aparentemente que la gente común pudiera encriptar su correo se consideraba una amenaza para la seguridad nacional. El enlace está en inglés, pero también había mencionado el asunto acá.

Aún hoy en día el estatus legal de los paquetes de código abierto para criptografía es dudoso, gracias al lobby de los monopolios de siempre; lo cual no ha impedido que el uso de PGP y ese tipo de cosas sea más extendido que el de cualquier producto privado.

Sin embargo, cambiando de tema, esto palidece al lado de otras hazañas del lobby carcelario. Estas corporaciones no se iban a limitar a explotar gente que ha cometido delitos, ni mayores de edad, no señor; también están los inmigrantes. Esos son aún mejor negocio, porque a aún menos gente le interesa lo que les pueda pasar.

Maldoror dijo...

Lanark:

Gracias por el enlace sobre HUTTO. Hace estaba buscando datos sobre eso. A mi me contaron que hay un documental sobre el tema y un blog dedicado a denunciar ese centre ¿ud los conoce?

jaime ruiz dijo...

Juan David: escribí un post sobre eso.

JuanDavidVelez dijo...

Gracias Jaime, esta muy bacana tanto la entrada como los comentarios que pusieron.

Alejandro Gaviria dijo...

Glenn Loury habla de Colombia, de Obama y de Sarah Palin.

Anónimo dijo...

Jaime y Maldodor,no hay duda alguna, los dos tienen razon:son un par de idiotas incorregibles cuando se ponen en ese plan de sabiondos quisquillosos, se comportan como un par de adolescentes idiotas (excusenme el pleonasmo). Les sugiero, intercambien correos y se insultan personalmente. Cargantes.

Javier Moreno dijo...

Juzga y diagnostica muy rápido este señor Loury. De todas maneras el sistema de seguridad paranoico de Los Andes siempre da mala impresión.

¿Cuál será el porcentaje de civiles en Colombia que trabajan en seguridad? Debe ser alto, pero no tan alto como el tipo sospecha.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 17.05: perdón por ser cargante, pero esa gente sólo sabe envilecer los foros para silenciar a los que no piensan como ellos. Yo no comento lo que escriben, salvo que tenga que defenderme de sus insultos.

Maldoror dijo...

Según este artículo, para 2007 la seguridad privada generaba 170 mil empleos, y para fines de 2006 facturaban 2.5 billones de pesos, entre poco más de 3000 empresas dedicadas a ese fin.

Igual creo que Loury estaba adivinando no juzgando o dando estimaciones definitivas. Y no creo que sólo la seguridad de la universidad de los Andes lo haya dejado asustado. En Bogotá uno ve militares patrullando las calles constantemente, armados con ametralladoras. En todos lados hay vigilantes, tanto en la calle como en los edificios.

Andrés Felipe Succar dijo...

Sergio:

Es cierto que en Bogotá uno observa militares patrullando las calles con armas largas. Pero creo que este fenómeno, en comparación con otros países de la región, es mucho menor en nuestro país. De hecho, si se fija bien, los militares en bogotá usualmente se limitan a patrullar zonas en donde se encuentran altos mandos, como las residencias tequendama o el cantón del norte.

En contraste, una de las cosas que más me sorprendió de Venezuela cuando fui a dar un concierto por allá, fue que de la seguridad del evento se encargó la policia, la cual andaba, dentro del recinto, con uniformes camuflados, con armas cortas en la funda y armas largas a la vista. todo al mejor estilo militar. Si observa bien un concierto colombiano, de la seguridad se encarga una empresa de logística completamente desarmada que tiene el apoyo de la Policía Nacional igualmente desarmada y sin trajes camuflados. La razón es simple: un arma en un evento masivo, así sea en manos de la policía, es un peligro.

panÓptiko dijo...

Sentimientos encontrados con el video de Loury. Como dije acerca del hipopótamo, creo que las opiniones de ese señor dicen más de él que del país - menos en lo que respecta a la seguridad en los Andes. Loury ve lo que quiere ver, y dice haber experimentado un montón de situaciones del país que ni idea donde se la pasó metido - seguro que Jaime diría que escuchando a estudiantes y profesores universitarios, lo que es muy posible.

Me parece también que hablar de la seguridad privada en Bogotá sin matizar el fenómeno es un error grave. Salvo cierta burbujas estratégicas, el celador es una evolución del peón de hacienda, encargado de echar un ojo, avisar la llegada de la visita, y hacer oficios varios. No nacen de, ni tienen mayor relación con el problema del terrorismo. No tienen entrenamiento militar y, de estar armados, el arma cumple más una labor de disuasión. Pero la culpa no es de Loury, sino de nosotros mismos que no nos hemos encargado de intentar de separar dos problemáticas que fácilmente se confunden - el crimen común y el narco-terrorismo.

Me gustaría conocer la opinión de Alejandro al respecto - eso de sólo botar el link es como sospechoso...

Maldoror dijo...

Panóptiko:

No veo a Loury (o a alguien) diciendo que la seguridad privada en Colombia tiene que ver con el terrorismo. Lo que el dijo es que tienen que ver con un problema de seguridad (habla sobre las enormes cantidades de dinero que, estima, se deben invertir para proteger los bienes de la población).

panÓptiko dijo...

Hombre, Sergio, siga el hilo de lo que está diciendo el señor. Narcotráfico, secuestros, paramilitares, luego dice que los vigilantes de los andes están ahí por la amenaza terrorista, y luego hace su estimativo de la gente que vigila la propiedad privada...

Yo no tengo el dato, pero 20% de la fuerza laboral está en el sector seguridad? De pronto si, pero con una concepción ampliada de la seguridad como la de la seguridad humana, dónde asuntos alimentarios, de salud, económicos y ambientales entran también en la ecuación.

Alejandro Gaviria dijo...

Loury fue sin duda bastante superficial en sus juicios. La cifra de 20% de la fuerza laboral en labores de seguridad no tiene sentido. El porcentaje no debería superar el 5%. Si tengo algo de tiempo, lo calculo esta semana. Así mismo, su impresión de que el tráfico de drogas determina muchos elementos visibles de la sociedad o del paisaje urbano es equivocada. Son las impresiones de un turista, no de un experto en este país.

Malcolm Deas señaló recientemente que mientras los colombianos habíamos mejorados nuestro entendimiento del mundo, los extranjeros no habían mejorado su comprensión de Colombia. Este país sigue siendo muy difícil de entender desde afuera.

Alejandro Gaviria dijo...

Opinión de Loury sobre las políticas de acción afirmativa .

Javier Moreno dijo...

Sí, parecía puro turista. Y ni siquiera uno particularmente observador. Me dio la sensación de que buena parte de lo que decía eran ideas que ya tenía antes de ir.

Carlos dijo...

Hay militares patrullando las calles en muchas ciudades colombianas, en especial, porque muchas brigadas o bases están dentro de las ciudades. Esos militares esta patrullando el perímetro de las bases/brigadas.


La verdad se ve mas policía y vigilancia en Estados Unidos.

En Europa, en ciudades como Londres que tienen menores tasas de desigualdad, hay cámaras por todos lados vigilando al estilo gran hermano.

El problema de la inseguridad es global y si bien la desigualdad es parte de las causas no creo que sea la única.

El caso de Venezuela, que sigue fielmente el libreto de la izquierda tradicional, ilustra que aumentar el estado de bienestar o implementar el socialismo, no resuelve esa inseguridad ni el crimen. De hecho, en una década de Chavismo han pasado 4.500 homicidios al año a 13.200

Aquí en Bogota, hemos tenidos dos gobiernos del PDA, se ha aumentado sustancialmente eso que llaman "inversión social"(en educación, salud, recreación,programas de alimentación,entre otros) y la inseguridad es terrible.

No veo que las políticas usuales para reducir la desigualdad efectivemente reduzcan el crimen y la inseguridad.

Tal vez por eso los gobiernos de derecha que prometen orden y seguridad tienen un espacio electoral importante en varias democracias.

Me parece que la izquierda debe de dejar de insistir con tanta confianza que reducir la desigualdad va a acabar con el problema del crimen y la inseguridad.

Reducir la desigualdad es una cuestión de justicia no de orden público.

jaime ruiz dijo...

Carlos, ¿de modo que en los países bolivarianos se ha reducido la desigualdad? Claro que se vuelve a la misma descripción: si dentro de poco se consigue hacer emigrar a Sarmiento Angulo y a un centenar de potentados, la desigualdad se habría reducido casi tanto como el volumen de comida de los niños pobres.

Las propuestas de la izquierda se reducen a una "pónganme a mí". La única causa de los problemas es que el poder lo tienen otros, y de ahí salen esas suposiciones tan típicas de que en los países comunistas no hay inseguridad ni corrupción.

Maldoror dijo...

Carlos:

Me da curiosidad...¿Por qué la retalía sobre la igualdad y su relación - o falta de- con la seguridad? No entendí de donde salió eso. Creo que Loury en efecto se descachó en sus observaciones. Pero pretender que la seguridad es un problema más o menos igual en todos lado es una mentira. Yo si entiendo la sensación de inseguridad que debe sentir un visitante del primer mundo en Bogotá ¿Cuantas ciudades europeas o gringas tienen el ejército patrullando por las calles o el número de vigilantes de seguridad privada que hay en Colombia o en cualquier otro país del tercer mundo (o latinoamericano)? No sé porque detecto cierto tufillo nacionalista en las reacciones de algunos a los comentarios de Loury...

Anónimo dijo...

retalía ????????

Andrés Felipe Succar dijo...

Que en Colombia haya militares patrullando es un fenómeno que se explica, de un lado(como dijo Carlos), por la distribución de las bases militares en los cascos urbanos ; de otro, por un problema histórico en la asignación de roles y misiones a la Policía Nacional y a las FFMM, que, vale decir, se ha venido corrigiendo paulatinamente; finalmente, por las características de las amenazas en el país: Delincuencia común, pero al mismo tiempo grupos armados organizados con cierta estructura de mando y capacidad bélica superior a la de la Policía.

Es decir, Bogotá no se encuentra amenazada exclusivamente por el ladrón de bancos, sino también por la guerrilla, y eso requiere la presencia de las fuerzas militares.

El punto, finalmente, es que a uno se le hace más odioso que la vigilancia esté a cargo de un personaje con armas largas y camuflado, y no de una cámara o un policía con spray de pimienta. Eso es apenas entendible en entornos urbanos donde el gobierno civil está plenamente instaurado y no enfrenta amenazas subversivas, pero como sabemos, eso sólo pasa en las grandes ciudades del país, si acaso.

En últimas, lo que creo es que Colombia sí ha hecho grandes esfuerzos por reasignar los roles y misiones de Policía y Ejército. Otra cosa es que en el imaginario de la gente el ESMAD sea un escuadrón militar, cuando en realidad es la unidad de policía menos armada, más vulnerable, y que menos uso de la fuerza puede hacer.

Alejandro Gaviria dijo...

Sam Bowles, otro economista gringo conectado con los Andes, escribió recientemente un artículo en el cual intenta cuantificar la importancia económica de la industria de protección privada en los Estados Unidos. Una investigación similar podría hacerse para el caso colombiano. Los datos no son difíciles de conseguir. Puede ser un buen tema de tesis.

America devotes about a quarter of its labor force to conflicts over dividing up the pie rather than producing it--far more than other nations. Inequality may be among the reasons.

Alejandro Gaviria dijo...

Percepción y realidad en los datos de homicidio en los Estados Unidos. Las cifras son impresionantes. Casualmente acaba de ser publicado un buen libro al respecto, titulado The Science of Fear escrito por el periodista Daniel Gardner.

Anónimo dijo...

Alejandro, no he visto el artículo de Bowles, pero igual ese cálculo no puede ser tan sencillo como ud. sugiere... Determinar cuánto se gasta una economía en "mantequilla" y "cañones" no es tan claro como parecería a primera vista.

Si se quiere buscar cuántos recursos un país destina a "defenderse de sí mismo", a disminuir todo tipo de crimenes en su interior cometidos por sus ciudadanos e inmigrantes, para estimar el tamaño del uso "improductivo" de esos recursos, ud. tiene que hacer al menos las siguientes tres cosas para que el ejercicio sea completo, por el lado económico:

1. Diferenciar recursos gastados en protegerse de otros o de usted mismo. Es decir, gasto público y privado para montar una guerrra en Irak no es gasto para reducir el crimen en Alaska (o, la alternativa, le creemos cada palabra a Bush). Si ud. ve el fenómeno criminal como un asunto local más allá si económico, sociológico o cualquier otro "ico", no vaya a incluir a gente que trabaja en Lockheed diseñando cohetes en esa cuenta... Ahí trastocaría ventajas comparativas internacionales con las cercas que la gente construye para que no se le metan los ladrones.

2. Diferenciar capital fijo que sirva para disuadir el crimen, en particular los conflictos sobre la propiedad (hasta los muros de un edificio pueden ser "disuasivos"), de la industria de servicios de seguridad (en la forma de celadores, CCTV o cosas similares cuantificadas anualmente) porque el tamaño de la industria anualmente no le dice mucho por sí sola. En otras palabras, rejas y muros deben meterse en una misma cuenta que salarios de guardaespaldas, lo que diiculta enormemente las cuentas.

3. La seguridad "entre ciudadanos" no es un bien público como se lo pintan a uno en los textos. Hay que contemplar que la seguridad, sea pública o privada, tiene externalidades positivas como ilustra Levitt con el lojack en el caso de los hurtos de carros en EEUU. Un ejemplo más cercano: cerca a mi casa hay un corredor peatonal que solía ser un festín para los atracadores, pero hace 6 meses se volvió tan seguro cualquier otro. ¿Cómo? ¿Pusieron un CAI? ¿Patrullaron con mayor frecuencia? No. Construyeron un edificio cerca de oficinas con vigilancia 24 horas y se acabó el problema. Ahora bien, si la externalidad a nivel social es alta, eso le dañaría los cálculos y los juicios que pueda hacer sobre la magnitud del gasto en seguridad y sobre su carácter "improductivo".

Hay más y mejores razones para pensar que ese ejercicio no es nada fácil...

Qué opina?

Anónimo dijo...

Antes la información de medios se dividía en dos grandes bloques: noticias y entretenimiento. Ahora hasta las noticias se han convertido en entretenimiento, y allí el terror es un arma clave para fomentar las ventas. Las desapariciones y asesinatos de menores son uno de los temas favoritos de los medios masivos. Hay cadenas especializadas en seguir los crímenes más horrendos que transmiten durante las 24 horas del día todas las minucias y especulaciones relacionadas con estos casos. Ni los deportes han logrado sustraerse a esta tendencia. No en vano los grandes atletas, para poder vender, tienen que tener alguna historia de terror en sus vidas privadas o profesionales. Tampoco se salvan las predicciones meteorológicas, que siempre deben anunciar toda clase de posibles catástrofes, aun antes de que ocurran, si es que ocurren. Cada año depara "la peor temporada de huracanes desde que se llevans estadísticas", el invierno más frígido desde la edad de hielo, y así sucesivamente. Vivimos en un mundo de horrores superlativos que venden a las mil maravillas. La transfiguración que ha sufrido la cadena CNN desde que estaba en manos de Ted Turner hasta que cayó en la trampa de la competencia con Fox, en garras de Rupert Murdoch, es tal vez una de las manifestaciones más dicientes de este fenómeno. Es obvio que la gente que pasa horas enteras viendo estos programas tiene que vivir aterrorizada de lo que le pueda suceder tanto fuera como dentro de su propia casa. El poder de la NRA no es gratuito ni producto exclusivo de su capacidad de cabildear ente el Congreso. El terror inducido desde los medios es su gran aliado.

Alejandro Gaviria dijo...

Yo tampoco he leído el artículo de Bowles. Lo miré rápidamente hace unos meses pero no puedo juzgar la metodología. Comparto su escepticismo. Nunca sugerí que el cálculo fuera fácil. Incluso puede ser conceptual (más que metodológicamente) imposible. Estimo, en todo caso, que Loury estaba pensado en este paper cuando dijo que en Colombiua 20% de la fuerza laboral se ocupa en actividades de protección.

Carlos dijo...

Sergio: no es reacción nacionalista.Para nada.

Colombia es un pais con un conflicto armado lleno de bandas (AUC, Guerrilla) dedicadas al crimen o al puro terrorismo. No se porque nos sorprendemos que haya fuerza pública en las calles y una alta inversión en seguridad privada.

Claro, la desigualdad explica parte de ese fenómeno. Pero mi punto es que no del todo. Hay países igual o mas desiguales que Colombia y no tienen tantos problemas de seguridad/orden público/crimen.

Pero,mi percepción personal y por lo que he leído, en Estados Unidos también hay mucho policía en las calles (de hecho en muchas ciudades y Estados los votantes/electores han pedido mas policía).

Por ahí hay estadísticas que dicen que en USA en ciertas ciudades hay mas policías por habitante que cualquier ciudad colombiana.

Por otro lado menciono el caso de Londres donde hay cámaras por todos lados, al mejor estilo orwelliano vigilando. Por qué? Recordemos el terrible atentado terrorista de Al Qaeda hace unos años.


Por otro lado, hay que tener en cuenta que en Estados Unidos, la ley "Posse Comitatus" restringe el uso de militares dentro del territorio norteamericano para labores de polícia (ley que por cierto, Bush II se pasó por la faja al final de su mandato)

Carlos dijo...

Al tema del miedo no hay que complicarlo tanto.

Simplemente "crear miedo" es una de las tácticas usuales de las élites políticas. (Ej:miedo al comunismo, miedo a USA, miedo a los inmigrantes,etc)

Como decía H.L. Mencken: "The whole aim of practical politics is to keep the populace alarmed (and hence clamorous to be led to safety) by menacing it with an endless series of hobgoblins, all of them imaginary."

Anónimo dijo...

Esta desesperado. Primero creyó que los cacaos gringos eran tan corrompidos como los de aquí y se fue a negociarlos.
Ahora cree que entregandole el territorio colombiano, compra a Obama.

jaime ruiz dijo...

Parece que las teorías conspirativas son abominables salvo cuando lo complacen a uno en alguna manía, como un botiquín en el que cada miembro de la familia tiene sus venenos. El blog que compara los índices de homicidio y la información al respecto en la prensa da por sentado que alguien, un agente creador de "histeria", decidió dar preponderancia a esas noticias en la prensa para mantener el estrés con quién sabe qué fines.

Me parece más razonable pensar que esas noticias aparecen porque la gente las demanda, y que el ambiente de pánico puede venir de antes y estar en la base de la reducción de homicidios. Y que la gente definitivamente quiere vivir segura.

Hace como veinte años alguien me describió la sociedad estadounidense como una obsesionada hasta lo enfermizo por la salud. Ahora se me ocurre que, tal como nunca se es demasiado guapo ni demasiado rico ni demasiado flaco, nunca se cuida suficientemente la salud. La obsesión por la salud es el síntoma de que la gente tiene mal que bien resueltos los demás problemas.

Pero mirando en retrospectiva esos comentarios me doy cuenta de que ya entonces era la opinión general: los estadounidenses son a un tiempo infantiles y decadentes, criminales e ingenuos, perversos y estúpidos. Siempre tendrán ese karma de no ser como nosotros. Si se angustian ante la posibilidad de que los maten, por escasa que sea, es por su intrínseca deformidad.

Hay una imagen que nunca me abandona: estar en una zona rural en Colombia en la que la posibilidad de que un bus atropelle a alguien es altísima. Parece que nadie sufre angustia por eso, que más bien tomar precauciones parezca afeminamiento o melindrosidad. Como si la vida fuera tan fácil y barata que una que se pierda no tiene por qué amargar a nadie. En los países ricos la gente es individualista, cada uno piensa casi sólo en sí mismo. La prosperidad les ha proporcionado una consideración elevadísima de sí mismos. Cualquier posibilidad de sufrir un robo o morir asesinados empieza a parecerles intolerable.

Eso resulta más plausible que la conjura de los medios para volver paranoica a la gente.

Maldoror dijo...

Carlos Y Andrés:

Al final fijense que uds son los que terminan concediendo el punto: la percepción de Loury es apenas comprensible y lógica. Colombia es un país muy inseguro y es natural que un visitante de otro país, menos inseguro, sienta eso al venir acá. Que si es por terrorismo o delincuencia común (o una combinación de ambos) es irrelevante. Lo del nacionalismo lo decía porque los ví en una posición muy defensiva, cuando nadie había insinuado nada sobre las razones por las cuales se percibía a Colombia como inseguro.

Por otro lado la teoría de Jaime Ruiz es bastante poco convincente. El miedo en la sociedad gringa no se puede explicar únicamente como producto de unos estándares más elevados de preocupación por el bienestar propio. Eso es ignorar la historia norteamericana, en la que el miedo y la unión en torno a un agresor externo han sido explotados políticamente por décadas (y es ser ignorante de que el miedo es parte integral de la plataforma del partido Republicano desde hace décadas). Un ejemplo clásico es la discusión en torno a la pena de muerte en el debate entre Dukakis y Bush padre a fines de los 80...miren la preguntica con la que sale el periodista..

También me acordé de este documental clásico sobre la propaganda gringa en la guerra fria.

Constantino Villegas dijo...

Hasta aquí llega la abstinencia de comentarios. Sobre aquélla palabra: los esnobistas que no pueden decir “extraño” o “excéntrico” tienen que deformar una palabra que tiene su propio valor en el castellano. No admitiré contradicción, pues lo cierto es que un gamín no usa la palabra bizarro para referirse a lo raro. Dicho uso lo introdujeron los seudointelectuales. Y no me importa si todo surge de la traducción de un trujamán pendejo que ignora la vastedad de nuestra lengua. Menos me importa si le sirve a Jaime Ruiz para manifestar una idea. ¿Acaso no encuentra una expresión más adecuada? No sé quién fue el erudito que empezó el adulterio, pero lo cierto es que no parece haber oposición. Bien dice Schopenhauer: “No existe oposición contra la estupidez: cuando uno ha cometido una auténtica burrada, el resto se maravilla y se apresura en reproducirla”.

Pero aquí eso no importa. Todos entendemos lo que nos dice el sapientísimo Maldoror. La virtud no está en su claridad conceptual (cuya existencia cuestiono), sino más bien en que sus escritos son banales, insignificantes, dado que tratan asuntos comprensibles hasta para un niño. Nuestro colega debería probar suerte como escritor de cuentos infantiles.

Entre otras cosas, yo creo que sí puede haber mentes brillantes en las universidades colombianas. Así sea una entre un millón. Pero, pregunto, ¿es preciso concederle título y diploma a un rufián que dice cosas como la siguiente?:

Al final fijense que uds son los que terminan concediendo el punto: la percepción de Loury es apenas comprensible y lógica. Colombia es un país muy inseguro y es natural que un visitante de otro país, menos inseguro, sienta eso al venir acá

Vil granuja: si semejante percepción de un académico que busca la objetividad es “comprensible y lógica”, entonces yo pierdo el tiempo cuando busco el absurdo entre su arenga. Así las cosas, toda su truhanería se muestra diáfana: es comprensible y lógica.

jaime ruiz dijo...

Pobre Fajardo, con tanto trabajo de campaña se le extravían las cartas. Ya puede dedicarle a Piedad Córdoba la vieja copla:

Ni contigo ni sin ti
tienen mis males remedio,
contigo porque me matas,
sin ti porque yo me muero.

panÓptiko dijo...

Alejandro,

El libro ya tiene más de un año de publicado, pero si es bastante interesante - a pesar que a Carlos le parezca que al miedo no hay que complicarlo. Gardner hace un recorrido super interesante desde la concepción psicológica del miedo, pasando por el uso para vender productos, para vender periódicos, hasta su uso político. En particular me impactó la historia de los implantes de silicona: nunca pudieron probar que efectivamente que si producían problemas en el organismo, pero el miedo y el hiper-sensitivo sistema judicial gringo le dio la razón a las consumidoras. También el capítulo sobre como se creo la mala fama de la química desde los 60-70s es muy ilustrativo.

Gardner es un buen observador, y la combinación de fuentes académicas con seguimiento periodístico y anecdótico, hacen del libro una lectura muy agradable. Lástima que no se dio cuenta de que recomendé el mismo libro en mi primer comentario de esta entrada...

Saludos,

jaime ruiz dijo...

El asesinato de Pepe suscita otra honda reflexión, esta vez de Óscar Collazos. Conmovedor:

Los funcionarios no esperaron que la especie acabara de adaptarse a su nuevo hábitat, ni que los humanos encontraran natural convivir con ejemplares que merecían la nacionalidad.

Maldoror dijo...

Vil granuja: si semejante percepción de un académico que busca la objetividad es “comprensible y lógica”, entonces yo pierdo el tiempo cuando busco el absurdo entre su arenga. Así las cosas, toda su truhanería se muestra diáfana: es comprensible y lógica.

Que decir. Un exposición clara de mi "truhanería". No es que Colombia, "objetivamente" sea un país inseguro. No sé como se le pudo pasar por las cabeza a Loury.

Juan Esteban dijo...

“el miedo de vivir es el señor y dueño, de muchos miedos mas, voraces y pequeños”

Eso cantaba la Rinaldi … pero creo que por ahí cerquita esta el quid del asunto … yo llevo años preguntándome como hace uno para apartarse de la paranoia colectiva? .. Simplemente se resiste a entrar en la escalada armamentista? (a nivel individual, alarmas, celadores, armas, grupos de limpieza social, etc) y cuando resulta que le toco en suerte el gatillero que extravió la ruta (la excepción estadística..!!!) .. todos los observadores dicen: .. “vio, eso le pasa por tirárselas de pacifico, debió cambiar de jibaro, dejar de fumar esa porquería y seguir como venia, armado hasta los dientes…y no le pasaba nada!!!”
Con todo respeto, atribuir la sensación de inseguridad a lo que dicen los medios o a las estadísticas es alimentar la bestia… mientras más caos creemos (del verbo crear..) .. más vendemos sistemas de protección, mas condominios con porterías electrónicas y celadores con fusil, más educación tipo: no se meta con esas niños uichh, más ciudades fragmentadas, más ghettos, más exclusión y peor viviremos .. parece una espiral .. pero por donde se rompe…? .. y le va la madrecita al que me hable del sistema judicial, carcelario y demás … ya lo dijeron por aquí y con mucho sentido .. entre más cárceles, más presos .. y el indicador de percepción (si se me permite llamarlo así..) sigue subiendo …!!!!

jaime ruiz dijo...

Muy bueno lo de Juan Esteban. El caso es que hay tres hechos: 1. La gente vive obsesionada por ser víctima de algún delito. 2. Hay dos millones de presos (0'7 % de la población). 3. Baja drásticamente la tasa de homicidios. ¿No habrá una relación causa-efecto?

Puede que el sistema judicial se cebe con los negros, pero en general tiende a cebarse con los pobres, ya que para que los despojos de éstos lleguen a sumar lo de Madoff, Sadam o Mugabe hacen falta muchos miles de pequeños delincuentes. Y sin duda habrá excesos, pero la idea de un umbral tolerable de delincuencia me parece un síntoma de adaptación a la normalidad colombiana.

Siempre queda la explicación de que tantos presos y tantas leyes represivas son producto del lobby de la industria del castigo. Es la academia colombiana. También me enteré de que un profesor de Los Andes aseguraba que el 11-S había sido obra de Bush o de la CIA.

Pero en fin. Más que condenar a los carceleros deberíamos pensar en otra clase de castigos o en otra clase de prisiones. Por ejemplo, con tanta gente, podrían construir una ciudad en la que según el prontuario y la peligrosidad los penados tuvieran un margen de libertad y pudieran hacer una vida productiva y sin tormentos.

Claro que eso es difícil con tantos verdugos vocacionales como hay en todas partes.

Juan Esteban dijo...

Perdón, una aclaración de percepción.. porque o sino no tiene ningún sentido lo que escribí .. (pensándolo bien .. con la aclaración tampoco tiene ningún sentido..!!!)
El centro de mi diatriba es que yo profeso la convicción por los espacios abiertos…
así como para levantarme lo del mercado me toca vivir encerrado y mamarme la estulticia de más de un funcionario publico de alto nivel, en lo que me queda de mi vida me encanta llegar a la vereda y tomarme las agrias con el que cultiva maíz, con el veterinario, con la vecina de la tienda o con el pisco del condominio que se mama de estar encerrado y sale a dar una vuelta a ver si lo atracan…!!! algunos de ustedes dirán que la gente normal no vive así … y que la mía es una visión ingenua y romántica de la vida .. (es cierto .. en eso soy medio guevon…!!!)… pero es que no puedo vivir encerrado .. es un problema de viseras…

Juan Esteban dijo...

huyyy que pena...!!!
era un problema de vísceras... no de viseras... que animal..!!!
mil excusas .. prometo no seguir escribiendo....

Maldoror dijo...

Es la academia colombiana.

Es chistoso. Aquí no han sino dado referencias de académicos gringos, pero Jaime Ruiz todavía no los logra ubicar en el mapa correctamente.

jaime ruiz dijo...

Sergio, no quiero discutir con usted, pero ¿no es Lanark un académico colombiano, como usted? Tampoco quiero discutir con Lanark, sólo registro la conformidad generalizada con esa clase de explicaciones.

Maldoror dijo...

Jaime:

Claro. En vez de estar conformes con las explicaciones de los académicos gringos que a ud no le gustan, tenemos que aceptar las suyas (que incidentalmente, son explicaciones de un colombiano sobre la realidad estadounidense) ¡Lo hubiera aclarado antes!

Anónimo dijo...

Como será de tracalero el sr Uribe que logró que el número 3 quede convertido en 1 como por el arte del birlibirloque. Eso fue lo que hizo con la terna para fiscal, con el único propósito de poner a la H Corte Suprema de Justicia a elegir al padre de las recompensas ex ministro de Defensa Camilo Ospina.
Resulta increíble que los colombianos tengamos que presenciar todas estas conductas impúdicas y no hagamos más para evitarlo.
Imagínense ustedes en lo que acabaran las investigaciones por el asesinato de los muchachos de Soacha y de resto del país cuando el fiscal sea el Sr Ospina. Qué vergüenza de país.

Constantino Villegas dijo...

Dice Panóptiko, con envidiable sabiduría: … Uno de esos casos en el que el diccionario esta bien y el universo está mal. Todos llevamos la patria boba en el corazón.

No sé si el universo esté mal. Pero el diccionario está bien, y aquí está mal un grupito de supuestos académicos. Pues el hombre de vereda nunca dice bizarro, dice en cambio raro o estraño (el populacho suele tener dificultades para pronunciar de forma correcta la letra x). Ahora, algunos seudointelectuales que hablan un poco de inglés utilizan la palabra bizarro. ¿Por qué? Por esnobismo, porque la palabra raro no está in, en cambio la palabra bizarro sí lo está.

Es menor la torpeza del aldeano que dice estraño que la de aquel yuppie inepto que dice bizarro. El problema del primero suele ser de dicción; el del segundo es, en cambio, fruto de la más vasta estupidez. Y le aseguro a Jaime Ruiz, quien afirma que sólo ha visto el empleo correcto de dicha palabra en el diccionario, que verdaderos hombres de letras no defenderían semejante infamia. Es más, releyendo el cuento de Borges La casa de Asterión, pude notar que el literato da buen uso a la palabra, toda vez que es más lógico hablar del espléndido aparato de los palacios que del raro aparato de los palacios.

Constantino Villegas dijo...

Dice el miserable: Que decir. Un exposición clara de mi "truhanería". No es que Colombia, "objetivamente" sea un país inseguro. No sé como se le pudo pasar por las cabeza a Loury.

Loury es un académico, da conferencias y expone cifras. Y cuando se equivoca no es como cuando un cabeza hueca como usted dice sandeces. Un analista no puede permitirse esos lujos. Ahora, Maldoror, a un malandrín como usted le perdonamos la estulticia simplemente porque no tiene mayor difusión.

Yo sabía que el momento llegaría, pero no pensaba que fuera a ser tan pronto. Me refiero al momento en el cual se hace imposible discutir con un cibernauta necio. Y perdóneme por lo de arriba, pues ahora que lo pienso bien usted no es un cabeza hueca, ya que las cucarachas parecen haber encontrado en su cráneo, otrora vacío, la más cómoda y tibia madriguera.

jaime ruiz dijo...

Constantino: el "populacho" que tiene dificultades para pronunciar correctamente la equis habita sólo en Colombia, y a lo mejor en algún otro país de la región. Podría apostar a que es más fácil decir "taksi" que "tatsi". Sólo es lo que se aprende. El "populacho" está formado por personas tan aptas como las demás para pronunciar cualquier cosa, siempre y cuando tengan ocasión de aprenderla. Claro, depende del oído y del aparato fónico, pero eso no está repartido por barrios.

Lo mismo pasa con la pronunciación de las efes como jotas; en España hay gente que pronuncia las jotas como efes ("Forfe"). Sólo son rasgos dialectales sin más significado.

Con la gramática pasa lo mismo. El "populacho" en Colombia lo forman personas acostumbradas a "versen" en un espejo cóncavo, que se escandalizarían si oyeran decir "me se cayó el lápiz", pero mucha gente en España todavía dice eso, y esa gente se quedaría boquiabierta si oyera decir "siéntesen". No lo entendería.

Su fervor por el lenguaje correcto, perdóneme, también parece sarampión juvenil. En el diccionario "bizarro" es "espléndido" como sinónimo de "generoso", "lucido". Suponer que un escritor que había leído más en inglés que en español va a buscar un adjetivo así para aplicarlo a una cosa y no a una persona, más cuando el minotauro no parece muy dado a admirar el lujo de los palacios, es mucho suponer.

Daniel Vaughan dijo...

Constantino,

Cuando yo tenía su edad también hacía burlas con mis amigos sobre cómo "el populacho" habla. Ahora me doy cuenta que no era más que un imbécil por hacerlo. Eso sí, dentro de mi casi infinita imbecilidad, nunca lo habría hecho en un foro público: creo que esa parte del cerebro--- que deja de funcionar cuando me paso en el consumo de alcohol--- si me funcionaba a su edad. Hay chistes que es correcto hacer en público y otros que no. Con los años (o tal vez una buena novia, como creo que me pasó a mi) se dará cuenta.

A usted que le gusta tanto el lenguaje, de pronto le vendría bien reflexionar sobre las raíces culturales del lenguaje (y como además es inteligente sabrá también a qué me refiero). Aunque pensándolo bien, cuando yo tenía su edad tampoco habría reflexionado si alguien como yo me hubera sugerido hacerlo.

Cosas de la edad.

DV

Maldoror dijo...

Constantino:

A Loury estaba hablando en una entrevista informal, y estaba dando una impresión de lo que vivió en Colombia. Si ud es tan bestia que no comprende la diferencia entre eso y dar una conferencia o escribir un paper, es su problema, no el mio ni el de Loury.

El resto, sus insultos ni me van ni me vienen. No ameritan una respuesta, excepto quizás, una mirada compasiva.

Daniel Vaughan dijo...

Sergio,

Me perdona me meto: los insultos van de lado a lado, así que aunque usted dice que "no ameritan respuesta" su lenguaje es, en sí mismo, la respuesta.

Y bueno, si estas discusiones y el lenguaje que las caracteriza no fueran parte de la diversión que usted, JR y ahora Constantino sienten al participar uno debería ponerles un tatequieto.

Por ahora simplemente sigan divirtiéndose.

DV

Anónimo dijo...

Constantino hijo, tienes que hacer buen uso de la primera persona, en los casos pertinentes: " Y cuando se equivoca no es como cuando un cabeza hueca como usted dice sandeces.". Poque para cabezas huecas: tu, eso si,unalinda y florida: cabeza hueca, las cucarachas que alli moren, no morirran de hambre, tragaran florecitas literarias, seran una cucarachitas cultas. Jaime, cada vez mas tiene usted razon, muy a mi pesar, esto es un muladar, repleto de manzanillos perfumados y pseudoliteratos autoproclamados criticos, que asco, uishhhhhh.

Anónimo dijo...

Daniel, lo asiduos de este blog, en lo poco que llevamos leyendo a Constantino, podemos afirmar que en el se juntan dos aspectos: el primero, como usted lo explica: edad y el segundo su inmenso grado de estupidez manifiesta.

Maldoror dijo...

Daniel:

Es extraño ese comentario suyo después de lo que le acaba de decir a Constantino (básicamente lo trató de imbécil, así no haya sido directamente). Igual, si mal no recuerdo, ud y Carlos tienen un historial de tratarse a las patadas en este blog en extensas discusiones, y nadie se ha quejado hasta el momento.

Sergio

Daniel Vaughan dijo...

Sergio,

En Wikipedia alguna vez leí que es correcto llamar a alguien imbécil si usted hace empieza por llamarse a sí mismo imbécil: yo fui un paso (o bueno, muchos pasos) más allá al llamarme infinitamente imbécil.

Las discusiones con Carlos eran acaloradas, y había mucho sarcasmo de mi parte, pero nunca llegar a llamar a alguien "bestia" o algo por el estilo.

Pero bueno, el tono moralizador se lo dejo a Constantino. Yo vuelvo a divertirme desde la tribuna.

DV

Maldoror dijo...

Daniel:

Yo no sé si será correcto llamar a alguien imbécil después de llamarse uno (así sea en pasado) tal. Pero eso no le quita que es un insulto (mucho más pesado que "bestia", sobre todo cuando va acompañado de "infinitamente").

Constantino Villegas dijo...

Daniel Vaughan, en ningún momento me he burlado de la manera de hablar del vulgo. Le ruego que cite mis palabras y muestre dónde lo hice. Yo sólo censuro la estupidez del círculo de los mal llamados intelectuales. Se supone que ellos han recibido una educación prolija, mas son quienes escogen palabras mal traducidas del inglés y las utilizan con necedad. Recuerdo claramente cuando usted “confezó” que no le gusta mi tono. Y por último, no me mancille, compárese con Maldoror si quiere, pero no conmigo.

Ahora bien, para los que comentaron a las 16:51 y 16:59: el nombre bajo el cual firman (más bien la ausencia de éste) hace honor a la calidad de las ideas que expresan (más bien la carencia de ésta). Sólo un hombre ruin ataca encubierto en el anonimato. Sólo un tipejo perverso de poco valor y sin honra ataca encapuchado a quien anda con su cara descubierta y firma con su nombre real. Ustedes hablan desde el anonimato porque pretenden pasar campantes, decir idioteces sin recibir castigo. No son capaces de adueñarse de sus juicios cortos, y asimismo, son incapaces de defender con su nombre real las babosadas que escriben.

JuanDavidVelez dijo...

Hey Daniel, estoy de acuerdo con Constantino, el no se estaba burlando del populacho, nos estaba describiendo, pura sociologia descriptiva. En cambio Jaime intento hacer sociologia de la mala, la que intenta explicar, Jaime es de la escuela francesa, Constantino es pura escuela americana, esto de clasificarles las sociologias a la gente es lo mio.

Maldoror dijo...

Y por último, no me mancille, compárese con Maldoror si quiere, pero no conmigo.

Aparte de todo es humilde el tipo....

Daniel:

La otra cosa que es ofensiva es descalificar a alguien por su edad. Además, al menos en el caso de Constantino, no podría ser excusa.

JuanDavidVelez dijo...

Daniel, hablando de cuando tenias la edad de Constantino, a mi me gusta clasificar a la gente con base en sus dogmas, cierto que vos quedas bien ubicado en "liberal-prodictadura-librepensador".

¿A los 19 años en que grupo estabas?. Yo era puro polo democrativo alternativo (el equivalente en ese tiempo). Ahora soy neoliberal a secas.

El unico problema es que como ya he dicho varias veces no se muy bien que significa eso de ser neoliberal

Daniel Vaughan dijo...

Constantino,

Dado que nadie está hablando del tema de la columna le respondo, aunque sólo la parte interesante (lo de "citarlo" me recuerda aquellos malos tiempos en que Carlos y yo discutíamos):

1. Me parece que su lenguaje (o el de El Redactor) es sólo una muestra de esnobismo que he venido criticando desde que tenía su edad (bien arriba en mi familia hay un Cervantes o un Caro o hasta un Cuervo, así que estas discusiones amenizaban el ajiaco dominguero cada 15 días mientras yo hacía una accidentada --- y algunos dirán incompleta--- transición de la pubertad a la adultez).

2. ¿Para qué sirve el lenguaje? Pregunta complejísima que no pretendo intentar responder por miedo a hacer el ridículo, pero creo que una respuesta medianamente cuerda es la siguiente: el lenguaje tiene un carácter instrumental (comunicarse) y un carácter estético.

Si leo a Borges, por ejemplo, me deleito principalmente por el segundo, pero si estoy en el blog de Alejandro Gaviria me preocupo por el primero.

Dicho de otra forma, aunque usted escribe muy bien y se nota que lee mucho, a mí, personalmente, me parece una exageración innecesaria y esnob el tipo del lenguaje que usa en un sitio cuyo objetivo es facilitar la discusión. Pero eso no es más que una confesión personal.

3. De esa novia que me enseñó tantas bellas cosas de la vida y el amor también aprendí que el lenguaje es relativo y no absoluto (así la RAE sugiera--- aunque cada vez menos--- que no lo es): pasar del "español correcto de los bogotanos" (de mi clase social para dejar bien claro el mensaje) al "mirá, vos por qué más bien no me pasás un pam, sí?" fue una experiencia algo perturbadora al principio pero iluminante en el mediano plazo. En EEUU es aún peor porque uno le entiende a los caleños o a los costeños (o mejor, ellos nos entienden a los rolos), pero comunicarse con el resto de latinoamericanos es verdaderamente complicado (mi paso al "vos" por ejemplo que a veces me sale con sustico con los rolos para no pasar por maricón, se explica por la imposibilidad de comunicarme de manera amable con los suramericanos utilizando ese horrible "usted").

DV

Anónimo dijo...

Contastino hijo, ese es tu mejor argumento para los escritos anonimos?...tu diccionario de bolsillo no te ofrecio algun epiteto mas florido?..o de lo colorado que estabas no lo consultaste?...te felicito, eres de verdad brillante y me fascina que pongas tu nombre y tu cara, eso habla bien de ti y mal de mi. Ganaste, tu defiendes tus babosadas con tu nombre, ya llegare algun dia a hacerlo,sigue adelante, llegaras muy lejos, ya saliendo de tu adolescencia tardia, releeras lo que escribiste y si las cucarachas dejaron alguna neurona intacta, podras constatar Constantino como si era posible escribir estupideces con nombre propio. Eso te hace mejor persona que yo sin duda. Y no le creas al otro anonimo lo de tu estupidez manifiesta, yo estoy seguro que aun te queda mas por compartirnos, sigue adelante, expresate que los anonimos no te cohiban,adelante muchachote el mundo es inmenso y espera tus juicios largos, criticos y estructurados, cuando te vea dudar, cuando tus argumentos flaqueen, te enviare un salvavidas anonimo, para que asi tengas la oportunidad de reinvindicarte y deleitarnos con toda tu ilustracion y sapiencia bien nombrada.

Daniel Vaughan dijo...

JuanDavid,

El problema es que yo a los 19 años era un imbécil (ahora lo sigo siendo pero de una manera diferente). Así que creo que esa pregunta que usted me hace era absolutamente impensable en ese momento de mi vida.

El otro problema es que hace rato copé la diminuta capacidad de memoria que heredé y que las sustancias psicoactivas han reducido aún más. Por eso ya no me acuerdo de la época del colegio, así como tampoco de los primeros semestres de la universidad.

DV

Anónimo dijo...

Un imbécil altamente cualificado: concepto interesante.

Javier Moreno dijo...

Constantino: La acepción de "bizarro" que usted aborrece llegó al español —ya lo han dicho— gracias a los comics y la serie animada de Supermán, así que deje el tono de denuncia de la casta intelectual universitaria que no cuadra y le queda feo (entre otras porque usted es un ejemplar en potencia de la misma). Dudo que las personas involucradas en la traducción de esas revistas y esos programas de televisión de Supermán tuvieran la mitad de la pose intelectual que usted ostenta. Yo sabía ese significado de "bizarro" antes de aprender a leer. No me sorprendería que esta fuera la norma. El otro, el del diccionario, lo aprendí durante el año que perdí en el ejército. Ya quedó claro que el diccionario de la RAE dice que es incorrecto usarlo como en Supermán. Bien por ellos y por usted si quiere acogerse al dedillo a las reglas del señor de la Concha y cia. También quedó claro que Calderón de la Barca le daba "buen uso". Lo de Borges, como a Jaime, no me convence del todo. María Moliner, en cambio, anota el uso "incorrecto" entre su lista de acepciones y no hace escándalo. El uso común al final es más poderoso que cualquier institución prescriptora, menos mal. "Bizarro", quiéralo o no, ya tiene ese nuevo significado en español. Puede abstenerse de usarlo de esa forma si así se siente mejor, pero con sus regaños y sermones no va a llegar a ningún lado. Suerte, de cualquier modo, en su bizarra cruzada bizarra.

JuanDavidVelez dijo...

Javier, ¿esta seguro que fue por Superman?. A mi de verdad me suena la hipotesis de Constantino.

Javier, ¿vos decidis a quien le queda y a quien no criticar a los profesores?.

JuanDavidVelez dijo...

Javier, ¿a vos te queda criticar a esa casta?

Maldoror dijo...

JuanDavid:

Incluso si el uso "incorrecto" de la palabra "bizarro" no tiene nada que ver con el comic, es claro que Jaime Ruiz le puso así al blog en referencia a la historieta de Superman. Así que en últimas lo de Constantino no son más que...ganas de joder.

JuanDavidVelez dijo...

Lo digo asi: chimba ese "descubrimiento" de Constantino. Me dan un poco de risa Javier y Jaime diciendo que al fin de cuentas el diccionario es letra muerta, no se ustedes que piensan, por favor corrijanme si estoy equivocado, pero yo tenia la impresion de que Javier y Jaime eran la clase de persona que enrrostra el diccionario en las discusiones.

Chimba eso de decirle a la gente purista "socio, sabe que, eso no significa lo que usted cree". Es igual, Constantino no le esta explicando a gamines, ahi si seria prepotencia, perdonenme, pero una explicacion soportada en el peso de un libro (en este caso en El libro) no es precisamente una rareza en este foro.

Daniel Vaughan dijo...

Juan David,

Con todo el respeto que vos te mereces, me perdonarás pero El Libro es o La Biblia, o El Libro Gordo de Petete.

Por otro lado por qué te volviste un purista ahora? Ahora hay que ser un "titulado" (como JR diría) en estética lingüística para poder decir a quién se le oye feo algo? Pues no, yo abogo por el derecho a opinar libremente qué es bonito y qué no.

Por ejemplo, a vos el "hijueputa" que hace rato no soltás, te suena "regio" como diría mi abuelita. Pero a, no sé, Constantino, le sonaría horrible.

DV

JuanDavidVelez dijo...

Lo de "El libro" fue un hijueputa descache, lo reconozco

JuanDavidVelez dijo...

No fue un descache, descache es un mal chiste (o eso creo yo que pienso que la verdad es lo que digan las caricaturas).

Entonces no fue un descache mi bobada de "El libro", fue una estupidez.

Javier Moreno dijo...

No, yo no decido quién puede criticar a quién y quién no, Juan David, ni más faltaba. Ese es sólo un consejo amigable para Constantino.

Con respecto a lo del diccionario, a mí me parece útil para aclarar discusiones y argumentos cuando quiero ser preciso, pero en general estoy en desacuerdo con su uso con ánimo prescriptivo. (Jaime, al contrario, es un juicioso corrector.)

JuanDavidVelez dijo...

Nada Daniel, yo no soy ningun purista, es solamente que creo honestamente que Constantino tiene razon en este caso.

En lo que mas razon tiene es en su critica a esos anonimos, Daniel, ¿no te parecen muy anodinos esos anonimos?

Daniel Vaughan dijo...

Uniandinos?

No se, de pronto... molestos? Cuando no es conmigo son hasta divertidos!

JuanDavidVelez dijo...

Sisas, uniandinos es lo que son esos hijueputas. Gracias Daniel, como ves me enredo un poquito con esto de imitar a Constantino, eso era lo que yo queria decir.

Daniel Vaughan dijo...

Vení JuanDaví, me causa algo de curiosidad tu defensa y fijación con Constantino.

Creo que en algún momento dijiste que te pareceía "un berraco porque se le para y les discute a todos estos intelectuales con sus pseudotítulos" o algo así.

Pero hay algo más... algo esotérico. Creo que podrían ser almas gemelas. Yo casi nunca me equivoco con esto.

DV

Daniel Vaughan dijo...

Pero me preocupa que en la vida real (no la virtual) él no sería amigo tuyo! Imaginate vos tomándote unos tragos en su casa y que se te salga un hijueputazo!

Bueno, pero para esto también sirve el blog de AGaviria. Tal vez si ponemos a JOGaviria y Don Iván Ríos a discutir por acá al menos se vuelvan amigos virtuales, no?

JuanDavidVelez dijo...

Mentiras, no pueden ser uniandinos, de verdad yo respeto esa universidad, es imposible que semejantes imbeciles hayan estudiado alla.

Daniel, me parece putamente charro, eso es todo.

jaime ruiz dijo...

Juan David: pues el diccionario es una autoridad muy útil, de modo que sirve para aclarar las discusiones sobre términos. Ahora bien, lo de "bizarro" no surgió en ninguna discusión sobre los temas del blog, sino que fue una ocurrencia de Constantino que terminó siendo una distracción aburrida.

Pero el mismo diccionario cambia según los caprichos de los académicos. En la edición de 1992 el rumano es el natural de Rumania, pero ahora es de Rumanía. Y el verbo "pegar" era transitivo y decir "le pegó" era señalado como leísmo, siendo más correcto "lo pegó" (como "lo maltrató", "lo golpeó", "lo lesionó", "lo abofeteó"), pero ahora, por corrección política y acuerdo con Hispanoamérica, es al contrario. El galimatías no tiene pérdida: "le pegó bien a la pelota" resulta un error, pero "le pegó a su mujer" es lo correcto. Dentro de poco se generalizará: un pintor pinta una casa, "la pinta", pero si a la que pinta es a una mujer, "le pinta".

Anónimo dijo...

Lo que faltaba, la alegria del blog, en posicion decubito prono...jajaja, como el mismo diria, putamnte charro, jajaja.

Anónimo dijo...

Constantino, su padre putativo Jaime Ruiz, ya lo regano, incline la cervix y piense bizarro.

Anónimo dijo...

si ve, por hacerle caso a Constantiono y usar la x, se me fue, la cerviz, se me salio lo chusma, disculpas, a la chusma.

JuanDavidVelez dijo...

¿Eso es todo lo que tenes que decir?, ¿te dicen imbecil y eso es lo que respondes?, si estuvieras en kinder pues bueno, pero es que yo se que sos un profesional adulto, es precisamente por ese tipo de comentarios que pienso que sos un imbecil.

"...jajaa". ¿Que clase de imbecil sos vos?, por favor describite, para que todos nos riamos.

Constantino Villegas dijo...

Jaime, es cierto que el idioma tiene su dinámica especial. Así como es censurable el uso de verbos intransitivos como transitivos (usted criticó con un fervor, que no es para nada sarampión juvenil, la frase del libro de Ospina “delirar aventuras”), es, asimismo, censurable el uso que usted da a la palabra en cuestión. La RAE incluye en su diccionario los americanismos, neologismos, extranjerismos y demás a medida que se extiende el uso de aquellas palabras. Si la RAE censura el uso que usted da a la palabra bizarro es porque dicho uso pertenece a un pequeño grupo de gnomos mentales. ¿Cómo hijueputas es que no entiende que una persona del común no emplearía tal palabra?

Ayer fui a una reunión de quienes van a escribir en el periódico de la Feria del Libro. Tamaña pérdida de tiempo. Uno de los jefes de redacción dijo “en la feria encontrarán cosas extrañísimas, bizarras”… El mentado tinterillo trabaja en El Espectador. Un tipo jactancioso, que no hacía sino repetirnos “escriban en lenguaje coloquial, pues los lectores no tienen ni una parte de la formación que tienen ustedes”… Pobre maricón; estoy seguro de que la palabra la vio en inglés e hizo el calco impertinente. No todos los que la emplean son, como cree Javier Moreno, de la época de los cómics de Superman. Esa misma palabra la utiliza mi hermano, quien ve muchas comedias pendejas en inglés, y no ha leído los cómics de Superman. Mi hermano es de los que dicen “status quo”, “motu propio” y demás estropicios.

Anónimo dijo...

"Pero hay algo más... algo esotérico. Creo que podrían ser almas gemelas. Yo casi nunca me equivoco con esto".

JDV es el eterno adolescente, una especie de Máicol Jacson del Valle del Aburrá, o de Píter Pan del País de Nunca Jamás, mientras que Constantino el hiperbólico nació viejo: una especie de Benjamin Button manizalita.

Constantino Villegas dijo...

Qué tal la petición del pícaro en cuestión, como si la palabra bizarro fuera muy coloquial. A Jaime Ruiz lo he visto criticando la forma de hablar de más de un badulaque. Y ahora la discusión le parece aburrida porque, no sólo está muy equivocado, sino que con necedad persiste en emplear mal la palabra. Es algo esperable, puesto que el nombre de su blog se ve comprometido. Lo de Borges me parece todavía más vil, sobre todo porque el literato habla primero de “pompas mujeriles”. Es harto más lógico que siga hablando de algo, como dice Jaime, que sea sinónimo de generoso: un palacio con un generoso (amplio, abundante, excelente) aparato.

Mi fervor que se asemeja al sarampión juvenil no es peor que la obcecación semejante a la incontinencia senil.

Anónimo dijo...

Juan DAvidVelez
imbécil.
(Del lat. imbecillis).
1. adj. Alelado, escaso de razón. U. t. c. s.

Ante la profundiad de tus argumentos para llamarme imbecil, la escasa razon que tengo es sufciente para comprender tus disquisiciones, y como despues de eso me sobra un tris de razon, es por eso no clasifico para la definicion de imbecil,razon por la cual no te habia respondido, pero como veo que tu razon no te dio, te explico, luego le hago un matachito en plastilina.
No te salgas de tu papel, ese de decir guevonadita graciosas de vez en cuando, te sale bien, fijate que Constantino escribe groserias y tal como lo adelanto DV, se le ve mal, chillan en el texto, a ti te quedan bien, ese es tu ser, y creeme que lo digo sin sarcasmo alguno.

Anónimo dijo...

Constantino mijo, tenga cuidado con esa incontinencia verbal, lo que ud padece no es un sarampión juvenil sino un esnobismo pueril, a ver ¿nunca has practicado las artes compasivas de Onan? Le darían algo de satisfacción a tu obnubilada cabecita y de paso te enseñarían a no promover discusiones tan desopilantes, no por su refrescante comicidad sino por su inefable tontería. Seguramente a ti, lo mismo que a Juan David semejantes esperpentos te deben resultar interesantes, pero ahhh ¡es que el mundo es tan digno de vanidad! Tu usas una palabra como la adolescente que se pone una camiseta que deja al descubierto su ombligo y sales, en tu caso con una idea a pescar adulaciones en la calle de la estulticia. El mismo consejo que te daba alguien la semana pasada: lee, un poquito no mas, pero lee... mejor aún dignos

Javier Moreno dijo...

"Si la RAE censura el uso que usted da a la palabra bizarro es porque dicho uso pertenece a un pequeño grupo de gnomos mentales."

Claro, Constantino, de la misma manera que "chatear" para los académicos de la RAE sólo significa "Beber chatos (de vino)" porque sólo un pequeño grupo de gnomos mentales que me incluye se atreve (¡qué osadía, qué herejía!) a usarla para describir las conversaciones que se sostienen en texto por internet.

James valiente y esplendido dijo...

Bizarro, RRA adj. (del Ital Bizarro, singular). Valiente, animoso. (Contr. Cobarde). // Generoso, esplendido.// Observ. Es galicismo usar bizarro en sentido de extravagancia, capricho.

-Diccionario Larousse, 1995.

Bizarría.

f. Valor Gallardía. 2. Generosidad lucimiento, esplendor. 3. Extravagancia.

-Diccionario Aristos, 1982.

James animoso dijo...

Bizarro (término)
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Este artículo o sección necesita fuentes o referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como libros de texto u otras publicaciones especializadas en el tema.
Puedes dar aviso al autor principal del artículo pegando el siguiente código en su página de discusión: {{subst:Aviso referencias|Bizarro (término)}} ~~~~


Bizarro es una cualidad que denota un porte erguido, con carácter, firme. En sentido denotativo la palabra bizarro (del it. bizzarro, "iracundo") denota cualidades positivas, no obstante bizarro, comúnmente se utiliza para referirse a algo raro, extravagante, insólito, debido a la confusión con la palabra inglesa y francesa bizarre la cual significa "extraño","extravagante" "anormal", "atípico". Esto último es debido a su semejanza (en la escritura) con la palabra en inglés y en francés: Bizarre; y es un falso amigo muy difundido. El mal uso repetido del término para referirse a algo extraño ha hecho de este significado un modismo de gran aceptación, aunque está su uso explícitamente censurado por la RAE en su Diccionario Panhispánico de Dudas.[1]

Como bizarro, también se adjetiva mal a aquellas obras de arte o diseño que no pueden catalogarse en ninguna de las escuelas o estilos tradicionales, y que de alguna manera rompen con los cánones estéticos tradicionales y vanguardistas.

Contenido [ocultar]
1 Literatura
2 Cine
3 Véase también
4 Referencias
5 Enlaces externos

PERO:

Literatura [editar]En literatura, bizarro es un género "de culto", transgresivo y underground. La literatura bizarro reúne muchos estilos de escritura y sub-géneros, incluyendo el splatterpunk y el nuevo absurdismo. Algunos de sus autores son: Jeremy Robert Johnson, Carlton Mellick III, John Edward Lawson, Chris Genoa y Kenji Siratori.

y OJO:

Cine [editar]Dentro del cine bizarro, o en general de la estética bizarre, se encuentran aquellas obras raras, extrañas o simplemente diferentes; un ejemplo de esto serían las películas de Ed Wood, Eraserhead de David Lynch y El Topo de Alejandro Jodorowsky. También se encasillan como "bizarras" muchas películas del cine gore, y aquellas de terror o ciencia ficción antiguas, que al carecer de los efectos especiales de la actualidad, debían utilizar efectos anticuados para intentar asombrar al espectador.


Véase también [editar]Zurdo
Creatividad
Cómic

Referencias [editar]↑ Diccionario Panhispánico de Dudas. «"bizarro"» (en castellano).

Enlaces externos [editar]Wikcionario

Wikcionario tiene definiciones para bizarro.
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Bizarro_(t%C3%A9rmino)"

James generoso dijo...

No es divertido que los que más censuran a los académicos, sean los que más se pliegan a las directrices de la real academia?

Anónimo dijo...

http://www.economist.com/opinion/displaystory.cfm?story_id=14031376&mode=comment&intent=readBottom

Constantino Villegas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Gaviria dijo...

Por alguna razón, las discusiones más acaloradas del blog (tal vez insulsas pero irresistibles para protagonistas y espectadores) han tenido que ver con el lenguaje. Yo disfrute el intercambio. El tema de la columna ya se agotó. Y después de los hipopótamos, con el perdón de Constantino, era imposible no caer en lo bizarro.

Panóptico: leí los comentarios a la carrera y pasé por alto su referencia el libro de Gardner. Yo había leído una reseña hace unos meses. Esta semana estuve leyendo los cometarios de los lectores en Amazon y el libro parece bastante bueno.

JuanDavidVelez dijo...

Que pena yo emborrono un poquito mas, no estoy de acuerdo, y tampoco hay nada personal aca.

No estoy de acuerdo porque es que la RAE no censura el uso de "chatear" con el significado hereje de Javier, tal y como si lo hace explicitamente con el significado hereje que tiene la palabra bizarro para Jaime "rae" Ruiz.

"no use chatear para las conversaciones". En cambio si dicen (no se si la rae u otro libro pero Constantino lo cito) "por favor no confunda con el bizarro del ingles".

Javier, contestame por favor las ultimas dos preguntas y no jodo mas

1. ¿hay diferencia entre el "problema" de chatear y bizarro?.

2. ¿el "descubrimiento" de bizarro estuvo bacano?, ¿o tambien te parecio una tonteria aburrida y pedante?

JuanDavidVelez dijo...

Jaime "raelo" Ruiz.

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jaime ruiz dijo...

La discusión no tiene interés, a mi modo de ver, pero podría servir para leerse el cuento de Borges. La obcecación de Constantino con la interpretación de "bizarro" en ese cuento es casi cómica. Ahora resulta que la expresión "pompas mujeriles" en boca del minotauro no es peyorativa sino una forma de aprobación. "Ayer fui a una fiesta encantadora, muy mujeril." "Pablo es tan elegante, tan concienzudo al vestirse, tan garboso en el andar, que sólo le cabe un adjetivo: mujeril." Seguro, hombre. ¡Esos minotauros!

Y para eso se va paseando por las interpretaciones del diccionario, que naturalmente van cambiando porque cada término ocupa un campo semántico levemente distinto del de sus supuestos sinónimos. Por ejemplo, "generoso" es "magnífico" en cuanto "da mucho", pero "magnífico" no es "desprendido". Se dice que un escote es generoso porque da mucho, y magnífico pues... depende. Un escote desprendido ya tiene delito, como dicen en España. Pero nadie diría que un edificio de Paladio sea generoso. Es magnífico, eso sí. Para concebir que alguien, incluso un minotauro, dijera: "Me contaron que su padre tiene un palacio bizarro en pleno centro de París" hay que ponerle mucha voluntad.

Si hay una peste intelectual abominable es la de la interpretación. Conozco a mucha gente que entiende lo contrario de lo que está escrito, porque lo pasa por un filtro ideológico en el que en realidad todos los autores importantes son de los buenos, de otro modo no serían respetados.

Ah, por lo demás no vivo empleando "bizarro" sin aludir al mundo bizarro del cómic. Y ya que se habla de racismo y xenofobia, no sería nada raro que en la mente del guionista estuviera Hispanoamérica como modelo del mundo bizarro. Una vez hojeé un libro sobre la percepción que tenían los estadounidenses sobre China en los siglos anteriores, y se decía que idealizaban ese país porque a sus vecinos los tenían como modelo de lo que no querían ser.

Ése sí que sería un tema interesante para una tesis: la percepción de Hispanoamérica en el mundo anglosajón o aun en Europa. Un buen ejemplo es The Searchers, película en la que sale un mexicano pretencioso y con aires de dandi que pronto se delata como un miserable dispuesto a lucrarse de un secuestro.

jaime ruiz dijo...

Perdón, The Searchers.

Javier Moreno dijo...

Querido Juan David: Constantino asegura en su intervención que la acepción non sancta de bizarro no aparece en el diccionario porque sólo una población pequeña y pretenciosa de personas ("gnomos mentales", nos llama) la utiliza. Para Constantino la RAE toma en cuenta la popularización de un uso a la hora de incluir o no acepciones en su diccionario. La acepción de chatear que el ochenta por ciento del mundo hispano usa (la de conversar en internet) tampoco aparece. En cambio aparece un regionalismo español oscuro. Si los señores de la RAE le prestaran mínima atención a los usos cotidianos, "conversar por internet" sería la primera acepción y "beber chatos" la segunda.

Sólo por la diversión, me di cuenta de que Constantino usa libremente el extendidísimo bogotanismo "gamín". Adivinen qué: horror de horrores: ¡no aparece en el diccionario de la RAE! ¿Aparecerá en el más democrático panhispánico de dudas? ¡Tampoco! ¿Será que es otra de esas palabras que sólo usa una minoría pretenciosa de "gnomos mentales" como Constantino? Tal vez.

Anónimo dijo...

Gamín es un galicismo para cachaquismos como chinito, peladito callejero y mal portado.

jcastros dijo...

[OT] Alejandro Gaviria tiene usted algún comentario sobre esta noticia?

Fajardo se cuida de no condenar a Chávez por sus acciones totalitarias en contra de la oposición venezolana

http://www.eltiempo.com/colombia/politica/carta-de-cuatro-ex-alcaldes-respaldando-a-antonoo-ledezma-y-criticando-a-chavez-abre-debate_5552999-1

Cada vez mas, A mi también me decepcionó Fajardo!

«Más antiguas ‹Antiguas   1 – 200 de 248   Más recientes› Más nuevas»