lunes, abril 14, 2008

Sobre los homicidios de sindicalistas


Daniel Mejia (un profesor de la Facultad de Economía de Uniandes) se tomó el trabajo de comparar, para el período 2002-07, la evolución los homicidios de sindicalistas con la evolución de los homicidios totales. Los resultados aparecen en el primer gráfico que acompaña a esta entrada. En 2002, los homicidios de sindicalistas representaban 0,35% del total. En 2007, representaron 0,05%. Esto es, la tasa de homicidios ha disminuido a un ritmo mucho mayor para los trabajadores sindicalizados que para el promedio de la población.

Daniel también comparó la evolución de los homicidios de sindicalistas con la de los homicidios de la población vulnerable, la cual incluye además de los trabajadores sindicalizados, a alcaldes, ex alcaldes, concejales, maestros y periodistas. Como se muestra en el segundo gráfico, los homicidios de sindicalistas representaban 30% del total de los homicidios de ciudadanos vulnerables en 2001, y 10% en 2007. De nuevo, los homicidios han caído más rápidamente para los sindicalistas que para el resto de los grupos vulnerables.

Estos resultados contrastan, sin duda, con las aseveraciones de algunos congresistas de los Estados Unidos. Y también con este artículo de la revista Semana. El periodista no se tomó el trabajo de mirar los números. O de revisar los datos. O de consultar la evidencia. Pero los números, en este caso, valen más que la demagogia (o la pereza) de algunos periodistas con puesto pero sin oficio.

126 comentarios:

Carlos dijo...

Bueno,esto ya lo habia mencionado Caballero Argaez, Alfredo Rangel y otros.

Será la misma fuente?

Es claro que en Colombia hay muchos homicidios por diversas razones(comparado con otros paises). Y entre esas muertes caen sindicalistas sin que el número de estas esten por encima del promedio general, sino por debajo.

Pero desde cuando importan los hechos en la política?

Falta otro dato. Muchos de los asesinatos de los sindicalista según ha investigado la fiscalia, no tienen nada que ver con su rol. Ver la columna de Rangel.

Ver tambien a Caballero Argaez:

"cerca de 80 por ciento de los asesinatos de los sindicalistas no tuvieron que ver con la actividad sindical, tal como lo reconocen las propias centrales obreras y el Gobierno colombiano."

Siempre la politica, la sucia política, la asqueante politica.

Jaime dijo...

AleJandro:
Es clave que se envie esta información al NYT, WP, Economist y a la embajada. A los de Semana, ni hablar. Aunque tambíen se nota un resurgimiento en el primer trimestre de 2008. No será que las FARC tienenen un poddoso incentivo para matar sindicalistas?

Jaime Millán

Alejandro Gaviria dijo...

Carlos:

El primero que llamó la atención sobre este hecho fue el profesor de Harvard Edward Shumacher-Matos en esta columna . Los datos mostrados sofistican el asunto en dos dimensiones: la comparación con la población vulnerable y la demostración de la dinámica descendente.

Carlos dijo...

(sarcasmo) bueno este dato del articulo del profesor Edward Schumacher-Matos debe ser un invento de la conspiración de terratenientes,gobierno Uribe,transnacionales,oligarquía,derecha, club bilderberg,Bush,Estados Unidos(me falta alguien en la demonología de la izquierda?):"About a third of the identified murderers of union members are leftist guerrillas."(sarcasmo)

ovidio dijo...

Donde estan los datos originales?
Este porcentaje no dice nada. Si el cociente A/B decrece puede significar una de dos cosas: que B crece mas rapido que A, o que A decrece mas rapido que B. No se puede saber cual de los dos hasta no ver los valores absolutos de A y B.

Anónimo dijo...

Para cualquier que haya vivido en Colombia en los últimos años (o que haya leído un periódico colombiano) es obvio que los homicidios han caído, que B ha disminuido. Ovidio es bobo o se hace. No podemos saber hasta ver los datos.

lelo69 dijo...

Hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas.”Mark Twain

Anónimo dijo...

Alejandro, es verdad que los homicidios de los sindicalistas se han reducido, pero a pesar de todo esto, según la OIT Colombia sigue siendo el país más peligroso para ser sindicalista.

charlie dijo...

Ya, para el TLC, la cuestión de la muerte de sindicalistas es historia patria.
Para los empresarios americanos el costo de lo que los demócratas piden al Gobierno para aprobar el TLC con Colombia es mayor que los beneficios que les resultarían de ese tratado. De manera que ya esta perdido.

Anónimo dijo...

Toda línea tiene que ser proporcional "a".

Sería interesante saber las estadisticas de los sindicalistas que se han ido del país.

¿o no ?

Maldoror dijo...

De acuerdo con Ovidio. A mi si me gustaría saber cuantos sindicalistas hay en Colombia en cada uno de esos años. Igual, si mal no recuerdo, hace 2 años Colombia era el país donde más sindicalistas asesinaban al año, contabilizando la mitad de las muertes DEL MUNDO en ese rubro, y aún con las reducciones, dudo que hayamos abandonado el primer lugar. Y aún aceptando que 1/3 de esos sindicalistas sean asesinados por la guerrilla, ¿quién mata los otros 2/3?

Por otro lado, lo menos que uno podría esperar de la desmovilización de los paramilitares es una caida dramática en el asesinato de sindicalistas. Lo sorprendente es que sigan matando TANTOS aún suponiendo que esta gente se desmovilizó. Lo que sugiere que, o los paras no se han desmovilizado del todo, o el Estado sigue promoviendo asesinato de sindicalistas por debajo de cuerda....

Anónimo dijo...

La mayoria de necios piensan que Rafael García es un mentiroso.Que pésimos criticones !!!!!!!..

Se logro demostrar con las confesiones de García que Jorge Noguera mostraba camaradería con los paracos para poder asesinar sindicalistas. Un asociado con el crimen que coopera en la ejecución de asesinatos ¿merece ser amigo del presidente Uribe?

Apelaez dijo...

Maldoror, y no podría ser que a los sindicalistas los matan por un abaníco mas amplio de causas, como por robarles algo, o en una riña?

Carlos dijo...

Ovidio y Sergio: les pongo el dato en negrita a ver si por fin lo ven:

"The Colombian unions’ own research center says killings dropped to 39 last year from a high of 275 in 1996."

Y el numero de sindicalistas en Colombia no tiende a aumentar sino por el contrario a disminuir. A pesar de eso, la tasa disminuye.

Carlos dijo...

Apelaez: esto dice la investigación de Shumacher-Matos:


"Of the 87 convictions won in union cases since 2001, almost all for murder, the ruling judges found that union activity was the motive in only 17. Even if you add the 16 cases in which motive was not established, the number doesn’t reach half of the cases. The judges found that 15 of the murders were related to common crime, 10 to crimes of passion and 13 to membership in a guerrilla organization.

The unions don’t dispute the numbers. Instead, they say the prosecutors and the courts are wasting time and being anti-union by seeking to establish motive — a novel position in legal jurisprudence.

The two main guerrilla groups have an avowed strategy of infiltrating unions, which attracts violence. About a third of the identified murderers of union members are leftist guerrillas."


Colombia no es un pais seguro para nadie. Es mas seguro para los sindicalistas que para el promedio de la población. Eso es que lo que quiere decir que la tasa de homicidios de sindicalistas sea menor que la tasa de homicidios general.

En un pais inseguro, todo el mundo sufre inseguridad, incluido los sindicalistas.

Anónimo dijo...

En ésta clase de temas los furibistas callan !

Anónimo dijo...

Vista las estadisticas de esta manera , parecen cifras insignificantes , pero en las circunstancias de los últimos años son muy pocos los que se atreven a se sindicalistas que tenagn alguna relevancia porque se convierten en blanco de fuerzas extrañas y esto va contra la libertad personal la cual debe ser sagrada.

Julio Carrizosa dijo...

Cabría preguntar que tan homogénea es la categoría llamada "sindicalistas" y que tan congelados, asustados y precavidos están los líderes que quedan después de las matanzas

Lanark dijo...

Hay dos maneras de pedirles cuentas a los que cuentan los muertos: una, es chequeando sus cuentas y pidiendo explicaciones, y otra, es acusándolos de terroristas ante los medios y esperando que algún colombiano responsable de bien les caiga con la motosierra.

Creo que el hecho de que existan los segundos no es una razón para censurar a los primeros, sino todo lo contrario: estimulando la discusión racional, así sea en su contra, se les hace un favor. Esto lleva la discusión al terreno frío de los datos desnudos, tan poco hospitalario a la argumentacion apasionada y despelucada de los extremistas de cualquiera de los dos lados.

Y sobre los congresistas gringos, la campaña electoral nos ha mostrado mucho de la prodigiosa inteligencia de esos semidioses anglosajones que tanto admiran los blogueros con mal de vereda. No me extraña que estén enfrascados en una discusión superficial que resbala lejos de los temas importantes. Al fin y al cabo, es el país de JackAss, de Paris Hilton y de Britney Spears. Aunque reconozco que con todos sus esfuerzos, los demócratas no han llegado a los alardes de estupidez con que nos han deleitado los republicanos.

Carlos dijo...

Tres links recomendados:

La caída de la afiliación sindical en Colombia.


Los cambios en el sindicalismo:

"La historia del sindicalismo colombiano tuvo momentos de gloria, cuando logró grandes conquistas como la seguridad social, la ley de tierras de 1936 y la racionalización de la jornada laboral. Ese, sin embargo, es el pasado. Hoy, nuestro sindicalismo muestra abundantes señales de decadencia. Tan solo el 5% de los trabajadores del sector formal de la economía pertenece a algún grupo sindical. La participación de los más jóvenes es prácticamente nula. Lo que queda del sindicalismo está concentrado en el sector público, mientras que en el sector privado una larga tendencia de marchitamiento se aceleró en los años recientes hasta llevarlo al borde de la extinción. La actual reforma del Estado seguramente llevará a un proceso similar de deterioro en los sindicatos públicos."


La nueva argucia contra el el TLC (como lo del genocidio sindical se les esta cayendo)

Maldoror dijo...

Apaelaez:

Seguro..en Colombia los sindicalistas mueren en tasas exponencialmente más altas que en cualquier otro país sobre la tierra, porque se resbalan mucho en la bañera o son propicios a los atracos. No debe tener nada que ver con la satanización de su labor, ni la persecución furibunda que les ha hecho esl Estado y sus paraliados por decádas. Es más mala suerte

CarlosH dijo...

Sergio:

"The unions report that they have 1 million members. Thirty-nine killings in 2007 is a murder rate of 4 unionists per 100,000. There were 15,400 homicides in Colombia last year, not counting combat deaths, according to the national police. That is a murder rate of 34citizens per 100,000."

Supongamos (por el momento) que los sindicalistas son muy parecidos al resto de los colombianos. Un sindicalista escogido al azar tiene una probabilidad más baja de morirse que el resto de colombianos. Utilizando sus palabras, los sindicalistas son MÁS de buenas que el resto de colombianos.

Sin embargo, las características de los sindicalistas son diferentes a las del resto de colombianos. Por ejemplo, algunos sindicalistas han tenido relaciones con grupos armados. A pesar de esto, siguen estando MÁS de buenas que el resto de colombianos. Mejor dicho, los sindicalistas se mueren menos, a pesar de las peligrosas relaciones que algunos de ellos escogen tener.

Es como si los sindicalistas nadaran todos los días y el resto de los colombianos nadaran una vez al mes, pero la proporción de ahogados entre los sindicalistas fuera menor.

Si insiste en comparar a los sindicalistas colombianos con los sindicalistas australianos, también compare a los futbolistas colombianos con los australianos. No se coma la mitad de la historia.

Daniel Vaughan dijo...

Bueno, como yo lo veo, el problema es sencillo:

1. Si a los gringos les preocupa la situación de los sindicalistas con Uribe, la tendencia para abajo es clara (sería interesante ver desde cuándo ha venido bajando, para ver si la causa es Uribe o un fenómeno más antiguo, pero esto de ninguna forma cambia la conclusión con respecto al debate del TLC). Dicho de otra forma, lo de los gringos es pura demagogia con fines electorales, y sólo ellos se lo creen. Precisamente por eso las estadísticas y evidencia que se muestre no les va a importar, aunque lo que hicieron Alejandro y Daniel es valioso, y tocaba hacerlo.

2. Pasando a lo menos importante, el análisis que están tratando de hacer parece estar equivocado por varias razones:

La primera es que los asesinatos con motivaciones políticas son inherentemente diferentes a los asesinatos por otras motivaciones. Dicho de otra forma, lo que le pasa al sindicalista promedio, es diferente de lo que le pasa al colombiano promedio.

Por ejemplo, Carlosh y otros han sugerido la siguiente comparación: como la THCH (tasa de homicidios por cien mil habitantes) es menor para los sindicalistas que la global, puedo concluir que en promedio, la vida de los sindicalistas es mejor.

Pero el argumento parece estar equivocado: el colombiano promedio tiene unos riesgos inherentes de morir, que varían geográficamente (y están tremendamente relacionados con factores socioeconómicos: el rico de Bogotá tiene una menor probabilidad de morir que el rico de Buga, que a su vez tiene una menor probabilidad que morir que el pobre de Buga, etc.etc.etc.). Estos riesgos son los mismos para el sindicalista que para alguien que no pertenece a un sindicato, asumiendo que tienen las mismas características socioeconómicas y geográficas.

Ahora, es posible (aunque toca verificarlo, tal vez con la base de datos del CINEP, o con la de la Policía que yo desafortunadamente tengo desactualizadísima) que los sindicalistas tengan unos riesgos adicionales, precisamente por ser sindicalistas.

Dicho de otra forma, el estado de pertenecer o no a un sindicato es una más de esas características socioeconómicas que afectan la probabilidad de morir por causas violentas.

Y bueno, ya para finalizar, hay otro punto que es importante no dejar pasar por alto. Independientemente de las causas, es claro que con Uribe el ambiente político se polarizó inmensamente. En Colombian matan por ser de derecha o por ser de izquierda (el caso de Piedad Córdoba es claro, y las constantes amenazas a columnistas de uno y otro bando lo es también).

Colombia es un país emininentemente violento, y la polarización hace más fácil identificar a los miembros de uno y otro bando, aumentando los riesgos de muertes para unos y otros.

Sin lugar a dudas, el caso Jose Obdulio Gaviria es importante (aunque con JR ha pasado lo mismo, pero bueno, uno podría decir que con los del Polo hacen algo parecido) y en esto la causa, sin lugar a dudas es Uribe.

Así que, así a los gringos les importe un carajo lo que pase acá, lo mínimo que debería hacer Uribe es salir de JOGaviria, que sin lugar a dudas a ayudado a caldear más el ambiente, y por supuesto, poner en riesgo la vida de los miembros del bando contrario.

Alejandro Gaviria dijo...

Daniel sugiere que una comparación entre las tasas de homicidios de los sindicalistas y el resto de la población es inexacta pues no tiene en cuenta que los primeros poseen unas características socioeconómicas diferentes a los segundos. En otras palabras, Daniel argumenta que una comparación precisa tendría que comparar los sindicalistas con individuos que tengan una misma educación, un mismo nivel de ingreso, una actividad económica semejante, etc.

Creo que el punto es válido en teoría pero irrelevante en este caso. El sesgo no afecta las comparaciones temporales, no influye en la tendencia mostrada en la gráfica, es un efecto fijo que se cancela cuando se comparan las variaciones en el tiempo.

En fin, creo que los datos son claros. Me gusto mucho el punto de Lanark. Este es un debate complicado, que involucra muchas pasiones. Creo que el debate centrarse en la validez de las cuentas, no en la perversidad o en la inmoralidad de los malos contadores.

Daniel Vaughan dijo...

Alejandro,

Mi punto es menos técnico: es claro, como usted dice, que si compara a los sindicalistas de hoy, con los de ayer, éstos están mejor en promedio (esa es la comparación que usted sugiere, y en efecto, los efectos fijos se cancelan).

Lo que no me gusta es la comparación con el resto de la población: sugerir que los sindicalistas están mejor que el promedio de los colombianos es desconocer que los primeros corren un riesgo adicional que los segundos no tienen, asumiendo claro, que en efecto lo corren.

Y bueno, hay un punto adicional: si Uribe es la causa de la polarización, y esta a su vez genera mayores riesgos para los sindicalistas y la izquierda, entonces hay algo de cierto en las preocupaciones de la izquierda.

DV

Daniel Vaughan dijo...

Alejandro,

Pensándolo bien, existe la posibilidad que ni siquiera los "efectos fijos" (es decir, el mayor riesgo que da el estatus de ser sindicalista, que para ser preciso, más que un efecto fijo individual es un efecto fijo grupal) se cancelen: para que esto sea verdad tienen que ser realmente fijos en el tiempo, y la hipótesis de mayor polarización mayor riesgo sugiere que no lo es.

DV

Gran Hermano dijo...

Carlosh, Daniel y Profesor Alejandro:

Un colombiano tiene una probabilidad alta de ser asesinado, además, súmele a esto que la probabilidad de ser asesinado dado que es sindicalista es también alta (4/100.000) ¿cómo puede ser cierto que la vida de los sindicalistas es mejor?

Al parecer hay un error en la fundamentación de Carlosh, porque no coincide con lo que sugiere la intuición y un análisis probabilístico.

La probabilidad de ser un colombiano cualquiera DADO QUE fue asesinado es 34/100.000 y la probabilidad de que sea un sindicalista colombiano DADO QUE fue asesinado es 273/100.000, este último se encuentra utilizando la fórmula de la probabilidad condicional (Probabilidad de que el asesinado sea sindicalista=39/42000000 DIVIDIDO en la probabilidad de que un colombiano cualquiera sea asesinado=34/100.000).

Por eso no creo que sea cierto que “Un sindicalista escogido al azar tiene una probabilidad más baja de morirse que el resto de colombianos.”.

Anónimo dijo...

Gran Hermano: Esa división suya esta mala. A mi me da un numero bajisimo: 3.15 x 10 elevado a la menos 10. Mucho menor a 273/100.000

jaime ruiz dijo...

Yo sinceramente creo que el rumbo de la ingenuidad deliberada es doloroso y lleno de asechanzas; por ejemplo, se puede participar con las mejores intenciones en la corrupción del lenguaje. ¿Desde cuándo un sindicalista es un afiliado a un sindicato? Es decir, ¿desde cuándo un afiliado a un sindicato es un sindicalista? Al respecto no pretendo ser puntilloso, pero dense cuenta de una cosa, hasta este año yo tenía entendido que en Colombia mataban cada año a cientos de profesionales del sindicalismo. Cuando se lee que Luis Eduardo Garzón, Wilson Borja o Gloria Inés Ramírez son sindicalistas, el dato "sindicalista" no quiere decir que estén afiliados a un sindicato. Cuando le presentan a uno a alguien y le dicen que es un sindicalista siempre entiende que se trata de alguien que se dedica a eso o vive de eso. Ah, yo también soy sindicalista, me afilié hace un montón de años a un sindicato del que nunca volví a saber nada.

La misma ingenuidad deliberada (no es que quiera ponerme pesado con eso, es que en efecto es la actitud evidente de Alejandro) se detecta en el comentario sobre el artículo de Semana. Uno se queda con la impresión de que el autor del escrito no tenía tiempo de averiguar los datos reales, lo cual viene a ser como si el defensor de Alfredo Garavito señalara que el pobre no podía tener intención de matar porque al no haber estudiado Anatomía ni sabía dónde quedaba la aorta ni el efecto de un traumatismo con objeto cortante en esa arteria. ¿Qué vicio sectario ha de tener uno para llegar a creer que los medios de comunicación son máquinas de propaganda de determinados intereses al tiempo que negocios? Nada de eso, es que a veces se distraen y dan trabajo a redactores perezosos (como el de El Espectador que recomendaba a las FARC ponerse las pilas).

El dato de Daniel sobre la diferente condición de los afiliados a sindicatos (estratos altos) y los demás colombianos es interesante, pero según las cifras del comentario de Carlosh (14:58), la proporción sería de 8,5 a 1. Resultaría interesante comparar las cifras de sindicalizados asesinados con los de otras personas de su profesión, y no menciono la evidente presencia de las organizaciones terroristas en los sindicatos (según algún comentario, un tercio de los crímenes) y el peligro que comporta para los afiliados caer a manos de esas organizaciones por rivalidades de todo tipo. Sin duda mueren menos afiliados porque están más protegidos.

Pero lo mejor de todo es esto, para que se vea hasta qué punto los charlatanes desbarramos mientras la Academia observa unos protocolos que garantizan la solvencia de los datos y análisis: según Daniel, la causa de los asesinatos políticos es la polarización (lo que se dice el rigor [mortis] de la evidencia empírica) y esa polarización ha aumentado durante el gobierno de Uribe. El riesgo ha aumentado, pero los asesinatos han disminuido, fenómeno complejo que sólo está al alcance de los que están próximos al doctorado (o a los que ya lo han obtenido, como Álvaro Montenegro). Cuando más matan es cuando menos matan, morir es seguir viviendo... Dios mío.

De verdad, es algo incomunicable, Colombia es un muladar, en cualquier otro contexto la suma del cretinismo y la mala fe despertaría algún rechazo. Pero en lugar de atender a las intenciones de quien hace las cuentas deberíamos prestar atención a la relación entre la denuncia explícita de las complicidades con el terrorismo y el asesinato de personas pertenecientes al trust Münzenberg. Fue durante los gobiernos de Samper y Pastrana cuando más asesinatos de ese tipo se cometieron, y la causa no es que se denunciaran esas complicidades sino que no se denunciaban. Para las víctimas (militares, policías, secuestrables, rivales de la izquierda en el tráfico de drogas, etc.) la derrota a manos de bandas de asesinos protegidas por el Estado era inminente y eso llevaba a tolerar acciones desesperadas. Puesto que el gobierno era del tipo Martha Catalina Daniels o Víctor G. Ricardo, la resistencia a premiar a las guerrillas se convertía en una forma de subversión, con sus aspectos criminales. (Según un escrito de León Valencia, el apoyo a las AUC en un año como 2001 llegaba al 11 %, dato a lo mejor inflado pues el prócer pretendía usarlo para deslegitimar al Estado reduciendo su reconocimiento por la gente.)

La retórica de los farianos es característica, típica, siempre la misma: esos asesinos legitiman a posteriori a quienes secuestran y asesinan y a quienes consideran legítimo y loable eso (como el ex presidente de la Corte Constitucional Carlos Gaviria y como la práctica totalidad de los profesores de Ciencias Sociales en las universidades públicas, sobre todo en esos años).

Sólo un gobierno con valores firmes puede impedir los crímenes, sólo la destrucción de las falacias de quienes hacen carrera política gracias a los asesinatos y secuestros puede conducir a la paz. Naturalmente no es ésa la disposición de Lanark y Alejandro, pero la evidencia empírica parece demostrarlo. Lo otro es la alegre complacencia con el sentido de la historia, en un escenario en el que la tarea de los otros es pagar el rescate y dejarse matar porque hay recursos jurídicos para forzarlos a eso. (A propósito resulta fascinante un profesor de la UN que escribe en El Tiempo: el hombre tiene tan poco pudor que en el afán de cobrar el secuestro recurre al viejo recurso de los negociadores: "¿qué clase de persona es usted que deja sufrir así a su propio hijo?".)

Pero claro, la Academia dictará de forma unánime que los chiflados somos los mismos criminales: andar pensando que es bueno que se reduzcan sin cesar todos los crímenes y que quienes los cometen dejen de tener incentivos, vaya ocurrencia, como si ya se hubiera alcanzado la justicia social.

Maldoror dijo...

CarlosH:


Si insiste en comparar a los sindicalistas colombianos con los sindicalistas australianos, también compare a los futbolistas colombianos con los australianos. No se coma la mitad de la historia.

¿Cual es la diferencia para el caso?

Daniel:

Su punto me parece bastante correcto.

Lanark dijo...

Creo que para entender el impacto de los asesinatos habría que hacer un cálculo ponderado: darle a los asesinatos un peso proporcional a su impacto mediático. Lo cual, desde luego, complica sólo un poquito los cálculos, pero complica muchísimo la obtención de la información, porque implica evaluar el impacto mediático de cada muerte.

Si a un sindicalista lo atracan por caminar por los Laches a las 2 de la mañana, las ONGs tendrá un festín menor que si unos gorilas lo meten a una narco-toyota a plena luz del día y no se vuelve a saber de él. Creo que el problema de la percepción internacional del asunto viene de la manera tan traqueta como la "gente de bien" manda sus mensajes. Lo que pasó con el DotorJoseOdulio es bastante ilustrativo.

----------------
A veces, me gusta jugar a que soy un algoritmo de compresión. Podría, por ejemplo, tomar del comentario de Jaime sólo lo relevante al artículo de alejandro, y reducirlo a una frase:

No entendemos como sindicalistas a los que están afiliados a sindicatos, sino a los líderes sindicales, que son gente que no hace nada más aparte de su actividad sindical-subversiva-inmoral

He reducido un texto de 971 palabras a uno de 31. Factor de 31.32 ¡trágate eso, gunzip! Si tuviera tiempo, podría formular la hipótesis de que las partes relevantes de un comentario de jaime de N palabras puede expresarse de manera arbitrariamente exacta con raiz cuadrada de N mas delta, donde delta es mucho más pequeño que raíz cuadrada de N.

Maldoror dijo...

Lanark:

He reducido un texto de 971 palabras a uno de 31. Factor de 31.32 ¡trágate eso, gunzip!

¿Podemos entonces decirle, sin temor a equivocarnos, "compactador de basura"?

jaime ruiz dijo...

Esto está genial: el problema de los asesinatos de sindicalistas no es lo que entienda yo como "sindicalista", sino lo que entienda la gente que no está enterada del asunto. ¿A cuántos sindicalistas mataron el año pasado en EE UU? ¿Cómo fue que el gobierno no los protegió? El efecto de la propaganda es repugnante, pero la Academia no está para enterarse de eso.

La carta de los congresistas demócratas (en El Tiempo decían que también había algún republicano) forma parte de lo mismo: como produce buena imagen, resulta muy productivo alentar crímenes en Colombia, promover a criminales y presentar la denuncia como un crimen. Es un problema de cada persona si las FARC convocaban a la manifestación del 6 de marzo o si Cepeda II o Jaime Caycedo son afines a las FARC. Para Lanark y Alejandro por lo visto ya existe la obligación de mentir.

No hay unos reclutadores de niños perdidos en la selva sino como sombra de la academia que crea el contexto en el que para algunos desgraciados es necesario hacer todo eso para enmendar los asesinatos de sindicalistas o, ¡Madre de Dios, el hambre, que es la peor forma de terrorismo!

Carlos dijo...

Un punto importante que menciona Alejandro es que los asesinatos de sindicalistas han caido mas rapido que para otros grupos vulnerables.

Sin embargo, uno escucha mucho menos ruido de parte de esos otros grupos vulnerables. Sera por la fortaleza política de los sindicatos, que en su mayoría vienen del sector público, y tienen gran capacidad organizativa?

En la democracia y en la política en general, nunca ganan las mayorías sino las minorias bien organizadas.

Alejandro Gaviria dijo...

Jaime: yo prefiero señalar las mentiras y guardar silencio o expresar mis dudas sobre los motivos de los mentirosos. Pongo un ejemplo. Hoy el El Tiempo publica una columna de Carlos Rodríguez (de la CUT-CTC) sobre el tema que nos ocupa. Dice Rodríguez que los asesinatos de sindicalistas aumentaron 80% en el primer trimestre (no menciona la reducción de los años anteriores). Dice también que Colombia no respeta los derechos sindicales (decide dejar el tema para otro día). Y señala al mismo tiempo que hay impunidad (no dice nada sobre los avances al respecto). Claramente la columna es sesgada. Pero yo prefiero señalar las mentiras o los atajos del argumento y no ponerme a especular sobre las intenciones de Rodríguez.

Puede que el periodista de Semana sea un peón en la gran conspiración del tenebroso grupo del Gun Club. O puede que sea un mamerto independiente con ínfulas de justiciero. O un voluntario más en el concurso de los indignados. O simplemente un perezoso. ¿Quién sabe? Tal vez lo mejor sea señalar las mentiras y dejar la cosa así.

Carlos dijo...

(fuera del tema) Alejandro: una pregunta:

Que opinión le merece esto que esta pasando en Alemania?

Si esto no es una evidencia del fracaso de Europa con su ultraregulación laboral y su hiperestado de bienestar(que muchos en Colombia idolatran), la verdad no se que lo sea.

(fuera del tema)


Saludos,
Carlos

Apelaez dijo...

Volviendo a lo de los datos crudos y el periodismo, a mi me asalta una duda. He leido en varios medios que hay 51 congresistas judicializados por la parapolítica que eso equivale al treinta por ciento del congreso (o algo asi). Si uno se pone a revisar, no se de donde salen los 51, a lo sumo he podido encontrar 41, pero es posible que los periodistas confundan politico con congresista o congresista con excongresista (como eleonora pineda que fue procesada cuando ya no era congresista).

Esto obviamente confunde las cosas y enreda innecesariamente el debate. A ver si algun medio se toma la tarea de hacer una listica (la lista en wikipedia tampoco es adecuada, tiene solo 30 congresistas)

Carlos dijo...

Apelaez: ya miró en la fundación Arco Iris, la de Claudia Lopez y León Valencia?

Apelaez dijo...

Si Carlos. No tienen nada. Indepaz tiene un listado actualizado y salen treinta (excluyen a los ya condenados que son como 5). Como le digo, sigo sin saber cuales son los 50 o 51, y sin saber a que carajos hacen referencia los periodistas cuando botan ese dato.

Apelaez dijo...

Indepaz tiene una lista con 49, pero tiene varios errores en los partidos

Daniel Vaughan dijo...

Bueno, como este es un día en donde cada uno habla de lo que quiera, acá va lo mío:

1 Creo que el algoritmo que llamo Carlos (que espero que sea diferente del algoritmo que LANARK sueña a veces ser) está siendo actualizado, aunque todavía está en una tecnología bastante atrasada: intuyo que pretende lograr mostrar emociones, pero por ahora sólo puede hacerlo con tags (así como en el blog, cuando uno quiere escribir con negrilla tiene que hacer "(b)(/b)", cuando Carlos quiere mostrar ironía o sarcasmo--- o un repentino cambio de tema--- pone los tags también). Interesante, interesante...

2. Apelaez, estuve leyendo ayer un rato su blog y bueno, de lo de allá y lo de acá, sólo puedo concluir que qué bueno no tenerlo de enemigo! Yo no se usted a qué se dedica, pero si monta una oficina de detectives privados, de esas que miran si alguien le está poniendo cachos a otro, se tapa en plata.

3. Lanark está divertidísimo lo que escribió del algoritmo de compresión. Pero ya que tiene tiempo (ese condicional suyo no se lo cree nadie "si tuviera tiempo formularía...")le propongo uno aún mejor: del universo de todos los posts de Jaime (de cualquier tema, e intuyo que en cualquier blog) escoja una muestra aleatoria. Ahora, de cada cada post de Jaime escoja un párrafo al azar (de manera tan aleatoria, como la que cogió en el que usted menciona). Mi conjetura es que siempre repite lo mismo, así que la compresión no es sólo a nivel de posts individuales sino que hay una consistencia espacio-temporal que a mi me parece absolutamente sorprendente y que bueno, explica por qué a Jaime no toca leer todo, sino sólo el primer párrafo.

jaime ruiz dijo...

Sí, Daniel, yo siempre repito lo mismo pero usted es un imbécil muy descarado: ¿por qué no nos explica cómo es que ahora que hay más polarización hay también menos asesinatos políticos?

Es la vida académica, siempre contará con el respaldo de Lanark, Apeláez, Maldoror y otros pensadores por el estilo. No importa qué idiotez diga, lo importante es que demuestre que tiene relación con los diplomas prestigiosos.

Gheysel Naranjo dijo...

Desde la matanza de las bananeras, es claro que en Colombia se ha reducido la represión a los sindicalistas, pero con que haya un caso de la ley del silencio, ello es un problema político que no tiene presentación. Eso es como el desempleo, de qué sirve que haya disminuido estadisticamente, si empleo efectivo no lo hay para mucha gente?, en especial para los desplazados que vienen a las ciudades a formar los cinturones de miseria? Obama también crítica esa represión y es consciente que en Estados Unidos el sindicalismo es fuerte, pero donde quizá estas organizaciones no son tan arrebatas y proponen con conocimiento negociaciones amables de configurar salarios minimos, servicios médicos y educacion. Ese es el punto, presisamente a los sindicalistas en Colombia no les prestan mucha atención porque quizá poco conocen de el propio TLC, qué pensarán? libertad en el comercio? que los otros tipos de tratados son tratados amarrados?... Esto,impide inversiones y que la plata no se capitalize en Colombia, el dispenso del alimento mundial si le llegara inversiones, ¿pero y si la gente que tiene el empleo no trabaja ni lo valora, sino pelea?

GN

Anónimo dijo...

Que insultan que calumnian (los demás, él no), que tal Jaimito (Fernandito Londoño)......Daniel es un imbécil. Sí es de lo mejor que tiene este blog.....sin Maldoror, Lanark y Daniel este blog sería malísimo.

Otro Anonimo dijo...

El sindicalismo en Colombia, por lo general, es de llorar. A casi todos los lideres sindicales les brota el marxismo por todas partes; no se bajan de la constante "lucha de clases." Solo buscan fines politicos y poco les interesan los trabajadores. Un verdadero lider sindical es aquel que no ve en el presidente de la compania un enemigo sino que es capaz de trabajar junto a el y logra entender que entre mejor le vaya a la compania mejor le puede ir a los empleados...

Pero bueno, tambien muchos jefes ven a los empleados como una deuda mas que hay que pagar a fin de mes y pues como tal hay que ver como reducir esa deuda, bajar esos costos...

jaime ruiz dijo...

Anónimo 14:49. En Colombia la proporción de afiliados a sindicatos en la industria es ínfima entre todos los afiliados (siendo al mismo tiempo ínfima la proporción de trabajadores industriales y la de trabajadores sindicalizados). De modo que la inmensa mayoría de los sindicalizados son empleados estatales y no forman parte de una masa de fuerza laboral desvalida y necesitada de reivindicación, sino de una parte parasitaria de la sociedad que está en el primer decil de renta (lo están la mitad de los empleados estatales, pero la mitad que no está la constituyen los policías, los soldados y las señoras que limpian).

De modo que el sindicalismo no tiene nada que ver con el estadounidense o europeo, sino que es una organización de los dominadores de la sociedad que combina la defensa de intereses corporativos a corto plazo con la del delirio totalitario a largo plazo. La confluencia con el Partido Comunista es un hecho inevitable.

De hecho, hay nuevas organizaciones de trabajadores industriales que se sienten completamente ajenos a esas organizaciones clásicas del trust Münzenberg y tratan de promover un sindicalismo que no intente destruir la economía de mercado. Pero esa idea es sumamente peligrosa para ellos, porque probablemente correrán la suerte de Mercado, y sus asesinos irán a denunciar a otros países los asesinatos de sindicalistas (como ya ocurre con los asesinos de ese sindicalista en el sentido propio del término).

No hay ningunas ganas de bromear en esa actitud de los asesinos, en Colombia la gente aprende en las universidades que la reducción de los homicidios se llama aumento de los homicidios y que al final la academia reconoce sólo la capacidad de intimidación de cada aspirante a doctor: de la fuerza del combo que lo respalde.

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Acepto lo de imbécil, pero lo de descarado si me parece desproporcionado.

Bueno, lo primero es que estemos de acuerdo en dos cosas:

La primera, es que con Uribe hay más polarización que sin Uribe (de hecho Uribe es presidente gracias a esto).

La segunda, es que en efecto, como usted menciona, hay menos delitos políticos con Uribe.

Ya que estamos de acuerdo con esto, lo que intuyo que a usted le molesta es mi hipótesis sugiere efectos contradictorios:

Mayor polarización hace más fácil matar individuos de los dos bandos, pero por otro lado, estamos viendo menos delitos políticos.

Y bueno, con datos tan gruesos como los que tenemos es imposible decir qué está pasando. Por lo menos es intuitivo pensar que los dos efectos pueden operar al mismo tiempo (tan intuitivo como en el caso de la física: una masa se mueve en una dirección con una aceleración dada si la fuerza neta en esa dirección es positiva).

Cordialísimo saludo.

jaime ruiz dijo...

Daniel, pues yo expliqué en mi post de esta mañana por qué un gobierno "polarizado" evita los asesinatos. En tiempos de Samper y Pastrana los asesinos de socios de las FARC saboteaban la labor de esos gobiernos de premiar los crímenes de la izquierda, en tiempos de Uribe lo que harían esos asesinos si mataran gente sería sabotear la legitimidad y la imagen de un gobierno que sí combate a las FARC. El problema es que cuando el asesinato es rentable en términos políticos se abre la veda para todos los asesinos, por tanto no hay ningún misterio en la armonía del rechazo público enérgico a los promotores de la negociación política (premio del crimen) y el aumento de la protección a la vida, por tanto los señalamientos contra el consejero Gaviria son sólo añagazas de los que esperan sacar provecho de los crímenes de las FARC, es decir, también de los crímenes que les servirían para justificar los crímenes de las FARC. Están desesperados porque sin el gore de las decenas de campesinos asesinados por paramilitares queda más difícil masacrar y secuestrar gente y encontrar quién lo justifique en otras partes. Es una cosa nítida y obvia, salvo para la Academia colombiana, claro.

jaime ruiz dijo...

Por cierto, me gusta muchísimo eso de "los dos bandos", tal como lo han descrito varios comentaristas. ¿Cuáles son los dos bandos? Hasta ahora yo he recibido toda clase de amenazas por decir que el PDA es lo mismo que las FARC. ¿No hay en esa descripción de "los dos bandos" un tácito reconocimiento de ese hecho? Según la retórica de la prensa el PDA y las cien mil ONG y etcétera-etcétera están en el bando de la legalidad. Raro, muy raro.

Anónimo dijo...

Por que Daniel es un imbecil descarado ?

( me estare moviendo sobre un terreno muy resbaladizo cuando yo tambien solo leo la primera parrafada de Jaime Ruiz )

Maldoror dijo...

Daniel:

Deberíamos montar un generador de post Jaime Ruizianos, al estilo del ya mundialmente famoso generador de ensayos postmodernos, aunque me temo que el primero sería tan aburrido como la fuente que lo inspiró....

jaime ruiz dijo...

Anónimo 16:12. Una parrafada no es lo mismo que un párrafo, pero cuando usted va a descalificar lo que dicen los demás con el argumento de que es que no lo lee y dice cualquier disparate (como que matan más gente por culpa de Uribe, literalmente: Y bueno, hay un punto adicional: si Uribe es la causa de la polarización, y esta a su vez genera mayores riesgos para los sindicalistas y la izquierda, entonces hay algo de cierto en las preocupaciones de la izquierda, siendo que precisamente se está demostrando que todo eso no ocurre, y después salir con que se divierte mucho con el ingenio del otro ignorante, pues la descalificación es inevitable. Entre ustedes los universitarios predomina ese arte del pensar: se afirma cualquier cosa que convenga al sueño "correísta" y a la menor confrontación se sale con el chorro de babas. Si usted no me quiere leer hace bien, lo que yo he comprobado con esa increíble manía de censurarme es que muchos me leen y no soportan verse confrontados. Es la vida académica en el sentido colombiano del término, que ninguna exposición de ideas sirve para nada porque siempre hay un grupito de risueños que no la quiere escuchar y si en algún sentido los afecta pues recurren a los rumores o a las amenazas, o si no a la violencia directa.

Anónimo dijo...

No hay duda de que el Sindicato de Antiouia es responsable del 'western' del sindicalista Jose Obdulio.

( Asi lo ven 69 gringos desafiliados )

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Sobre su post de las 15_37: lo de los dos bandos habla precisamente de la polarización, de la que usted es el mejor ejemplo: los dos bandos son uribistas y antiuribistas.

Yo no estoy reconociendo su afirmación: alinear a FARC y PDA como antiuribistas sólo significa eso. No significa, por supuesto, que FARC y PDA sean lo mismo: sólo significa que comparten uno de tantos atributos.

Pero bueno, su post es una ilustración clara de los riesgos de la polarización: en un país donde FARC y PDA son lo mismo porque son antiribistas, y dado que es deseable acabar con las FARC, también es deseable acabar con el PDA. El argumento funciona igual con los uribistas, por supuesto: en un país donde PARAS, derecha y uribistas son lo mismo, dado que es deseable acabar con los PARAS, es deseable también acabar con los uribistas y la derecha.

DV

pd. Sobre las amenazas que usted dice ha recibido hay varias cosas. La primera es que ilustra claramente mi hipótesis: la polarización hace que uno y otro bando sea claramente identificable y por lo tanto que aumenten los riesgos potenciales.

La segunda es que usted protesta, con razón si me pregunta a mí, por haber recibido amenazas, pero no se da cuenta que al equiparar FARC con PDA usted también (como JOGaviria y los furibistas y derechistas más recalcitrantes) está poniendo en riesgo la vida de esos que señala con dedo acusador. Así que si esas son sus reglas, sugiero que las acepte.

Y bueno, lo tercero es que de todos los posibles equilibrios esté es el peor: si las reglas son mate (o por lo menos hágales la vida imposible gracias a las amenazas) al que difiere de usted, yo en serio prefiero no vivir en un país como ese. Dicho de otra forma, gran reformador y libre pensado Jaime, si usted cree que está contribuyendo en algo para mejorar el país está muy equivocado. Lo está haciendo aún más invivible, pero bueno, como usted no vive allá no importa, no?

Anónimo dijo...

don jaime,

digo parrafada porque lo suyo no me sabe a parrafo y de mi mirada soslayada me hago responsable ante el diosito bizco del Vaticano.no fui a la universidad por perezoso. y le digo que yo a usted no lo censuro que me parece usted un clasico de la disolucion.cuente con un amigo casi analfabeta.saludos.

Juan Mauricio Naranjo dijo...

Carlos, muy bueno ese link que copió. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Alemania si ha flexibilizado su mercado laboral y ha reducido los beneficios a desempleados con las leyes hartz(http://en.wikipedia.org/wiki/Hartz_concept). Con eso ha logrado reducir su desempleo. Pero sin duda le falta, y estas medidas son una muestra de "creatividad" para reducir el numero de personas buscando empleo y "mejorar las estadísticas" como se dice.

Otro dato importante es que en los paises bajos aproximadamente el 45% de los trabajo son a tiempo parcial, lo que en Colombia llamarían "subempleo". No muy lejos de lo que hay en Colombia y sin embargo aquí arman un lío cada vez que se publican las cifras de subempleo.

Y es que yo veo que en los paises como Colombia existe una desinformación terrible sobre las políticas y datos reales de los paises europeos que han venido liberando o flexibilizando sus rigidas regulaciones y disminuyendo su estado de bienestar porque claramente el modelo no funciona.

Ya Alemania, Reino Unido tienen impuestos a la renta nominales menores a los Estados Unidos y a Colombia, por ejemplo.

Y sin embargo sigo sin entender porque tanto economistas latinoamericanos no marxistas y serios (Daniel parece ser uno de ellos) admiran ese modelo europeo que alla mismo estan abandonando poco a poco (hasta suecia esta privatizando empresas).

Europa poco a poco abandona el estatismo (aunque lentamente) mientras en latinoamerica intentan incrementarlo.

Que pesar por estos paises.

CarlosH dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CarlosH dijo...

Sergio:

Según tengo entendido, uno de los argumentos presentados por Obama es: Si un colombiano decide ser sindicalista, entonces es más probable que lo maten. Fíjese que: 1) Antes y después es colombiano 2)Antes no es sindicalista, después si.

Usted compara a los sindicalistas australianos con los sindicalistas colombianos. Usted está encontrando lo siguiente: Si un sindicalista australiano decide ser sindicalista colombiano, entonces es más probable que lo maten. Fíjese que: 1)Antes es australiano y ahora es colombiano 2)Antes y después es sindicalista. Una parte importante de la diferencia que usted encontró puede deberse al cambio de país.


Si usted compara al futbolista colombiano con el australiano, le va a dar que el futbolista colombiano también tiene una probabilidad más alta de morirse que el australiano. Eso le puede dar una idea del aumento en la mortalidad que es causada por el hecho de ser colombiano, no por ser sindicalista. De esta forma (comparando futbolistas con sindicalistas) puede encontrar el pedacito que puede deberse al hecho de ser sindicalista.

A los sindicalistas colombianos les va peor que a los sindicalistas australianos. Pero esto puede deberse a que unos son colombianos y los otros australianos.





Gran Hermano:

Su error es no darse cuenta de que solo tenemos datos de colombianos. Todos los muertos en la muestra son colombianos. Por lo tanto, la probabilidad de ser un colombiano cualquiera dado que fue asesinado NO es 34/100.000. Es 1=100000/100000.


Tenemos los siguientes datos:

Colombianos 45000000
Sindicalistas 1000000
Colombianos asesinados 15400
Sindicalistas asesinados 39


Si P(a|b) significa "la probabilidad de a, dado b", tenemos:

P(Colombiano asesinado|Colombiano)=15400/45000000=34/100000
P(Sindicalista asesinado|Colombiano)=39/45000000=0.1/100000
P(Sindicalista asesinado|Sindicalista)=39/1000000=4/100000
P(Colombiano|Asesinado)=15400/15400=100000/100000
P(Sindicalista|Asesinado)=39/15400=253/100000

CarlosH dijo...

En la última probabilidad quiero decir: P(Sindicalista asesinado|Asesinado)=39/15400=253/100000

jaime ruiz dijo...

Daniel, no hay remedio, lo suyo, como ya expliqué, es preciso: cretinismo + mala fe. Bueno, me divierte demostrar que todo es de una torpeza y de una bajeza que resulta del nivel de un patio de prisión:

Yo no estoy reconociendo su afirmación: alinear a FARC y PDA como antiuribistas sólo significa eso. No significa, por supuesto, que FARC y PDA sean lo mismo: sólo significa que comparten uno de tantos atributos.

Claro, hombre, todos somos antivolcanes y antiébola, con lo que todos somos iguales. De verdad, hay algo en la vida colombiana que produce esa condición moral increíble, repulsiva y subhumana. LAS FARC Y EL PDA SON LO MISMO PORQUE COMPARTEN TODOS SUS OBJETIVOS POLÍTICOS, nada de que sean antiuribistas.

Pero bueno, su post es una ilustración clara de los riesgos de la polarización: en un país donde FARC y PDA son lo mismo porque son antiribistas, y dado que es deseable acabar con las FARC, también es deseable acabar con el PDA.

Ahí resulta que yo digo que son lo mismo porque son antiuribistas, pero sencillamente son lo mismo porque unos encargan y cobran las masacres y otros las cometen, no porque sean antiuribistas. Y no es algo que se me ocurra a mí sino que dicen ellos mismos. ¿Qué pasa con Chávez, lo reconocen por igual las FARC y el PDA o no? Bueno, es deseable que las FARC, que sólo son el servicio doméstico armado del PDA, desistan de matar más gente, para lo cual ciertamente tiene que haber un rechazo rotundo al PDA, que no condena los crímenes de las FARC y en cambio exige que se premien (el hecho de que tantas personas encumbradas se obstinen en ocultar eso sólo muestra la letrina que es la sociedad colombiana: mejor ser cómplices de una operación criminal abierta que echarse enemigos), sin duda contribuirá a que esos asesinatos desistan. Por eso el apoyo resuelto a Uribe de la mayoría de la gente ha redundado en una reducción drástica de todos los crímenes.

El argumento funciona igual con los uribistas, por supuesto: en un país donde PARAS, derecha y uribistas son lo mismo, dado que es deseable acabar con los PARAS, es deseable también acabar con los uribistas y la derecha.

Los paramilitares son grupos de criminales que prosperaron en algunas regiones gracias al ascenso guerrillero, en realidad sólo importan porque sirven de pretexto a la llamada izquierda para seguir alentando a su tropa a ver si consiguen llegar a la solución política, imposible sin asesinatos.

Sobre las amenazas que usted dice ha recibido hay varias cosas. La primera es que ilustra claramente mi hipótesis: la polarización hace que uno y otro bando sea claramente identificable y por lo tanto que aumenten los riesgos potenciales.

No, no señor: hay un bando de asesinos que pretenden obtener provecho de la actividad guerrillera y sienten que en la medida en que se los denuncie se les echa a perder su negocio. En realidad todos los ideólogos del Partido Comunista corrían más riesgos en tiempos de Pastrana y Samper por motivos que ya he explicado antes. Detrás de sus cuentos (de usted) sólo está esa equidistancia que refleja una bajeza comparable a la de los mismos secuestradores: resulta que parece que secuestrar y matar gente es equivalente a impedir que se secuestre y se mate gente, son dos bandos y se definen por uribistas y antiuribistas. Pero resulta que los uribistas son las personas que no quieren que se siga matando gente mientras que la izquierda la forman los que abogan por la negociación política con las guerrillas que se niegan a cualquier negociación mientras no hayan matado a suficiente gente para tener poder para imponer su proyecto.

La segunda es que usted protesta, con razón si me pregunta a mí, por haber recibido amenazas, pero no se da cuenta que al equiparar FARC con PDA usted también (como JOGaviria y los furibistas y derechistas más recalcitrantes) está poniendo en riesgo la vida de esos que señala con dedo acusador. Así que si esas son sus reglas, sugiero que las acepte.

No, no señor, a nadie lo han matado porque alguien lea que determinados personajes son cómplices de las guerrillas. El problema con la sociedad colombiana es que existe el deber de mentir porque quien diga la verdad se vuelve un instigador de crímenes, a pesar de que está demostrado que la destrucción de las añagazas de los terroristas ha significado mucha mayor seguridad para ellos.

Esa última frase suya es una calumnia despreciable: hay quienes promueven el asesinato, hay quienes promueven el fin del asesinato. El asesinato es necesario para que haya negociación política, el fin del asesinato echaría a perder toda la negociación política y la reforma agraria y todo lo que quieren hacer los comunistas por encima de la voluntad de la gente. De su frase se deduce que denunciar a quienes alientan los asesinatos es equivalente a asesinar gente.

Y bueno, lo tercero es que de todos los posibles equilibrios esté es el peor: si las reglas son mate (o por lo menos hágales la vida imposible gracias a las amenazas) al que difiere de usted, yo en serio prefiero no vivir en un país como ese.

Efectivamente, las reglas no son "hágales la vida imposible a punta de amenazas", sino denuncie las mentiras que están en la base de los crímenes, denuncie las utopías criminales, desautorice a los que esperan prosperar gracias a los crímenes. Lo de "mate" demuestra la clase de despojo humano que es usted, pues debería buscar en alguna parte algo que se pueda entender como "mate" o "amenace" en lo que yo he escrito (o en lo que ha dicho JO Gaviria).

Dicho de otra forma, gran reformador y libre pensado Jaime, si usted cree que está contribuyendo en algo para mejorar el país está muy equivocado. Lo está haciendo aún más invivible, pero bueno, como usted no vive allá no importa, no?

Yo empecé a escribir comentarios en internet hacia 1999, en una época en que la candidatura de Uribe ni se imaginaba. A principios de 2001 todavía era un candidato que no pasaba del 1 % de intención de voto. La opinión de la gente que se oponía a las guerrillas se dividía entre tres grupos grandes y una minoría: los que apoyaban a las AUC, los que querían un golpe militar, los que se ilusionaban con una intervención estadounidense y los que proponíamos que se eligiera a un presidente que no fuera a premiar los asesinatos. La imagen de Uribe fue creciendo durante ese año a medida que la gente se cansaba del Caguán, de modo que ganó las elecciones y conjuró una guerra civil, después consiguió la desmovilización de las AUC y una reducción que parece increíble de todos los indicadores de violencia y aun un notable crecimiento económico. Si de algo sirve meter la cucharada para que maten menos gente y para que los pobres (mi familia y la gente con la que crié) vivan en un país decente, créame que siento mucho orgullo de haber ayudado (en una medida modestísima, por supuesto) a hacer elegir a Uribe dos veces. A veces pienso en lo que habría pasado con una presidencia de Serpa en el periodo 2002-2006 o con una de Carlos Gaviria en el siguiente.

Digo "ayudar a elegir a Uribe" porque he estado denunciando las falacias de la prensa y la ideología hegemónica que es el sustento del crimen. Usted es sólo otro Sergio, otro Javier Moreno, otro Lanark, otro Julián Ortega... podría hacer una lista larguísima de pequeños canallas que manejan la serie de falacias en que se sustenta el terrorismo y están prestos a calumniar a quien pone en duda sus estupideces (como la archirrefutada falacia de que mostrar las afinidades del trust Münzenberg con el servicio doméstico armado y las pretensiones de premio del crimen alienta a criminales, siendo que ocurre lo contrario precisamente porque se rechaza el premio del crimen, algo por lo demás requeteprobado en la práctica, como ocurre con el post inicial).

Bueno, ya lo he dicho muchas veces: los canallas como usted sólo tienen como argumento la calumnia, basada en el clásico efecto de repudio (remember Emmanuel Goldstein) que impide pensar y crea adhesiones fáciles. Es lo que les enseñan en la universidad, no tienen del todo la culpa de ser así.

Hay algo de sus comentarios políticos de lo que no se da cuenta, pero que es típico: la declaración de los intelectuales y poetas del año pasado decía que Colombia nunca había estado peor. Para usted también se vive una tragedia, por mucho que no lo exprese abiertamente. Hace ocho años en cambio se vivía un agradable momento de esperanza. No es raro que apoye a Rafael Correa y defienda a Álvaro Montenegro.

Una Colombia pacífica y próspera sería un lugar en el que ustedes habrían sido rechazados. Sin necesidad de tener relación con el PCC, usted teme eso, que lentamente se va consiguiendo (aunque algo se ha avanzado en comparación con 2002). Ese camino, como ocurrió en El Salvador a partir de Cristiani, se debe al triunfo de los Plinios y los Londoños y los JO Gaviria: de quienes hacen frente a las mentiras en que se sustenta la trama criminal.

Es un ejercicio interesante: ¿quiénes creen que Colombia está mejor ahora que hace seis años?

Perdón, la verdad es que hay algo exagerado e injusto en decir que el PDA es lo mismo que las FARC. Es algo muchísimo peor, Carlos Gaviria es un criminal mucho más perverso que Tirofijo, y en un país menos podrido iría a la cárcel por prevaricato. Pero en Colombia la misma constitución prevarica, no será posible juzgarlo, aunque sus cómplices de todo tipo serán vistos por la historia como personajes del nivel de los nazis.

Anónimo dijo...

A Daniel Vaughan, Jaime lo llama canalla, imbecil, Alejandro lo deja como un tonto que no sabe de economía y Carlos lo deja como un manipulador gomelo y creído que no sabe leer.

Duro.

Apelaez dijo...

Daniel, ultimamente he dedicado mis ratos libres a, en vez de ver una serie jartisima de la RAI que ve mi señora, investigar banalidades como eso del malpensante o lo del demente que suele comentar en mi blog. Sin embargo, gracias por su lectura. La proxima vez comente alguito.

Apelaez dijo...

Ah, también he intentado investigar a Jaimito, pero ah jodido que es. Un dato, el tipo (o tipos) escribe a todas horas pero pareciera que redacta desde este continente, salvo que sea un noctámbulo, claro.

Anónimo dijo...

ya se porque matan sindicalistas
http://www.eltiempo.com/justicia/2008-04-16/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-4103564.html

Anónimo dijo...

Ahì estàn, otra vez las perlas de Jaime Ruiz el sicario del blog, como siempre haciendo de las suyas siempre tan acosador a diestra y siniestra, y todas las veces quiere hacer parecer que no es la culpa de èl, mejor dicho la culpa no es de ese sujeto que ofende, sino de quien reacciona, eso siga asì que de las mentiras algo queda.

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Usted puede tener todos los argumentos que quiera y escribir tantos párrafos como quiera, pero sus palabras sólo demuestran que estoy en lo correcto. Usted dice en alguna parte de ese interminable post cargado de insultos que:

"Detrás de sus cuentos (de usted) sólo está esa equidistancia que refleja una bajeza comparable a la de los mismos secuestradores (...)".

Corto lo que sigue porque no es importante para el argumento. Note que por mi posición, soy equiparable a un secuestrador. Es decir, DANIEL=FARC. Ahora, como FARC=PDA, es claro que DANIEL=PDA también.

En fin... los insultos me divierten, y bueno, sólo sobra decir que hablan más de usted que de mi.

Cordialísimo saludo.

DV

pd. Pero como Daniel en varias ocasiones ha mostrado señas de que Uribe le gusta, usando la misma lógica uno diría:

URIBE=DANIEL=PDA=FARC. Así que con esa extraña lógica URIBE=FARC!!!! Creo que todo es una conspiración de las FARC que ya llegó al poder y nos están mamando gallo!

Maldoror dijo...

Usted compara a los sindicalistas australianos con los sindicalistas colombianos. Usted está encontrando lo siguiente: Si un sindicalista australiano decide ser sindicalista colombiano, entonces es más probable que lo maten. Fíjese que: 1)Antes es australiano y ahora es colombiano 2)Antes y después es sindicalista. Una parte importante de la diferencia que usted encontró puede deberse al cambio de país.

Carlos, aquí me dejó perdido. Mi punto es mucho más sencillo: comparativamente un sindicalista colombiano tiene más posibilidades de ser asesinado que un sindicalista de prácticamente cualquier parte del mundo, dado que Colombia por si sólo tiene la tasa de homicidios de sindicalistas (a nivel absoluto) del mundo. Se podría contra argumentar que quizás la rata de asesinatos de sindicalistas en Colombia es más baja; pero es intuitivamente dudoso dado que Colombia por si sólo llega a contabilizar la mitad de los sindicalistas asesinados en el mundo. Es decir, que para que la rata de asesinatos de sindicalistas en comparación el resto de paises fuera equivalente o meno, Colombia tendría que tener la mitad o mas de la mita de los sindicalistas que hay en el mundo. Cosa que veo bastante dudosa.

Anónimo dijo...

En el fondo la alegria por la muerte, como esto de matar es una fiesta. Entonces es claro que no les importa la vida de los sindicalistas solo demostrar que hoy matan menos,y que hasta merecido lo tienen. Se les nota ...se les nota ... el desprecio y el frotar de manos.

Anónimo dijo...

Que tipo tan despreciable ese jr.

jaime ruiz dijo...

Eso del asesinato de la mitad de los "sindicalistas" del mundo es impresionante: ¡en 2007 sólo mataron a 78 personas afiliadas a sindicatos en todo el mundo! ¿Cuántos de los miles y miles de asesinados en Venezuela eran afiliados a sindicatos? ¿Y de las víctimas de homicidio en Argentina, Brasil, México, EE UU...? ¿Y en India, Indonesia, Pakistán, Rusia, etc.? Quien no se ha limpiado suficientemente lo colombiano no puede darse cuenta de lo grotescamente absurdo de esas mentiras, de las arcadas que produce la gente que divulga eso en cualquier ser plenamente humanizado.

Daniel, todo muy bonito, pero ciertamente de lo que se discute no dice nada. La prepotencia infantil sólo sirve para tapar las mentiras: ¿busca el PDA lo mismo que las FARC o no? ¿Colaboran ambas organizaciones o no? ¿Mataban más comunistas cuando los gobiernos se mostraban dispuestos a premiar los asesinatos cometidos por sicarios comunistas o no? Usted escribe mentiras absurdas y repugnantes y después sale con el infantilismo más penoso: "a mí que me esculquen".

Todo eso tiene que ver con la respuesta de Alejandro acerca de si es lícito preguntarse si la dirección de Semana o de El Espectador experimentan poco entusiasmo ante la idea de que se fuerce a las FARC a desmovilizarse. Como para él también el hecho de denunciar afinidades de políticos y periodistas con los terroristas es un crimen, va a resultar que en realidad ahora que hay más intolerancia hay más asesinatos de sospechosos de ser cómplices del terrorismo. (Como las aporías de Zenón: todos ven llegar la flecha al blanco, todos saben que hasta un cojo corre más rápido que una tortuga, pero es sólo lo que parece, la teoría demuestra que es imposible.) Es lo que se podría llamar deshonestidad intelectual por omisión.

Por ejemplo, nadie se escandaliza del que anda averiguando quién soy. ¿Qué va a hacer cuando lo sepa? Es facilísimo: mandarme matar o decírselo a quien está dispuesto a hacerlo. Es la clase de discusión académica-colombiana, la de un patio de prisión: no importan los argumentos, sólo la eficacia para acallar al que critica.

Carlos dijo...

Sergio: cual es la tasa de homicidios en Australia?

Segun estos datos es 1.8 mientras que la de Colombia esta en 39.3. Es decir, casi Colombia tiene una tasa casi 22 veces mas alta que la de Australia. De hecho si revisa esos datos Colombia en las ultimas decadas aparece entre los paises mas violentos del mundo.

Deberiamos comparar a Colombia con paises con tasas de homicidio similares y luego mirar las tasas de homicidio de sindicalistas.

Solo asi la discusión tiene sentido.

Por supuesto que en Colombia matan mas sindicalistas en numero absolutos, pero en Colombia matan en números absolutos mas personas en diferentes (alcaldes, concejales,periodistas) que muchisimos paises.

Apelaez dijo...

Jaime, sin duda siento curiosidad por saber usted quien es, cual es su contexto. Creo que a muchos acá les pasa lo mismo. No me interesa saber en que calle vive o cual es su teléfono y menos aun me interesa ir a matarlo o mandar otros a que lo hagan. No sea paranoico.

Daniel, Jaime es un predicador, por eso repite y repite sin parar las mismas cosas. Discutir con él es igual a discutir con argumentos biologicos sobre la virginidad de maría con un cura. Claro, es una cosa chistosa y por eso lo seguimos haciendo (creo que en eso estaremos de acuerdo usted y yo).

jaime ruiz dijo...

Carlos, según esta página la tasa de homicidios para 2005 era de 32,8/100.000, con lo que en 2007 podría ser inferior a 30. No sé qué confiables sean esos datos.

Pero no se puede andar discutiendo con Sergio: ¿a quién se le ocurre contar la situación de afiliados a sindicatos de los occisos australianos o de cualquier parte? Fuera de Colombia los sindicalistas asesinados son "activistas sindicales", en Colombia son "afiliados a sindicatos".

Yo no creo que ningún charlatán que se respete puede condescender al nivel académico, dese cuenta de que uno que planteaba la discusión en términos académicos ("Gran Hermano") obtiene una tasa de "sindicalistas" asesinados de 273/100.000 mediante el escrupuloso y protocolario procedimiento de relacionar la cifra de 39 (afiliados a sindicatos asesinados) y 15.400 (total de occisos).

La capacidad de supervivencia de la especie humana es asombrosa. Unos seres tan podridos y deformes producirían tasas muchísimo más altas de crímenes de no ser por esa disposición. Eso y que por fuera de la academia la gente es más bien razonable.

Maldoror dijo...

Carlos:

Me parece razonable su sugerencia. ¿Algún sitio donde podamos ver tazas de homicidio por país? El otro problema sería también tener un sitio que nos dé el número de sindicalistas asesinados por país.

Ahora, entre la babas de Jaime Ruiz hay una consideración interesante: ¿Que entendemos por "sindicalistas asesinados"? ¿Simplemente personas afiliadas a un sindicato o personas dedicadas FUNDAMENTALMENTE a la actividad sindical (sean lideres sindicales o no)? Si entendemos la segunda, como creo debería ser el caso, entonces el argumento se les complica. Ya no se podría usar la cifra de 1 millón de afiliados a sindicatos: tendríamos que tener una cifra más baja de sindicalistas, lo que inevitablemente aumentaría la rata de muertos

Maldoror dijo...

Carlos:

Buscando, me encontré con este ensayo sobre "las libertades sindicales en colombia", y dice lo siguiente:;

Entre el 1 de Enero de 1991 y el 31 de Diciembre de 2006, según datos del Banco de Datos de la ENS (Escuela Nacional sindical) se han registrado 8.105 casos de violaciones a la vida, integridad física y la libertad personal de trabajadores afiliados a sindicatos en Colombia, discriminadas así: 2.245 homicidios, 3.400 amenazas, 1.292 casos de desplazamiento, 399 detenciones arbitrarias, 206 hostigamientos,192 atentados, 159 secuestros, 138 desapariciones, 37 casos de tortura y 34 allanamientos ilegales. (ver cuadro anexo)En los diez y seis años comprendidos entre 1991 y 2006 han sido asesinados en Colombia 2.245 trabajadores y trabajadoras sindicalizados. En términos generales es posible afirmar que promedio anual de asesinatos en estos quince años es de 140.

Aproximadamente el 22% de los asesinatos se han cometido contra dirigentes sindicales pertenecientes a juntas directivas de las organizaciones sindicales, es decir 496 dirigentes asesinados, lo que equivale a un promedio anual de 31 asesinatos, cifra que si se observa el número de dirigentes asesinados en los 16 años presenta un comportamiento bastante regular con algunas variaciones señalando su menor rango en el 2005 y 2006 los mayores picos en 2001 y 2002.


Se ve lo que no se niega: que los asesinatos han bajado. El promedio de asesinatos de DIRIGENTES sindicales hasta el 2006 en el mandato de Uribe no es dicernible, porque no sabemos cuantos sindicalistas fueron asesinados en el 2004 bajo su gobierno. Pero al parecer está en el orden de 12 dirigentes sindicalistas asesinados por año. Habria, por otro lado que ver cuales fueron asesinados (dirigentes o meros militantes de sindicatos) por motivos relacionados con esa actividad y habría que tener en cuenta una estadistica similar para el resto de paises del mundo (Carlos dice que hay que comparar eso con paises con tasas de homicidio similares al nuestro: cierto, pero una tasa de homicidio similar no significa necesariamente que haya formas o no sistematizadas de violencia contra ciertos grupos en una sociedad, y que esos grupos sean distintos aún en sociedades con tasas de homicidio iguales)

jaime ruiz dijo...

Las tazas de homicidio pueden contener lo que produciría la muerte de las ratas, pero de ninguna manera son la rata de muertos. A lo mejor los llamaban así en el blog de Felipe Zuleta, nunca se sabe.

Profe universitario dijo...

bueno y que opina Jaime (o jaimes) Ruiz sobre la renuncia del presidente del partido de la U por investigaciones sobre sus presuntos nexos con paramilitares?

También es una asquerosidad de la Corte suprema?

Eso tambíen es una estrategia paraque la sucursal Alqaedista-fariana-Goldsteiniana se siga lucrando con masacres y secuestros

asqueroso profesor universitario dijo...

yo creo que Jaime Ruiz es estrato 2, por que solo una persona pobre que tiene que trabajar todos los días tiene tiempo de sobra para leer todos los artículos y columnistas de semana, cambio, el espectador, dinero o dinero para viajar por los países de Europa del Este, aprender Alemán e Ingles y luego para disponer de varias horas al día para escribir numerosas cuartillas en al menos 2 blogs.. Solo alguien pobre de estrato 2 puede darse el lujo de dedicarle tanto tiempo a los blogs. y solo un asqueroso profe universitario puede creer lo contrarío.

Anónimo dijo...

No, no señor, a nadie lo han matado porque alguien lea que determinados personajes son cómplices de las guerrillas.

ruiz no tiene pruebas de que eso sea cierto y llama a los demas 'calumniadores'

Carlos dijo...

Sergio: en mi post anterior esta el link. Cubre varias decadas y muchos paises.

Sospecho que la conclusión sería que efectivamente en Colombia matan mas sindicalistas que paises con tasas de homicidio similares.

Pero si recordamos el punto de la columna de Alejandro y de Schumacher-Mattos, Rangel, Caballero Argaez,etc, no es negar eso. Es reconocer que esa tasa vienen bajando y que incluso es menor que en otros grupos considerados vulnerables. Obviamente el desmonte de varios grupos paramilitares ha contribuido a bajar esas estadisticas.

Además no hay que descartar los datos que muestran que muchos de esos homicidios no fueron por su labor sindical (hecho que es reconocido por los propios dirigentes sindicales). Pero eso es algo que la poderosa AFL-CIO no creo que le interese mucho.

Saludos,
Carlos

Anónimo dijo...

Ah jodido... Jaime Ruiz en el servicio domestico cibernetico del Sindicato de Antioquia ? Interesante el perfil bajo que mantiene la direccion de esa fuerza viva al servicio del Uribismo / Cuantos afiliados tiene el Sindicato de Antioquia ? Y del billete que ? / Cuanto pagan por su seguridad personal ? Y a quien ? / Son vulnerables ? / Se conoce la rata de crecimiento del paramilitarismo en Antioquia ? / El Miami Herald y sus videos vallenatos de ayer esta por encima de la gran prensa paisa.

sillogysmes_mao dijo...

Carambas Carambolas

No se peleen entre ustedes. Continuen chistositos.

Macondo,en el Ciberespacio ???

Anónimo dijo...

El cinismo de Jaime Ruiz es impresionante, se pasa por vìctima aquì en el blog, y es un sicario uribista muy efectivo, algo asì parecido a Ernesto Yamhure que tomaba fotos a exiliados colombianos en Suecia, alegando que eran motivos de seguridad,Jaime Ruiz es de esos que con pistola en mano y en el cinto da sus consejos.

jaime ruiz dijo...

Algún día la humanidad estará en deuda conmigo por haber descubierto la cura contra las frustraciones y sufrimientos. Cada vez que algo sale mal me basta con dedicar un par de minutos a escribir un comentario aquí para al cabo de un tiempo encontrar las deposiciones rabiosas y llenas de perplejidad de muchas de esas criaturas malogradas y feas que produce la putrefacción de las capas más rancias de la vieja sociedad... El amor propio se recupera enseguida, uno se siente importantísimo. Y entre tantos doctores lo que no hay nunca son consideraciones serias sobre las cosas, sólo el eructo patético lleno de amenazas e impotencia. Es cuando se entiende por qué había tantos enanos en las cortes del Barroco, claro, su presencia hacía recuperar el bienestar a las personas regias.

Anónimo dijo...

Por Echavarria Olozaga,NO PELEEN.

Anónimo dijo...

O es Echeverria ?

sillogysmes_mao dijo...

Muy bien... Un divertido post de Jaime Ruiz. Enano y regio.

( por ahi es la cosa )

profe malogrado dijo...

pues sí. Don Jaime Ruiz parece que dispone de MUCHO tiempo libre para responderle a sus detractores: esas criaturas malogradas y feas que como bufones sirven en la corte de su majestad Jaime. A mi me gustaría tener tanto tiempo libre como los pobres hombres de estrato 2 como Jaime.

profe malogrado dijo...

pues sí. Don Jaime Ruiz parece que dispone de MUCHO tiempo libre para responderle a sus detractores: esas criaturas malogradas y feas que como bufones sirven en la corte de su majestad Jaime. A mi me gustaría tener tanto tiempo libre como los pobres hombres de estrato 2 como Jaime.

jaime ruiz dijo...

No, profe malogrado, yo nunca he hablado de bufones (ser bufón me parece algo que requiere ingenio) sino de enanos. Acerca del tiempo que tengo para leer o escribir comentarios, le pondré un ejemplo: ayer o antier escribí un comentario a las 15.35 y otro a las 15.37. El tiempo necesario para leer un artículo de opinión es unos cuatro minutos (muchas veces menos). Pese a lo que parece, la mala ortografía es directamente proporcional al tiempo que invierte alguien en escribir o en pensar y con frecuencia uno siente que los déficit cognitivos acompañan siempre al daño moral típico. Como si la rectitud fuera un don parecido a un buen oído o a un buen trazo, cosas definitivamente inconcebibles en un escarabajo pelotero.

jaime ruiz dijo...

Por cierto, anónimo 9:35. Yo no tengo pruebas de que no hayan matado a nadie por haber leído en la prensa o en internet que era cómplice de los terroristas, pero usted tampoco podrá demostrar que nadie ha vivido 250 años (por el contrario, según los testimonios más remotos recogidos en el Génesis, nuestros primeros padres duraban bastante más). No obstante, todos convendremos en que aun 150 años es una edad inconcebible. Lo mismo, los asesinatos de personas ligadas al trust Münzenberg que se han esclarecido siempre son organizados y costosos, involucran a grupos de traficantes de drogas o a militares o policías y en esos casos les han ocasionado a los autores muchísimos años de cárcel. ¿Cree que eso lo hace alguien porque lee un señalamiento en la prensa? ¿En un país en el que hay decenas de miles de secuestrados y asesinados y cientos de miles de deudos que nunca hacen nada contra sus victimarios, ni siquiera salir a manifestarse o votar en contra de sus candidatos? No me haga reír.

Como dijo algún genio, esta vida es un sueño, otro dijo que la nostalgia es madre del desatino: tanta rabia contra Uribe es pura añoranza de la ley 002, pero en algún momento hay que superar el duelo y tratar de reconstruir la vida, aunque haya que trabajar, es la condena que han conseguido imponer esos siete millones de oligarcas paramilitares que eligieron dos veces a Uribe.

Anónimo dijo...

Jaime Ruiz sì parece de esas criaturas feas y malogradas que menciona en su comentario, dice que le responden con deposiciones rabiosas y usted precisamente es el que lanza toda clase de agravios contra todas las personas que participan en el blog, hasta Alejandro ha tenido que soportar sus calumnias, una persona como usted que utiliza la mentira como principio y no sè sinceramente porquè.

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Una pregunta que creo está relacionada con el tema de la semana:

¿Cree usted que es deber del Estado otorgar una protección adicional a los sindicalistas, en comparación con el ciudadano común y corriente?

DV

jaime ruiz dijo...

Anónimo 18:17. ¿Cuénteme cuáles son las mentiras?

Daniel: sería gravísimo que el gobierno no diera protección especial a los sindicalistas, es decir, a los activistas sindicales. ¿Qué es sindicalista? Es verdad que durante los veinte años de infamia (1982-2002) hubo muchos asesinatos de activistas del partido comunista dedicados a representar a su organización en los sindicatos, pero todo eso cambió drásticamente a partir de 2002. Lo que pasa es que en la propaganda de los terroristas resulta que el hecho de que las muertes de personas afiliadas a sindicatos sean 8,5 veces menos en proporción que los demás colombianos es un dato que permite proclamar que hay una guerra contra los sindicatos.

Ay, hombre, tener que hablar de esas cosas. Es una calumnia tan perversa y absurda que suscribirla dice mucho de la moral de la gente.

Lo increíble es que toda esa defensa del sindicalismo está promovida por los asesinos de José Raquel Mercado. Es como es Colombia, ingeniosa y alegre.

Daniel Vaughan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Bueno, respiro tranquilo ahora... pero sigamos.

No le pregunto algo obvio para no estresarlo, así que me imagino que la respuesta a la pregunta: ¿Son las FARC un grupo vulnerable? es obvio que no, a esos sí toca exterminarlos. ¿Me equivoco?

Bueno, como usted es un tipo brillante, sin educación pero brillantes, intuyo que ya sabe para dónde voy...

La cosa es así:

1. Es deseable que los sindicatos tengan una protección especial, dado que son un grupo vulnerable.

2. Es deseable acabar con las FARC.

3. Dado que "LAS FARC Y EL PDA SON LO MISMO PORQUE COMPARTEN TODOS SUS OBJETIVOS POLÍTICOS" (cita textual del post de las 19:36 de algún hermoso día de esta bella semana), es deseable también acabar con el PDA.

4. Pero, como el PDA asume "con decisión la defensa de las libertades sindicales" (tomado de la página del pda) y como varios sindicatos y centrales obreras hacen parte del PDA, a estos sindicatos (los "malos" sindicatos, llamémoslos por darles un nombre cualquiera) toca acabarlos, cierto?

Dígame en qué parte estoy equivocado. Se aceptan insultos en la "argumentación".

DV

Anónimo dijo...

Para Jaime Ruiz:

Usted puede creer esto o no, a mi me da igual. Me parece importante, sin embargo, contar que hay personas a las que si han matado por las peligrosas afirmaciones que el presidente y sus subalternos hacen casi a diario. Hace algunos años, yo tenia un pequeño proyecto de malabarismo en Cazuca en Soacha. Consistia en enseñarles cosas de circo a los niños y adolescentes del barrio los domingos. De algun modo eso les daba una opcion de entretenimiento y una alternativa a unirse a las pandillas del barrio. Todo iba bien hasta que Uribe dijo por television que las ONG eran simpatizantes de la guerrilla. Yo no pertenezco a una ong, nunca lo he hecho. No obstante, para lograr entrar al barrio tuvimos que acudir a una ong pequeña y comunitaria de alla. Quiero decir, si no haciamos eso era seguro que entrabamos al barrio y no saliamos, pues la violencia e inseguridad alla alcanzan limites insospechados. A Cazuca no ha llegado la seguridad democratica. La policia nunca entra y la fiscalía ni siquiera recoge los cadaveres, obligando a la misma gente del barrio a bajarlos a la autopista sur. Pero no me alargo mas. Despues del discurso de Uribe, un lider comunal (todos en el barrio sabian que era para)
nos dijo que no podiamos volver, que estabamos apoyando la ong que era de guerrilleros (de hecho al decir eso cito a Uribe) y que nos tenian fichados. Ante tan clara amenaza no volvimos. Parece que no fue suficiente pues unos días más tarde 2 de los niños (12 y 13 años) que participaban en nuestro taller fueron asesinados por uno de los grupos de "limpieza social" (asi llaman alla a los paras) del barrio.
Yo se que a usted eso le vale huevo, a usted lo que le gusta es poner tildes. Ponerlas y decirle a los demas que las pongan, como maestrita de escuela. Ahi le dejo este mensaje pa que le ponga todas las tildes y, de paso, me diga que mi ortografia demuestra mi coeficiente intelectual y seguro que por ahi encuentra mi conexion con la guerrilla y por tanto la justificacion de las muertes en Cazuca. Yo a usted no lo quiero convencer de nada. Se que no puedo (no ve que ni siquiera me importan las putas tildes que a usted tanto le excitan). Este mensaje simplemente responde a la rabia que me da ver que alguien diga algo como lo que usted dijo. Las barbaridades que dicen J. Obdulio y su patrón si son peligrosas e irresponsables, solo que nadie quiere verlo.

Bueno Jaime, ya puede insultarme. Decir que estoy cobrando masacres o que se yo. Entonces debería responderle, y usted ad infinitum. Pero no se ilusione, usted bien sabe que todo esto no es mas que un gran pajazo mental, que usted y yo somos igual de insignificantes y que estos mensajes valen huevo. Lo que nos distingue es su megalomania, y el complejo que le produce.

jaime ruiz dijo...

Daniel, no hay que detenerse un minuto en contestarle: es deseable acabar con el PDA como organización política con opciones de poder no votando por ellos, lo cual sería lo más eficaz para forzar la desmovilización de las guerrillas. El PDA y las FARC son lo mismo en cuanto organizaciones del PCC, uno es el frente de masas, las otras son la fuerza de choque; uno es legal y se lo debe combatir mediante la política y la palabra, explicando a toda la gente la evidente coordinación que hay entre sus acciones y las de los terroristas; a éstas se las debe perseguir aplicando la ley. También se podría pensar en ilegalizar a ese partido como parte de una organización terrorista.

Ahí hay dos matices que señalar. El primero es que el Estado no puede violar la ley. Claro que hay delitos cometidos por militares y policías y políticos, como en todas partes pero con el nivel de violencia colombiana, y se persiguen, aun permitiendo la actuación de unos prevaricadores manifiestos.

El otro es el contenido intrínseco en su frase: da lo mismo que haya una evidente coordinación entre lo que hacen las FARC y lo que hace el PDA, da lo mismo que este último pida abiertamente el premio de los crímenes, da lo mismo que culpen al gobierno de cada masacre y de los sufrimientos de los secuestrados: ¡hay que estar de parte de ellos porque de otro modo se podría estar de parte de los intolerantes que los pueden perseguir cometiendo delitos!

Es un problema de moralidad elemental, en España hay un partido que equivale al PDA colombiano, aunque no hay 700 secuestrados (ni ha habido decenas de miles) ni cientos de miles de asesinados. Ese partido (Batasuna) es ilegal y no puede presentarse a las elecciones, y a nadie se le ocurre que por declararlo ilegal vaya a ser lícito matar a sus miembros, a los que raramente mataron unos sicarios contratados por dirigentes del PSOE en los años ochenta.

Ahora bien: no es comparable el sufrimiento ocasionado por Batasuna-ETA a los españoles al infligido por el PCC a los colombianos, ni muchísimo menos la relación de simbiosis entre Batasuna y ETA y entre el PCC y las FARC. Se viene al problema del sentido profundo del conflicto colombiano, que sólo es la resistencia del orden esclavista contra la modernidad. En apariencia existen unas bandas de asesinos que secuestran gente y trafican con droga, pero en la realidad se está ante el hecho de que grandes poderes como el-único-periódico-de-circulación-nacional, y todos los grandes medios de la capital, las universidades (salvo las de garaje), las cortes de justicia y el conjunto de las clases poderosas trabajan en favor del premio de las acciones de esas bandas, como se demostró en tiempos del Caguán (visto lo que suele declarar inconstitucional la corte correspondiente, el permiso para matar gente, guardar secuestrados y reclutar niños debería haber sido prohibido, pero las presiones iban por favorecer todavía más a los terroristas).

Todo eso es interesantísimo por la forma en que opera en su cabeza eso, y obviamente por lo representativa que su cabeza es de las clases altas (en el libro del perfecto idiota latinoamericano se señalaba la prácticamente unánime adhesión a los presupuestos ideológicos ñángaras de los altos funcionarios de toda Latinoamérica: los estudiantes revolucionarios mataban gente para derrocar a una clase burocrática que compartía todos sus valores, y sin ir más lejos yo conocí a un revolucionario semiprofesional que tenía una "corbata" [sinecura] en el Congreso provista por un amigo suyo, obviamente miembro de los partidos enemigos). Para usted ¿existe alguna relación de mutuo interés entre las acciones de las FARC y las del PDA? No hablo de si se reúnen en secreto, sino de si obran de consuno para lograr la negociación política y si labora la organización legal para obtener reconocimiento para las acciones de la ilegal.

Pero en fin, es un tema viejísimo: la conquista del Estado por una burocracia de origen universitario ligada a la izquierda durante los noventa fue el principal elemento del avance de las FARC y el ELN en ese tiempo, y créame que a finales de la década uno leía la prensa (todos los artículos de opinión en El Tiempo y la inmensa mayoría en los demás medios) con la certeza de que el secuestro y el lanzamiento de cilindros de gas eran acciones legales mientras que cualquier intento de resistencia era "conformación de grupos paramilitares" (no hablo de los crímenes que cometieron las bandas de asesinos de las AUC, sino del hecho de impedir por propia mano que le secuestraran a los hijos).

Digo que todo eso interesa por la forma en que se representa en su cabeza porque la clase universitaria colombiana tiene una visión del mundo que le resulta muy conveniente y que expresa aquello que ella representa (el orden esclavista): los asesinatos de policías y militares o de campesinos son cuestión del "conflicto", por no hablar de las acciones terroristas, que unánimemente los universitarios atribuyen al gobierno o al ejército. Mientras que la violencia teórica que puedan sufrir los representantes del terrorismo en la vida legal son atrocidades que deslegitiman el sistema (siendo que sólo expresan su ineficacia aplicando la ley, ineficacia que en buena medida es resultado del dominio de una burocracia afín a las FARC). ¿Qué es el conflicto? Una maldición selenita, con la que los colombianos no tienen que ver.

De ahí esa conducta de extrema deshonestidad de sus afirmaciones y supuestos. Bueno, extrema pero también típica: quien señala la afinidad manifiesta del PDA con las FARC es un asesino que está pidiendo que maten a los miembros del PDA. No mentir es un crimen. Genial. Pero las cosas son justamente al revés: en la medida en que los socios políticos de las FARC alcancen poder la recuperación de los terroristas será un hecho (por ejemplo si el PDA ganara las elecciones en 2010), cosa más probable de lo que parece. En tal caso volvería acrecentada la violencia de los noventa y la gente de las regiones afectadas se vería forzada a desplazarse o a jugar al juego de la izquierda, y no le quepa duda de que muchos optarán por lo segundo. No hay de otra. Cuando usted elabora esa falacia de que si el PDA es lo mismo que las FARC es lícito matar a alguien (fuera de situaciones de combate), una calumnia canallesca que deja ver su constitución moral (pero no como su personalidad sino como su "ser social": todo el mundo en la academia colombiana es así), labora en favor de la persistencia de ese embeleco, de unos que son demócratas porque participan en las elecciones por mucho que proclamen abiertamente su adhesión al régimen cubano y a Chávez, de unos que son pacíficos y honrados porque no portan armas por mucho que trabajen para conseguir que el sufrimiento de los rehenes sea fuente de derecho, y que son decentes y rectos porque se hacen la manicura, por mucho que a un tiempo aplaudan a Chávez y defiendan a brazo partido la división de poderes; cuando usted obra así está favoreciendo esa recuperación de los índices de esperanza de justicia social de hace una década. Pero es un instinto, es la forma en que la tradición se condensa en la actuación y en las percepciones de unas personas. ¿Cómo se va a pensar que sea decente hacer reproches a quienes no piden que cesen los crímenes y la actuación de las bandas ilegales sino todo lo que podría impedirlos? Lo que hay que hacer es resolver el conflicto como personas civilizadas, sentándose a conversar.

Lo que usted llama insultos no está en mi intención ni en mis palabras. Cuando alguien se detiene a defecar detrás de un poste y otra persona lo ve y le dice "sucio", haría mal en protestar, porque la suciedad no está en la otra persona sino en esa conducta. Cuando usted se jacta de no leer (académico: el mayor recurso de la universidad colombiana es la increíble capacidad de no entender de las personas relacionadas con ella) y sin embargo desprecia lo que se le dice en respuesta a sus palabras calumniosas se encuentra con el reproche objetivo y preciso.

(A los demás: no se guarden la rabia, exprésenla, quéjense de la extensión, de la intolerancia, del sectarismo, incluyan alguna calumnia bien gruesa y alguna amenaza. No es justo quedarse con la sensación de que uno pasa inadvertido.)

jaime ruiz dijo...

Anónimo 1:49. Hay dos ideítas que circulan por su escrito que me resultan increíbles y que ciertamente lo delatan como una persona de convicciones de la izquierda colombiana. La primera es que los sicarios "paramilitares" o grupos de "limpieza social" de Cazucá son afines al presidente; la segunda, que la causa de los crímenes fuera así: Todo iba bien hasta que Uribe dijo por television que las ONG eran simpatizantes de la guerrilla. ¿Y no sería por la entrada de Piscis en el Zodiaco? ¿Tiene constancia de alguna reunión de sicarios en que dijeran: "Nuestro presidente ya lo ha dicho, son de la guerrilla, matémoslos"? Pero ¿es que acaso Uribe dijo que las ONG eran guerrilleras? ¿Pax Christi es guerrillera? Pero ¿es verdad o no que la mayoría de las ONG de "paz" y "derechos humanos" trabajan para favorecer a los terroristas? ¿No se debe decir la verdad?

Pero hay mucho más, su escrito es prodigioso en perlas morales de ese estilo. ¿Tenía alguna relación el asesinato de los niños en cuestión con la labor cultural que usted desempeñaba? La cadena de causalidades es prodigiosa: usted "educa" niños, Uribe dice que las ONG son guerrilleras, lo amenazan a usted y después matan a los niños. ¡Ese Uribe! Yo no veo la diferencia entre razonar así y mandar castrar policías, es sólo cuestión de estrato y de región. Bueno, alguna prueba de que Uribe es el que dirige las Águilas Negras sí que hay, pero sólo es muestra del rigor de académicos bastante parecidos a usted.

Las causas de la criminalidad en esos barrios son muy diversas, pero la presencia de las FARC y organizaciones afines no se puede negar. En una ocasión organizaron un referendo entre los niños de Ciudad Bolívar a favor de la paz, y ante hechos como ése resulta claramente visible la presión combinada de Fecode y las pandillas para reclutar niños en esas zonas. ¿O es que no reclutan niños?

No sé, mucho me temo que el malabarismo era útil a la magna labor de convertir a la zona en una extensa comunidad de paz, ajena a los dos bandos del conflicto, pero no puedo lanzar una acusación semejante por un motivo distinto: me crié cerca de Cazucá y, figúrese, ese lugar NO queda en Soacha; bueno, reconozco que son nombres que se pueden relacionar (y confundir) fácilmente. Son tan afines como la protesta porque la seguridad democrática no llegue allá y la certeza de que los sicarios que forcejean con los niños-peones de la izquierda por el negocio de la extorsión obedecen órdenes (televisivas) del presidente de la seguridad democrática.

El editor dijo...

Me declaro esceptico frente a los datos que presenta Alejandro Gaviria. No confio en las estadisticas. Viene a mi memoria por ejemplo el escandalo que hubo en el DANE. Hagan memoria...

De todas maneras, si es que ha habido una disminucion real en los asesinatos de sindicalistas, la cifra total sigue siendo escandalosa. Sigue siendo escandaloso que la mayoria de casos permanezcan en la impunidad y que no haya habiado ninguna reparacion, a pesar de que estos crimenes, todo el mundo lo sabe, fueron cometidos por los paramilitares en complicidad con las Fuerzas Militares y de Policia.

Mas escandaloso me parece todavia que con base en estadisticas se le quiera restar importancia a un caso grave de violacion de derechos humanos.

Si los economistas no son capaces de ver la tragedia humana que se esconde detras de los numeros, entonces la economia no sirve para nada.

Profesor Ñangara dijo...

Me parece muy bien que ilegalicen al PDA como propone el Doctor Ruiz, pues hay una clara concordancia de objetivos políticos y morales entre el PDA y las FARC, AHORA BIEN, DADO QUE HAY TAMBIÉN UNA CLARA INFILTRACIÓN ENTRE EL PARTIDO DE LA U Y EL PARAMILITARISMO (O EX-PARAMILITARISMO)siendo una de las últimas ¨victimas¨ el mismisimo presidente del partido.
(aquí el vínculo)
(http://actualidad.terra.es/articulo/partido_no_acepta_dimision_presidente_2404918.htm=)

No sería tambíen conveniente ilegalizar a ese partido que ya tiene a más de 2 docenas de sus congresistas en prisión???

Por otro lado El congreso de USA firmo una carta que es una especie de moción de censura contra Jose Obdulio..... ese congreso núnca se equivoca Jaime por que ellos no son ñangaras, por lo que no sería conveniente igualmente ilegalizar a Jose Obdulio????
(http://www.elespectador.com/noticias/politica/articulo-embajador-de-eeuu-dice-carta-de-reclamo-jose-obdulio-gaviria-hay-tomarla-)
Que opina de eso Jaime Ruiz?

Anónimo dijo...

Cazuca no queda en Soacha? Entonces donde? Usted cree que porque usted lo dice entonces ya no queda alla donde queda? Ciudad Bolivar no es Cazuca so ignorante, Ciudad Bolivar si queda en Bogotá y límita con Cazuca. Comparten una problematica similar y son lugares parecidos, pero tienen nombres diferentes porque están en municipios diferentes. Pero usted ya dijo (con mayusculas) que NO queda en Soacha. Asi debe ser, digo yo, ya lo dijo Jaime Ruiz. Ve lo que le digo: megalomania pura.

Es una lastima que habiendose criado cerca no haya aprendido eso. Tal vez le habria convenido ir a ver lo que es la realidad. De paso hoy sabria algo de geografía y no se pondria en ridiculo.

Por el lado de las causas de la violencia en Cazuca, Soacha, es bien claro que usted, que ni siquiera sabe donde queda, no tiene la menor idea. En cuanto a la muerte de los niños, yo no estoy diciendo que sea culpa de Uribe. De pronto, como usted dice, fue más culpa nuestra por enseñarles malabarismo, y no lo digo con sarcasmo, lo digo en serio. Nunca vimos la realidad y los peligros de hacer lo que hicimos. El barrio estaba controlado totalmente por los paras. Habia toque de queda, con amenaza de muerte para los infractores, a las 6pm. Ellos "vacunaban" todos los negocios y controlaban absolutamente todo. De hecho controlaban la junta de acción comunal. Eso lo supimos porque asistimos algunas veces a las reuniones de esa junta. Esos paras, aplicando la lógica de la guerra, consideraban que cualquier grupo que generera cohesión social amenazaba directamente sus intereses y su poder. Obviamente nuestro grupo de jovenes no les gustaba nada, asi que mandaban todos los domingos un tipo a observar y a tomar nota de lo que haciamos. ¿Eso puede haber desembocado en la muerte de los niños? Si. ¿Si no hubieramos tenido el proyecto de pronto no los habrían matado? De pronto.

Ahora bien, el de la junta de acción comunal, cuando nos amenazó, de frente y sin ambages, si menciono a Uribe así usted no lo quiera creer. Dijo que estaba mamado de esos proyectos en el barrio, que eso era pura vagabunderia de ong... de guerrilleros (y ahi fue cuando dijo: como dijo el presidente). ¿ La culpa de las muertes la tiene el presidente? No. Quedese tranquilo que yo no estoy diciendo eso. La culpa la tienen los hijueputas que los mataron y de pronto nosotros por ser tan huevones. Yo lo único que estoy diciendo es que J. Obdulio y Uribe deberían medir sus palabras.

Esos discursos incendiarios logran en algunos casos que desocupados como usted y como yo pierdan el tiempo comentando en un Blog. Pero es que no todo el mundo tiene su capacidad intelectual, hay otros, que viven en la guerra, no detrás de un computador, y los discursos se les vuelven pretexto para reaccionar con el fusil. Menos mal que el de acción comunal no oyo lo que usted dice de mi, que soy de la izquierda y que los niños del proyecto son peones de la izquierda etc, porque seguro que ahi si no nos da la oportunidad ni de salir del barrio.

Claro que en esos barrios hay guerrilla. Mire, el caso que conozco es Cazuca, alla viven mas de un millon de personas. Hay 43 barrios (lo nuestro sucedio en uno de ellos) y cada uno de ellos es controlado por paras o guerrilla o esta en disputa. La cosa es mas o menos asi: los barrios mas cercanos a la autopista sur, los de mas abajo, son de los paras. Los intermedios estan en disputa y los de mas arriba, los que estan mas en la montaña son de la guerrilla. Estos últimos parecen ser los peores. No me consta porque nunca fui. Siempre me dijeron que alla se entraba pero no se salia. Menos mal no fui, porque en ese momento tudavía tenía la schuller.La shuller? la chuller? no se, usted que es el de la ortografia me dira. Es el estilo de pelo que llevan los soldados. Justo lo que yo acababa de ser. Y si, me toco combatir a la guerrilla y si, me parecio bien y justo hacerlo. Igual que me parecio bien y justo ayudar a una poblacion vulnerable como la de Cazuca.

Nuestro barrio era totalmente para. Y paso lo que paso, yo solo lo cuento. Que quiere que haga si fue así. Si el barrio hubiera sido de la guerrilla y un hijueputa de esos hubiera matado a los niños despues de repetir unas palabras de, que se yo... de Ivan Cepeda, lo diria. Yo se que usted cree que no, porque dice usted que soy de izquierda (¿guerrillero?) pero eso si ya es su mala fe.

Anónimo dijo...

Por favor, no le den más razones a Jaime Ruiz para escribir incesantemente su discurso. La verdad ,las motivaciones que lo llevan a repetir un discurso simplificador pueden ser muchas, sin embargo, en el fondo alguna pretensión de que los demás interpreten la realidad como él ,debe estar detrás.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 10:00: Cazucá no está en Soacha, es un barrio de Ciudad Bolívar que está a mitad de camino entre Bosa y Keneddy. Lo que sí está en Soacha es Altos de Cazucá, zona probablemente limítrofe con el barrio bogotano y que a juzgar por lo que sale en internet es un escenario terrible de combate entre paramilitares y guerrilla. El punto que motivó su anterior comentario es que según usted sí hay asesinos que obran movidos por las afirmaciones de Uribe o JO Gaviria y lo único que sale claro de lo que cuenta es que lo usan como pretexto en su negocio criminal particular.

Vea, mi punto es muy simple, como dice el anónimo que escribió después de usted, y repetitivo, además: las guerrillas no llegaron de la luna sino que son un proyecto político que compromete a sectores poderosos de la sociedad. La mayoría de las ONG de "paz" y "derechos humanos" forman parte de la misma conjura y pretenden deslegitimar al Estado para buscar que se premie a las guerrillas, lo cual no excluye que manipulen a gente que obra de buena fe. El último ejemplo, increíble, de esos intentos de manipulación se encuentra en ese escrito de Natalia Springer, que para muchos obra como portavoz de Colombia Soy Yo.

Pero para las personas honradas las cosas deberían ser bien simples, y es algo que ya he dicho muchísimas veces: ¿quiere usted que las bandas criminales desaparezcan y sus miembros se integren en la sociedad? Eso es opuesto a la idea de la negociación política, a todo lo que propone el PDA y casi todas las ONG, etc. Ernesto Cardenal deseaba para Colombia la paz, pero con justicia social, Antonio Navarro declara que sin reforma agraria no hay solución, etc. Bueno, ¿qué pasa? ¿Son o no pretextos para que los asesinos sigan matando?

Con decirle que nadie conoce una declaración o manifiesto que se atrevan a firmar TRES profesores universitarios pidiendo a las guerrillas que se desmovilicen. No digo que no haya muchos que desearían eso, pero no se atreven a pedirlo.

El problema de cada persona es hasta qué punto cae en ese "paquete chileno" en que aparece siempre un mediador que es el verdadero maquinador, respecto del cual el sicario es sólo otra víctima. Eso es dificilísimo de aceptar para la gente que lee este blog porque pertenecen a la clase universitaria y nada aborrecen más que la sociedad de libre mercado, en la que perderían su jerarquía y a lo mejor hasta tendrían que trabajar. La presión contra JO Gaviria es parte de esa guerra, y si gracias al servilismo del gobierno se envía a ese señor al ostracismo eso se traducirá en cientos o miles de muertes, toda vez que las mentiras no son gratuitas sino un recurso de guerra para impedir la derrota de las FARC.

JuanDavidVelez dijo...

Ahi esta don Rudolf en el tiempo opinando del problema, deberia hacerlo en este blog.
Con la falta de proporcion que da mi idiotez me atrevo a hacer un "escolio": "El hombre del congreso americano cree que hay una estrecha correlacion entre los derechos de los trabajadores y la tasa de asesinatos de sindicalistas, y esto es incorrecto". Yo mismo voy a editar mi libro de escolios, si alguien esta interesado que me diga.

JuanDavidVelez dijo...

Estoy muy arrepentido de mi escolio, los derechos de los trabajadores si son un logro de los sindicalistas. Tendre que hacer un escolio correctivo, pero eso toma mucho tiempo, no es facil esto de los escolios.

Alejandro Gaviria dijo...

El editor: No tengo nada contra el escepticismo. Las estadísticas no lo dicen todo. Hommes señala, por ejemplo, que las estadísticas serían diferentes si hicieran referencia solamente a los líderes sindicales y no a todos los militantes. Pero argumentar, como lo hace el mismo Hommes, que el uso de estadísticas es un mecanismo de encubrimiento (casi una falencia moral) me parece equivocado, por decir lo menos.

jaime ruiz dijo...

Por decir algo más que "lo menos" el artículo de Hommes está lleno de indicios de mala fe, como el desconocimiento de la investigación de este post, o como frases como ésta:

También se debe aclarar por qué la tasa de homicidio general es muy superior a la de los sindicalistas, porque, cuando la lógica y las estadísticas no coinciden, a las dos hay que cuestionarlas.

Pero la lógica y las estadísticas sí coinciden, los afiliados a sindicatos son gente de estrato 4 para arriba, las personas de estrato 4 para arriba mueren asesinadas en muchísima menos proporción que el resto. La palabra "lógica" introduce un elemento falaz porque el lector interpretará que la estadística proclama algo absurdo, y no hay tal.

La lógica más bien llevaría a preguntarse cómo puede un individuo de las condiciones llegar a usar insinuaciones de ese tipo.

Anónimo dijo...

"Cùando he dicho yo una mentira?", no Jaime Ruiz, usted nunca ha dicho ninguna mentira, como cuando dijo que Cèsar Gaviria era pro-Farc, sòlo falta que usted diga que Alejandro tambièn encarga y cobra masacres, perlas asì de ese estilo, acèptelo usted utiliza la mentira como principio, para confundir y generar temor, pero no sè porque se empeña tanto en eso.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 13:58. Algo que usted no cree es una mentira y de esa mentira deduce que todo son mentiras. Admirable. ¿Qué es eso de que se debe despejar Pradera y Florida y si no llamar a Chávez? Si eso no es un intento de favorecer a las FARC habrá que imaginarse alguna droga muy rara que altera la conducta de forma increíble.

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Pero encuentro problemática su argumentación:

1. Antes decía que LAS FARC Y EL PDA SON LO MISMO PORQUE COMPARTEN TODOS SUS OBJETIVOS POLÍTICOS.

2. Si las FARC y el PDA son lo mismo, y es deseable acabar con unos, debe ser deseable acabar con los otros.

3. Ahora usted dice que es deseable acabar con el PDA pero por las buenas, siguiendo las reglas de una democracia.

Así que, por (3) usted está diciendo que efectivamente las FARC y el POLO no son lo mismo. Que compartan algunos objetivos políticos (incluso todos, si quiere) no los hace lo mismo: lo que hace a las FARC ilegal, y lo que hace deseable acabar con ellas, no son sus objetivos políticos sino los medios que utilizan para alcanzar los objetivos.

Creo que eso es lo mínimo en lo que, objetivamente hablando, deberíamos estar de acuerdo. Si estamos de acuerdo con eso, ahora pasamos a una discusión subjetiva, que tiene que ver con preferencias electorales: a usted no le gustan las ideas ("los objetivos políticos") de la izquierda, y tiene sus razones. Pero lo importante que tiene que quedar claro es que esas son sus preferencias electorales, totalmente subjetivas.

Si a usted le gustan las democracias, y cree que las democracias tienen sentido si hay pluralidad de ideas, entonces tiene que aceptar que existan partidos, como el PDA, que tienen objetivos diferentes.

DV

Daniel Vaughan dijo...

Alejandro,

Yo no creo que haya mala fe de parte suya cuando publica unas cifras. Pero lo que no entiendo es que no acepte que las cifras son, cuando menos, terriblemente problemáticas para argumentar lo que usted quiere argumentar.

Insisto, no creo que haya mala fe, pero tal vez por egos personales/profesionales no acepta que las cifras distan mucho de ser las que necesitamos para hacer una evaluación objetiva.

DV

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Otra pregunta: ¿Cómo me clasifica a mi? ¿Estoy más cerca de las FARC/PDA que del otro extremo ideológico? ¿Qué hacer con gente como yo que discrepa de sus posiciones ideológicas?

DV

jaime ruiz dijo...

Daniel, se había demorado en presentar la correspondiente falacia: para usted oponerse al asesinato es ser un asesino, es lo que ha dicho infinidad de veces (no con esas palabras, pero sí con ese sentido). Y en cambio promover el asesinato es ser una persona que simplemente no gusta a los asesinos (que somos los que nos oponemos al asesinato).

Cuando digo que el PDA es lo mismo que las FARC digo que es una organización que promueve los asesinatos de personas, pues no otra cosa es la presión para que se desista de perseguir a los terroristas o para que se negocien las leyes con ellos en la dirección que gusta al PDA: sin asesinatos no quedaría nada que negociar y cuantos más asesinatos más posibilidades de implantar el socialismo del siglo XXI. El Derecho Penal no contempla ese delito, con toda razón, como no contempla el admirar a Hitler o el tener creencias satánicas o el desear a las hijas, pero la política no se acaba en el Derecho Penal.

Bueno, en la misma dirección, el PDA es una organización totalitaria que pretende "desprivatizar" los bienes que están en manos privadas e imponer un régimen como el cubano. Para usted es una opción que a mí no me gusta, pero lo mismo podría decirse de quien quisiera legalizar el canibalismo o la esclavitud, siempre saldría quien acusara de intolerante a quien se opusiera. Ya es un poco jarto explicar que totalitarismo y democracia no son compatibles, que al maquinar sin cesar para promover asesinatos, el PDA debería ser ilegalizado (aunque eso es utópico porque en Colombia, según la doctrina de la Corte Suprema de Justicia, maquinar para promover asesinatos para ocupar cargos de poder de forma vitalicia es ser altruista y resistirse a eso es ser un criminal sin perdón posible).

Todas esas definiciones son generalidades, que es como cuando un profesor tiene un currículum y pretende que sus alumnos aprueben los exámenes contestando correctamente los exámenes. Faltarán siglos para que los colombianos entiendan que la democracia no puede permitir presentarse a las elecciones a quienes proponen abolirla y más bien la resistencia a la democracia y las tentaciones chavistas seguirán amenazando a la sociedad por muchísimo tiempo.

Acerca de cómo es usted, ya se lo he explicado: sociológicamente es el equivalente de la izquierda democrática pero de una generación que ya no encuentra todas las respuestas en el marxismo. Con 30 años más tal vez sería del combo de Alfonso Cano o del de Camilo González, pero hoy en día se lleva más la misma clase de sueños de dominación pero con otro ropaje, cuyo modelo podría ser Rafael Correa. Ciertamente usted no es alguien que sueñe con un país de artistas talentosos y empresas excelentes, de personas que viven tantos años como los del primer mundo y acceden masivamente al bienestar material. Como a toda la clase dominante colombiana (Laura Restrepo podría ser un ejemplar característico), un mundo así le asusta y desagrada, prefieren que todos tengan salud y educación aunque sea con sueldos de diez dólares al mes.

No hay verdaderas diferencias con los compañeros de la izquierda democrática, sólo un matiz diferente a la generación anterior de doctores.

jaime ruiz dijo...

Perdón, "sólo un barniz diferente...".

Carlos dijo...

Shumacher-Mattos volvio a escribir:

"The Democrats also say they oppose the agreement because of the assassination of unionists in Colombia. It is a powerful argument, except for this: While the murder of even one union organizer is deplorable, the numbers being used are so misleading that they should not be cited in opposing the agreement.

All sides agree that the killings are dramatically down, and no one accuses the government of orchestrating them. By the unions' own count, the killings dropped from a high of 275 in 1996 to 39 last year. The government says 26.

The assumption by the Democrats is that all were killed for union organizing. It is an assumption implied in reports they cite from groups such as Human Rights Watch and Amnesty International. Those groups, however, rely on Colombian unions for their numbers, instead of collecting their own. The number of convictions now being won in the union's own cases reveals that perhaps one-fifth, and almost certainly less than half, of the killings had to do with unionism.

Of convictions won in 87 cases since the first one in 2001, almost all for murder, the ruling judges found that union activity was the motive in only 17, according to the attorney general's office. The judges found 15 of the cases had to do with common crime, 10 with passion, and 13 with being guerrilla members. No motive was established in 16 of the cases.

The unions don't dispute the judicial findings, and deep in their reports say that they, in fact, have no idea of suspect or motive in 79 percent of their cases going back to 1986. The killings, in other words, are isolated and not part of a campaign against unionizing. The unions further benefit from the reduced paramilitary and guerrilla violence. The convictions have cut impunity. The government provides protection, from free mobile phones to bodyguards, for nearly 2,000 union leaders."

Tambien escribió ayer John Sweeney, líder de la poderosa AFL-CIO:

"On March 9, Carlos Burbano, vice president of the National Hospital Workers' Union in Colombia, was murdered in San Vicente del Caguán after leading a local peace march. His corpse was found in the city dump, his face disfigured with acid. He was one of four Colombian trade unionists killed in a single week. Their deaths were not random crimes in a dangerous country. Rather, the Colombian government has falsely denounced union activists as guerrilla sympathizers, opening the door for paramilitary groups' death threats."

Daniel Vaughan dijo...

Jaime,

Listo, asumiendo que usted tiene razón en mi caracterización, está bien que exista gente como yo? O también deben desaparecer.

DV

pd. Cuando digo "desaparecer" no lo estoy llamando "asesino". Sencillamente, así como toca "desaparecer políticamente" al PDA porque usted está en desacuerdo con ellos, gente como yo debería igualmente desaparecer, cierto?

Anónimo dijo...

Cursitos de Probabilidad y de Conjuntos para todos aquellos que como Alfredo Rangel no saben interpretar las cifras. Que risa, definitivamente los estadísticos deben estar asombrados de esa conclusión.

jaime ruiz dijo...

Claro, Daniel, ya pasé de asesino a desaparecedor por decir que los que quieren que se premien los asesinatos están promoviendo los asesinatos: en la política colombiana deben ser rechazados los partidarios del terrorismo y de los regímenes totalitarios, no porque me gusten a mí sino porque matan colombianos o los mandan matar. Esas personas tienen una gran afinidad moral con usted, cada semana se comprueba: cuando castran policías delante de sus vecinos sólo opera el resultado natural de esa forma de razonar.

Daniel Vaughan dijo...

No Jaime:

1. No pasó de asesino a nada. Por lo menos yo no lo he llamado asesino.

2. Tampoco pasó a "desaparecedor" por decir que "que los que quieren que se premien los asesinatos están promoviendo los asesinatos". Pasó a "desaparecedor" porque usted mismo mencionó que al PDA (y al PC) hay que desaparecerlos políticamente.

De todas formas sigo sin entender: para usted hay una verdad objetiva y es la relación entre el PDA y las FARC.

Esa verdad objetiva lo lleva a querer silenciarlos por las buenas (respetando la ley). Pero entonces no puede haber una verdad objetiva: si a mi me roban la billetera y todo el mundo lo ve (para que sea una verdad objetiva), espero que la ley castigue al ladrón sin necesidad de tener que recurrir a otro tipo de artilujios menos directos.

Así que o

(1) Usted no está convencido que hay una verdad objetiva.

o

(2) Usted está siendo políticamente correcto y sugiere el uso de la palabra, de los argumentos, sólo porque la otra alternativa (la del uso de la fuerza) no es políticamente viable.

DV

pd. Otra alternativa sería sencillamente cambiar la CN para que diga algo como "en Colombia están prohibidos los partidos que no coincidan ideológicamente con lo que piensa Jaime Ruiz". Así la verdad subjetiva suya se vuelve objetiva, y bueno, salimos una buena parte de colombianos del país.

Gran Hermano dijo...

La metamorfosis de Jaime Ruiz:
Imaginen que Jaime Ruiz despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.
¡Jaime Ruiz amaneció convertido en un sindicalista!
-¡Dios mío! -pensó-. ¡Qué profesión tan dura he elegido!

Jaime Ruiz se había convertido uno de los insectos que él más detestaba. Ahora qué voy a hacer, -pensaba- mientras daba vueltas sobre su cama. El domingo tendría una reunión con su gran amigo José Obdulio que de verlo no dudaría en acusarlo de tener vínculos con alguna banda de asesinos, o, simplemente, de ser un vil asesino. Su amigo seguramente no lo vería de otra forma sino como lo que a su propio juicio es: ¡un insecto!. José Obdulio posiblemente lo culparía de cosas como un atentado o cualquier otra cosa que se le ocurriese. Su vida tranquila, a partir de ese momento, empezaría a correr peligro. Antes no tenía problemas. Antes era una persona cualquiera que podía morir asesinado por un atracador, por un taxista o, incluso, por su esposa debido su bajo rendimiento en la cama. En este momento Jaime empezaría añorar esas épocas de antaño. Punto final.

Algo tan sencillo como esto es lo que quería resaltar. ¡Hombre no es lo mismo ser una persona cualquiera que ser un sindicalista!

Jaime Ruiz, su comentario 7:59 es basura, usted no sabe nada de estadística, así que mejor no opine sobre eso. Usted no tiene ni idea de lo que es una probabilidad condicional.

Hommes me da la razón. Queridos amigos pónganle sentido común al problema.

Apelaez dijo...

GranHermano, porque no revisa sus calculos tal y como se lo indicó CarlosH hace rato. Y no nos crea tan pendejos que Hommes no ha hecho ni la mitad de la tarea.

jaime ruiz dijo...

Daniel, ya se pasa a dar vueltas a ver cuál es la forma que usted prefiere de no entender:

1. ¿El PDA quiere implantar un régimen como el cubano o no?

2. ¿El PDA pretende que el gobierno premie el poder alcanzado por las FARC a punta de crímenes o no?

3. ¿Las FARC y el PDA se muestran solidarios en todas las circunstancias o no?

Es la colombianidad, esas cosas tan sencillas se envuelven en retórica de algún tipo y se confunden, de modo que cuando una líder del PDA como Gloria Cuartas va a Venezuela a proclamar su hermandad con Ricardo Palmera y se lo reprochan dice: "¿Entonces por qué no me detienen?". Da lo mismo que se usen algoritmos complicadísimos o licencias lacanianas, siempre es el mismo efecto de confusión leguleya (sea dicho en honor del finadito Umaña Mendoza, que según informa Hommes fue asesinado hoy hace diez años).

Bueno, ¡es que no me gustan a mí! Elegante forma de responder a esos datos evidentes.

Buen ejemplo es lo de Gran Hermano: tiene razón en que yo no sé qué es la probabilidad condicional, pero se trata del efecto Umaña Mendoza, de la trampita retórica por la que matan a 40 de un millón de afiliados a sindicatos pero la teoría demuestra que mataron a 2.730. El que no sepa estadística que se calle. 2.730. Punto.

Eso sí, el deber de ponerle sentido común a las cosas se debe entender como lo mismo: sin el menor pudor sale a relucir con otro pretexto el argumento de autoridad.

ENRIQUE VALLEJO AGUDELO dijo...

Profesor Gaviria, pensar que los democratas norteamericanos, rechzan la firma del tratado denunciando la situacion de vulnerabilidad de los sindicalistas y los personajes asociados a la izquierda no solo es equivocado, sino tonto, a todas luces se ve que existe un interes proteccionista y por que no decirlo, si ascendiera al poder un democrata un nacionalismo economico, que limite la inversion y las dadivosas ayudas a los paises aliados como Colombia, ud. que es más que un experto, podria aclararnos que esconden los democratas detras d eun argumento tan risible, a fin de no hacer nosotros mismo hipotesis alocadas o descontextualizadas, sin mucho conocimiento de causa

Germán Cuervo dijo...

Jaima Ruiz: leyendo los estatutos del PDA y otros comunicados, yo deduzco que:

1. El PDA no quiere implantar un régimen como el cubano.

2. El PDA no pretende que el gobierno premie el poder alcanzado por las FARC a punta de crímenes.

3. Las FARC y el PDA no se muestran solidarios en todas las circunstancias.

Es posible, reconozco, que sean documentos mentirosos. Le pido por favor me demuestre que lo son.

Otra cosa. ¿Está ud. de acuerdo con el siguiente argumento?:

Los gatos trepan a los árboles. Los muchachos trepan a los árboles. Luego, los gatos son muchachos.

Germán Cuervo dijo...

Disculpa, quise escribir Jaime.